¡YA ESTÁ BIEN DE MAREAR LA PERDIZ!

EL ESCÉPTICO DIGITAL

Edición 2009 - Número 5 (231) - 2 de mayode 2009

Volver al sumario

(Artículo publicado originalmente en la bitácora Clima)

Un par de artículos de EL MUNDO de Rosa Tristán, y otro de agencias vuelven a insistir sobre la realidad del cambio climático, de la que todos hablan, pero a la que nadie hace caso de verdad.

Otra noticia deriva del cambio climático: La presencia de la medusa asesina en el Mediterráneo (lean la 'Aventura de la Melena de Leon' de Sherlock Holmes).

Las reacciones son siempre del mismo tipo: El científico al que se cita en esta última noticia dice "No hay que preocuparse". De la misma manera que el Sr. Zapatero se ha pasado un par de años diciendo que no había que preocuparse por el deterioro económico. Decenas de miles de jóvenes, tras un esfuerzo durísimo de años, buscan empleo sin encontrarlo. Padres de familia viven de la limosna del Estado. Pero ¡no hay que preocuparse!

Estoy estos días revisando mis últimos trabajos sobre las lluvias y las escorrentías en España: Han disminuido un 20% en 50 años, y se prevé que lo vuelvan a hacer en los próximos 40 años. En 2050, con tres veces la población, tendremos la mitad del agua de 1950.

¡Pero no hay que preocuparse!

He contactado a empresarios españoles, para ver si los animo a trabajar por otro tipo de economía. La respuesta ha sido, en general: "Eso no da beneficios, exige trabajo y obliga a dar empleo. Lo que yo quiero es comprar un terreno a 2, recalificarlo, ponerle encima alguna cosa que cueste 4 y venderlo a 12". Pelotazo. Sin riesgo, ni esfuerzo ni responsabilidad social. Como los salvajes de Wall Street que se llevan 100 millones de euros por hacer quebrar una empresa.

Sé que soy un pesado, pero no me queda otro remedio. Ha habido cambios climáticos brutales en la historia del planeta. Éste es mucho peor que cualquiera de ellos, salvo el del impacto de un meteorito. Sabemos que puede ocurrir porque ya ha ocurrido. Lo mismo que sabemos que las economías pueden deprimirse, cuando se buscan los pelotazos, porque eso mismo ocurrió entre 1600 y 1700 en España, en una situación muy parecida a la actual: Pelotazo en las Américas, inversión en bienes raíces, rechazo al trabajo, a la creación de empleo.

Tenemos la solución en nuestras manos. Es española, genera empleo y nos hace ir hacia la riqueza. Es la que se necesita para luchar contra el cambio climático. Es plantar árboles, cerrar las centrales de carbón, cambiar los coches, reducir el consumo de energía, llenar España de centrales solares de todos los tipos, convertir la hierba en combustible.

Podemos, como en 1600, elegir el pelotazo y la pobreza.

¿Nos ponemos al tajo?

URL: http://www.elmundo.es/elmundo/2009/04/30/clima/1241081840.html

Volver al sumario

etiquetas generales: