¿HOMEOPATÍA U HOMEOSADÍA?

Edición 2012 - Número 254

Volver al sumario


Alfonso Jiménez Sánchez (Artículo publicado originalmente en la bitácora La Ciencia también es cultura: http://alfoogle.blogspot.com) No es que yo sea más crítico que nadie, pero lo que se cuenta, las ideas que se trasmiten, los conceptos que se tienen, las propuestas que se hacen, o se demuestran de forma empírica, y pasan a ser verdades aceptadas por todos, o no se demuestran de ninguna forma y, como consecuencia, pertenecen a la esfera de las creencias personales. En el mundillo de la lógica, quien expresa o defiende una idea es el que tiene la obligación de demostrar su verosimilitud, quien la rechaza no es quien tiene que demostrar su falsedad. Es lo que se conoce como la "carga de la prueba". El método científico está sustentado, además, por dos conceptos esenciales: la "reproducibilidad" y la "falsabilidad". Los resultados que permiten proponer una idea deben ser reproducibles por cualquier persona y esta proposición debe ser susceptible de ser refutada. En la proposición que se haga debe, si hace al caso, utilizarse, además, lo que se llama el principio de economía y que se conoce como la "navaja de Ockham" (a veces escrito Occam). Este principio alega que cuando dos explicaciones tienen las mismas consecuencias, la más simple es la que tiene más probabilidades de ser la verdadera. Estos métodos son de aplicación obligada para cualquier proposición que quiera pertenecer al conocimiento científico, en su significado más amplio, y ser aceptada por todos. Estos conocimientos son los que, además, deben primar al programar las enseñanzas que se imparten en una institución pública como es la Universidad. Pero una cosa es lo que se debe hacer y otra bien distinta lo que se hace. Me refiero a la inaceptable inclusión de materias como los cursos sobre Homeopatía programados por las universidades de Sevilla, Canarias, Pública de Navarra, Zaragoza, UNED. ¿Por qué digo "inaceptable"? Porque no hay ninguna demostración empírica ni se usa o se ha utilizado el método científico para demostrar lo que dice ofrecer. En la presentación del curso en la de Navarra se dicen cosas como: "La homeopatía permite tratar y curar la mayoría de las patologías", "La homeopatía es, por excelencia, la medicina de las personas que buscan de manera activa su salud: eficaz, rápida en su acción, sin efectos secundarios" (1). Yo pregunto: ¿quién y dónde demostró que cura la mayoría de las patologías?, ¿quién y dónde demostró que es eficaz y rápida?, ¿son el procedimiento de obtención de los productos, su uso y la confirmación de la curación de las patologías, reproducibles por cualquier profesional relacionado con las Ciencias de la Salud?, ¿están autorizados estos productos por algún organismo oficial de la salud? En mi deseo por conocer los detalles de esta, llamémosle, creencia, he estudiado varios artículos "científicos" favorables a este asunto (por supuesto todos publicados en Homeopathy o The British Homeopathic Journal) y los métodos utilizados por las empresas que fabrican y venden estos preparados. Para conocimiento del lector ajeno a este tema, los productos homeopáticos se fabrican a partir de una "tintura madre" obtenida por la maceración del organismo (animal o vegetal) en una mezcla de alcohol y agua, o por trituración del mineral (palabras casi textuales de una empresa española). Tras su preparación se diluye la tintura madre una serie de veces, siempre haciendo diluciones de uno en cien. A cada dilución (o "deconcentración" como prefieren algunos) se refieren como "potencias". Así una potencia de 10 CH significa una tintura diluida con el sistema centesimal de Hahnemann 10 veces (nombre del inventor de esta creencia en el siglo XVIII y de ahí las unidades CH), por lo que la dilución será 10 veces 1/100 o una dilución de (1/102)10 = 1/1020. Todo ello sin olvidar la agitación de cada dilución, ya que si no se agita el tubo no se "dinamiza" el producto y pierde su actividad (2). Según sus seguidores, "a mayor potencia (dilución) mayor efecto". Empezamos mal. ¿Quieren decir que cuanto más diluido esté su principio activo mayor efecto tendrá? Sí, eso quieren decir, cuanto menos producto más actividad. ¡Que se muera la Química y la Lógica y viva su madre! ¿A qué potencia suelen usar sus potingues? Aquí seguimos peor que mal porque las potencias comunes están entre 10 y 30 CH. No, no me he equivocado al escribir. 