Uni Laica denuncia nuevos cursos pseudocientíficos en la UGR

Uni Laica muestra su disconformidad con las declaraciones de la Vicerrectora de Relaciones Internacionales de la Universidad de Granada sobre los cursos pseudocientíficos que llevan a cabo junto al Instituto Confucio, y de la que tuvimos noticias el pasado 13 de abril.

Para aclarar las confusas noticias aparecidas en el diario Ideal de Granada, la asociación ha mandado al mismo la carta que, a continuación, reproducimos:

 Uni Laica refuta las declaraciones de la Vicerrectora de RRII de la UGR (sobre los cursos del Instituto Confucio):

Tras el “Comunicado de UNI Laica sobre los cursos de Taijiquan y Qigong del Instituto Confucio de la UGR” de 10 de abril de 2012, la vicerrectora de Relaciones Internacionales, Dorothy Kelly, ha declarado (Ideal, 11 de abril) que «no se trata de una actividad académica. Ni el Instituto Confucio ni la UGR da ni ha dado ningún certificado ni título por la realización de este curso. La Universidad de Granada no concede créditos de libre configuración por esta actividad». En referencia al uso de la Facultad del Deporte «se paga al igual que cualquier actividad externa a la Universidad».

Nos alegra que la vicerrectora al menos no niegue el carácter pseudocientífico de parte del contenido de los cursos, después de la vergonzante ocultación que se ha hecho de estos contenidos. Pero su pretensión de desvincularlos de las actividades académicas ofertadas por la UGR se apoya en algunas afirmaciones falsas, inaceptables. En la página de UNI Laica (http://goo.gl/F4R7V) demostramos el carácter académico de esos cursos, y, en particular, que hasta febrero de 2012 el Instituto Confucio (IC) sí ofrecía diplomas por los cursos, y que actividades semejantes han recibido de la Facultad de Ciencias del Deporte créditos de libre configuración. (De hecho, ahora la UGR realiza una oferta pseudocientífica de talleres, en la Casa de Porras, de Tai Chi, Chi Kun, Reflexología podal, aromaterapia… ¡por los que también concede créditos!)

Entendemos que los alumnos ya matriculados en alguno de los cursos denunciados del IC se pueden ver ahora defraudados al comprobar su carácter parcialmente pseudocientífico, y al retirar la UGR la concesión de los diplomas /prometidos/ por el IC, por lo que les ofrecemos nuestro apoyo en caso de que exijan la devolución del dinero que hayan abonado por los cursos.

Granada, 17 de abril de 2012

UNI Laica-Granada.

Además, la asociación denuncia que se han creado nuevos cursos pseudocientíficos:

UNI Laica denuncia nuevos talleres pseudocientíficos de la UGR

El Vicerrectorado de Estudiantes de la UGR oferta los “talleres de la Casa de Porras” de la UGR para marzo-mayo (http://goo.gl/IIvj9). Empiezan la semana del 16 de abril, y el periodo de matrícula finaliza el 20 del mismo mes. Entre los talleres tenemos, junto a actividades realmente muy dignas e interesantes, estas otras:

-Taller de Reflexología podal, una reconocida y ridícula pseudociencia. En la descripción que ofrece la UGR (http://goo.gl/YCK41) se afirma que “se basa en el principio de que en los pies y en las manos existen reflejos o zonas de respuesta, que se corresponden con todas y cada una de las partes y órganos corporales y la ubicación de estos puntos en el pie”. No existen datos serios que apoyen esta notable (aunque mal redactada) afirmación… pero es que, aunque fuese cierta, nunca se explica por qué al tocar o masajear los órganos “reflejos” se puede producir curación alguna: ¿acaso masajear un ojo cura la miopía? Inadmisible en la Universidad.

-Talleres de “Tai Chi” (o taiji) y de “Chi Kung” (o qigong). Si se limitaran a ejercicios físicos sin ofrecimiento de afirmaciones pseudocientíficas, serían aceptables, pero en la descripción de la UGR encontramos aserciones características de la charlatanería pseudocientífica:

Del Tai Chi se dice que “cura mucha enfermedades articulares, de la columnas y de los huesos, enfermedades crónicas y degenerativas, aumenta la memoria y la concentración”.

Del Chi Kung se dice que “consigue aumentar y mejorar la cantidad y calidad de esta energía vital y su flujo por el cuerpo y por consiguiente establece o restablece la salud del enfermo”, “activa la circulación de la energía a través de los meridianos…”, “es especialmente eficaz para tratar enfermedades crónicas. Sus poderes curativos se han visto comprobados en las siguientes alteraciones: Dolores crónicos, Hipertensión y arteriosclerosis, Alteraciones respiratorias y digestivas, Stress, Neurastenia y Trastornos sexuales.”

