Escepticismo y Pensamiento crítico

El Escéptico nº 49 ya está en la calle

El próximo número de El Escéptico, el 49, ya está impreso, y se encuentra actualmente en distribución en los domicilios de socios y suscriptores.

En esta ocasión el tema de portada es "Luces y sombras de la industria de los fármacos (I)", en relación al dossier en su interior, que incluye artículos de Carlos Soler, Carlos López Borgoñoz, Suso Fernández Pérez y José Manuel Gómez Soriano.

Dentro del ciclo que revisa el mundo del escepticismo en todo el planeta toca el turno a Chile, de la mano de un gran conocido, Diego Zúñiga.

El Escéptico es una revista creada por ARP Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico para impulsar el desarrollo de la ciencia, el pensamiento crítico, la educación científica, el uso de la razón y el laicismo; promover la investigación crítica de las afirmaciones paranormales y pseudocientíficas desde un punto de vista científico y racional, y divulgar la información sobre los resultados de estas investigaciones entre la comunidad científica y el público en general.

Todos los números de esta publicación se encuentran en la página de ARP-SAPC, la mayor colección de documentación sobre pensamiento crítico y escepticismo en castellano.

La revista El Escéptico es una realidad gracias a la aportación de socios y suscriptores. Si quiere más información sobre cómo asociarse o suscribirse, visite https://www.escepticos.es/asociarse

 

Vídeo de la charla «Sectas 2.0. El origen emocional de las enfermedades», de EEEP Asturias

Ya está disponible en Youtube el vídeo de la última charla de Escépticos en el Pub Asturias, que se celebró el pasado viernes en el pub Rocket de Oviedo. En esta ocasión Emilio José Molina Cazorla habla de "Sectas 2.0. El origen emocional de las enfermedades".

La charla puede verse en: https://youtu.be/y9cUHmCw2H0

Con la presente charla se pretende dejar patentes las características erróneas y anticientíficas del movimiento llamado “bioneuroemoción” (BNE), y en general de aquellas corrientes que achacan a conflictos emocionales el origen de las enfermedades. Se denuncia asimismo su alarmante auge en nuestra sociedad, y se alerta de sus derivas hacia organizaciones de tipo sectario. Es el resumen de un dosier bastante más extenso, en el que se recogen además múltiples anexos y datos adicionales con testimonios de afectados e implicados.

La BNE constituye una amalgama de diversas pseudoterapias junto con una visión y una práctica distorsionadas de herramientas y conocimientos válidos. Sus principales componentes son la Nueva Medicina Germánica, la Biodescodificación, el libro Un curso de milagros, la Programación NeuroLingüística (PNL), las Constelaciones Familiares y la Hipnosis Ericksoniana.

Emilio José Molina Cazorla es Ingeniero Superior de Informática y Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universitat Jaume I de Valencia. Trabaja en el desarrollo de videojuegos y actualmente está codirigiendo la empresa de testado Lollipop Robot y sus divisiones de desarrollo y publicación. Es también, profesor de música por el Conservatorio Superior de Música de Castellón.

Es miembro del Círculo Escéptico y del Consejo Asesor de ARP-SAPC (Alternativa Racional a la Pseudociencia y Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico). Vocal coordinador del área sobre sectas basadas en el “origen emocional de la enfermedad” en RedUNE (Red de Prevención del Sectarismo y del Abuso de la Debilidad) y vicepresidente de APETP (Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas).

Es el compilador principal de un completo dosier sobre el movimiento autodenominado “Bioneuroemoción” y demás sectas relacionadas con la salud. Es también activo miembro de las redes sociales en las que se interesa especialmente por la ciencia y en desmontar bulos relacionados con la salud y la alimentación. Ha participado en diversas charlas y conferencias sobre charlatanes y pseudoterapias.

