Nadie tiene derecho a obligar al sufrimiento

El Escéptico Digital - Edición 2013 - Número 272

Volver al sumario


Javier Esparza

(Artículo publicado originalmente en el diario El País).

He sido neurocirujano durante 40 años en diversos hospitales públicos españoles, hasta hace dos años, cuando me jubilé. En 1982, creé el Servicio de Neurocirugía Infantil del Hospital Infantil 12 de Octubre de Madrid, del que he sido jefe hasta hace dos años, además de haber desempeñado otros puestos de responsabilidad: director del Hospital del Niño Jesús en Madrid, director médico del Hospital 12 de Octubre, secretario de la Sociedad Española de Neurocirugía, secretario de la Comisión Nacional de Neurocirugía y profesor asociado de la Universidad Complutense.

Durante estos últimos 28 años de mi vida profesional, dedicados exclusivamente a la neurocirugía infantil, he tenido que tratar a muchos cientos de niños que padecían malformaciones congénitas del sistema nervioso, como la hidrocefalia congénita o espina bífida abierta. Desgraciadamente, he sido testigo y he tenido que enfrentarme al tremendo sufrimiento que causan estas anomalías a las familias, pero sobre todo a los propios niños.

El Escéptico: 
autores: 

Nuevo título de la Biblioteca Bunge

Ya está en imprenta "Ciencia, Técnica y Desarrollo", el cuarto libro de la Biblioteca Mario Bunge, que publica Laetoli. Como en anteriores títulos, el autor ha revisado el texto original y ha redactado un nuevo prólogo. 

Toda la información sobre suscripción y adquisición de los títulos de la Bibilioteca Bunge, en la web de Laetoli.

Carta abierta sobre la filosofía en la educación

El Escéptico Digital - Edición 2013 - Número 272

Volver al sumario


Fidel Muñoz Villafranca

CARTA ABIERTA SOBRE LA FILOSOFÍA EN LA EDUCACIÓN

“[D]ado que entre las cosas singulares no conocemos nada más excelente que un hombre guiado por la razón, nadie puede probar cuánto vale su habilidad y talento mejor que educando a los hombres de tal modo que acaben por vivir bajo el propio imperio de la razón.” (Spinoza)

La educación no marcha bien. Cualquiera que se acerque a un aula de educación secundaria o de bachillerato puede constatar que ha llegado a convertirse en excepcional aquel estudiante que es capaz de expresarse por escrito no ya con soltura, sino con simple corrección gramatical, o de entender textos de una mínima complejidad. Tanto es así que hasta las autoridades educativas se han percatado de la gravedad de la situación. Para enmendar el entuerto, se propone una nueva reforma educativa. No dudamos de que un gobierno –sea este o cualquier otro- que toma tal iniciativa lo hace para mejorar la formación de los futuros ciudadanos. Lejos de nosotros las pueriles teorías conspirativas que sospechan que tras las reformas educativas se esconden aviesas intenciones de desarmar intelectualmente a los ciudadanos alevines a fin de hacerlos dóciles y manejables. Aunque a este respecto, al menos sea de pasada, hemos de decir que un auténtico interés por la educación debería empezar por considerarla un asunto de Estado, ajeno a la lucha partidista, cosa que desgraciadamente no ha hecho ningún gobierno en la ya no tan corta historia de nuestra maltrecha democracia.

El Escéptico: 

La teología ¡vaya timo!

Ya está a la venta La teología ¡vaya timo!, el nuevo título de la colección que edita Laetoli con la colaboración de ARP - Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico. Su autor es Gabriel Andrade, que también ha publicado para la misma colección La inmortalidad ¡vaya timo! y El postmodernismo ¡vaya timo!.

"Bastantes científicos —escribe el autor en la introducción a este libro— saben que investigar el cerebro es más importante que investigar el alma, que vale más intentar descubrir una nueva especie de insecto que un nuevo demonio, que es más urgente calcular los riesgos del choque de un meteorito o el calentamiento global que la fecha de llegada del Anticristo. Pero, extrañamente, esos mismos científicos quieren dejar las cosas en su santo sitio. Aunque a muchos les parecerá probablemente una tontería el tipo de cosas que se estudian y discuten en las facultades de teología, no quieren sabotearlas. Siempre y cuando haya recursos financieros destinados a los laboratorios, no hay mayores objeciones para que los teólogos tengan sus facultades. En este libro deseo criticar este conformismo por parte de los científicos. Estos presentan objeciones a la alquimia, la parapsicología, la astrología o la homeopatía, pero callan frente a la teología."
 
Gabriel Andrade nació en Maracaibo (Venezuela) en 1980. Obtuvo una licenciatura en Sociología, una maestría en Filosofía y un doctorado en Ciencias Humanas en la Universidad del Zulia. Es profesor en esa misma universidad, donde imparte cursos de filosofía y sociología. Ha escrito numerosos artículos sobre estudios de la religión desde una perspectiva sociológica, histórica y filosófica. Es autor de varios libros, entre ellos La crítica literaria de René Girard, El darwinismo y la religión y Breve introducción a la filosofía de la religión.

Más información en la web de Laetoli.

Páginas