Escepticismo y laicismo

Sección: 
ARTÍCULOS
Pagina final: 
16
pinchar aqui para descargar pdf

 

Recomendamos la lectura de este artículo en formato pdf, respetando su maquetado original.
Para ello pinche en la imagen de la primera página que aparece arriba.
Para facilitar su difusión, proporcionamos también la versión del artículo en html y texto, pero tenemos que advertirle que su extracción ha sido realizada por herramientas automáticas y puede que no conserve completamente la composición original.

Enlace al artículo en html (en nueva ventana):  Escepticismo y laicismo
Texto plano (desmaquetado) del artículo :  Mostrar el texto plano (segunda vez esconde)

 

Dossier Escepticismo y Laicismo Redacción de El Escéptico E n este número el dossier está dedicado a la relación entre escepticismo y laicismo. Dos corrientes distintas y que como movimientos organizados han mantenido un desarrollo mutuamente independiente hasta hace muy poco: en el ámbito español, las principales organizaciones escépticas y laicistas (ARP-SAPC y Europa Laica respectivamente) han nacido y han evolucionado cada una por su lado. Sin embargo, en el nivel individual, es más que habitual que haya socios de ambas organizaciones al mismo tiempo, o personas que sin pertenecer a ninguna de ellas compartan los objetivos y planteamientos escépticos y laicistas de las dos. Solo por mencionar un ejemplo significativo, es sabido que el biólogo evolucionista Richard Dawkins es un gran activista en ambos campos: el escéptico y el laicista. A nivel asociativo, recientemente, ARP-SAPC aprobó un Manifiesto por un Estado Laico, que figura al final de esta introducción al dossier, por el que apuesta por la laicidad del Estado, y tiene pendiente modificar los Estatutos de la Asociación para incluir el laicismo como uno más de sus objetivos. Por otro lado, Europa Laica ha elaborado también hace poco unas fichas de formación en laicismo que incorporan en una de ellas (llamada Ciencias, creencias y laicismo) contenidos claramente favorables al pensamiento crítico, científico y contrario a las supersticiones y pseudociencias, en una línea claramente racionalista y escéptica. Además, y por primera vez, asociaciones escépticas y laicistas han colaborado en una actividad conjunta, como ha sido la organización de la gira de conferencias en España del fundador de Rationalist International y miembro del CSI (Comitee for Skeptical Inquiry) Sanal Edamaruku, y que visitó Barcelona, Madrid, Granada y Gijón en diciembre del año pasado de la mano de ARP-SAPC, Círculo Escéptico y Europa Laica. Queda por ver si este acercamiento entre ambas posturas va más allá de lo meramente coyuntural o si tiene alguna raíz más honda. Los textos que se ofrecen en el dossier profundizan en esta cuestión, analizando las relaciones entre los planteamientos escépticos y laicistas. En uno de los textos, el Presidente y el Vicepresidente de Europa Laica, Francisco Delgado y Manuel Navarro, nos ofrecen su opinión desde la perspectiva estrictamente laicista, vinculando el principio laicista, esto es, la libertad de conciencia, con la racionalidad y el pensamiento crítico y científico, distinto y en relación conflictiva con el dogmático, religioso y pseudocientífico. El filósofo y antropólogo Andrés Carmona profundiza en la relación laicismo-escepticismo en dos textos que vienen a desarrollar la misma idea: que el principio de separación público-privado es un principio común tanto al laicismo como al escepticismo, solo que en el laicismo se aplica a la filosofía política y en el escepticismo a la teoría del conocimiento. Distinguir y separar el ámbito público del privado permite garantizar la libertad de conciencia que persigue el laicismo, y es la forma de distinguir conocimiento de opinión, ciencia de creencia, para el escepticismo. Para acabar, el profesor de la Universidad de Granada, Juan Antonio Aguilera, incide en la relación de escepticismo y laicismo en el contexto concreto de la Universidad, mostrando cómo en la actividad concreta muchas veces se solapan los objetivos en pro de uno y otro debido a esos nexos de unión entre ambos. Desde la redacción de El Escéptico animamos a la continuidad de este debate entre escépticos y laicistas que promete buenos resultados conjuntos. Nota: Las opiniones vertidas en este dossier corresponden exclusivamente a los autores y no representan necesariamente la posición oficial de las asociaciones a las que pertenecen. el escéptico 16 otoño-invierno 2012

etiquetas generales: 
autores: 
Página inicial: 
16