Hoy hay charla de José Antonio López Guerrero en EEEP Madrid

Cartel de la charla 'Los virus que nos comen el coco'Terminamos esta temporada asomándonos al órgano más complejo que conocemos: nuestro cerebro. Son muchos los equipos de científicos de todo el mundo que lo estudian. Hoy vamos a hablar de sus vulnerabilidades y, concretamente, de una de las amenazas que lo ponen en riesgo: los virus. Para ello contaremos con un experto en microbiología: José Antonio López Guerrero (@JALGUERRERO), a quien muchos conoceréis por su faceta de divulgador científico. JAL ha titulado su charla “Los virus que te comen el coco” y nos la resume así:

“Según el biólogo Juan Carlos Izpisúa, la especie humana es consciente de ser consciente. Es más, somos conscientes de que la gente alrededor nuestro es consciente de ser consciente. Con este juego lingüístico se pretende llamar la atención sobre la complejidad que subyace tras esa frontera evolutiva que llevó a nuestro cerebro a convertirse en nuestra mente. Sin embargo, muchos son los peligros que amenazan a toda su estructura física y que, por lo tanto, afectaría a nuestra capacidad de captar el mundo y su realidad tal y como la percibimos a través de nuestros sentidos.

Entre todas las posibles amenazas, nos centraremos en los virus; agentes infecciosos que, tras atravesar la barrera hematoencefálica podrían afectar a uno o varios tipos celulares específicos con consecuencias, en muchos casos, imprevisibles. A lo largo de la última década están surgiendo nuevas teorías sobre la implicación de agentes víricos, como factores de riesgo, en algunas de las principales enfermedades neurodegenerativas o desmielinizantes, tales como la de Alzheimer o Parkinson. Analizaremos algunas familias virales con riesgo potencial para nuestro sistema nervioso central y, finalmente, nos centraremos en la familia Herpesviridae, un grupo de virus muy presente en nuestras vidas con importancia renovada en neurología.”

José Antonio López Guerrero es profesor titular de microbiología en la Universidad Autónoma de Madrid. También dirige el grupo de NeuroVirología del Departamento de Biología Molecular de la UAM. Es, además, director del Departamento de Cultura Científica del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa. Constan en su currículum 12 libros y más de 130 artículos. En cuanto a su faceta divulgadora, colabora en diversos programas de radio, televisión y prensa escrita, una labor que le ha valido numerosos premios.

Como siempre, la entrada es libre y gratuita. Durante la realización de esta actividad cultural está permitida la presencia de menores de 18 años, siempre que no consuman bebidas alcohólicas, y de los menores de 16 años si están acompañados por uno de sus padres o tutores. Os esperamos a las 19 horas en el Moe Club, en Alberto Alcocer 32.

«El dogma de la Autoridad™»

Hace un par de semanas leí un artículo que me lleno de terror. Su título, «Lo que se está ocultando a los usuarios de los móviles: su salud puede peligrar», alojado en el diario Público. Uno de mis referentes de cabecera sobre el tema de las tonterías antiantenas, el profesor Alberto Nájera, a quien admiro, no tardó en dar una magnífica explicación en su blog Radiandando. Una excelente refutación que supuso las delicias de cualquiera que estuviera metido en el tema, sin embargo, consideré a título completamente personal que era necesario algo más contundente.

Así que decidí sin dilación escribir una nota al respecto. Algo menos de 2 000 palabras explicando desde la base, con mis humildes conocimientos y herramientas de que dispongo, lo que son las radiaciones electromagnéticas, cuáles son ionizantes y cuáles no, y por qué motivo las radiaciones de la telefonía móvil no tienen mayor riesgo para nosotros que el más peligroso de los diodos led verdes. Me puse en contacto con el diario por varios medios distintos, con el fin de alertarles de lo que en su plataforma habían escrito, e invitándoles a redactar una nota al respecto, ofreciéndome yo a pasarles el documento que redacté, en caso de que ellos no tuvieran tiempo, ganas o capacidad para hacerlo. Tras varios días de prudente espera, y ante la ausencia de una respuesta por parte de los mismos, supuse que no estarían interesados y publiqué el texto en la plataforma Naukas, lo que causó cierto revuelo, y tan solo unas horas más tarde, tenía ya en mi buzón un correo del Redactor Jefe de Público explicándome el malentendido. Hechas las aclaraciones pertinentes, me ofreció la posibilidad de publicar el artículo original, y así fue, aunque se cambió el título, añadiéndose «Respuesta a Vicenç Navarro sobre el peligro de los móviles». Bien, me pareció adecuado.

Cuál fue mi sorpresa al ver tan solo 4 días después de la publicación de mi nota en Público, el señor Navarro publicaba un texto en el mismo diario con el poco atractivo título «Respuesta al dogma conservador que afirma que los móviles nunca pueden ser un riesgo a la salud».

Páginas