L) Asuntos diversos

L0) G.S. Butrous y col.: The effect of power frequency high intensity electric fields on implanted cardiac pacemakers PACE 6:1282-1292, 1983.
- Análisis del funcionamiento de los marcapasos en pacientes expuestos a campos eléctricos de 50 Hz. Algunos aparatos mostraron un funcionamiento irregular con campos tan bajos como 5.000 V/m, aunque la mayoría funcionaron bien hasta niveles de 20.000 V/m. Bajo una línea eléctrica de alta tensión los campos pueden llegar hasta 10.000 V/m.
L1) S.J. Popock y col.: Statistical problems in the reporting of clinical trials. New Eng J Med 317:426-432, 1987.
- Discusión y análisis de los aspectos estadísticos de los ensayos clínicos, incluyendo múltiples valores de corte, análisis de subgrupos y selección de resultados para el resumen.
L2) E.M. Silberhorn y col.: Carcinogenicity of polyhalogenated biphenyls: PCBs and PBBs. Crit Rev Toxicol 20:440-496, 1990.
- La mayor parte de la evidencia experimental apoya la idea de que un sólo PCB no es genotóxico o mutagénico, ni es un agente iniciador. Las mezclas de PCBs son promotores de tumores, tanto en ratas como ratones. Los estudios epidemiológicos son escasos y pequeños, pero sugieren que los PCBs pueden incrementar el riesgo de cáncer hepático.
L3) M.G. Morgan: Expose treatment confounds understanding of a serious public-health issue. Sci Amer 262:118-123, April 1990.
- Revisión de 'Las corrientes de la muerte' de P. Brodeur. "Brodeur tiende a achacar mala fe y un esfuerzo para ocultar la verdad a cualquier persona o institución que esté en desacuerdo con su punto de vista. Hablando de temas científicos muy complejos, cita descubrimientos de forma selectiva... 'Las corrientes de la muerte' deliberadamente simplifican y presentan mal la complejidad del proceso científico y la evidencia que ha generado. El libro cita partes de esta evidencia de una forma muy selectiva..."
L4) R.G. Stevens y col.: Electric power, pineal function, and the risk of breast cancer. FASEB J 6:853-860, 1992.
- Presentación de la hipótesis campos eléctricos y magnéticos-melatonina-cáncer de mama.
L5) H. Kung y C.F. Seagle: Impact of power transmission lines on property values: A case study. Appraisal J 60:413-418, 1992.
- Encuesta sobre propietarios de casas cercanas a líneas de transporte de energía eléctrica. Ninguno "tenía ningún conocimiento de una posible evidencia que asocie líneas de transporte de energía eléctrica con riesgos para la salud", pero el 87% dijeron que si hubiesen sabido algo sobre potenciales riesgos hubiera afectado negativamente al precio que estaban dispuestos a pagar. Los valores de casas similares adyacentes y no adyacentes a las líneas eléctricas eran parecidos.
L6) K. Victorin: Review of the genotoxicity of ozone. Mutat Res 277:221-238, 1992.
- El ozono es genotóxico en células de mamífero en cultivo. El ozono produce alteraciones cromosómicas en linfocitos de hámster, pero no de ratón, y no causa intercambio de cromátides hermanas (SCE). La evidencia de carcinogénesis en el animal completo se limita a adenomas de pulmón en una cepa de ratones.
L7) H.I. Morrison y col.: Herbicides and cancer. J Natl Cancer Inst 84:1866-1874, 1992.
- La revisión de la literatura muestra alguna débil evidencia de que la exposición a fenoxiherbicidas incrementa la incidencia de linfoma no-Hodgkin, y posiblemente sarcomas de tejidos blandos. Las pruebas de una asociación entre herbicidas y leucemia son débiles, y se limitan a un único estudio [D3]. La evidencia disponible no apoya la asociación entre exposición a herbicidas y tumores cerebrales.
L8) D.E. Martin: A highlight summary of the impact of electrical transmission lines on improved real estate values. EEI EMF Taskforce Meeting, Seattle, April, 1993.
- Un estudio de una empresa de Kansas City no encontró evidencia de un efecto de las líneas de transporte de energía eléctrica sobre el precio de venta o alquiler de propiedades comerciales, apartamentos o viviendas unifamiliares. Sin embargo, una fracción importante de propietarios pensaban que los precios futuros síse verían afectados.
L9) High-voltage overhead lines and the potential risk of cancer in children. Press Release, 27-August-1993, Danish Ministry of Health.
- "Ni los últimos, ni los anteriores informes científicos, muestran que en viviendas cercanas a instalaciones eléctricas de alta tensión el campo magnético de 50 Hz sea cancerígeno para niños... No hay una base científica para fijar límites de exposición al campo magnético... actualmente no hay base para considerar una distancia mínima entre viviendas y líneas aéreas eléctricas de alta tensión existentes."
L10) P.S. Astridge y col.: The response of implanted dual chamber pacemakers to 50 Hz extraneous electrical interference. PACE 16:1966-1974, 1993.
- Se expuso a pacientes con marcapasos a corrientes de 0-600 microA a 50 Hz. Los marcapasos unipolares eran más susceptibles de sufrir interferencias que los bipolares. "Usar un modelo bipolar protege al paciente de interferencias eléctricas en todas las situaciones ambientales excepto las más extremas, como en centrales de generación de electricidad. Sin embargo, se producen comportamientos inadecuados del modelo unipolar con niveles de interferencia que pueden encontrarse en la vida diaria."
L11) D.L. Hayes y R.E. Vlietstra: Pacemaker malfunction. Ann Intern Med 119:828-835, 1993.
- Revisión de las causas de malfuncionamiento de los marcapasos, incluyendo fuentes ambientales de interferencia electromagnética. "No se ha observado, y es poco probable que ocurra, un daño permanente en marcapasos implantados como consecuencia de equipos eléctricos comunes en el domicilio o el trabajo. La situación más frecuente es la de interferencia temporal... Para un pequeño subgrupo de pacientes existen restricciones potencialmente significativas. Cada circunstancia es diferente y engloba decisiones por parte del paciente y del médico. En pacientes que trabajan en ambientes con equipos capaces de provocar una interferencia electromagnética significativa, por ejemplo, motores pesados o soldadura de arco; la interferencia temporal con la actividad del marcapasos puede tener como consecuencia la inhibición del marcapasos."
L12) Magnetic fields and potential health risks based on what we know in May 1994. National Electricity Safety Board, Stockholm, 1994.
- " Nuestro conocimiento actual sobre cómo los campos magnéticos afectan a las personas es insuficiente. Por lo tanto, no tenemos base suficiente para establecer valores límite. Pero la sospecha de una conexión entre campos magnéticos y cáncer es tal que recomendamos una cierta precaución. Por lo tanto,... si esto puede llevarse a cabo con un coste razonable, se debería intentar diseñar y/o situar nuevas líneas e instalaciones eléctricas de forma que los campos magnéticos estén restringidos... En nuestra sociedad debemos evaluar constantemente cuánto dinero invertimos en salud y medio ambiente... Por lo que sabemos hasta el momento, los campos magnéticos generados por las líneas eléctricas podrían causar dos casos de leucemia infantil al año [en Suecia]. Los costes para eliminar esos eventuales casos son muy elevados. En tal situación, puede que sea más urgente reducir el número de casos de cáncer causados por el radón... o reducir el número de accidentes de tráfico."
L13) D.G. Altman y col.: Dangers of using "optimal" cutpoints in the evaluation of prognostic factors. J Natl Cancer Inst 86:829-835, 1994.
- La búsqueda de un valor de corte que maximize las diferencias puede dar lugar a un incremento importante de falsos positivos. "Recomendamos que los autores... usen valores de corte predeterminados... Si es posible, la elección de los valores de corte debe guiarse por razonamientos biológicos... Pensamos que el llamado valor de corte 'óptimo' no debe usarse. Si se usa, el valor de p debe ser corregido."
L14) H.P. Beck-Bornholdt y HH Dubben: Potential pitfalls in the use of p-values and in interpretation of significance levels. Radiother Oncol 33:171-176, 1994.
- "En un análisis multiparamétrico de datos clínicos la posibilidad de que se obtenga un resultado significativo, sólo por azar aumenta considerablemente con el número de análisis que se hagan. Esto puede compensarse ajustando los valores de p."
L15) S. Greenland: A critical look at some popular meta-analytic methods. Amer J Epidemiol 140:290-296, 1994.
