Ciencia patológica. Mundos en colisión

Sección: 
ARTÍCULOS
Pagina final: 
16
pinchar aqui para descargar pdf

Recomendamos la lectura de este artículo en formato pdf, respetando su maquetado original.
Para ello pinche en la imagen de la primera página que aparece arriba.
Para facilitar su difusión, proporcionamos también la versión del artículo en html y texto, pero tenemos que advertirle que su extracción ha sido realizada por herramientas automáticas y puede que no conserve completamente la composición original.

Enlace al artículo en html (en nueva ventana):  Ciencia patológica. Mundos en colisión
Texto plano (desmaquetado) del artículo :  Mostrar el texto plano (segunda vez esconde)

CIENCIA PATOLÓGICA MUNDOS I COLISIÓN mmanuel Velikovsky (egipcia, azte- Tal acontecimiento habría cambianació en Vitebsk ca, hindú y do el sentido de rotación de la Tie(Rusia) el 10 de china)1. Hasta rra3, suceso reflejado en la parada su fallecimien- bíblica del Sol narrada en el libro junio de 1895 en el seno to, en 1979, de Josué: "El Sol se mantuvo quiede una familia judía. siguió defen- to en medio del firmamento y no Después de realizar los diendo apasio- se puso en todo el día". estudios primarios en nadamente sus Moscú, viaja con 17 ideas. Isaac Asimov propone la existenaños a Palestina, entoncia de dos tipos de heterodoxos o ces una provincia turca. La idea central heréticos en ciencia. Los llamados A su vuelta inicia sus se basaba en la "endoheréticos" son aquellos que estudios de medicina formación de surgen dentro del mundo profesioque concluye en 1921 en un gran come- nal aceptando las reglas básicas la Universidad de ta a partir de del método científico. Algunos de Moscú. Se especializa Immanuel Velikovsky hacia 1942 una escisión del los mayores científicos pueden en psiquiatría y ejerce su planeta Júpiter agruparse en esta categoría, posibiprofesión durante 15 años en Palestina siguiendo la hace unos 4.000 años. En su cami- litando el cambio de paradigma siguiendo la terescuela del psicoanálisis de S. no hacia el minología de del Freud. En el verano de 1939 se interior Tras desplazarse a los Thomas Kuhn y desplaza a los Estados Unidos para Sistema Solar EEUU, Velikovsky cambió convirtiéndose proseguir su trabajo. Allí iba a el cometa se cambiar su trayectoria profesional, habría acerca- su trayectoria, al interesar- en la nueva ortoal interesarse por un tema que le do a la Tierra y se por un tema que le ocu- doxia. Generalparía el resto de su vida: mente pasan desperocuparía el resto de su vida: las Marte, apercibidos al catástrofes cósmicas, que compa- diendo su cola las catástrofes cósmicas gran público. ginaría con la investigación sobre y concluyendo temas de la Biblia y la mitología. su peripecia al transformarse en el Aunque resulte obvio, no todas las actual planeta Venus2. Como con- ideas heterodoxas han seguido este En 1950 publicó el libro Worlds in secuencia de la perturbación sufri- camino. Numerosos científicos han Collision donde señalaba que se da durante este proceso por Marte, perseguido "un sueño imposible" habían producido catástrofes cós- éste se habría aproximado con con todo honestidad y calidad micas en tiempos históricos. El gran peligrosidad a la Tierra al científica. apoyo a su teoría consistía en des- menos en dos ocasiones: el 26 de cripciones de carácter mítico tanto febrero del 746 a.C. y poco des- Por otro lado nos encontramos a de la Biblia como de otras culturas pués el 23 de marzo de 686 a.C. los "heréticos externos", que se Archivo EN autoexcluyen de las reglas del mundo científico tratando de atraer la atención del gran público. No tratan de resolver misterios de la ciencia, sino más bien crearlos sin posibilidad de ser contradichos por hechos o experimentos, lo cual hace poco menos que imposible la discusión con los científicos. Los lectores de El Escéptico pueden fácilmente incluir en esta categoría a numerosos personajes que, por desgracia, se asoman con frecuencia a los medios de comunicación. Podríamos calificar a Velikovsky como un híbrido en esta clasificación. Dotado de una base científica, siguió en sus publicaciones las reglas básicas de la ciencia, no rehuyendo la discusión abierta en congresos científicos sobre los hechos que apoyaban su teoría4. Como un ejemplo podremos citar que fue consciente de que la teoría de gravitación de Newton no permitía tales danzas planetarias en un tiempo tan reducido. Para salvar el problema recurrió a un pretendido papel dominante de las interacciones electromagnéticas en la dinámica planetaria5. Las ideas de Velikovsky fueron ampliamente debatidas en los medios de comunicación, alcanzando un fuerte apoyo popular. Sin embargo, la reacción entre los científicos fue rápida y claramente en contra. La versión original de Worlds in Collision fue publicada por la editorial McMillan, a la cual se le declaró un boicot por parte de la Asociación para el Avance de la Ciencia6. Después de haber vendido 55.000 ejemplares en tan sólo dos meses, McMillan cedió sus derechos a Doubleday. Velikovsky siguió publicando otros libros en apoyo de su teoría que se citan al final de este artículo. La citada Asociación para el Avance de la Ciencia organizó un congreso sobre el tema en 1974. Los principales trabajos aparecieron en un libro editado por Donald Goldsmith y publicado por la Universidad de Cornell. el escéptico 26 27 el escéptico Cortesía autor MUNDOS EN COLISIÓN Un joven e impetuoso Carl Sagan se convirtió pronto en un símbolo de tal movimiento, que podemos comparar con los que hoy en día existen contra el creacionismo o las pseudociencias en general. De las numerosas objeciones planteadas podríamos destacar las siguientes: - Para que el cometa alcanzara la velocidad necesaria (60 km/seg) para liberarse de la atracción gravitatoria de Júpiter, el proceso de su eyección precisaría de un aporte energético varios órdenes de magnitud mayor que los fenómenos más energéticos que se observan en el Sol. Una velocidad ligeramente mayor (63 km/seg) lo habría lanzado fuera del Sistema Solar. originales. La idea del catastrofis- cia de otras. Los procesos que mo tenía una amplia tradición. podrían explicar el pasado no tenían necesariamente que ser los mis¿ G R A D U A L I S M O O mos que los que configuraban la C ATA S T R O F I S M O ? realidad presente. Esta hipótesis Durante el siglo XIX se desarrolló conducía a una Tierra muy joven uno de los debates más interesan- en la que encajaba perfectamente tes de la Historia de la Ciencia: la una catástrofe global como la del edad de nuestro planeta. En el Diluvio Universal de la Biblia. mundo occidental se había estimado en unos pocos miles de años basándose en las narraciones de la Biblia. Fueron los geólogos los primeros que empezaron a mostrar evidencias sobre una edad de bastantes millones de años. La discusión se centró también en la forma en que había transcurrido la evolución de las especies biológicas. En la última década se han descubierto más de cien planetas extrasolares. Quizás el resultado más llamativo ha sido la situación de planetas gigantes en la proximidad Pocos años después de la asevera- de la estrella. ción de Laplace, Henri Poincaré Dado que difíse (1854-1912) llamó la atención cilmente sobre la existencia de procesos no hubiera podido lineales en la naturaleza, siendo el acumular sufipionero de la teoría del caos. En lo ciente materia relativo al sistema Solar, advirtió para su formaque las órbitas de los planetas pue- ción en tal den verse perturbadas por la zona, hemos de acción gravitacional de los plane- admitir un protas mayores. Estas se manifiestan ceso de emitanto en cambios de los paráme- gración de los tros orbitales (p. ej. excentricidad) planetas gigancomo en variaciones en las incli- tes desde las naciones de los ejes de rotación. regiones más Los cálculos indican que, por exteriores del ejemplo, Marte ha sufrido grandes sistema hasta variaciones, quizás de hasta 75 las más interiogrados, en la inclinación de su eje res. Nos vamos de rotación. Las oscilaciones en a encontrar de los parámetros orbitales de la Tie- nuevo con plaArchivo rra han sido mucho menores, segu- netas errantes, ramente por la presencia de un que posiblemente habrán destruido satélite tan masivo como es nues- en su viaje, o al menos perturbado seriamente sus tra Luna. órbitas, a los En nuestro sistema se ha Precisamenpequeños plate la Luna conservado la perfecta agru- netas de tipo n o s h a c e pación de planetas gigantes terrestre que se en el exterior y rocosos o considerar hubieran que los platerrestres en el interior. encontrado en netas podrían Aspecto que sin duda ha su camino. h a b e r s e desempeñado un papel esenEvidentemente g an ad o su cial en que la vida se haya este no ha sido significado originado y mantenido el caso de etimológico durante miles de millones de nuestro Sistede "viajeaños en nuestro planeta ma Solar. Por ros"8. Hace alguna razón unos 4.200 millones de años un objeto del todavía no aclarada del todo, en tamaño de Marte habría colisiona- nuestro sistema se ha conservado do con la Tierra, con la formación la perfecta agrupación de planetas de la Luna como resultado de tal gigantes en el exterior y rocosos o acontecimiento. Velikovsky se terrestres en el interior. Aspecto habría confundido fundamental- que sin duda ha desempeñado un mente en la ubicación temporal de papel esencial en que la vida se haya originado y mantenido su teoría. que había dejado también de ser inmutable después de la supernova observada en 1572 por Tycho Brahe (1546-1601). durante miles de millones de años en nuestro planeta. Ahora bien, la estabilidad de los planetas no se ve únicamente alterada por tales procesos. La formación del Sistema Solar no sólo dio lugar a cuerpos relativamente grandes, como el Sol, los planetas y los satélites, sino que quedaron una enorme cantidad de pequeños cuerpos que conocemos con el nombre de cometas y asteroides. Concentrados los primeros en las nubes de Oort y Kuiper y los segundos en el cinturón que lleva su nombre. En determinadas circunstancias estos cuerpos pueden penetrar al interior del Sistema provocando durante muchos siglos el temor de los humanos ante algo que perturbaba la tranquilidad de los cielos. Hoy en día sabemos que las dos ideas no resultan tan contrapuestas en sus bases de partida como parecían entonces. La historia de la Tierra, y de otros cuerpos del Sistema Solar, se puede componer por un trasfondo gradual superpuesto por varios acontecimientos bruscos, cuya frecuencia e intensidad han ido decreciendo con el Geólogos como James Hutton tiempo. (1726-1797) y Charles Lyell - Si realmente la Tierra se hubiera (1797-1875) defendieron la idea L A E S TA B I L I D A D D E frenado e invertido su sentido de de una Tierra antigua pero en la N U E S T R O S I S T E M A rotación, y esto que la evolu- S O L A R hubiera ocurrido La idea se basaba en la for- ción se había Colocar el movimiento de los plaen unas escalas mación de un gran cometa producido de netas en un modelo coherente temporales de a partir de una escisión de manera gra- ocupó el quehacer de los astrónopocos centenadual, idea a mos durante muchos siglos. NicoJúpiter hace unos 4.000 res de años, la la que se lás Copernico (1453-1543) situó al años. En su camino hacia energía disipada sumó Char- Sol en su centro, proporcionando el interior del Sistema habría ocasionales Darwin una explicación más sencilla de la Solar, éste se habría acer- (1809-1882) órbita aparentemente errática de do la evaporacado a la Tierra y Marte, ción casi total de con su cono- Marte. Johannes Kepler (1571los océanos. perdiendo su cola y conclu- cida frase 1630) estableció la base geométriAsimismo se yendo su peripecia al trans- "natura non ca con sus famosas tres leyes. habría violado facit saltum". Finalmente Isaac Newton (1643formarse en Venus uno de los prinLa idea de 1727) le dio la explicación física cipios básicos de la Mecánica, la que "el presente es la clave para con su ley universal de la gravitaconservación del momento entender el pasado" resumía esta ción. El desarrollo posterior de la angular7. escuela de pensamiento. matemática permitió a PierreSimon Laplace (1749-1827) ase- Existen dificultades insalvables Estos principios fueron cuestiona- gurar que se podrían formular las para que una órbita altamente dos por el francés Georges Cuvier posiciones y movimientos relatiexcéntrica, como la que tendría el (1769-1832) quién, basándose en vos de todos los componentes del pretendido gran cometa, se hubieobservaciones de sedimentos geo- sistema en cualquier tiempo del ra convertido en la prácticamente lógicos, apoyaba que la evolución pasado o del futuro. El descubricircular del planeta Venus en unos biológica se había llevado a cabo miento de Neptuno a partir de prepocos cientos de años. por acontecimientos bruscos que vios cálculos matemáticos aseguEn cualquier caso las ideas del psi- habían ocasionado la desaparición raba un Universo armónico y fácilquiatra ruso no eran tampoco muy de algunas especies y la emergen- mente predecible. Un Universo el escéptico 28 EL UNIVERSO CATASTRÓFICO Visto con la perspectiva de varias décadas el principal mérito de Velikovsky fue llamar la atención a la comunidad científica sobre el hecho de que