Terapias celestiales. Medios de comunicación con el más allá

Sección: 
MUNDO ESCÉPTICO
Pagina final: 
25
pinchar aqui para descargar pdf

Recomendamos la lectura de este artículo en formato pdf, respetando su maquetado original.
Para ello pinche en la imagen de la primera página que aparece arriba.
Para facilitar su difusión, proporcionamos también la versión del artículo en html y texto, pero tenemos que advertirle que su extracción ha sido realizada por herramientas automáticas y puede que no conserve completamente la composición original.

Enlace al artículo en html (en nueva ventana):  Terapias celestiales. Medios de comunicación con el más allá
Texto plano (desmaquetado) del artículo :  Mostrar el texto plano (segunda vez esconde)

mundo escéptico TERAPIAS CELESTIALES MEDIOS DE COMUNICAC Sergio López Borgoñoz Bajo el título "No recéis por mí, gracias", Luis Rojas Marcos, profesor de Psiquiatría de la Universidad de Nueva York, publicó un artículo en el diario español El País el pasado 29 de abril de 2006, en el que comentaba los resultados de un estudio objetivo sobre la eficacia de los efectos curativos de la oración1. La investigación fue llevada a cabo en seis hospitales de los EEUU y publicada por la prestigiosa revista de cardiología The American Heart Journal. os expertos llegaron a la conclusión de que mientras los rezos a espaldas del doliente son inocuos, rezar por un enfermo que ha sido previamente avisado de las oraciones podría llegar a ser, estadísticamente al menos, perjudicial para su salud. llevaban a pensar lo contrario. La oración junto al enfermo -decían- renueva al hombre en lo espiritual, le lleva alivio, serenidad. Es fuente de paz y puede ayudarlo a superar momentos de angustia y desesperación. En esta visión global del hombre, lo espiritual puede llegar a incidir en lo corporal, dada la interacción entre cuerpo y La ICAR (Iglesia Católica Apostólica Romana) se apre- alma. suró a contestar que, efectivamente, "la oración no tiene efectos mágicos, y que si la evolución del enfermo O sea, que sí. Que lo que "cura" el alma, como entidad dependiera de la oración, habría que suprimir las medici- metafísica espiritual no compuesta por átomos, también nas" añadiendo que la creencia de la "sanación automá- puede resultar en un beneficio para el cuerpo. Me resultica" es propia de sectas y no del magisterio de la iglesia, ta un argumento curioso éste de decir que, en realidad, que promueve la oración junto al cristiano que enferma rezar sí puede curar, pero no por intervención divina, seriamente, para darle un acompañamiento solidario y sino por la propia "interacción" entre el alma y el cuerpo, espiritual . por el mero "sentirse bien consigo mismo". ¿No es éste un argumento idéntico al que utiSupongo que esta explicación de lizan quienes aducen los supuesla iglesia no debe resultar satistos poderes terapéuticos del plaMientras los rezos a espaldas factoria a los millones de creyen- del doliente son inocuos, rezar cebo? ¿No se suele argüir que la tes para los que rezar equivale a por un enfermo que ha sido pre- mera convicción de estar tomanestar en contacto directo con su viamente avisado de las oracio- do algo que mejora tu salud dios. Con un dios omnipotente y nes podría llegar a ser, estadís- influye en que ésta realmente omnipresente al que no le costamejore? ¿Debemos entender ticamente al menos, perjudicial ría nada, en absoluto, realizar un (deben entender los creyentes) para su salud. leve milagro para mejorar la que rezar equivale a tomarse un salud de un familiar o amigo (no lingotazo de placebo? ¿Será por digamos ya manifestar su poder para acabar con el ham- eso que el estudio es tan concluyente en que rezar no bre o el sufrimiento en el mundo). Al fin y al cabo, si no sirve para nada, dada la evidencia de que por mero efecva a