Blog de epmadrid

Crónica de Escépticos en el Pub (30-01-2010)

Como se anunció a principios de año, este sábado se celebró en el pub The Clover House la primera entrega de Escépticos en el pub, un evento que se pensó como la adaptación de los Skeptics in the pub de los que hace tanto tiempo disfrutan ya en otros países de nuestro entorno y en lugares tan remotos como Nueva Zelanda, y que no son más que reuniones periódicas de escépticos para hablar sobre la irracionalidad desde un punto de vista racional. Iba siendo hora de que también se llevasen a cabo en Madrid.

Publicitada a través de blogs, Twitter y otras redes sociales, esta primera entrega atrajo a un número de entre 50 y 60 asistentes, algunos de ellos provenientes de fuera de Madrid; este número es aproximadamente la capacidad de la planta superior del Clover House, por lo que se puede decir que la convocatoria fue un éxito absoluto. Tanto que si hubiese venido más gente lo habríamos tenido muy difícil para entrar todos.

La temática elegida en esta ocasión fue algo tan genérico como la astrología, por ser un tema popularmente conocido. Ismael Pérez Fernández, director ejecutivo de ARP-SAPC y autor del blog Homínidos, fue escogido como ponente, y dio un repaso de unos 20 minutos a toda la superchería relativa a la influencia de los astros en nuestras vidas.

Ismael Pérez durante su charla (1)

Borja Robert se encargó de presentar a los ponentes y moderar el debate posterior, que ante la ausencia de un miembro del público que estuviese convencido de la utilidad de la astrología (o, en su defecto, hiciese de abogado del diablo) se orientó hacia las posibles maneras que hay de extender el pensamiento crítico en nuestra sociedad. La postura común,o al menos la más comúnmente extendida, afirmaba que es muy difícil luchar contra patochadas como Cuarto Milenio, pero que intentarlo, especialmente desde la perspectiva del humor y el sano recochineo cuando la pelea parece estar perdida, no cuesta nada y puede tener los efectos deseados. Será difícil convencer a la persona con la que se está discutiendo pero sí se puede llegar a los que están a su alrededor escuchando.

Tras la charla, Juan Soler, un socio de ARP-SAPC, dio una clase magistral acerca de cómo doblar (o romper) cucharas como Uri Geller, pero saltándose el paso de engañar a la gente, mencionando explícitamente que es un simple truco de magia que cualquiera puede realizar en casa siguiendo las instrucciones pertinentes.

Juan Soler, el terror de las cucharas

A las 21:15, y con el debate desperdigado entre mesas y pintas, hubo que desalojar la planta superior. Aproximadamente la mitad asistentes se quedó cenando y el resto prosiguió la charla mientras se dedicaba al sano ejercicio del levantamiento de barra.

El interés despertado por este evento pone de manifiesto que era algo necesario, que hay gente que está dispuesta a asistir a estas reuniones y a discutir, entre cerveza y cachondeo, alguna solución para sacar a gran parte de la sociedad del pozo de la superchería (un ejemplo reciente puede leerse aquí). Aunque hay algunas cosas evidentes que arreglar después de esta primera entrega (problemas de ruido en el pub, dificultad para seguir las discusiones por carecer de micrófonos, etc...), existe una fuerte motivación para hacer de estos Escépticos en el pub un fenómeno periódico; si no mensual, sí ciertamente bimestral. Todo dependerá de la cantidad de ponentes que estén dispuestos a salir a la palestra.

(Existe un grupo en Flickr en el que se irán subiendo todas las fotografías de este evento y posteriores que se realicen. Si alguno de los asistentes lee estas líneas y tiene imágenes que quiera compartir con nosotros, le animamos a hacerlo. Las imágenes que ilustran este artículo han sido extraídas de ahí.)

Escépticos en el pub - introducción

Es 1999. En un pub de Londres se celebra la primera edición de Skeptics in the pub, de la mano del Dr. Scott Campbell. Es una reunión informal con un formato sencillo: un orador da una charla corta sobre un tema determinado (escogido y anunciado de antemano), y luego las discusiones se siguen a pie de barra, entre pinta y pinta. Poco después comienzan a surgir eventos hermanos en otras ciudades inglesas, para luego dar pie a más ediciones en localidades de Europa, América del Norte, Canadá, África, Australia y Nueva Zelanda.

A finales del año pasado, desde ARP-SAPC, se comenzó a barajar la posibilidad de inaugurar el primer evento de este tipo aquí en España. En Madrid, concretamente.

Después de un par de reuniones preventivas en el lugar escogido, podemos decir, no sin temblores nerviosos, que el día 30 de enero, sábado, se celebrará la primera entrega de Escépticos en el pub - Madrid, en el pub The Clover House (calle Almansa, 85) a las 19:30 (y sin una hora de finalización definida). El tema escogido para la inauguración será algo tan genérico como La Astrología y correrá a cargo de Ismael Pérez Fernández. La asistencia está abierta a todo el que tenga curiosidad por saber por qué la carta astral es una chufa y por comprobar que los escépticos somos tipos hasta majos (y algunos, dicen, incluso tienen ropa de colores, pero yo no los he visto); y cuantos más seamos, mejor.

No hay que pagar por la entrada (de hecho, no hay entrada: la planta de arriba del pub es nuestra si conseguimos convencer a suficientes personas), pero sí se recomienda confirmar asistencia para saber si es viable la utilización de la planta superior del Clover House o no. Para llevar mejor el recuento de (potenciales) asistentes, se ruega enviar confirmación a esta dirección de correo.

Actualización: hay ciertas variaciones respecto al plan inicial. Aunque la hora de cierre sigue siendo indeterminada, la planta superior (que es la que tenemos reservada) debe desalojarse antes de las 21:30 porque en el pub sirven cenas. Si alguien tiene pensado quedarse a cenar, rogamos avise al enviar confirmación para poder dar una estimación al dueño del bar. También, aunque la entrada sigue siendo gratuita, los dueños del bar sí que nos han dicho que lo óptimo sería que cada asistente se tomase "un algo" (aunque sea un refresco, vaya) a lo largo de la tarde. Imaginamos que eso no será un problema, pero creemos que no está de más comentarlo.

Páginas