Antes de las fake news, pseudohistoria y bulos

Sección: 
IV JORNADAS SOBRE CIENCIA Y PSEUDOCIENCIA, RIGOR Y EVIDENCIA EN LA EDUCACIÓN
Traductores: 
Pagina final: 
77
pinchar aqui para descargar pdf


Recomendamos la lectura de este artículo en formato pdf, respetando su maquetado original.
Para ello pinche en la imagen de la primera página que aparece arriba.
Para facilitar su difusión, proporcionamos también la versión del artículo en html y texto, pero tenemos que advertirle que su extracción ha sido realizada por herramientas automáticas y puede que no conserve completamente la composición original.

Enlace al artículo en html (en nueva ventana):  Antes de las fake news, pseudohistoria y bulos
Texto plano (desmaquetado) del artículo :  Mostrar el texto plano (segunda vez esconde)

do con la lógica científica. Sin embargo, muchas de
ellas triunfan y se difunden ampliamente en la actual
sociedad de la información, con el gravísimo riesgo
que eso supone para la salud pública en un mundo
interconectado. En el actual contexto sobrevenido
de pandemia, en el que somos testigos diariamente
de la circulación de informaciones y creencias pseudocientíficas o acientíficas, cuando no directamente
anticientíficas, es inevitable preguntarse si realmente
el fracaso del sistema educativo es tan estrepitoso o
la capacidad de razonamiento humano es tan defectuosa.
Sin embargo, argumentamos aquí que el auge de las
pseudociencias no sucede porque la gente sea estúpida e ignorante: la inmensa mayoría de las personas
somos capaces de gestionar con bastante eficacia la
toma de decisiones en entornos complejos, y además
muchos de los militantes de movimientos anticientíficos son personas formadas. La clave del éxito de las
creencias pseudocientíficas es que resultan verosímiles para el pensamiento de sentido común —que tiene
una lógica muy diferente a la del razonamiento científico—, y además muchas de ellas resultan funcionales
para determinadas dinámicas sociales. Entender esto
es fundamental para desarrollar estrategias para neutralizarlas.
Por este motivo revisamos aquí brevemente algunos de los mecanismos heurísticos que facilitan la
aceptación y pervivencia de las creencias pseudocientíficas y supersticiosas, como la representatividad
heurística o los sesgos confirmatorios, y trataremos de
ubicarlos en el marco de las transformaciones que necesariamente sufre el conocimiento científico cuando
se populariza y es asimilado por público no experto.

plifica los procesos de enseñanza y aprendizaje.
En la segunda parte se propone vincular formación
del profesorado y desarrollo profesional. Para ello,
deberían utilizarse modelos de competencia docente
como el de Shulman (1989), con tres dimensiones
que permitirían clasificar la oferta formativa: conocimiento del contenido, conocimiento pedagógico y
conocimiento didáctico del contenido. Esta última es
la dimensión que más peso tiene en la competencia
docente.
En la tercera parte se apuesta por un modelo de
centros de formación del profesorado que concrete
la oferta formativa basándose en la investigación. Se
pueden emplear estudios como el Visible Learning de
Hattie (2012), que ofrece una síntesis de 800 metaanálisis sobre cuáles son las intervenciones educativas
que funcionan y cuáles no. El referente podría ser la
Education Endowment Foundation (EEF) del Reino
Unido, una institución que promueve y recoge estudios sobre propuestas educativas, y las clasifica según
el grado de beneficio, el coste y la fiabilidad de los estudios. EEF desarrolla amplios y ambiciosos programas formativos con aquellas propuestas que ofrecen
mejores resultados. Por último, se ofrecen ejemplos
de temas de formación en las tres dimensiones del
modelo de competencia de Shulman, desarrollando
una propuesta formativa basada en la observación de
vídeos de otros docentes dando clase.

¿Estamos formando en metodologías por encima de nuestras posibilidades? Ideas para una formación del profesorado rigurosa y factual.
Carlos Segura
Cefire-CTEM, Valencia
La formación continua del profesorado es una parte esencial del sistema educativo, aunque también
controvertida: una mirada cuidadosa nos descubrirá
propuestas de dudosa utilidad e incluso de calidad
poco contrastada.
En la primera parte de esta ponencia se discute la
etiqueta metodología, especialmente cuando se habla
de «nuevas metodologías» o «metodologías activas».
Abunda la oferta formativa asociada a estas etiquetas.
Pero, ¿qué hay detrás de las metodologías? Se utilizan
estrategias como el culto a la novedad, la exageración
de los logros o la enmienda a la totalidad y caricatura
de lo «tradicional», pero en educación no existen las
soluciones globales ni los milagros. Estas estrategias
esconden la realidad: las «metodologías» son modestas propuestas didácticas, cerradas, con ventajas y
desventajas que deberían valorarse en función de los
objetivos y medios concretos del docente. La palabra
metodología termina siendo un lugar común que sim-

Las puertas del campo: haciendo inventario de
pseudociencias en educación
Jorge J. Frías
ARP- Sociedad para el Avance del Pensamiento
Crítico
Las pseudociencias están ampliamente instaladas
en el mundo educativo, y con mucho éxito. ¿Se podría hacer un listado de pseudociencias en el mundo
educativo tal y como existe, por ejemplo, sobre terapias alternativas? La realidad es que sería demasiado
extenso, y hay que distinguir en qué ámbito se produce. Por ello, se antoja necesaria una clasificación «por
comprensión», antes que «por extensión».
En la clasificación podemos encontrar pseudociencias desde el mismo momento de la redacción de la
ley hasta la misma aplicación, donde el entorno editorial y del centro puede influir de forma importante.

anuario 2020

Bibliografía
Hattie, J. (2012). Visible learning for teachers: Maximizing impact on learning. Routledge.
Shulman, L.S. (1989). Paradigmas y programas de investigación en el estudio de la enseñanza: una perspectiva contemporánea. En M.C. Wittrock (ed.): La investigación de la enseñanza, I.
Enfoques, teorías y métodos. Barcelona: Paidós/MEC, 9-91.

Antes de las fake news: pseudohistoria y bulos
Antonia de Oñate
ARP- Sociedad para el Avance del Pensamiento
Crítico
Trabajo ya recogido en el número 54 de El Escéptico.
77 el escéptico

Coordinador: 
Página inicial: 
77