Breve historia del saber. Charles van Doren

Sección: 
SILLÓN ESCÉPTICO
Pagina final: 
75
descargar pdf

Recomendamos la lectura de este artículo en formato pdf, respetando su maquetado original.
Para ello pinche en la imagen de la primera página que aparece arriba.
Para facilitar su difusión, proporcionamos también la versión del artículo en texto, pero tenemos que advertirle que su extracción ha sido realizada por herramientas automáticas y puede que no conserve completamente la composición original.


Enlace al artículo en html (en nueva ventana):  Breve historia del saber. Charles van Doren
Texto plano (desmaquetado) del artículo :  Mostrar el texto plano (segunda vez esconde)

BREVE HISTORIA DEL SABER (I) Charles van Doren Título Original: History of Knowlegde. Editorial Planeta. Barcelona, 2005. 504 páginas. En estos tiempos que corren, los descubrimientos científicos y los avances tecnológicos se suceden a un ritmo vertiginoso. Tal es así, que resulta bastante complicado estar al día de todas y cada una de las novedades existentes en una determinada rama de la Ciencia, no digamos ya en lo que a ésta en su conjunto respecta. El Saber, entendido como la suma de todos los conocimientos obtenidos por la Humanidad, no puede ser aprehendido en su totalidad. Sin embargo, sí se puede tener al menos una competencia básica en la materia, o al menos eso es lo que plantea el autor del presente libro. Charles Van Doren es Doctor en Matemáticas y en Literatura, con lo que aúna dos pilares fundamentales de las ciencias y de las humanidades (en definitiva, de la Cultura a la que ambas pertenecen en pie de igualdad). Con semejante currículum, resulta hasta inevitable que se haya lanzado a la tarea de dar una visión general del variado y cada vez más rico conjunto de sapiencias que los seres humanos hemos ido atesorando desde que pusimos el pie en la Tierra. El resultado son seiscientas abigarradas páginas en las que cabe todo: Historia, Literatura, Física, Matemáticas, Derecho, Pintura, Escultura, Arquitectura, Teología, Filosofía, etcétera, entrelazadas y relacionadas para que los lectores tengan una visión sistemática y dejen de ver a cada disciplina como un compartimiento estanco. Una de las principales virtudes del libro se encuentra precisamente en la facilidad con la que su autor explica y relaciona acontecimientos históricos, descubrimientos científicos, avances tecnológicos y creaciones artísticas. El tono ameno y distendido contribuye poderosamente a que la obra enganche casi desde la primera página, dejando siempre respecto de cada tema el deseo de saber más. Van Doren da lo justo de cada idea, invitando implícitamente a la audiencia a que busque por su cuenta y profundice en el asunto que más le interese. El libro recorre la Historia de la Humanidad, dando unas breves pinceladas del mundo prehistórico y pasando rápidamente a las primeras civilizaciones, donde aparece el registro de los conocimientos del que se tiene noticia, a través de la escritura. El autor da algunas claves explicativas del éxito de determinadas culturas, al tiempo que esboza respuestas a preguntas habituales Portada original de la versión del Círculo de Lectores (Círculo de Lectores) en torno a la evolución, involución o estatismo de las mismas. En ocasiones, se para en la descripción, amable y campechana, de tal o cual personaje histórico, cuya obra se revela como reflejo de la realidad histórica y cultural en la que vivió. En el relato dedica un capítulo especial a la revolución científica y a su influencia en el mundo actual, con lo que también resulta una obra adecuada para quienes deseen conocer, aunque sea someramente, cómo arrancó el proceso que, en la Edad Moderna, habría de cambiar para siempre la faz del mundo. Sin embargo, es precisamente ese carácter genérico que se imprime a la obra, la fuente de sus principales defectos. Para empezar, desde el momento en que se contrasta la información aportada, afloran las incorrecciones, por lo que es recomendable que quien se acerque a la lectura de este libro no se quede únicamente con lo que en él se establece. Para seguir, hay muchos pasajes en los que no se distingue con certeza lo que son datos objetivos de lo que son las apreciaciones subjetivas del autor, algo 73 el escéptico que se vuelve mucho más patente conforme el mismo va avanzando en la Historia y se acerca a los tiempos modernos. El problema se torna más grave cuando don Charles esboza una imagen de lo que podría ser el futuro, momento en el que el texto se vuelve puramente especulativo y, como el propio autor reconoce, más próximo a la ciencia-ficción (con más de lo segundo que de lo primero). Es en esa parte final en la que se encuentran los errores más graves, con referencias puntuales a conceptos largo tiempo desterrados del campo de la Ciencia, las cuales provocan que la buena impresión inicial se torne en un algo de gusto mucho más agridulce. En resumidas cuentas, tenemos un libro que, pese a sus incorrecciones, cumple perfectamente con su función de texto de presentación de las distintas ramas del conocimiento humano. En su contra, tiene, aparte de lo ya mencionado, lo desafortunado de la traducción al castellano, pródiga en faltas de ortografía, lo que la hace impropia de una obra destinada a la divulgación y, en general, de cualquier producto que se quiera vender. Luis Javier Capote Pérez BREVE HISTORIA DEL SABER (II) Charles van Doren Título Original: History of Knowlegde. Editorial Planeta. Barcelona, 2005. 504 páginas. Lo primero que me llamó la atención de este libro fue su autor, Charles van Doren. Robert Redford dirigió en los 90 una estupenda película llamada Quiz Show, basada en una historia real. En los años 60 el FBI investigó a la cadena NBC por amañar un concurso televisivo de preguntas, que se las pasaban a algunos de los concursantes. Uno de estos concursantes era Charles van Doren, un brillante profesor universitario de familia bien. La película tiene como actores protagonistas a Ralph Fiennes (que hace de van Doren) y a Rob Morrow (Doctor en Alaska). Hace un tiempo busqué información en la Wikipedia sobre van Doren y me sorprendió que a pesar de la polémica terminase, nada menos, que como director de la Enciclopedia Británica. En la edición en español el libro se titula «Breve historia del saber - La cultura al alcance de todos». Este título es el primero de muchos errores de traducción, que a lo largo de las 600 páginas molestan de forma intermitente. El título original es History of Knowledge, la Historia del Conocimiento. Y aunque resumir toda la historia del conocimiento en 600 páginas es una tarea difícil, la palabra «breve» no oculta la masa y ancho del libro. También mantengo ciertas reservas de que sea un libro que ponga la cultura al alcance de todos, aunque la claridad expositiva es uno de los méritos a destacar del libro. Trataré de explicar esta cuestión más adelante. El libro es un ambicioso análisis sobre la evolución del conocimiento en los tiempos históricos. Al el escéptico 74 Fotografía del autor, portada de Time en 1957 (Time) contrario que otros libros, como la Guía de la ciencia de Isaac Asimov, este libro no se contenta con listar de forma más o menos coherente una serie de fechas, nombres y descubrimientos; o relatarnos algunas anécdotas de los principales protagonistas del avance del conocimiento humano. Van Doren condensa, pone en contexto y compara los avances del conocimiento más importantes de cada época. Curiosamente, en ocasiones una época son décadas y en otras, siglos o milenios. Lo hace con un punto de vista ingenioso, con un lenguaje directo y con periódicas frases contundentes (y discutibles, claro). Hacer todo esto en un único libro es un esfuerzo titánico y por tanto el resultado es denso. Denso, pero con grandes dosis de amenidad. Denso y, en ocasiones, profundo. Para mi la principal novedad de este libro con respecto a otros que he leído es que da una visión de conjunto del conocimiento humano. Van Doren hace las veces de Hari Seldon, psicoanaliza el saber pasado, actual e incluso se atreve a hacer algunas predicciones sobre nuestro futuro. Aunque Breve historia del saber aborda la historia del conocimiento científico, también se abordan otras áreas como el arte, la religión, la política y la tecnología. De hecho, el comienzo del libro está dedicado precisamente a definir qué es el conocimiento y determinar los diferentes tipos de conocimiento. El libro está divido en quince capítulos. Los cinco primeros están dedicados al conocimiento desde la antigüedad hasta la Edad Media, otros tres a la época del Renacimiento, cuatro a la época de las revoluciones sociales de los siglos XVII al XX, dos capítulos al siglo XX y el último a tratar de prever los próximos cien años. En la contraportada, la editorial afirma que «Charles van Doren nos proporciona esta magistral síntesis de lo que hay que saber de historia, filosofía, arte, música, literatura, ciencia o religión». Si el objetivo del libro fuera convertir al lector en el próximo ganador de Saber o ganar1, sería un completo fracaso. No hay nada nuevo en lo que cuenta: el Renacimiento es el Renacimiento, la Ilustración es la Ilustración, y la Revolución Industrial es la Revolución Industrial. La novedad (para mi) está en cómo la cuenta: casi como una novela, con el saber de protagonista, donde éste se alimenta de los humanos, y no al revés. Otra de las virtudes del libro es hacer todo esto de forma clara, ordenada y en muchas ocasiones, hasta provocativa. No hay lugar para el aburrimiento. Pero aunque las ideas se transmiten en lenguaje sencillo, algunas requieren gran «digestión» intelectual. Sospecho, por tanto, que el libro se puede interpretrar de forma diferente según el nivel cultural del lector. En definitiva, una lectura que recomiendo. Victor R. Ruiz 1 Nota del editor. «Saber y ganar» es un concurso de preguntas y respuestas cultas de la televisión española. EL MONO QUE LLEVAMOS DENTRO Frans de Waal Título Original: Our inner ape. Editorial Tusquets (Metatemas), 2007. 940 páginas. Origen común Desde que Darwin bajó del pedestal al ser humano haciéndole compartir ancestros con los simios la gran pregunta ha sido ¿somos en realidad tan diferentes de nuestros primos? Que el tema sigue levantando ampollas lo demuestra la vigencia del creacionismo --ahora con nuevos disfraces-- empeñado en sostener contra la ciencia y el sentido común que nuestro origen es más divino que terrenal. Una postura contraria sostiene Frans de Waal, eminente primatólogo para quien nuestras más nobles características --la generosidad, la amabilidad, el altruismo y la solidaridad-- forman parte de la naturaleza humana, pues proceden de nuestro pasado animal. Portada original (Tusquets) 75 el escéptico

Temas: 
Coordinador: 
Fuentes Juan Pablo
Página inicial: 
73