Editorial

Sección: 
EDITORIAL
Pagina final: 
7
Decárgar el artículo en PDF

Cuando el número anterior estaba casi cerrado nos llegó la noticia de la muerte de nuestro compañero Arturo Bosque y solo pudimos redactar una pequeña nota. Con más calma, Juan Soler nos ha dado una visión de quién fue y lo que aportó a nuestra asociación y al escepticismo en general. Realmente me he quedado un poco anonadado. ¡Qué de cosas hizo! Es cierto que la mayoría de ellas las conocía, pero como me iban llegando poco a poco nunca me di cuenta de lo que representaba en su conjunto. Cada actividad es muy interesante, pero al ver toda su obra agrupada, uno de da cuenta de la enorme pérdida que representa para nuestra Asociación. Merece la pena leerse Adiós, amigo, adiós, para ver las contribuciones de Arturo. A mí solo me queda darle las gracias por ellas.

Algo parecido me ha pasado al ver el Dossier de actividades de ARP-SAPC 2010. Al haberlas recibido una a una no era consciente de su magnitud. Todos los años durante la Asamblea se hace un resumen de lo hecho anteriormente. Al ver la cantidad de cosas que hemos realizado ­las que están reflejadas en el dossier pues hemos hecho más cosas­ vuelvo a quedarme anonadado: Participación en la décima edición del curso de Ciencia y Pseudociencia en la Universidad de la Laguna, la sexta edición de las Jornadas de pensamiento crítico en el IES de Figueres (Girona), y otras charlas en Alcázar de San Juan y en Santiago de Compostela, colaboración en Congreso de Divulgación Social de la Ciencia en Pamplona, en el congreso El Ser Creativo, y todo un año de Escépticos en el Pub en Madrid con enorme éxito y los gérmenes de actividades similares en otras zonas... Juan Soler ha recorrido España con gran éxito con su espectáculo El poder de la mente. Solo ejemplo, en el IES Hermógenes Rodríguez de Herencia participaron 200 alumnos.... Se ha intervenido en programas de radio y televisión, se han hecho artículos de prensa, se han presentado los nuevos libros de la colección ¡Vaya Timo!, etc. La única palabra que se me ocurre al ver a la cantidad de personas a las que hemos llegado es ¡excelente!. No me gusta la autocomplacencia pues estoy convencido de que es el camino para el fracaso; creo que siempre hay que estar un poco insatisfecho y aspirar a más. No os quepa la menor duda de que aspiramos a más; pero tampoco la cabe de hemos llegado a muchas personas y hay que felicitar a todos los que lo han hecho posible.

La actividad de Escépticos en el Pub Madrid ha sido tan interesante que le hemos dedicado un espacio en la esta revista que tienes en tus manos. Ha pasado un año y ha habido once sesiones y en algún caso se han superado los cien participantes. En estos momentos que el formato conferencia está de capa caída, parece ser que la fórmula de hacer una introducción y luego un diálogo informal, con una cerveza, refresco o café en la mano, funciona mucho mejor. Animo a todos los que tengáis inquietudes de hacer algo parecido en vuestra ciudad a intentarlo. Apoyaremos en todo lo que podamos.

El Congreso de Divulgación y Pensamiento Crítico que se celebró en Pamplona contó con tanta participación de socios de ARP-SAPC que hemos decidido dedicar un espacio de la revista al mismo.

Para mí fue tremendamente gratificante, me llamó enormemente la atención la forma de hacer la divulgación de nuestro compañero Xurxo Mariño y me lo pasé pipa con el modo de hacerlo de mi vieja amiga mexicana Julieta Fierro. Ambos han hecho de la divulgación de la ciencia un espectáculo tremendamente divertido. Como lo fue el monólogo de nuestra compañera Inés Rodríguez Hidalgo que utilizó como unidad monetaria el Ronaldo ­Rony para los amigos­. Me pareció una idea genial pues entre sonrisa y sonrisa pone de manifiesto la enorme descompensación que hay en nuestra sociedad; por poner un ejemplo, el mayor telescopio del mundo, el Gran Telescopio de Canarias, ha costado 1 Ronaldo, lo mismo que el fichaje de Cristiano Ronaldo. No sé lo que pensarán ustedes, pero al oír en número los Ronys dedicados a la investigación en España me puse tremendamente triste. ¿En qué sociedad vivimos que da más importancia un jugador de fútbol que a la investigación que nos puede ayudar a curar enfermedades, a solucionar los problemas energéticos... a aumentar la felicidad?

En Cataluña tuvieron la ocasión de recibir la visita de Richard Monvoisin para dar una conferencia sobre escepticismo en la que ni hay que decirlo asistieron muchos de nuestros socios. Juan Soler le realizó una entrevista que reproducimos en la revista. Es muy interesante toda la enorme labor que está realizando para hacer pedagogía que permita la difusión del escepticismo. Colabora, junto con nuestro socio de honor Henri Broch, en proyectos muy interesantes como CorteX, Laboratorio Zetético y Observatorio Zetético. CorteX es una base de datos con material pedagógico para fomentar el escepticismo en el que todos estamos invitados a colaborar. Zetético es la palabra griega para «examinar».

Pero no todo son buenas noticias. Como ya he indicado más arriba, hemos participado en la décima edición del curso de la universidad de La Laguna (Tenerife) titulado Ciencia y pseudociencia. De hecho hemos participado en las diez ediciones. Podéis leerlo en el trabajo de Luis J. Capote, que ha sido uno de los promotores del curso, que ha titulado "Ciencia y pseudociencias. Punto y aparte". Esperamos tenga cabida en el nuevo Plan Bolonia. Que nosotros sepamos era el único curso universitario sobre escepticismo que había en nuestro país. No estaría de más que alguna otra universidad se animara a hacer algo similar, bien entre las asignaturas optativas, bien en cursos de verano.

El día 5 de febrero del presente año, junto con nuestros compañeros de Círculo Escéptico promovimos en varias ciudades españolas un suicidio homeopático. Con ello queríamos llamar la atención sobre el hecho ­desconocido por la mayoría de las personas­ que las medicinas homeopáticas no tienen componentes activos. Hubo muchos medios de comunicación que se hicieron eco de ello.

En fin, nada más. Simplemente deciros que estamos dispuestos a seguir dando guerra. Tal como decía nuestro malogrado Mario Bohoslavsky, lo más probable es que la guerra [por la razón] esté perdida, pero seguro que ganaremos alguna batalla.

Editorial Félix Ares
Presidente de ARP-SAPC

Página inicial: 
7