F) Biofísica y dosimetría de los campos de frecuencia industrial

F2) W.E. Feero: Electric and magnetic field management. Amer Indust Hygiene Assoc J 54:205-210, 1993.
- Comentarios sobre técnicas para reducir campos magnéticos de frecuencia industrial, incluyendo aspectos como cancelación y apantallamiento.
F3) R.K. Adair: Constraints on biological effects of weak extremely-low-frequency electromagnetic fields. Phys Rev A 43:1039-1048, 1991.
- El efecto de los campos de frecuencia industrial ambientales en las células "es menor que el ruido térmico..." Para conseguir un efecto se necesita un mecanismo de resonancia, y "esas resonancias son incompatibles con las características de las células... por lo tanto, cualquier efecto de campos débiles (por debajo de 50 microT) de frecuencia extremadamente baja a nivel celular debe buscarse fuera del panorama de la física convencional."
F4) J.L. Kirschvink y col.: Magnetite in human tissues: A mechanism for the biological effects of weak ELF magnetic fields. Bioelectromag Suppl 1:101-113, 1992.
- Cálculo de que células que contengan partículas de magnetita podrían responder a campos de frecuencia extremadamente baja y provocar cambios en canales iónicos, si estuvieran mecánicamente controlados por estos "magnetosomas". El modelo requiere campos de frecuencia industrial del orden de 60 microT para conseguir efectos detectables.
F5) R.K. Adair: Criticism of Lednev's mechanism for the influence of weak magnetic fields on biological systems. Bioelectromag 13:231-235, 1992.
- Revisión de los múltiples problemas biológicos y biofísicos del mecanismo de resonancia de ciclotrón propuesto por Lednev. "Muestro que, por cuatro razones independientes, tal mecanismo no puede funcionar."
F6) T. Dovan y col.: Repeatability of measurements of residential magnetic fields and wirecodes. Bioelectromag 14:145-159, 1993.
- Repetición de las medidas en las casas incluidas enel estudio de Savitz [C6] que encontró que ni los campos medidos ni el código de cables había cambiado significativamente en los últimos 5 años.
F7) W.T. Kaune: Assessing human exposure to power-frequency electric and magnetic fields. Environ Res 101 (Suppl 4):121-133, 1993.
- Revisión de los niveles de campo eléctrico y magnético en ambientes laborales y residenciales, y de temas de actualidad sobre dosimetría.
F10) W.T. Kaune y col.: Development of a protocol for assessing time-weighted-average exposures of young children to power-frequency magnetic fields. Bioelectromag 15:33-51, 1994.
- El promedio de exposición residencial fue 0,1 microT, con una variación entre 0,02 y 0,7 microT. El código de cables se correlacionaba con la exposición personal de 24 horas, pero contribuía sólo en un 18% de la variabilidad en los campos medidos. Ninguna característica de los campos magnéticos se correlacionaba de forma importante con el código de cables.
F11) J.D. Sahl y col.: Exposure to 60 Hz magnetic fields in the electric utility work environment. Bioelectromag 15:21-32, 1994.
- La exposición media variaba de menos de 0,2 microT en administrativos, a más de 1,5 microT en electricistas y trabajadores de subestaciones. La exposición diaria máxima típica era de 4-7 microT, pero en raras ocasiones se registraron exposiciones superiores a 15 microT.
F12) R.K. Adair: Constraints of thermal noise on the effects of weak 60-Hz magnetic fields acting on biological magnetite. Proc Nat Acad Sci USA 91:2925-2929, 1994.
- "Se generalizan y amplían los cálculos previos de los límites impuestos por el ruido térmico a los efectos de campos de 60 Hz débiles sobre la magnetita biológica... Los resultados indican que la energía transmitida a las partículas de magnetita por campos de menos de 5 microT... será mucho menor que la energía del ruido térmico... Sin embargo, los argumentos aquí presentados no excluyen efectos de campos de 60 Hz más intensos."
