Pseudociencia en la Universidad de Sevilla

ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico rechaza tajantemente los intentos de atemorizar a la sociedad con enfermedades inexistentes y de generar falsas esperanzas sobre problemas imaginarios.

Últimamente abundan los "profetas de las malas ondas", que atribuyen todo tipo de males a radiaciones no ionizantes como las que emiten la telefonía móvil o las comunicaciones wifi, sin que exista ninguna hipótesis ni estudio científico basado en la aplicación rigurosa del método científico que lo avale y cuando hay estudios que demuestran precisamente la falta de efectos nocivos para la salud. Algunos de estos profetas promocionan sus soluciones comerciales para resolver un problema que no existe: no hay prueba válida que demuestre la nocividad de esas radiaciones ni, por tanto, la posible eficacia de sus falsas soluciones a problemas inexistentes.

Un curso de extensión universitaria de la Universidad de Sevilla promueve la extensión de estas ideas alarmistas y carentes de todo fundamento: “Introducción a la Salud Geoambiental”. No entramos a juzgar la elección del curioso adjetivo “geoambiental”, pero sí a criticar el papel de la Universidad de Sevilla al albergar y promover un curso de extensión universitaria que busca, entre otras cosas, tratar sobre la incomprobable hipersensibilidad electromagnética.

Rogamos a la Universidad de Sevilla que reflexione sobre su papel de plataforma de un curso de estas características, y que no brinde su nombre y su prestigio a extender temores infundados.