El Escéptico nº 52 ya está disponible en nuestra web

Ya se encuentra en nuestra web el número 52 de El Escéptico, la revista para el fomento de la razón y la ciencia, que edita ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico; gracias al esfuerzo del equipo de voluntarios de la asociación.

El número puede consultarse en nuestra sección de publicaciones: https://www.escepticos.es/revista/6797 tanto en formato html, como en pdf. Como el resto de números, también se encuentra en el portal ISSU: https://issuu.com/arpsapc/docs/ee_52

La época estival suele invitar a la lectura y El Escéptico puede ser un estupendo compañero: lean el editorial. El Dossier del presente número recoloca el foco sobre las “luces y sombras de la industria de los fármacos”, y lo hace desde varios frentes. El primero realiza una llamada a los Legisladores: ¡a pensar! para favorecer que las patentes cumplan una función social constructiva para los diferentes actores, entre los que se hayan empresas, grupos de investigación y, naturalmente, personas que necesitan fármacos; el segundo llama la atención sobre la utilidad de las patentes para socializar el conocimiento y evitar el secretismo que puede beneficiar a unos pocos al tiempo que otorgan a los autores reconocimiento y protección durante un tiempo; por último, el tercer frente se adentra en el interesante mundo de la psiquiatría, por una parte en su evolución como ciencia, potenciada por el descubrimiento de sustancias y la síntesis de los primeros fármacos con efectos directos sobre la salud mental, y por otra en el intento continuado de desmontar críticas infundadas que pueden provenir, tanto de corrientes ligadas a la antipsiquiatría, como -sobre todo en los últimos tiempos- de otras negacionistas y que abrazan algún grado de conspiración. En esta entrega hallamos en la sección de Artículos contribuciones sustanciosas que no dejarán indiferente al potencial lector. En forma de entrevista a Gabriel Andrade se argumenta sobre por qué escepticismo y ciencia deben caminar juntos, se analiza la iniciativa de #CienciaenelParlamento como un intento de acercar el pensamiento crítico y científico al universo del legislador y de la política con el objetivo de que la toma de decisiones llegue a estar lo más fundamentada posible de acuerdo con el conocimiento disponible, se otorga voz a la importancia de la puesta en marcha del Plan para la protección de la salud frente a las pseudoterapias, y se completa la sección con la entrega de Un escéptico en mi buzón (3.12), Alienígenas de la “caja tonta”, dedicada a las aventuras del viajero en el tiempo Doctor Who. De oca a oca argumenta sobre el posible futuro de las pseudociencias y Red escéptica internacional se ocupa del análisis de algunos pasos del movimiento escéptico venezolano. El humor de la Pulga snob, de A tontos y a locos y de Martin Favelis acompaña con su habitual lúcida mirada a todos los componentes de la revista, entre los que quedan por mencionar los análisis de las lecturas del Sillón escéptico, la sección Hace 25 años que viaja en esta ocasión a la primavera de 1993, y los variados y hasta sorprendentes apuntes de Primer contacto. Que disfruten la lectura, en verano, y después.

El Escéptico es una revista creada por ARP Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico para impulsar el desarrollo de la ciencia, el pensamiento crítico, la educación científica, el uso de la razón y el laicismo; promover la investigación crítica de las afirmaciones paranormales y pseudocientíficas desde un punto de vista científico y racional, y divulgar la información sobre los resultados de estas investigaciones entre la comunidad científica y el público en general.

Todos los números de esta publicación se encuentran disponibles de forma gratuita en la página de ARP-SAPC, la mayor colección de documentación sobre pensamiento crítico y escepticismo en castellano.

La revista El Escéptico es una realidad gracias a la aportación de socios y suscriptores. Si quiere más información sobre cómo asociarse o suscribirse, visite https://www.escepticos.es/asociarse

«Evidencia de tratamientos en dolencias menores», guía de FarmaCiencia en el Día del Farmacéutico 2019

  FarmaCiencia es una asociación de farmacéuticos a favor de la evidencia científica. Con ese fin se formó y por ese motivo, en el tercer aniversario, presenta una guía para el farmacéutico (y para cualquier profesional sanitario) acerca de los tratamientos con evidencia de las diecinueve dolencias menores más comunes.

"EVIDENCIA DE TRATAMIENTOS EN DOLENCIAS MENORES"
  Para realizarla se han estudiado los artículos científicos publicados en cada uno de los temas, seleccionando así los fármacos que presentan mayor evidencia en su uso y desechando los que no lo tienen.

  Es una guía útil de consulta que no está financiada por ningún laboratorio farmacéutico, por lo que no tiene ningún conflicto de interés es sus afirmaciones. Esta Guía farmacéutica podrá ser descargada gratuitamente desde el sitio web farmaciencia.org por todos aquellos profesionales que lo deseen.

Alerta por celebración de congreso pseudocientífico

La Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (APETP) alerta del polémico "congreso" que se va a celebrar los próximos días los próximos 27, 28 y 29 de septiembre de 2019, en Balaguer, bajo el nombre de «I congreso "salud censurada"». Está organizado por Josep Pàmies, en el que participará un elenco de reconocidos desinformadores e intrusos sanitarios del panorama nacional, entre ellos el propio Josep Pàmies, que afirma poder curar tumores cerebrales con plantas; Isabel Bellostas, médico inhabilitada por promover la no vacunación de niños; Andreas Kalcker, promotor de que un tipo de lejía puede curar el autismo; Josefina Fraile, promotora de la teoría de la conspiración de los chemtrails, y así un largo etcétera. 

Según el programa del mismo, en este "congreso", cuyas entradas ya se han agotado, se verterán peligrosas propuestas como antivacunismo, promoción de productos tóxicos ilegales como el MMS, la ingesta de agua de mar, sectas pseudoterapéuticas que asignan la causa del cáncer a un conflicto emocional y todo tipo de recelos contra el sistema médico.
 
La asociación no tiene constancia de que las autoridades sanitarias tengan intención de evitar la difusión de desinformación en salud que, de forma falaz, intentan presentar como "libertad de expresión", ya que cabe recordar que este tipo de difusión de datos objetivamente falsos no está amparada por la misma, que muchos de estos ponentes ejercen actividades sanitarias infringiendo la ley de profesiones sanitarias y que es potestad de las autoridades sanitarias el velar por el acceso a la información veraz del ciudadano y el consumidor.

Páginas