no vivimos en un planeta aislado del exterior. Numerosos objetos han golpeado nuestro planeta y pueden seguir haciéndolo en el futuro. Pocos años después de la muerte de Velikovsky, Luis y Walter Álva29 el escéptico MUNDOS EN COLISIÓN rez empezaron a presentar pruebas de que la extinción masiva de especies biológicas a final del Cretácico se debió al impacto de un cometa o un asteroide. La identificación de cráter del impacto, el de Chicxulub en las costas de Yu c a t á n , h a constituido la prueba definitiva, la "pistola humeante" del crimen. En los últimos 500 millones de años se señalan otros cuatro períodos de extinciones masivas. Al menos en uno de ellos, el del Pérmico hace Archivo 250 millones de años, se han encontrado pruebas similares al que marcó el final del Cretácico. Hoy en día se acepta plenamente que cometas y asteroides se mueven en las proximidades de la Tierra y en cualquier momento pueden colisionar con ella. Sin duda la Tierra es un sistema abierto intercambiando energía y materia con sus alrededores. Si ampliamos nuestra escala espacial y temporal veremos que todas las concentraciones de materia en el Universo terminan colisionando entre ellas. La interacción gravitacional es la más débil de las cuatro que se conocen pero, contando con un período adecuado de tiempo, es la que configura la estructura del Universo. Nuestra galaxia ha atraído a su interior a varias de las galaxias enanas que la rodeaban y en un futuro lejano podrá sufrir el escéptico 30 a) Similitud en las formas refleja simultaneidad de aparición. Los En las últimas décadas V. Clube y cráteres de impacto que observaB. Napier han elaborado una teoría mos en los distintos cuerpos del que si bien nos Sistema recuerda a Solar son V. Clube y B. Napier han Ve l i k o v s k y similares en elaborado una teoría que resulta, al forma, ya recuerda de lejos algo la menos, plausique obedecen ble. Se basa en de Velikovsky. La principal a l m i s m o un gran comeproceso físidiferencia, además del ta que hace co, pero no tamaño de los objetos, unos 20.000han ocurrido radica en que Clube y 30.000 años se simultáneaNapier han construido un transformó en mente. modelo físico posible uno de corto período (3,3 b) Suposiaños). En sus pasos por el interior ción de que los acontecimientos del Sistema Solar provocó dife- son repentinos debido a que sus rentes crisis climáticas de las que efectos son grandes. han quedado evidencias en la mitología y los registros históri- c) Inferencia de acontecimientos a cos. El complejo de meteoritos de escala global a partir de catástrofes las Táuridas y el cometa Encke locales. Tenemos una clara eviden- una colisión con nuestra vecina, la galaxia de Andrómeda. El telescopio espacial Hubble nos ha proporcionado imágenes espectaculares de galaxias en colisión. Las estrellas colisionan también entre ellas y en algunos casos terminan "devorando" a alguno de sus planetas circundantes. Recientemente se ha sugerido que en el pasado nuestro Sistema Solar pudo haber colisionado con otro vecino, en cuyo proceso se podrían haber intercambiado alguno de los cuerpos situados en su periferia9. serían los restos de su desintegración durante uno de sus pasos cercanos a la Tierra. La principal diferencia con Velikovsky, además del tamaño de los objetos, radica en que Clube y Napier han construido un modelo físico posible y tan sólo después han buscado apoyo en la historia y mitología, mientras que la base misma del de Velikovsky se encuentra en dichas narraciones. A la teoría de Velikovsky le faltaba algo esencial para poderse verificar según las reglas del método científico: el aporte de pruebas consistentes. La interpretación de una narración histórica como evidencia de un proceso físico debe de hacerse únicamente después de estudiar cuidadosamente las consecuencias de tal relación. En este sentido el conocido paleontólogo S. J. Gould (1940-2002) señalaba tres fallos básicos en la hipótesis de Velikovsky: cia de que un huracán o un terre- do a partir de los sondeos de los moto pueden causar efectos devas- hielos polares constituyó la prueba tadores e impresionar profunda- decisiva de que las catástrofes glomente a los narradores de tal suceso. bales de Velikovsky no habían Sin embargo, tenido lugar. sus conseSin embargo, Algo esencial es el conocicuencias sobre en nuestros miento de los órdenes de el planeta en días persismagnitud de los procesos su co n j u nt o que se estudian. Velikovsky ten algunos son totalmente se confundió gravemente en grupos que marginales. los órdenes de magnitud de c o n t i n ú a n defendiendo las colisiones cósmicas. Los Algo esencial su teoría11. centenares de millones de Generalmena un científico años los había reducido a te coinciden es el conociunos pocos cientos c on f un d amiento de los mentalistas órdenes de magnitud de los procesos que estu- religiosos y ya sabemos a donde dia. Velikovsky se había confundi- han conducido tales ideas a la do gravemente en los órdenes de humanidad, desde los tiempos más magnitud de las colisiones cósmi- remotos a los de más rabiosa cas. Los centenares de millones de actualidad. años los había reducido a unos pocos cientos. Sin embargo, no iba Permitirme que termine este trabaa constituir una excepción en la jo con una frase de Carol Travis, historia de la ciencia. Años des- generalizable también a lo que pués de Worlds in Collision otro conocemos como esoterismo: asunto llevó la atracción gravitato- "Uno de los descubrimientos más ria a los medios de comunicación sólidos de las ciencias sociales es con el llamado "efecto Júpiter". La que cuando un sistema de creenalineación planetaria del año 1982 cias se encuentra con claras eviiba a ocasionar un período de dencias en contra, es decir cuando catástrofes. Una cadena de relacio- la fe se confronta con los hechos, nes entre la atracción gravitatoria estos últimos son claramente sacride los planetas, el nivel de activi- ficados". dad solar10 y el aumento del viento solar provocaría perturbaciones en Manuel Vázquez Abeledo la Tierra en forma de cambios en Instituto de Astrofísica de Canarias el eje de rotación y en un aumento apreciable de los terremotos. El cálculo erróneo de los órdenes de magnitud llevaba de nuevo una predicción científica a los titulares REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS de prensa. Pasado el 1982 los auto- FAVORABLES A VELIKOVSKI - Ginenthal, C., 1995, Carl Sagan & res señalaron que en realidad su Inmanuelle Velikovsky, New Falcon predicción se había cumplido pero Publications. con antelación, en 1979, basándo- - Ransom, C.J., 1976, The age of Velise en la coincidencia con el máxi- kovski, Dell Pub. Co. Disponible en http://www.catastrophism.com/cdrom/ mo del ciclo de actividad solar. pubs/age-of-v/ El registro de temperaturas y otros sion, Doubleday, New York parámetros atmosféricos del pasa- - Velikovsky, I., 1952, Ages in Chaos, - Velikovsky, I., 1950, Worlds in Colli- Doubleday - Velikovsky, I., 1955, Earth in Upheaval, Doubleday - Velikovsky, I., 1960, Oedipus and Akhnaton: Myth and History, Doubleday - Velikovsky, I., 1977, Peoples of the Sea, Doubleday. - Velikovsky Sharon, R., 2003, Inmanuel Velikovsky: The Truth Behind the Torment, Xlibris Corporation. PUBLICACIONES CRÍTICAS A VELIKOVSKY - Bauer, H.H., 1985, Inside the Velikovsky Affair, Skeptical Inquirer 9:3, 284-288 - Goldsmith, D. (Ed.), 1977, Scientists confront Velikovsky, Cornell University Press - Gould, S.J., 1975, Velikovsky in Collision, Natural History, March - Gould, S.J., 1992, Ever Since Darwin: Reflections in Natural History, Norton W.W. Co. - Morrison, D., Chapman, C.R., 1990, The New Catastrophism: Earth, Life and Impacts, Skeptical Inquirer Vol. 14, No. 2, 141-152 - Sagan, C., 1981, El cerebro de Broca, Editorial Grijalbo, pags. 119182 OTRAS REFERENCIAS - Alvarez, L.W., Alvarez, W., Asaro, F., Michel, H., 1980, Extraterrestrial cause for the Creataceous Tertiary Extinction, Science 208, 1095-1108. - Clube, V., Napier, B., 1982, The Cosmic Serpent, Universe Pub. - Clube, V., Napier, B., 1990, Cosmic Winter, Universe Books, New York. - Gribbin, J., Plagemann, S., 1974, The Jupiter effect. The planets as triggers of devastating Earthquakes, Walker - Gribbin, J., Plagemann, S., 1983, The Jupiter effect reconsidered, Vintage Books - Kuhn, T.S.,1975, La estructura de las revoluciones científicas, Fondo de Cultura Económica. NOTAS 1. En este trabajo nos limitaremos a comentar los aspectos astronómicos de la hipótesis. Existe en la obra de Velikovsky un aluvión de críticas a referencias históricas, destacando las relativas a la cronología egipcia. Sin embargo, el paso de los años permite comprobar que también en este campo la huella de su hipótesis no ha dado lugar a ningún cambio. 2. Se adaptó literalmente a las narra31 el escéptico

etiquetas generales: 
Página inicial: 
14