SERAFÍN SENOSIAÍN: "LAS RESISTENCIAS A UNA COLECCIÓN ESCÉPTICA Y DE CALIDAD COMO ¡VAYA TIMO! SON MUCHAS Y A TODOS LOS NIVELES"

Edición 2010 - Número 6 (239) - 5 de junio de 2010

Volver al sumario


Entrevista al responsable de la Editorial Laetoli

Hace cuatro años vio la luz la colección ¡Vaya timo! ¿Qué balance haría de la experiencia?

Mi balance es positivo. Creo que nunca se había editado en castellano una colección semejante, y tampoco en otros idiomas de mucha tradición editorial. Y aún quedan bastantes títulos por salir... El mayor factor negativo es no haber sabido hasta ahora entrar más en el campo educativo, en el de la Educación Secundaria sobre todo. Muchos profesores de ciencias siguen sin conocer la colección, o sin sacarle todo el provecho que podrían. Otros afortunadamente ya la conocen, les gusta y la recomiendan a sus alumnos. En la mayoría de los títulos el lenguaje es muy accesible, para que llegue a los chavales de la ESO. Incluso el diseño de las portadas, tan llamativo, tan colorista, está pensado para acceder a ese público joven. Pero, sin embargo, hasta ahora no hemos entrado como deberíamos y podríamos hacerlo en el mundo de la educación. Y esta colección es fundamentalmente pedagógica, por ello este escollo es negativo.

Doce títulos que han ido desde el creacionismo hasta la homeopatía, pasando por los ovnis, las abducciones, la parapsicología o la religión. Aunque sea como pedirle a un padre que elija a uno de sus hijos ¿qué libro es el que le ha causado más satisfacciones?

Sí, es como elegir a un hijo entre los demás, algo casi imposible... Pero para no "escaquearme" diré que el primero, "El creacionismo ¡vaya timo!", de Ernesto Carmena, en gran parte porque es el primero, el que abrió la colección y marcó unas pautas que han tratado de seguir los autores siguientes. Aunque no todos: Gonzalo Puente Ojea siguió utilizando un lenguaje bastante difícil, aunque curiosamente "La religión ¡vaya timo!" es uno de los títulos más vendidos. Además, el libro de Carmena es una delicia.

¿Y más quebraderos de cabeza?

Quizá el mayor quebradero de cabeza es que no se vendan más... Cosa que realmente no comprendo, aunque en el mundo de los libros es fácil no comprender nada. Tienen un lenguaje accesible, son cortos, un precio bajo, son divertidos... y sin embargo, si no recuerdo mal, ninguno de ellos ha alcanzado una segunda edición. Ahora acabamos de editar la "Memoria contra la religión", de un ilustrado del siglo XVIII, Jean Meslier, un mamotreto de más de 700 páginas que se vende a 29 euros, a los pocos días no quedaban ya ejemplares en el almacén y ya está en prensa la segunda edición... ¿Alguien lo entiende?

Contaba Javier Armentia que de los tres primeros números se mandó ejemplar a lo que, en los términos de Miguel Gila, se podría llamar "el enemigo". ¿Qué reacción ha habido por parte del mundo de las pseudociencias?

No sigo los medios "enemigos", pero creo que ha sido la callada por respuesta. Saben que cualquier ataque sería hacer publicidad a la colección, así que mejor es mirar a otra parte, como si no existiese... Al enemigo, ni agua... y el agua es la publicidad, la presencia en los medios, el boca a boca...

La colección no ha tenido empacho en tocar temas que podrían ser consideramos más "tabú" por diversos motivos. La religión, el psicoanálisis o la homeopatía son los tres ejemplos paradigmáticos. Sin embargo, no ha habido movimiento por parte de las personas aludidas. ¿Quién calla otorga o a palabras necias, oídos sordos?

Creo que estos "establishment" siguen la misma política que los anteriores. Tienen bien aprendida aquella frase de Dalí, que decía algo así como que hablen de uno aunque sea bien... Saben que hablar mal de la colección es algo positivo para ella, así que prefieren ignorarnos. Sólo habría movimientos importantes en contra si la colección alcanzara el primer plano en los medios de comunicación, y hay que decir que por el momento no lo hemos conseguido. Parecía que "El País" iba a publicar un adelanto de "La homeopatía ¡vaya timo!", el responsable de la sección de Domingo estaba interesado, pero al final no se han decidido, y probablemente no saldrá. Sin embargo sí publicaron un reportaje a dos páginas (contestado por la SAPC y criticado por la Defensora del Lector), donde venían a poner al mismo nivel la homeopatía y la medicina.... Las resistencias a una colección escéptica y de calidad como ésta son muchas, y a todos los niveles.

¿Cuál es el futuro de la colección? ¿Y de Laetoli?

Siempre hemos pensado, tanto Javier Armentia como yo, que ¡Vaya timo! es una colección a largo plazo, que un título da a conocer los anteriores, que toda la colección forma un todo que se va ampliando y va tomando fuerza. Uno de los próximos títulos, ya en preparación, es "Las pseudociencias ¡vaya timo!", una colección de ensayos y artículos de Mario Bunge, algunos nunca traducidos al español, recopilada por Alfonso López Borgoñoz. Que un gran filósofo como Mario Bunge, una de las mayores figuras de la filosofía de la ciencia hoy en activo en el mundo, apoye la colección decidiendo publicar en ella --como antes hizo Puente Ojea-- es un motivo de orgullo para nosotros. Justamente acabo de leer esta tarde una frase suya que no me resisto a citar aquí:

"Los científicos y los filósofos tienden a tratar la superstición, la pseudociencia y hasta la anticiencia como basura inofensiva o, incluso, como algo adecuado al consumo de las masas; están demasiado ocupados con sus propias investigaciones como para molestarse por tales sinsentidos. Esta actitud, sin embargo, es de lo más desafortunada. Y ello por las siguientes razones. Primero, la superstición, la pseudociencia y la anticiencia no son basura que pueda ser reciclada con el fin de transformarla en algo útil: se trata de virus intelectuales que pueden atacar a cualquiera —lego o científico— hasta el extremo de enfermar toda una cultura y volverla contra la investigación científica. Segundo, el surgimiento y la difusión de la superstición, la pseudociencia y la anticiencia son fenómenos psicosociales importantes, dignos de ser investigados de forma científica y, tal vez, hasta de ser utilizados como indicadores del estado de salud de una cultura".

Nadie sabe cuál es el futuro de nada, ¿no es así?, pero espero que Laetoli siga adelante y supere estos momentos de crisis. Se ha firmado un acuerdo con la Universidad Pública de Navarra (UPNA) para coeditar la colección "Las dos culturas" --donde se publica la Biblioteca Darwin--, se ha firmado también un acuerdo con la Fundación Arquitectura y Sociedad para publicar una nueva colección, etc. Una editorial independiente y cultural, como es Laetoli, necesita estos acuerdos y estas ayudas económicas para seguir adelante.

¿Qué diría a la audiencia para animarles a leer unos cuantos "vayatimos"?

Los vayatimos son libros para poner la cabeza en marcha. Da igual el tema que sea, todos ellos nos invitan a dejar atrás los tópicos y las ilusiones y poner a trabajar la inteligencia. El lema de la colección podría ser también esa frase de Kant, "¡Atrévete a utilizar tu inteligencia!", que es el de otra colección de Laetoli, "Los ilustrados". Por ello mismo son perfectos para regalar a los más jóvenes, estudiantes de ESO por ejemplo y primeros cursos de universidad, tan bombardeados por libros de vampiros y otras supercherías y películas de Hollywood en las que se dan cita toda especie de patrañas.

Volver al sumario

El Escéptico: