¿Pueden ayudar las pseudociencias?

Sección: 
DE OCA A OCA
Pagina final: 
27
pinchar aqui para descargar pdf

Recomendamos la lectura de este artículo en formato pdf, respetando su maquetado original.
Para ello pinche en la imagen de la primera página que aparece arriba.
Para facilitar su difusión, proporcionamos también la versión del artículo en html y texto, pero tenemos que advertirle que su extracción ha sido realizada por herramientas automáticas y puede que no conserve completamente la composición original.

Enlace al artículo en html (en nueva ventana):  ¿Pueden ayudar las pseudociencias?
Texto plano (desmaquetado) del artículo :  Mostrar el texto plano (segunda vez esconde)

D E O C A A O C A ¿P U E D E N AY U DA R LAS PSEUDOCIENCIAS? H Christian Kloc es un especialista en hacer crecer cristales. Tiene fama de ser el mejor del mundo. De hecho él era el que hacía los cristales de Schön y por eso figuraba como coautor en sus artículos. La investigación posterior le exoneró de cualquier culpa. Kloc se cansó de ser tan sólo el que suministraba cristales y se puso a crear transistores orgánicos y también lo Retrocedamos un poco. Schön trabajaba en los labologró. ratorios Bell y estaba tratando de conseguir transistores orgánicos; de haber triunfado conseguiría una Tenemos por tanto tres gruelectrónica barata, ligera y flexible --flexible en el pos de investigación que sentido de que se podría doblar o incluso enrollar--. han logrado resultados insSus investigaciones en ese campo fueron espectacu- pirándose en los fraudes de lares y se publicaron nada menos que en Science y en Schön. Nature, no en revistas del medio pelo. No quiero disculpar a Schön Llegó a publicar 90 artículos en dos años y su nom- pero si insistir en la idea de bre sonó como candidato al Premio Nobel. Pero ya que sus falsos datos actuasabemos que el método científico es lento pero que ron como incentivo para otras muchas personas. poco a poco hace su labor. Una de las claves del mismo es la repetición. Pues bien, los trabajos de Pienso que tal vez las pseuSchön no se reproducían en otros laboratorios. Eso dociencias, al menos algulevantó sospechas y acabó resultando que Schön se nas, puedan jugar un papel habían inventado los datos. Le echaron de su empre- similar entre los jóvenes. Me sa y la historia acabó cuando le retiraron el título de explicaré: muchos de nosdoctor lo que si no recuerdo mal es la primera vez que otros en su día sentimos una ocurre en Alemania. especial curiosidad por los ovnis y ello nos llevó a acerEl 19 de marzo de 2005 aparecía en un artículo en carnos a la ciencia. Más New Scientist que Vitaly Podzorov, de la Universidad tarde comprendimos que de Rutgers, en Piscataway, New Jersey (EEUU), aquello no era nada más que Jan Hendrik Schön (Archivo) había logrado un transistor orgánico al estilo de fe disfrazada, pero sobre lo Schön. Quizá lo más curioso es que este investigador que quiero llamar la atención es que los ovnis actuaron como gancho motivador. estaba haciendo su tesis doctoral en un campo totalQue un joven en enseñanza secundaria se interese por mente diferente. Fue el jefe del laboratorio, Mike saber qué hay tras los ovnis pienso que puede ser Gerhemson, quien le incitó a fabricar transistores bueno. Demuestra que tiene curiosidad. Una curiosiorgánicos, tras haber leído los artículos de Schön. dad que es la clave de que en el futuro sea un ciudadano responsable, con espíritu crítico, que no se deje Algo similar ocurrió con Ruth de Boer trabajando en convencer con cantos de sirena e incluso, ¿por qué la Universidad de Tecnología de Holanda. También no?, un científico. Sin embargo, vemos que la mayor parte de las veces, lo que empiezan preguntándose por ha realizado transistores orgánicos. ace aproximadamente un año que salió la noticia de que al físico alemán Jan Hendrik Schön le había sido retirado el título de doctor. Yo aproveché la ocasión para publicar en mi columna veraniega del Diario Vasco que eso demostraba que la ciencia funcionaba. el escéptico 26 los ovnis terminan creyendo a pies juntillas que somos visitados por seres extraterrestres y que los gobiernos nos lo ocultan. ¿Dónde perdemos el rumbo? ¿Dónde la sana curiosidad se transforma en creencia acrítica? ¿Es posible evitarlo? ¿Qué podemos hacer? La gran pregunta que me hago es cómo reconducir esa curiosidad hacía temas más importantes. leyendo unos pocos libros-- y podía aspirar a poner mi granito de arena en el avance de aquella ciencia --después descubrí que no era ciencia, sino fe--, pero inicialmente pensé que lo era. Si mi ejemplo fuera generalizable, el modo de conseguir ciudadanos críticos --y tal vez algún científico-- sería plantear a los estudiantes enigmas con una dimensión modesta y en la que ellos de verdad puedan contribuir al avance. Un ejemplo que se me ocurre es el de la búsqueda de cometas, que es una labor en la que destacan los aficionados. La técnica es sencilla de aprender y el premio es contribuir, de verdad, al conocimiento de la astronomía, incluso hay un premio gordo es que un cometa lleve su nombre. Sin duda, lo primero que hay que resolver es saber porqué esas pseudociencias son atractivas para los jóvenes. No conozco ningún estudio que me ayude a responder. Tengo mis ideas, pero se basan en mi propia vivencia, por lo que es difícilmente generalizable. En mi caso, creo que las principales motivaciones fueron que la ciencia me parecía inalcanzable y me la daban como algo acabado, ¿Se os ocurre algo similar en el ámbito de las pseudodogmático, en lo que yo no podía ciencias? Hacédmelo saber. influir, mientras que la investigación del fenómeno ovni tenía unas Félix Ares dimensiones abarcables --podía llegar a saber sus rudimentos 27 el escéptico

Página inicial: 
26