La receta de Lisa para fabricar vida

Sección: 
EL ESCOLARP
Pagina final: 
40
pinchar aqui para descargar pdf

Recomendamos la lectura de este artículo en formato pdf, respetando su maquetado original.
Para ello pinche en la imagen de la primera página que aparece arriba.
Para facilitar su difusión, proporcionamos también la versión del artículo en html y texto, pero tenemos que advertirle que su extracción ha sido realizada por herramientas automáticas y puede que no conserve completamente la composición original.

Enlace al artículo en html (en nueva ventana):  La receta de Lisa para fabricar vida
Texto plano (desmaquetado) del artículo :  Mostrar el texto plano (segunda vez esconde)

Para el profesor La receta de Lisa para fabricar vida* L isa Simpson se prepara para la feria de ciencia en la escuela elemental de Springfield. Se le acaba de caer un diente de leche y quiere comprobar si la Buzz-cola será capaz de disolverlo. Mientras tanto su hermano Bart frota un globo contra su pelo y va dando descargas de electricididad estática a todo el que se cruza con él. Justo en el momento en que Lisa observa su experimento se acerca Bart con su globito y consigue que una chispa caiga sobre el diente en la Buzz-cola. Lisa observa los resultados al microscopio; lo que parecían moléculas simples son pequeños hombrecitos. Hasta aquí nos interesa este fragmento del episodio (número 1 de la octava temporada) dedicado a historias de terror para Halloween. En apenas cuatro minutos Matt Groening desarrolla una delirante historia: esos hombrecillos crean una civilización y una religión ­la protestante-, adorarán a su diosa (Lisa), temerán al demonio (Bart) y más cosas. ¿Se pudo originar así la vida en nuestro planeta? Esta historia está inspirada en uno de los experimentos cruciales de la historia de la ciencia, el experimento de Miller-Urey. En 1953 estos investigadores, calentaron durante unos días una mezcla de moléculas sencillas: agua, metano, amoniaco e hidrógeno, aplicaron descargas eléctricas y analizaron el resultado. Encontraron moléculas más complejas como la glucosa y algunos aminoácidos, los ladrillos con los que nuestro cuerpo fabrica las proteínas. Entonces, si sabemos fabricar moléculas complejas a partir de sencillas, ¿podemos fabricar seres vivos en un tubo de ensayo? Hay una objeción técnica, pues el más sencillo de los virus es una estructura muy, muy compleja. También hay quien ha encontrado objeciones filosóficas a esta idea tan materialista de que somos simples moléculas. Piensan que no somos sólo materia sino algo más, una `fuerza vital' (vis vitalis, en latín) que aparece en los seres animados y que se pierde cuando se muere. Este no es el único caso en el que la ciencia ha invocado la existencia de alguna sustancia para explicar fenómenos: el el escéptico 40 flogisto explicaba hasta finales del siglo XVIII qué tienen en común las sustancias que arden o el éter, que a finales del S. XIX se proponía como el medio en el que viajan las ondas electromagnéticas (la luz, las de radio, televisión, microondas...) *El título está tomado del estupendo libro de Paul Halpern WHAT'S SCIENCE EVER DONE FOR US? What the Simpsons can teach about Physics, robots, life and the Universe. Desgraciadamente no existe versión en castellano. Si te interesa el tema puedes encontrar otros libros similares como el de Marco Malaspina, La ciencia de los Simpsons. No es extraño que haya unos cuantos libros ­y webs- sobre la ciencia y los Simpsons puesto que pocas series de dibujos animados tienen tanto contenido científico como ésta. Si sigues a estos seres amarillentos de cuatro dedos, conocerás el tomacco, la silla eléctrica ecológica con células fotovoltaicas, blinky el pez de tres ojos...

 

etiquetas generales: 
Página inicial: 
40