Boletín Nº 34-35 de La Alternativa Racional

Número: 
34-35
Periodo de publicación: 
Primavera 1995

¡DIEZ AÑOS DE HISTORIA!

Feliz cumpleaños, LAR. Ya han transcurrido 10 años desde que un grupo de personas, pioneros del escepticismo organizado óescépticos ha habido siempre, supongo, pero por lo visto no coincidíanó decidieron ponerse a ímatar marcianosí y editar un boletín como Alternativa Racional en la Investigación del Fenómeno OVNI. Desde entonces, han sido muchos los avatares por los que ha pasado ARP. Quizá tengamos la batalla perdida de antemano óeso nos dicen algunos, y lo hemos pensado todos más de una vezó, pero no me gusta ser catastrofista.

Prefiero pensar en la pizca de racionalismo y de espíritu crítico que hemos podido esparcir por ahí, para quien lo quiera. Me gusta pensar que más de un indeciso, leyendo nuestras páginas, se ha dado cuenta de que es posible, sin despreciar a nadie, entender el mundo con un mínimo de sensatez.

Me alegra saber que en revistas como íMas Alláí o íKarmaó7í óo tantas otrasó se acuerdan de nosotros, porque eso significa que les estamos incordiando, aunque sólo sea un poco. Quizá somos algo quijotes, pero creo que es necesario que de vez en cuando se oiga un voz distinta, una voz discordante...incluso en los más impresentables debates de nuestra querida T.V.

Habrá quien piense que la ciencia óen su sentido más amplioó pierde el tiempo dedicándose a semejantes patochadas. Pero me parece mucho más preocupante que farsantes con ítogaí y ídiplomaí defiendan esas patochadas vendiendo una imagen de científicos serios y escépticos que nada tiene que ver con la realidad; y ahí la ciencia íinstitucionalí ócomo les gusta llamarlaó no puede quedarse callada.

En estos diez años, a LAR le han salido íamigosí y enemigos por todas partes. Han surgido revistas íescépticasí pidiendo intercambio p.3

con LAR, seguramente buscando un lugar entre el movimiento escéptico que les diese un poco de íautoridadí. Pero cuando un texto no va firmado, es imposible ser crítico. Y cuando se conoce que los noófirmantes son conocidos vendedores de falacias, hay que andarse con mucho ojo *. Especialmente cuando alguno de ellos utiliza técnicas de aproximación un tanto subterráneas.

Desde aquí quiero agradecer inmensamente su labor a tantos colaboradores que han hecho posible que un proyecto como LAR ódifícil de mantener y antieconómico a todas lucesó pueda seguir viendo la luz, aunque sea con retraso.

En este número, incluimos un índice temático de todo lo publicado hasta ahora en sus 35 números. Quiero, con vuestra venia, agradecer su trabajo a mi amigo Carlos Ungil, que se ha comido él solito los 35 números, haciendo mucho más de lo que se ve en el índice.

Como último dato, óno tiene nada que ver, pero me acabo de acordaró resulta un consuelo saber que en el nuevo catálogo de prestaciones de la Seguridad Social, consta una cláusula según la cual, cualquier nueva terápia que se quiera incluir debe ser consensuada científicamente, probada clínicamente, y necesaria. De momento parece que estamos a salvo.

Finalmente, quiero pedir dsisculpas a todos por el enorme retraso con que este número especial ha visto la luz. Pero esperamos que el contenido del mismo merezca vuestro indulto, y creemos que un décimo aniversario como el que celebramos este año, merecía empezar con algo un tanto especial.

FELIZ ANIVERSARIO y GRACIAS a cuantos hacéis posible este proyecto.

* El año pasado salió a la luz una publicación pretendidamente escéptica, llamada íel ojo críticoí, detrás de la cuál estan conocidos periodistas de lo paranormal, como Manuel Carballal, y otros p.4

Imanes en remojo...

Miguel Ángel Sabadell

El magnetismo es magia. La magia es magnetismo. Esto puede parecerse al comienzo de un antiguo y perdido tratado de ocultismo (¿Quizá el Necronomicon?). Pero es cierto.

El magnetismo siempre ha estado envuelto por un halo de misterio. Quizá porque hay pocas cosas tan fascinantes como observar el comportamiento de un par de imanes.

El magnetismo es la prueba palpable de la existencia de fuerzas invisibles a nuestro alrededor. Cualquiera que haya jugado con tales íinstrumentos demoníacosí lo sabe. La otra fuerza misteriosa es la gravedad, pero nos hemos acostumbrado a ella desde que aprendimos a no caernos de los árboles donde nos columpiábamos.

Seamos durante un momento como niños (1): ¿Hay algo más sorprendente de observar que un trozo de hierro siendo misteriosamente atraído p.5

por un imán? ¿O sentir una oposición invisible (y que sin embargo, está ahí) cuando intentamos acercar los polos norte de dos de ellos?

Comencemos nuestro camino explorando primero lo que sabemos acerca del magnetismo, su conexión con lo paranormal y esa ímedicina alternativaí llamada magnetoterapia.

Estemos atentos.

Lo que la ciencia sabe sobre el Magnetismo

Como casi todos los fenómenos mágicos y misteriosos, la historia del magnetismo comienza con una leyenda: En la antigua Grecia vivía un chiquillo llamado Magnus. Un día, mientras cuidaba su rebaño, accidentalmente puso la punta de su bastón metálico sobre una gran roca. Misteriosamente, el bastón se quedó pegado a ella con tal fuerza que el pobre pastorcillo no lo pudo recuperar. Así, la palabra magnetismo viene de su nombre. Evidentemente, todo es una fábula. Lo más probable es que la palabra ímagnetismoí provenga de la región griega Magnesia, donde se descubrieron piedras capaces de atraer el hierro y que recibieron el nombre de ímagnetitaí.

Los chinos también conocían este fenómeno. Descubrieron que un trozo alargado de magnetita flotando en un cubo de agua se alineaba en dirección NorteóSur. En el 376 a.C. (2), el general Haung Ti utilizó esta curiosa propiedad para dirigir a su ejército. Pero, misterio de misterios, nunca la utilizaron para la navegación marítima hasta 900 años después. Esta rudimentaria brújula fue importada por los árabes y, de ellos, pasó a Europa donde jugó un importante papel en el descubrimiento del Nuevo mundo.

En 1600 apareció el libro De Magnete, escrito por William Gilbert, médico de la reina. Gilbert explicó el comportamiento de una brújula debido a que la Tierra actuaba como un gran imán. Desgraciadamente, los incipientes estudios sobre magnetismo quedaron anclados durante casi dos siglos, pues los científicos se encontraban más preocupados por otro nuevo fenómeno: la electricidad. Sin embargo, podemos mencionar la contribución de Niccolo Cabeo y su libro La Filosofía Magnética (1629), dedicado a desmontar las afirmaciones de Gilbert. Su explicación era que si frotabas un íeléctricoí (cualquier objeto capaz de mantener una carga, significara lo que significase eso en aquella época) hasta el punto de calentarse, el calor producido crearía una fuerza que expulsaría el aire cercano a él. Esto generaría un área de baja presión que permitiría a los dos objetos aproximarse.

En 1675, el físico Robert Boyle demostró, con la ayuda de una bomba de vacío diseñada por él mismo, que el magnetismo funcionaba de igual manera en el vacío que en presencia de aire. Tales experimentos demolieron la hipótesis de Cabeo.

Hasta 1819 se creyó que magnetismo y electricidad eran dos fenómenos completamente diferentes. Fue durante el invierno de principios de ese año cuando un profesor de física de la Universidad de Copenhague llamado Hans Christian Oersted (3) observó cómo al aproximar una brújula a un hilo que conducía electricidad, ésta cambia de dirección. En un artículo publicado el 21 de julio de 1819 Oersted informó a la comunidad científica de uno de los descubrimientos más importantes en la historia de la electricidad. Al año siguiente el francés AndréóMarie Ampère asentaba los fundamentos de la electrodinámica y explicaba el magnetismo como electricidad en movimiento. En 1831 Michael Faraday descubría el efecto contrario: la inducción electromagnética. Observó que si movía un imán por el interior de una bobina, se medía una cierta cantidad de electricidad (4). Un año antes, el americano Joseph Henry había descubierto este fenómeno al igual que la autoinducción: un circuito puede inducir corriente sobre sí mismo. No obstante, no publicó sus p.6

resultados y los honores fueron para Faraday (5). La unión entre magnetismo y electricidad se había consumado. Ambos eran aspectos de un mismo fenómeno.

Detengámonos un momento y analicemos con algo de detalle la inducción electromagnética. Tanto Faraday como Henry encontraron que la aparición de corriente eléctrica no dependía de lo intenso que fuera el campo magnético creado por el imán, sino de la rapidez con que cambiaba su intensidad. Esto es, un campo magnético estático (quieto) no produce electricidad; sólo un campo magnético en movimiento (o variable) es capaz de hacerlo. Si se aumenta la velocidad de la variación del campo magnético, aumentará la intensidad de la corriente producida. Es más, la corriente inducida aparece de forma que se opone a la causa que la produce. Tal observación es conocida como la ley de Lenz y su demostración constituye una de las más hermosas aplicaciones del principio de conservación de la energía.

Finalmente, y tras importantes contribuciones hechas por Karl F. Gauss y Wilhem E. Weber, debemos dar la bienvenida a James Clerck Maxwell. Nacido en Edimburgo en 1831, ha sido uno de los más importantes físicos de todos los tiempos. No sólo puso los cimientos de la teoría electromagnética, sino que organizó, sistematizó y clarificó el electromagnetismo. Sus cuatro leyes, las cuatro leyes de Maxwell, son al electromagnetismo lo que las leyes de Newton a la mecánica. Su libro, A Treatise on Electricity and Magnetism, es del mismo calibre que los Principia de Newton. Como físico no puedo resistir la tentación de escribir la belleza de su formulación matemática. Pero lo haré a través de un chiste clásico entre los físicos que puede encontrarse en cientos de despachos en las universidades:

Y DIJO DIOS Y SE HIZO LA LUZ

Con estas cuatro ecuaciones esenciales pueden explicarse todos los fenómenos electromagnéticos (y, maravilla de maravillas, ¡el experimento se ajusta a la teoría!)(6) Predicen la existencia de ondas electromagnéticas que se propagan a la velocidad de la luz. En realidad, la luz visible es una onda electromagnética.

La naturaleza de estas leyes es tan profunda que se mantienen hoy día de igual forma que cuando fueron formuladas hace 150 años, sobreviviendo a las dos revoluciones en la física de este siglo: la relatividad y la mecánica cuántica.

Una Teoría microscópica del Magnetismo

Todos los átomos ísientení la presencia de un campo magnético. Esto es debido al hecho de que cada electrón se comporta como un pequeño imán (el núcleo atómico también lo hace, pero su contribución al conjunto de todo el átomo ónúcleo + electronesó es despreciable). Pero la respuesta de los diferentes átomos no es la misma. En un material normal, estos pequeños imanes (que podemos imaginar como brújulas diminutas) apuntan en todas direcciones y los efectos se cancelan unos con otros. Cuando lo introducimos en un campo magnético pueden darse cualquiera de los siguientes tres efectos: diamagnetismo, paramagnetismo y ferromagnetismo. Si el material es diamagnético (bautizado así por Faraday), entonces estos imanes elementales se alinean en una dirección perpendicular al campo (7). El paramagnetismo es una débil respuesta magnética de los materiales que tienden a ser atraídos por un campo magnético, oponiendo una débil resistencia a ser atravesados por él. Finalmente, los materiales ferromagnéticos presenten una fuerte respuesta a los campos magnéticos externos. Se definen como aquellos materiales que exhiben una magnetización permanente. Presentan las siguientes características:

•Un ciclo de histéresis. Todo material ferromagnético tiene un ciclo de respuesta característico a la acción de un campo magnético en su interior. Tiene una forma típica e independiente del tipo de material (figura 1)

•Su magnetización depende de la temperatura y se pierde cuando se le calienta por encima de un cierto valor llamado temperatura de Curie (figura 2)

Todos los elementos ferromagnéticos se encuentran colocados en el grupo de los metales de transición del sistema periódico. El hierro es el elemento más ferromagnético. Esto puede ser incrementado si se mezcla con otros materiales como el carbono o silicio. p.7

¿Cómo podemos imantar un material?

Lo primero de todo, tiene que ser ferromagnético. Es imposible con cualquier otro. En una sustancia ferromagnética los imanes elementales tienden a alinearse entre sí espontáneamente en regiones, llamadas dominios, que contienen una gran cantidad de ellos (figura 3). Así, estos dominios actúan también como si fueran pequeños imanes. Si un trozo de este material se coloca en el seno de un campo magnético, los dominios tienden a alinearse y así se mantienen incluso después de que el campo magnético haya sido quitado. Esto es, acabamos de producir un imán permanente. Esta magnetización es debida a dos procesos: un aumento del volumen del dominio y una rotación del mismo (figura 4). Cuál de estos procesos sucede, depende de la intensidad del campo magnético. Con un campo débil normalmente observaremos el primero. Con campos intensos la magnetización comienza con un aumento del volumen seguido por una rotación del dominio. Es entonces cuando el material se mantiene en imanación permanente. Y, ¿cuál es el tamaño de estos dominios? Depende del tipo de material, pero los tamaños típicos son entre 10ó6 y 10ó3 cm3.

Debemos señalar que un líquido no se puede magnetizar de manera permanente. Las colisiones y las fuerzas de rozamiento actúan en contra del alineamiento de los imanes elementales del fluido. Como dijo el Dr. Antonio Hernando, director del Instituto de Magnetismo Aplicado de la Universidad Complutense de Madrid: íSi alguien consigue imantar un fluido, que lo publique en alguna revista científica y posiblemente ganará el Premio Nobel.í

El agua, esa extraordinaria sustancia

El agua es una de las sustancias más comunes sobre la Tierra. También es muy común en el Universo, pero nuestro planeta es el único lugar (conocido) en donde podemos encontrarla en los tres estados: sólido, líquido y gaseoso. Nosotros mismos estamos hechos de agua (cerca del 80%) cosa que los escritores pseudocientíficos utilizan como ípruebaí de la influencia de la Luna sobre nosotros (porque, ¿no influye la Luna en las mareas?). El agua es muy importante en nuestras vidas; podemos sobrevivir sin comer más que sin beber, y los antiguos griegos la reconocían como uno de los cuatro elementos de los que estaba hecho el Universo.

El agua tiene propiedades extraordinarias que se derivan de su estructura. La molécula de agua no es lineal (HóOóH). Los átomos de hidrógeno forman entre sí un ángulo de 105º. La distancia entre el oxígeno y el hidrógeno es de 0,095 nm (9,5 10ó11 m). La carga eléctrica no se encuentra igualmente distribuida. Como el oxígeno tiene siete protones más que el hidrógeno, atrae hacia sí con más fuerza los electrones de la molécula de agua, quedando con una carga ligeramente negativa. El hidrógeno queda, entonces, con una carga positiva, por lo que decimos que el agua es una molécula polar. Esta polaridad hace de ella un buen disolvente, principalmente de componentes orgánicos. p.8

Por otro lado, el agua se mantiene líquida en un amplio rango de temperaturas. Esto es debido a la capacidad que tienen sus moléculas de unirse unas con otras. Un enlace químico especial aparece debido a que el hidrógeno de una molécula atrae al oxígeno de otra (recordemos que el hidrógeno se encuentra con una ligera carga positiva y el oxígeno, negativa). A este enlace se le llama enlace por puentes de hidrógeno. No podemos olvidar tampoco la anomalía más formidable del agua. El hielo es menos denso que el agua (líquida). En otras sustancias sucede exactamente lo contrario: su fase sólida es más densa que la líquida. Y debemos dar gracias por ello, porque si el agua fuese ínormalí, la vida en la Tierra hubiera sido imposible (al menos, tal y como la conocemos). Una segunda propiedad también importante para la vida es su capacidad calorífica: la habilidad para regular la temperatura en su interior. Esto es esencial si queremos minimizar los efectos de bruscos cambios de temperatura en la química prebiológica o biológica (a todas luces funestos). Otra ventaja es su tensión superficial, o la tendencia que tiene un líquido a formar gotas y a ascender por capilaridad. Esta propiedad desempeñó un papel vital en la aparición de los primeros agregados (o coacervados) antes de que evolucionaran a células: una forma de diferenciarse del entorno.