favorecer a sus fieles devotos... ¿para qué narices to placebo no se mejora la salud física de nadie? sirve rezar entonces? ¿Para qué rendirle culto si es indiferente a los ruegos o peticiones? ¿Será que acaso es más Un paralelismo interesante del que se podría sin duda proclive al castigo de los infieles o a los que no le rinden sacar más partido y sobre el que la iglesia debería manipleitesía, que a ayudar a sus acólitos? festarse unívocamente. ¿Orar es hablar con dios, o es simplemente una terapia relajante? ¿Es lícito pedirle Sin embargo, otras declaraciones de la institución ecle- milagros? ¿Cabe la posibilidad de que los realice? Si es siástica recogidas en el periódico argentino La Nación, que sí... ¿no sería más eficiente pedirle que eliminara L 2 el escéptico 22 terapias celestiales... IÓN CON EL MÁS ALLÁ todos los cánceres o enfermedades terminales de una por otro, que una conclusión tan vaga como la segunda vez, más que solicitar su intervención en cada uno de los enunciada pueda destacarse sin presentar más datos que casos? la apoyen. LA RELIGIÓN "PODRÍA" SER BUENA PARA LA SALUD Tampoco tardaron en producirse algunos contra-estudios, recogidos por el periódico argentino Clarín, que analizaban el mismo ámbito pero con conclusiones totalmente opuestas. Por ejemplo, y también realizado en los EEUU, en la Universidad del Mississippi, un estudio concluye que "ir a la iglesia y rezar puede proteger a los individuos expuestos al estrés y pueden demorar los efectos destructivos de la hipertensión". Otro estudio, realizado por el Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa de EEUU concluyó con un comunicado en el que afirmaba que "algunas investigaciones anteriores han sugerido que la religión y la espiritualidad pueden tener un efecto protector de la salud en el resultado de las enfermedades". Al margen de la suspicacia que despiertan las conclusiones de estos estudios, y sin disponer de datos que permitan desmentirlas, resulta ciertamente sorprendente que, por un lado, se pueda realizar un estudio doble ciego sobre el nivel de hipertensión que presentan los creyentes practicantes y compararlos con los que no van a la iglesia o no rezan y, foto: CICAP 23 el escéptico mundo escéptico financiado con dos millones de dólares (según puede leerse en su web3) el estudio objeto del artículo (por su parte, el gobierno de Estados Unidos ha invertido más de 2,3 millones de dólares en estudios sobre el rezo desde el año 2004), que fue dirigido por Herbert Benson. Sin embargo, a mi modo de ver, esperaba conclusiones radicalmente distintas, si tenemos en cuenta el CV del Dr. Benson5 y lo que encontramos en la página web de la Fundación, que literalmente expresa: "El Dr. Herbert Benson es un miembro del comité de dirección que cree que las evidencias por la eficacia de la oración intercesora están siendo cada vez mayores" (obviamente escrito antes de la publicación de las conclusiones del estudio). En cualquier caso, es de destacar la honradez del Dr. Benson al no permitir que sus propias investigaciones anteriores y sus creencias influenciasen o tergiversasen los resultados obtenidos. ALGUNAS DIOSAS Y VÍRGENES PUEDEN SER (MUY) DAÑINAS A pesar de lo expuesto anteriormente, la religión puede llegar a ser letal para algunos individuos sin necesidad de intervención divina, tal como denuncia el Indian Skeptic en su edición de enero 2006, en la amplia noticia dedicada al sacrificio de una niña producido en Ranpur (India) con el fin de aplacar a la diosa Kaali Puja. Escalofriante suceso, sin duda. Pero sin ir tan lejos, en nuestra vecina Italia, tan próxima a nosotros en muchos aspectos, las lágrimas de sangre de una virgen pueden haber sido decisivas para que este país sea el último en Europa en dotarse del banco de ADN que ayude a desenmascarar criminales y