F13) C. Polk: Effects of extremely-low-frequency magnetic fields on biological magnetite. Bioelectromag 15:261-270, 1994.
- El autor discrepa del análisis de Adair [F12] sobre la biofísica de la interacción de los campos de frecuencia extremadamente baja con la magnetita biológica. Polk afirma que las conclusiones de Adair dependen mucho de lo que se asuma sobre viscosidad citoplasmática y argumenta que el modelo permitiría interacciones a niveles de hasta 2 microT.
F15) Testing and evaluation of magnetic field meters. Electrical Power Research Center, Ames, Iowa, 1994.
- Evaluación de medidores representativos entre los disponibles en la actualidad e información básica sobre otros modelos. Además de las pruebas normales de funcionamiento, cada medidor se clasifica para su uso por un experto, un no experto y una persona normal.
F16) D.A. Savitz y col.: Correlations among indices of electric and magnetic field exposure in electric utility workers. Bioelectromag 15:193-204, 1994.
- Se realizaron dosimetrías detalladas de la exposición de trabajadores eléctricos. La exposición a campos eléctricos y magnéticos sólo se correlacionaba muy débilmente. Los promedios medidos fueron de 55 V/m y 0,9 microT; las medias geométricas eran 7 V/m y 0,3 microT; los percentiles 90 eran 144 V/m y 1,9 microT.
F17) R.D. Astumian y col.: Rectification and signal averaging of weak electric fields by biological cells. Proc Nat Acad Sci USA 92:3740-3743, 1995.
- "Los campos eléctricos oscilantes pueden ser rectificados por las proteínas de las membranas celulares para dar lugar al transporte de una sustancia a través de la membrana o a la conversión neta de un sustrato en un producto. Esto proporciona la base para la promediación de la señal... consideramos los límites impuestos por el ruido térmico y biológico... Los resultados numéricos indican que es difícil compaginar los efectos biológicos con campos de baja intensidad."
F18) B. Brocklehurst y K.A. McLauchlan: Free radical mechanism for the effects of environmental electromagnetic fields on biological systems. Int J Radiat Biol 69:3-24, 1996.
- Examen de los efectos del campo magnético en las reacciones de los pares de radicales como un mecanismo por el cual los niveles ambientales de campo magnético podrían afectar a los sistemas biológicos. Los efectos son teóricamente posibles hasta el nivel del campo geomagnético, y los autores demuestran efectos con campos estáticos de hasta 100 microT.
F19) P.A. Valberg: Designing EMF experiments: What's required to characterize "exposure"? Bioelectromag 16:396-401, 1996.
- Detallada revisión de los parámetros que se requieren para caracterizar completamente la exposición a campos de frecuencia industrial.
F20) T. Martinson y col.: Power lines and ionizing radiation. Health Phys 71:944-946, 1996.
- Se realizaron medidas de radiación ionizante a nivel del suelo a lo largo de líneas de alta tensión. No había relación entre la distancia a la línea y la dosis de radiación, y la dosis no dependía de si la línea llevaba energía o no.
F21) L.I. Kheifets y col.: Wire codes, magnetic fields, and childhood cancer. Bioelectromag 18:99-110, 1997.
- "La falta de una relación consistente entre el riesgo de cáncer infantil y las medidas de la exposición a campos magnéticos, en contraste con la relación entre códigos de cable y cáncer, es paradójica. Basándonos en los datos disponibles, no podemos concluir que esto se deba a que los códigos de cables proporcionen una estimación mejor y más estable de la exposición media a campo magnético."
F22) A.W. Preece y col.: Magnetic fields from domestic appliances in the UK. Phys Med Biol 42:67-76, 1997.
- Sólo unos pocos electrodomésticos generan campos superiores a 0,2 microT a 1 metro: hornos microondas, lavadoras, lavavajillas, abrelatas, bombas de las unidades de calefacción central y bombas de aire de peceras. Un estudio sobre amas de casa con niños pequeños encontró que la exposición media era de 0,067 microT, de la cual aproximadamente 0,023 microT parece provenir de los electrodomésticos.
