Hace 20 años: La Alternativa Racional nº 9.

Sección: 
PRIMER CONTACTO
Pagina final: 
14
descargar pdf

 

Recomendamos la lectura de este artículo en formato pdf, respetando su maquetado original.
Para ello pinche en la imagen de la primera página que aparece arriba.
Para facilitar su difusión, proporcionamos también la versión del artículo en texto, pero tenemos que advertirle que su extracción ha sido realizada por herramientas automáticas y puede que no conserve completamente la composición original.

 


Enlace al artículo en html (en nueva ventana):  Hace 20 años: La Alternativa Racional nº 9.
Texto plano (desmaquetado) del artículo :  Mostrar el texto plano (segunda vez esconde)

Hace 20 años... LA ALTERNATIVA RACIONAL (LAR) Nº 9 Del editorial (mayo 1988) Como consecuencia de la visita de Uri Geller a nuestro país en noviembre del pasado año, ARP envió a los medios de comunicación un extenso informe sobre el carácter fraudulento de dicho personaje. Que tengamos conocimiento, se hicieron eco de nuestro comunicado Deia (15-XI-1.987), El Diario Vasco (15-XI-1.987) y Algo (febrero 1.988). Mark Plummer, director ejecutivo del Comité para la Investigación Científica de los Supuestos Hechos Paranormales (CSICOP), le comunicó a Félix Ares de Blas el 18 de noviembre de 1.987 que el Consejo Ejecutivo de dicha asociación había decidido nombrarle Consultor Científico y Técnico del CSICOP. Ésta es la primera ocasión en que un español es elegido para formar parte del reducido grupo de Miembros y Consultores que conforman el CSICOP. . « » Resumen del contenido Si en el número anterior comentábamos la creciente influencia de ARP --ya con nuevo nombre y estatutos-- en los medios de comunicación españoles, en La Alternativa Racional nº 9 se hace patente la comunicación con grupos escépticos de otros países. Además del nombramiento de Félix Ares como consultor del CSICOP --con el que ya se habían mantenido contactos y traducidos artículos --, en este número se comentan los contactos con escépticos de Irlanda, la antigua República Federal Alemana, y al otro lado del charco, Uruguay. Abre el boletín un artículo sobre uno de los temas que el tiempo ha determinado como «clásico» del pasado más reciente: «El caso del portentoso sapo partero extraterrestre», firmado por Félix Ares de Blas, Luis Alfonso Gámez y Jesús Martínez Villaro. El trabajo nos remonta al Bilbao de principios de los 80, en un momento de máximo esplendor de la ufología en toda la península, con continuas apariciones de supuestas naves extraterrestres en cantidad de medios de información de todo tipo: desde periódicos de tirada general hasta fanzines caseros pasando por algún que otra referencia esporádica en programas de televisión. En este contexto aparece una cinta de casete con una grabación casera en la que parecía oírse el ruido de un objeto volador no identificado, o al menos eso testimoniaba su autor, que aseguraba el escéptico 12 Boletin N 9 MAYO - 88 Portada Original.(Archivo) haber visto semejante aparato de noche en los alrededores de una fábrica cercana a su vivienda. Probablemente el caso no hubiera tenido mayor trascendencia si no hubiera aparecido en escena el inefable Juan José Benítez, que dio a conocer el caso a los medios de comunicación desde una perspectiva muy crédula. Tal como recoge el artículo, el programa Cara o cruz de la TVE vasca prefirió dar pábulo a sus afirmaciones y no prestar atención a quiénes estaban intentando denunciar la verdadera naturaleza de semejantes sonidos, que no era otra que la de un sapo partero que habitaba en las charcas que abundaban fruto de la desordenada urbanización de la zona. La evidencia la había aportado un estudio riguroso del espectro de la señal, que coincidía totalmente con registros sonoros de otros animales de la misma especie. Como concluye el artículo, «siempre habrá alguien dispuesto a hacernos creer que él tiene pruebas del origen extraterrestre del pretendido ovni de Zurbaran. También hay personas que dicen vender duros a cuatro pesetas». Que el auge de la ufología en España durante los años 70 y 80 fue una moda tardía llegada de los Estados Unidos queda patente en otro artículo, publicado anteriormente en The Skeptical Enquirer, y que tiene al notable Philip J. Klass como autor. En «el estallido de la historia de los platillos estrellados. Sus defensores ignoran las pruebas existentes respecto a la falsedad de tal historia» se hace un repaso a las habladurías aparecidas a partir del año 1950, en las que se afirmaba que militares estadounidenses habían recuperado en distintos lugares de Nuevo México --cerca de la localidad de Roswell-- restos de platillos voladores que habían colisionado en aquel paraje tres años atrás, cuando en realidad los trozos pertenecían a globos empleados por el ejército para sus experimentos. La historia se adornaba con la recuperación de cadáveres y testimonios falsos, tanto de testigos anónimos como de distinguidos miembros del gobierno. Pero el asunto tuvo que pasar sin pena ni gloria durante tres décadas hasta que fue rescatada en el libro El incidente, firmado por Charles Berlitz (que se hizo de fama y dinero por su conocido libro sobre las supuestas desapariciones de barcos y aviones en el llamado Triángulo de las Bermudas), y William Moore (de cuya imaginación salió el libro que hablaba sobre el Misterio Filadelfia, en la que fantasea con la idea de que la marina estadounidense habría sido capaz de hacer invisible un buque en un ensayo realizado durante la segunda guerra mundial). Con semejante currículo es fácil de entender que el libro esté plagado de falsedades que Klass saca a la luz Interviú nº 602 año 12.(Archivo) en este artículo, puesto que a pesar de la evidencia «podría esperar que los líderes del movimiento ovni tomaran las historias de Berlitz y Moore con bastante escepticismo. Sin embargo, hasta Bruce S. Maccabee, uno de los ufólogos técnicamente más competentes y cabeza del Fondo para la Investigación Ovni (FUFOR), respaldó el libro de Berlitz y Moore en una reseña crítica del libro publicada en la revista Frontiers of Science». No podemos dejar a un lado un pequeño anuncio tremendamente curioso: El ofrecimiento del Instituto Zetetics de sus Les Dossiers Scientifiques du Paranormal et de l'Occulte, un extenso archivo escéptico disponible desde terminales de Minitel, que era un servicio de videotexto a partir de la red telefónica que acababa de ponerse en el mercado francés, en los años previos a la revolución de Internet. Se anunciaba «más de 3 000 pantallas de información escéptica y más de 800 referencias». Además de los datos se ofrecía la posibilidad de preguntar y debatir sobre temas escépticos --incluso en tiempo real--, y responder al recién lanzado reto Broch­Majax, que ofrecía 85 000 dólares a la persona que fuera capaz de demostrar alguna capacidad paranormal. El premio quedó desierto hasta el final del reto en el año 2002, quince años después de este lanzamiento. En la sección fija «fenómenos paranormales» Luis Alfonso Gámez se hace eco de la publicación en la revista Interviú de un artículo en el que se acusa a Juan José Benítez de plagiar el famoso libro de Urantia. Una acusación a la postre reconocida por autor y editores, quiénes se defendían aduciendo la inexistencia de plagio ¡cuando los textos son revelados o de procedencia extraterrestre! Sin 13 el escéptico embargo parece que Benítez no se «inspiró» solo en este libro, sino que también lo habría hecho de otras dos obras sobre UMMO. Como dice Gámez, «decir que hay que agradecerle a Benítez su labor por darnos a conocer parte del contenido de The Urantia Book y que un libro revelado `no puede comercializarse en exclusiva' es pretender justificar lo injustificable. The Urantia Book tiene su correspondiente copyright y quien copia literalmente párrafos y páginas de un texto registrado sin citar su procedencia y avisar al lector, está incurriendo en un delito, digan lo que digan Benítez, sus editores y los cruzados de las pseudociencias». Dejando la ufología a un lado, el artículo «Sobre el racionalismo», firmado por José Martorell Soto hacía un repaso somero a las implicaciones filosóficas del método científico, la distinta influencia que éste tiene en la sociedad, sus fronteras, las limitaciones, los peligros de su incorrecta aplicación y las dificultades para vencer las creencias irracionales en una batalla inacabable en la que es muy difícil obtener resultados a corto plazo, como reconoce el autor. Cierra este número el artículo «El retorno de Uri Geller. Retrato de un farsante denunciado», que viene a enlazar con la noticia publicada en el anterior número de LAR --y que parte como titular de éste-- sobre la reaparición del famoso y controvertido Uri Geller en la televisión vasca, y el vano intento de Félix Ares y Luis A. Gámez de intervenir en directo en dicha actuación, Portada de El Libro de Urantia.(Uversa Press) a pesar de que incialmente habían sido invitados. Precisamente este último hace un esbozo en este artículo sobre el declive que el doblador de cucharas fue experimentando en sus distintas apariciones televisivas tras el éxito inicial, además de las pruebas que los escépticos fueron reuniendo durante años para desenmascarar sus ya clásicos trucos. Colabore con ¿Le gustaría participar activamente en esta revista? ¡Estamos esperando impacientes sus contribuciones! Escriba a: [email protected] el escéptico 14 Díganos, también, que temas le gustaría ver tratados, envíenos sus colaboraciones --noticias de actualidad, artículos, críticas de libros, ... -- o háganos llegar sus preguntas y comentarios de la revista en forma de cartas al director.

etiquetas generales: 
autores: 
Página inicial: 
12