La ufología :¿Un obstáculo para la ciencia?

Sección: 
Artículos
Pagina final: 
11

El investigador malagueño Luis González Manso (1) ha señalado que los ufólogos suponen un obstáculo para la Ufología. Yo voy todavía más lejos: la Ufología es un obstáculo para la Ciencia.

Veamos las razones que me han llevado a esa conclusión. En primer lugar debemos entender lo que es Ciencia. El diccionario de la Real Academia de la Lengua Española define a la Ciencia como "el conocimiento cierto de las cosas por sus principios y causas", o sea, todo lo contrario de lo que representa la Fe.

Las diversas disciplinas científicas en que se constituye la Ciencia han llegado a serlo a traves de la investigación.

Para Ander Egg (2) la investigación es un procedimiento reflexivo, sistemático, controlado y crítico, que permite descubrir nuevos hechos o datos, relaciones o leyes, en cualquier campo del conocimiento humano.

Según Tamayo y Tamayo (3) la investigación recoge conocimientos o datos de fuentes primarias y los sistematiza para el logro de nuevos conocimientos. Para recoger estos datos emplea instrumentos válidos y reconocidos científicamente. De no existir esos instrumentos debe crearlos. No es investigación confirmar o recopilar lo que ya es conocido o ha sido escrito o investigado por otros. Señala también Tamayo que la característica principal de la investigación es el descubrimiento de principios generales. La investigación científica no requiere publicidad.

Selltiz (4) nos dice que el objetivo de la investigación es descubrir respuestas a determinados problemas o interrogantes a través de la aplicación de procedimientos científicos.

En ocasiones, los temas elegidos para investigar requieren paciencia y esfuerzo continuado, porque hallar la respuesta es difícil.

Para realizar investigación científica es necesario emplear el método científico, que a su vez generará o nos conducirá al conocimiento científico. Cohen y Nagel (5) nos dicen al respecto: "Método científico es la persistente aplicación de la lógica para poner a prueba nuestras impresiones, opiniones o conjeturas, examinando las mejores evidencias disponibles en favor o en contra de ellas".

Elementos fundamentales del método científico son los conceptos, la definición operacional, y las hipótesis, teniendo en cuenta su carácter sistemático. El método científico conjuga la inducción y la deducción, es decir, el pensamiento reflexivo, y consta de diversas etapas y características. Una de sus principales características es la objetividad. Volviendo

a Ander Egg, la objetividad "no sólo es lograr el objeto tal como es; sino evitar la distorsión del sujeto que lo conoce mediante las circunstancias concretas".

Hemos hablado antes de repuestas a interrogantes. En el caso que nos ocupa (ovnis) el interrogante podría ser: "¿Es realmente inidentificable lo que el testigo denuncia como no identificado?". Automáticamente quedaría enunciado el problema y se iniciaría el pertinente proceso de investigación, cuyos objetivos serían: 1º) Explicar el suceso denunciado como ovni. La no identificación del ovni evidenciaría la falta de conocimientos o de recursos (humanos, institucionales, económicos, de tiempo, etc.); y en el supuesto de que, contando con conocimientos y recursos suficientes, el fenómeno permaneciese definitivamente no identificado, el proceso seguido en esa investigación no sería científico, pues es insostenible la existencia de una ciencia de lo desconocido. 2º) Establecer las relaciones existentes entre los datos sin veririficar y la explicación verificable de esos datos, motivos y circunstancias que los produjeron, modo en que se produjo el error, evaluación del mismo (valor graduable), descubrimiento del factor humano, concomitancias con otros errores, etc., de cara a la búsqueda del conocimiento científico, y establecer las interrelaciones con otros sucesos de presuntos ovnis que también resultaron explicados. 3º) Control estadístico del suceso. Procesamiento de datos (codificación, tabulación, estadística, búsqueda de variables, coeficiente de correlación, etc.).

----------------------------------------------------------------------
Investigación Resultado
Hechos | |
o -------->|-------------->|
datos V V
Método científico Nuevo conocimiento o Principios generales
----------------------------------------------------------------------
Fig. nº 1. Síntesis del proceso de la investigación científica. (según Tamayo y Tamayo).

Para finalizar con estos breves apuntes de lo que es Ciencia, permítaseme transcribir dos de las reglas básicas necesarias para definir un proceso de investigación científica. El profesor Arias Galicia (6) ha señalado que a) Hay que evitar tautologías. (La definición) no debe directa o indirectamente contener el objetivo. Ejemplo: la economía es la ciencia que estudia los fenómenos económicos. b) Debe ser afirmativa. Toda definición debe expresarse siempre en términos afirmativos, nunca en términos negativos.

Veamos ahora lo que es Ufología.

En primer lugar hay que señalar que dicho vocablo no figura en diccionario alguno, pero que sabemos es un anglicismo introducido en nuestro país -para detrimento del castellano- por los investigadores ovni de la primera generación. La Ufología pretende ser una disciplina que estudia el fenómeno ovni y son los "ufólogos" (a ellos les gusta llamarse así) quienes se encargan de recopilar información, investigar sucesos, elaborar teorías, etc., en torno al ovni. Dichos ufólogos además han determinado conceptos e hipótesis (sobre todo, hipótesis) y el hecho de que carezcan de una definición operacional clara sobre la materia que estudian está justificado, al tratarse de un proceso de investigación joven, con mucho campo todavía pendiente de planificar y seleccionar.

La ufología intenta emular, en principio, el método científico. Pero, los "ufólogos", al utilizar en su mayoría la publicidad, y hacer públicos sus descubrimientos, han demostrado que lº) Carecen de objetividad. Sus preferencias y sentimientos personales les inducen a buscar únicamente aquellos datos que confirmen sus hipótesis. 2º) No explican todos los sucesos ovni. El criterio que emplean para depurar catálogos e identificar sucesos aparece normalmente sesgado (ya hemos dicho que para que exista método científico es necesario conocer lo que se está estudiando), y no realizan trabajo científico a partir de los sucesos explicados. 3º) Carecen de la paciencia elemental. Necesitan progresivamente nuevas teorías e hipótesis, cada vez más espeluznantes, que satisfagan su fuero interno.

En el caso de los ovnis, el objetivo de la investigación científica sería descubrir la respuesta a la interrogante ovni. Al no encontrarla, lo que generalmente se divulga es un objetivo impropio (presentar casos de ovnis) que origina un efecto de rebote psicológico bien conocido (testigos-ufólogos-casos-nuevos testigos-más casos para el ufólogo).

Descubrimos, por tanto, que la investigación que siguen los ufólogos no es pura (no busca el conocimiento científico) sino aplicada a sus intereses. Escapa del planteamiento de estas líneas determinar cúales son esos intereres, aunque son muchas las personas que comienzan a adivinarlos.

Por otra parte, resulta que: a) La propia denominación de la disciplina es tautológica (la Ufología es la ciencia que estudia los Ufos). También la otra versión más patriótica de Ovnilogía es tautológica. b) Su definición se expresa en términos negativos (estudio de los objetos volantes no identificados).

Con anterioridad, el profesor universitario Félix Ares de Blas había denunciado ya ambas irregularidades (7 y 8).

Cuando se dice que los ovnis son de procedencia extraterrestre (o que determinados casos sí lo son) se está haciendo Fe y no Ciencia, ya que ésta última implica el conocimiento cierto de las cosas, y no sabemos si es cierto o falso que existan seres extraterrestres pensantes que puedan visitarnos.

En realidad, la mayoría de los ufólogos se amparan en el beneficio de la duda, el juicio que emplean en sus investigaciones es poco crítico, la lógica la aplican a su manera, carecen de objetividad y no contribuyen al conocimiento cientítico.

En resumen, que la Ufología es todo lo contrario de la Ciencia, es anticiencia (otros, más sentimentales, simplemente la incluyen entre las "paraciencias").

Chiste.
Fig. nº 2. La dificultad de explicación de determinados casos de ovni ha hecho que los ufólogos opten por determinar que el origen del fenómeno está en las estrellas.

Si el sentido común nos dice que las imposibilidades no son posibles, lo lógico y natural es que lo anticientífico sea ignorado por la Ciencia, y progrese en el marco de una concepción kafkiana del mundo en que vivimos. El mundillo de los ovnis es poco menos que eso.

Una pseudodisciplina llamada Ufología, que, encubierta bajo una aureola de falsa seriedad, se desarrolla en los límites de la Ciencia, adoptando primero y destruyendo después, los propios planteamientos científicos de que se nutre, es un Cáncer y, por tanto, un obstáculo para la Ciencia.

En materia de ovnis, la única Ciencia que podría existir como tal, sería aquella disciplina cuyo objetivo sea explicar los casos de ovni mediante un proceso de investigación con método científico, para, a partir de los casos explicados, realizar aportaciones al conocimiento científico.

Al trabajar con "cosas desconocidas" la tarea investigadora es doble: primero conocer lo desconocido, segundo desarrollar trabajo científico con lo ya conocido.

Quien no lo quiera entender así difícilmente podrá aspirar a ser un científico que estudia ovnis.

Juan Marcos Gascón Valldecabres, del Colectivo de Investigación Arifo.

Referencias:

(1) González Manso, Luis. Los ufólogos ¿un obstáculo para la ufología?. Ufo-Press, año VI, nº 16, Buenos Aires, 1983. (2)Ander Egg, Esequiel. Introducción a las técnicas de investigación social. Editorial Humanitas, Buenos Aires, 1971. (3) Tamayo y Tamayo, Mario. El proceso de la investigación científica. Fundamentos de la investigación. Editorial Limusa, México, 1981. (4) Selltiz, C. Métodos de investigación en las relaciones sociales. Ediciones Rialp, 2ª edición, Madrid, 1965. (5) Cohen, Morris y Nagel, Ernest. Introducción a la lógica y al método científico. Editorial Amorrortu, Buenos Aires, 1973. (6) Arias Galicia, Fernando. Introducción a la técnica de investigación en ciencias de la administración y del comportamiento. Editorial Trillas, México, 1975.

(7) Ares de Blas, Félix. Sobre el nombre de la disciplina que estudia los ovnis. Stendek, año XI, nº 40, Barcelona 1980. (8) Ares de Blas, Félix. Sobre la necesidad de una definición positiva de ovni. Pendiente de publicar en Cuadernos de Ufología, J. Ruesga, editor. Sevilla. (9) El autor agradece al doctor Félix Ares de Blas la revisión del presente texto.

Temas: 
Página inicial: 
6