Inclasificable

escepticos.es, el mayor repositorio de documentación escéptica en castellano

escepticos.es, la web de ARP- Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, alberga el mayor repositorio de documentacion en castellano, gracias al trabajo de los socios y voluntarios que colaboran tanto en el mantenimiento de la página como en la generación de contenidos. 

Gracias a su equipo de desarrolladores web, el diseño de la página cumple las especificaciones de la filosofía "responsive", y se adapta convenientemente a la resolución de equipos de pequeño tamaño, como tablets  y smartphones.

Todo el contenido está a disposición del lector de forma gratuita, hasta el último número de la revista El Escéptico. También están albergadas las páginas del anterior boletín, LAR, monografías sobre los temas más solicitados, y otros documentos sobre escepticismo y pensamiento crítico. Todas estas publicaciones están disponibles en http://www.escepticos.es/publicaciones.

ARP-SAPC es una asociación sin ánimo de lucro que se financia con la cuota de sus socios y suscriptores. Puede encontrar más información pinchando aquí.

Contacto con ARP-SAPC

ARP-SAPC tiene varios canales de comunicación para todo el que quiera realizar una consulta sobre pensamiento crítico, informar sobre novedades, eventos o cursos sobre el tema, hacerse socio, suscriptor, o contactar con especialistas.

Puede contactar formalmente con ARP-SAPC a través del correo electrónico, escribiendo a la dirección pertinente que aparece en nuestra hoja de contacto.

También tenemos un canal de comunicación informal mediante twitter, con la dirección @escepticos (y limitado a las restricciones habituales de esta red social)

Si desea contactar para hacerse socio, visite www.escepticos.es/asociarse

Si quiere ayudar a que nos conozcan, o tiene un evento en el que quiere que haya presencia de ARP-SAPC puede solicitarnos folletos, o descargarse el fichero con la calidad de impresión que prefiera: www.escepticos.es/triptico

Si necesita la ayuda de ARP-SAPC para organizar un evento, ya sea a nivel logístico, bien para aportar ponentes, o ayudar económicamente, visite www.escepticos.es/ayudas

The European Skeptics Podcast supera las 100 ediciones

The European Skeptics Podcast es una página que pretende dar voz a representantes de distintas asociaciones escépticas de Europa. Sus creadores, el húngaro András G. Pintér, la letona Jelena Levin y el sueco Pontus Böckman, tomaron el testigo de un reto lanzado en el último congreso de la ECSO (European Council of Skeptical Organisations), en el que se pedía dar mayor visibilidad a los protagonistas de las actividades escépticas en el continente.

El pasado 24 de noviembre se emitía el programa número 100, 'Superheroes of skepticism', y en la actualidad se ha emitido el episodio 102, ambos dedicados a las personas que destacan dentro del panorama escéptico europeo.

Además de la sección de podcast, esta página cuenta con un calendario de los eventos que se organizan en toda Europa.

Ya ha salido el número 269 de 'El Escéptico Digital'

Ya está disponible en la web el número 269 de El Escéptico Digital, gracias al trabajo de los voluntarios de ARP-SAPC. En el boletín se pueden encontrar noticias sobre la asociación, el mundo del escepticismo, y la revista El Escéptico.

El Escéptico Digital es el boletín electrónico de ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, que se distribuye por email gratuitamente. De periodicidad trimestral, en él se pueden encontrar todo tipo de artículos y noticias relacionados con la ciencia, la divulgación y el pensamiento crítico y racional.

Para suscribirse a El Escéptico Digital basta con introducir la dirección de correo electrónico en el bloque correspondiente a la derecha de la página web www.escepticos.es, tal y como se ve rodeado en rojo en la imagen siguiente:

El Escéptico Digital - Edición 2017 - Número 269 - II Época

EDITORIAL
 

EDITORIAL «SEMANA DE LA CIENCIA Y LUCHA CONTRA LA PSEUDOCIENCIA»

Distribuimos un nuevo número de esta revista digital coincidiendo con el fin de la Semana de la Ciencia, celebración que desde hace varias décadas se impulsa a mediados de noviembre en toda la Unión Europea y en sus estados miembros gracias a un amplio entramado de instituciones públicas y privadas que, de una forma u otra, durante esa larga semana (en algunos lugares empieza en una fecha y en otros en otra) se dedican a difundir la ciencia y la tecnología, facilitando el acceso a las personas interesadas a los centros de investigación y laboratorios especializados, así como a los resultados de los procesos de investigación, desarrollo e innovación tecnológica.

Es de agradecer el esfuerzo y el activismo que se realiza por parte de muchos y muchas profesionales y personas aficionadas, y por lo general es muy satisfactorio comprobar como lo que se investiga suele ser seguido por un amplio número de personas cuando ello se hace de la forma y con los medios adecuados.

Desde nuestra especial preocupación por el auge de las pseudociencias en la vida cotidiana, cada año echamos en falta que no se utilice también este potente escaparate de una forma mucho más activa para explicar a la gente las falacias que se encuentran detrás de muchas afirmaciones no basadas en la ciencia y que carecen completamente de pruebas o de rigor sobre terapias, consumo o sobre cualquier otro aspecto de la vida de la gente, y en la que a menudo vemos divulgando dichas falsedades a organismos públicos (o privados) desde sus televisiones, radios o equipamientos, otorgando credibilidad con su apoyo a unas teorías que no lo merecen en absoluto.

En el día a día, en el momento de tomar decisiones por las personas, pueden pesar más las informaciones incorrectas basadas en tópicos, rumores o amigos y amigas también mal informados (que recomiendan ciertas terapias, productos, etc.) que todo el esfuerzo divulgador realizado por especialistas durante esta semana de noviembre.

No basta con enseñar a la gente la mejor ciencia posible, sino también como diferenciarla de las martingalas que proclaman a diario muchas personas, así como señalar claramente los artificios o mentiras o errores que engañan a tantos.

En definitiva, si bien desde hacía mucho sabíamos que hacía falta potenciar una política activa que facilitara el explicar la ciencia al gran público, es igualmente necesario potenciar una política activa para explicar lo que es la pseudociencia.

Y, sin duda, no es un tema menor, dado que hay muchas vidas en juego.

Alfonso López Borgoñoz
Presidente
ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico

Páginas