Décimo programa de radio de pensamiento crítico

Ya está disponible el decimo programa sobre pensamiento crítico de Cadena Ser en Alcázar de San Juan. En esta ocasión Andrés Carmona trae un invitado, JM Mulet, autor del libro "Los productos naturales ¡vaya timo!". Con él hablan sobre la creencia infundada de que algo por el mero hecho de ser natural tiene que ser bueno.

Os podéis suscribir a este podcast mediante Yahoo o mediante iGoogle. Sin más dilación os dejamos con el último programa, esperamos que los disfrutéis:


Comentarios

Flaco favor le hace el señor Mullet al desarrollo del pensamiento crítico con esa suficiencia con la que expresa sus opiniones. Hay que ser crítico primero con uno mismo y no tratar al que piense distinto como si fuese idiota, ya que posiblemente solo esté equivocado. Y ese otro también podría ser usted, señor Mullet.

En cuanto a los redactores del programa, quizá otras preguntas un poco más mordaces y no tan en la línea de la opinión del invitado serían más acordes al título del programa.

Un saludo.

Mulet responde con la suficiencia que le dan las evidencias que se derivan de su trabajo de investigación, de los estudios científicos que sobre el asunto en cuestión se han hecho y que están avalados por organizaciones internacionales que no voy a citar (el que esté interesado, que lea el libro y demás publicaciones de Mulet y las encontrará).

Por otra parte, hay que distinguir entre evidencias científicas (derivadas de estudios e investigaciones) y opiniones (principalmente, basadas en mala información, prejuicios y miedos). En todo caso, lo que se acepta por fe o creencia no suele contrastarse con la razón.

Un saludo,

Miguel

Decepcioante el episodio dedicado a los productos "ecológicos", mas aún después de escuchar el programa (fantástico)dedicado al dueño del blog "malaprensa". Estoy de acuerdo con el señor Mulet, de que hay mucho "gato encerrado" dentro de la etiqueta de producto "ecológico", pero me ha parecido un programa "descafeinado", en el que se realizaron muchas afirmaciones desde uno de los sectores (agricultura industrial o tradicional) sin poder contrastar lo que dice la otra parte (agricultura con etiqueta ecológica). Y ya para rematar, hubiese sido muy interesante contar con otro tipo de opiniones técnicas (que las hay) en las que además de sacarle los colores a los productos "ecológicos" se hablase también de los efectos negativos generados por la agricultura industrial...es decir, un enfoque más amplio que el de símplemente "poner a caldo" a la agricultura ecológica...

Un saludo

Alfonso

La alegría con la que ni se plantea los efectos de los transgénicos en la cadena alimentaria me hace sospechar si gente como Monsanto no le pagará de vez en cuando unas vacacioncitas. Demuestra ser muy poco escéptico en algunos temas.