Enseñando al público el escepticismo

Sección: 
EDITORIAL
Pagina final: 
8
pinchar aqui para descargar pdf

Recomendamos la lectura de este artículo en formato pdf, respetando su maquetado original.
Para ello pinche en la imagen de la primera página que aparece arriba.
Para facilitar su difusión, proporcionamos también la versión del artículo en html y texto, pero tenemos que advertirle que su extracción ha sido realizada por herramientas automáticas y puede que no conserve completamente la composición original.

Enlace al artículo en html (en nueva ventana):  Enseñando al público el escepticismo
Texto plano (desmaquetado) del artículo :  Mostrar el texto plano (segunda vez esconde)

Editorial ENSEÑANDO AL PUBLICO EL ESCEPTICISMO S in recuperarnos todavía de la resaca, producto del desembarco del Diseño Inteligente a nuestras tierras, en este número tocamos numerosos temas con un denominador común y necesario, los esfuerzos por lograr la apertura de la ciencia y el escepticismo hacia el gran público. El Curso Ciencia y Pseudociencias de la Universidad de la Laguna (Tenerife) El tema de portada de este número lo hemos dedicado a los cursos de Ciencia y Pseudociencias que desde hace siete años se vienen celebrando anualmente en la Universidad de la Laguna en Tenerife (Islas Canarias). Esta excelente propuesta --que ya va por la octava edición-- lleva a los alumnos a reflexionar sobre lo que es la ciencia y lo que no lo es". Dedicamos a este tema tres artículos en nuestra revista. El primero es el titulado «Presentación del curso interdisciplinar universitario ciencia y pseudociencias 2008» cuyos autores son los codirectores del mismo: Teresa González de la Fe y Luis J. Capote Pérez. En la entradilla del artículo ellos mismo exponen claramente lo que es el curso y lo que se propone: «Los cursos de Ciencia y Pseudociencias de la Universidad de La Laguna han sido pioneros en España en el ámbito de la divulgación científica, la comunicación social de la ciencia y el fortalecimiento de la confianza social en el conocimiento científico frente a pseudociencias y otros discursos destinados a lucrarse con la ignorancia o la credulidad de las gentes. Lo novedoso de la fórmula ha sido la combinación de la divulgación científica y el pensamiento crítico, así como el amplio abanico de disciplinas y puntos de vista implicadas en el programa». El segundo es el titulado «Divulgación científica: señas de identidad» en el que Inés Rodríguez Hidalgo reflexiona, a partir de sus propias y dilatadas experiencias, sobre lo que es la divulgación científica. De entre las muchas y jugosas frases que dice quiero resaltar esta: «La divulgación científica es Ciencia». el escéptico 6 Portada del año pasado del Curso Ciencia y Pseudociencias. (Universidad de La Laguna / Jesús Guerra Martín) Lograr que la Ciencia se integre en el conocimiento básico del ciudadano promedio es, sin duda, la auténtica revolución cultural (aún pendiente) del siglo que corre. Y para ello es preciso destruir la presunción de que la popularización de la Ciencia no es Ciencia... lo que sería como afirmar que la harina no es trigo. La divulgación científica es Ciencia porque de ella nace y se nutre, porque representa la máxima expresión de su naturaleza pública y abierta, y porque su fruto, la culturización integral del pueblo, tiene como consecuencia el aprecio y respeto por la Ciencia, su sostenimiento y progreso. Como la propia Ciencia, la divulgación es sancionada sólo por la experiencia, nunca es algo concluido, y requiere audacia, imaginación y creatividad». El tercer artículo, titulado «Ciencia y pseudociencias», cuyo autor es José María Riols Cimas, nos hace una breve historia de lo que han sido los siete años que tiene de vida el curso. Nadie mejor que él para contarnos en primera persona lo que han sido estos cursos, pues fue el director de los mismos desde el año 2003 al 2007. Él mismo nos recuerda que desde el