Una enciclopedia de las afirmaciones, fraudes y engaños de lo oculto y sobrenatural

Sección: 
ARTÍCULOS
Traductores: 
ANTONI ESCRIG
Pagina final: 
57
pinchar aqui para descargar pdf

 

Recomendamos la lectura de este artículo en formato pdf, respetando su maquetado original.
Para ello pinche en la imagen de la primera página que aparece arriba.
Para facilitar su difusión, proporcionamos también la versión del artículo en html y texto, pero tenemos que advertirle que su extracción ha sido realizada por herramientas automáticas y puede que no conserve completamente la composición original.

Enlace al artículo en html (en nueva ventana):  Una enciclopedia de las afirmaciones, fraudes y engaños de lo oculto y sobrenatural
Texto plano (desmaquetado) del artículo :  Mostrar el texto plano (segunda vez esconde)

 

Una enciclopedia de las afirmaciones, fraudes y engaños de lo oculto y lo sobrenatural tercera entrega James Randi Akásicos, registros. El término akásico proviene de la expresión sánscrita akasha, que significa un teórico medio universal de alguna clase. Podría compararse vagamente con el "éter" cuya existencia presumía la ciencia en otros tiempos. Estas sustancias insustanciales no se sustentan. Se supone que estos "registros" contienen datos de todo cuanto haya sucedido, está sucediendo esté sucediendo o sucederá alguna vez vaya a suceder en todo el universo, al estilo de los registros de Hacienda1. Esta idea fue adoptada, predicada y popularizada por H.P. Blavatsky como parte de la religión de la Teosofía. Actualmente, el término se refleja en el punto de vista "holístico" de los seguidores de la Nueva Era. Muchos videntes, principalmente Edgar Cayce y Rudolf Steiner, afirman, sin especificar cómo, haber obtenido su información de estos registros. Esta afirmación es imposible de comprobar. Acadio-Caldeas, inscripciones. Desde el siglo VII a. C., en el reinado de Asurbanipal, estos documentos de la Biblioteca Real de Nínive están entre las escrituras mágicas más antiguas conocidas. Consisten en su mayor parte en exorcismos contra todo tipo de demonios. No son ahora más útiles que entonces, pero son fascinantes como registros históricos de la eterna fascinación del hombre con estos conceptos. Aksakof, Alexandre. (¿1832-1880?) Un espiritualista ruso muy rico y hombre de estado que, no teniendo nada mejor que hacer, llevó a los médiums Henry Slade y Eusapia Palladino a Rusia. Por insistencia suya, se estableció un Comité Científico Ruso para investigar las afirmaciones espiritualistas, pero no realizó trabajos dignos de consideración. Alberto Magno. (¿1205-1280?) Se llamaba Alberto de Colonia, filósofo cristiano y dominico de buena cuna quien, por un breve espacio de tiempo, sirvió como obispo. Defendió la obra de Aristóteles que se alineaba con la doctrina de la iglesia, escribió y llevó a cabo experimentos sobre alquimia y teorizó también sobre magia. Se rumoreaba que el escéptico 54 había descubierto la piedra filosofal y que podía controlar el tiempo atmosférico. Fue un escritor muy prolífico. Se decía que había dedicado treinta años a fabricar lo que hoy llamaríamos un androide, una figura de latón con forma humana y dotado de palabra. Cuentan que lo destruyó Santo Tomás de Aquino porque las respuestas a sus preguntas lo dejaron perplejo. La verdadera obra de Alberto, y la que resultó potencialmente útil, trataba sobre remedios herbales, cuyos efectos, Alexandre Askakof (Foto: Wikimedia Commons) dadas las limitaciones intelectuales de su tiempo, no pudo distinguir de la magia. Alchabitius (véase Abdekazys). Alquimia y alquimistas. La alquimia, que nació hacia el año 100 y floreció en época medieval, era un arte que se basaba parte en la experimentación, y parte en la magia. Los primeros investigadores de los procesos naturales centraron su investigación en una sustancia mítica que conocían como piedra filosofal (la palabra "piedra" se refiere a cualquier sustancia mineral en general), a la que se le atribuían propiedades valiosas como el poder de sanar, de prolongar la vida y de transformar los metales simples en metales preciosos como el oro. Se buscaba afanosa -y comprensiblemente- esa sustancia, y los ricos de la época patrocinaban a los que les prometían la piedra, igual que los millonarios actuales cortejan y apoyan a los inventores de las máquinas de movimiento perpetuo y a otros que se atribuyen poderes místicos. Las expectativas de éxito eran entonces, y son ahora, igual y perpetuamente fútiles. Los tres objetivos generales de los alquimistas -transmutar el metal en oro, prolongar la vida indefinidamente, y la obtención de vida artificial- fracasaron. Muy pocos alquimistas consiguieron algún éxito, pero se dice que murió muy rico el fraile parisino Nicolas Flamel (1330-1418), que afirmó haber encontrado el secreto de la trasmutación. En el año 1400, el cauto Enrique IV de Inglaterra aprobó una ley contra el "arte de la multiplicación" que se refiere a la creación de oro o plata mediante alquimia. Otro Enrique, el sexto, siguió un camino distinto cuando concedió cuatro nombramientos a unos sinvergüenzas que le aseguraron que podían fabricar oro de todo tipo. Pero, en todo este tiempo, los alquimistas realizaron muchas aportaciones verdaderamente valiosas al conocimiento, aunque se les escaparan descubrimientos básicos como los elementos químicos y la manera en que éstos forman las sustancias compuestas. Sus "elementos" básicos eran fuego, aire, tierra y agua, y creían que todas las sustancias eran combinaciones de azufre, mercurio y sal común, de los que afirmaban que se componían de los cuatro "elementos". En tiempos modernos, hubo una gran revuelo entre quienes aún se aferraban a la alquimia cuando se comprobó que todos los elementos reales están compuestos por el mismo tipo de partículas (electrones, protones, neutrones) en distintas proporciones; hubo quien asumió inmediatamente que por fin era posible ese proceso de transmutación buscado desde hacía tanto tiempo. Verdaderamente, los elementos hoy en día se transmutan, átomo a átomo, mediante un bombardeo con partículas subatómicas de alta energía; ahora bien, esto se parece a la noción que tenían los alquimistas como se parecería el vuelo espacial con cohetes a alcanzar la órbita saltando con zancos. Finalmente, cuando la alquimia se purgó de disparates y errores, se convirtió en química. (véase también elementos y Paracelso). Alexander (mentalista, 1880-1954). Presentado en 1900 como "El Hombre que Conoce", Claude Alexander hacía en la primera mitad de su espectáculo una representación de magia de estilo oriental según los cánones, pero a pesar de la gran calidad de su prestidigitación, la audiencia esperaba impacientemente las preguntas y respuestas de la segunda mitad. Vestido con turbante y túnica orientales, Alexander pedía al público que escribieran las preguntas en trozos de papel que después se doblaban, reunían y esparcían sobre una mesa ante el artista. Entonces se llevaba a la frente cada papel, parecía adivinar la pregunta y entonces daba una respuesta adecuadamente misteriosa y provocativa. Aunque era obvio que se trataba de un ilusionista y empleaba trucos, el público devoraba todo lo que decía y quería más. Sirva esto como tributo a su talento y como muestra de la gran carencia de juicio de los espectadores. (Véase Método de ventaja). Alfridarya (véase Astrología). Alpha, proyecto (véase Psicoquinético). Althotas (véase Cagliostro). American Society for Physical Research (Sociedad Americana para la Investigación Psíquica) (ASPR). Fundada en 1885 en Boston por el psicólogo William James para estudiar y registrar afirmaciones en torno a lo sobrenatural, lo oculto y especialmente sobre la vida después de la muerte; tomó como modelo a la Sociedad para la Investigación Psíquica (SPR) de Londres, de la que se independizó en 1905. Sufrió numerosas crisis institucionales, y cambió muchas veces de dirigentes y de sede social. Su secretario en 1887 55 el escéptico