Política basada en pruebas

Sección: 
EDITORIAL
Pagina final: 
7
descargar pdf

Recomendamos la lectura de este artículo en formato pdf, respetando su maquetado original.
Para ello pinche en la imagen de la primera página que aparece arriba.
Para facilitar su difusión, proporcionamos también la versión del artículo en texto, pero tenemos que advertirle que su extracción ha sido realizada por herramientas automáticas y puede que no conserve completamente la composición original.

Enlace al artículo en html (en nueva ventana):  Política basada en pruebas Texto plano (desmaquetado) del artículo :  Mostrar el texto plano (segunda vez esconde)

Editorial POLÍTICA BASADA EN PRUEBAS Este número, como ya han deducido al leer la portada, está dedicado a las pseudociencias en Cuba. Uno de los trabajos que presentamos es el «Retablo de Pseudoterapias». En él se habla de fisiognomía. La verdad es que me gustó que en el retablo de pseudoterapias en Cuba se incluyera esta cochambrosa y arcaica idea --que promoviera en el siglo XIX Cesare Lombroso-- de que la cara nos dice si somos delincuentes o buenas personas. Cada vez veo más pseudociencia en los departamentos de recursos humanos de las empresas". Pero lo que más me ha sorprendido es que ahora se utiliza en Recursos Humanos. La verdad es que cada vez veo más pseudociencia en estos de departamentos de las empresas. En estas mismas páginas hemos hablado de departamentos de RRHH que utilizan el horóscopo o la grafología. Pero, últimamente ha llegado a mis manos una revista de una famosa organización de usuarios de banca en la que en su última página interior, hay una sección dedicada a la fisognomía. En ella nos ponen la foto de un personaje y nos dicen sus características personales basándose en su cara. Algo así como que las orejas abiertas (en soplillo) indican que es una persona extrovertida, o lo contrario, no lo recuerdo bien. Ni me importa. No quiero dedicar recursos de mi cerebro a recordar chorradas. Iba a decir una barbaridad: ¡Manda huevos! Las decisiones políticas pueden ser transcendentales para un gran numero de personas y para las generaciones futuras. Los retos actuales precisan una política global basada en la realidad y la ciencia, no en las ideas, la fe o un ideario de partido. En la foto: Blair, Bush y Aznar en las Azores, donde se decidió --con pruebas falsas, o en ausencia de ellas-- atacar unilateralmente a Iraq. (Archivo) Manda huevos que hoy, en el siglo XXI, haya personas que piensen que la personalidad, la capacidad de trabajo, la adecuación a un puesto de trabajo, se refleje en cómo tenemos las orejas... ¡Que os voy a decir! Solamente se me ocurre una cosa: ¡Manda huevos! Y hablando de cosas que mandan huevos, acabo de leer que una de las propuestas de nuestro presidente (del gobierno) para hacer frente a la crisis es favorecer la compra de coches menos contaminantes. La idea que supongo que está detrás es que como en la actual crisis ha jugado un papel importante la subida del precio del petróleo, una forma de disminuir nuestra dependencia es que nuestros coches consuman menos. Nada que objetar en el largo plazo. Pero subvencionar la compra de un coche nuevo porque consume menos es sencillamente una barbaridad. Nuestro presidente (y mucha otra gente) se olvida de que el precio de un coche es proporcional al consumo de energía que hay en su fabricación. Es decir, al ahorro por consumo de combustible, hay que quitar el consumo por fabricación del coche. ¿Y cuál es el resultado? Hace unas semanas me invitaron a un curso de verano cuya directora era Teresa Giménez Barbat, una antigua directora ejecutiva de ARP-SAPC. Mi charla la titulé «Política basada en pruebas». Lo que en ella defendía Las entrevistas de trabajo incluyen diversas técnicas de selección a veces agresivas y muchas veces pseudocientíficas. (Archivo) el escéptico 6

Temas: 
Página inicial: 
6