Crítica. Todavía abunda lo precientífico

Sección: 
ARTÍCULOS
Pagina final: 
30
pinchar aqui para descargar pdf

Recomendamos la lectura de este artículo en formato pdf, respetando su maquetado original.
Para ello pinche en la imagen de la primera página que aparece arriba.
Para facilitar su difusión, proporcionamos también la versión del artículo en html y texto, pero tenemos que advertirle que su extracción ha sido realizada por herramientas automáticas y puede que no conserve completamente la composición original.

Enlace al artículo en html (en nueva ventana):  Crítica. Todavía abunda lo precientífico
Texto plano (desmaquetado) del artículo :  Mostrar el texto plano (segunda vez esconde)

CRÍTICA "Me preocupa, especialmente ahora en que se acerca el final del milenio, que la pseudociencia y la superstición se hagan más tentadoras de año en año, el canto de sirena más sonoro y atractivo de la insensatez". Carl Sagan En España no se protege a las víctimas de los fraudes paranormales ni se persigue al estafador de esta naturaleza, salvo casos excepcionales. formularan predicciones definidas que pudieran comprobarse. Sin embargo, con astucia, expresan siempre sus predicciones en términos tan vagos que puedan aplicarse a cualquier cosa que ocurra. el estado del Universo en cualquier otro instante del pasado o del futuro. El problema radica en que la secuencia de acontecimientos no es repetible. Instituto de Astrofísica de Canarias y de otros centros tinerfeños. TODAVÍA ABUNDA LO I PRECIENTÍFICO André Giordan y Gerard de Vecchi. Los mismos autores afirman que la ausencia de una curiosidad real se traduce en una parada de la construcción del pensamiento. Y se preguntan cómo transformar la capacidad de asombro, que es una cualidad del periodista, en curiosidad. Los autores de este libro afirman que algunas concepciones falsas pueden ser útiles, y toman como ejemplo la representación sustancialista que poseen los alumnos, y muchos adultos, en relación con la energía calorífica. Para ellos, el calor es esencialmente un fluido que se propaga de un cuerpo caliente a otro que lo es menos. Un estudio sobre el "calor" podría comenzar por refutar la idea de fluido, seguida por la introducción de un modelo de agitación molecular. nvestigaciones y encuestas realizadas en Europa y Estados Unidos muestran que la forma de pensar de la mayoría de los adultos es aún de tipo precientífico. Entre los alumnos de 14 años, el 80% cree en la generación espontánea de los microbios y cerca del 100% piensan que el frío y el calor son sustancias, con frecuencia diferentes. El 90% considera como normal la no conservación de la materia o de las especies, sin que se trate de una genial intuición como la de Einstein, cuando desarrolló su teoría de la equivalencia entre energía y materia, o la de Darwin, cuando lanzó la idea de la evolución de las especies. Para algunos de estos alumnos, el plomo puede transformarse de forma habitual en mercurio, y la materia en luz por simple "transmutación". En Francia, más de doce millones de personas creen en los marcianos. Una en-cuesta indica que de cada dos franceses uno piensa que la astrología es una ciencia; el 23% de los preguntados cree en los horóscopos y un 18% en la brujería y los encantamientos. En 1984 había en el país 50.000 adivinadores censados por fisco. hipótesis alternativas se confronta mediante experimento y observación. La pseudociencia es lo opuesto; a menudo sus hipótesis se construyen precisamente para hacerlas invulnerables a cualquier experimento que ofrezca una posibilidad de refutarlas, de modo que en principio no puedan invalidarse. Sus practicantes suelen estar a la defensiva y son cautelosos o bien se oponen al escrutinio escéptico; cuando los científicos se muestran críticos, deducen conspiraciones: su máquina del movimiento perpetuo, o su modelo planetario geocéntrico o su cura magnética del cáncer, sí funcionan, pero el establishment científico se niega a escucharlos. HAWKING Y LA ASTROLOGÍA En su reciente libro El universo en una cáscara de nuez, el destacado cosmólogo Stephen Hawking recuerda que los humanos siempre hemos querido controlar el futuro o, al menos, predecir lo que va a ocurrir. Esto contribuye a explicar el auge de la astrología. Según los astrólogos, lo que pasa en la Tierra está relacionado con los movimientos de los planetas en el firmamento. Esta no es una hipótesis que pueda ser sometida a prueba científicamente, o lo sería si los astrólogos se comprometieran y Para la escritora mexicana Ana María Sánchez Mora, en su estudio Feminismo, ciencia y divulgación, la pseudociencia no es lo mismo que la ciencia errónea. La ciencia avanza sobre sus errores: se llega a falsas conclusiones una gran parte de las veces, pero estas conclusiones siempre se consideran tentativas. Las hipótesis se Tomo estos increíbles datos de construyen de modo que sea posilibro Los orígenes del saber, de ble refutarlas. Una sucesión de el escéptico 56 Quienes practican las falsas ciencias, ¿son profetas o cuentistas?, Así pues, aun cuando en principio se pregunta Ricardo Campo Pérez. Pero el motivo real de que los las leyes de la electrodinámica César Esteban López, investigador científicos no crean en la astrolodel Instituto de Astrofísica de gía no es la presencia o ausencia Canarias, habla del "veneno de la de evidencias científicas sobre astrología". Lo paranormal no es ella, sino que no resulta consisteninofensivo, afirma Carlos J. te con otras teorías que han sido Alvarez González, profesor de comprobadas experimentalmente. Psicología Cognitiva de la Cuando Copérnico y Galileo desUniversidad de La Laguna. Se cubrieron que los planetas giran habla también de "utopía esotérialrededor del Sol y no de la Tierra, ca". En cuanto al vampiro, el proy Newton formuló las leyes que fesor Reol recuerda que la literaturigen estos movimientos, la astrora ha jugado un papel fundamental logía se hizo totalmente imposible. en la consolidación de este mito. ¿Por qué deberían las posiciones de los planetas en el firmamento ¿Sabe usted que le engañan?, previstas desde la Tierra, tener corregunta otro de los colaboradores y lación alguna con las macromoléañade: en España no se protege a Portada original en inglés del libro El Universo en una cáscara de nuez, de culas de un planeta menor que se las víctimas ni se persigue al estaStephen W. Hawking. autodenominan vida inteligente? fador de esta naturaleza, salvo Es esto lo que la astrología nos casos excepcionales. Ante el auge cuántica nos deberían permitir calquisiera hacer creer. Para las más de tales prácticas, no hay duda de cular cualquier cosa de la química importantes teorías que describen que las pseudociencias constituyen y la biología, no hemos logrado astrónomos, astrofísicos y cosmóun lucrativo negocio, basado en la mucho éxito en la predicción del logos no hay más evidencia expeignorancia del público, un problecomportamiento humano a partir rimental que para la astrología, ma que afecta directamente a los de ecuaciones matemáticas. Pero a pero creemos en ellas porque son periodistas dedicados a informar pesar de estas dificultades prácticonsistentes con teorías que han sobre ciencia y tecnología. cas, la mayoría de los científicos superado numerosas pruebas expese han hecho a la idea de que, en rimentales. Ante estos hechos, el profesor principio, el futuro es predecible. Ricardo Campo afirma que el El éxito de las leyes de Newton y escepticismo es necesario en las EL ESCEPTICISMO de otras teorías físicas condujo a la sociedades actuales. La ciencia NECESARIO idea del determinismo científico, contemporánea ­añade- nos aporta que fue expresada por primera vez El diario La Opinión de Tenerife un conocimiento cada vez más a comienzos del siglo XIX por el viene publicando unas excelentes exhaustivo de la realidad, al francés Laplace. Este sugirió que páginas semanales de divulgación mismo tiempo que viejas creencias si conociéramos las posiciones y de la ciencia y con frecuencia se reaparecen con nuevos ropajes las velocidades de todas las partí- abordan temas referentes a las cuando parecía que habían sido culas del universo en un instante, pseudociencias. Sus autores son definitivamente desechadas. Una las leyes de la física nos deberían profesores e investigadores de la visión superficial de este problema permitir la predicción de cuál sería Universidad de La Laguna, el lleva a una paradoja: ¿cómo es 57 el escéptico TODAVÍA ABUNDA LO PRECIENTÍFICO La desunión entre la ciencia y la sociedad civil hace que ésta recurra a las más extravagantes teorías para tranquilizar a la gente sencilla y crédula. posible que hoy, cuando la ciencia la Integridad de los Medios de está en camino de resolver los Comunicación, fundado en 1996 principales problemas vitales (al durante el primer Congreso menos en el OcciEscéptico Mundial, celedente industrializabrado en la Universidad do), renazcan irrade Búfalo (Nueva York). cionales y extravaEl Consejo está formado gantes creencias por una red de destacacomo la astrología, dos profesionales y acalos fenómenos paradémicos y también comunormales o la depennicadores sensibilizados dencia de "seres supesobre la necesidad de riores", ahora con que los medios ofrezcan marchamo tecnolóuna visión equilibrada de gico a bordo de la ciencia. Entre sus naves interplanetamiembros se encuentran rias, puras y simples relevantes científicos y Portada de la revista supersticiones? divulgadores como E. O. Skeptical Inquirer Vol. 28, Num. 3 de mayo/junio de Wilson y Martin Gardner. 2004. (CSICOP) El mismo autor señala con agudeza que El Consejo (Council) es la desunión entre la ciencia y la una especie de puesto de vigilansociedad civil hace que ésta recu- cia desde el que se vela por la aderra a las más extravagantes teorías cuada presentación de la ciencia para tranquilizar a la gente sencilla en los medios de comunicación del y crédula. escepticismo y lo paranormal. El Consejo recomienda la presencia de los científicos en los medios, CONSEJO PARA LA que destaquen la importancia de la INTEGRIDAD DE LOS cultura científica y la apreciación MEDIOS de su método característico y del La entidad pionera en el enfrentapensamiento crítico, como herramiento con la pseudociencia es el mientas para la adquisición de Committee for the Scientific conocimiento. Investigation of Claims of the Paranormal (CSICOP), es decir, En España, la ARP-Sociedad para comité para la investigación cienel Avance del Pensamiento Crítico tífica de las afirmaciones relacio(http://www.arp-sapc.org) desarronadas con lo paranormal. Fue funlla una tarea análoga por medio de dado en 1976 por el filósofo Paul su publicación El Escéptico, de la Kurtz, el astrónomo y divulgador que se han editado hasta ahora 18 científico Carl Sagan y el escritor números, contando éste. Isaac Asimov, entre otros. Publica la ya veterana revista Skeptical Inquirer. Su localización en NUESTRA ACTITUD ANTE Internet es http://www.csicop.org. LAS PSEUDOCIENCIAS Ricardo Campo recuerda que Carl Uno de los organismos que inte- Sagan presentaba en su obra El gran el CSICOP es el Consejo para mundo y sus demonios (Planeta, el escéptico 58 1997) un ejemplo muy grafico de cuál debía ser nuestra actitud frente a las pretensiones de la pseudociencia y sus estafas. Esta actitud no ha de ser otra que la que ponemos en práctica cuando compramos un coche de segunda mano: se nos ocurren múltiples preguntas y comprobaciones para asegurarnos que el estado del automóvil merece nuestro desembolso; nuestra mente prevé posibles respuestas y evasivas del vendedor y deseamos constatar de primera mano el bello panorama que nos están ofreciendo. ¿Por qué cambia nuestra actitud cuando se acude a un sanador, a un tarotista o a un astrólogo televisivo, o cuando oímos afirmar que un cuerpo humano permanece incorrupto de forma milagrosa o que nos visitan extraterrestres? Hagan la prueba la próxima vez que llamen o escuchen a uno de estos vendedores de esperanza a precio de oro, o cuando alguien trate de convencerles de cualquier supuesto hecho situado más allá de la lógica habitual y de las leyes conocidas de la naturaleza. Sea exigente: haga preguntas "incómodas". Será muy difícil que le engañen. BIBLIOGRAFÍA Stephen Hawking. El Universo en una cáscara de nuez, 2002. Manuel Calvo Hernando

Página inicial: 
29