F23) P.A. Valberg y col.: Can low-level 50/60-Hz electric and magnetic fields cause biological effects. Radiat Res 148:2-21, 1997. - Los autores concluyen que: "basándonos en los conocimientos actuales de la física y biología, los efectos biológicos en personas debidos a la exposición a campos electromagnéticos de frecuencia extremadamente baja de los niveles encontrados en viviendas no son plausibles". Aun a niveles de 100 microT y 1 kV/m no se puede identificar un mecanismo plausible. Nota: El Dr. Valberg y col. no dicen que los efectos de los campos de frecuencia industrial sean imposibles, sólo dicen que no hay nada en lo que sabemos de la interacción entre campos electromagnéticos con materiales biológicos que pueda explicar las asociaciones epidemiológicas.
F24) P. Burgess y col.: Cosmic radiation and powerlines. Radiol Protec Bul 131:17-19, 1994.
- Medidas de radiación ionizante efectuadas bajo líneas de 11 kV y 440 kV. No se encontró ningún efecto de las líneas sobre los niveles de radiación ionizante.
F25) J. Swanson: Long-term variations in the exposure of the population of England and Wales to power-frequency magnetic fields. J Radiol Protec 16:287-301, 1996.
- Estimación del cambio en la exposición residencial a campos de frecuencia industrial en el Reino Unido entre 1949 y 1989. En conjunto, la exposición residencial promedio se estima que se ha incrementado en un factor de 4,5; dándose la mayor parte del incremento a partir de 1970.
F26) R.K. Adair: A physical analysis of the ion parametric resonance model. Bioelectromag 19:181-191, 1998.
- "La base física del modelo de resonancia paramagnética iónica... [indica] que ninguna combinación de campos magnéticos alternos (AC) y continuos (DC) débiles puede modificar el ritmo de transición al estado fundamental de los iones excitados... El modelo no puede explicar ningún efecto biológico atribuido a campos magnéticos de muy baja frecuencia".
F27) R.W.P. King: Fields and currents in the organs of the human body when exposed to power lines and VLF transmitters. IEEE Trans Biomed Eng 45:520-530, 1998.
- Análisis teórico que argumenta que los campos eléctricos generados por líneas eléctricas inducirán unas corrientes en el organismo mayores que las de los campos magnéticos generados por las líneas, y que las casas de madera/ladrillo no apantallan su interior de los campos eléctricos de frecuencia industrial. Incluye unos comentarios de Adair y Foster que están en desacuerdo con ambos puntos, tanto por razones teóricas como experimentales.
F28) P. Chadwick y col.: Magnetic fields on British trains. Ann Occup Hygiene 5:331-335, 1998.
- Los trenes eléctricos son una fuente de exposición a campos tanto estáticos como de frecuencia industrial. A la altura de los asientos en el interior de un compartimento de pasajeros el campo estático puede alcanzar 0,2 miliT, y el campo de frecuencia industrial puede alcanzar 60 microT. Lo niveles reales de exposición dependen mucho del diseño del equipamiento y la localización dentro del tren.
F29) G. George: Line designs reduce EMF emissions. Trans Dist World, April 1998; 68-72.
- Breve discusión técnica sobre las técnicas para reducir el campo magnético generado por las líneas eléctricas de transporte, incluye una discusión sobre líneas aéreas frente a líneas subterráneas.
F30) J.C. Weaver y col.: Theoretical limits on the threshold for the response of long cells to weak extremely low frequency electric fields due to ionic and molecular flux rectification. Biophys J 75:2251-2254, 1998.
- Un análisis teórico de los efectos de los campos de frecuencia industrial en los canales de la membrana muestra que los efectos requerirían un campo de 600 microT. Los autores concluyen: "a no ser que intervenga un gran sistema multicelular, organizado y eléctricamente amplificado, como la ampolla de Lorenzini [el órgano sensible al campo eléctrico de algunos peces]... el mecanismo biofísico de las macromoléculas dependientes del voltaje de las membranas de las células puede descartarse como una base para posibles efectos de campos eléctricos y magnéticos débiles de frecuencia extremadamente baja."
