UN CURANDERO SERBIO, CONDENADO A CADENA PERPETUA

Sección: 
PRIMER CONTACTO
Traductores: 
Pagina final: 
11
pinchar aqui para descargar pdf


Recomendamos la lectura de este artículo en formato pdf, respetando su maquetado original.
Para ello pinche en la imagen de la primera página que aparece arriba.
Para facilitar su difusión, proporcionamos también la versión del artículo en html y texto, pero tenemos que advertirle que su extracción ha sido realizada por herramientas automáticas y puede que no conserve completamente la composición original.

Enlace al artículo en html (en nueva ventana):  UN CURANDERO SERBIO, CONDENADO A CADENA PERPETUA
Texto plano (desmaquetado) del artículo :  Mostrar el texto plano (segunda vez esconde)

G.E. Séralini (Foto: Thomas Jouanneau, Wikimedia)

El Imperio contrataca
Así llama Emilio Molina la situación que estamos
viviendo. Con tantas iniciativas de desenmascaramiento de las pseudociencias, algunos de los que se
sienten perjudicados están comenzando con ofensivas
judiciales (que se lo pregunten por ejemplo a Fernando Cervera o al propio Emilio), o incluso acoso personal (como el que ha sufrido Elena Campos, presidenta
de la Apetp). Pero no está ocurriendo solo en España.
Desde Francia nos llega una noticia a través del muy
recomendable blog Rédaction medicale et scientifique3, y que reproducimos aquí con permiso del autor,
el Dr. Maisonneuve:
Defendamos a los buenos periodistas atacados
por G.E. Séralini, el que decía que los OMG y el glifosato resultaban tóxicos en ratas.
Al igual que Wakefield (el de las vacunas y el autismo), G.E. Séralini no soporta las críticas. El Journal
International de Médecine (JIM) del 3 de mayo de
2019 informaba de que G.E. Séralini se iba a querellar contra tres periodistas: Patrick Cohen (C à vous),
Mac Lessgy (M6) y G. Woessner (Europe 1), quienes habían criticado los estudios fraudulentos de este
investigador. Géraldine Woessner demuestra estar
especialmente bien documentada al respecto y también que sabe analizar los datos en sus columnas habituales en Europe 1, en otros medios, y en su cuenta
@GeWoessner, donde se ciñe a los hechos sin dar lugar a opiniones dudosas.
Séralini es ese investigador al que se le retiró un
artículo (aquel sobre la toxicidad de los OMG y del
el escéptico 10

glifosato en ratas de laboratorio), y que luego republicó sin rubor con la complicidad de otra revista. Y
lo peor es que con ello se malgastaron 15 millones de
euros de fondos públicos por varios centros de investigación para confirmar o desmentir sus resultados. La
conclusión es clara: resulta imposible reproducir los
estudios de G.E. Séralini.
Ello no ha impedido que France 2 (programa Envoyé spécial) le dé de nuevo la palabra para seguir difundiendo su desinformación. El Sr. Séralini se habrá
enfadado, pero primero debería dar a conocer los datos originales de su estudio y respetar las buenas prácticas de la investigación científica. Además de contra
los tres periodistas que tiene en el punto de mira, le
sugeriría que se querellara:
yy
Contra los tres promotores de estudios que no
han reproducido sus resultados.
yy
Contra los seis académicos firmantes de un comunicado en el que refutan las conclusiones de Séralini.
yy
Y contra mí, para así sumar diez. Bueno, y contra el JIM, para hacer once…
Hervé Maisonneuve

Un curandero serbio, condenado a cadena perpetua
Quizá nos parezca un castigo excesivo incluso
a escépticos tan integristas como nosotros, pero así
ha ocurrido con el Dr. Dragan Dabic, psiquiatra serbio graduado en la Universidad Estatal de Moscú en
Lomonósov, y luego formado en las medicinas tradicionales japonesa, india y china. Se especializó en el
Verano 2019

El doctor Dabic, antes (dragandabic.com) y después (ICTY, Flickr) de su afeitado.

control mente-cuerpo, la meditación, el yoga, la limpieza espiritual, la bioenergía, las hierbas medicinales
y la dieta macrobiótica, entre otros muchos procedimientos en los que trataba de unir la sabiduría oriental
y la de los monjes ortodoxos de los monasterios de
su país.
Era además colaborador frecuente en revistas de
medicina alternativa y programas de televisión, impartía seminarios en su país y en países vecinos, daba
conferencias en sociedades contra el cáncer, curaba
gratis a todo el que se lo pedía…, sus vecinos y conocidos lo describían como un hombre muy religioso,
tranquilo y muy bueno.
Llevaba el pelo recogido en una trenza con moño,
para así poder captar, según afirmaba, las diferentes
energías. Lucía también una larga barba blanca (los
niños del barrio lo llamaban Santa Claus), enormes
gafas de pasta y era extremadamente delgado. También era poeta: escribía poesía infantil, surrealista y
sobre la muerte.
Pero el servicio secreto serbio, al que estas cosas
no le hacían por lo visto ninguna gracia, lo detuvo en
2008 cuando viajaba en un autobús de línea camino
de un balneario, donde pensaba descansar unos días.
No opuso resistencia ni mostró extrañeza.
Ya en comisaría, solicitó de inmediato los servicios
de un barbero para estar presentable ante el juez, y se
confirmaron las sospechas: quien estaba detrás de la
identidad del venerable Dr. Dabic era ni más ni menos
que Radovan Karadžić, el criminal de guerra más buscado desde la II Guerra Mundial, responsable del sitio
Verano 2019

de Sarajevo (12 000 muertos entre 1992 y 1996), de la
ejecución de 8000 musulmanes en Srebrenica (1995),
y acusado de genocidio. Durante su mandato como
presidente serbio se abrieron campos de detención y
tortura, como parte de su locura de limpieza étnica y
construcción de la Gran Serbia.
El pasado mes de marzo, el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia elevó a cadena perpetua su condena inicial a 40 años en 2016.
Así, con la identidad de un curandero, estuvo viviendo durante doce años el apodado «Carnicero de
Sarajevo», de manera cómoda y libre, y con una actividad pública intensa. Eso sí, se negaba siempre a que
grabaran sus numerosas conferencias, seguramente
para que nadie ajeno al ambiente místico en que se
movía reconociera su característica voz.
Su web impostada sigue siendo visible en web.
archive.org4. Por cierto, Radovan Karadžić era, efectivamente, psiquiatra de formación, especializado en
neurosis y paranoia.
Juan A. Rodríguez

Notas:
1- https://www.uji.es/com/agenda/2019/04/08/jornadesterapia-gestalt/
2- Enlace a la grabación del programa:
https://www.ivoox.com/club-curiosos-prg31-malagaaudios-mp3_rf_36592347_1...
3- https://www.redactionmedicale.fr
4- https://web.archive.org/web/20080813005834/http://
www.dragandabic.com/
11 el escéptico

Coordinador: 
Página inicial: 
10