Primeros "pantallazos"

Sección: 
GUÍA DIGITAL
Pagina final: 
72
pinchar aqui para descargar pdf

Recomendamos la lectura de este artículo en formato pdf, respetando su maquetado original.
Para ello pinche en la imagen de la primera página que aparece arriba.
Para facilitar su difusión, proporcionamos también la versión del artículo en html y texto, pero tenemos que advertirle que su extracción ha sido realizada por herramientas automáticas y puede que no conserve completamente la composición original.

Enlace al artículo en html (en nueva ventana):  Primeros "pantallazos"
Texto plano (desmaquetado) del artículo :  Mostrar el texto plano (segunda vez esconde)

guía digital Primeros `pantallazos' ERNESTO CARMENA C omo era de esperar, Internet ha posibilitado la difusión casi sin límites de las más alocadas ideas irracionales, y se ha convertido en el mejor escaparate para el negocio de la pseudociencia, pero también en un medio ideal para la divulgación del pensamiento crítico. La cantidad de información disponible es tal que ni siquiera dedicando la revista entera al escepticismo en Internet podríamos tratar el tema con la suficiente profundidad. Afortunadamente, la mayoría de las web de contenido escéptico o racionalista están muy bien interconectadas, y basta comenzar por acceder a algunas de ellas para encontrar abiertas todas las puertas. En esta primera guía digital, vamos a examinar dos lugares virtuales rebosantes de información y enlaces de interés para los lectores de EL ESCÉPTICO. Un diccionario imprescindible para el nuevo milenio Entre los sitios web más interesantes y útiles sobre escepticismo, destaca The Skeptics Dictionary & Guide for the New Millennium, del filósofo Robert T. Carroll, una magnífica colección de definiciones escépticas y ensayos sobre los temas más variados. Podemos acceder a ellos por orden alfabético, o bien mediante un índice de materias que los agrupa en once grandes bloques : ETs & ufos, Alternative medicine, Cryptozoology, occult & supernatural, The paranormal & the psychic, Junk science & pseudoscience, Frauds & hoaxes, New age Nirvana, Who I am?, A skeptics Halloween y Logic, science & philosophy. Este último apartado quizá sea uno de los más interesantes, ya que disecciona con profundidad e ironía las falacias lógicas a las que nos tienen acostumbrados los charlatanes, los mecanismos psicológicos relacionados con la credulidad, y conceptos de imprescindible dominio para el pensador crítico, tales como efecto placebo, estudio controlado, navaja de Occam, etcétera. El diccionario, por supuesto, no está exento de la opinión de Carroll, una opinión siempre bien fundamentada. Así, si nos dirigimos a acupuntura, por ejemplo, encontramos una tajante separación entre el con- cepto de acupuntura como tal y la acción de clavar agujas en el cuerpo. La primera es, según Carroll, una teoría metafísica, imposible de contrastar empíricamente, acerca de la manipulación de la energía chi con el objeto de equilibrar el Ying y el Yang. La segunda, es decir, la inserción de agujas, no puede usarse para validar la acupuntura, tenga los efectos (ligeramente anestésicos, por lo visto) que tenga. Y podemos asistir a un interesante debate con un lector sobre este punto, ya que en este diccionario no falta el debate: Carroll publica los comentarios (generalmente duros) de lectores (generalmente crédulos) y sus correspondientes réplicas. Esta página es una fuente inagotable de frases demoledoras, irónicas o ingeniosas para coleccionar, pegar en la nevera o colocar al final del texto en un emilio (mensaje de correo electrónico). Pero, además del rigor y el ingenio del autor, encontramos bibliografía y cientos de enlaces -la esencia de inernet- que nos permiten profundizar en cada asunto acudiendo a otros lugares de la red o a diferentes publicaciones. Incluye también un interesante FAQ (Frecuently Asked Questions) con respuestas a las preguntas más frecuentes de los lectores. Más ventajas: el sitio se actualiza regularmente añadiendo más temas y enlaces, y podemos bajarnos el diccionario completo para disfrutarlo tranquilamente sin estar conectados. Un grupo de internautas escépticos trabaja en la actualidad en la traducción de la web de Carroll al castellano. De momento, y para quien le venga bien, existe ya una versión en portugués. La velocidad de carga de The Skeptics Dictionary no es muy alta, pero sí más que aceptable. En realidad, lo único malo que tiene este el escéptico (Junio 1998) 71 sitio es la longitud de su dirección: http://wheel.ucdavis. edu/~btcarrol/skeptic/dictcont.html.1 - Recursos: 10 - Enlaces: 9 - Presentación: 6 - Velocidad de carga: media La mayor organización escéptica del mundo El Comité para la Investigación Científica de los Supuestos Hechos Paranormales (CSICOP) es la mayor organización escéptica del mundo y tiene también un excelente sitio en Internet (http://www.csicop .org). Noticias de actualidad, artículos y enlaces, son los principales recursos que nos ofrece. La página principal incluye la portada del último número de The Skeptical Inquirer , la revista del CSICOP. Para disfrutar de esta publicación bimestral -en papel-, tenemos que subscribirnos, cosa que podemos hacer por Internet, al igual que afiliarnos al CSICOP. Pero, de todas maneras, algunos artículos de cada número son accesibles a través de esta página web. Entre éstos, cabe destacar por ejemplo, la entrevista a un modesto Martin Gardner, veterano del escepticismo, en el número correspondiente a marzo-abril de este año; o el detectivesco análisis de un caso de combustión espontánea humana, en el que una mujer murió quemada en extrañas circunstancias tras echar llamaradas por la boca, como un dragón; o el artículo de David E. Thomas sobre el código secreto de la Biblia. Thomas ha estado investigando y jugando a las sopas de letras con el ordenador, y, a partir de un capítulo del famoso libro El código de la Biblia, de Michael Drosnin, ha extraído los siguientes mensajes ocultos: The code is a silly snake-oil hoax (El código es un estúpido fraude de pócima curalotodo), y The code is evil (El código es maligno), que evidentemente deben de estar ahí por alguna razón, ¿o no? Analizando un tocho de Isaac Asimov sobre ciencia, Thomas encuentra siete ocurrencias válidas de la palabra nazi cuando sólo una es esperable por azar. La explicación racional, a éste y a otros muchos enigmas de revista de pasatiempos, la tenemos en el mencionado artículo y en otro mucho más extenso y repleto de ejemplos, publicado en el número de The Skeptical Inquirer de noviembre-diciembre del año pasado, y disponible en 1 Recordatorio: la virgulilla (~) se escribe pulsando la tecla Alt y, sin soltarla, 126 en el teclado numérico. este sitio. El boletín trimestral The Skeptical Briefs, que reciben los socios del CSICOP, también es publicado parcialmente, e incluso totalmente en el caso de algunos números, en Internet. En un artículo correspondiente al número de marzo obra, de Joe Nickell, asistimos a la desmistificación de un supuesto caso de reencarnación que describe en su libro la propia reencarnante, una podóloga inglesa cuyo elevado cociente intelectual -es miembro de la asociación de genios Mensa- no le impide creer que un día fue una campesina irlandesa o que una muchacha nepalí será el siguiente asiento de su alma de culo inquieto. Otras secciones de esta web están dedicadas, respectivamente, a las últimas noticias, a los acontecimientos de interés escéptico -actividades, congresos, etcétera-, a una lista de correo no excesivamente activa -algo que muchos internautas agradecen, por otro lado-, a la inscripción en el CSICOP con vídeo introductorio incluido, a la charla virtual -que no hemos tenido ocasión de disfrutar, seguramente por haberlo intentado en horas poco apropiadas-, y a una extensa lista de enlaces a otros recursos escépticos en Internet. Éstos incluyen páginas web de otras organizaciones escépticas y recursos por materias. Señalamos, por ser poco conocidas, la página de los creadores ingleses de círculos de trigo (http://www.head-space.com/ circlemakers/), en la que se nos explican los secretos de tan artesanal labor y algunos sucesos extraños que les ocurrieron a estos chicos durante sus operaciones clandestinas de decoración en los campos de Inglaterra, y la página titulada Bad Astronomy (http://smart.net/~badastro/bad. html), en la que se exponen y corrigen malinterpretaciones, errores y disparates de uso común o aparecidos en los medios de comunicación, relacionados con la astronomía. La web del CSICOP tiene una buena velocidad de carga, una presentación sencilla y agradable, con toques de humor bajo la forma de un gris -categoría de extraterrestres humanoides- que nos guía a través de las páginas. Su estructura permite una navegación muy cómoda. Pero lo mejor, por supuesto, es el contenido. Recursos: 10 Enlaces: 9 Presentación: 8 Velocidad de carga: alta 72 (Junio 1998) el escéptico

 

etiquetas generales: 
Página inicial: 
71