- Revisión de las técnicas de meta-análisis modernas, con una discusión de sesgos y posibles problemas. "El meta-análisis es esencial para conseguir resúmenes replicables de los resultados de los estudios y valioso para descubrir patrones... Un buen meta-análisis resaltará y delineará los componentes subjetivos de estos procesos y buscará intensamente la heterogeneidad. Desafortunadamente, estos objetivos no se alcanzan siempre..."
L16) L.J. Kinlen: Epidemiological evidence for an infective basis in childhood leukaemia. Br J Cancer 71:1-5, 1995.
- Breve revisión de la evidencia para una base infecciosa de la leucemia infantil.
L17) D.A. Savitz y A.F. Olsham: Multiple comparisons and related issues on the interpretations of epidemiologic data. Amer J Epidemiol 142:904-908, 1995.
- Se argumenta que la existencia de múltiples comparaciones e hipótesis a posteriori no necesariamente afecta a la significación estadística de los estudios epidemiológicos. Los autores argumentan que "la preocupación sobre las múltiples comparaciones no está justificada..." y que "cómo y cuándo se ideó la recogida y análisis de los datos es irrelevante para evaluar la validez del resultado..." Sin embargo, los autores también hacen notar que, "consideraciones estadísticas aparte, pedir a un estudio que proporcione asociaciones (¿Hay algo en estos datos?) es una estrategia de investigación muy pobre."
L18) E. Farber: Cell proliferation as a major risk factor for cancer: A concept of doubtful validity. Cancer Res 55:3759-3762, 1995.
- "Se está proponiendo en la actualidad que la presencia de proliferación celular, en sí misma, o estimulación de la proliferación celular en un tejido quiescente... deberían constituir una preocupación para el desarrollo de un cáncer... Sin embargo, el que la proliferación celular por sí misma sea un factor de riesgo en el largo proceso del desarrollo del cáncer es algo que no se ha demostrado..."
L19) The Criteria Group for Physical Risk Factors: Magnetic fields and Cancer - a criteria document. Sweden, 1995.
- "Este documento resume ciertos aspectos sobre si existe respaldo científico para establecer límites de exposición laboral a campos magnéticos de baja frecuencia... Hay una falta de conocimientos en lo concerniente a la manera relevante de medir la exposición... Una evaluación conjunta de los estudios, tanto en animales como experimentales, señala que la exposición laboral posiblemente pueda ser un carcinógeno humano. Sin embargo, faltan datos para determinar si existe una relación dosis respuesta... Los datos científicos son insuficientes para establecer límites de exposición."
L20) O. Axelson: Cancer risks from exposure to radon in homes. Environ Health Perspec 103 (Suppl 2):37-43, 1995.
- "La exposición a radón y sus productos de desintegración en las minas es un conocido factor de riesgo de cáncer de pulmón en mineros... El radón en el interior de las viviendas empezó a ser una preocupación en los años 70... [pero] la estimación de la exposición sigue siendo un tema difícil e incierto en estos estudios, la mayoría de los cuales indica un exceso de riesgo de cáncer de pulmón por el radón en las viviendas... Más recientemente ha habido algunos estudios... que sugieren que otros cánceres pueden estar asociados al radón en las viviendas, especialmente leucemia, cáncer de riñón, melanoma maligno y otros. Sin embargo, los datos son menos consistentes y más inciertos que para el radón en viviendas y el cáncer de pulmón; a este respecto, no hay una clara evidencia a partir de los estudios en mineros."
L21) E.R. Adair: Electrophobia. IEEE Eng Med Biol 15(Jul/Aug):91-101, 1996.
- Breve historia del miedo a la electricidad, con una discusión de qué papel podrían y/o deberían tener los científicos para combatir este miedo. "La ignorancia del público sobre la ciencia básica y la tecnología impide cualquier intento de explicar en términos llanos cómo la energía electromagnética interacciona con el cuerpo humano."
L22) W.A. Fannucchi: Regulatory policy for EMF. IEEE Eng Med Biol 15(Jul/Aug):71-76, 1996.
- Análisis del tema del cáncer y las líneas eléctricas desde la perspectiva de un legislador. "Para los legisladores, la mejor salida a este tema sería que la comunidad científica llegara a un claro consenso y concluyera que la exposición a campos eléctricos y magnéticos generados por las líneas eléctricas no representan un riesgo para la salud humana. Incluso una conclusión de que realmente hay efectos en la salud sería un alivio. Por lo menos podríamos tener una imagen clara de la verdadera naturaleza del problema..."
L23) M.A. Warnquist y col.: The role of science in EMF litigation. IEEE Eng Med Biol 15(Jul/Aug):61-70, 1996.
- Revisión de los diferentes tipos de acciones legales sobre campos eléctricos y magnéticos, incluyendo un análisis de los diferentes temas sacados en cada una de ellas y el estado actual (a primeros de 1996) de las mismas.
L24) R.D. Miller: Unfounded fears: The great power-line cover-up exposed. IEEE Eng Med Biol Jan/Feb:116-120 and Mar/Apr:106-115, 1996.
- Revisión crítica del libro de Brodeur de 1993, "La gran conspiración de las líneas eléctricas". "El señor Brodeur simplifica en exceso la ciencia sobre los efectos en la salud de los campos de frecuencia industrial con el fin de apoyar su tesis, con errores y presentaciones erróneas a lo largo del texto... No ha investigado en profundidad el tema. El libro revela una falta de comprensión de la epidemiología, aun cuando su tesis depende en gran medida de los datos epidemiológicos... Presentaciones unilaterales como la que el señor Brodeur hace en su libro no sirven para revelar verdaderamente al público la probabilidad real de un riesgo. En vez de eso, malinforman y enardecen, malgastando recursos y produciendo sólo controversias."
L25) S. Liden: "Sensitivity to electricity" - a new environmental epidemic. Allergy 51:519-524, 1996.
- Revisión de la historia y publicaciones científicas sobre "sensibilidad a la electricidad". El autor considera que el síndrome es, muy probablemente, una enfermedad psicosomática, e incluye una historia de síndrome similares.
L26) B.E. Butterworth y col.: A strategy for establishing mode of action of chemical carcinogens as a guide for approaches to risk assessments. Cancer Letters 93:129-146, 1995.
- Análisis actualizado de carcinógenos genotóxicos frente a no genotóxicos (epigenéticos), incluyendo una discusión del hecho de que los carcinógenos no genotóxicos a menudo tienen un umbral para producir efectos.
L27) Swedish Occupational Health and Safety Administration: Low-frequency electrical and magnetic fields - the precautionary principle for national authorities - guidance for decision-makers. Swedish Occupational Health and Science Administration, 1996.
- "Las autoridades nacionales [Suecas] se unen al recomendar el siguiente principio de cautela: Si se pueden adoptar medidas para reducir la exposición con un gasto razonable y con consecuencias razonables en todos los demás aspectos, debería hacerse un esfuerzo para reducir campos que se desvíen radicalmente de lo que se considere normal en el ambiente en cuestión."
L28) G.M. Williams y col.: Epigenetic carcinogens: evaluation and risk assessment. Exper Toxicol Pathol 48:189-195, 1996.
- "Se ha demostrado que muchos de los productos químicos que producen tumores en animales de experimentación actúan por mecanismos epigenéticos que no involucran un ataque del producto al ADN... Tales mecanismos indirectos requieren exposiciones prolongadas a niveles altos del producto para la generación de tumores. Para productos químicos que son cancerígenos de esta forma el mecanismo no funcionaría por debajo de un valor umbral... además, y en contraste con mecanismos que reaccionan con el ADN, los efectos epigenéticos pueden ser específicos de la especie usada para el experimento."
L29) I. Langmuir: Pathological science. Physics Today, October 1989:36-48, 1989.
- En una famosa conferencia impartida en 1953, el Premio Nobel Irving Langmuir señaló los siguientes síntomas de lo que denominó "Ciencia patológica":
a) El máximo efecto obervado lo produce un agente causal de intensidad casi indetectable.
b) La magnitud del efecto es esencialmente independiente de la intensidad de la causa.
c) El efecto es de una magnitud tal que permanece cercano al límite de detectabilidad o son necesarias muchas medidas por la baja significación estadística de los resultados.
d) Se exige una gran precisión.
e) Se postulan fantasticas teorías contrarias a la experimentación.
f) Las críticas se combaten con excusas pensadas en el momento.
g) La tasa de defensores ante las críticas crece hasta cerca del 50% y después cae gradualmente hasta el olvido.
