Inclasificable

escepticos.es, el mayor repositorio de documentación escéptica en castellano

escepticos.es, la web de ARP- Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, alberga el mayor repositorio de documentación en castellano, gracias al trabajo de los socios y voluntarios que colaboran tanto en el mantenimiento de la página como en la generación de contenidos. 

Gracias a su equipo de desarrolladores web, el diseño de la página cumple las especificaciones de la filosofía "responsive", y se adapta convenientemente a la resolución de equipos de pequeño tamaño, como tablets  y smartphones.

Todo el contenido está a disposición del lector de forma gratuita, hasta el último número de la revista El Escéptico. También están albergadas las páginas del anterior boletín, LAR, monografías sobre los temas más solicitados, y otros documentos sobre escepticismo y pensamiento crítico. Todas estas publicaciones están disponibles en https://www.escepticos.es/publicaciones.

ARP-SAPC es una asociación sin ánimo de lucro que se financia con la cuota de sus socios y suscriptores. Puede encontrar más información pinchando aquí.

En qué emplea ARP-SAPC sus recursos

ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico (ARP-SAPC) impulsa el desarrollo de la ciencia, el pensamiento crítico, la educación científica, el uso de la razón y el laicismo; promueve la investigación crítica de las afirmaciones paranormales y pseudocientíficas desde un punto de vista científico y racional, y divulga la información sobre los resultados de estas investigaciones entre la comunidad científica y el público en general.

A menudo nos preguntan en qué invertimos nuestros recursos económicos. Aquí puede ver el reparto anual, que puede servir de referencia.

Más información sobre ARP-SAPC, resumen de actividades, sus estatutos, cómo hacerse socio, etc en https://www.escepticos.es/sobre-ARP-SAPC

Ya ha salido el número 276 de «El Escéptico Digital»

Ya está disponible en la web el número 276 de El Escéptico Digital, boletín electrónico de ciencia, escepticismo y crítica a la pseudociencia, que previamente se ha difundido de forma gratuita a las direcciones de los suscriptores de esta newsletter (no confundir con nuestra revista El Escéptico).

El Escéptico Digital es el boletín electrónico de ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, que se distribuye por email gratuitamente. De periodicidad trimestral, en él se pueden encontrar todo tipo de artículos y noticias relacionados con la ciencia, la divulgación y el pensamiento crítico y racional.

Para suscribirse basta con acceder a El Escéptico Digital desde nuestra página principal e introducir la dirección de correo electrónico siguiendo el enlace que aparece en la cabecera del blog del EED, en nuestra web (//www.escepticos.es/esceptico-digital ) tal y como se ve en la imagen siguiente:

Por motivos técnicos ajenos a nuestra voluntad, a partir de este número no podemos ofrecer el servicio a cuentas de Yahoo.

El Escéptico Digital - Edición 2020 - Número 276 - II Época

EDITORIAL
“LAS CUENTAS DEL CORONAVIRUS”

 
Este número de El Escéptico digital se está haciendo de forma totalmente telemática, algo que no se diferencia de ninguno de los números anteriores. Por suerte, las telecomunicaciones nos han ayudado frente a la dispersión de los socios. Sin embargo, nos toca hacerlo ahora durante el comienzo de la cuarentena decretada como medida preventiva para frenar la expansión del coronavirus COVID-19, que tantos contagios y estupor está causando entre la población.

La gente se pregunta por qué otros no han previsto lo que ellos mismos creían que solo podía salir en las películas; pero no es cierto. Miles de científicos en todo el mundo han llevado una gran labor para evitar ésta y cualquier otra pandemia, y han estado ganando la batalla durante mucho tiempo donde vivimos a enemigos mucho peores, como el sarampión, la viruela o la poliomielitis, porque la guerra nunca acaba. Estas victorias no se ganaron a la primera, por supuesto, y no sólo hemos vencido con vacunas, sino también con la mejora de las condiciones sanitarias de nuestras ciudades, y el acceso a la sanidad de millones de personas que, además de mejorar su esperanza de vida, hubieran podido ser un vector de transmisión muy peligroso de la enfermedad. Hay que reconocer, entonces, la labor de todas aquellas personas que han colaborado en este sentido, que son muchas más de las que puede parecernos. Porque las epidemias llevan matando a mucha gente en todo el mundo desde siempre, aunque no salgan en las noticias.

En esta inédita crisis hay una gran cantidad de preguntas, pero observando lo que aparece en las redes sociales, parece que el número de respuestas las supera. Resulta que quienes pasaban de las matemáticas ahora conocen perfectamente cómo manejar los grandes números de los contagios, y hasta son capaces de extrapolarlos. Quienes hablan de los transgénicos o de las células madre sin conocerlos, ahora entiende de la replicación y vida de los virus. Y quienes escatiman la ayuda a los más desfavorecidos, la reclaman en el momento en que se sienten así, entre la población vulnerable y en riesgo.

No se puede dar la espalda a la investigación científica, a la educación y a las mejoras de las condiciones de vida de las personas, y luego pedirles cuentas. El enemigo es el virus, es momento de quedarse en casa y usar todas las medidas de higiene recomendadas. Es momento de usar la medicina científica, la que se siente denostada por curanderos, charlatanes y mercachifles. Es momento de aprender a parar los bulos, las mentiras y las difamaciones, de sanear las redes sociales. Luego, cuando todo esto acabe, será el momento de las respuestas. Algunas nos ayudarán para otros grandes retos que se nos avecina, como el gran problema del cambio climático.

Por otro lado, recordar y lamentar desde aquí la muerte de Mario Bunge, el filósofo de la ciencia y físico argentino que falleció el pasado 24 de febrero. Socio de Honor de nuestra entidad, siempre contamos con su cálido apoyo y con sus textos cuando se los pedimos. Un placer haber contado con sus escritos y su inteligencia en la denuncia de las pseudociencias y sus efectos perniciosos en el desarrollo de cualquier sociedad.

Gracias por leer El Escéptico Digital, y gracias por quedarte en casa. 
 

Jorge J. Frías Perles
Presidente
ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico

Páginas