primer momento el curso contó con el apoyo de ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, y algunos de sus profesores «de plantilla» han sido miembros de nuestra asociación... Vayatimos El segundo gran tema de este número de El Escéptico, tiene que ver con la salida al mercado del segundo bloque de libros de la colección Vaya Timo de la Editorial Letoli, en la que colabora nuestra Sociedad. En este número podéis encontrar varios capítulos de cada uno de los cuatro nuevos libros: El Yeti y otros bichos, La parapsicología, Las abduciones y El Psicoanálisis. El último de los libros está dedicado a El psicoanálisis; sus autores, Carlos Santamaría y Ascensión Fumero, lo dejan al desnudo: demuestran que la fama de Freud es absolutamente inmerecida, que no tiene nada de ciencia y lo que es más grave para los psicoanalistas: que no sirve para nada, que no ayuda a nadie. Antes de leer este libro me costaba mucho tra- Portada de uno de los ¡Vaya timo! bajo digerir que algu- (Laetoli) nos buenos libros, de buenos autores, del siglo XXI, destacasen a Freud como uno de los grandes científicos del siglo XX, a la par de un Einstein, Watson, Crick, Shannon, Bratain, Bardeen, Fleming,... A mi, salvo en los años de la adolescencia, en los que casi era obligado leer la Interpretación de los sueños o Moisés y la religión monoteísta, me pareció que todo el psicoanálisis tenía menos base que una pirámide puesta al revés (apoyada por la punta). Todavía recuerdo las rebuscadas y carentes de sentido interpretaciones de ciertos sueños de los pacientes de Freud. «Me perseguía un cordero blanco»... y de ese sueño concluía que su padre la quería violar o cualquier otra estupidez por el estilo. Siempre pensé que si una señora soñaba que le perseguía un cordero blanco, el significado más probable es que soñase que le perseguía un cordero blanco. Pero, evidentemente, yo era lego en los rebuscados entresijos del psicoanálisis. A mi Freud casi siempre (salvo cuando era muy joven) me pareció un charlatán... y este libro me da muchos argumentos para apoyar mi pensamiento. A mi Freud casi siempre me pareció un charlatán... y este libro me da muchos argumentos para apoyar mi pensamiento. En el primero de ellos, Carlos Chordá no solo habla del Yeti sino que hace un extenso recorrido por «otros bichos», como por ejemplo el archiconocido «Nessie» del Lago Ness al que el autor dedica el capítulo 3 de su libro, que reproducimos. Luis R. González en Las abducciones, nos recuerda que: «Para cualquier persona inquieta, la idea de que mucha gente está siendo secuestrada por seres venidos de otros planetas resulta fascinante tanto si es cierta como si no. De hecho, creo que es mucho más fascinante si es falsa. Si fuese cierto todo lo que argumentan los creyentes, seríamos meros conejillos de indias en manos (o cualquier otro apéndice manipulador equivalente) de unos todopoderosos dioses (o, mejor dicho, demonios), capaces de utilizar el tiempo y el espacio a voluntad para sus propios fines y sin el menor escrúpulo moral. Nuestra vida carecería de sentido, sólo nos quedaría intentar disfrutarla en lo posible entre abducción y abducción... aparte, claro está, de seguir pagando la hipoteca...». En el tercer libro, Carlos Álvarez desenmascara La Parapsicología, cuyo primer capítulo, que reproducimos, está dedicado a explicarnos la relación entre «Cerebro y Mente». Día de Darwin. Nueva colección de libros. El día 12 de febrero se ha declarado el día de Darwin y en su conmemoración empieza a ser costumbre celebrar diversos actos que tienen que ver con la evolución/ selección natural y con la ciencia biológica. Uno de esos actos se ha celebrado en el Planetario de Pamplona y ha contado con la colaboración, entre otros, de ARPSociedad para el Avance del Pensamiento Crítico. El acto consistió en la presentación de una nueva colección de libros: la traducción al castellano de los trece libros que 7 el escéptico