Hace 20 años: La Alternativa Racional nº 8.

Sección: 
PRIMER CONTACTO
Pagina final: 
20
pinchar aqui para descargar pdf

Recomendamos la lectura de este artículo en formato pdf, respetando su maquetado original.
Para ello pinche en la imagen de la primera página que aparece arriba.
Para facilitar su difusión, proporcionamos también la versión del artículo en html y texto, pero tenemos que advertirle que su extracción ha sido realizada por herramientas automáticas y puede que no conserve completamente la composición original.

Enlace al artículo en html (en nueva ventana):  Hace 20 años: La Alternativa Racional nº 8.
Texto plano (desmaquetado) del artículo :  Mostrar el texto plano (segunda vez esconde)

Hace 20 años... LA ALTERNATIVA RACIONAL (LAR) Nº 8 Del editorial (marzo 1988) Desde el pasado 12 de marzo, la asociación escéptica española Alternativa Racional a las Pseudociencias (ARP) está inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones No Políticas del Ministerio del Interior. La aparición de menciones a ARP en las publicaciones profesionales El Médico y El Farmacéutico y en una carta al director publicada en la revista de divulgación científica Algo ha suscitado la incorporación a la asociación de un importante número de nuevos miembros y la celebración en Madrid el pasado 5 de diciembre de una reunión a nivel nacional. De todo esto, daremos cumplida información en el próximo número . « » Resumen del contenido Un año después de la transformación de ARIFO (Alternativa Racional para la Investigación del Fenómeno Ovni) en ARP (Alternativa Racional a las Pseudociencias), la asociación registra un mayor número de inscritos, debido también a la difusión que comienza a tener en distintos medios escritos especializados de medicina y en publicaciones de divulgación científica como la desaparecida Algo, ya sea por mención a la sociedad como en cartas al director publicadas. La revista comienza con un artículo de José Luis Gutiérrez Esturo titulado «Aclarando las fuentes del cristianismo. Comentarios acerca de la obra de Michael Arnheim: ¿es verdadero el cristianismo?», donde hace un análisis del citado libro que pone en duda la existencia del personaje histórico de Jesucristo mostrando las ambigüedades y situaciones paradójicas que presentan los evangelios desde el punto de vista histórico. Estas contradicciones comienzan en la concepción virginal de la madre, y el mismo nacimiento en Belén, para dar a Jesús la vitola de descendiente del rey David y, por tanto, Mesías del pueblo judío. Esta carambola, según Arnheim, fuerza a llevar a José y María desde Nazareth (Galilea) hasta Belén (Judea) para un censo romano que no tendría sentido pues el territorio de Herodes no se consideraba bajo administración del imperio. Además del aspecto mesiánico del personaje, los evangelios tampoco se ponen de acuerdo sobre la idea de Jesucristo como hijo de Dios, o como Dios mismo, algo que no encajaba en la mentalidad de los judíos de la época, a juzgar por el autor. Con las mismas dudas se pone en tela de juicio si el capítulo de la resurrección de Jesús pertenece a los primeros evangelios o fue añadido posteriormente. Aplicando el mismo rasero, el artículo «La navaja de Occam», de Elié A. Shneour hace una breve exposición de esa herramienta intelectual, tan importante que«la explicación razonable y simple de este principio a las afirmaciones de lo paranormal haría que la mayoría de estas fueran consignadas rápidamente al olvido». Para ilustrar su funcionamiento el autor echa mano a otro capítulo del relato bíblico, el Diluvio Universal, para demostrar que es totalmente improbable su veracidad ni siquiera con una interpretación lo suficientemente condescendiente con la misma: El tamaño del arca se antoja claramente insuficiente, la ingente cantidad de selección de seres vivos y su cuidado daría gravísimos problemas --máxime cuando unos se alimentan o parasitan a otros--, o el propio problema de los desperdicios que generarían; además la cantidad de agua caída