Héctor García Suárez (Representante del colectivo “Restauración para la Casa Amarilla”): “Ahora empezamos a comprender la importanciade la Casa Amarilla"

El Escéptico Digital - Edición 2013 - Número 274

Volver al sumario


Aula Cultural “Radio Campus” de la Universidad de La Laguna

(Entrevista concedida por el responsable del colectivo para la restauración del primer centro primatológico del mundo)

¿Cómo surgió tu interés en este tema?

Me crucé con un artículo en un periódico dedicado a la casa y su historia. Por aquel entonces andaba muy interesado en varios proyectos de la emergente web 2.0, como los grupos de facebook en apoyo a la candidatura de La Palma como ubicación para el Telescopio E-ELT, o la recuperación del antiguo Cine Aguere, en La Laguna. Mi intención era aunar divulgación científica, reivindicación social y cultura popular en una misma iniciativa.

Durante el tiempo en que trabajaste divulgando la situación del inmueble ¿qué reacciones se manifestaron?

Básicamente, las reacciones en favor de la conservación de la Casa Amarilla se intensificaron. Existía ya varios caminos abiertos, gracias a la actividad de largo recorrido de la Asociación Wolfgang Köhler, así como de la ULL o entidades para la divulgación como la Fundación Canaria-Orotava. El interés por el inmueble aumentó, así como su conocimiento; se produjo una mayor implicación por parte de sectores como el académico, la prensa o asociaciones vecinales. Esta larga reivindicación social encontró su mayor refuerzo en abril del 2011, gracias al apoyo explícito de la primatóloga Jane Goodall en favor de la conversión de la casa en museo durante su visita a la isla, así como de la Sentencia del Tribunal Supremo, que ratifica la condición de BIC. En la actualidad la gestión administrativa del inmueble es competencia del Consorcio de Rehabilitación Turística del Puerto de la Cruz.

¿Conoce la población el valor de la Casa Amarilla?

No creo que lo conozcamos bien ni quienes nos dedicamos a estudiar su historia. Lo que quiero decir con esto es que las implicaciones que suponen para el estudio de la psicología, la filosofía, la antropología, las neurociencias, la primatología y la etología en general, por una parte, y el papel fundamental que jugó en la vida de una figura histórica tan relevante y relativamente desconocida como fue Wolfgang Köhler, en el contexto de la Primera Guerra Mundial, son tan extensas y se encuentran tan conexas entre sí, que resulta difícil de abarcar. Podría decirse que justo ahora empezamos a comprender la importante magnitud de un hito científico y cultural a 100 años de su incidencia. Entiendo esto como un proceso socialmente natural que debe de ser gestionado.

¿Llegaremos a ver restaurada y recuperada la finca? ¿Crees que tiene potencial?

Si no se cumple con la gestión apropiada para ello, evidentemente no, y lo cierto es que no se está cumpliendo. No existe una verdadera implicación entre los principales grupos políticos del municipio, y ese es por ahora el principal escollo para la recuperación y conversión del edificio. De no actuar, con el tiempo la Casa Amarilla podría llegar a correr el riesgo de alcanzar un punto de deterioro irreversible; esto es algo que se podría procurar o pretextualizar por parte de quienes desean que deje de ser su propio impedimento. En cuanto a su pontencial, la casa está prácticamente cercada para evitar que los curiosos se acerquen a visitarla, aún estando parcialmente derruida. Si fuera un museo recreacional, un campus de neurociencias o un centro de de acogida para primates, acudiría más gente. En mi opinión, la situación geográfica de la Casa Amarilla hace que su potencial para el desarrollo y ejercicio de la primatología en el futuro, o como punto de encuentro académico intercontinental sea considerable.

¿Qué puedes decirnos de las novedades que se produjeron en el ámbito judicial el pasado invierno?

El gerente del Consorcio de Rehabilitación Turística del Puerto de la Cruz fue destituido el pasado febrero, a raíz de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias que ratifica la nulidad del proceso de selección para el puesto. Hasta entonces, un proyecto a corto plazo de obras de mantenimiento para el edificio estaba programado; se había realizado además un largo y difícil proceso de negociación con los propietarios, sin pleno acuerdo . Desconozco que ha sido de la gestión del BIC desde la destitución del antiguo gerente.

¿Qué habría que hacer para que la Casa Amarilla deje de ser ese tema recurrente del que hablamos cada cierto tiempo?

Es necesario un cambio en la política de la gestión patrimonial en el Puerto de la Cruz. El nivel de irreverencia y desidia respecto al patrimonio histórico en el municipio es muy notable.
Volver al sumario

El Escéptico: