UNOS EXTRAÑOS ANTISISTEMA

Sección: 
DE OCA A OCA
Traductores: 
Pagina final: 
14
pinchar aqui para descargar pdf


Recomendamos la lectura de este artículo en formato pdf, respetando su maquetado original.
Para ello pinche en la imagen de la primera página que aparece arriba.
Para facilitar su difusión, proporcionamos también la versión del artículo en html y texto, pero tenemos que advertirle que su extracción ha sido realizada por herramientas automáticas y puede que no conserve completamente la composición original.

Enlace al artículo en html (en nueva ventana):  UNOS EXTRAÑOS ANTISISTEMA
Texto plano (desmaquetado) del artículo :  Mostrar el texto plano (segunda vez esconde)

De oca a oca

Félix Ares

Unos extraños

antisistema

M

ás o menos una vez al año voy al oftalmólogo para una revisión rutinaria. El oftalmólogo tiene una recepcionista que se muestra
muy preocupada por temas de salud. Hace ya unos
dos años, al acudir a mi cita, ella tosía; se disculpó y
me dijo que no entendía por qué, pues había tomado
unas pastillas que le había dado el homeópata. Imagínense ustedes la cara que se me puso: la recepcionista
de mi oftalmólogo trataba de curarse el catarro con
homeopatía. Si su jefe era igual, la única solución era
salir corriendo y buscar un profesional científico y no
un brujo que cree en los poderes ocultos de la memoria del agua.
No pude resistirme, pese a mi promesa de tratar de
moderarme y no enfrentarme a las pobres criaturas
que han sido engañadas por los homeópatas, entre las
que cabe citar a Esperanza Aguirre y otras lumbreras
de Madrid, como Manuela Carmena. Le dije que la
homeopatía era una gilipollez esférica, es decir, una
gilipollez la mirases como la mirases. Como era una
esfera, no había ni un solo resquicio por el que se pudiera decir que era algo coherente.
Se me quedó mirando y me espetó: «¿Entonces no
crees en la medicina de hierbas?, ¿no crees a Txumari Alfaro?». El lío que me estaba armando la pobre
mujer era sumamente difícil de digerir. Homeopatía,
hierbas, Txumari Alfaro. Le dije, un tanto bruscamente, que las hierbas y la homeopatía no tenían nada que
ver, que en las hierbas había un elemento activo que
podía funcionar y en la homeopatía, no. También le
expliqué que, de hecho, las pastillas de los laboratorios
muchas veces son hierbas dosificadas. Con hierbas es
muy difícil dosificar bien y las pastillas te dan la dosis
correcta. Por ejemplo, si te dan corteza de sauce para
mitigar el dolor, no sabes muy bien cuánta corteza tomar; sin embargo, si te dan una pastilla de aspirina,
la dosis está muy clara. El componente activo de la
corteza y de la aspirina es el mismo: ácido acetil salicílico. Se me quedó mirando con ojos interrogadores.
Sí, le dije, en las hierbas hay producto activo, pueden
el escéptico 12

hacer algo pero en la homeopatía no hay nada, no hay
producto activo; es un timo puro y duro.
¿Un timo?
Entonces vino el oftalmólogo a sacarme del aprieto. Me llamó al interior de la consulta y me dijo que él,
hacía años, había acudido a un curso de homeopatía
organizado por el Colegio de Médicos, y que la conclusión a la que había llegado era la misma que yo,
que era una idiotez sin fundamento. Me gustó lo que
me dijo y no he renunciado a él como mi oftalmólogo,
aunque sí me ha hecho pensar mucho en los Colegios
de Médicos; ¿qué clase de instituciones son esas que
dan clases de brujería a sus asociados?
Es también el oftalmólogo de mi esposa, y he ido
varias veces a la consulta no por mí, sino por ella. En
una de esas visitas la recepcionista me habló de que
una amiga tenía cáncer de mama y que, para evitarse
los problemas de la quimioterapia, había ido al homeópata, que le daba pastillas sin efectos secundarios.
Le miré muy serio y le dije que cuando se muriera, en
uno o dos años, que me avisase, que quería hacer un
artículo sobre las muertes inútiles por el engaño de
unos fanáticos que se creen en posesión de la verdad.
Y le hable de Steve Jobs, uno de los fundadores de
Apple, y de que murió de un cáncer curable por no
acudir a la medicina de verdad y entregarse a manos de brujos. Y le dije que la opción al malestar que
causa la quimioterapia es la muerte. Produce menos
vómitos, menos malestar, no se te cae el pelo, las uñas
no se deforman... el precio es la muerte, pero es libre
de elegir.
El oftalmólogo me volvió a salvar
En la siguiente ocasión, la recepcionista me habló
de una amiga que había dejado de vacunar a sus hijos.
«Porque como las vacunas son tan malas...». Empecé
a hablarle de que gracias a las vacunas ya no tenemos
que vacunarnos de la viruela, pues ha sido erradicada
de la tierra; le dije que también había sido erradicaprimavera-verano 2018

da la peste porcina y que, probablemente, este año se
erradique la poliomielitis.
Y el oftalmólogo me salvó; era hora de entrar. Le
pregunté que cómo era posible que la gente se olvidase del beneficio que han hecho las vacunas y de la
lucha titánica contra la viruela y su respuesta me ha
estado rondando la cabeza varias semanas: «Eso son
los postulados de los antisistema, que se oponen a
todo lo suene a “sistema”».
La verdad es que no me imaginaba a la recepcionista con una pancarta en una «manifa» antisistema, ni
en primera fila de Podemos. No, más bien me la imaginaba yendo a la iglesia a poner velas a unas cuantas
vírgenes, esas diosas que contradicen esplendorosamente el supuesto y falso monoteísmo católico.
Eso me hizo pensar que el oftalmólogo, que me había demostrado en muchas ocasiones ser muy culto,
tal vez no se refiriera a los movimientos antisistema,
que casi obligatoriamente exigen una acción política.
No concibo un movimiento antisistema sin intentar
profundos cambios políticos. Tal vez fuera un uso mucho más literal de la palabra antisistema. Si se opone
al sistema, aun sin pretender cambios políticos, es un
antisistema. Y ahí sí que encajaba la recepcionista.
El sistema dice que hay que vacunarse; ella se opone, es una antisistema. Al seguir hablando con ella,
surgió, como no podía ser de otro modo, el discurso

de que las vacunas eran una creación innecesaria de
los grandes laboratorios farmacéuticos para engañarnos y hacernos comprar medicamentos superfluos. Y
habló de la gripe A y el miedo absurdo al que nos sometieron. También me habló de que había visto en la
tele a un médico diciendo que el sarampión era una
enfermedad muy leve y que mejor pasarla de niño,
que eso protegía para toda la vida. Mi indignación
crecía por momentos. Yo he sufrido el sarampión y
fue leve, pero algunos compañeros casi perdieron la
vista. Hoy tienen trece o catorce dioptrías. En mi caso
ninguno perdió la vida, pero en otros países con menos infraestructura sí que lo hicieron.
¿Y qué piensan los antisistema de verdad, los que
pretenden un cambio político, de las vacunas? Pensaba que, como eran gente progresista —al menos así se
llaman— y sacrificada, preferirían vacunarse ahora,
aunque tuviera algún efecto secundario, para dejar el
mundo de sus nietos libre de varias enfermedades: sarampión, poliomielitis, rubéola y algunas más.
¡Qué sorpresa! Resulta que los antisistema políticos eran tan egoístas como los privados: ¡que se vacunen los demás y que protejan a mis hijos!
Podemos alienta la aberración antivacunas1. Pero
no están solos; los socialistas no andan lejos2.
No me malinterpreten; esto no significa que los
partidos de derecha lo estén haciendo mejor, simple-

(Foto: Núria www.flickr.com/photos/elmsn/5849416371)

primavera-verano 2018

13 el escéptico

mente es que estaba hablando de los antisistema, aunque probablemente hoy ni Podemos ni el PSOE sean
antisistema. Y tampoco me parece que Ciudadanos
lo sea; sin embargo, en la asamblea de Murcia, PP,
PSOE y Podemos han alertado sobre el peligro de las
pseudomedicinas y de los antivacunas, y Ciudadanos
se ha abstenido3. El PP, que ha dicho auténticos disparates en torno a la homeopatía4, parece más sensato en
el tema de las vacunas.
Volviendo a mi recepcionista: pensé que, ya que estaba en contra de las «multinacionales» de las vacunas
«que quieren obligarnos a tomar medicinas innecesarias», preferiría los medicamentos genéricos sobre los
de marca, pues los primeros no reportan beneficios a
aquellas. Me equivoqué. Prefería los de marca y me
dijo que a ella el Nolotil le calmaba el dolor pero el
metamizol —el genérico del Nolotil— no lo hacía,
y que muchas clientas le habían dicho lo mismo. Lo
triste es que estoy seguro de que es verdad: la sugestión es tan poderosa en el tema del dolor que los que
creen que el de marca es mejor se notarán mucho más
aliviados con el Nolotil que con el genérico. ¡Qué extraños antisistema!
La pregunta del millón es: ¿cómo transmitir a estos extraños antisistema los conocimientos básicos?
Si queremos una medicina que utilice los recursos
de manera más eficaz, necesitamos que se potencien

los genéricos. Por suerte, Podemos, al que podríamos
considerar representante de los antisistema aunque ya
no lo sean, sí está a favor de los genéricos5.
Notas:
1-«Pediatría responde a Podemos: “Estáis alentando
a los antivacunas”». Redacción Médica. 9/03/2017. http://
www.redaccionmedica.com/secciones/pediatria/pediatriaresponde-a-podemos-...
2-«Antivacunas, homeopatía, transgénicos... La conspiración de la izquierda magufa». El Mundo, 29/06/2017.
http://www.elmundo.es/sociedad/2017/06/29/59537ba6e27
04e352a8b4651.html
3-«La Asamblea alerta sobre el riesgo de las “seudoterapias” y el movimiento antivacunas». La Opinión de
Murcia. 3/11/2017. http://www.laopiniondemurcia.es/comunidad/2017/11/03/asamblea-alerta-rie...
4-«El “templo” de la homeopatía, pagado por los madrileños». Público. 26/01/2011 http://www.publico.es/ciencias/templo-homeopatia-pagado-madrilenos.html
«Ideas pseudocientíficas que esperamos no leer en los
programas electorales del 20D. Noticias de Tecnología».
El Confidencial. 22/10/2015. https://www.elconfidencial.
com/tecnologia/2015-10-22/ideas-pseudocientificas-queesperamos-no-encontrar-en-los-programas-electoralesdel-20d_1067804/
5- «Podemos abre la puerta al diálogo sobre las subastas de medicamentos». El Global. 15/05/2015. http://www.
elglobal.net/hemeroteca/podemos-abre-la-puerta-al-dialogo-sobre-las-subastas-de-medicamentos-LQEG_910920

(Foto: Svenn Sivertssen www.flickr.com/photos/makarellos/2357812454)

el escéptico 14

primavera-verano 2018

autores: 
Coordinador: 
Página inicial: 
12