10 y 30 CH quieren decir diluciones de 1/1020 y 1/1060 respectivamente. Pero hay más: "Una potencia de 200 CH se considera media-alta. Es la más alta de las potencias centesimales y se usa para enfermedades que no acaban de desaparecer tras la administración de potencias más bajas" (3). ¡Ahí queda eso! Con una dilución 1/10400 se eliminan las enfermedades más difíciles de curar. ¡Si usted está enfermo es porque quiere porque el agua pura lo cura todo! Un par de ejemplos y se darán cuenta del significado. 1. El uso de ADN en homeopatía puede curar prácticamente cualquier enfermedad (4, 5). Usan "potencias" de 10 CH a 30 CH dependiendo de la gravedad de la efermedad. Como el alcohol precipita el ADN, ¿cómo obtienen la tintura madre? Si es de síntesis, las casas comerciales que lo hacen sintetizan ADN en cantidades de microgramos. Aún suponiendo muchísimo ADN, 1 mg, tendríamos 1018 pares de bases (pb). Tras una dilución CH tendríamos 1016 pb y nos quedaríamos sin nada en la novena dilución, es decir con 9 CH. ¿Qué dan con las "potencias" entre 10 CH y 30 CH?, pues eso, agua. 2. Un precioso (es por decir algo) artículo publicado en la revista The British Homeopathic Journal (6) dice demostrar (?) que el efecto farmacológico de la dexametasona sobre cánceres inducidos en ratones es inhibido por añadirle al fármaco una alícuota de la misma dexametasona a una concentración de 10-33 Molar. (Información necesaria: una sola molécula de dexametasona en 1 litro de agua es una concentración 10-24 Molar). De donde se deduce que el agua pura inhibe a la dexametasona. Si esto fuese creible sería imposible disolver este fármaco en agua, no? Pues no, se disuelve en agua. Obviamente, las conclusiones de los autores del artículo no es esta sino que " The results demonstrate that a potentised substance may change its own pharmacological effects and suggest that ultradilutions effects act mostly on host response" (6) que quiere decir en hispano que una substancia "potenciada" con muchísimas diluciones (agua pura, vamos) cambia su propio efecto farmacológico. Ea! y se lo publican! y como está publicado pues es verdad! He hecho el siguiente experimento: he diluido a 10 CH una preparación de kanamicina y otra de tetraciclina partiendo de las concentraciones habitales que matan a E. coli, esta dilución la he utilizado sola o mezclada con el antibiótico normal y se la he añadido a un cultivo de la citada bacteria. Si el artículo publicado fuese correcto, el cultivo tratado con el antibiótico a la concentración letal junto con la dilución homeopática no debería morir. No sé si reir o descojonarme, pero aunque parezca ridículo hice el experimento en un laboratorio de la Universidad de Extremadura con el resultado que cualquier mente razonable esperaría, por lo que las conclusiones del citado artículo quedan refutadas. Pero ahora viene lo bueno! (redoble de tambores). El efecto de las preparaciones homeopáticas estriba en ... la memoria del agua. Según lo explican, "el agua "recuerda" a la sustancia con la que estuvo en contacto y mantiene su efecto". Jo! al agua de un arroyo le debe doler la cabeza de la cantidad de memoria que tiene que guardar: cientos de minerales, plantas de miles de especies, bichos varios, algún bañista humano... Sobre las explicaciones de la "memoria del agua" a ver qué les parece esta: "La memoria homeopática del agua puede, a través del proceso de decoherencia cuántica y correspondiente colapso de la función de onda, somatizar los efectos químico físicos pertinentes actuando así terapéuticamente además de en el plano bioenergético también en el físico. No es necesario en absoluto la existencia de una partícula para afectar a otra (dilución homeopática), pues si así fuese, nunca se hubiese desencadenado el big bang, ni la energía expansiva oscura seguiría expandiendo el universo. Pero además, gracias a los físicos geniales, sabemos que un impulso nervioso o input espaciotemporal mensurable es generado a partir del vacío cuántico o estado de Superposición subcuántica, del que la idea creativa pasa por el proceso de decoherencia cuántica y correspondiente colapso de la función de onda a somatizarse físicamente u homeopáticamente en el cuerpo... El colapso de la función de onda no es aleatorio, es el resultado libre e inteligente de la voluntad del estado de Superposición subcuántica con su tendencia a existir. ES tal libertad con capacidad de elección coherente, como lo demuestra la antropicidad del universo, la que dirige el proceso y no el azar y la incertidumbre de Heisenberg" (7). No tiene desperdicio, eh? En esta web hay muchas más lindezas de decoherencia-subcuántica-expansiva con un input espaciotemporal en el vacío cuántico. Entren, entren, lean y asómbrense. Pero esto no queda así ya que el agua no sólo guarda memoria por el contacto con cualquier sustancia sino que "transmite esta memoria de unas moléculas de agua a otras mediante un campo