cartas

Carta al alcalde de Valencia por la celebración del evento «Being One»

D. Joan Ribó Canut
Pl. de l'Ajuntament, 1
46002 València

Mi nombre es Jorge Javier Frías Perles y me dirijo a usted en calidad de Presidente de ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones del Ministerio del Interior con el número 71.144, con el objetivo de poner en su conocimiento lo siguiente:

Desde ARP hemos tenido noticia de que los próximos días 12, 13 y 14 de octubre se va a celebrar en Valencia el Foro Being one 2018, el cual se presenta como un encuentro «...de diálogo libre y plu»ral acerca de qué o quienes somos y nuestra relación con El Universo, sin dogmas ni verdades absolutas. De acuerdo con la información publicada en la red, el lugar elegido para la celebración parece que va a ser el Palacio de Congresos de la ciudad, espacio que se menciona que «...ha sido galardonado en dos ocasiones como el mejor Palacio de Congresos del Mundo y cuenta con un diseño vanguardista y todas las comodidades de un aforo de ‘lujo’… Todo pensado para vivir una experiencia única».

De acuerdo con los principios que orientan nuestra asociación, desde su fundación hemos trabajado por extender información veraz basada en el conocimiento fundamentado que se ha alcanzado hasta el momento gracias al desarrollo de la labor analítica e investigadora. Con vistas a satisfacer ese objetivo, en la línea mencionada la asociación centra sus esfuerzos en acercar a la población los desarrollos en distintas materias para que, en base a ese conocimiento adquirido, los ciudadanos puedan elegir y tomar decisiones sobre la base de principios sobre los que hay grados de evidencia  eviten hacerlo sobre nociones anticientíficas, las cuales, en ocasiones, pueden poner en peligro la salud e incluso la vida.  

En el ámbito público hemos tratado, desde nuestra independencia y en la medida de nuestras posibilidades, de aconsejar que las autoridades públicas traten en lo posible de evitar la divulgación de afirmaciones sobre terapias o sobre temas de salud en general que no hayan demostrado de forma científica ningún efecto en los pacientes, ya que actuar basándose en teorías no demostradas puede causar unos daños irreparables en la calidad de vida de las personas. También sobre consumo, exigiendo que las afirmaciones también estén basadas en pruebas científicas que acrediten su veracidad. Para mayor información puede consultar https://www.escepticos.es.

Estimamos que la responsabilidad social del Ayuntamiento, como garante del espacio público y de las actividades que en él se ofrecen, es uno de los principales motores de su  trabajo, y que, por ello, un objetivo central de su gestión es la de cuidar que los eventos culturales tengan lugar con rigor y transmitiendo información veraz a los ciudadanos. A estos efectos es importante para estos que el uso de espacios públicos no les induzca a confundir el conocimiento racional (que por limitado que sea está basado en la evidencia) con lo que  pueden no ser más que imaginativas y/o sugestivas llamadas -en no pocos casos en nombre de alguna espiritualidad- a establecer relacionales emocionales especiales para afrontar, desde los problemas del día a día, hasta alcanzar a gran escala incluso una relación singular con el universo. Tenemos que recordar, además, las bochornosas imágenes que este mismo evento mostró en su anterior edición en Madrid.

Del art. 20 de la Costitución Española se desprende que son los poderes públicos los que  tienen la responsabilidad de velar porque la información que se transmita a los ciudadanos en lugares públicos sea veraz y esté sustentada en la evidencia que se tiene en cada momento en distintas materias. Desde ARP-SAPC queremos transmitir con claridad que su postura en defensa de la comunicación veraz la sustenta sobre la base del respeto al derecho a la libertad de expresión, no sin añadir que ese respeto no debe separarse de la asignación de fiabilidad respecto al mensaje que se transmite. De hecho, es nuestro respeto a la libertad de expresión el que insta a ARP-SAPC a no utilizarla como justificación de la expresión de cualquier mensaje, pues ello puede suponer apoyar una deriva informativa errónea que, en ocasiones, puede tornarse en peligrosa.

En línea con lo anterior, desde ARP-SAPC deseamos subrayar que el envío de esta carta no pretende coartar la transmisión de opiniones, ni mucho menos criticar actitudes de  creencia, pero sí hacer una llamada de atención para que desde el Ayuntamiento analicen con rigor los contenidos de las actividades a las que en algún grado este ofrece amparo y/o cobertura. Y además del importante matiz señalado ligado a la información veraz, es no menos crucial señalar que las presentaciones que se presentan en el Foro lo hacen como potencial oferta de mercado, por lo que no están precisamente exentas de coste para los asistentes.

Quiero recordarle, además, la disposición que tiene el Ministerio de Sanidad para acabar con la carta blanca que, por ahora, disfrutan las pseudoterapias.

Por lo anteriomente expuesto, agradecemos que reconsideren la cobertura que desde el espacio público puedan otorgar a la celebración del evento, en la confianza de que velar por una transmisión rigurosa y responsable del conocimiento es uno de los principales objetivos de su Ayuntamiento.

Quedamos a su disposición para cualquier aclaración que esté a nuestro alcance realizar.

Atentamente,

 

Jorge Javier Frías Perles
Presidente de ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico

 

Carta al presidente del gobierno «las decisiones políticas, con conocimiento»

Excmo. Sr. Presidente:

Mi nombre es Jorge Javier Frías Perles, y me dirijo a usted en calidad de presidente de ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico (ARP-SAPC), asociación que impulsa el desarrollo de la ciencia, el pensamiento crítico, la razón, el laicismo y la investigación crítica de las afirmaciones paranormales. El objeto de la presente es hacerle llegar el manifiesto que nuestra asociación redactó hace unos años con motivo de las elecciones generales, y que hizo llegar a los principales partidos políticos. En él exponemos nuestra preocupación por las políticas sobre ciencia, laicismo y sociedad que afectan directamente a los objetivos de nuestra asociación, y que creemos que debe cumplir cualquier gobierno que actúe en beneficio de la ciudadanía.

Aunque las ideas aquí expuestas deberían ser de necesario cumplimiento en cualquier momento, aprovecho la formación de su nuevo gobierno para volver a recordarlas. Además, vivimos un momento en el que la inversión en ciencia, educación y sanidad ha ido recortándose a mínimos históricos. En este último ámbito, además, hemos vivido peligrosos intentos de equiparar pseudoterapias, cuya ineficiencia ha sido ampliamente demostrada, a la categoría de medicamento. Además, las incursiones de éstas en nuestro sistema público de salud acarrean un coste adicional a las arcas del estado – sin hablar del desprestigio que supone-. No solo es necesario un aumento de la inversión, sino también un uso racional de la misma.

Por ello nuestro manifiesto lleva el título de “las decisiones políticas, con conocimento”, que expongo a continuación:

La Declaración Universal de los Derechos Humanos y diversos acuerdos internacionales ratificados por España recogen, entre otros derechos y al mismo nivel que ellos, el de participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten; señalan también la obligación de los Estados de garantizar el desarrollo y difusión de la ciencia y la cultura, y de respetar la libertad para la investigación científica y la creación.

La salvaguarda de estos derechos por los poderes públicos no puede quedar al albur de las posiciones políticas de cada momento; su defensa, al contrario, obliga a todos los representantes políticos y al conjunto de los ciudadanos.

Un desarrollo sostenible y que beneficie a toda la sociedad sin discriminaciones requiere un conocimiento científico del entorno; ese conocimiento proporciona las mejores armas contra la enfermedad, el hambre y otras lacras. Pero para avanzar en él es imprescindible una política realista que valore la ciencia, conozca sus prioridades, su funcionamiento, sus retos, y que invierta lo necesario en dotarla de medios materiales y humanos.

La política científica debe evitar, por una parte, el recelo o incluso rechazo de algunos colectivos contra la ciencia pese a las innegables ventajas que ha aportado a la humanidad; y por otra, la difusión de teorías pseudocientíficas que se recogen en programas de partidos políticos de todo signo e incluso se toman como base para decisiones de esos mismos partidos cuando gobiernan (terapias que no han demostrado eficacia, creencias erróneas sobre la incidencia en la salud de determinadas tecnologías o alimentos…).

ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico insta a que se haga llegar a la población la información adecuada, tanto a través de la educación como de los medios de comunicación social. Esto implica desechar alarmas injustificadas, aclarar ideas irracionales y promover su análisis público y racional, así como no contribuir a la difusión de bulos, o fake news.

Insta también a que los representantes de la ciudadanía basen sus decisiones –en especial las relativas a la salud– en los conocimientos que aportan las investigaciones científicas contrastadas y verificadas, y consideren solo los riesgos comprobados o verosímiles.

Y, por último, pide que se evite la financiación pública y el apoyo de las autoridades al adoctrinamiento religioso en los centros educativos para que la educación sea laica y que el alumnado se forme en base al conocimiento científico y tecnológico, la crítica racional y la formación humanística y artística que le permita el desarrollo pleno y libre de su propia personalidad. Los alumnos y alumnas no deben recibir en el mismo espacio informaciones contradictorias, como son las que se derivan de teorías científicas comprobadas y las que se basan únicamente en la fe y en una supuesta “revelación”, cuya creencia en ella es personal y subjetiva y no se basa en ningún hecho probado.

