¿Puede ser escéptico el divulgador de la ciencia?

Sección: 
SILLÓN ESCÉPTICO
Pagina final: 
73
pinchar aqui para descargar pdf

Recomendamos la lectura de este artículo en formato pdf, respetando su maquetado original.
Para ello pinche en la imagen de la primera página que aparece arriba.
Para facilitar su difusión, proporcionamos también la versión del artículo en html y texto, pero tenemos que advertirle que su extracción ha sido realizada por herramientas automáticas y puede que no conserve completamente la composición original.

Enlace al artículo en html (en nueva ventana):  ¿Puede ser escéptico el divulgador de la ciencia?
Texto plano (desmaquetado) del artículo :  Mostrar el texto plano (segunda vez esconde)

¿puede ser escéptico el divulgador de la ciencia? iels Bohr, uno de los principales fundadores de la física moderna, recomendaba a sus colegas --recuerda Martin Rees-- "hablar tan claro como se piensa, pero no más". Ciertamente --añade Rees-- él mismo tendría que haber seguido su propio consejo, pues era famoso por la oscuridad de su discurso. Bien es verdad que no engañaba a nadie, pues de la frase reproducida más arriba no se deduce que haya que escribir con claridad, pues no siempre el pensamiento es claro y transparente. RINCON ESCÉPTICO N mir, y no puede evitar transmitir "una impresión distorsionada". Cuando la atención de los medios de comunicación --añade-- alcanza un cierto umbral, ésta se realimenta y amplifica. Rees cita el caso del COBE, donde fueron los propios investigaEn su libro Antes del principio, Rees1 obserdores quienes provocava que los escritos sobre cosmología deben ron la conmoción; los tratar de responder a las grandes cuestiones medios se limitaron a que plantea esta ciencia: ¿Cómo aparecieron reproducir los comenlas estrellas, los planetas y la vida? ¿Por qué tarios de los "experel universo es como es? ¿Qué determinó las tos". Y añade Martin leyes que lo gobiernan? ¿Pueden existir otros Rees que los periodisuniversos? Todo el mundo, añade, puede tas deberían mantener meditar sobre estas cuestiones. "Es más, a Editorial Tusquets a veces una actitud veces, cuando buscamos a tientas, la ventaja escéptica ante las afirdel especialista sobre la persona culta con intereses maciones de los científicos, como hacen con las de amplios suele ser pequeña". los políticos. En este mismo estu- En la situación actual no dio, el cosmólogo parece una solución muy británico reconoce viable para un periodista que ha intentado eviel ser muy escéptico tar tanto la jerga ante una afirmación de como las fórmulas. un científico con una "Pero los números cierta trayectoria... son inevitables. Además, como pasa siempre que se describe el Cosmos, algunos de estos números son muy altos". Otra observación interesante de Martin Rees es la de que la ciencia rara vez proporciona noticias y su cobertura periodística se ciñe a los sucesos "noticiables", resultados nuevos con un mensaje claro y fácil de resuEsta actitud no es fácil de mantener, ni con los científicos, ni con los políticos. Puede discutirse si el periodismo debería adoptar otros criterios, pero en la situación actual no parece una solución viable. Cuando un científico dice algo, no es fácil mantener una actitud escéptica, porque puede jugarse la noticia. Manuel Calvo Hernando Nota: 1. Martin Rees (1999), Antes del principio. El cosmos y otros universos. Editorial Tusquets, 310 páginas. Barcelona, 1999. Título original: Before the Beginning. Our Universe and Others (1997). Traducción: Néstor Herrán. 73 el escéptico

etiquetas generales: 
Página inicial: 
73