HÉCTOR GARCÍA SUÁREZ: "LA CASA AMARILLA SOLO SE SALVARÁ SI SU RESTAURACIÓN SE TRADUCE EN VOTOS"

Edición 2010 - Número 8 (242) - 4 de septiembre de 2010

Volver al sumario


Entrevista al representante del colectivo "Restauración para la Casa Amarilla: primer centro primatológico del mundo"

¿Qué es exactamente "La Casa Amarilla"?

La Casa Amarilla es una casa antigua situada a las afueras del Puerto de la Cruz, en Tenerife. Es famosa por el hecho de haber acogido entre 1913 y 1918 el primer centro de estudios primatológicos del mundo. En la actualidad se encuentra abandonada.

¿Cuál es el alcance de su importancia para la Ciencia?

Yo diría que muy alto. Hay que tener en cuenta que se trata de un patrimonio que representa y pertenece a toda la humanidad, no a un pueblo o a un país determinado. Es el único edificio con estas caracaterísticas que existe en Canarias, y del Ayuntamiento del Puerto de la Cruz depende que sea conservado o no. Además, estamos hablando de un recinto con una naturaleza tremendamente particular; en él se estableció el primer centro especializado para el estudio de los simios y su inteligencia, que supuso un importante revulsivo para la psicología, la primatología o la etología de su tiempo. Su director desde 1913, el científico alemán Wolfgang Köhler, es hoy una de las principales figuras de la historia de la Psicología, y la Casa Amarilla, uno de sus mayores hitos profesionales. Además, en este lugar se redactó la obra "The Mentality of Apes", considerada hoy un clásico de la literatura científica a nivel mundial. No existe una, sino multitud de razones por las que la Casa Amarilla debería conservarse.

¿Saben los portuenses, los tinerfeños o los canarios cuál es el valor real de la Casa Amarilla?

Para empezar, la mayoría de los canarios ni siquiera saben que esa casa existe. Muchos portuenses sí la conocen, aunque existe cierta confusión al respecto; hay quienes piensan por ejemplo que la Casa Amarilla fue víctima de un incendio en 2008, lo cual no es cierto; lo que ardió ese año fue la Casona de San Fernando, situada también en el Puerto de la Cruz, pero en el centro. En cualquier caso, quienes han oído hablar de ella saben que allí hubo monos, pero poco más; se desconoce por lo general su riquísima hístoria y la importancia que este lugar tuvo para la Ciencia. No creo tampoco que las Administraciones Públicas hayan hecho mucho por darla a conocer, y es una pena, porque se trata de un patrimonio histórico del que deberíamos sentirnos tremendamente orgullosos. En parte para ayudar a paliar esto he decidido crear mi página `Restauración para la Casa Amarilla: primer centro primatológico del mundo´, en Facebook.

¿Ha habido algún otro movimiento para solicitar su recuperación?

Se podría decir que, desde hace años, existe un movimiento continuo por la restauración de la Casa Amarillla y su conservación. Desde mediados de los noventa, la Asociación Wolfgang Köhler por ejemplo ha venido realizando una magnífica labor divulgativa y reivindicativa por la recuperación de este recinto, solicitando al Ayuntamiento del Puerto de la Cruz su adquisición en innumerables ocasiones. La Universidad de La Laguna por su parte ha ejercido una importante labor de apoyo a través de su Facultad de Psicología. Concretamente en 2008, esta entidad presentó un proyecto completo de museo para la Casa en el consistorio portuense. La Fundación Canaria Orotava de Historia de la Ciencia ha trabajado también en este sentido. Aparte, existen otras personas involucradas en el tema, aunque no las conozco.

¿Por qué crees que las instituciones públicas no han apoyado la recuperación de este espacio?

Creo que no lo han hecho porque la Casa Amarilla no representa un gran negocio, y a los políticos lo único que les preocupa es el dinero. Para la clase política, nuestra identidad y nuestro pasado como personas no tienen ningún valor frente a los bienes materiales. Al final, la Casa Amarilla solo se salvará si su restauración se traduce en votos. De todas formas, no es del todo cierto que las instituciones públicas no hayan hecho nada al respecto; a mediados de esta década, el Gobierno de Canarias declaró el recinto Bien de Interés Cultural con categoría de Sitio Histórico. El Cabildo de Tenerife por su parte manifestó que asumiría la reconstrucción de la Casa Amarilla si era adquirida previamente por el Ayuntamiento del Puerto de la Cruz. El problema, cabalmente, se encuentra a nivel local: la Casa Amarilla pertenece a una empresa privada llamada Canary Property Promotions S.L., que mantiene el recinto en un lamentable estado de abandono. El Ayuntamiento del Puerto de la Cruz por su parte se niega a adquirir o expropiar el edificio, cuando ese es precisamente su deber legal. La Canary Property Promotions lleva años pujando porque la Casa Amarilla pierda su condición de Bien de Interés Cultural en los tribunales para, previsiblemente, derribarla y montar algún tipo de negocio urbanístico. Si no se hace nada por remediarlo, este lugar podría desaparecer en muy poco tiempo.

¿Qué se puede hacer para contribuir a la causa de la Casa Amarilla?

En primer lugar, tomar conciencia de que se trata del mayor exponente de patrimonio histórico y científico a nivel mundial que existe en Canarias, y que está a punto de perderse. En segundo lugar, exigir al Ayuntamiento del Puerto de la Cruz su adquisición o expropiación inmediata y denunciar la situación ante los medios, - en este sentido resultaría de gran ayuda el trabajo de los periodistas -. Quien lo desee, puede además unirse a nuestra página `Restauración para la Casa Amarilla: primer centro primatológico del mundo´, en Facebook.

Volver al sumario

El Escéptico: