Religión

LAS VÍCTIMAS DE ABUSOS DEMANDAN AL PAPA ANTE EL TRIBUNAL DE LA HAYA

Edición 2012 - Número 252

Volver al sumario


(Noticia publicada en DiarioCrítico.com)

La Red de Supervivientes de Personas Abusadas por Sacerdotes (SNAP) presentó la demanda al considerar que funcionarios del Vaticano participaron en el "encubrimiento generalizado y sistemático de violaciones y crímenes sexuales" contra niños en todo el mundo, según apunta en un comunicado.

El Escéptico: 
EED: 

OFENSIVA LAICA CONTRA LA CLASE DE RELIGIÓN

Edición 2011 - Número 250

Volver al sumario


Esther Armora

(Noticia publicada originalmente en el diario ABC)

La asignatura de religión católica (de oferta obligatoria para los centros y de carácter voluntario para el alumnado) resiste en las aulas españolas pese al acoso laicista. En los últimos diez años, más de medio millón de alumnos han dejado de cursar la materia en España, lo que preocupa a las autoridades eclesiásticas, que en más de una ocasión han mostrado su malestar por la pérdida progresiva de peso de la asignatura en el currículo educativo. Sectores católicos atribuyen esta situación a una campaña de desprestigio contra la materia por parte de grupos laicistas y «al descenso de espíritu religioso de los padres que ceden a las presiones de sus hijos».

Los últimos datos del Ministerio de Educación y Ciencia, consultados por este diario, dan fe de esta sangría de alumnado. Según las mencionadas estadísticas, la demanda de religión católica en las etapas de educación básica (Infantil, Primaria y Secundaria) ha descendido en más de 500.000 estudiantes en los últimos diez años, un total de 158.483 en los colegios y 344.668 en los institutos.

El informe ministerial revela que el 75,5 por ciento de los 2.665.161 estudiantes españoles matriculados en Primaria (niños de entre 6 y 12 años) en el curso 2008-2009 —el último del que se tienen estadísticas oficiales—, y el 55,3 por ciento de los 1.813.572 alumnos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) estaban inscritos en la asignatura. Diez años antes, cursaba religión el 84,7 por ciento de los 2.562.785 alumnos de Primaria y el 71,3 por ciento de los 1.890.004 de ESO. Así, en virtud de los números, la asignatura ha perdido en diez años un 7,3 por ciento de estudiantes en los colegios y hasta un 25,5 por ciento en los institutos.

La Comunidad en la que la asignatura es menos aceptada es, con diferencia, Cataluña, donde hace dos cursos sólo un tercio del alumnado estudiaba religión. Ahora, según recientes estadísticas de la consejería de Enseñanza, la situación ha ido a más y sólo uno de cada diez alumnos la marca en su currículo básico. En Melilla, donde la materia tiene también muy poca presencia escolar, solo un 25% del alumnado de los centros públicos la elige. Por contra, en Extremadura, Andalucía y Cantabria cursan la materia entre nueve y ocho alumnos de cada diez.

Los casos de Cataluña y el País Vasco (sólo la elige el 35,5 por ciento del alumnado de Primaria y el 21,7 por ciento de ESO) han sembrado preocupación entre los defensores de la educación religiosa en la enseñanza básica. Una de las voces más beligerantes ha sido la del obispo de San Sebastián, monseñor José Ignacio Munilla, quien denuncia que desde hace años hay una campaña para desprestigiar la asignatura. «No es justo lo que ocurre con religión. Está padeciendo una agresiva estrategia de acoso y derribo», afirmó el prelado en declaraciones recientes.

Campaña de desprestigio

«Se empieza por poner palitos en las ruedas al estatus de la asignatura (evaluable o no evaluable; troncal o secundaria; con asignatura alternativa o sin alternativa; en horario escolar o extraescolar; etc...); se sigue por reivindicar su exclusión del sistema público de enseñanza, en nombre de un malentendido concepto de “escuela laica”; y se terminará por forzar su salida del curriculum», añadió.

Monseñor Munilla defiende la clase de religión asegurando que es un derecho y no un privilegio y advierte de que «algunos católicos pueden estar arrastrando una especie de complejo, como si hubieran aceptado que es una reminiscencia del antiguo régimen en esta sociedad democrática». La asignatura está regulada en una orden del Ministerio del 3 de julio de 2007, por la que el Gobierno garantiza a los estudiantes de Infantil, Primaria y Secundaria que lo soliciten el derecho a recibir esta asignatura.

URL: http://www.abc.es/20110829/sociedad/abcp-ofensiva-laica-contra-clase-201...

Volver al sumario

autores: 

LA PROTESTA EN LA CAPILLA DE LA COMPLUTENSE NO FUE VANDALISMO

Edición 2011 - Número 250

Volver al sumario


Pedro López López (Artículo publicado como carta para el Diario Público y reseñado aquí por cortesía del autor). El pasado 17 de marzo su diario me publicó una carta en la que me refería a unos actos de vandalismo en una capilla de la Universidad Complutense, lo que fue aprovechado por autoridades de la Comunidad de Madrid para arremeter una vez más contra el rector, que era lo que yo quería destacar. Pasados unos días en los que hemos contemplado un inaudito linchamiento mediático de estos estudiantes, después de tener más información sobre lo sucedido y tras asistir en la Biblioteca Histórica de esta universidad a un acto en defensa de los estudiantes detenidos y criminalizados por estos actos, quiero rectificar públicamente mi calificación, ya que considero que lo que protagonizaron estos estudiantes fue una legítima protesta contra los privilegios que mantiene la Iglesia católica en nuestro Estado y en nuestra universidad pública. En los últimos tiempos, habida cuenta de que las voces disidentes no tienen medios para llegar a la opinión pública, se ha extendido este tipo de protestas bajo el nombre de performances; es una manera de que los medios de comunicación hagan algún caso y se visibilice la causa que se quiere defender. La performance de estos estudiantes podrá gustar más o menos, pero no desborda los cauces de la libertad de expresión que una democracia debe proteger y que los ultracatólicos quieren cercenar. En ella no agredieron a nadie, pero cuatro de ellos fueron detenidos tan rápidamente como si fueran terroristas. Posteriormente, han recibido amenazas y agresiones por parte de elementos de ultraderecha y la Policía en este caso no ha movido un dedo, ¿en qué democracia estamos? En todo caso, vayan con esta carta mis disculpas y mi reconocimiento a estos estudiantes. Pedro López López. Profesor de la Universidad Complutense

Volver al sumario

Páginas