JUAN CARLOS CARRACEDO (VULCANÓLOGO): "CANARIAS ESTÁ LIBRE DE PROCESOS CATASTRÓFICOS"

Edición 2012 - Número 252

Volver al sumario


(Noticia publicada originalmente en el diario digital Canarias 24 horas).

Canarias/ Sin embargo, Carracedo alerta del peligro de los barrancos y señala a las instituciones públicas como responsables de su gestión. El reconocido vulcanólogo, Juan Carlos Carracedo, asegura que procesos catastróficos como “terremotos de gran magnitud o volcanes explosivos, por lo menos en el horizonte de nuestra vida, en los próximos cientos de años, no pueden darse porque no se reúnen las condiciones geológicas”.

Y es que terremotos de la magnitud de los ocurridos en Haití o Chile, “sólo se dan en los bordes de placas que es donde las placas litosféricas chocan y la energía cinética que llevan acumulada por su movimiento se libera en forma de roturas”. Afortunadamente, asegura Carracedo, “nosotros estamos en el interior de la placa africana y, por lo tanto libres, absolutamente exentos, de la ocurrencia de estos procesos catastróficos”.

En este sentido, Juan Carlos Carracedo asegura que quienes hacen referencia a la peligrosidad de las islas “buscan notoriedad o bien porque buscan financiación, les encantaría, y así lo manifiestan, que las islas son de gran peligrosidad natural, pero es una mentira científica”. Y hace la comparación con la isla de Hawai, “que todos consideran un paraíso y tiene diez veces más fenómenos naturales catastróficos que las Islas Canarias”.

Sin embargo esto no nos exime de erupciones volcánicas, sin embargo, serían “erupciones como las del Tenegúia (La Palma, 1971), erupciones que nunca han producido víctimas humanas”.

Para Carracedo es necesario tener en cuenta la percepción del tiempo, entre lo que consideran los seres humanos y el tiempo geológico. “La Tierra es un planeta que tiene un paso propio, una medida de tiempo propia que es muy larga, si nosotros observamos esto en un período de unos pocos años de la vida humana, parece que hay una especie de proceso cíclico o coincidencia de tragedias”, sin embargo, “si pudiéramos mirar atrás en el tiempo con una percepción de miles de años, observaríamos que La Tierra se comporta de una manera uniforme que es homogéneo”.

Donde sí existe un proceso cíclico es en el clima “que son de once años en los que el Sol libera una mayor energía y eso afecta a La Tierra. Luego hay unos períodos mayores que son las glaciaciones”. En estos momentos, según Carracedo, “estamos en un período que los geólogos llamamos interglacial que hace que el clima sea unas veces mucho más cálido y otras mucho más frío. Nosotros estamos ahora en un proceso cálido” pero reconoce que la actividad del ser humano participa de esos cambios que Juan Carlos Carracedo no es partidario de denominar “calentamiento global” sino unas “modificaciones del clima terrestre que va a motivar que unas veces vaya a haber unas sequías tremendas, otras veces habrán años con lluvias torrenciales, etcétera, etcétera. Es decir, una especie de pérdida del equilibrio de La Tierra hacia procesos climatológicos extremos”.

LOS RIESGOS

Pero Carracedo también alerta, Canarias no está exenta de peligros naturales, y explica enérgicamente que “en las Islas Canarias, el peligro real, mayor que nos afecta año tras año, son las inundaciones de los barrancos. Y ahí es donde hay que dirigir el mayor de los esfuerzos”. Y es a las instituciones a quienes señala como responsables. No se puede evitar que los barrancos corran pero, “están así de profundos porque durante miles de años el agua ha corrido por esos barrancos”. Tampoco se puede evitar que llueva por lo que son las medidas de prevención lo que debería considerarse una prioridad en el archipiélago.

En este sentido Carracedo afirma que “cuando uno va a esos barrancos se encuentra neveras, colchones, coches viejos y, naturalmente, cuando el agua corre, todo eso lo arrastra y lo acumula en el primer puente que encuentra, lo tapona e inmediatamente comienza una riada catastrófica”.

Y va más allá, “la Confederación de Empresarios de Tenerife se ofreció gratis a limpiar los barrancos y el Cabildo de Tenerife se negó”. Reconoce que declaraciones de este tipo “no me han creado demasiados amigos” pero insiste en que “las autoridades tienen una especie de manual para escapar de esa tragedia hasta la próxima sin que hagan nada en el espacio intermedio”.

Lo demás son problemas para analizar desde el punto de vista académico y científico “pero no difundirlo a través de los medios porque da una visión de Canarias y la peligrosidad de vivir en Canarias que es absolutamente falsa, exagerada y sin ninguna motivación”.

URL: http://canarias24horas.com/index.php/2010030572306/canarias/sociedad/jua...

Volver al sumario

El Escéptico: