No sé por qué me enfado

Sección: 
ARTÍCULOS
Pagina final: 
50
pinchar aqui para descargar pdf

Recomendamos la lectura de este artículo en formato pdf, respetando su maquetado original.
Para ello pinche en la imagen de la primera página que aparece arriba.
Para facilitar su difusión, proporcionamos también la versión del artículo en html y texto, pero tenemos que advertirle que su extracción ha sido realizada por herramientas automáticas y puede que no conserve completamente la composición original.

Enlace al artículo en html (en nueva ventana):  No sé por qué me enfado
Texto plano (desmaquetado) del artículo :  Mostrar el texto plano (segunda vez esconde)

No sé por qué me enfado Claudi Mans L os suplementos de los diarios dedicados a salud son, normalmente, panfletos publicitarios sin ningún valor científico, y no habría que enfadarse por ello. Pero hay veces que la cosa supera el nivel medio de tontería, y uno explota. En el último suplemento de La Vanguardia de "Salud y Vida" había una página de publicidad con un magnífico ejemplo de la técnica de usar palabras científicas reales, con frases sintácticamente bien construidas, pero totalmente fuera de sentido científico. Lo que se persigue es hacer pensar al consumidor incauto que debajo de aquellas afirmaciones hay una empresa o un profesional competente. Y nada. La empresa Laboratorios Catalysis (www.catalysis.es) hace una publicidad vergonzosa. Dice que nace en 1989 como consecuencia de las investigaciones del doctor Antonio Martín González, del CSIC. Con este nombre figuraba un documentalista licenciado en psicología, sin relación con la medicina o la química, pero con publicaciones sobre las radiaciones y las antenas móviles, y la terapia del cáncer con procedimientos esotéricos. Los de Catalysis afirman que aplican el sistema de activación molecular. El doctor (?) Eduardo Sanz, director del departamento científico de Catalysis, dice que "El procedimiento de activación molecular es un proceso de inyección de electrones en las capas internas de los átomos. Si tocas los electrones de valencia de los átomos, alteras la molécula. Nosotros no hacemos eso, sino que inyectamos los electrones en las capas internas de los átomos. Así damos más energía a las moléculas sin cambiar su estructura". Y así sucesivamente. Terminología científica, contenido imposible. Si es un alumno, lo suspendo directamente y es el fin. Pero si es una empresa, puede vender sus productos impunemente, basándose en falacias. En la web no da ningún indicio de con qué están fabricadas sus formulaciones. Esperamos que sean inocuas, y que al menos no induzcan patologías al incauto que compra productos de éstos. Publicado originalmente en catalán el pasado 3 de noviembre en el blog personal del autor. El texto está disponible en http://cmans. wordpress.com/2010/11/03/no-se-per-que-menfado/. Se publica en El Escéptico con el permiso expreso del autor. el escéptico 50

autores: 
Página inicial: 
50