malhechores, según recoge el nº 63 de la revista Scienza & Paranormale. Resulta que en 1995 (año de diversos milagros personificados en madonnas lloronas) una de ellas, la Madonna de Civitavecchia, comenzó a segregar lágrimas sangrantes. Cuando la policía se dispuso a confrontar la sangre con el ADN de los propietarios de la estatua, éstos se lo tomaron a mal, como si se dudara de su testimonio, razón por la que se negaron a que les fuera extraída su propia sangre y llevaron el caso a magistratura, por lo que la creación de este banco deberá esperar a que esta institución resuelva el caso. Un típico caso "all'italiana" según el mismo redactor admite con humor (aunque foto: Indian Skeptic Sin embargo, en ninguno de los casos parece que la acción terapéutica proceda de la intervención de la entidad objeto de culto y devoción. De momento, parece que prefiere que sus poderes permanezcan inadvertidos y adoptar una postura más bien discreta de "vivir y dejar morir" (parafraseando a Paul McCartney & The Wings). Por último, merece destacarse la Templeton Foundation, que está interesada en descubrir cómo la combinación de la aplicación del método científico y de teorías propias del ámbito espiritual pueden contribuir a mejorar el bienestar de las personas. Son conscientes de la gran dificultad de la investigación, habida cuenta de la complejidad de la naturaleza de la espiritualidad en las grandes religiones, culturas e incluso entre los propios individuos, pero ello no les arredra en absoluto, y se han puesto manos a la obra. Esta misma institución es la que ha el escéptico 24 terapias celestiales... podría haberse tratado perfectamente de una "española- 942 (April 2006), cuyo resumen es accesible en http://www.ahjonline.com/article/PIIS0002870305006496/abstract. da" cualquiera). Total, que al final, nos quedamos sin saber si es posible (y útil), la comunicación con el más allá, y (en caso de que sí) si es más eficiente la plegaria con recogimiento, acudir a un médium, o la procesión multitudinaria, y si el martirio propio es percibido como una prueba de buen rollete, o es preferible el martirio ajeno. 2.http://www.lanacion.com.ar/cienciasalud/nota.asp?nota _id=793750 3. http://www.templeton.org/spirituality_and_health/spirituality_programs.asp 4.http://www.lanacion.com.ar/cienciasalud/nota.asp?nota _id=793749 5. El Dr. Benson, autor del estudio que comentaba Luis Rojas Marcos, también es jefe de la división de la Medicina del Comportamiento en el Centro Médico de Beth Israel Deaconess y Presidente Fundador del Instituto Médico del Cuerpo y de la Mente. Ha escrito varios libros sobre el tema, y obtenido resultados diversos en sus investigaciones (en realidad, manifiestamente contrarios). En su libro "Curación sin tiempo, el poder y la biología de las creencias", creyó demostrar, a través de estudios científicos propios y de otros investigadores, el efecto curativo de la fe. "Activar la mente para curar al cuerpo no es un proceso mítico", llegó a asegurar. Su extenso currículo puede verse en http://www.mbmi.org/benson/cv.asp donde textualmente pone "Su trabajo sirve como un puente entre la medicina y la espiritualidad, este y oeste, mente y cuerpo, así como entre ciencia y creencia." NOTAS 1. Herbert Benson, Jeffery A. Dusek, Jane B. Sherwood, Peter Lam, Charles F. Bethea, William Carpenter, Sidney Levitsky, Peter C. Hill, Donald W. Clem Jr., Manoj K. Jain, David Drumel, Stephen L. Kopecky, Paul S. Mueller, Dean Marekk, Sue Rollins y Patricia L. Hibberd "Study of the Therapeutic Effects of Intercessory Prayer (STEP) in cardiac bypass patients: A multicenter randomized trial of uncertainty and certainty of receiving intercessory prayer" The American Heart Journal, Volume 151, Issue 4, Pages 934- Pedro Mirabet 25 el escéptico

Temas: 
etiquetas generales: 
Página inicial: 
22