Doblar cucharas con la mente

Sección: 
PRIMER CONTACTO
Pagina final: 
7
pinchar aqui para descargar pdf


Recomendamos la lectura de este artículo en formato pdf, respetando su maquetado original.
Para ello pinche en la imagen de la primera página que aparece arriba.
Para facilitar su difusión, proporcionamos también la versión del artículo en html y texto, pero tenemos que advertirle que su extracción ha sido realizada por herramientas automáticas y puede que no conserve completamente la composición original.

Enlace al artículo en html (en nueva ventana):  Doblar cucharas con la mente
Texto plano (desmaquetado) del artículo :  Mostrar el texto plano (segunda vez esconde)

PRIMER CONTACTO
DOBLAR CUCHARAS CON LA MENTE
Hace un par de meses, en TVE 1 apareció, una vez más, el inefable Uri Geller doblando cucharas con la mente. Los presentadores: José María Iñigo ­una vez más­ y Concha Velasco ­nueva en estas lides­ insistieron en que era verdad que Uri Geller doblaba cucharas con el poder de la mente. Está claro que Uri Geller no dobla las cucharas con la mente, pero usted sí puede hacerlo.
Página en la web de la revista estadounidense Time, de 4 de junio del 2001 (Vol.157 Núm. 22), en la que se habla del descubrimiento del centro de investigación coreano.

­A mí me pasó lo mismo ­añadió otra­, me llamó mi prima para decírmelo. Fue extraordinario. ¡Qué poderes! Entonces mi primera impresión de que "por fin las tonterías de Uri Geller se habían olvidado" se vino abajo. La falta de memoria hace que los espectadores repitan los mismos errores que otros, y ellos mismos, cometieron en su día. Con una diferencia notable, la primera vez que salió Uri Geller era novedad. Nos pilló de sorpresa. Pero en los siguientes días varios periódicos publicaron que hacía trucos, que era un antiguo prestidigitador israelí travestido en dotado. Después salió el libro

Hace unos días, tuve una reunión en la que había media docena de personas entre los cincuenta y sesenta años de edad, y una docena de jóvenes. No sé muy bien porqué salió el tema del programa de Iñigo/Velasco con el prestidigitador húngaro/austriaco/israelí Uri Geller, que debió de tener lugar en TVE1 el miércoles 19 de septiembre del 2001. Yo no vi el programa; pero por lo que me contaron fue lo de siempre, con especial énfasis en doblar cucharas. Me sorprendieron varias cosas. La primera es que los jóvenes nunca habían oído hablar de Uri Geller ni de doblar cucharas. Eso lo entendí a medias; la primera vez que Uri estuvo en España, en el programa de Iñigo, fue en el año 1975, si no recuerdo mal. Hace demasiado tiempo para que ellos lo hubieran visto; aunque no dejaba de sorprenderme porque con posterioridad había estado de gira por varias televisiones locales, incluyendo la ETB del País Vasco. Pero lo que me desconcertó del todo es que las personas mayores de cincuenta años tampoco se acordaban de Uri Geller. En principio me pareció estupendo. "Por fin, las tonterías del doblacucharas profesional nacido en Israel se han olvidado", pero... ­¡Ah, ya sé de que programa hablamos! ­dijo una de las señoras­ me llamó mi hermana para decirme que mirase la televisión, que había un señor que doblaba cucharas con el pensamiento. Y me puse a verlo. Estuvo muy interesante. ¡Qué poderes!, ¿verdad?
6

de Ramos Perera [1975] en el que, entre otras cosas, había fotos de Uri Geller, en su actuación de 1975 en el programa de Iñigo, en las que se veía la cuchara ya rota antes de empezar a doblarla "con la mente". Después aparecieron muchos libros entre los que destaco el de James Randi [1982]. Creer, en 1975, que Uri podía tener algún poder era absurdo pero mucho menos que seguir pensándolo hoy cuando ya se han publicado multitud de libros, artículos y programas de televisión mostrando el fraude del supuesto "dotado". Siempre había pensado que las creencias en poderes paranormales debían ir evolucionando porque se veían obligadas a ello, ya que los "escépticos" demostraban su falsedad. Pero estaba equivocado. En temas paranormales no importa cuantas veces se demuestre que una cosa es falsa, siempre habrá más creyentes. Y probablemente, cuanto más se demuestre que es fraude, más se hablará de ello y más creyentes habrá. ¡Qué cruz! ¡Un buen mito nunca muere! La gente, tanto la joven como la mayor, me sorprende por su credulidad, pero ¿qué decir de esa televisión

el escéptico

primavera- verano 2001

TIME WEB SITE

Jose Mª Iñigo presenta a Uri Geller en el programa Directísimo de TVE.

­Claro, pero eso es trampa, no es una cuchara de verdad. No se preocupe, de momento, el programa informático, desarrollado por el Korea Research Institute, la dobla en una pantalla de computador. Sin embargo, no hay ningún problema en poner una cuchara real en las manos de un robot y que éste, al verle a usted relajado, doble la cuchara. Como usted sea una persona tranquila ¡vaya gasto en cucharas! BIBLIOGRAFÍA Perera, Ramos (1975). Uri Geller al descubierto. Sedmay Ediciones. Randi, James (1982). The truth about Uri Geller. Prometheus. (la edición revisada es de 1982). (F.A.de B.) Félix Ares de Blas, doblacucharas aficionado y autor de esta nota, ha doblado cucharas ­por supuesto, diciendo que era un truco: el mismo que emplea Uri­ en varios programas de ETB, en Teledonosti y en Loacalia Guipúzcoa. También ha arreglado relojes estropeados por radio, colapsando la centralita de Radio San Sebastián, etc. PARA MÁS INFORMACIÓN sobre el Korea Research Institute en http://ard.etri.re.kr/eng/main.htm y http://www.time.com/time/interactive/technology/brai n_np.html.

ARCHIVO

pública ­TVE1­ que vuelve a traer a Uri Geller 26 años después, tras haberse publicado cómo se hacen sus trucos? ¿Qué pensar de un presentador ­José María Iñigo­ que tras 26 años vuelve a traer al mismo mago y vuelve a decir que no hay truco, después de haber leído el libro de Ramos Perera? Les recuerdo que en ese libro se ven las fotos con el truco al descubierto tal como se emitió en el programa de Iñigo. ¿Qué Iñigo no ha leído el libro? Lo dudo. Yo mismo le envié una copia y me conocía perfectamente pues había estado en sus programas. ¿Qué pensar de los responsables de los medios de comunicación públicos ­subrayo públicos­ a los que sólo preocupa la audiencia y hacen caso omiso de la calidad de los programas que emiten? ¿Qué pensar de un parlamento que tolera una televisión pública con programas de este estilo y sigue financiándola con nuestro dinero? ¿Cómo justifican dicho dinero? ¿Si hacen los mismos programas basura que el resto de televisiones, el tener doble financiación ­pública y privada­, no es competencia desleal? ¿Qué dicen nuestros gobernantes?... Mis reflexiones siguen y siguen pero no quiero aburrirles. Además no quiero ser fraudulento, el título era "Doblar cucharas con la mente" y todavía no les he enseñado a hacerlo. Para doblar cucharas con la mente usted necesita el intermedio de un ordenador. La máquina lee su electroencefalograma y aprende cómo diferenciar las señales que usted produce cuando está activo y cuando se encuentra en reposo. La máquina le pide que se relaje y cuando usted lo logra, una cuchara virtual, representada en el monitor del computador, se dobla. Sí, así, tal cual, usted dobla la cuchara con el poder de su mente cuando ésta está relajada. La relajación, tal como dicen los parapsicólogos, ya ven ustedes que resulta fundamental.

¿QUIERE USTED SER MILLONARIO?
Para conseguirlo no necesita ir a ningún concurso. Sólo tiene que demostrar eso que predica allá donde va: sus poderes paranormales. Si es capaz de encontrar agua en el desierto, de comunicarse con otras personas, de adivinar el pasado de los demás, o "simplemente" mover un autocar con el poder de su mente, el laboratorio Zetetics está dispuesto a premiarle con 200.000 euros (33.277.200 pesetitas). Claro, que antes deberá demostrarlo, porque los señores H. Broch, G. Majax, y J. Theodor, responsables del premio, no están dispuesto a dárselo a cualquiera.
primavera- verano 2001

el escéptico

7

Página inicial: 
6