y 28 centímetros. Una trompa increíblemente larga. Como dicho insecto no se conocía, ni parecía creíble, algunos naturalistas se rieron de Darwin. En 1910 los entómologos Karl Jordan y Lionel Walter Rothschild encontraron el insecto, una subespecie (raza geográfica) de la esfinge de Morgán (Xanthopan morgani prædicta). Darwin había predicho su existencia en 1862. A la izquierda, la mariposa Xanthopan morgani prædicta que como su nombre indica fué predicha por Darwin (Archivo). publicó Darwin. Aunque parezca increíble, pues Darwin es uno de los grandes de la ciencia de todos los tiempos, en español sólo se han editado cinco de esas trece obras. Y algunas de ellas en ediciones ridículamente pequeñas. Fuera de El origen de las especies y del Origen del hombre es difícil encontrar sus otras obras. Por fin vamos a poder disfrutarlas en esta nueva colección de Laetoli, que se estrena con Las orquídeas. Es curioso y sorprendente ver que en este libro Darwin hace una predicción que se cumplió. Al ver la forma de unas orquídeas, concretamente la llamada Estrella de Navidad (Angraecum sesquipedale), que había sido descrita por el botánico francés Louis-Marie-Aubert du Petit-Thouars dedujo que, aunque nadie las había visto ni las conocía, tenía que haber en la zona donde se criaban (Madagascar) una especie de mariposa con una espiritrompa entre 25 Echando mano a mis recuerdos me pregunto cómo es posible que Popper (Karl Popper) dijera que la selección natural no era científica porque no era predictiva y, por lo tanto, no falsable.¿Popper no se había enterado de esa predicción de Darwin? ¿Popper no se había enterado de las retropredicciones, es decir, de las predicciones de lo que se encontraría en estratos geológicos? También es cierto que poco antes de su muerte Popper reconoció su error, lo que no es óbice ni cortapisa para que todos los antievolucionistas de todo tipo y pelaje nos digan que la evolución/selección natural no es una ciencia «tal como ya demostró Popper». La apuesta de Laetoli es valiente y arriesgada. Personalmente, la apoyaré comprando todos los ejemplares. Os invito a hacer lo mismo. Félix Ares Presidente de ARP-SAPC Cartas al Editor Estimados amigos: Acabo de recibir y leer el ultimo numero de el esceptico, con el interes de siempre. Me ha interesado en particular el articulo sobre «El creacionismo intenta invadir a la universidad española», p. 14-21. Me sorprendió que no sepan de mi libro, publicado hace bastantes meses, Darwin y el Diseno Inteligente. Creacionismo, Cristianismo y Evolución (231 p, Alianza Editorial 2007) ni del documento (libro de 70 paginas) de la Academia Nacional de Ciencias (NAS), Science, Evolution, and Creationism, preparado bajo mi dirección y presentado por mi en una rueda de prensa (presidida por Dr. Ralph Cicerone, presidente de la Academia) el 4 de enero de 2008 en Washington. La presentación del libro de la NAS fue reportada en los noticieros de la tarde de los grandes canales de TV y en artículos en el New York Times y otros periódicos importantes (frecuentemente refiriéndose a entrevistas conmigo). También en España en el ABC de 5 y 7 de enero y otros periódicos. Por cierto que daré dos conferencias sobre el diseno inteligente el 26 de marzo a las 20:00 en el Aula Castelao de Filosofía, de la Universidad de Pontevedra (como parte de la XXV Semana Galega de Filosofía) y el 27 de marzo a las 12:00 en la Facultad de Biología de la Universidad de Vigo. (Di dos conferencias diferentes sobre el mismo asunto en la Universidad de Córdoba, en las Facultades de Biología y de Filosofía el 16 y 17 de octubre de 2007.) Felicidades por el buen trabajo que hacen. Un abrazo, Francisco Ayala 2001 National Medal of Science Laureate University Professor Donald Bren Professor of Biological Sciences University of California, Irvine Department of Ecology and Evolutionary Biology 321 Steinhaus Hall el escéptico 8

autores: 
Página inicial: 
6