Le deseo una fructífera legislatura llena de decisiones políticas con conocimiento. Atentamente,

 

Jorge Javier Frías Perles

Presidente de ARP-SAPC

Carta a la Alcaldesa de Marbella ante la celebración del Foro ACCE

Sra. Alcaldesa-Presidenta del Ayuntamiento de Marbella

Dª. M.ª Ángeles Muñoz Uriol

Plaza de los Naranjos, s/n

29601 Marbella

 

En Málaga, a 18 de mayo de 2018

Mi nombre es Jorge Javier Frías Perles, y me dirijo a usted en calidad de Presidente de ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico (ARP-SAPC), asociación que impulsa el desarrollo de la ciencia, el pensamiento crítico, la razón, el laicismo y la investigación crítica de las afirmaciones paranormales; y con el apoyo de las asociaciones abajo firmantes Círculo Escéptico, Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas, RedUne de prevención del abuso de debilidad y derivas sectarias, y Farmaciencia. El objetivo de la presente es poner en su conocimiento lo siguiente:

Desde la Asociación hemos tenido noticia de la celebración del XIX Foro Acce Marbella 2018 los próximos días 25, 26 y 27 de mayo, que tendrá lugar en el Palacio de Congresos de Marbella y que la web de Turismo del propio Ayuntamiento de la citada ciudad aparece como “partner”.

Consultado el programa, así como la relación de talleres que se impartirán, desde ARP-SAPC les transmitimos nuestra preocupación por el uso de la palabra “Ciencia” dentro de ese evento, donde la mezcla de conceptos e ideas observados en el programa y talleres mencionados puede llevar a confusión a los asistentes, induciéndoles a considerar como conocimiento probado que puede mejorar sus vidas lo que son únicamente especulaciones. Sobre todo cuando se están ofertando técnicas de supuesta curación que se han demostrado que no son válidas, y en todo caso no realizadas por profesionales de la salud.

El resto del programa deja mucho que desear a nivel cultural, con intervenciones por parte de personas ajenas al mundo de la historia o la cultura, que cobran como catedrático charlas con títulos y contenidos que cabe calificar de disparatados. ¿No le parece extraño que ninguno de ellos vaya avalado por ninguna Universidad o Centro de Investigación?

Estimamos que la responsabilidad social del Ayuntamiento, como garante del espacio público y de las actividades que en él se ofrecen, es uno de los principales motores de su trabajo, y que, por ello, un objetivo central de su gestión es la de cuidar que los eventos culturales tengan lugar con rigor y transmitiendo información veraz a los ciudadanos, sin confundir espacios de racionalidad públicos con espacios de creencia privados.

Del art. 20 de la Constitución Española se desprende que son los poderes públicos los que tienen la responsabilidad de velar porque la información que se transmita a los ciudadanos en lugares públicos sea veraz y esté sustentada en evidencia. El respeto al derecho a la libertad de expresión no puede sustentarse en la emisión de información que pueda llevar a confusión y que no sea veraz, siendo en este último punto en el que precisamente se fundamenta el límite de aquélla.

A través de esta misiva ARP-SAPC no pretende coartar la transmisión de opiniones y/o creencias, pero sí hacer una llamada de atención para que desde el Ayuntamiento analicen con rigor los contenidos de las actividades a las que en algún grado este ofrece amparo y/o cobertura. Además del importante matiz señalado ligado a la información veraz, es también importante destacar que, salvo alguna excepción, las actividades se presentan como potencial oferta de mercado, por lo que no están exentas de coste para los asistentes.

Por lo anteriormente expuesto, agradecemos que reconsideren la cobertura que desde el espacio público puedan otorgar a la celebración del evento, en la confianza de que velar por una transmisión rigurosa y responsable del conocimiento es uno de los principales objetivos de su Ayuntamiento.

Quedamos a su disposición para cualquier aclaración que esté a nuestro alcance realizar.

Atentamente,

 

Jorge Javier Frías Perles

Presidente de ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico

(Nº Reg 71.144)

 

Apoyan:

Círculo Escéptico (Nº Reg 585.449)

Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (Nº Reg 608.238)

RedUne de prevención del abuso de debilidad y derivas sectarias (Nº Reg 172.247)

Farmaciencia (Nº Reg 614379)

Carta al Ayto de Villamalea por acto sobre 'chemtrails'

Ilmo. Sr. D. Cecilio González Blasco
Alcalde del Ayuntamiento de Villamalea
 
Ilmo. Señor Alcalde:
 
Me dirijo a Vd. en nombre de ARP-Sociedad  para el Avance del Pensamiento Crítico, asociación cuyo objetivo es impulsar el desarrollo de la ciencia, el pensamiento crítico, la razón, el laicismo y la investigación crítica de las afirmaciones paranormales. 
 
Nuestra asociación trabaja, entre otras cosas, en tratar de evitar que se asienten en nuestra sociedad ideas basadas en nociones anticientíficas. Para mayor información puede consultar nuestra página web https://www.escepticos.es.
 
Desde el completo respeto a su autonomía municipal, nos permitimos manifestarle nuestra preocupación por el acto previsto el próximo 11 de noviembre en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Villamalea, titulada "¡Mira al cielo! Los aviones nos fumigan con sustancias tóxicas", y en la que se difundirá una teoría alarmista carente de todo fundamento: las estelas químicas tóxicas, conocidas generalmente con su nombre inglés de chemtrails. Los propagadores de esta teoría alarmista niegan que las sencillas estelas de condensación que se ven en el cielo estén causadas por la condensación del vapor de agua generado por los motores de los aviones, y tratan de sembrar el miedo atribuyendo esas estelas a una conspiración encaminada a envenenar a la población y a la tierra. 
 
Hay numerosas publicaciones en las que se denuncia la falsedad de esa teoría alarmista y muchos expertos meteorólogos se han pronunciado claramente al respecto. Sería una verdadera lástima que una institución como el Ayuntamiento de Villamalea cediera su lugar más representativo para la difusión de teorías infundadas que se proponen sembrar la confusión y el miedo entre los ciudadanos.
 
En caso que necesite que le ampliemos la información, no dude en escribirnos.
 
Reciba un respetuoso saludo
 
Alfonso López Borgoñoz
Presidente
ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico

Carta de la AECC al defensor del espectador por el programa 'Hora Punta'

La Asociación Española de Comunicación Científica (AECC) ha enviado una carta al Defensor del Espectador de RTVE contra las informaciones pseudocientíficas que se emiten en el programa Hora Punta, dirigido y presentado por Javier Cárdenas. “Consideramos especialmente grave que se transmitan estos mensajes falsos y disparatados a la ciudadanía, especialmente desde medios públicos”.

Esta carta cuenta con la adhesión de varias asociaciones, entre la que se encuentra ARP-SAPC:

Madrid, 22 de septiembre de 2017

A la atención del Defensor del Espectador de RTVE,

El programa Hora Punta, dirigido y presentado por Javier Cárdenas, volvió a dar cabida a las pseudociencias en su emisión del pasado 13 de septiembre (ver a partir del segundo 0:50). Este espacio de entretenimiento, que se emite en una hora de gran audiencia, está dirigido por una persona que se ha caracterizado, en ese medio y en otros, por abordar temas que, más allá de la evidencia científica, que casi nunca respeta, abundan en contenidos generadores de riesgo para la sociedad, como la falsa relación entre vacunas y autismo, o simples ocurrencias que carecen del mínimo rigor científico, como la morfopsicología y, más recientemente, la supuesta intervención humana en la fabricación de huracanes.

Consideramos especialmente grave que se transmitan estos mensajes falsos y disparatados a la ciudadanía, especialmente desde medios públicos. Como junta directiva de la Asociación Española de Comunicación Científica, les proponemos que limiten la emisión de este tipo de contenidos a las horas de madrugada en las que los horóscopos y otras supercherías hacen su agosto; allí, los pseudoexpertos de campos sin evidencia científica se encontrarán a sus anchas en esos periodos reconocidos como tierra de desinformación. Y, por el contrario, den voz a auténticos expertos en las diferentes áreas científicas en las horas de más audiencia, cumpliendo así una premisa básica de la televisión de todos: informar y entretener.

Un cordial saludo,
Junta directiva de la Asociación Española de Comunicación Científica (AECC) y las asociaciones abajo firmantes:

Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS);
Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA);
Asociación Catalana de Comunicación Científica (ACCC);
ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico (ARP-SAPC);
Círculo Escéptico;
Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (APETP);
Grupo Español de Farmacéuticos a favor de la Farmacia Científica (FarmaCiencia) y la RedUNE

Más información en http://www.aecomunicacioncientifica.org/carta-al-defensor-del-espectador-de-rtve-contra-informaciones-pseudocientificas-de-hora-punta/

Páginas