-Leemos más afirmaciones pseudocientíficas en la descripción del taller de Masaje Energético Oriental (Shiatsu) (“liberando y estimulando la circulación de energía vital… mejorar nuestra capacidad de auto-curación, estimulando directamente nuestro sistema inmunitario”), y en el taller de Kriya Yoga (“Chakras y Nadhis: Entender el sistema energético del cuerpo, su funcionamiento y su importancia….”). Y ¿no es engañoso ofrecer talleres de “Aromaterapia” y “Danzoterapia” (sic)?, ¿realmente existen las pretendidas acciones “terapéuticas” de esas prácticas?

La gravedad de que la UGR ofrezca estas actividades, así descritas y defendidas, se acentúa por el hecho de que a cada uno de estos talleres, de 24 horas, se le concede un crédito de libre configuración.

Queremos señalar que los aspectos pseudocientíficos de estos talleres ya han sido recogidos en la reconocida “Lista de la vergüenza” (http://goo.gl/Dw9gg), dedicada a la denuncia de organismos públicos que promueven la pseudociencia.

Lamentamos esta nueva deriva pseudocientífica en la UGR, que se une a la que recientemente denunciamos del Instituto Confucio, y que no se ha corregido, sino disimulado torpemente. Ofrecemos como modelo de actuación la del decano de la Facultad de Psicología de la UGR, Antonio Maldonado, que hace unos meses anuló de inmediato el respaldo institucional a un curso pseudocientífico (sobre “constelaciones familiares”) en cuanto fue denunciado.

Granada, 17 de abril de 2012

UNI Laica - Granada

 

Asociación por la Defensa de una Universidad Pública y Laica

Comentarios

No creo que haya mayor escéptico que yo, y si bien me parece un despropósito dar créditos por cursos sobre aromaterapia o reflexología podal, me parece totalmente desacertado insinuar que el tai chi es una especie de timo o engaño. Los beneficios de la práctica diaria del tai chi son absolutamente innegables. Espero que no vaya por ahí la denuncia de éste artículo.
Y veo que también se mete con la danzoterapia. Pues una amiga mia es profesora de danza e imparte danzaterapia a un grupo de minusválidos psiquícos y en fin, tacharlo de charlatanería sin ver los resultados positivos más que evidentes que proporciona lo veo propio de un charlatán. No nos convirtamos en los que criticamos.
Un saludo.

Perdona, pero no sé si has leído el artículo, porque ahí pone: "Si se limitaran a ejercicios físicos sin ofrecimiento de afirmaciones pseudocientíficas, serían aceptables, pero en la descripción de la UGR encontramos aserciones características de la charlatanería pseudocientífica". Es decir, si hablamos de que es beneficioso como cualquier ejercicio físico suave, es aceptable, porque ES un ejercicio físico suave. Pero pasar de ahí a que “cura mucha enfermedades articulares, de la columnas y de los huesos, enfermedades crónicas y degenerativas, aumenta la memoria y la concentración” o “consigue aumentar y mejorar la cantidad y calidad de esta energía vital y su flujo por el cuerpo y por consiguiente establece o restablece la salud del enfermo”, “activa la circulación de la energía a través de los meridianos…”,... pues sí, es totalmente lógico y aceptable insinuar (o decir bien alto), que es un timo, porque no ha demostrado que haga nada de eso, y ni siquiera que exista la energía vital, los meridianos, ni nada por el estilo.
Sobre la danzaterapia, tampoco aportas muchos datos: los resultados positivos a los que aludes, ¿a qué hacen referencia? ¿les cura su minusvalía psíquica? que se presente para el Nobel de medicina pero ya. Si los resultados son, como he dicho antes, los atribuibles a cualquier ejercicio físico suave, pues estoy de acuerdo, deben darlo, exactamente igual que si les hiciera juegos con pelota o pilates adaptado.
Las cosas sirven para lo que sirven, pero darles utilidad en un campo en el que no han demostrado nada, supone engañar.

Por cierto, ya que hablamos de experiencias personales, yo he practicado tai chi y chi kung durante muchos años, porque me relaja, me divierte y me muevo un poco los días que no me apetece hacer algo serio en el gimnasio. De ahí a creer que eso puede curarme nada, hay un abismo y es directamente un sinsentido.

Un saludo.
Elara

El shiatsu, masaje que me han administrado en algunas ocasiones, es muy relajante. Sales de cada sesión estupendamente. Obviamente, no cura, ni soluciona, ni palia, los efectos de la hernia discal que padezco desde hace años.

He conocido a personas que afirmaban que, gracias al shiatsu, su hernia no les estorbaba para hacer deporte de élite. Mi hernia debe de ser de rebajas, porque no puedo entregarme a esas prácticas deportivas. A ellos tampoco los he visto metidos en harina, dicho sea de paso.

Estoy segura de que los alumnos de tu amiga obtendrán ventajas de la movilidad y el sentido del ritmo de ejercicios de danza. La mejora de la coordinación física, el ejercicio, son beneficios sensibles e importantes. Pero reconozco que me disgusta esta manía de llamar terapia a cualquier cosa.