Convocatoria de «Escépticos en el Pub Madrid» - 11-03-2017

En marzo Escépticos en el Pub aborda una cuestión polémica: La experimentación con animales, necesaria en biomedicina, pero con responsabilidad ética. Nuestro ponente será Lluis Montoliu (@LluisMontoliu), biotecnólogo y genetista, que lleva muchos años trabajando con animales de laboratorio y a la vez defendiendo un uso ético, regulado y transparente para esos fines. Él mismo nos cuenta cómo va a plantear su charla:

“La experimentación con animales es esencial en investigación biomédica y, por el momento, insustituible en la mayoría de los casos. El uso de seres vivos parecidos a nosotros nos ha permitido entender cómo funcionamos y estudiar las causas, el desarrollo y las posibles terapias frente a las enfermedades que nos afectan. Ahora bien, la utilización de animales con fines de investigación está extraordinariamente regulada, mediante normativas europeas, estatales y autonómicas, que protegen a los animales y persiguen mantener, en todo momento, su bienestar, a través de la aplicación del principio de las 3Rs: reemplazo, reducción y refinamiento, que obligatoriamente debe tenerse en cuenta antes de plantear cualquier uso de animales en investigación. Los investigadores somos los primeros interesados en apostar por el bienestar animal y por su eventual substitución por métodos alternativos, cuando esto sea posible. Mientras tanto, seguiremos avanzando en investigación biomédica con ayuda de los animales y con el estricto cumplimiento de la legislación vigente. Para ello, varios países europeos, como el nuestro, han apostado por iniciativas de transparencia en experimentación animal que pretenden abrir a la sociedad todo lo que ocurre en los centros de investigación en relación al uso de animales, para que sea posible constatar su uso exquisitamente regulado y el máximo respeto a los principios de salvaguardar en todo momento el bienestar animal.”

Experimentación animal: necesaria pero con ética

Lluis Montoliu es biólogo de formación, biotecnólogo y genetista de profesión. Ha trabajado con animales de experimentación desde 1986 y con animales modificados genéticamente desde 1989, principalmente ratones, como modelos para investigar sobre enfermedades raras como el albinismo. Miembro de varios comités de ética en experimentación animal, fue firmante de la declaración de Basilea y promotor de la iniciativa por la transparencia en experimentación animal lanzada en nuestro país en septiembre de 2016.

Como siempre, la entrada es libre y gratuita. Durante la realización de esta actividad cultural está permitida la presencia de menores de 18 años, siempre que no consuman bebidas alcohólicas, y de los menores de 16 años si están acompañados por uno de sus padres o tutor. Os esperamos en el Moe Club, en Alberto Alcocer 32 el sábado 11 de marzo a las 19:00.

Compartir: 

Disponibles en Internet los vídeos de 'Ciencia y Pensamiento Crítico en la EPS'

Los vídeos de las charlas 'Ciencia y Pensamiento Crítico en la EPS' ya están disponibles en los siguientes enlaces:

 Los problemas sociales de las pseudociencias

En esta ponencia se describe cómo han evolucionado los gurús y charlatanes que juegan con nuestra salud, desde los típicos timadores del oeste hasta los modernos coaching que llenan salas prometiendo falsas curaciones a problemas de salud graves. De estos charlatanes modernos destacan Enric Corbera y su movimiento de Bioneuroemoción hasta Josep Pàmies con sus pintas de agricultor bonachón, pero que en realidad son empresarios sin escrúpulos que se enriquecen del dolor y el sufrimiento de muchas personas, sobre todo de los enfermos, engañándolos y desinformándolos. Personas como la Dra. Odile Fernández, que miente y tergiversa, malinterpretando interesadamente estudios científicos para vender libros y conferencias.

El origen de las pseudociencias

¿Cuál es el origen de las pseudociencias? ¿Por qué creemos en ellas? ¿Qué las hacen tan atractivas? Daniel Orts, médico y psiquiatra, nos explica el por qué la supervivencia de las pseudoterapias en pleno siglo XXI, donde los avances científicos y la esperanza de vida gracias a la medicina a llegado a cuotas nunca antes vistas.

Más información en: https://gplsi.dlsi.ua.es/lacienciaprenlaparaula/ca/node/293

Compartir: 

Fira Natura en Lleida y pseudociencias

No podemos comprender que una feria promovida desde las instituciones públicas atraiga la participación de entidades y personas que, bajo el paraguas de las llamadas terapias alternativas, se dedican a prácticas esotéricas, paranormales y pseudocientíficas con denominaciones tan diversas como medicina ayurvédica, biorresonancia, medicina celular, terapia de polaridad, análisis transgeneracional, psiconeuroinmunología, hipnosis, posturología integrativa, geometría sagrada, terapia vibracional o gemoterapia, por citar solo algunos de los términos que aparecen en el programa.

Detrás de estas palabras de oscuro significado no hay ni un gramo de ciencia. Ni uno solo de los campos citados describe ninguna categoría o subcategoría del conocimiento, ni posee homologación alguna dentro de la comunidad científica. En una somera lectura del programa de la Fira y de su relación de expositores, encontramos de todo: retórica falsamente académica o pretendidamente científica, palabras largas sin significado real, combinaciones absurdas de sustantivos y adjetivos tomados de la ciencia;  o creencias tan dispares como el poder curativo de las gemas o de la imposición de manos, o la atribución de cualquier enfermedad a supuestos desequilibrios de no se sabe muy bien qué tipo de flujos energéticos. Todo ello bajo el revestimiento de la presunta bondad del productos "naturales" y las técnicas de terapia holística que todo lo curan. Resaltamos por su especial gravedad las corrientes negacionistas respecto a las vacunas o el tratamiento del SIDA o el cáncer, a las cuales se adscriben algunos de los practicantes de estas presuntas ciencias.

La ciencia auténtica se basa en las evidencias contrastadas y en experimentos reproducibles, mientras la actitud de los científicos debe ser necesariamente escéptica y crítica. Por ejemplo, en el mundo de la investigación biomédica —donde, por cierto, Lleida tiene un centro de excelencia— todos los profesionales conocen muy bien la cantidad de filtros que deben pasar antes de que cualquier teoría, técnica o nuevo producto sea validado y encuentre su aplicación terapéutica.

Las pseudociencias, por el contrario, se alimentan de dogmas, creencias, adhesiones y testimonios individuales. No están sometidas a los controles de seguridad sanitarios habituales ni a los experimentos clínicos. Además, no suelen aceptar la controversia, que a menudo atribuyen a conspiraciones de la casta médica y farmacéutica. Pero lo que es más grave: algunas de estas terapias se afirman como alternativas o sustitutorias, llegando a convencer a muchas personas enfermas a abandonar protocolos clínicos y hospitalarios, con un riesgo evidente para sus vidas.

Sin poner en duda la libertad de los organizadores, desde la ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico animamos a las instituciones leridanas (Fira de Lleida, Ayuntamiento, Diputación) y a la Generalitat de Cataluña a centrar sus esfuerzos y recursos en la promoción de la investigación y la divulgación científica o, cuando menos, a no apoyar actividades que, además de no contar con ningún crédito por parte de las instituciones sanitarias y científicas representan un riesgo para la salud de los ciudadanos.

Compartir: 

Asamblea General de socios 2017

Por la presente, y en cumplimiento de lo estipulado en el artículo 8 de nuestros estatutos, se convoca a todos los socios y socias de ARP-SOCIEDAD PARA EL AVANCE DEL PENSAMIENTO CRÍTICO a la Asamblea General Ordinaria correspondiente al ejercicio del año 2017, que tendrá lugar en Málaga, en un salón del Hotel Sercotel Málaga, situado en la calle Héroe de Sostoa, 17, el próximo sábado 1 de abril de 2017, a las 10,15 horas (y en segunda convocatoria a las 10,30 h).

La asamblea tendrá el siguiente

ORDEN DEL DÍA:

1.- Lectura y aprobación, si procede, del acta de la asamblea anterior.

2.- Ratificación de las altas de nuevos socios aprobadas provisionalmente por la Junta Directiva.

3.- Aprobación, si procede, del balance de ingresos y gastos del ejercicio económico anterior.

4.- Presentación de informes de gestión de la Junta y, en su caso, del Consejo Asesor de las diferentes áreas del trabajo desarrollado durante el año anterior.

5.- Situación de 'El Escéptico Digital'

6.- Premios que otorga la asociación.

7.- Beca de investigación de ARP - Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico

8.- Debate y aprobación de las líneas de actuación futura de la asociación, con establecimiento de prioridades.

9.- Aprobación, si procede, del presupuesto del ejercicio en curso.

10.- Presentación y debate de las propuestas envidas por los socios a la Junta para esta asamblea.

11.- Ruegos y preguntas

Compartir: 

Nota sobre la sentencia en la que se da invalidez a una persona con 'síndrome de sensibilidad química'

Leemos en la prensa de estos días la noticia sobre la sentencia de dar invalidez y una pensión a una persona que dice sufrir síndrome de sensibilidad química, fibromialgia y electrosensibilidad [1]; de electrosensibilidad ya hemos escrito en diversas ocasiones en El Escéptico, y de lo expuesto podemos afirmar que este tipo de enfermos no necesitan una pensión y una invalidez de por vida: lo que necesitan para superar su afección son médicos, psicólogos y comprender unos conceptos científicos básicos.

En primer lugar, entendemos que un juez no tiene competencia para decir si una enfermedad existe o no, sobre todo porque existen organismos reguladores que, a golpe de pruebas, experimentos y ensayos clínicos, determinan si un determinado mal existe y cuáles son sus causas. Y en este caso, al menos en lo que a la electrosensibilidad se refiere, la OMS (Organización Mundial de la Salud) dejó claro ya en 2004 que es una «intolerancia ambiental idiopática atribuida a campos electromagnéticos» [2]. Es decir, el sufrirla no depende de estar expuestos o no a campos electromagnéticos, sino de que el paciente crea que esos campos le están haciendo mal. Es más, la OMS tiende a ser precavida en estos temas, así que, cuando ha marcado que una enfermedad es idiopática, es porque está muy segura de ello (y nosotros también).

Tal resolución judicial solo conseguirá que esa persona viva recluida, con unas condiciones de vida por debajo de lo que debería, afectando ya no solo a su vida, sino a la de su familia y siendo carnaza de terapeutas alternativos y vendedores de humo que se llevarán el poco dinero de la pensión que se le ha asignado. Esa persona debe ser tratada, pues no dudamos de que esté enferma; ni consideramos que se esté inventando ninguno de los síntomas que alega, pues seguramente muy reales; aún más: durante el tiempo que reciba el tratamiento y hasta que mejore es lógico que esté de baja laboral, si así se estima necesario. Pero darle la invalidez y la pensión solo da aliento a embaucadores que seguirán aprovechándose de personas con miedo irracional a este nuevo mundo, un mundo cada vez más tecnificado, alimentando aún más un trastorno de base puramente obsesiva.

Compartir: 

Páginas