Clara Grima y Emilio J. Cazorla, premiados por su labor escéptica

La pasada Asamblea General de Socios de ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, que se celebró en Albacete el pasado 14 de abril acordó otorgar el premio Mario Bohoslavsky a la matemática Clara Grima, galardón con el que se reconoce a aquellas personas ajenas a la asociación que destacan por su lucha a favor del pensamiento crítico y la razón. En su extensa carrera como divulgadora ha trabajado para hacer la ciencia más accesible a todo el mundo, y  ha procurado dar visibilidad al papel de las mujeres dentro de la misma. Ha escrito hace poco, junto a Enrique Fernández Borja, “Las matemáticas vigilan tu salud” (Nextdoor), donde explica cómo se propagan las enfermedades, y cómo el número de personas vacunadas incide en esta difusión.

Como es tradicional, también se hizo público el premio “lupa escéptica”, que otorga el Consejo Asesor a los socios que han destacado por la defensa de los objetivos de la asociación. En esta ocasión ha recaído sobre Emilio José Cazorla Molina, por todo su trabajo de documentación y denuncia de prácticas pseudocientíficas en el campo de la medicina. El premiado recogió el galardón durante la asamblea entre los aplausos de los socios asistentes.

Más información sobre los premiados por ARP-SAPC en https://www.escepticos.es/node/5