Efectos magnéticos en el agua. Un resumen

Lo primero que debe quedar claro es que el agua no se puede imantar. Ni es ferromagnética y, además, es un líquido. Sin embrago, la influencia de los campos magnéticos en el agua es conocida desde hace bastante tiempo. Se usan para prevenir la acumulación de carbonato cálcico en diferentes superficies (por ejemplo, tuberías) expuestas a aguas duras. El desarrollo de tales aparatos es muy importante para las industrias y, por supuesto, para nuestras casas, puesto que tales superficies deben ser tratadas químicamente (con ácido cítrico o fosfato de amonio) para eliminar el carbonato cálcico. Pero tenemos un problema: el carbonato cálcico posee dos formas diferentes de cristalización, aragonito y calcita (figura 5). Es bien conocido el daño causado en las tuberías por la calcita. Si fuera posible reducir su tiempo de crecimiento o inducir su cristalización como aragonito (más fácil de eliminar) habríamos resuelto un gran problema.

Recientemente, tres químicos eslovenos han publicado un artículo (Kobe Besenicar y otros 1992) donde estudian la influencia del campo magnético en la cristalización del carbonato cálcico. Su investigación estuvo centrada en aparatos con imanes SmóCo usados para disminuir el crecimiento de cristales de calcita en las tuberías. Han encontrado que en agua magnéticamente tratada el carbonato cálcico prefiere cristalizar como aragonito. íEn nuestras investigaciones establecemos que el tamaño de los cristales de aragonito crecidos en agua magnéticamente tratada puede ser influenciado por la intensidad del campo magnético, su dirección y el tiempo de exposición del agua al campo magnéticoí, dicen los autores. Pero debemos señalar que íla intensidad del campo fue de 1 mT a 1 T (8), la dirección DC o AC ócampo estático o variableó, frecuencia de 20 a 300 Hz, y el tiempo de exposición del agua fue de unos pocos segundos a diez minutos.í En la figura 6 podemos ver la diferencia de resultados entre una exposición de 2 minutos y 8 minutos (figura 6) con una intensidad de 1 T (el campo magnético terrestre es de 0,0002 mT y los ímagnetizadores de aguaí tienen 0,01 T). También muestran que si los experimentos se realizan con campos magnéticos variables (9) (AC) exhiben el mismo comportamiento que los estáticos pero con campos menos intensos (de 1 mT a 100 mT con tiempos de exposición de 1 a 10 minutos).

Existen diferentes explicaciones a la influencia de los campos magnéticos en el crecimiento de cristales. Los resultados de los científicos eslovenos parecen apoyar la hipótesis propuesta por Donaldson y Grimes (1988). Según ésta, el campo magnético modifica los núcleos de los p.9

cristales, que tienen superficies cargadas muy pequeñas. Esta interacción modifica la naturaleza de las cargas en la superficie del cristal y altera su crecimiento, haciéndolo aparecer como aragonito. Sin embargo, todavía no está comprobado este efecto de los campos magnéticos. Lo que está claro es que si existe, nada tiene que ver con extrañas energías, mesmerismo u otras estúpidas ideas acerca del agua. El campo magnético influye (si lo hace) sobre los núcleos de cristalización de las sales disueltas y no cambia para nada las propiedades del agua.

Biomagnetismo (10)

¿Qué efecto tienen los campos magnéticos en los seres vivos? Éste es un campo de investigación muy reciente y mal conocido. El campo magnético terrestre parece ser usado por diferentes organismos en sus migraciones. Blakemore en 1975 encontró que la radiolaria, una bacteria, usaba la inclinación del campo magnético terrestre para encontrar la dirección correcta en sus migraciones. Esto es debido a que dentro de esta bacteria existen pequeños cristales de magnetita. También la raya está equipada con detectores muy sensibles capaces de detectar el campo magnético. ¿Puede estar este hecho relacionado con que estos animales son excelentes navegantes? No lo sabemos.

Gould, Kirschwink y Walcott han descubierto cristales de magnetita en la parte anterior del cerebro de las palomas. Parece ser que pueden detectar la intensidad del campo magnético terrestre que varía con la latitud. También sabemos que usan la posición del Sol y, posiblemente, el sentido del olfato. Esto último no parece muy probable, aunque tal explicación fue muy popular en los años setenta.

Las abejas parecen usar las variaciones del campo magnético para conocer la hora del día. Gould y Kirschwink descubrieron más de un millón de cristales de magnetita en el abdomen de las abejas. De hecho, se ha encontrado magnetita en animales tan diferentes como las mariposas, tortugas de mar, delfines, murciélagos, turones y atunes (Gould, 1983). ¿Usan el campo magnético terrestre? No lo sabemos.

¿Afectan los campos magnéticos a los humanos? Baker (1981) afirma que somos capaces de sentir cambios en la intensidad y dirección del campo magnético tras haber realizado experimentos de orientación con voluntarios. Otros investigadores parecen haber encontrado que campos electromagnéticos producen efectos en los tejidos humanos, afectándonos de diversas formas desde la curación de roturas de huesos a dolores de cabeza. Tales efectos dependen de la intensidad, dirección y longitud de onda de la radiación electromagnética, pero aún no han sido confirmados.

Durante la pasada década se han desarrollado experimentos con animales que han explorado el efecto del campo magnético terrestre en el funcionamiento de la glándula pineal, y la escasa investigación realizada con humanos parecen confirmar los resultados obtenidos con animales. Así, Semm y otros (1980) mostraron que el campo magnético terrestre afecta a la actividad eléctrica de las células pineales y que la actividad de la enzima pineal HIOMT depende fuertemente de los cambios en el campo magnético. CremeróBartels y otros (1983) afirman haber encontrado una relación entre los cambios en el campo magnético y la síntesis de melatonina. Y algunos autores (Halaris (1987) y Smith (1978) por ejemplo) sugieren que las actividades de la melatoninaóserotonina neutra están ligadas a la psicosis. Entonces, ¿hay alguna relación entre las variaciones del campo magnético terrestre y las enfermedades psiquiátricas, como ha sido afirmado por R. O. Becker (11)? No lo sabemos.

Por otro lado, los científicos están muy preocupados por la influencia de los campos electromagnéticos en nuestro organismo. El así llamado íelectroósmogí debido a las radiofrecuencias, podría tener consecuencias nocivas (véanse, por ejemplo, los proyectos Seaferer, Pandora y EMP) pero las evidencias no son concluyentes. De todas formas, hay una propuesta de la Unión Europea para reducir los campos electromagnéticos a 0,0002 mT... exactamente el campo magnético terrestre.

Magnetismo y lo Paranormal

Propiedades mágicas del magnetismo.ó Volvamos a la antigua Grecia, cuando fue descubierta la magnetita. Tan rápido como un fotón de luz en el vacío, se le fueron descubriendo alucinantes propiedades curativas. Podía curar el reumatismo y la gota, y poniéndola sobre la cabeza se podía escuchar a los dioses (¿hablaban en griego clásico?)

He aquí un par de recetas: ¿Quiere un magnífico champú natural contra la caída del cabello? Mezcle aceite y magnetita en polvo. ¿Quiere encontrar a su verdadero amor? Hágase un anillo o collar de magnetita.

Mesmerismo.ó La íconexión magnéticaí reapareció con el doctor Franz Anton Mesmer, íun médico vienés que escribió De Planetarum Inflexu, un trabajo sobre el efecto de los planetas en la salud del cuerpo humanoí (Randi 1994). Mesmer estuvo muy influenciado por doctores charlatanes como el sacerdote Hell y Gassner. íCreyó que los imanes podían inducir poderes curativos a quienes los llevasen encimaí (Randi 1994). p.10

Pero pronto se dio cuenta que únicamente con las manos, sin ningún tipo de ayuda, también podía hacerlo. ¡Nosotros también tenemos el fluido magnético de los imanes y metales!

Su teoría, llamada magnetismo animal (y pronto convertida en mesmerismo) estaba basada en los siguientes aforismos:

•Hay una ley constante en la naturaleza, que es la de la influencia mutua de todos los cuerpos, que se ejerce sobre todas sus partes constitutivas, y sobre sus propiedades.

•Esta influencia recíproca y las relaciones entre todos los cuerpos, forman lo que se llama magnetismo.

•Siendo el principio vital una parte del movimiento universal y obedeciendo a las leyes comunes del fluido general, está sometido a la influencia de los cuerpos celestes, de la tierra y de los cuerpos particulares que le rodean.

•El hombre, constantemente colocado entre corrientes universales y particulares, es penetrado por ellas. El movimiento del fluido se prolonga en él hacia las extremidades como partes más sobresalientes.

•Estos puntos de entrada o salida de corriente son los que llamamos polos y son análogos a los del imán.

•Estas corrientes pueden ser reflejadas en los cristales, según las leyes lumínicas.

•No hay más que una sola enfermedad y solo remedio. La perfecta armonía de órganos y funciones constituye la salud. La enfermedad es la aberración de esa armonía. La curación consiste, pues, en restablecer la armonía quebrantada. El remedio general es la aplicación del magnetismo, por los medios indicados. (Aizpurúa 1989) (una pregunta: ¿no les recuerda esto algo?)

Sus teatrales soirées en Francia atrajeron mucha gente. Con sus ípases magnéticosí podía magnetizar todo lo que se le pusiera a tiro: agua, vasos, árboles, pianos... Iba tanta gente a su consulta que no lo quedó más remedio que ídescubrirí la magnetización masiva (12): ílos clientes sentados alrededor de una gran tina de ácido (llamada baquet o cubeta mesmérica), sujetos a varillas de hierro sumergidas en la disolución, mientras el maestro de ceremonias,..., gesticulaba con su vara de marfil ante muchedumbres que gorgoteaban, suspiraban y gemían cuando no gritaban de éxtasis...í (Randi 1994)

¿Una manifestación de una fuerza desconocida? Bueno, eso mismo había sucedido años atrás en el cementerio de Saint Médard, donde las mujeres se arrojaban sobre la tumba del diácono Pâris. Y cien años antes había ocurrido lo mismo en el convento de Loudun (Chauchard 1971).

El mesmerismo se hizo tan popular que Luis XVI ordenó una investigación a la Academia de Ciencias francesa y a la Academia de Medicina. Estos comités (con Franklin, Lavoisier y el conocido Guillotin entre sus miembros) llegaron a la conclusión que todo era mera sugestión. Nada más.

Parapsicología.ó El magnetismo está de moda en parapsicología. Algunos parapsicólogos (ver Persinger 1986, 1987 y 1988, y Radin y otros 1994) han sugerido que existe una relación entre lo psi y la actividad geomagnética. Afirman que la percepción psi y la psicoquinesis son mejores cuando las fluctuaciones geomagnéticas están bajas, y peores si están altas o son tormentosas. También alguno sugieren que los OVNIs están ligados a áreas de actividad geomagnética (Devereux 1982), que la radiestesia está relacionada con el campo magnético terrestre (Hansen 1982)...

Como es habitual, los intentos de reproducir estos resultados han fallado. Wilkinson y Gauld (1993) no han podido reproducir los experimentos que demostrarían la supuesta relación entre los fenómenos psi espontáneos y la actividad geomagnética (ver referencias anteriores) usando la mayoría de las mismas colecciones de datos (uno se pregunta cómo pueden decidir cuales fenómenos psíquicos son reales y cuáles no).

Pero, como también es habitual, encontraron un residuo de resultados positivos (¡el teorema de residuo contraataca!). Finalmente, algunos autores (ver RoneyóDougal y Vogl (1993) y las referencias allí indicadas) relacionan lo psi con la glándula pineal y el geomagnetismo.

En resumen, poco a poco se ha ido abonando el campo de lo magnético y misterioso para que, al final, aparecieran nuevas y más increíbles (cuando no estúpidas) afirmaciones. La Primera Ley de lo Paranormal (el nivel de estupidez de las afirmaciones realizadas por los autores de sandeces paranormales en un determinado campo pseudocientífico crece exponencialmente con el tiempo) se cumple a la perfección.

Magnetoterapia

En 1976 un médico hindú escribió un libro titulado Magnetoterapia. En él se describen los efectos curativos de los imanes y del agua magnética en sus pacientes. Este doctor dice que la magnetoterapia es un tratamiento habitual en India y algunos hospitales tienen sus propios magnetoterapistas. p.11

Sorprendentemente, nadie menciona este primer libro. Ninguna compañía señala este libro en la bibliografía de su propaganda (siempre que la incluyen, claro).

Pero no perdamos más el tiempo. Acerquémonos ya a este nuevo y bendito mundo:

Agua magnética, ¡por fin!

El agua magnética es el agua que ha circulado por el interior de un campo magnético estático producido por imanes permanentes, adquiriendo asombrosas propiedades Es muy importante, o al menos eso dicen los íentendidosí, distinguir entre agua magnética y agua polarizada: en el primer caso el agua corre entre los imanes; en el segundo, el agua se coloca encima de un imán. Obviamente, se puede polarizar el agua en dos sentidos opuestos, norte o sur, dependiendo de cuál es el lado del imán utilizado. Es más, podemos obtener una mezcla de agua polarizada combinando agua norte y sur en proporciones IGUALES (esto parece ser muy importante). La estupidez no se detiene aquí. En sus panfletos publicitarios afirman que la electricidad modifica las propiedades del agua, manteniendo electrones en su interior, el electrón acuoso. Las radiaciones ionizantes inducen reacciones especiales en su interior y crean radicales libres que pueden llegar a producir fuertes efectos biológicos. A esto se le llama radiólisis del agua.

En nuestro cuerpo el campo magnético incrementa la dilución del oxígeno en el plasma, permitiendo transportar mayor cantidad de oxígeno mediante un mecanismo distinto al de la hemoglobina. Como es costumbre, no mencionan cuál es ese mecanismo. El campo magnético modifica la estructura del agua cambiando sus propiedades (¿Cuáles? ¿Cómo? Otra vez, la callada por respuesta). Y lo mejor: el agua magnética tiene los mismos efectos que las aguas medicinales (eso dicen) por tanto... ¡son lo mismo! Las aguas de los balnearios también han sido magnetizadas al atravesar las capas magnéticas naturales del subsuelo.

Imanes terapéuticos

Otra aplicación de la magnetoterapia es el uso de imanes permanentes. Cualquiera puede conseguir efectos beneficiosos siguiendo estos sencillos consejos:

•Método local: Sus efectos dependen drásticamente de qué polo del imán se aplica. Polo norte: contra el dolor, procesos inflamatorios e infecciosos. Polo sur: proporciona fuerza y energía. ¿Le duele un hombro? No hay problema. Ponga el polo norte de uno de los imanes en la parte frontal y el sur detrás, convirtiendo su hombro en un sandwich magnético.

•Método general: El objetivo de este método es el de establecer un flujo magnético dentro del cuerpo que ayuda a regular los desórdenes del organismo. Su correcta aplicación implica un profundo conocimiento de la polaridad del cuerpo humano y su afinidad con los imanes terapéuticos (13).

El polo norte tiene un potencial eléctrico negativo y el sur, positivo (estupidez x 10 a la 10) y ha sido demostrado (¿por quién?) que la parte frontal y el lado derecho del cuerpo son positivos y la espalda y el lado izquierdo, negativos. Luego en el lado derecho debe aplicarse el polo norte y en el izquierdo el negativo. Presten atención a la extraordinaria terapéutica: si la enfermedad se encuentra de cintura para arriba deben aplicarse correctamente los imanes en la palma de las manos. Pero si se encuentra de cintura hacia abajo, deben aplicarse en los pies. ¿No es increíble? p.12

Sus afirmaciones

Esta colección de idioteces ha sido recogida de sus panfletos publicitarios, programas de radio y de Toca (1994). En paréntesis mis comentarios quizá un poco cínicos pero, ¿quién puede resistirse?

•El campo magnético terrestre ha descendido un 50% en los últimos siglos y un 5% en los últimos cien años (Falso. La actividad geomagnética media muestra un aumento generalizado de 1880 a 1960 (Wilkinson y Gauld 1993))

•Esta caída ha provocado un aumento en las enfermedades comunes. A esto se le llama (agárrense a sus asientos) el Síndrome de Deficiencia del Campo Magnético. Tal efecto se ha visto aumentado por la vida moderna, inmersa en un mundo de hierro, acero y hormigón. La vida actual nos priva de la beneficiosa influencia del campo magnético natural (por supuesto) necesario para mantener nuestro equilibrio bioeléctrico celular (???). Sin embargo otra compañía dice lo siguiente acerca de este síndrome: Kyoichi Nakagawa, después de estudiar 11468 pacientes con diferentes patologías, desarrolló el concepto del Síndrome de Deficiencia del Campo Magnético para explicar estas enfermedades (Dejando a un lado semejante tontería, ¿quién tiene razón?)

•Las células trabajan mejor en presencia de campos magnéticos. Experimentos realizados con plantas lo demuestran (¿Cuáles? Creo yo que los habrán hecho con las plantas...de los pies)

•Las células se nutren de energía magnética, y la mayor parte de esta energía la extraen del agua (Cierto. Uno se siente mejor cuando se ha comido un jugoso bistec de ternera magnética)

•En las grandes ciudades el campo magnético no existe o está fuertemente modificado (y luego hablan del agujero de ozono)

•El agua de los manantiales está magnetizada. Pero si se embotella, a los cinco días pierde su poder (porque al sexto día, descansó)

•El agua tiene un potencial magnético (?) que nos ayuda a recuperarnos (Aristotélicos los chicos, ¿eh?)

•La fase natural del agua es la gaseosa (¿Casera?), pero el campo magnético terrestre y sus inusuales propiedades la hacen líquida (Sin comentarios. Los caminos de la ignorancia son infinitos)

•El agua magnética pierde sus propiedades en contacto con metales (¡Por supuesto! ¿Alguien lo duda?)

•La enfermedad aparece por la pérdida de equilibrio energético y la magnetoterapia ayuda a recuperarlo (Pienso que lo mejor es estar enchufado. Dicen las leyes de Murphy que todo funciona mejor cuando se enchufa)

•El Síndrome ese de las narices ocasiona el 80% de las enfermedades.

•La magnetoterapia era conocida por los chinos y los egipcios hace ya 3.500 años (Normal. Pero ni los egipcios ni los chinos conocían ese uso de los imanes. Y es más que probable que los egipcios ni siquiera conociesen su existencia)

•El agua magnética se basa en el principio de inducción electromagnética descubierto por Faraday (Evidente. Tenemos un flujo de agua, lo que sin duda es una corriente, y un imán, luego...)

•La longitud del tubo ha sido milimétricamente calculada para magnetizar todas las moléculas de agua (y por añadidura, han resuelto uno de los problemas pendientes de la hidrodinámica, la correcta descripción de un flujo turbulento; y de postre, todos los problemas que tiene la magnetohidrodinámica. ¡Genios, que son unos genios!)

•Luis Pasteur estudió el efecto de los imanes en el crecimiento de las plantas y en las enzimas de las frutas (Y si fuera cierto, ¿qué? Y los resultados fueron... qué "negativistas" somos al pedir que nos lo cuenten todo)

•El agua magnética cambia la cristalización del carbonato cálcico de calcita a aragonito (a esto Félix Ares lo llamaría una ementira, o la unión de una verdad con una mentira)

•El campo magnético modifica la estructura del agua, cambiando algunas de sus propiedades físicas (Afirmación sin significado alguno)

•En el cuerpo, el campo magnético aumenta la disolución de oxígeno en el plasma además del mecanismo de la hemoglobina (¡El Nobel! ¡Que les den el Nobel!)

•La osteoporosis está causada por la ausencia del campo magnético terrestre. Las agencias espaciales utilizan la magnetoterapia para que sus astronautas se recuperen (Mentira de miles de órdenes de magnitud. La osteoporosis aparece durante el vuelo espacial debido al estado de ingravidez. Como no se ejerce ninguna fuerza sobre los p.13

huesos del cuerpo que soportan el peso, el calcio tiende a ser absorbido en el torrente sanguíneo. Lo mismo sucede en la Tierra a los pacientes que deben quedarse en cama durante largos periodos de tiempo, o a la gente que debe mantener una pierna suspendida o sin soportar peso durante alguna enfermedad o fractura. La ícuraí para este problema es realizar ejercicios que periódicamente compriman estos huesos, tales como correr sobre una cinta, o ejercicios donde haya que agacharse. Algunos investigadores han intentado estimular eléctricamente las piernas para inducir un crecimiento de los huesos, pero no ha funcionado)

•En 1777, dos médico franceses, Androy y Thouret, dieron su aprobación a la magnetoterapia en una sesión de la Real Sociedad de Medicina (No sé si esto ocurrió, pero no parece que sea muy improbable. En el siglo XVIII la terapéutica incluía ungüentos, purgas y sangrías. Como la homeopatía, un tratamiento inofensivo e inocuo era mejor que la verdadera medicina)

Aplicaciones médicas

Después de tan maravillosa exhibición de profundos conocimientos científicos uno podría esperar tratamientos específicos para las distintas enfermedades. ¡Ja! ¿Para qué van a complicar la vida a los posibles clientes? Sólo se necesita UNA para cerca de 80 enfermedades distintas:

1.Aplicar los imanes terapéuticos (mira que le dan unos nombrecitos...) siguiendo el método general

2.Aplicar los imanes terapéuticos en la zona de la enfermedad. Norte para el dolor, sur para recuperar la energía y la vitalidad perdidas.

3.Beber agua magnética

Es tan fácil... Por este método usted puede curarse de acceso, acné, alergias, anemia, artritis, asma, bronquitis, celulitis, ciática, diabetes, diarrea, dispepsia, estreñimiento, frigidez, impotencia, gripe, herpes, dolores de cabeza, zoster y ¡mucho más!

Algunas de las supuestas ícurasí son obvias. Por ejemplo, y como muy bien señala Toca (1994), recomiendan para el estreñimiento beber de 2 a 3 litros de agua magnética al día, o hacer gárgaras con agua magnética y zumo de limón si se sufre faringitis (mi abuela decía que lo mejor era zumo de limón y miel)

Finalmente, es impresionante descubrir que TODAS las enfermedades infantiles se curan aplicando imanes (eso sí, de baja potencia. No sea que a los pobres niños les pase algo por culpa de una sobredosis) y bebiendo agua imantada. Realmente, uno sería capaz de hacer pediatría en dos patadas si esto fuera cierto.

Aparatos magnéticos

Un gran número de aparatos maravillosos han ido apareciendo en los distintos medios de comunicación por todo el mundo. Es muy difícil discriminar el lugar exacto de procedencia donde surgieron por primera vez y quién fue el padre de este chollo. Sin embargo, todas las compañías presentan un conjunto común de afirmaciones y estrategias de mercado. La prueba de la bondad de sus aparatos descansa en los testimonios (sinceros) de la gente, en afirmaciones vagas e imprecisas, verdadera investigación científica sacada de contexto y una gran cantidad de mentiras entre unas pocas y evidentes verdades.

Podemos encontrar colchones, almohadas, plantillas, pitilleras, pulseras, collares, anillos, cinturones, jarras... Ninguno de los panfletos publicitarios p.14

mencionan cómo han sido construidos tales aparatos, pero podemos imaginar que lo único que han hecho es meter un imán en su interior.

De todas formas, una compañía proporciona información acerca de su jarra magnética (figura 7). Esta jarra posee tres filtros que consiguen cosas como las siguientes (no se pierdan el impresionante bagaje científico de estos chicos):

1.Filtro de carbón activado: Elimina el CO y CO2 del agua así como el mal sabor debido al cloro.

2.Filtro de resinas intercambiadoras de iones: Elimina la calcita, haciendo que las moléculas de calcio se conviertan en sodio (¡fusión fría!). La molécula de calcio tiene dos electrones libres en su banda de valencia. Las resinas, con sus propiedades especiales, arrancan estos electrones y convierten el calcio en sodio.

3.Filtro magnético: Produce la magnetización del agua

El Negocio

La tabla siguiente muestra algunos precios de aquí:

Compañía Aparatos Precio Terapión magnetizador e imanes 18.000 AcaróSud magnetizador e imanes 16.000 Dajorpa SL pitillera magnética 7.000 Expomail SL jarra magnética china 4.500

También se pueden adquirir plantillas bioelectromagnéticas, sábanas termomagnéticas, imanes paras la ducha, cinturones magnéticos, corsés antióestrés. (14)

Según estimaciones de las asociaciones de consumidores, las compañías AcaróSud y Terapión han vendido alrededor de dos millones de magnetizadores. Si cada consumidor se ha gastado alrededor de 10.000 pesetas, esto significa 20.000.000.000 pesetas (15). Suponiendo un coste de producción de 1.000 pesetas por aparato, nos quedan 18.000.000.000 pesetas de beneficio ganado sin esfuerzo alguno (16).

Una Jarra Magnética China Terapéutica ha aparecido recientemente en Estados Unidos. íMédicos de diferentes naciones han probado esta jarra: protege y cura las piedras del riñón, proporciona efectos definitivos en casos de alta tensión (17), artritis, colesterol alto, diabetes, dolor de espalda baja, dolores de garganta y del sistema digestivo; usada diariamente ayuda al metabolismo, a la circulación sanguínea e incrementa la resistencia del cuerpo. Es la mejor terapia sin efectos secundariosí. (Epstein 1994). Cuesta 7.500 o 12.000 pesetas, según modelo.

También hay terapias magnéticas en Australia. Pueden conseguirse imanes en emplastos para curar todas las enfermedades. Pueden ser adheridos a las cañerías del agua para hacerla más pura, a las vides para que las uvas den siempre el mejor vino posible, a los coches para que funcionen mejor y todo tipo de extrañas afirmaciones (Williams 1994). También en Gran Bretaña se pueden encontrar imanes para mejorar la calidad del agua (Dear 1994) y en Canadá se usan para que ívirtualmente la presión y el roce de las moléculas de agua (sic) vuelva a su orden naturalí, íEste agua reconstituida supuestamente tiene todas las propiedades beneficiosas para el crecimiento de las plantas que tiene el agua de río y manantiales, que desaparecen al ser conducida por tuberías. Este método fue desarrollado hace 20 años por el ecólogo austríaco Johann Granderí dice la propaganda de tales aparatos (Day 1994). Estos aparatos de íagua Vivaí cuestan 80.000 pesetas en versión para una única tubería, o 200.000 pesetas si es para toda la casa.

Un negocio redondo (18).

El último toque mágico. Estas compañías siguen una estrategia simple pero antigua y eficaz. Su mejor arma son los testimonios de clientes satisfechos. Por supuesto los hay que no lo están, pero esos no salen en su propaganda. A principios de siglo apareció un remedio capaz de curar la tuberculosis. Sus defensores exhibían testimonios genuinos de personas que habían usado su p.15

ímedicinaí y se sentían curados. Esta gente murió más tarde de tuberculosis (Hines 1988).

Los testimonios sinceros son el primer factor que convence a la gente de la efectividad de un tratamiento, y es más importante que cientos de pruebas científicas. Esto hace que los testimonios sean tan importantes en el debate pseudocientífico.

Los charlatanes han aprendido una lección muy importante. No afirman ser capaces de curar el cáncer o el SIDA. Hablan de ímedicina preventivaí y se restringen a tratar enfermedades crónicas como la artritis. ¿Por qué?

1.Los clientes no se mueren si la medicina falla

2.Son enfermedades muy comunes (el 22% de los españoles sufren algún tipo de patología reumática)

3.La psicología juega un papel muy importante en estas enfermedades (dolor, enfermedades psicosomáticas...)

Por otro lado, los charlatanes necesitan hacerse pasar por serios y respetables científicos. Aluden a pruebas que nunca se han hecho (19) y tienen contratados a médicos colegiados. Este hecho es terriblemente peligroso y, en mi opinión, una falta muy grave que los colegios médicos aceptan (20). Incluso cuando tales compañías ofrecen consultas médicas por teléfono, correo o, si es posible, en entrevista personal. Increíble.

¿Por qué las personas dan testimonio de tratamientos y curas sin valor? Como Hines (1988) dice: íLa gente habitualmente confunde la causa de su mejora porque no entienden simples hechos acerca de la enfermedad.í Las enfermedades presentan cambios largos e irregulares en la manera de sentir la severidad de los síntomas. También se confunde enfermedad con dolor. Duele, luego estoy enfermo. Así, una remisión en la intensidad del dolor puede ser interpretada como una remisión en la enfermedad.

Tampoco debemos olvidar el momento cuando un enfermo busca un tratamiento exótico (21). Habitualmente sucede cuando el paciente se siente especialmente hundido y desesperado, cuando la enfermedad se presenta en su peor momento. Entonces, las probabilidades de sentirse mejor en los días siguientes son mayores y será entendido, no como la evolución normal de la enfermedad, sino como una mejora debida a la terapia.

Cuando el dolor es considerable, el efecto placebo empieza a jugar. Es bien conocido que si un paciente cree que un tratamiento es efectivo para reducir el dolor, se producirá una reducción del dolor en un tercio de los casos. El efecto placebo es debido a la liberación de endorfinas, que tienen un efecto analgésico. Por supuesto, los placebos hacen maravillas en enfermedades psicosomáticas.

Estos tres factores, la naturaleza de la enfermedad, confusión del dolor con la enfermedad y el efecto placebo, explican el aumento de popularidad de las ímedicinas alternativasí y en particular, de la magnetoterapia.

Barry Williams me escribió lo siguiente: íSi los imanes son tan buenos, no entiendo por qué los refrigeradores necesitan ser conectados. Cada nevera en Australia (y sospecho que en el resto del mundo) esta cubierta de pequeños imanes con papelitos de avisos. Si los imanes son tan buenos, ¿por qué no vive la gente dentro de ellas?í Estate atento, Barry. Seguro que alguien lo dice.

AGRADECIMIENTOS

Agradezco profundamente a Jan W. Nienhuys (Universidad Tecnológica de Eindhoven), Simon Dear (Universidad de Cambridge), Robert P. J. Day (SOC, Calgary), Barry Williams (Vicepresidente de Australian Skeptics) Mike Epstein (Secretario de National Capital Area Skeptics, USA) Marian Rebolledo (periodista de Heraldo de Aragón) la información que me proporcionaron y sus comentarios.

Me encuentro completamente en deuda con Tom H. Marshburn (Johnson Space Center), que me explicó ampliamente el completo significado de la osteoporosis y los trabajos que NASA desarrolla en este sentido; con Lee Traynor (GWUP, Alemania) que me contó las verdades y mentiras del íelectroósmogí en Ostende...¡en una sola noche!; con César Vidal (UNED) orientalista, que me íiluminóí con sus conocimientos acerca de la ciencia egipcia y china; y con Carlos Tellería (Director Ejecutivo de ARP) y sus acertadísimos comentarios, además de haber llamado mi atención sobre el trabajo de los científicos eslovenos.

Y me descubro ante Carlos López, el dibujante de este artículo. Pienso que su trabajo aquí es mejor que el mío.

