Retirado el curso pseudocientífico de la UdG

El curso de postgrado en salud y armonía del hábitat de la Universidad de Girona ha sido retirado, según nos comenta Alberto Fernández, el impulsor de la campaña denunciando al mismo.

Tal como refería en su blog "cerebros no lavados":

En este curso se mezclan todas las paparruchadas posibles y por haber: Consciencia global holística, FengShui, Telurismo y salud, bioconstruccion, nociones básicas de energía oriental, análisis de flujos, cristalización sensible (intención y pensamiento), radiestesia, geobiologia, geometría sagrada, resentir y transmutación, creación de planos telúricos, visión aural.

[...]Todas las tonterías antes mencionadas no son más que modas de la nueva era, palabrería barata para intentar parecer ciencia pero que en realidad es curanderismo 2.0. Todas estas personas, no tienen tan solo una prueba fiable con que poder demostrar que todo eso de lo que hablan funciona para algo. ¿Como saben que esa energía oriental existe? ¿Como la miden? ¿Como saben que está ahí? ¿Como saben que se manipula como ellos dicen que hacen? ¿Qué es el telurismo? ¿Qué pruebas tienen que existe?

Alberto inició una campaña de recogida de firmas que ha superado los 1300 firmantes, y que ha sido apoyada por numerosos blogs como el retorno de los charlatanes o la lista de la vergüenza, entidades como la Asociación Española de Comunicación Científica, y ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico. Ayer lunes 21 el demandante recibió la siguiente comunicación, donde la UdG anuncia que retira el curso:

Aquest curs s'ha hagut d'anul lar després dels atacs indiscriminats a la UdG per motiu de la seva temàtica. És per això que el consell de govern entén que és una temàtica que té diferents punts de vista i per evitar la polèmica, retira el curs, entenent la validesa del programa.

Pese a la alegría por la retirada del curso, queda un mal sabor de boca ante los argumentos aportados por la UdG, que desde un principio ha tomado las críticas como un ataque inquisitorio en lugar de una defensa a la razón. Tal y como cita Javier Armentia en su blog:

Desde luego no eran ataques indiscriminados, venían con nombre y apellido y se dirigían respetuosamente a los responsables del desatino. No era además simplemente por su temática la oposición, sino por tratarse de una promoción acrítica y anticientífica de esas prácticas, con intereses económicos claros, y en nada acordes con lo que debe ser una universidad. Está bien que para evitar la polémica retiren el curso, pero sería mejor que asumieran que "la validez del programa" es nula, cero, no hay tal validez si a criterios cientìficos y existencia de pruebas nos referimos.