Vacunas

No apto para antivacunas: Brote de poliomelitis en Ucrania y vacuna oral de la polio

 

Durante estos primeros días de setiembre los medios de comunicación han reflejado la aparición de un brote de poliomielitis en Ucrania que ha tenido lugar este verano. Dos niños, uno de cuatro años y otro de diez meses han sido afectados.

Este brote tiene una particularidad, y es que ha sido causado por un virus derivado de la propia vacuna oral de la poliomietitis, según ha informado la OMS.

Muchos se preguntarán cómo puede suceder esto. Para contestar es preciso explicar brevemente algunos puntos. 

[Pulsen en el título del artículo para continuar la lectura].

etiquetas generales: 

Vacunación y antivacunas - Cartas en El Heraldo de Aragón

La vacunación es un avance sanitario que nació y se desarrolló entre ataques irracionales. Ataques irracionales que no han disminuido con los años, y que se renuevan con ocurrencias cada vez más estrafalarias. A veces se acusa a los escépticos y a los divulgadores científicos de cargar las tintas contra el antivacunismo, que se considera una postura minoritaria de escaso alcance en España. Desde ARP-SAPC nos alegramos de que sea una postura minoritaria y trabajaremos en la medida de nuestras fuerzas para conseguir que siga siendo eso: minoritaria.

Conferencia sobre vacunación en Málaga

Una asociación de estudiantes de la Facultad de Ciencias de la UMA (http://www.empyria.org/) ha organizado la siguiente charla sobre vacunación:
 

"Vacunas ¿Si o no?" Introducción al mundo de las vacunas en la sociedad alemana y otros países. 

Elkin Fricke nos presenta las preguntas y respuestas más comunes acerca de las vacunas. 

¿Las vacunas son o no eficaces? 

¿Aumentan el desarrollo de alergias? ¿O el contacto con microorganismos favorece el desarrollo de los niños? ¿Las vacunas provocan la enfermedad, en lugar de prevenirla? ¿Pueden ser tóxicas? Y más…



Elkin nos explicará a través de ejemplos los argumentos que responden a estas preguntas.

Semana Mundial de la Inmunización: Si yo fuera padre

Si yo fuera padre.

 Este texto procede del blog de Sonicando: http://sonicando.com/?p=2118

Posted on 07/06/2011 by sonicando

Si yo fuera padre y tuviera la certeza de que las vacunas son peligrosas no vacunaría a mis hijos. Pero si fuera padre y en mi poder estuviera la salud de mi hijo lo primero que haría sería documentarme profundamente para buscar dichas “certezas”. Me darían igual los comentarios y las habladurías en general. Iría a los datos. Buscaría que es lo que podría hacer dañina a una vacuna. Y seguro que me encontraría  que lo considerado “peligroso” de las vacunas son los excipientes. Entonces me gustaría saber qué son los excipientes y entonces, aprendería que hay tres tipos; conservantes, adyuvantes y aditivos.

Ahí me daría cuenta de que el gran problema, la gran polémica ha recaído sobre los conservantes, en concreto sobre los derivados del mercurio, como el Thimerosal, que se utilizaba en varias vacunas para evitar que se contaminaran las preparaciones con bacterias. También vería que no existe relación entre estos derivados con el autismo, como muchos antivacunas han intentado aleccionarme. También vería que la vida media de estos compuestos no supera una semana en sangre, no toda la vida como dicen “por ahí”.También vería como acto de buen hacer su retirada del mercado “por si acaso” en todas las vacunas posiblesY podría seguir leyendo meses sobre esto hasta quedarme tranquilo.

Aprendería por el camino que los adyuvantes pueden causar efectos secundarios leves, pero que son necesarios para potenciar el efecto de la vacuna. Que los aditivos son sustancias tan normales como azúcares, aminoácidos y proteínas residuales o añadidos para dar estabilidad. Que salvo si uno es alérgico a uno de esos azúcares, aminoácidos o proteínas, no se debe preocupar. Y me creería los datos de los que, cuando tienen el más minimo indicio, advierten, por si acaso.

autores: 

Semana Mundial de la Inmunización: ¿es natural pasar la rubeola, el sarampión y las paperas?

¿Es natural pasar el sarampión, la rubeola y las paperas?

Cuando no se está inmunizado contra ellas, sí.

¿Cómo inmunizarse?

Hay dos vías: una azarosa, que requiere contraer esas tres enfermedades; la otra evita enfermar: se trata de la vacuna trivalente.

Muchos padres no dudan en administrar la vacuna, y evitar a sus hijos enfermedades que causan fiebre y dolores, y que no están libres de riesgos. Haciéndolo así, contribuyen a la meta de la erradicación de tres enfermedades infecciosas. Pero una minoría de padres no vacuna a sus hijos, siguiendo los consejos de los detractores de la trivalente.

¿Cómo nace esta campaña contra la vacuna? Un estudio publicado en la prestigiosa “The Lancet” (y actualmente retirado) establecía una relación causal entre esta vacuna y el autismo. Ese riesgo no está demostrado ni remotamente, y el estudio se considera un ejemplo de fraude científico. Hay también quien afirma que las vacunas contienen mercurio, o que son producto del interés de las empresas farmacéuticas. Entenderemos mejor la situación si consideramos las campañas impulsadas por algunos personajes famosos, así como el prestigio acrítico de que goza lo natural en algunos ámbitos, sin distinguir si lo natural es proteína, virus o bacteria. Incluso se hacen “fiestas”, para que los niños enfermos contagien a los sanos. Se llegan a regalar (¡y a vender!) piruletas lamidas por los niños enfermos para que los sanos las chupen y se contagien.

El eco que los detractores de las vacunas alcanzan en los medios de comunicación han causado una disminución del número de vacunados, un aumento del número de niños enfermos y de los riesgos asociados. Se pone en peligro la salud de bebés que no tienen edad para vacunarse y de adultos no inmunizados. Y se mina la esperanza de poner a esas tres enfermedades en el mismo estante que la viruela: el de las enfermedades erradicadas.