Homeopatía

¿HOMEOPÁTICO + ALOPÁTICO = HÍBRIDOPÁTICO?

Hace tiempo que el término homeopático, como los términos natural, equilibrado, completo, ecológico o de proximidad son valorados de forma positiva por la sociedad. Ninguno de estos términos supone ningún reconocimiento de que el producto al que se aplica sea mejor, más eficaz, más nutritivo, o más saludable.

Las campañas lanzadas en contra de los productos homeopáticos usan dos argumentos básicos. Uno basado en la teoría química, que dice que dadas las elevadas diluciones de los productos no queda ningún rastro del supuesto principio activo en ellos. Y el argumento basado en que no tiene más eficacia que un placebo cualquiera.

Los fabricantes de productos homeopáticos se han inventado ahora productos híbridos, con una parte homeopática y una parte de medicamento convencional añadida a las concentraciones convencionales. Se les podría denominar medicamentos hibridopáticos, tal vez. De este modo, si el medicamento funciona, se puede alegar que la mejora se ha producido por el medicamento homeopático.

En la foto adjunta podemos ver parte de los envases de dos medicamentos de EEUU, prescritos para el desatasco de los senos nasales, la rinitis y afecciones leves similares. El de la parte superior es el medicamento convencional, una típica disolución salina tamponada, con un desinfectante bactericida típico, el cloruro de benzalconio.

A la derecha, los ingredientes "activos" del medicamento homeopático. Contiene tres sales inorgánicas (nitrato de plata, dicromato potásico y carbonato de sodio) en diluciones homeopáticas (por suerte, porque de los dos primeros uno es tóxico y el otro muy oxidante) y extractos homeopáticos de cinco plantas.

Y abajo, la composición de ingredientes "inactivos" del medicamento homeopático. Coincide prácticamente con los ingredientes del medicamento convencional: la disolución salina tamponada, con el mismo desinfectante.

Ambos funcionarán igual, suponiendo que las concentraciones de estos últimos ingredientes sean las mismas en ambos. Pero, si funciona, la impresión en el usuario será que el medicamento homeopático es eficaz y que la homeopatía funciona. Naturalmente, funciona gracias a los ingredientes "inactivos" que contiene. Si tan inactivos son, ¿por qué los ponen?

No es precisamente una conducta muy ejemplar, me parece a mí.

Claudi Mans

Reproducido con permiso del autor. El texto original en catalán (publicado el 4 de marzo de 2016): https://cmans.wordpress.com/
Sobre Claudi Mans: https://cmans.wordpress.com/curriculum-2/

Jesús Fernández, premio Mario Bohoslavsky, en el programa de RNE "Entre Probetas", junto con Julián Rodríguez de APETP

La avalancha de productos homeopáticos en las farmacias tienen su contrapunto: hay farmacéuticos que rechazan su uso, que no exhiben los envases homeopáticos en sus estantes y escaparates, que aconsejan al público basándose en la evidencia científica.

etiquetas generales: 

Convocatoria de «Escépticos en el Pub Madrid» - 21-11-2015

IMPORTANTE: Antes de pasar a la convocatoria recordad que tras el parón veraniego hemos tenido que cambiar de local y hora de inicio: Moe Club, 19:00.

El sábado 21 de noviembre tendremos como ponente en Escépticos en el Pub Madrid al ganador del Premio Mario Bohoslavsky concedido este año por ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico: Suso Fernández.

Suso es farmacéutico comunitario y ha trabajado 18 años en la industria farmacéutica. Además es máster en Periodismo científico por la Universidad Carlos III de Madrid y un luchador incansable contra las pseudomedicinas. Su establecimiento, la Farmacia Rialto de Madrid, no solo NO vende homeopatía sino que a los clientes que la piden les proporciona un folleto informativo de lo que es realmente.

La charla se titula Farmachorradas y, como explica el propio ponente, pretende hacer un recorrido por lo que se vende en las farmacias, yendo de lo más científico y con estudios que avalan su eficacia, a lo más absurdo y sin la más mínima evidencia que lo apoye (flores de Bach, oligoterapia, pulseras terapéuticas…). Todo con un toque de humor, aunque no hará falta mucho esfuerzo porque no son pocas las cosas que podemos encontrar en casi todas las farmacias españolas (y del mundo) que dan risa por sí solas, a pesar de que estén relacionadas con algo tan serio como la salud. 

Farmachorradas

Como siempre, la entrada es libre (no permitida a menores de 18 años) y gratuita. Una vez más, recordad que esta temporada hemos cambiado de local y de hora. Os esperamos en el Moe Club, en Alberto Alcocer 32, a las 19:00.

El cartel, obra de Daniela Meli (@Mexkeptic).

autores: 

Páginas