F31) J.C.H. Miles y R.A. Algar: Measurements of radon decay product concentrations under power lines. Radiation Protection Dosimetry 74:193-194, 1997.
- Medidas directas de los productos de decaimiento del radón muestran que no hay un incremento bajo las líneas eléctricas de alta tensión.
F32) C. Eichwald y J. Walleczek: Magnetic field perturbations as a tool for controlling enzyme-regulated and oscillatory biochemical reactions. Biophys Chem 74:209-224, 1998.
- Un análisis teórico sugiere que campos de frecuencia industrial tan bajos como 1.000 microT podrían ser capaces de perturbar las reacciones bioquímicas a través del mecanismo de pares de radicales.
F33) R.K. Adair: Effects of very weak magnetic fields on radical pair reformation. Bioelectromag 20:255-263, 1999.
- Una revisión de la física de la recombinación de pares de radicales indica que: "incluso bajo condiciones singularmente favorables no es de esperar que campos tan bajos como 5 microT puedan cambiar la tasa de recombinaciones ni un 1%" y que "no es de esperar que campos magnéticos ambientales mucho más débiles que el campo terrestre puedan afectar a la biología de forma significativa modificando las probabilidades de recombinación."
F34) J.C. Weaver, T.E. Vaughan y col.: Biological effects due to weak electric and magnetic fields: The temperature variation threshold. Biophys J 76:3026-3030, 1999.
- "Para la sensibilidad típica a la temperatura de los procesos biológicos, las variaciones realistas de la temperatura durante exposiciones a largo plazo incrementan el umbral de la exposición [para efectos biológicos de los campos de frecuencia extremadamente baja] en dos o tres órdenes de magnitud por encima de un valor fundamental, independientemente del mecanismo biofísico de acoplamiento... Nuestros resultados reducen significativamente la plausibilidad de los efectos en sistemas biológicos no sensibles debidos a exposiciones prolongadas a campos débiles".
F35) W.T. Kaune, T.D. Bracken y col.: Rate of occurrence of transient magnetic field events in U.S. residences. Bioelectromagnetics 21:197-213, 2000.
- Estudio de transitorios magnéticos en domicilios. Estos transitorios se producen cuando los circuitos eléctricos se encienden y apagan. Tienen un cierto interés porque inducirían dentro del cuerpo humano campos eléctricos superiores a los que inducirían los campos de frecuencia industrial de intensidad similar. Las casas situadas en áreas urbanas tenían más transitorios que las rurales. Según los autores, su estudio "no proporciona mucho apoyo a la hipótesis de que los campos magnéticos transitorios son la exposición que explica las asociaciones... entre cáncer infantil y residencia [en casas con códigos de cables altos]".
F36) K.C. Jaffa, H. Kim y col.: The relative merits of contemporary measurements and historical calculated fields in the Swedish childhood cancer study. Epidemiology 11:353-356, 2000.
- "...los campos históricos promedio calculados, que se usan mucho para estimar la exposición biológicamente relevante a campos electromagnéticos, pueden ser menos exactos que las medidas realizadas en el momento... Utilizamos datos del estudio de Feychting y Ahlbom... [para] mostrar cómo los dos tipos de medida pueden producir estimaciones de riesgo divergentes y mostramos cómo en el estudio de Feychting y Ahlbom la medida menos exacta, el promedio de los campos históricos calculados, puede haber dado lugar a un aumento espúreo de la estimación del riesgo..."
F37) R.W. Eveson, C.R. Timmel y col.: The effects of weak magnetic fields on radical recombination reactions in micelles. Int J Radiat Biol 76:1509-1522, 2000.
- En un modelo experimental la exposición a campos magnéticos pulsados de 2 Hz pudo producir efectos en las reacciones de los radicales libres a intensidades de campo tan bajas como 1.000-2.000 microT.