Alberto Magno (Foto: Wikimedia Commons) fue Richard Hodgson, un investigador puntero de las afirmaciones sobre videncia.. Su sede social se encuentra actualmente en Nueva York, en la esquina de la calle 5 Oeste con la 73 (distrito postal NY 10023), y posee una completa biblioteca y salas de estudio donde sus miembros persiguen quimeras diversas. Amuleto (del Arabe hamulet, que significa "lo que está suspendido"). Un objeto mágico diseñado más como protección que para conferir poder o fuerza, que es la función del talisman. A menudo se fabrican de plástico vendiéndose en tiendas de brujería o en las tiendas de recuerdos de los aeropuertos a los pasajeros nerviosos. Por lo general se usa con una cuerda o cadena sobre el cuello. Ángel. En teología, un ser de rango inmediatamente inferior a los dioses. Si los ángeles tienen sexo o algún interés o capacidad sensuales ha despertado cierto interés entre los filósofos y los curiosos más entrometidos. Y, sorprendentemente, en ninguna parte de la Biblia se mencionan las alas de los ángeles. Parece ser que estos apéndices fueron inventados por artistas medievales, y que esta idea atractiva la recogió y empléo desde entonces todo el mundo, sin que nadie hiciera preguntas. El jefe de los ángeles es Miguel, un arcángel que manda sobre Anael, Gabriel, Uriel, Rafael, Samuel y Zerachiel. El puesto es vitalicio, y Miguel es inmortal. Ángeles de Mons. El 29 de septiembre de 1914, el periódico londinense Evening News publicó una encantadora historia de ficción de Arthur Machen titulada "The Angels of Mons". La historia contaba que el santo patrón de Inglaterra, San Jorge, apareció en la Batalla de Mons, en Bélgica (23 de agosto de 1914), en compañía de una tropa de ángeles genuinamente ingleses que empuñaban arcos y hacían llover flechas sobre el enemigo, ayudando así a las tropas británicas en su retirada de ese célebre choque. Era una historia tan atractiva que se diseminó internacionalmente, y se dio pronto por cierta. Algunos veteranos de Mons llegaron a decir que habían visto personalmente en persona a los ángeles en la batalla. Hoy en día sigue creyéndose en la leyenda debido a su periódico resurgimiento acrítico, y a la narrativa renovada y mejorada que hacen los periodistas. Los místicos la citan para demostrar que Dios apoya a las Fuerzas del Bien. Anima mundi. Se trata de la idea del "alma del mundo", aceptada por místicos como Paracelso entre muchos otros. Es una expresión del concepto de que existe una especie de espíritu que lo impregna todo y que es la "fuerza vital" que hay detrás de toda la vida y la energía. (véase también magnetismo animal). Animal, magnetismo. Muchas culturas comparten la convicción de que el propio proceso vital tiene una "substancia" medible. Este término se ha convertido erróneamente en el cajón de sastre para los conceptos místicos de fuerza vital, anima mundi, o élan vital. Tiene un cierto parecido con la idea oriental del qi. Anton Mesmes desarrolló el término específico para explicar la fuerza que creía que operaba para el escéptico 56 Arthur Machen (Foto:Archivo/) lograr los efectos hipnóticos o histéricos que inducía a sus pacientes. Esta es una entidad algo diferente, pero igualmente imaginaria, a la que los seguidores de la ciencia cristiana se referían como M.A.M. o "Magnetismo Animal Malicioso". La fundadora de la ciencia cristiana, Mary Baker Eddy, creía que la M.A.M., transmitida a su cuerpo por sus enemigos, la estaba envenenando. Parece ser que adoptó la idea del "sanador magnético" Phineas Parker Quimbly, el originador de las teorías extravagantes en que se basa la ciencia cristiana. Ankh. Jeroglígico egipcio, también conocido como "la cruz en bucle", que representa un glifo de la "vida". Era frecuente que se pusiera una gran piedra o una figura de metal de esa forma en la mano derecha de los dioses egipcios. La versión de menor tamaño suele emplearse como amuleto o talismán, y es tan eficaz como cualquier otro dispositivo similar. Antiguos, astronautas. Según una teoría, hace miles de años visitaron la Tierra civilizaciones procedentes de otros sistemas estelares, y dieron a los primeros hombres información para ayudarle en su desarrollo. Parece ser que las gentes eran débiles mentales y necesitaban ayuda para desarrollar artilugios tan ingeniosos como la rueda, los ladrillos y las porras. Muchos autores, especialmente el escritor de éxito Von Däniken, han presentado pruebas al respecto, y ninguna resulta convincente cuando los hechos se determinan y examinan, aunque sea de pasada. Esta teoría la promueven en la actualidad los periódicos tabloides, las revistas sensacionalistas, las publicaciones sobre OVNIS y otras entidades Símbolos, de Ankh en el Museo Británico (Foto: flickr.com/photos/radiowood/) que se mantienen al margen de la ciencia establecida, pero conserva poco interés para los investigadores serio Antropomancia. Un sistema inútil para determinar el futuro mediante el desgarramiento de seres humanos vivos y el examen de sus entrañas. La variedad ligeramente más aceptable es el augurio, cuya víctima es un pájaro. Al menos, no hay constancia de que la antropomancia se emplee en la actualidad. Antroposofía. Filosofía desarrollada por el arquitecto, artista y ocultista húngaro Rudolf Steiner (1861-1925), consistente en ideas muy similares a las de H.P. Blavatsky, cuyo movimiento teosófico abrazó Steiner en 1899. En 1902 llegó a ser secretario de la rama alemana del movimiento teosófico, pero en 1913 ya había roto con ellos y formado su propio grupo. Un verdadero místico, Steiner afirmó (como ya lo había hecho Blavatsky) que tenía la capacidad de consultar los registros akásicos. Descubrió espíritus de todas clases en todos los sitios, y determinaba si eran benevolentes o maléficos. También era un creyente devoto de la astrología, rasgo que compartía con el poeta alemán Goethe, del que era un gran admirador. Editó para su publicación los escritos de Goethe sobre la naturaleza. Los diseños arquitectónicos de Steiner, realmente muy característicos, tienen una apariencia orgánica y pueden encontrarse en muchas localidades de Alemania y de los países escandinavos. Las líneas y características naturales y agradables de sus diseños son realmente hermosas y conmovedoras. En 1919 desarrolló las Escuelas Steiner (conocidas en algunas partes del mundo como Escuelas Waldorf, que toman su nombre de la marca alemana de cigarrillos WaldorfAstoria) para enseñar sus ideas como la "agricultura biodinámica" y la "eurítmica", un método de danza que busca representar la música mediante el movimiento. Su método educativo animaba a los niños a buscar espíritus naturales y a limitarse a observar, en lugar de examinar de cerca o comprobar. A Steiner se le ocurrió la noción que los humanos viven sus vidas en ciclos de siete años, y su plan de estudios se vertebró en torno a esta idea. Cuando las escuelas adaptan las enseñanzas de Steiner bases más realistas y útiles, las Escuelas Steiner tratan a niños con retraso en todas las clínicas (conocidas como aldeas Campbell) acogidas al sistema. Apolonio de Tiana (también conocido como Balinus. 3-98 d.C.). Un filósofo o místico griego, contemporáneo de Jesucristo, del que se dice que viajó a lugares lejanos como la India a la búsqueda de conocimiento mágico. Estudió las ideas de Pitágoras y se le atrubuyó la capacidad de la profecía, la resurrección de los muertos, la invisibilidad, la bilocación y otros milagros. Sus discípulos afirmaban que después de su propia muerte, se alzó, vivo, y ascendió en cuerpo al cielo. En Asia Menor se le dedicaron templos como a un dios menor. No obstante, la mayoría de la información detallada sobre Apolonio proviene del escritor Filóstrato, cuya interpretación se cree que es pura ficción. Traducción: Antoni Escrig Vidal 1. N. del T: IRS también son las siglas de Internal Revenue Service, la agencia recaudatoria de impuestos estadounidense. 57 el escéptico

autores: 
Coordinador: 
Página inicial: 
54