El creacionismo ¡vaya timo!

Sección: 
ARTÍCULOS
Pagina final: 
93
pinchar aqui para descargar pdf

Recomendamos la lectura de este artículo en formato pdf, respetando su maquetado original.
Para ello pinche en la imagen de la primera página que aparece arriba.
Para facilitar su difusión, proporcionamos también la versión del artículo en html y texto, pero tenemos que advertirle que su extracción ha sido realizada por herramientas automáticas y puede que no conserve completamente la composición original.

Enlace al artículo en html (en nueva ventana):  El creacionismo ¡vaya timo!
Texto plano (desmaquetado) del artículo :  Mostrar el texto plano (segunda vez esconde)

EL CREACIONISMO ¡VAYA TIMO! Ernesto Carmena En este texto, el autor, se dirige a un imaginario amigo creacionista al que trata de explicar las razones por las cuales piensa que las creencias contrarias a la teoría de la evolución no son correctas en absoluto. transcurría el año 2002. La evolución, entendida como parentesco y transformación de los seres vivos, es considerada un hecho por toda la comunidad científica mundial desde hace aproximadamente 125 años. ¿SÓLO UNA TEORÍA? Las pruebas que presentaron Darwin y otros científicos que le siguieron "Este libro de texto contiene material resultaron abrumadoras. sobre evolución. La evolución es una teoría, no un hecho, acerca del origen "Bueno, es una teoría. Es una teoría de los seres vivos. Este material debe científica solamente, y en los últimos ser abordado con una mente abierta, años ha sido cuestionada en el estudiado con precaución y conside- mundo de la ciencia; es decir, la rado de un modo crítico". comunidad científica ya no cree que sea tan infalible como en otros tiemEsta advertencia figuraba en una pos". Esta perlita la soltó Ronald pegatina que las escuelas de Cobb Reagan, una de esas agudas lumbreCounty (EEUU) tuvieron que adhe- ras que el pueblo estadounidense rir obligatoriamente a los libros de elige de vez en cuando como presiBiología. Los funcionarios del Con- dentes. Los creacionistas -Reagan lo sejo de Educación apaciguaban de era- insisten hasta la náusea en que la este modo a 2.000 padres de alum- evolución es una teoría y no un nos, creacionistas devotos, quienes hecho, afirmación más falsa que un habían protestado indignados porque euro con la cara de Pedro Picapiedra. la evolución se explicaba en los La evolución es tan hecho como la libros como si fuera un hecho. Algo, esfericidad de la Tierra o su giro alrepor otra parte, perfectamente normal: dedor del Sol (lo siento por los chiReproducción, con todos los permisos, del capítulo quinto de El creacionismo... ¡Vaya Timo!, de Ernesto Carmena, publicado en la colección "¡Vaya timo!", de Editorial Laetoli, 2006 (10 euros). flados de los geocentristas y terraplanistas). Es tan hecho como el movimiento de los continentes, los elementos químicos, la fotosíntesis, la atracción gravitatoria, la circulación de la sangre o los anillos de Saturno. La evolución es uno más entre centenares de hechos con los que trabaja la ciencia. La aclaración de Gould ¿Y qué es un hecho desde el punto de vista científico? Recuerda que en la ciencia no hay dogmas, contra lo que puedan sostener las personas de mentalidad dogmática (que no conciben otras alternativas intelectuales) y también algún que otro pedante postmoderno. Un científico de pura cepa siempre Para Gould un hecho científico era algo "confirmado hasta tal punto que sería perverso no aceptarlo provisionalmente". el escéptico 90 El creacionsimo ¡VAYA TIMO! admitirá la posibilidad de estar equivocado con respecto a esos hechos... pero querrá ver pruebas muy contundentes en contra de ellos, precisamente porque las pruebas que le llevaron a aceptarlos como tales eran terriblemente contundentes. Stephen Jay Gould, paleontólogo y genial divulgador, escribió un ensayo clásico, imprescindible, titulado "La evolución como hecho y como teoría". En él definió el hecho científico como algo "confirmado hasta tal punto que sería perverso no aceptarlo provisionalmente". Y añadió algo doloroso para vosotros: "Supongo que las manzanas podrían empezar a flotar mañana, pero semejante posibilidad no merece igual tiempo de dedicación en las clases de Física". Del mismo modo, tampoco merece incluirse en las clases de Biología la posibilidad de que las especies hayan sido creadas mediante un chasquido de los dedos de Dios. ralizada que vosotros mismos ayudáis a sostener. En primer lugar, tenemos la confusión entre hecho y teoría. Los medios de comunicación, y en ocasiones también los científicos, ya sea por ignorancia o por lapsus, escriben constantemente teoría cuando se están refiriendo al hecho. Por ejemplo: "Según la teoría de la evolución, los organismos se relacionan por una ascendencia común". O también: "La teoría de la evolución afirma que no había humanos hace 65 millones de años". También se confunde entre la Teoría de la Evolución propiamente dicha con multitud de teorías o hipótesis menores sobre parentesco ("la teoría de la evolución nos dice que el Archaeopteryx es el primer ancestro de las aves"); sobre anatomía o adaptación ("según la teoría de la evolución, las plumas surgieron a partir de escamas de reptil deshilachadas"); o, incluso -¡y esto ya es el colmo!sobre la edad de los fósiles ("según la teoría de la evolución, el camarón fósil Antrimpos tiene una edad de 150 millones de años"). En realidad, la dichosa teoría se ocupa de los mecanismos generales de la evolución, no de los casos concretos, y mucho menos de todos esos detalles anatómicos y cronológicos acerca de millones de especies diferentes. No es su misión. Tampoco lo es establecer el árbol genealógico de los seres vivos. Eso corresponde a otras disciplinas y métodos de la biología. Quien mucho abarca, poco aprieta. Los medios de comunicación, y en ocasiones también los científicos, ya sea por ignorancia o por lapsus, escriben constantemente teoría cuando se están refiriendo al hecho evolutivo. En lenguaje popular, "teoría" es un término casi peyorativo. Una teoría es una suposición, generalmente basada en poco más que intuiciones personales no demasiado fiables. ¿Tienes una teoría? Pues seguramente estarás pensando chorradas. Teoría es lo opuesto a un hecho, o algo muy inferior a un hecho. Las personas prácticas van directamente a los "hechos"; las personas fantasiosas tienen teorías. En la ciencia, la cosa cambia totalmente: teorías y hechos son categorías totalmente diferentes. No tiene sentido compararlas para ver cuál de los dos queda mejor parado. Los hechos pueden ser complejos, pero son datos "brutos" del mundo. Las teorías son sistemas que explican, interpretan y esclarecen los hechos; nos dicen cómo y por qué ocurren. El sentido peyorativo del término teoría queda fulminado en la ciencia: podría decirse que construir teorías tan magníficas como la de la Relatividad, la Mecánica Cuántica, la Tectónica de Placas, la Teoría Sintética de la Evolución o la Teoría Atómica es el mayor logro y el objetivo más ambicioso de la investigación científica. Por tanto, la afirmación de que la teoría de la evolución es "sólo una teoría" carece de sentido para un científico con la cabeza bien amueblada. ¿Cómo que sólo? ¿Te parece poco? Sería como decirle a un músico que la Novena sinfonía de 91 A Stephen Jay Gould le teníais hasta el hueso occipital de tanto manipular sus citas y mentir sobre sus declaraciones. No le dejasteis en paz hasta que murió. En su ensayo explicó que llamamos evolución a dos cosas muy distintas: al hecho de la evolución y a la teoría de la evolución. La teoría explica cómo y por qué se produce el hecho. La teoría es prácticamente desconocida salvo para los muy leídos: el hecho forma parte de la culturilla general. La teoría evoluciona y está sujeta a continua revisión y confrontación con otras teorías rivales en la comunidad científica. Los "Sólo una sinfonía" hechos, dice Gould, no salen volan- Finalmente, y aquí radica el meollo do mientras los científicos discuten. del asunto, tenemos la confusión entre dos significados diferentes de ¿En qué consiste la trampa crea- la palabra "teoría": el significado cionista, aparte de negar el hecho popular del hombre de la calle, y el científico evolutivo? Pues en sacar significado de la ciencia o de la filoprovecho de una confusión gene- sofía de la ciencia. el escéptico "se mide constantemente por el nivel de los hechos". Bueno. Luego dice que conviene hablar de las teorías (en plural) de la evolución. Eso es correcto hasta cierto punto, pues actualmente los científicos no tienen mucho donde escoger: trabajan una sola teoría de la que se discuten aspectos importantes, pero que globalmente carece de rivales dignos de mención. Y finalmente encontramos el truquito: esas diferentes teorías de la evolución tan misteriosas se basan, según este papa, en distintas filosofías... que podrían ser de tipo "materialista" o de tipo "espiritualista". ¿Cómo demonios puede existir una teoría científica espiritualista? ¿Acaso una revista profesional admitiría un trabajo en el que se mencionaran almas inmortales o soplos divinos? ¿Podría esa teoría "medirse por el nivel de los hechos"? ¿Quizá se refería a ideas (que no teorías científicas) como las del padre Teilhard de Chardin? Este jesuita se imaginaba la evolución biológica como un desarrollo inexorable de los seres vivos hacia la espiritualidad. En el futuro, todos convergiríamos en un "punto omega" que sería algo así como la unión plena con Dios. Teilhard de Chardin -¡vaya por Dios!- era un poquito hereje y fue denunciado por la Congregación para la Doctrina de la Fe, que no es otra cosa que un nombre actualizado para la vieja Inquisición. Beethoven es "sólo una sinfonía". ma, "hoy [...] nuevos conocimientos llevan a pensar que la teoría de la ¡Se quedaría perplejo! evolución es más que una hipótesis". Más que una hipótesis: la postura Más que una hipótesis, ¡guau! ¡Qué de la Iglesia Católica El papa Karol Józef Wojtyla, autoa- maravilla! Si no fuera porque decir podado Ioannes Paulus PP. II (un eso es como no decir nada (todas las nombre mucho más fetén), o Juan teorías científicas son mucho más Pablo II, como todos sabemos, se que hipótesis). Cualquiera, incluso dirigió en 1996 a la Academia Ponti- un creata como tú, puede elaborar ficia de las Ciencias. Tituló su men- diez, quince, veinte, mil hipótesis saje con una obviedad que ya habían científicas al día. Es un buen ejercirepetido otros predecesores suyos: cio para los niños: pedirles que "La verdad no puede contradecir la inventen hipótesis. Ahora bien, proverdad". El papa tenía en una mano ducir una teoría requiere muchísimo los dogmas de su religión y, en la más trabajo; es harina de otro costal. otra, los descubrimientos de la cien- ¿Acaso el papa lo ignoraba? Me cia, y ambas cosas se contradecían extraña mucho. mutuamente en algunos puntos... Probablemente pensó, "bueno, lo A continuación, Karol se mete en un primero es la Suprema Verdad reve- barullo del copón. Una lectura atenta lada por Dios, o sea, que es cierto por del texto nos obliga a deducir que no narices; respecto a lo segundo, los se estaba refiriendo a la teoría de la descubrimientos científicos, vaya, evolución, sino al hecho. El hecho molaría bastante poder decir que evolutivo de que las especies están también son verdad, aunque sólo emparentadas y se transforman con el tiempo, eso es lo que el papa confuera por cuestión de marketing". sidera "más que una hipótesis". ¿Qué tiene que hacer un papa moderno en estos casos? Pues ser muy Afirma, justo después, que una teoría ambiguo. El citado mensaje de Juan es una elaboración "metacientífica" Pablo II es citado en multitud de tex- (¿y por qué no, simplemente, "cientítos como un ejemplo de apertura de fica"?), que "prueba su validez en la la Iglesia católica porque, según afir- medida en que puede verificarse" y el escéptico 92 Según dijo Juan Pablo II "nuevos conocimientos llevan a pensar que la teoría de la evolución es más que una hipótesis". El creacionsimo ¡VAYA TIMO! Volviendo al hilo: no existen, ni pueden existir en la ciencia teorías que se basen en filosofías espiritualistas. Pero Karol, que en paz descanse, concluye: "las teorías de la evolución que, en función de las filosofías en las que se inspiran, consideran que el espíritu surge de las fuerzas de la materia viva, o que se trata de un simple epifenómeno de esta materia, son incompatibles con la verdad sobre el hombre". Y yo me pregunto, ¿acaso se ocupa la teoría de la evolución de esos asuntos? ¿No es más bien la neurobiología la que estudia y explica la mente humana, y su relación con la materia gelatinosa pero tangible del cerebro, sin necesidad de acudir a ninguna fuerza fantasmagórica? ¿No son la psicología moderna y la etología las que comparan constantemente nuestra conducta con la de los animales que los católicos consideran inferiores? ¿Y qué hay de la paleoantropología y la arqueología, que estudian el surgimiento de las capacidades simbólicas, el altruismo, la compasión y la superstición religiosa en los humaLa Iglesia católica acepnos primitivos? ¿Por qué el Papa dista el hecho evolutivo. para contra la teoría de la evolución, Pero rechaza cualquier que al fin y al cabo se ocupa de mecahipótesis sobre el origen nismos generales? Los casos concredel hombre que se tos y complejos, como la aparición enmarque en la teoría del hombre y de "su espíritu", han de sintética de la evolución explicarse mediante otras muchas o cualquier otra teoría disciplinas, además de la teoría de la evolutiva científica. evolución. ¿No será que Su Santidad no entendía el concepto de teoría y consideraba la evolución del mismo modo que los creatas más burros, es La Iglesia católica, digámoslo claro, decir, como una "doctrina" materia- no tolera la teoría de la evolución. lista y no científica que abarca prácti- ¿Está del lado de la ciencia? ¡Tururú! camente todo? Es difícil interpretar escritos viscoLa Iglesia católica -lo sabemos por sos y ambiguos como el citado menése y otros textos y declaraciones- saje de Juan Pablo II, pero la verdad acepta el hecho evolutivo. Pero, es que no me dan ninguna sensación dado que no admite explicaciones de simpatía o apertura mental hacia que involucran exclusivamente pro- los resultados más sublimes de la cesos naturales, rechazará cualquier investigación científica: las teorías. hipótesis sobre el origen del hombre Que, por su propia naturaleza, están que se enmarque en la teoría sintéti- y estarán siempre libres de espíritus, ca de la evolución o cualquier otra fantasmas o ángeles. Y libres del pesado de Dios. teoría evolutiva científica. 93 el escéptico

autores: 
Página inicial: 
90