L30) Y. Hamnerius y col.: Double-blind provocation study of hypersensitivity reactions associated with exposure to electromagnetic fields from VDUs. Royal Swedish Academy of Sciences Report 2:67-72, 1997.
- Las personas que dicen ser hipersensibles a los campos eléctricos y magnéticos generados por pantallas de visualización fueron sometidas a una prueba para ver si podían detectar los campos. Ninguno de los 30 pudieron detectar los campos mejor de lo esperable por simple azar.
L31) J.R. Ashley: The safety of overhead power lines. IEEE Engineering in Medicine and Biology 16 (Jan/Feb):25-28, 1997.
- "...hay un riesgo demostrado para la salud pública asociado con residir cerca de líneas eléctricas aéreas trifásicas de 50-60 Hz... La verdadera explicación eléctrica de por qué residir cerca de líneas eléctricas aéreas trifásicas dobla, por lo menos, el riesgo de leucemia infantil es más probable que se deba a la densidad de corriente inducida por el campo eléctrico cerca de la línea eléctrica [que por el campo magnético."
L32) D. Loomis, S.R. Browning y col: Cancer mortality among electric utility workers exposed to polychlorinated biphenyls. Journal of Occupational and Environmental Medicine 54:720-728, 1997
- La exposición laboral a PCB está débilmente asociada con un incremento de melanomas malignos, pero no se ha obervado incremento en la tasa global de cáncer, tumores cerebrales, leucemia, linfomas o cáncer de hígado.
L33) J.H. Lubin y col.: Case-control study of childhood acute lymphoblastic leukemia and residential radon exposure. Journal of the National Cancer Institute 90:294-300, 1998.
- Estudio caso-control que no encuentra ninguna asociación entre exposición a radón y leucemia infantil.
L34) D. Vergano: EMF researcher made up data, ORI says. Science 285:23-25, 1999.
- Robert Liburdy, un biólogo conocido por su trabajo sobre los efectos biológicos de los campos de frecuencia industrial renunció a su defensa en la demanda planteada por la Oficina de Integridad Científica de Estados Unidos por "mala conducta científica... por falsificar e inventar datos y reclamaciones intencionadamente" en dos artículos de 1992. Más tarde, Liburdy acordó pedir a las revistas que retractaran algunos datos. Los artículos en cuestión presentaban datos que sugerían que los campos de frecuencia industrial podrían afectar al flujo de iones calcio a travis de la membrana celular. Ver también L35.
L35) R.P. Liburdy: Calcium and EMFs: Graphing the data. Science 285:337, 1999.
- Carta de Robert Liburdy a la revista Science en respuesta a los cargos de inventar datos formulados por la Oficina de Integridad Cientifica de Estados Unidos. (ver L34).
L36) R. Doll: The Seascale cluster: a probable explanation. Br J Cancer 81:3-5, 1999.
- "Puede que haya llegado el momento de que la hipótesis de Kinlen de la mezcla poblacional como causa de la leucemia infantil se considere establecida. Queda el problema biológico de identificar el agente causal."Ver L16.
L37) H.O. Dickinson y L. Parker: Quantifying the effect of population mixing on childhood leukaemia risk: the Seascale cluster. Br J Cancer 81:144-151, 1999.
- La incidencia de leucemia linfobástica aguda estaba significativamente aumentada entre los niños nacidos en areas con los mayores niveles de mezcla poblacional.
L38) J. Silny: Electrical hypersensitivity in humans - Fact or fiction? Zbl Hyg Umweltmed 202:219-233, 1999.
- "La hipersensibilidad eléctrica no puede explicarse con los mecanismos conocidos y validados de la influencia de los campos electromagnéticos en humanos." El autor hace notar también que la prevalencia del síndrome varía en un factor de 1.000 entre países que tienen niveles de campo y situaciones de exposición similares, y que tanto los síntomas como el tipo de campo que se dice causa los síntomas varía mucho de un país a otro.
L39) Office of Research Integrity: Pioneering data on EMF effects was falsified and fabricated. ORI Newsletter 7(4):1-7, 1999.
- "En primer lugar, éste no es un caso sobre interpretación de datos o técnicas gráficas... La evidencia demuestra que el Dr. Liburdy fabricó o falsificó intencionadamente los datos presentados en las figuras." "Segundo, los propios expertos del Dr. Liburdy no revisaron todos los datos..." "Tercero, ORI cree que la falsificación de datos en estas tres figuras menoscaba la validez de las conclusiones científicas de estos dos artículos."
L40) U. Kaletsch, P. Kaatsch y col.: Childhood cancer and residential radon exposure -- results of a population based case-control study in Lower Saxony (Germany). Radiat Environ Biophys 38:211-215, 1999.
- Estudio caso-control sobre radón y cáncer infantil que no encuentra ninguna asociación significativa para leucemia o tumores cerebrales.
L41) M. Steinbuch, C.R. Weinberg y col.: Indoor residential radon exposure and risk of childhood acute myeloid leukaemia. Br J Cancer 81:900-906, 1999.
- Estudio caso-control sobre exposición doméstica a radón y leucemia que no encuentra ninguna asociación significativa.
L42) C. Graham, M.R. Cook y col.: Human exposure to 60-Hz magnetic fields: neurophysiological effects. Int J Psychophysiol 33:169-175, 1999.
- Voluntarios (hombres y mujeres) expuestos a campos de 14 ó 28 microT a 60 Hz durante 45 minutos no mostraron efectos neurofisiológicos, y no fueron capaces de sentir la exposición. Según los autores, los resultados "no apoyan la hipótesis de que la transmisión de la información sensorial a los centros corticales apropiados se ralentice o distorsione por exposición a campos magnéticos de frecuencia industrial a intensidades como las de ambientes laborales."
L43) C. Graham y M.R. Cook: Human sleep in 60 Hz magnetic fields. Bioelectromag 0:277-283, 1999.
- Se expusieron voluntarios durante la noche a campos de 28 microT a 60 Hz. La exposición intermitente disminuyó el tiempo de sueño, pero la exposición continua no tuvo efectos.
L44) C. Graham, A. Sastre y col.: Heart rate variability and physiological arousal in men exposed to 60 Hz magnetic fields. Bioelectromag 21:480-482, 2000.
- Se expusieron voluntarios a campos de 28 microT a 60 Hz durante 8 horas por la noche. No se observaron cambios en la tasa de variabilidad de la frecuencia cardíaca.
L45) C. Graham, A. Sastre y col.: Exposure to strong ELF magnetic fields does not alter cardiac autonomic control mechanisms. Bioelectromag 21:413-421, 2000.
- Se expusieron voluntarios a campos de 127 microT a 60 Hz de forma continua o intermitente durante 8 horas por la noche. No se observaron cambios en la tasa de variabilidad de la frecuencia cardíaca.
L46) J.P. McLaughlin y G. Gath: Radon progeny activities in the vicinity of high voltage power lines. Radiat Protec Dosim 82:257-262, 1999.
- Las mediciones han mostrado la ausencia de incremento de los productos de la desintegración del radón a lo largo de las líneas eléctricas de 400 kV.
L47) J. Swanson y D. Jeffers: Possible mechanisms by which electric fields from power lines might affect airborne particles harmful to health. J Radiol Prot 19:213-229, 1999.
- Según los autores, hay tanto consideraciones teóricas como evidencias experimentales de que ninguno de los mecanismos postulados por Henshaw y Fews debería conllevar efectos adversos para la salud, principalmente porque "los efectos producidos son muy pequeños y son abolidos por las corrientes de aire o por la gravedad, y porque las personas pasan un tiempo muy limitado bajo las condiciones de exposición relevantes". Los autores además apuntan que "la evidencia experimental también está en contra de efectos adversos para la salud... [y que] aún si se produjeran efectos para la salud, estos serían diferentes de los sugeridos por la epidemiología existente."
L48) T.W. Dawson, M.A. Stuchly y col.: Pacemaker interference and low-frequency electric induction in humans by external fields and electrodes. IEEE Trans Biomed Eng 47:1211-1218, 2000.
- Los cálculos indican que pueden darse interferencias con un marcapasos cardíaco con campos eléctricos de 60 Hz a intensidades tan bajas como 5,7 kV/m.