hundiría cualquier barcaza, pues hay que pensar que para inundar la tierra se necesitaría alrededor del 40% más de la disponible en todo el planeta --otro agravante-- que, por último, necesita desaparecer en un tiempo demasiado breve para la solitaria acción evaporadora del Sol. Demasiadas preguntas, un abrumador 19 el escéptico navajazo de lógica al relato bíblico, «salvo que los creacionistas puedan responder a estas preguntas de un modo racional o dejen de insistir en que lo suyo es un legítimo asunto científico, como presuntos científicos se harán únicamente acreedores de la burla y el ridículo.» En la sección fija de «fenómenos paranormales» se narraba la llegada a las librerías del tercer volumen de «Caballo de Troya», de Juan José Benítez. Luis Alfonso Gámez, perplejo, veía «preocupante que un libro como Caballo de Troya, una teología light sin más pretensiones que las comerciales, haya sido un clamoroso éxito de ventas durante los últimos años». Sin embargo a Benítez no parecía sorprenderle su particular éxito, ya que tal como contaba Gámez en esta sección,«las ventas de las dos obras anteriores de la saga parecen haber animado al autor a embarcarse en una empresa tan ambiciosa que le hace manifestar en la solapa de su último libro que su obra se verá concluida en el año 2004». A toro pasado no podemos más que refrendar las palabras del crítico cuando afirmaba que«ello habla muy poco a favor de la capacidad crítica del público español». La sección se cierra con el vano intento por parte de socios de ARP de estar presentes en la aparición que Uri Geller hizo en la cadena vasca ETB doce años después de su primera intervención en TVE y ante el mismo presentador, José María Iñigo. Además del clásico repertorio de trucos, Geller realizó un nuevo truco, que «se basó en hacer que en su mano, y después de frotarla con un dedo, brotara una semilla de rábano de entre un pequeño montón que tenía en la palma.» La centralita de la televisión se colapsó, pero no tuvo la misma repercusión que en su primera actuación. Hablando de éxito de público, unos meses antes, en el verano de 1987, las principales televisiones mundiales habían proyectado un video con la supuesta autopsia a un extraterrestre en la localidad estadounidense de Roswell, y los medios de comunicación de España no fueron una excepción. En «El fraude del majestic12. Cuando los ovnis se estrellan... contra el sentido común» militantes escépticos de la talla de Philip J. Klass o Paul Kurtz se centran en los supuestos documentos que acompañaban al video y que, con el nombre de majestic-12, pretendía ser un informe del alto mando estadounidense al presidente de la nación sobre la presencia de seres extraterrestres en el país cuando en realidad eran una burda farsa. Tal y como se recalca en el artículo, «la fabricación de el escéptico 20 Portada Original.(Archivo) documentación falsa del gobierno de los Estados Unidos es ilegal, ha apuntado Klass, y piensa que aquellos que han confeccionado los documentos del MJ-12 para embaucar al público y engañar a los medios de comunicación deben ser puestos en manos de la justicia». Cierra este octavo número del boletín el artículo «La religión católica, el diablo y las pseudociencias. Tres ejemplos de cómo la iglesia católica recurre a la superstición y las pseudociencias cuando conviene a sus intereses», que critica indefinición de la iglesia católica que a veces condena el culto a la parapsicología, otras lo aprueba, e incluso a veces pretende ponerse el atuendo de la ciencia. Como denuncia Luis Alfonso Gámez, «La religión está divulgando pseudociencia y ofreciendo a los más jóvenes pruebas científicas de la resurrección de Jesucristo que sólo existen en las calenturientas mentes de autores sensacionalistas; está manipulando la ciencia a su gusto y divulgando pseudociencia sobre la que fundamentar sus credos. Eso es algo que nos atañe a todos los escépticos y requiere que no nos quedemos con los brazos cruzados».

autores: 
etiquetas generales: 
Página inicial: 
19