electromagnético de origen particular" (8). Más aún: "en 1995 el Dr. Benveniste grabó esa señal en un ordenador y la transmitió a través de Internet de París a Chicago. Esta señal fue difundida en el agua y ésta causó las mismas reacciones biológicas que si la molécula emisora hubiera estado presente físicamente". De donde concluyen que "por Internet se podrán transmitir y difundir señales moleculares terapéuticas". Después de esto se acabó la profesión médica, las consultas a un profesional y todas esas antiguallas, te bajas de Internet la señal terapéutica que requieras, se la enseñas al agua y ¡a beber! Hay más explicaciones (¿es que no se ponen de acuerdo sobre la interpretación de sus experimentos?): "El spin del electrón como soporte de la energía homeopática: El paramagnetismo del oxígeno puede dar lugar a un enlace de intercambio entre los oxígenos de dos moléculas de agua. Este enlace se formaría en una pequeña cantidad de moléculas y podría desplazarse de una molécula a otra, inclusive formando la misma unión entre los oxígenos semi acetálicos de los monos y disacáridos; en el organismo podría reubicarse en la deoxiribosa del ADN y en la ribosa del ARN. La sucusión y la trituración pueden modular en forma permanente el spin de los electrones que forman este enlace con frecuencias que reflejan las características del medicamento. Cuando el enlace de intercambio consigue ubicarse en el ADN, esta modulación del spin puede activar información allí dormida, lo que explicaría la profunda y amplia acción curativa del remedio homeopático" (9). No dirán que no es interesante, eh? y yo que creía que el ADN sólo tiene información en la secuencia de sus nucleótidos. Pues me equivoqué, también tiene información en la modulación del spin del electrón del enlace de la energía homeopática. ¡Toma ya! cuarenta años explicando Genética en la Universidad y yo, inútil de mí, sin saber lo de la memoria del spin del electrón del ADN. Todavía no sé a qué electrón se refieren, cuando lo sepa se lo transmitiré. ¡Pobres alumnos que no aprendieron todo lo necesario sobre el ADN! Ya es un poco tarde, en la próxima vida prometo esmerarme. Todavía no conocen todas las propiedades del agua. Atención químicos, el agua no sólo tiene memoria del contacto, sino que oye y siente. Y ¿por qué no la iba a hacer? Si no se lo creen vean este experimento: "Se repartió agua pura en dos muestras. A una se le puso música plácida mientras que a la otra se le sometió a música insidiosa. En otra prueba, a una parte se le sometió a una voz amorosa mientras que a la otra se le puso una voz cargada de odio. Posteriormente se congelaron las muestras a -5ªC y se observaron los cristales que se formaron. Los de la música plácida y la voz amorosa dieron cristales perfectos, armoniosos y de gran belleza, mientras que las muestras sometidas a intenciones negativas y odiosas dieron casi una nula cristalización y eran percibidos como desagradables" (10, 11). Anda! y ustedes sin saberlo! No sé qué estudian en la Licenciatura de Químicas! Así, el agua que sale del grifo debe venir cabreadísima por haber tenido que estar en una tubería estrecha y oscura durante un montón de tiempo; para que no me transmita su cabreo yo por eso bebo cerveza (¿tendrá también memoria y sentimientos la cerveza?). A modo de postdata: ¿Observaron un intencionado desliz en la primera explicación de la memoria del agua? No venía a cuento pero introducen una clara ideología al decir: "como lo demuestra la antropicidad del universo, la que dirige el proceso y no el azar". Ahí te cogí. ¿Los seguidores de la homeopatía también son seguidores del principio antrópico y del creacionismo? o ¿esto es una opinión personal de la asociación que escribe esa web? Por cierto, en otra de sus páginas dice: "Ya podemos acercarnos razonablemente a la naturaleza física del alma y al modo en que se comunica con el cuerpo". Vivir para ver... pero esto es ya otra historia. 1. http://www1.unavarra.es/fundacionuniversidadsociedad/formacion/cursos-de... 2. http://www.ldi5.com/e/bio/e_homeo.php 3. http://www.cepvi.com/medicina/articulos/homeopatia.shtml 4. http://opcionsalud.com.ar/HelpRTot/MateriaNotas/ADNoDNA.htm 5. http://www.homeopatiageneral.com/acido-desoxirribonucleico.html 6. L. V. Bonamin et al. The British Homeopathic Journal 90(4): 198-203, 2001 7. http://www.alfeon.net/articulo3.html 8. http://www.ldi5.com/e/bio/e_mem.php 9. López Seco, Jorge; Mayer, Curt. Homeopatía (Argent.) 62(2): 97-109, 1997. 10. http://www.memoriadelagua.org/ 11. http://www.abchomeopatia.com/%C2%BFque-es-la-memoria-del-agua/ URL: http://alfoogle.blogspot.com/2011/12/homeopatia-u-homeosadia.html

Volver al sumario

El Escéptico: