CUATRO MISTERIOS EN TIERRAS MALAGUEÑAS

Sección: 
PRIMER CONTACTO
Traductores: 
Pagina final: 
9
pinchar aqui para descargar pdf


Recomendamos la lectura de este artículo en formato pdf, respetando su maquetado original.
Para ello pinche en la imagen de la primera página que aparece arriba.
Para facilitar su difusión, proporcionamos también la versión del artículo en html y texto, pero tenemos que advertirle que su extracción ha sido realizada por herramientas automáticas y puede que no conserve completamente la composición original.

Enlace al artículo en html (en nueva ventana):  CUATRO MISTERIOS EN TIERRAS MALAGUEÑAS
Texto plano (desmaquetado) del artículo :  Mostrar el texto plano (segunda vez esconde)

dica en hacernos llegar aquellos temas que nos harán
mejores como sociedad. Nuestro avance depende muy
en gran parte de la cultura, del conocimiento y de la
capacidad de analizar todo eso.
El avance de una enfermedad, la evolución de los
tratamientos, la mejora en materiales y en tecnología…, todo eso es posible gracias a la investigación
científica, y el público más interesado en conocer esos
avances es precisamente el que menos contacto tiene
con ella. Entre las numerosas alternativas de divulgación del conocimiento, se encuentra la asociación
Pint Of Science.
Este equipo se encarga todos los años de compartir
con el gran público las investigaciones que se están
llevando a cabo en las instituciones de nuestras ciudades. En España ya son cinco años de trayectoria, pero
el proyecto cuenta con un par de años más de historia
en otros lugares.
La idea surgió de otra actividad similar pero, digamos, con el objetivo inverso. En el año 2012, dos
neurocientíficos del Imperial College de Londres, Michael Motskin y Praveen Paul (ahora compañeros de
Pint Of Science en el Reino Unido), participaron en
una actividad en la que invitaron a pacientes y futuros
pacientes de párkinson y alzhéimer a visitar los laboratorios donde se estaban estudiando sus patologías y
los progresos acerca de sus tratamientos.
El éxito fue inesperado, aquellas personas mostraron tal interés, y la actividad fue tan provechosa, que
estos dos citados pioneros ingeniaron la idea de lo que
es ahora este proyecto. El primer festival bautizado
ya como Pint Of Science tuvo lugar en 2013 en unos
cuantos bares de Londres.
Dos años después, en 2015 y de la mano de un
matrimonio del País Vasco, llegó a nuestro país. Inés
Garmendia y Gaspar Sánchez fueron los primeros directores de Pint Of Science en España.
El evento, bien llamado festival por la frescura y
dinamismo que transmite, abarca un amplio campo de
ciencias repartidas y coordinadas en diferentes áreas
temáticas, asegurándose cada año de ofrecer al público todo un abanico de interesantes ponencias y experimentos. Sin embargo, el incluir la palabra pinta en
el nombre (en su acepción de ‘unidad de volumen’),
y que el escenario principal sean los bares, ha traído
siempre cierta controversia a la iniciativa. Tomaban
protagonismo el alcohol y lo poco apropiado que era
un ambiente de bar para el ámbito académico, eclipsando en gran medida la buena labor realizada.
Y puede que la ciencia no, pero los bares es algo
que muchos tenemos en común. Estos locales, ahora
anfitriones de este festival divulgativo, forman parte
de la cultura popular de muchos países y por eso han
sido los elegidos como escenarios de Pint Of Science.
La ciencia ahora comparte este espacio con el ambiente distendido, con los deportes, con los aficionados a otros entretenimientos, y con el selecto menú
que cada uno ofrece.
Superados los hándicaps, este festival se sigue
el escéptico 8

celebrando cada mes de mayo simultáneamente en
numerosas ciudades alrededor del mundo. Una vez
al año, los investigadores de nuestras ciudades salen
de su laboratorio a contar a todos los interesados los
avances científicos más actuales. Una vez al año, ¡la
ciencia se va de bares!
Ana Peña
Edición Blog Pint Of Science España

Cuatro misterios en tierras malagueñas
Grabación de El Club de los Curiosos en el teatro
del folclore de Benagalbón2.
Coincidiendo con la celebración de la «Noche en
blanco» de Rincón de la Victoria, el primer programa
de junio de El Club de los Curiosos fija su atención en
cuatro relatos que se asocian al imaginario malagueño: el Ídolo de la fertilidad de Almargen, el Cementerio de San Miguel en Málaga, la Cripta de los Gálvez
de Macharaviaya y la Cueva del Tesoro en Rincón de
la Victoria.
El programa se articula en cuatro bloques, que
coinciden con la exposición del núcleo de cada relato.
Esto se hace en torno a una mesa en la que participan
varios invitados, los cuales, tras la mencionada exposición y a partir de una pregunta que se lanza para
motivar a la participación, van aportando sus puntos
de vista sobre cada tema.
A las cuatro historias les subyacen fenómenos sobrenaturales que se funden con problemas que solucionar y referencias diversas del mundo de a pie. El
Ídolo de la fertilidad de Almargen es una piedra de
forma fálica dotada de ojos que fue descubierta en
1992 coincidiendo con la realización de unas obras
de remodelación. Tras vicisitudes varias, acabó como
pieza de museo accesible a los asistentes para ser tocada. El Ídolo pasó de ser «útil» para favorecer las
cosechas y el cuidado de la ganadería a incrementar la
probabilidad de embarazos. A la posibilidad de entrar
en contacto con la piedra, por parte de cualquiera de
los miembros de una pareja, se sumó el «efecto Pigmalión», según el cual, si se piensa que algo puede
ocurrir, se incrementa la probabilidad de llevar a cabo
conductas que faciliten que un objetivo perseguido
acontezca. Así, poder concebir porque se cree en la
posibilidad de conseguirlo se fue convirtiendo en un
estímulo que fomentaba la esperanza y liberaba de angustia a personas que deseaban tener descendencia y
que creían tener problemas para conseguirlo.
En un escenario bien diferente, el del Cementerio
de San Miguel en Málaga, se narran leyendas como
las de los niños «Antoñito y María Marta», o la escritora «Jane Bowles», que constituyen llamadas de
contacto entre este mundo y un potencial más allá.
Durante la grabación se señala que este cementerio es
un núcleo singular de fenómenos extraños, llegándolo a calificar de ejemplo claro de expresión de «fauna paranormal». El caso es que, a través de ejemplos
como los mencionados, parece que comienzan a acontecer en el cementerio escuchas de llantos o visiones
Verano 2019

Ídolo de la fertillidad de Almargen (Hidalgoart, Wikimedia)

de figuras, levitando o corriendo, que a más de uno
hacen tomar en serio la realidad de otra existencia y la
posibilidad de interactuar con ella. Aquí, retomando
de la física la especulación sobre la existencia de universos paralelos (no se conoce forma ni de probarla ni
de rechazarla), se aplica la idea para intentar explicar
los fenómenos paranormales que acontecen en el cementerio, los cuales, según sus defensores, conectan
dos mundos diversos que existen a un tiempo.
El tercer misterio se vincula con la Cripta de los
Gálvez de Macharaviaya. Al parecer, se trata de una
maldición ligada a un pacto con una familia, los Gálvez, con importante peso social en la historia del lugar.
Los términos del trato incluían, a cambio de donacioVerano 2019

nes para realizar mejoras en el pueblo, la exigencia de
que tras la muerte de sus integrantes se celebrara una
«misa perpetua» todos los años. Pero se dice que llegó
un momento en el que se dejó de cumplir el pacto porque se abandonó la celebración de la misa, y que fue
a partir de entonces cuando comenzaron a aparecer figuras en el cementerio, imágenes inexplicables en fotografías o a escucharse sonidos que se recogieron en
psicofonías que, en cierto modo y en conjunto, hacían
pensar en la disconformidad de quienes vieron violentada su voluntad. Se hace hincapié en este punto,
como elemento legitimador de la parapsicología, en
el hecho de que hay departamentos de universidades
que incluyen estudios de parapsicología, y que ellos
son una referencia para desarrollar espíritu crítico que
permita establecer datos a favor y en contra de la mencionada materia parapsicológica.
Y llegamos al último de los relatos. Se trata de la
Cueva del Tesoro ubicada en Rincón de la Victoria.
Es una de las pocas cuevas existentes en el planeta
que han sido horadadas por el agua, esculpiendo formaciones muy particulares. También aquí se habla de
maldición, en este caso relacionada con una potencial
concentración de malas interpretaciones respecto al
proceso de formación de la cueva, a la atribución de
significado a las distintas formas geológicas, y también a la búsqueda de un tesoro que al parecer ha producido destrucción arqueológica no desdeñable. Se
recogen testimonios que refieren a la importancia de
«sentir la cueva» por la energía que esta transmite.
Asimismo se expresa la necesidad de considerar que
lo que dicen las fuentes históricas no siempre es cierto, pero también que las instituciones públicas, y junto
a ellas la ciencia, no pueden engañar a las personas.
Para evitar esto se alude a la posibilidad de que se informe de que puede haber relatos sobre la cueva que
no respondan a la realidad de la misma.
Con mayor o menor intensidad, al finalizar cada
parte expositiva y de debate se invita a visualizar y
visitar cada uno de los espacios en los que se han ido
realimentado estas leyendas, y que cada cual saque
sus conclusiones. Se menciona que es sencillo ridiculizar y que las personas deben ser libres de ver lo
que quieran ver. En esta línea, no pocos participantes
tienden a considerar el enorme poder de la mente para
generar relatos sobre lo que pueda estar más allá de
este mundo, y que no todos los humanos tienen capacidad de captar.
Tratando de contrarrestar la opinión precedente,
también hay quien recuerda que hay alteraciones de
los estados fisiológicos y emocionales y que no pocas
personas padecen algún tipo de trastorno mental que
puede inducir a desbocar la imaginación y a convertir
a la curiosidad, más en una herramienta de satisfacción de deseos, que en una aliada de la razón para escrutar y explicar lo que acontece, lo que con aciertos y
errores está en la base del trabajo de la ciencia.
Marisa Marquina
9 el escéptico

autores: 
Coordinador: 
Página inicial: 
8