Finalmente quisiera agradecer su ayuda a Ivan Kelly (Universidad de Saskatchewan, Canadá), Barry Karr (Director Ejecutivo del CSICOP) y Tim Trachet (Presidente de SKEPP, Bélgica) No hace falta decir que cualquier error es de mi total responsabilidad... o de mi ícontrolí.

NOTAS

1ó Bueno, o por lo menos como los adultos nos imaginamos que son los niños: curiosos, inquisitivos, despiertos... Es gracioso lo idealizada que se encuentra la niñez, habida cuenta que todos hemos pasado por ella. Una prueba más de que los humanos carecemos de memoria histórica y, por tanto, somos fundamentalmente incompetentes para aprender de ella. p.16

2ó Pido disculpas a mis amigos ateos por el empleo de esta notación en lugar de escribir a.E. (antes de nuestra Era). La tradición es la tradición.

3ó Que no Andersen...

4ó Cuando Faraday presentó su descubrimiento al público una señora, muy victoriana ella, le preguntó para qué servía eso. Faraday replicó: í¿Y para qué sirve un recién nacido?í Otra versión dice que le contestó: íDentro de unos cuantos años pagará impuestos por estoí. Esta última es, por supuesto, apócrifa.

5ó Para los impenitentes luchadores de la justicia hay un motivo de consuelo: Henry fue nombrado en 1846 el primer director del prestigioso Smithsonian Institute y los libros de física reconocen a ambos como los padres de la inducción electromagnética.

6ó El físico Werner Heisenberg dijo una vez: íSi la teoría no se ajusta a los hechos, es un problema exclusivo de los hechosí. Se nota que era teórico.

7ó Se supone que toda la materia es diamagnética, pero que tal comportamiento se ve enmascarado por un comportamiento paramagnético o ferromagnético más intenso.

8ó T = Tesla, unidad de intensidad magnética en el Sistema Internacional; mT = miliTesla = 0,001 T = 10ó3 T

9ó Campos en los que la intensidad del campo cambia con el tiempo. Igual que la corriente alterna de los enchufes, que va cambiando la polaridad.

10ó Después de charlar con Lee Traynor el pasado 22 de Enero, recomiendo leer con tremenda precaución este apartado. Ninguno de los efectos aquí presentados está debidamente comprobado y la investigación sobre los efectos biológicos de los campos magnéticos se encuentra, todavía, más en mantillas de lo que supuse en un primer momento. La verdad es que cada vez que hablo con Lee, me vuelvo más escéptico.

11ó Este médico del Veteranís Administration Hospital de Siracusa usó en 1976 corrientes eléctricas extremadamente débiles para la recuperación de fracturas en huesos.

12ó Que, como dicen Les Luthiers, es magnetización más IVA.

13ó ¡¡¡YUPI!!!

14ó Que con su carbón interior apantalla el efecto de las radiaciones electromagnéticas. Y yo creía que para apantallar las ondas electromagnéticas se necesita un metal...

15ó Escribo todos los ceros para que el lector los compare con los de su cuenta bancaria y le dé un patatús.

16ó Salvo el necesario para poder escribir todas las estupideces que aparece en su publicidad. La verdad, pienso que debe ser difícil.

17ó Cierto. El definitivo efecto de noóefecto.

18ó En estos momentos ya no se oye hablar nada de jarritas para imantar el agua. Parece ser que los íinventoresí han saturado el mercado, han ganado sus íperricasí y se retiran a su cuartel general para devanarse los sesos buscando un nuevo y íalternativoí producto. Estoy impaciente por ver con qué nos sorprenden la próxima vez.

19ó Al director ejecutivo de ARP, Carlos Tellería, los de AcaróSud le prometieron un dossier con todas sus investigaciones y experimentos; dossier que ya tenían elaborado. Han pasado más de ocho meses y todavía sigue esperando. Y los que te rondaré, morena...

20ó Como aceptan la homeopatía y todo un rosario de falsas terapias sin decir nada en su contra. Vergonzoso.

21ó Por llamarlo de alguna manera.

BIBLIOGRAFÍA

Aizpurúa, J. (1989) Historia de la Parapsicología (España: Edicomunicación) Baker, R.R. (1981) Human Navigation and the Sixth Sense (UK: Hodder&Stoughton) Chauchard, P. (1971) Hypnose et suggestion (Francia: Presses Universitaires) CremeróBartels, G., Krause, K. & Kuchle, H.J. (1983) Influence of Low Magnetic Field Styrength Variations on the Retina and Pineal Gland of Quail and Humans, Graeffeís Archive for Clinical and Experimental Ophthalmology 220:248ó252 Day, R.P.J. (1994) comunicación privada Dear, S. (1994) comunicación privada Donaldson, J. & Grimes, S. (1988) New Scientist, 43ó46 Epstein, M. (1994) comunicación privada Gould, J.L. (1983) La orientación de las palomas, Mundo Científico 24(3):352ó364 Halaris, A. (ed.) (1987) Chronobiology and Psyquiatric Disorders (USA:Elsevier) Hansen, G.P. (1982) Dowsing: a review of experimental research, JSPR 51:343ó367 Hines, T. (1988) Pseudoscience and the Paranormal (USA:Prometheus Books) Kobe Besenicar, S., Jeglic, T., Novak, S. & Orel, B. (1992) Influence of the magnetic field on the nucleation and crystallisation of calcium carbonate in hard water, preprint Persinger, M.A. (1986) Geophysical Variables and Behavior. XXX. Intense Paranormal Experiences Occur During Days of Quiet Global Geomagnetic Activity, Perceptual and Motor Skills 61:320ó322 Persinger, M.A. (1987) Spontaneous Telepathic Experiences from Phamtasms of the Living and Low Global Geomagnetic Activity, JASPR 81:23ó36 Persinger, M.A. (1988) Psi Phenomena and Temporal Lobe Activity: the Geomagnetic Factor, Proceedings of the Parapsychological Association 1988 Radin, D.I., McAlpine, S. & Cunnigham, S. (1994) Geomagnetism and Psi in the Ganzfeld, JSPR 59:352ó363 Randi, J. (1994) Skeptical Eye, Mayo:1ó2 Reitz, J.R.; Milford, F.J. & Christy, R.W. (1979) Foundations of Electromagnetic Theory (USA: AddisonóWesley) RoneyóDougal, S.M. & Vogl, G. (1993) Some Speculations on the Effect of Geomagnetism on the Pineal Gland, JSPR 59:1ó15 Semm, P. et al (1980) Effects of an EarthóStrength Magnetic Field on Electrical Activity of Pineal Cells, Nature 288:607ó608 Smith, J.A. (1978) The Pineal Gland: Its Possible Significance in Schizophrenia, in Hemmings, G. (ed.) The Biological Basis of Schizophrenia (USA: MIT Press) Toca, A. Agua imantada, o el negocio de los 90. LAR , n1/4 31 (1994) Wilkinson, H.P. & Gauld, A. (1993) Geomagnetism and Anomalous Experiences 1868ó1980, Proceedings of the SPR 57:275ó310agnetism and Anomalous Experiences 1868ó1980, Proceedings of the SPR 57:275ó310 Williams, B. (1994) comunicación privada Wood, R. (1991) Magnetismo: de la brújula a los imanes superconductores (Spain: McGrawHill) p.17

...y rabos de pasa.

Revisión final (esperemos) del caso Benveniste

Carlos Tellería

De entre los innumerables trucos del recetario de la abuela, los rabos de pasa eran la mejor forma de mantener intacta, e incluso aumentar la capacidad de la memoria. Muchos de ellos tendremos que poner en remojo, pues el agua, nuestra querida H2O padece amnesia, a pesar de los esfuerzos de Jacques Benveniste. Ni los tan traídos y llevados imanes la tienen a salvo.

Polémico donde los haya, con complejo de mártir, y aireando las más clásicas artes de los expertos paracientíficos, Jacques Benveniste sigue sorprendiendo al ávido lector de temas científicos llevados hasta el límite, y ofendiendo consiguientemente a los investigadores que trabajan día a día por ir desentrañando los misterios de la naturaleza.

Para quienes no conozcan la historia, me permitiré el lujo de resumirla desde el principio, para ir luego comentando y matizando algunos aspectos.

Todo comenzó óde cara al públicoó un 30 de Junio de 1988. Ese día apareció publicado en la prestigiosa revista científica Nature un artículo firmado por el equipo de J. Benveniste, exponiendo una serie de experimentos sobre degranulación de basófilos disparada por anticuerpos muy diluidos. La rápida imaginación del lector asociará inmediatamente la expresión ímuy diluidosí con la homeopatía. Eso será, como veremos, una constante a lo largo de todo el artículo.

Los anticuerpos responsables de la hipersensibilidad inmediata en el hombre pertenecen al grupo de la inmunoglobulina E, IgE. Estos anticuerpos tienen una gran capacidad para adherirse a la membrana de los basófilos polimorfonucleares óun tipo concreto de glóbulos blancosó. Cuando estas celulas se exponen a determinado tipo de alergenos antióIgE, éstos pueden disparar una serie de señales intracelulares en los basófilos, seguidas de una exocitosis de sus gránulos, con la consiguiente liberación de histamina. Éste es un proceso típico en una reacción alérgica.

Dicho más sencillo, aunque quizá menos preciso, los basófilos son células responsables de dar la señal de alerta en caso de infección, o al ponerse en contacto con alguna sustancia a la que se sea alérgico, y esto lo hacen liberando histamina. Mediante técnicas adecuadas de tinción, es posible observar y distinguir claramente en el laboratorio si un basófilo ha liberado o no dicha sustancia.

Los experimentos ideados por Benveniste consistían básicamente en poner en contacto preparados de leucocitos con suero de cabra cada vez más diluido en agua destilada, y comprobar si los leucocitos reaccionaban al antígeno presente en el suero, liberando los gránulos de histamina.

En unos experimentos preliminares, Benveniste aseguraba haber apreciado el proceso de degranulación al exponer una suspención leucocítica a disoluciones de antígenos de hasta una parte en 1018. Ante tal resultado, J.Benveniste diseñó toda una serie de experimentos en doble ciego mediante probetas codificadas, y con muestras de control que contenían concentraciones normales de antígeno o bien ausencia del mismo.

Los resultados obtenidos una vez realizados los experimentos fueron, tal como aparece en la gráfica, que la respuesta de los basófilos ante los antígenos seguía una respuesta fluctuante frente a la concentración de los mismos. A determinadas concentraciones la actividad prácticamente desaparecía, reapareciendo a concentraciones menores. Tal respuesta se daba incluso en niveles en los que la probabilidad de encontrar una sola molécula de antígenos en la disolución era poco menos que nula.

De acuerdo con el número de Avogadro, a partir de disoluciones de una parte en 1023, la probabilidad de encontrar en una solución una molécula de soluto es despreciable, y Benveniste llegó a disoluciones ¡de una parte en 10120 ! Si no me fallan las matemáticas, es mucho más sencillo buscar una peseta de las nuevas en el fondo del Pacífico que encontrar una molécula de antigeno en esa disolución, y aún me quedo corto...muy corto. p.19

La explicación propuesta por Benveniste en el mismo artículo es que la información específica de una sustancia se trasmite en el proceso de agitado de la disolución al agua ó¿no les vuelve a recordar algo?ó. Ésta actuaría como un molde para la molécula, bien mediante una red indefinida de enlaces por puente de hidrógeno, bien mediante campos eléctricos o magnéticos.

Es de reseñar que al final de dicho artículo, Nature incluye una nota en la que señala como lógico que los lectores compartan la incredulidad de numerosos referees del artículo ante los resultados que en él se exponen, y que Benveniste había aceptado que un equipo de investigadores independientes pudieran observar la repetición de los experimentos. No obstante, eso no impidió que el artículo apareciera publicado.

No sólo eso; en el editorial de dicho número, titulado Cuándo creer lo increíble, se hace una reflexión al respecto. En él se comenta que no hay una explicación objetiva para estas observaciones y que ni siquiera la explicación ofrecida al final del artículo es suficientemente convincente para nadie. El motivo de la publicación del artículo en Nature es permitir que miembros destacados de la comunidad científica puedan descubrir fallos o agujeros en el planteamiento, o sugieran nuevas experiencias que permitan validar las conclusiones. Añade, con gran perspicacia, que no puede haber justificación para utilizar las conclusiones de Benveniste fuera de dicha motivación. El uso de tales conclusiones por parte de los laboratorios homeopáticos, que indudablemente recibirían con agrado el artículo de Benveniste sería prematuro, y posiblemente erróneo.

Hay que hacer notar que, si se aconsejaba suspender temporalmente cualquier juicio sobre este asunto, no era porque Benveniste estuviera sugiriendo un fenómeno nuevo, sino porque sus sugerencias atacaban abiertamente en su raíz a dos siglos de observación y racionalización de los fenómenos físicos. "El principio de restricción que se aplica aquí es simplemente que, cuando una observación inesperada requiere que una parte sustancial de nuestra herencia intelectual sea desechada, es prudente preguntarse con más cuidado que de costumbre si las observaciones pueden ser incorrectas".

Obviamente, las contestaciones, réplicas y contraóréplicas no se hacen esperar. Llueven críticas por la publicación en sí del artículo; es decir, por qué se ha aceptado su impresión cuando los datos y el método no convencían especialmente, y así lo habían hecho notar los referees consultados. Por otro lado, existen dudas sobre las garantías ofrecidas por el método utilizado por Benveniste. Parece ser que existen fallos en alguno de los análisis estadísticos; tampoco están claras las garantías de pureza de las muestras para impedir una contaminación ajena al antígeno de cabra, y que pudiera desencadenar el mismo efecto; y se cuestiona la utilización del conteo de basófilos como técnica de medición, en lugar de una medida directa del índice de histamina liberada, que podría ser, en principio, más objetivo.

Pero la mayor controversia llegará con los resultados del comité de evaluación. Tal como había pactado Nature con J.B. una comisión intentaría repetir en su mismo laboratorio los resultados del artículo. Dicha comisión estuvo formada por J. Madox óeditor de Natureó, W. Stewart ócientífico experto en estudio de erroresó, y James Randi, conocido mago. Sus resultados fueron, básicamente, que no existía razón para suponer los efectos pretendidos en el artículo de J. Benveniste. Este hecho fue respaldado por otros muchos investigadores independientes que intentaron repetir los experimentos de Benveniste, sin ningún resultado positivo (ver figura 2).

Pero tampoco faltaron críticas a esta comisión evaluadora. En primer lugar, la presencia de Randi en el grupo, al margen de su conocida experiencia en desenmascarar fraudes científicos, presuponía una posible mala voluntad en J. Benveniste y su equipo, actitud seguramente innecesaria en una evaluación científica, si partimos de la repetibilidad de los resultados como un punto fundamental dentro del método científico. Por otro lado, ninguno de los tres observadores tenía experiencia previa en el campo concreto del trabajo, con lo que sus conclusiones se referirían exclusivamente a cuestiones metodológicas, y no de fondo. Finalmente, el estudio de muchos meses realizado por Benveniste, fue evaluado en tan solo cinco días, tiempo a todas luces insuficiente para conseguir resultados concluyentes, p.20

salvo que desde el primer momento se presuponga la falsedad de los datos iniciales. No es mi intención juzgar el método utilizado por el editor de Nature, y con toda seguridad faltan datos en este somero análisis. Pero a primera vista, no parece el más idóneo para corroborar la reputación de una publicación de su prestigio.

Dicho esto, quisiera comentar otro punto importante. Como ya hicieron notar Madox, Stewart y Randi, dos de los miembros del equipo de Benveniste eran pagados directamente por la empresa de productos homeopáticos Boiron. El mismo Benveniste, ya unos años antes, había sido miembro del consejo de administración de otra empresa similar. Según Benveniste, no se puede prejuzgar que la calidad de una investigación dependa de quien financia a los investigadores. Pero creo que a nadie se le escapa el detalle de que no parece muy digno que una empresa de productos homeopáticos financie tales investigaciones. Después de todo, el principal objetivo de éstas era justificar con un argumento científico una terapia que carece totalmente de soporte teórico. Eso implica unos intereses económicos capaces de íjustificarí cualquier falso resultado. Además, resulta curioso que casi todos los resultados positivos del experimento se obtuvieron en presencia de E. Davenas, una de las doctoras pagadas directamente por Boiron.

Para mucha gente, la existencia de la memoria del agua permitiría justificar los postulados de la práctica homeopática. El postulado fundamental de la homeopatía es el principio de similitud. Merece realmente el título de postulado, es decir, de afirmación tenida por cierta, pero no demostrable. Este postulado dice que un mal se cura por las mismas sustancias que, administradas al hombre sano, hacen aparecer los síntomas de dicho mal.

Sin embargo, en la experiencia sobre la cual Benveniste quería apoyar su descubrimiento, no tiene nada que ver con el principio de similitud. No se trata aquí de curar absolutamente nada, ni siquiera íin vitroí. Lo que es nuevo es que Benveniste pretende haber observado estas reacciones con disoluciones de anticuerpos de una ípotenciaí tal que, evidentemente, no queda el más mínimo vestigio de anticuerpo en la disolución. En esto se basa fundamentalmente Benveniste para afirmar que el agua mantiene ímemoriaí de la sustancia biológica con la que estuvo en contacto ósin plantearse ninguna hipótesis alternativa que justificase el efecto observadoó.

Lo que Benveniste quería confirmar no era el principio de similitud, sino la idea de que la información biológica transmitida por los anticuerpos puede subsistir en una disolución, incluso cuando esta última no contenga ni una sola molécula del antigeno.

De hecho, la doctrina homeopática inicial, redujo las concentraciones de las disoluciones utilizadas por una cuestión obvia. En muchos casos, las sustancias administradas eran altamente tóxicas, y había que diluirlas hasta valores de concentración que asegurasen su inocuidad. El mismo Hanneman, padre de la homeopatía, potenció las disoluciones 1/30. El principio de máxima potencia en disoluciones, con potencias que podían llegar a 50 CH, fue introducido posteriormente por seguidores de Hanneman, que se seguían autodenominando homeópatas, ya que mantenían el postulado de similitud.

Así pues, aun en el caso de haberse verificado la ímemoria del aguaí, no por ello la homeopatía dejaría de ser una aberración científica. Pero si la memoria del agua no se valida, lo sería por partida doble. Científicamente hablando, no podemos asegurar la no existencia del pretendido efecto. Pero sí negamos la existencia de pruebas que lo avalen, y, por tanto, tampoco se justifica la terapia que de ella se deriva.

Pero continuemos con la historia

Siguiendo una técnica de desmistificación ideada hace tiempo por James Randi, la revista Science & Vie ofrecía un millón de Francos al equipo de Benveniste si podía reproducir los resultados de su experimento, en un laboratorio puesto a su disposición por el profesor Jean Dry, presidente de la Unión Terapéutica Internacional. El protocolo, publicado en Science & Vie retoma el experimento realizado por Benveniste en su p.21 laboratorio del INSERM, y publicado en Nature. (El INSERM es el Instituto Nacional Francés de la Salud y la Investigación Médica). Pero en esta ocasión, el experimento sería controlado rigurosamente por un jurado presidido por Dry. La respuesta de Benveniste, publicada el 31 de Diciembre de 1988 en Le Monde fue que íLa investigación médica no se realiza en teatros de feria. Rehuso, evidentemente, presentarme ante no sé qué tribunal compuesto por periodistas y científicos, científicos que no poseen, entre todos, el nivel suficiente para ser ni siquiera bedeles en el INSERM".

El 25 de abril de 1989, una comisión científica especializada del INSERM aprueba las investigaciones de la unidad 200 referentes a una sustancia relacionada con los procesos inflamatorios, pero emite un informe desfavorable a las investigaciones relacionadas con altas disoluciones. A este respecto, se muestran contrarios a la renovación del Dr. Benveniste al frente de la misma, si en ella siguen participando laboratorios homeopáticos.

Como consecuencia de este informe, Benveniste hizo saber a Phillippe Lazar, director del INSERM que estaba dispuesto a detener los trabajos que dirigía dentro del INSERM sobre altas disoluciones, pero que alegaría la manera en que éstas habían sido evaluadas. Una segunda evaluación de la unidad 200 se confía a un equipo de cuatro investigadores, miembros del consejo científico del INSERM, acompañados de forma totalmente excepcional por dos investigadores extranjeros, uno británico y otro americano. El informe que emite esta comisión, mantenido confidencialmente en un primer momento, aconseja la No renovación temporal del Dr. Benveniste en tanto éste no presente un nuevo programa de investigaciones en el que no figuren más los pretendidos efectos biológicos de las altas disoluciones.

Sin embargo, M. Lazar y el ministro de Investigación francés decidieron mantener a Benveniste al frente de su unidad, si bien con ciertas reservas. En palabras de Lazar, íal margen de la calidad científica de sus trabajos, la libertad de los investigadores en la elección de sus hipótesis y de sus modalidades de trabajo no podrá ser limitada más que por las reglas del derecho común y de la ética deontológicaí. Pero el director de un equipo de investigación público tiene una responsabilidad que le compromete más allá de su papel de investigador. Así pues, Lazar prosigue diciendo que í...está claro que las dos comisiones científicas que han examinado sucesivamente los trabajos de la unidad 200 han emitido una expresa reserva sobre los trabajos referentes a las altas disoluciones. Estas reservas se refieren al fondo de sus trabajos, su análisis insuficientemente crítico de los resultados, su aventurada interpretación, la manera de expresarlas públicamente y las consecuencias preocupantes que la publicidad de las mismas podría suponer, como refuerzo de la credibilidad de ciertas prácticas terapéuticas.í

Las condiciones de este contrato tácito para mantener a Benveniste al frente de la unidad 200 suponía que Benveniste debía despedir a los investigadores de su unidad, impuestos de alguna forma por laboratorios homeopáticos, y renunciaba a dar ningún tipo de publicidad referente a la ímemoria del aguaí. Pero esto, evidentemente no ocurrió así. Como pasa siempre con este tipo de teorías, la prensa está ávida de noticias extrañas con que llenar sus páginas. Los diarios franceses se hicieron eco continuamente de los resultados de Benveniste y de sus extravagantes conclusiones. Obviamente, Lazar jugó el papel de ingenuo en esta película.

Entrando en terreno resbaladizo

Aún hay más. En Octubre de 1989 se celebra en Toulouse un íForo de las medicinas alternativas y de la vida naturalí (cada vez que oigo relacionar las medicinas alternativas con lo natural me pregunto si tomar una aspirina va ícontra naturaí). En ella tenían sitio propio, desde la homeopatía y la acupuntura, clásicos ya de las alternativas a la medicina, hasta terapias más recientes como la nutriterapia, la macrobiótica, la aromaterapia o la astrología médica. En medio de ellas, y muy en su lugar, estaba Jacques Benveniste presentando una ponencia sobre la memoria del agua. Seguramente los responsables de la sanidad y la investigación en Francia se sintieron muy orgullosos de sí mismos, y de la decisión tomada unos meses antes de mantener a Benveniste al frente de su equipo.

Más aún. A mediados de 1990 aparece una encuesta sobre OVNIs, realizada por JeanóPierre Petit. Esta encuesta se engloba dentro de larguísima lista de tratados ufológicos en los que el único tema a defender en los mismos es que la ciencia íoficialí y los ípoderes fácticosí sólo pretenden enterrar el problema, y que el poder político, el ejército y el mundo científico han lanzado una campaña de desinformación p.22

ípor razones de estadoí. Curiosamente, el prefacio de esta encuesta, en el que se reconoce la manía persecutoria que caracteriza a los ufómanos, y que se observa igualmente en otros dominios de lo paranormal, está firmado por Jacques Benveniste. En realidad, el libro que contiene esta encuesta es el primero de una colección titulada íEn los márgenes de la cienciaí, dirigida por Benveniste.

Nos encontramos, pues, con un nuevo caso de refrito interdisciplinar, en el que da exactamente igual estudiar la astrología, la homeopatía, los ovnis, la ouija o la radiestesia. Todo entra en el mismo saco. Ya no falta nada para el coctail, y el INSERM no tuvo más remedio que actuar, cerrando la unidad 200 a finales de 1993.

El 1 de Marzo de 1994 apareció en el diario Le Monde la siguiente carta:

íLa unidad de investigación 200 del INSERM está cerrada, y sus medios humanos dispersados a pesar de su alto nivel, confirmado por las instancias científicas. Esta desaparición, debida al carácter declaradamente herético de los trabajos sobre altas disoluciones, nos lleva a manifestar nuestra inquietud acerca de ciertas tendencias cuyas consecuencias van más allá de este asunto. Hacemos notar que:

óHasta este momento, ninguna tentativa de explicación trivial o investigación de los errores se ha presentado, cuando han sido publicados los efectos de altas disoluciones sobre sistemas biológicos por la unidad 200 y varios otros grupos franceses y extranjeros. Sin poder juzgar su valor científico, nos hacemos eco de la existencia de estas publicaciones.

óLos investigadores de la unidad 200 no niegan el papel primordial de las moléculas biológicas, pero proponen que éstas se comunican por frecuencias específicas. Afirman que estas hipótesis, basadas en hechos experimentales, no han sido rechazadas sino porque no son comprensibles dentro del marco de los conocimientos científicos actuales. Quienes las rechazan, por una reacción más teológica que científica, no las han examinado seriamente jamás. Nos parece necesario y justo que las instituciones den su soporte crítico a esta investigación, cuyos beneficios son tanto médicos como industriales; que se instaure un debate científico en lugar de anatemas y amenazas sobre la situación y la dignidad profesional de los investigadores; que les proporciones los medios defender su trabajo. Esperamos de los responsables científicos que valoren la apertura, la interrogación permanente, la duda, la discusión libre sin la cual no habría investigación, ni en el espíritu ni en la forma. ¿No tiene el investigador la misión de explorar diferentes caminos, en ocasiones peligrosos? Ahora bien, la rigidez estructural, la obediencia a dogmas, la deificación de la razón frente a la sinrazón empujan hoy día al conformismo normativo, causa de retrocesos y abandonos, en ocasiones dramáticos, y no solamente en el campo científico.

No queremos tomar parte en el debate científico. Abogamos por la libertad de investigar, es decir, de pensar, por el derecho a la íherejíaí. No debe ser en lo sucesivo tan fácil acallar los hechos, las ideas y a los hombres que molestaní.

Ante esta carta, Michel Rouzé, periodista científico famoso óentre otros temasó por su crítica a la homeopatía y la memoria del agua, hizo una serie de comentarios muy acertados. Para empezar, los trabajos de Benveniste sobre disoluciones no habían sido declarados íheréticosí por nadie. Ningún responsable de investigación había utilizado jamás tal palabra, contraria al espíritu científico tanto como la ídeificación de la razón frente a la sinrazóní. íEl espíritu científico ódice Rouzéó se opone al dogmatismo. Ignora la noción de una verdad absoluta, que no pertenece sino al terreno de la religión. Todo nuevo resultado, toda teoría presentada para explicar este resultado exige mayor investigación y experimentación. Constatar que los resultados anunciados no son reproducibles no es condenar una herejía. Contrariamente a lo publicado en Le Monde óprosigue Rouzéó los experimentos en los que la ímemoria del aguaí han podido ser supuestamente observada han sido realizados por amigos y colaboradores de Benveniste. Los demás han dado resultados negativos.í

Por otro lado, hay que respetar el derecho y la libertad de investigación, siempre que los métodos utilizados entren dentro de lo éticamente aceptable. Pero si aceptamos acríticamente todos los resultados, y los publicamos como ciertos antes de haberlos verificado, cometemos un grave error científico. Como en el resto de las pseudociencias, ¿quién es aquí el dogmático? ¿quién niega que haya pruebas suficientes para demostrar un fenómeno, e impide la publicación del mismo por las repercusiones que pueda tener, o quien se empeña en llamar íayatollah de la cienciaí ócomo hizo públicamente Benvenisteó a todo aquel que no ícreeí en la ímemoria del aguaí? Si hemos de respetar el derecho a la íherejía científicaí, ¿por qué se niega el derecho a una cátedra de astrología en las universidades públicas, a tantos candidatos dispuestos a ocuparlas? Adoptar como cierta la ímemoria del aguaí cuando sólo un laboratorio ha sido capaz de obtener resultados positivos es tan aberrante científicamente como hacer un doctorado en futurología, aunque muchos lo pretendan. p.23

El timo de la imanterapia

Las fronteras de la Ciencia

Recopilación de Javier Armentia.

Dentro de las actividades que la Universidad Internacional Menéndez Pelayo organiza en La Coruña durante junio y julio, se celebró el pasado 29 de julio un curioso debate sobre La Curación por los Imanes. A favor de tal posibilidad comparecía el Dr.Carlos Nogueira, asesor de una de las empresas que comercializan estos dispositivos magnetoterápicos. Defendiendo la postura racional, nuestro asesor el Dr. Pedro Caba.

El pretendido debate fue como el rosario de la aurora, aunque en todo momento se desarrolló de una manera correcta, sin duda gracias a la encomiable labor del moderador, Ramón Núñez Centella, director de la Casa de Las Ciencias de La Coruña. El Dr. Nogueira, empleando una terminología críptica, por denominarla del modo más bondadoso posible, se despachó a gusto sobre las pseudoteorías de la ímedicinaí bioenergética, en la cual se enmarcan las magnetoterapias. Ello ante la estupefacción de gran parte del público, del moderador (que optó por sumergir su reloj en el vaso de agua y beberlo, por si acaso servía también de algo) y sobre todo del Dr. Caba, que finalmente sólo podía reiterar íNoí, íEsto es una barbaridadí, í¿Pero cómo se pueden decir tales cosas?í, etc...

De las afirmaciones del Dr. Nogueira, podemos entresacar algunas de las más jugosas:

óEl campo energético del ser humano es esférico, con líneas de energía a modo de paralelos y meridianos, en cuyos puntos de cruce se sitúan los puntos activos de la acupuntura.

ó¿Cómo se le puede negar validez a una medicina tradicional, como la acupuntura, que tiene tres mil años de probada eficacia?

óLa enfermedad nace de un desequilibrio en la bioenergética de la persona. Una medicina que mantiene esta energía en equilibrio es preventiva, pues el sujeto no caerá enfermo...

óHay abundantes estudios científicos que demuestran la validez de estas terapias, aunque el mismo Dr. Nogueira reconoció que estas publicaciones adolecen de defectos (protocolos confusos, no hay doble ciego, faltan replicaciones independientes, etc, etc). Para él, sin embargo, a pesar de todo esto, estas investigaciones son válidas.

óAunque el agua imantada no tiene probados científicamente sus efectos, el Dr. Nogueira se mostró a favor de la misma, pues parece que en breve se demostrará... El Dr. Caba, por su parte, planteó su tesis partiendo de que no hay sino una medicina, la que a veces se denomina íoficialí u íortodoxaí, aunque esto es incorrecto. Igual que sólo hay una astronomía, o una mecánica, hablar de medicinas alternativas es un abuso del lenguaje. Las posibles terapias (tengan el origen que tengan) deben demostrar su validez antes de poder ser siquiera consideradas. Y esto no sucede con los imanes. El lenguaje pseudocientífico, oscuro y equivocado, no contribuye precisamente a dar respetabilidad al tema. La completa ausencia de pruebas científicas es un ejemplo de lo insano del tema.

Hubo un momento curioso, cuando el Dr. Nogueira afirmó ser delegado en España de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para las medicinas alternativas. Quizá el Dr. Nogueira no sabía que Pedro Caba sí pertenece a la OMS, a su Consejo Ejecutivo, por lo que ócon pleno conocimiento de causaó desmontó la pretensión de su oponente: la OMS no tiene delegados en España, y menos para medicinas alternativas. Visiblemente incómodo, el Dr. Nogueira matizó su afirmación: es delegado de una asociación de medicinas energéticas que está asociada a la OMS. La OMS no ha realizado declaración alguna en favor de estas técnicas, aunque es cierto que recientemente se posicionó a favor de mantener las prácticas tradicionales en aquellos p.25

lugares donde la medicina no puede llegar (mejor es el chamán que nada...)

En definitiva, un debate en el que los discursos eran paralelos e irreconciliables. Un último ejemplo: un asistente preguntó sobre el valor terapéutico de las fibras de platino. Tras una explicación sobre la energética y terapéutica de tales fibras, el Dr. Caba fue sencillo pero contundente: en efecto, las sales (no las fibras) de platino se usan con éxito en el tratamiento de cánceres de mama y otros, pero son sales, no fibras de nulos efectos demostrados.

Pero la razón de recopilar en un artículo este encuentro es que entre los asistentes se encontraba E.H.R. (mantenemos su identidad oculta por propia voluntad del interesado). Esta persona, alentada por las virtudes del agua imantada de la publicidad, compró un magnetizador, y realizó una serie de pruebas de laboratorio para descubrir que el agua imantada era completamente indistinguible del agua corriente. Por ello, intentó devolver el aparato, pero no pudo. Entonces intentó ejercer sus derechos de consumidor, con escaso éxito. Así, decidió mandar a los medios de comunicación una carta explicando su caso, pero ninguno la publicó. (Por cierto, este es un tema que merece cierta reflexión, pues no hay que olvidar que las cuentas de publicidad de muchos medios de comunicación, especialmente las radios, tienen una cuota importante gracias a la imanterapia, por lo que cabe suponer que no son tan independientes en este tema como debieran).

A continuación, transcribo la carta de E.H.R., con leves modificaciones para mejor entendimiento de los lectores. He mantenido en lo posible su redacción, salvo cuando las incorrecciones hacían ininteligible lo escrito, e introducido algún comentario breve.

______________________ El Timo de la Imanterapia

1. MOTIVOS DE SOSPECHA

TIEMPO DE CADUCIDAD. Para el agua imantada es, según la propaganda, de unas dos horas. Si fuera mayor podría venderse embotellada, y ya hay muchas aguas milagrosas. Si fuese menor, se le pasaría el efecto antes de caer en la barriga.

TIEMPO DE RESULTADOS. Es sospechosamente largo, de unos dos meses, aunque se puede hacer una demostración en el momento.

NO SE VENDE EN FARMACIAS. Algo problemático el asunto: si se considerase un fármaco, debería superar ensayos clínicos rigurosos paras constatar su utilidad (Nota del recopilador: no es cierto del todo, pues los productos homeopáticos sí se venden en farmacias, pasando solamente tests de inocuidad. Como el agua no puede ser nociva, tienen garantizada así su paso directo a la farmacia); si se vendiera en farmacias no se podría publicitar, y tendrían una fiscalidad más rigurosa (N.r.: también matizable). Alguno de estos productos tiene registro sanitario, pero no se deslumbren por ello, basta comprobar que el papel de aluminio también lo tiene.

NO HACEN PRUEBAS CIEGAS. Imagínense un bodeguero que tras varios años de publicidad de sus vinos es incapaz de distinguir un Rioja de un Ribeiro. Sospecho que el que distingue el agua magnetizada de la normal está en el anterior caso; más difícil lo tiene el que distingue del agua magnetizada del agua imantada, o de la polarizada monopolo.

2. PUBLICIDAD

Ya la conocen ustedes, desde hace años, por TV, prensa, radio, etc. Suenan mucho las palabras ícompreí y ícienciaí. Hay alusión constante a la ciencia, como si esta fuese la nueva religión. Aferrándose, como mayor prueba, a las declaraciones del famoso médico X, o a Y, profesor de universidad, o al japonés que tiene un aparato carísimo y rarísimo, o a los muchos aparatos que llevan vendidos.

La ciencia que a mí me han explicado no es ésta, es esta otra: "la ciencia no existe, existen científicosí, íla ciencia no tiene Papasí, ísólo la realidad juzga a la cienciaí, íla ciencia duda de sí mismaí (confirmarlo en Los tónicos de la voluntad, de Ramón y Cajal). Por ejemplo: creían los antiguos que las plagas aparecían por generación espontánea, y que el mosto se convertía en vino por arte de magia. Llegó Pasteur, y demostró que no era magia, sino las levaduras, quienes convierten el mosto en vino, y todos podemos comprobarlo en casa. Menos mal que alguien se atrevió a dudar de las enseñanzas del gran maestro, y comprobó que no se necesitan levaduras para convertir mosto en vino (azúcar en alcohol), sino sólo la sustancia que hay dentro de las levaduras (enzimas). Esta fue una de las pocas y pequeñas correcciones a la obra de Pasteur. Luego es mentira la propaganda donde se lee, hablando del recuerdo histórico de la imanterapia: íPasteur estudió su acción sobre las enzimas de las frutasí, pues Pasteur murió en 1895 y las enzimas se descubrieron en 1927.

Otra manera de puesta en escena es el uso de batas blancas en la venta. Quedándose p.26

únicamente con el íritualí, se usa bata blanca para proteger la ropa y la piel, y es blanca para comprobar su limpieza, y no manchar el laboratorio o el quirófano, pero no es necesaria para la venta.

Hay programas radiofónicos en los que hasta hay llamadas en directo (N.r.: me consta que la mayor parte de ellos están grabados en falso directo, es decir, parece que la gente llama en ese momento, pero el programa se había grabado anteriormente, con llamadas apañadas, o concertadas). Tras llamar, me enteré que son publicitarios, y tras saber mi opinión se me veta. En estos programas sólo se habla bien de los imanes, y los disidentes somos unos ignorantes, que no damos la cara ni lo hemos experimentado. Así que con éstas me voy a la tienda con 12.650 pesetas y me traigo un magnetizador de agua. E inspirado por la propia publicidad radiofónica realicé los siguientes experimentos comparativos del agua normal y magnetizada recientemente. Todos de baja tecnología y de EGB.

3. EXPERIMENTOS

(N.r.: a pesar de que los protocolos y desarrollo de las pruebas no son perfectas, son una bella muestra de lo que da de sí el laboratorio casero.)

PUNTOS DE EBULLICIÓN Y FUSIÓN. Se hirvieron y congelaron muestras, sin detectar diferencia (mi error, de 1 grado centígrado, medido con termómetro digital y normal). Los únicos cuidados especiales son el comprobar, al medir, la coóexistencia de agua y hielo. Y de excluir la posibilidad de que se sobreenfríe, esto es, cuando el agua en el congelador no congela a 0 grados C, sino que la temperatura sigue descendiendo, que ocurre en condiciones suaves. (Mi récord fue de ó8 grados C, siempre me ocurrió en botellas de plástico o cubiteras nuevas. Es espectacular ver nacer el hielo tras agitación, frote, o tirándole un poco de escarcha que actúa de semilla. Paradójicamente, al crecer el hielo la temperatura sube de ó8 a 0 grados C).

VISCOSIDAD. Se deja tranquila una jeringuilla con su aguja, sin el palito de empujar, por ejemplo sobre un vaso alto. Se llena y con un reloj se mide el tiempo empleado en pasar por dos marcas cualesquiera. Mejor usar la misma jeringuilla para evitar diferencias en el instrumento. No volcarla ni dejar que se vacíe para evitar que se peguen burbujas de aire y falseen los datos, luego habrá que enjuagar abundantemente entre una muestra y otra. (Mi error, 10%, incapaz de distinguirlas).

CAPILARIDAD. Aunque se puede hacer con cargas vacías de bolígrafos Bic, es mejor hacerlo con tubitos de cristal. Se meten a fondo en las muestras y se quitan lentamente, varias veces para enjuagar. Se marca el sitio hasta donde quedó el agua, con un poco de práctica sale clavado. Se pueden distinguir por este método agua de alcohol, y tres mezclas intermedias sin ningún problema. Pero fui incapaz de distinguir el agua magnetizada.

JABÓN. íEl jabón hace más espuma en la ducha, con agua magnéticaí. Pueden comprobarlo ustedes: mezclen jabón en agua, echen un poco en una botella limpia y en otra botella gemela, la misma cantidad de agua magnetizada. Agite las dos botellas juntas y déjelo reposar. Si observa la diferencia me lo cuenta, porque me resultó imposible distinguirlas, incluso matando la espuma con salmuera de aceituna, ron, acetona o aceite.

CRISTALIZACIÓN DE LA CALCITA. Según la radio, el carbonato cálcico (del que se compone el yeso o el cemento), disuelto en agua magnética tiende a cristalizar como aragonito. Experimento realmente difícil, pues una buena cristalización requiere tiempo, y el efecto magnético se va a las dos horas. Así que varié el método, raspé trozos de estalactita y la disolví en agua mineral con gas, en un bote de conserva. Vertí el sobrenadante en un plato sobre una yogurtera para que secase, con un buen imán al lado. Días después fui incapaz de distinguir los efectos del imán, en el mar de cristalitos bajo el microscopio.

BIOLÓGICOS. No realizados, imaginé dos: el primero, viendo si influye el imán en la conservación de la comida. Pero es tontería pues la publicidad enseña que no mata microbios, sino que agiliza las defensas (aunque no garantizan su funcionamiento en grandes dolencias). El otro experimento consiste en preguntarles a los mayores expertos en agua (los peces), en un estanque con ramificaciones (peligroso usar corriente).

4. LOS IMANES NO VALEN

DEPURAR AGUA. No mata microbios, por suerte es totalmente inútil, pues de no ser así al beber el agua nos los tragaríamos írevitalizados por el poder del imání. Por supuesto, no elimina ni absorbe el cloro, la cal ni nada. (Si Lavoisier levantara la cabeza...)

DESTROZOS. A los relojes mecánicos, les imantas las agujas y desafinan. Los televisores en color no agradecen la compañía de los imanes: deforman la imagen y en los de color, p.27

se magnetiza la máscara y después confunden los colores. Esto se pasa con el tiempo, y el propio televisor lleva íbobinas desmagnetizadorasí. En todo caso, no tire la tele, cámbiele el tubo.

5. CONCLUSIONES

Ante la apabullante inutilidad del aparato, decidí devolverlo a los cuatro días. Como se negaron, me pasé por la oficina municipal de reclamaciones, por el juzgado y el periódico, para desaconsejar su compra. Mis hermanos de fe disponen del mío gratis, o pueden sacarlo del magnetrón de un microondas (7000 pesetas hace años, o menos en una chatarrería).

Probado uno, probados todos. También son timo: las rodilleras magnéticas, las plantillas, el imán terapéutico, los botones iónicos, el transmisor, la luz de colores, la homeopatía, la moxibustión, remedios para crecer el pelo, adelgazar o estar más guapos, los curanderos, las energías positivas, el ícomo es 100% natural le ayuda a regular su nivel de colesterolí, el bronceador que adelgaza, al estilo marcianito, las almohadas antióinsomnio, los horóscopos, las religiones, la justicia, las patrias, etc... (N.r.: sic)

Aunque todos usan el mismo cuento, hay las lógicas variaciones de cada marca, y cla justicia, las patrias, etc... (N.r.: sic)

Aunque todos usan el mismo cuento, hay las lógicas variaciones de cada marca, y camuflan el timo entre grandes rollos y misterios, para que el ignorante no le quepa la menor duda de su condición. Por ejemplo, es muy complicado y específico el método imanterápico para cada dolencia, otros aconsejan pasar el transmisor por la zona conflictiva y después desmagnetizar, antes de volver a imantar, como si el mal se pudiese coger con un imán y matarlo en el otro polo. Otros advierten en mayúsculas íBEBER UN SÓLO VASO DE AGUA MONOPOLOí, o obligan a beber en ayunas, o con una pajita para no contaminarla con los dientes. Estos trucos son ya muy viejos, podría dar múltiples ejemplos, pero sería salirse del tema, muchas de estas manipulaciones están institucionalizadas y son herramientas de poder; son tan abundantes que la gente acepta la aparición de nuevas imanterapias.

Preocupantes son las noticias de que médicos y físicos están detrás del fraude. Pequen por ignorancia o por codicia, es como para deshabilitarlos. Compruebe que mucho bombo del que se dan es mentira, probablemente también lo sea lo referente a estudios de universidades y que algún inventor de imanterapia dé clases de medicina. De ser cierto, sería realmente preocupante; aunque por propio interés no fuera yo el que protestase, no me parece muy bien que cada uno vaya a hacer lo que le da la gana a la universidad, y menos si gasta recursos y prestigio en semejante mentira, para provecho privado. Y si dan clase a futuros médicos, ¿qué clase de médicos saldrán de allí?

Lo más que haré por los afectados es prestarles un apartado de correos, el nº 1249, 15080 La Coruña. No olviden los sellos para la vuelta. Tendrán que organizarse pues a mí me esperan otros timos.

6. DUDAS SOBRE LA DUDA

No dudo que en algunos casos funcione, como son: por una mayor ingesta de líquidos, o por los cariños a la hora de aplicar los imanes; o por sugestión (ver El gran escándalo del radio, en el número 205 de la revista Investigación y Ciencia de octubre del 93, en donde se explica un caso de hace 60 años. A alguien se le ocurrió que la radiactividad era la chispa de la vida, y vendía agua radiactiva... Muchos aseguraban que realmente funcionaba).

Incluso puede que funcione; a mí me convencerían si me demuestran la posibilidad de distinguir el agua imantada o imanes a ciegas.

No pretendo recaídas a quien le funcione. Lo que espero haber dejado claro es que vivimos en un mundo de locos.

E.H.R. Identidad en el apartado. _________________________________

Hasta aquí la carta, sin duda con partes criticables o dudosas, pero que en cualquier caso muestran el sano enfado de una persona que intentó de buena fe saber si había forma de distinguir el agua magnetizada de la de siempre. En cualquier caso, espero que recogiendo en LAR esta carta a E.H.R., al menos, le quedará el consuelo de saber que algún medio de comunicación óal menosó tuvo un poco de consideración con sus desdichas.

Y para finalizar, recomiendo leer la carta en MUY INTERESANTE de agosto de 1994 que el moderador del debate, Ramón Núñez, dedica al agua y sus terapias. Allí concluye: íDesde un punto de vista científico, es imposible distinguir el agua bendita del agua imantada. Desde el económico, la bendita es más barataí. p.28

Curación por la fe ¿Milagro o espejismo? Recopilado y traducido por Javier Armentia.

Incluimos en este número una serie de artículos aparecidos en la revista Free Inquiry (1) (vol. 14, nº 1, invierno 93/94) sobre el tema de los sanadores por la fe, algo de rabiosa actualidad en los EEUU, pero también en otros lugares, incluyendo ócómo noó al nuestro.

1.ó Introducción: La curación por la Fe revisitada Paul Kurtz (2)

Un trabajo pionero en la investigación sobre curación por la fe (3) se llevó a cabo en 1986 por el ilusionista James Randi, en cooperación con la revista Free Inquiry. El estudio se centraba en los sanadores por la fe fundamentalistas que en aquella época estaban actuando, incluyendo Ernest Angley, W.V. Grant, Peter Popoff, Oral Roberts, Pat Robertson y otros. (4)

La CF se ha convertido en una parte extremadamente popular del panorama religioso, con los sanadores por la fe (5) que aparecen regularmente en televisión. Se presentan en grandes teatros o centros de congresos junto con gente ferviente y a menudo desesperada, en busca de curaciones milagrosas. Muchos de estos SF contemporáneos aseguran haber curado cientos, si no miles, de personas cada noche. Y no hablan de curaciones ordinarias de úlceras, alcoholismo, artritis y otras enfermedades similares, sino de males mortales, como cáncer terminal, esclerosis múltiple y arteriosclerosis.

Los que han podido contemplar estas actuaciones teatrales se quedaron sorprendidos de la gran cantidad de creyentes que dicen haberse curado. Había personas que tiraban sus muletas, o se levantaban de sus sillas de ruedas andando; muchos aseguraban que su enfermedad había desparecido. Como se informó en Free Inquiry, el primer SF que vimos en directo fue Ernest Angley. James Randi y yo, junto con un equipo de otras cuatro personas, viajamos a su iglesia electrónica en Akron, Ohio. Quedamos muy impresionados por el montaje, que duró cinco horas, p.29

incluyendo música, canciones y plegarias. Cientos de personas se acercaban a testimoniar su curación. Nuestro procedimiento fue seguir a tantos cuantos fue posible después de salir del auditorio, para conseguir sus nombres, y si ello era posible, los nombres y direcciones de sus médicos, para poder continuar el estudio.

Lo que descubrimos a lo largo de la investigación de otros notorios SF fue descorazonador. En primer lugar, muchos SF eran demasiado proclives (y capaces) de engañar audiencias crédulas. Por ejemplo, como informó Randi, el reverendo W.V. Grant llevaba consigo un camión lleno de sillas de ruedas. Cuando aparecía una persona mayor o deforme, a menudo era invitada a sentarse en una de ellas y acercarse a las primeras filas. Durante el momento álgido de la ceremonia de CF, se solicitaba a estas personas que "se curaran" y que se levantaran alejando las sillas de ruedas. Seguimos un caso, de un hombre de Rochester, NY, de quien se hizo creer a los asistentes que había sido "curado" por Grant. Nuestro posterior estudio reveló que no había existido mejora en su situación. Otra mujer, de Syracuse, NY, a quien Grant la había dicho haber curado de cáncer, murió dos semana después.

De hecho, tras varios meses de investigación de primera mano, James Randi no pudo encontrar un sólo caso incontrovertible de curación milagrosa. En algunos casos encontró evidente engaño. Algunos de los SF indujeron a su audiencia a creer que ellos podían leer las mentes o recibir revelaciones de Dios. W.V. Grant había desarrollado un sistema mnemotécnico, y usaba fichas con datos que ojeaba durante la ceremonia. Tal era su presunta conexión con Dios. Más tarde, Randi descubrió cómo Peter Popoff, un popular televangelista (6), usaba un pequeño receptor de radio escondido tras su oreja para recibir información transmitida por su mujer, fuera del escenario, que ella había recogido previamente de los participantes. Popoff decía a la persona su nombre, dirección, enfermedad, y doctor. Pero todo ello había sido obtenido previamente (7).

Sin duda, la CF puede proporcionar una ayuda psicológica para cierta gente. El asistir a una sesión puede ser un suceso catártico cargado pasionalmente, y mucha gente se siente emocionalmente afectada por ello. Para algunos, el efecto placebo tiene cierto poder curativo ósi realmente creen en el poder del SF. Pero si esto es así, el impacto es enteramente naturalista, dado que es el poder de sugestión el que tiene un efecto significativo en la persona. No hay causa oculta o milagrosa trabajando.

2.ó LAS PRESUNTAS CURACIONES MILAGROSAS DE MORRIS CERRULLO Dr. Peter May (8)

Se vienen haciendo afirmaciones de CF en la televisión americana desde hace bastantes años. No han pasado sin sufrir un escrutinio crítico, pero ello no parece haber alterado su popularidad. Sólo recientemente ha habido un intento de emitir tales programas en Gran Bretaña. Sin embargo, hay afirmaciones de curaciones milagrosas que son ampliamente difundidas regularmente en este país, y también por todo el mundo. Muchas están asociadas al llamado "Movimiento Carismático" de cristianos tipo pentecostalianos, que en los últimos veinte años se han difundo dentro de casi todas las corrientes principales cristianas.

Sin embargo, tales afirmaciones se hacen ahora más ampliamente. Cirujanos psíquicos filipinos, curanderos espirituales y "Nueva Era", y practicantes de terapias alternativas de muchos tipos aseguran realizar montones de milagros (9). Confusiones sobre la diagnosis y prognosis, uso de otras terapias que no se declaran, confusiones sobre lo que el doctor realmente ha dicho y creencias irracionales y miedos que los pacientes tienen sobre su condición, todo ello contribuye a los testimonios de quienes creen que algo notable les ha sucedido. p.30

Método

Se hizo un desafío público al SF Morris Cerullo, para que diera detalles de sus tres mejores casos de su "Misión a Londres" que duró una semana en junio de 1992. Permitiéndole seleccionar a él los casos, se esperaba poder evitar cualquier efecto de sesgo o sugestión a favor del investigador. Además, al ser los "mejores casos", se daba a entender que los demás no eran tan buenos.

Aunque se afirmaba que la misión había tenido una asistencia de 70.000 personas y que ello era un grupo representativo de londinenses, un análisis realizado por los organizadores demostró que no era así. El tipo medio de asistente, descubrieron, fue más de cuatro veces a las sesiones. Aunque se denominó misión, el 94% de los que respondieron a las plegarias de Cerullo eran ya miembros de alguna iglesia, principalmente de iglesias caseras independientes y carismáticas. Menos de una cuarta parte eran de origen británico, mientras que los afroócaribeños alcanzaban la mitad del público. Las mujeres superaban a los hombres en proporción de 2 a 1.(10) Se dijo que 476 personas aseguraban haber sido curadas, aunque los anuncios que usó Cerullo para su misión del 93 ponían un número de 2.250. De estos, Morris Cerullo tardó un mes en seleccionar una lista de nueve casos, aunque sólo siete de ellos incluían consentimiento escrito para acercarse a sus doctores. Uno de estos consentimientos fue posteriormente eliminado y en otro caso se encontró que se había afirmado la curación en otro evento diferente unos dos años antes.

Resultados

De los seis casos que permitían el acceso a los informes médicos, surgieron los siguientes detalles:

1. Dolor en la espalda. Sheila Lambshead era una mujer de 45 años, que fue a una reunión de Cerullo en 1990. Proporcionó una historia médica de 15 años de constante dolor en la espalda, que ella atribuía a un disco vertebral desplazado. Le había provocado dejar el trabajo y la había reducido a usar un bastidor Zimmer en casa y silla de ruedas en el exterior. Había sido tratada con analgésicos, fisioterapia, acupuntura y con un corsé. En la reunión, Cerullo había puesto sus manos sobre su cabeza y rezado por ella. Ella afirmaba que inmediatamente el dolor había abandonado su cuerpo, y que subsecuentemente permanecía bien.

Una placa de rayos X de la zona lumbar de la columna de la Sra. Lambshead había mostrado un estrechamiento marcado del espacio del disco L5/S1, con formación osteofítica. Posteriormente a su curación, la radiografía se repitió y no presentó cambios.

Dado lo severo de la degeneración de la base de su columna, su cirujano ortopédico concluía que el mal visto en la radiografía era el causante de los síntomas que sufría. Sin embargo, se notaba una discrepancia. Su dolor se extendía a brazos y cuello. El no creía necesario que la paciente usara una silla de ruedas, y junto con otro colega comentaba de un "overlay funcional". Se observaba también que sus síntomas le deprimían mucho, tanto que la paciente quería acabar con su vida. Su visita a la reunión de 1990 le había proporcionado una nueva razón para vivir. Tenía una fe recién encontrada, un sentimiento muy real de que su vida tenía un nuevo significado. Encontraba un sentimiento interno de paz y dicha, y afirmaba tener una nueva capacidad de amar a los demás. La misión había tenido un gran efecto en su espiritualidad, y los factores psicosomáticos eran claramente muy poderosos. Sus informes mostraban que había tenido un episodio de dolor en la espalda posterior a la misión, que resultó en la prescripción de analgésicos.

2. Visión pobre. Durante la misión, se afirmó que varios niños pequeños habían sido curados de sus problemas visuales, y que habían dejado de necesitar gafas. El único niño cuyos padres autorizaron un estudio público tenía 3 años, y se llamaba Azam Anjum. Poco antes de la misión, el pediatra había sospechado que tenía estrabismo y tras un examen de rutina (apropiado para esa edad) se le había diagnosticado un ojo izquierdo vago. Se debía a hipermetropía y astigmatismo. Este examen inicial sugería una visión muy pobre con el ojo izquierdo. Y se quedaba a la espera de una revisión posterior.

En ella, se obtuvo una medida mejor de la visión del ojo izquierdo, lo que la madre de Azam tenía por prueba del milagro. Sin embargo, la oftalmóloga creía que ello se debía a que el niño estaba menos fatigado y confirmaba que el problema subyacente persistía. Era de la opinión que si no se le tapaba a Azam el ojo bueno, el niño corría el peligro de perder la visión del ojo vago. Los padres accedieron a permitir que el niño volviera a usar sus gafas de nuevo, y a llevar un parche ocular para ejercitar el ojo izquierdo. p.31

Posteriormente, el niño hizo grandes progresos, aunque requería llevar importante aumento en cada ojo.

Un panfleto promocional de Cerullo incluía al siguiente aserto de la madre, veraz pero engañoso: "Mi hijo tenía visión muy pobre y no podía ver con el ojo izquierdo... Desde la Misión, se ha curado y ahora puede ver claramente con los dos".

3. Dolor en la rodilla. Arlene Braham era una mujer de 26 años que afirmaba haber sido curada de una historia de dolores en la rodilla que tenía desde hacía 12 años. Decía que se le había propuesto cirugía, pero que no había querido operarse. Su historia médica informaba que unos quince meses antes había visitado a un cirujano ortopédico, quien no había encontrado anormalidad clínica significante, pero según las radiografías mostraba signos de chondromalacia patellae. Se le aseguró a la paciente que no tenía nada significativamente mal que hiciera precisa la cirugía. En aquella época había pedido a su médico de cabecera fisioterapia privada y desde entonces no había consultado con su doctor.

4. Fibroma. Georgine McHale era una mujer de 46 años de edad, que afirmaba haber sido curada milagrosamente de un fibroma. La oficina de Cerullo decía al respecto: "su testimonio es muy sólido, y completamente documentado". Su doctor informó que ella se le había presentado en abril del 92 con fuertes periodos. El análisis hormonal indicó que la paciente se acercaba a la menopausia. No había ninguna indicación de haberse detectado la presencia de un fibroma en el examen, pero se programó una prueba de ultrasonidos para investigar tal posibilidad. Se realizó tres semanas después de la misión, y mostró dos quistes ováricos, pero ningún fibroma.

5. Bulto en la ingle. Ann Terry era una mujer de 53 años, que temía que tuviera cáncer. Se había extirpado en 1981 un melanoma maligno de su pie. Acudió a su hospital en la semana de la misión, con lo que ella describió como un dolor en su ingle, temiendo que fuera una recurrencia de su cáncer. Una médico generalista de guardia la vio, y anotó un comentario de una sola línea en su historial: "Quiste levemente inflamado. Perianal. Informado". Le recetó sólo una loción de filtro solar. La doctora solicitó otra visita, confirmando entonces que sólo era un pequeño grano. No se creyeron necesarios tratamiento, investigación ni seguimiento ulterior. Tres días más tarde, tras asistir a la misión, p.32

la Sra. Terry volvió a la clínica. La atendió otro doctor, quien escribió sólo que la paciente afirmaba haber tenido una historia de dolor en la espalda desde hace ocho años, que no había respondido a terapia de ultrasonidos, pero que había sido curada instantáneamente en la misión. Su médico de cabecera confirmó que la paciente creía ahora haberse curado. No se apuntó observación clínica alguna, pero la paciente asegura que fue reexaminada y que el doctor le había comentado que podía ver dónde había estado el grano.

6a. Dolor en la espalda. Maureen Daes era una mujer de 43 años, que afirmaba haber tenido una historia de dolor en la espalda desde hace ocho años, que no había respondido a terapia de ultrasonidos, pero que había sido curada instantáneamente en la misión. Su médico de cabecera confirmó que la paciente había estado de baja durante mucho tiempo debido a un dolor de espalda crónico. Una radiografía de la región vertebral lumbar, de febrero de 1992, había sido informada como normal. Cuando hablé con ella por teléfono después de la misión, me dijo que no había vuelto a tener dolores hasta el día de mi llamada, en que habían reaparecido. Dijo que el diablo había vuelto a ella, pero que no lo iba a aceptar como real. Sin embargo, la publicidad consecuente de Cerullo la cita diciendo: "Desde esa tarde no he experimentado un ápice de dolor..."

6b. Quiste en el cráneo. Es interesante saber que esta señora también afirmaba haber sido curada milagrosamente cuatro años antes en otra reunión de Cerullo. Dijo haber tenido un bulto en el cráneo que le provocaba el "prolapso" de su ojo izquierdo. Su historia médica confirmó que tuvo una hinchazón en la parte exterior de su cuenca ocular, que causaba una protuberancia de su ojo izquierdo. La visitó un neurocirujano y las radiografías le hicieron pensar que era un mucocele en comunicación con el seno frontal. Recomendó expresamente una exploración quirúrgica, pues creía que el quiste podía aumentar de tamaño, pero después que la paciente fuera a una reunión con Cerullo, ella se quitó de la lista de espera, y faltó a la visita de revisión. Cuatro años después, la hinchazón no era obvia, aunque el cabello cubría la zona. La mujer se negó a una inspección detallada o a repetir la radiografía. Afirmó que su dolor se había parado instantáneamente y que su cráneo había vuelto lentamente a ser casi normal. Nos queda por lo tanto la posibilidad de especular sobre la patología, su resolución y las posibles implicaciones si el diagnóstico hubiera sido diferente.

Estos eran los mejores casos de la "Misión a Londres" del 92, seleccionados por Cerullo y presentados para investigación pública. Al día siguiente de proporcionar esta lista, Cerullo montó una rueda de prensa en Londres en la que presentó otras veinte historias. Aunque yo estaba en el edificio en ese momento, se me prohibió acudir y, a pesar de mi petición, no se permitió un exámen médico de estas afirmaciones. Se me aseguró desde la oficina de Cerullo que ellos "estarían encantados de facilitar un seguimiento", pero la promesa no fue cumplida. Sólo puedo imaginar que a la gran cantidad de personas a quienes escribí se les había instruido para no contestarme, pues sólo unos pocos lo hicieron. Algunos detalles, sin embargo, han salido a la luz.

7. Cáncer de esófago. Alfred Coombes era un anciano que afirmaba haber sido curado de una malignidad en su esófago. Rápidamente admitió que acababa de tener quince sesiones de radioterapia, y agradecía a Dios la pericia de sus médicos.

8. Sordera. Cherrelle Grant era una niña de 6 años, que no estaba en la lista original de nueve sanados, pero que había sido mencionada en la misma carta como alguien cuyos padres habían accedido cooperar dependiendo del resultado de una cita clínica para agosto. La oficina de Cerullo me prometió informarme sobre el caso, pero nada supe durante un año.

Se había informado por el Dr. Martin Soole (11), que la historia de esta niña era uno de los tres casos investigados y discutidos por el panel médico del propio Cerullo en junio de 1993. Un médico visitó a la niña en su casa, y discutió su historia con sus padres. Sin embargo se negaron a permitir el acceso a la historia médica, de manera que no se puede establecer si ella estaba sorda (y en qué grado) ni si ahora puede oir.

Su caso se presentó una semana después en el "Simposio de Curación" de Cerullo celebrado p.33

en Birminghan en julio del 93. Se afirmó que se había vuelto a examinar a la niña. y que su oído era un 95% del normal.

9. Diabetes. Edna Merryman afirmaba haber sido curada de diabetes en una reunión de Cerullo del 84. Su doctor confirmó que se trataba de una tardía arremetida de una diabetes de tipo 2 que había desaparecido antes, pero vuelto a comenzar. Aunque este dato se comunicó en la BBC TV en agosto del 92, su historia sigue siendo usada en los anuncios de Cerullo del 93.

10. Apoplejía. Sharon Oakley, una enfermera dio su testimonio desde la plataforma de la Misión frente a 8.000 personas. Afirmó haber sido curada totalmente de una severa hemiplejia. La llamé por teléfono. Se mostró muy cooperadora, y me dio los detalles médicos y accedió a enviarle un consentimiento por escrito ese mismo día. Nunca lo hizo. La oficina de Cerullo insistió en que todas mis pesquisas debían realizarse a través de ellos, y que mi llamada de teléfono era una "invasión de la vida privada". Entonces pregunté a través de ellos, y no supe nada más.

11. Desorden en la rodilla. Luan Spurgeon era una chica de 17 años, con una breve historia de dolor en la rodilla. En la reunión de Cerullo, ella anduvo sobre la plataforma, llevando una muleta que fue lanzada dramáticamente hacia un asistente. La publicidad de Cerullo incluye ahora una fotografía de la primera página de un periódico local que incluyó esta historia. La chica me contó que había acudido a un centro de urgencias médicas con dolor de rodilla. Allí no se le hicieron radiografías, ni se hizo diagnóstico firme, aunque le dijeron que creían que la causa era muscular y le dejaron una muleta. No se programó una inspección posterior, ni otro tipo de investigación o prueba. Ella se negó a darme acceso a la historia de su caso. Su historia ha sido fuertemente publicitada por la organización del Dr. Cerullo y parece ser su caso más sensacional.

Entre las personas que afirmaron ser curadas pero cuyos nombres no salieron a la luz por una razón u otra, hemos obtenido los siguientes detalles:

12. Cadera desplazada. J.B. era una mujer de 30 años, que afirmaba tener un desplazamiento de cadera congénito que le había provocado un acortamiento de la pierna y artritis en las articulaciones. Afirmaba haber sido curada del dolor, pero se negó a repetir radiografías, pues no creía que la cadera se hubiera alterado. Continuó teniendo dolores en la pierna y aún cojea.

13. Visión reducida. Janet Nwatu es una visitadora médica que afirma haber sido curado en su visión pobre. Pude localizar el centro de salud donde trabajaba, así que le escribí. No contestó a mi carta. Su historia se incluía en la publicidad de Cerullo: "Mi visión era muy mala. La tarde del miércoles, en la Misión, sentí como si cayeran escamas de mis ojos. Desde entonces, puedo leer y escribir, y veo perfectamente sin gafas. Mis colegas en el trabajo están asombrados.

Un año después, ella contó su historia a un periodista. Dijo que tras su curación se había quitado las gafas, pero que seis semanas después desarrolló fuertes dolores de cabeza y cansancio de ojos. Así que volvió a su óptico quien le dijo que su visión se había empeorado, y que necesitaría gafas más potentes. Informó de esto a la oficina de Cerullo y se le dijo que debía rezar más intensamente. Se sintió enfadada y defraudada. A pesar de este fallo, aún intentó volver a Cerullo, para intentar de nuevo una curación milagrosa.

14. Neuroblastoma. Natalia Barned era una niña pequeña que, según se dijo en la plataforma de Cerullo, había sido curada de "un cáncer en la sangre y en los huesos". Entonces corrió sobre el escenario para beneficio de la audiencia. Era obvio que se trataba de una niña muy enferma, aunque Cerullo insistió que si ella volvía a los doctores ellos confirmarían su sanación. En los días siguientes, la niña precisó de nuevas transfusiones de sangre, y permaneció seriamente enferma. Una investigación de la ITN (12) ha revelado que murió dos meses después.

15. Visión reducida. Temitope era una de los niños a quienes sus padres quitaron las gafas, que insistían en que se había curado. Inicialmente, dijeron que querían cooperar con mi investigación y me dieron su dirección. Posteriormente, les visité en su casa. Había tenido unas gafas muy gruesas que se le retiraron durante la Misión y que fueron mostradas al público. Morris Cerullo se refirió a esta curación en televisión y al final de la semana se le invitó a volver para volverse a asegurar, después de lo cual hizo varias alusiones a la sanación. Me preocupó ver volver a casa a la niña sin sus gafas desde la escuela. Los padres confirmaron que no habían devuelto las gafas a la niña, a pesar de que ella se lo había pedido. Se negaron a permitir que organizara un examen de su visión.

16. Daño en la ankle. Audrey Reynolds, de 25 años, afirmó ser curada de un daño en la ankle. Estaba tan convencida de su completa recuperación que dejó de tomar su medicación contra la epilepsia. Seis días más tarde tuvo un ataque en el baño y pereció ahogada. Sir Montague Levine, Coroner de Southwark, comentó: "Es una tragedia que ella fuera a esa reunión. Creía ahora haberse curado. Es triste decirlo, pero ello le llevó a la tumba."

Antes de su Misión a Londres del 93, Cerullo constituyó un panel médico para examinar algunas de las presuntas curaciones, para poder presentar casos en una rueda de prensa especial que había organizado. En una nota de prensa (13) había prometido que esto sería un simposio médico en el que se presentaría "evidencia irrefutable" de las curaciones milagrosas. Al final, los médicos sólo discutieron tres casos en detalle (14).

Los padres de Cherrelle Grant, se supo entonces, no iban a proporcionar evidencia médica de su sordera (caso 8) y la historia del fibroma de Georginia McHale (caso 4) siguió siendo poco relevante. Se incluyó sin embargo otro caso más.

17. Pulmón colapsado. Gloria Malcom afirmaba haber sido curada de un pulmón parcialmente colapsado. Su médico, sin embargo, informó al panel que la radiografía de tórax mostraba que la paciente tenía algo de consolidación del pulmón, pero que no mostraba evidencia de colapso. Esta dolencia podría posiblemente estar producida por una infección de pulmón previa. A pesar de que esto era sabido por la organización de Cerullo en junio, los anuncios proclamando su cura continuaron apareciendo en agosto (15).

18. Fiebre del heno. El Dr. James Muir era un importante miembro del panel médico de Cerullo. El afirmaba haber sanado de una fiebre del heno, hacia el final de la estación de esta enfermedad, en la última semana de junio de 1992. Sin embargo, la sanación no constituía para él una cura, y p.35

subsecuentemente admitió haber tenido síntomas en 1993.

El Dr. Muir era uno de los seis médicos invitados a participar en el "Simposio de Sanación" de Cerullo, celebrado en Birmingham en julio de 1993. Otros médicos fueron excluidos. Esto no impidió a la oficina de Cerullo liberar una nota de prensa posterior diciendo que "más de 450 médicos y directores de iglesias" habían asistido. De las historias que quedan sin contar, hay dos que merecen atención.

19. Asma. El joven de 19 años Malcom Searle era uno de los "mejores casos" originalmente presentados en julio del 92. Afirmaba haber curado de un asma que le obligaba a usar inhalador tres o más veces al día. Había firmado un consentimiento para permitirme interrogar a su médico. Sin embargo, su médico de cabecera replicó que "Malcom ha afirmado que ya no está interesado. Por lo tanto no puedo ayudarle".

Esto habría sido aceptable si no fuera porque su historia fue usada continuamente en los anuncios de la Misión a Londres del 93. Un periodista le telefoneó a casa, pero inmediatamente Malcom le colgó. El asma es una condición que puede remitir, y puede tener un elemento psicosomático. Sería en cualquier caso interesante saber cuánto inhalador ha usado en verdad durante el último año. Con ese dato, una cura sería altamente improbable en el normal curso de la enfermedad.

20. Sordomudo. Elijah Lewis tenía 6 años cuando compareció ante las cámaras durante la misión de 1992. Sus padres dijeron que había nacido sordo y que no podía hablar. Ahora, nos dijeron, había sido curado. Cerullo intentó hacerle contar números, pero recurrió a los dedos cuando se dio cuenta de que no podía oírle. El niño gurñó como respuesta, haciendo sonidos similares para cualquier número de dedos que levantara Cerullo. Parecía obvio que el niño no podía ni oír ni hablar. Tampoco sería difícil tener a ese chico propiamente asesorado.

Por lo tanto fue un tanto sorprendente encontrar que la curación de este chico se usó marcadamente en la propaganda del 193. Su fotografía apareció en los periódicos, y en anuncios de página completa con lista de personas curadas milagrosamente aparecía el primero.

Cuando un periodista contactó con el hogar de los Lewis, se le dijo que la familia había sido instruida para no hablar con la prensa y que todas las cuestiones deberían hacerse a través de Greg Mauro, el director europeo de Cerullo.

Curiosamente, este niño no ha vuelto a aparecer en la plataforma este año. Esta presunta curación ha sido ahora objeto de una queja formal por parte de la Autoridad de Estándares de Publicidad.

En un documental de televisión de "Heart of the Matter" (16), la periodista Joan Bakewell presentó sucintamente varios de estos casos. Al final del programa, como queriendo balancear tales descubrimientos negativos, un doctor de Leeds presentó el caso de Lloyd Twibill. Este niño tenía un fibrosarcoma congénito que el doctor creía que había sido curado milagrosamente.

Posteriormente, el cirujano del niño y el oncólogo se quejaron vigorosamente de cómo se había presentado el caso en la TV. Los fibrosarcomas congénitos no presentan metástasis más que en un 10% de los casos, y globalmente los tumores de tejido blando neonatales suelen recurrir frecuentemente. Colegas de otros centros les habían avisado de otros casos de regresión espontánea. Por lo tanto, habían suprimido la cirugía, por buenas razones científicas, y su optimismo había sido recompensado. No había duda de que se trataba de una curación espontánea: el tumor remitió gradualmente a lo largo de los siguientes seis meses (17).

En la oficina de Cerullo me dijeron: "Si en este caso tan claro no está dispuesto a reconocer p.36

que hay una explicación milagrosa, no merecerá la pena que nuestra organización (Morris Cerullo World Evangelism, MCWE) le proporcione más datos para su examen". Les di detalladas explicaciones de por qué no podía aceptar esta historia como milagrosa y desde entonces no he vuelto a tener su cooperación.

Misión a Londres 1993

Este año han vuelto a hacerse afirmaciones similares a las anteriores, y a pesar de la falta de cooperación y continua obstrucción por parte del MCWE, he podido investigar dos casos.

21. Visión reducida. La madre de Emmanuelle Shean afirmó en la plataforma de la misión que su hija tenía visión pobre y ahora estaba curada. Después llamó a la ITN y se ofreció a llevar a su hija y permitir un reexamen por su oftalmólogo ante las cámaras. Su historia se emitió en el "Noticias a las 10". El médico encontró que el problema visual de la niña permanecía sin cambios (18).

22. Rashida Smith. Esta señora causó furor cuando ella informó haber sido sanada de artritis reumatoide, esclerosis múltiple y ceguera. Mostró su bastón de ciega, y gafas oscuras, a Morris Cerullo. Sin embargo, andaba de manera tan inestable que fue poco convincente. Cerullo dijo que no estaba curada, pero que había sido "tocada". Un momento antes, se le había visto a ella llevando un amplio sombrero rojo, levantándose lentamente de su silla de ruedas. Le llevó unos cuarenta minutos subir a la plataforma, necesitando varios asistentes para conseguirlo.

La noche siguiente, sin embargo, con gran aclamación por parte de a multitud, fue anunciado por el Sr. Cerullo que su curación había progresado y ahora estaba curada de su problema cardiaco, diabetes y parálisis. Los médicos, dijo ella, le habían dicho que nunca volvería a andar. Entonces anduvo a lo largo del estadio frente a una audiencia extática.

Después, dio permiso escrito a ITN para que su médico proporcionara un informe, y pude hablar con esta persona en representación del canal de TV. Renuentemente, me dijo que, incluso con permiso escrito, no podía revelarnos lo que estaba escrito en su archivo sin explicar previamente a su paciente la naturaleza de estas anotaciones. Si la mujer estaba de acuerdo entonces -y tuve la impresión de que la médico creía que no lo iba a estar- ella estaría encantada de cooperar. La paciente, en cualquier caso, no estaba preparada para ver a su médico personalmente.

Para mí estaba claro, leyendo entre líneas esta conversación, que su alucinante historia era fundamentalmente incierta. Sufrir de enfermedad del corazón, artritis reumatoide, esclerosis múltiple causante de ceguera y parálisis, condenándole a permanecer en una silla de ruedas, todo a la vez, sería un fenómeno realmente notable. Raramente se encuentra tanta enfermedad en un solo cuerpo. Es difícil imaginar qué impedía a la médico contar los hechos claramente, si la mujer sufriera realmente de lo que decía. Fue la preocupación de la médico por proteger a su paciente lo que indicaba que esta historia fantástica no podía ser tomada en serio. Esta impresión fue confirmada por las investigaciones de ITN en casa de la señora (19).

Discusión

La popularidad de los curanderos de la televisión les ha hecho muy ricos, y la organización de Cerullo asegura que sus fondos superan los 40 millones de dólares. Conseguir ese dinero está facilitado por la mística de los poderes presuntamente sobrenaturales, y una audiencia no está en condiciones de evaluar lo que ve.

Aquellos SF que han caído en desgracia lo han hecho debido a escándalos sexuales o financieros, que parecen más fácilmente expuestos que documentar la falsedad de su poder de hacer milagros. p.37

En nuestra aldea cada vez más global, la riqueza de los SF les permite operar en cualquier sitio. No son solamente gente que afirma tener tales poderes. Muchos practicantes de terapias alternativas en culturas diferentes, desde los cirujanos psíquicos a doctores-brujos, hacen afirmaciones similares y consiguen presumiblemente los mismos resultados.

Los casos descritos aquí ponen de manifiesto los niveles de confusión reinantes. ¿Qué es un milagro? ¿La sanación es siempre una cura completa?

En 1735, el cardenal Lambertini estableció una serie de criterios para saber qué es un milagro, basándose en el Nuevo Testamento, ostensiblemente usado en Lourdes hasta hoy mismo (20). La enfermedad debe ser incurable y no una que pudiera remitir. No debe proporcionarse tratamiento alguno, y la cura debe ser instantánea y completa.

Estos criterios fueron puestos ante el panel médico de Cerullo, pero fueron rechazados por ser demasiado rigurosos. Sin embargo, no tenían otro criterio en su lugar, y usaban los términos sanación, mejora y cura casi indistintamente.

El recordar el fenómeno de remisión de un cáncer suena siempre como una excusa de escéptico, pero es cierto que los cánceres a veces remiten. El neuroblastoma, por ejemplo, es uno de los tipos más comunes de tumor que presentan remisión espontánea. Si esto le hubiera sucedido a Natalia Barned, aún así habría parecido milagroso, y sin duda hubiera sido proclamado como tal milagro. Uno de los últimos milagros de Lourdes (1963) se trataba de un tumor bastante raro de pelvis que gradualmente remitió durante varios meses (21). Estos procesos, sin embargo, nunca suceden instantáneamente. El tumor de Lloyd Twibidualmente remitió durante varios meses 21 . Estos procesos, sin embargo, nunca suceden instantáneamente. El tumor de Lloyd Twibill se calificó de "maligno", pero muy pocos de estos raros tipos de cáncer han conducido a una metástasis. Desapareció a lo largo de seis meses.

El quiste de Maureen Dawes en el cráneo parecía como un tumor, y se resolvió espontáneamente, y muy gradualmente, posiblemente por drenaje en el seno frontal.

La ansiedad de Ann Terry, temiendo sufrir una recurrencia de su melanoma maligno, es algo con lo que podemos simpatizar. Quizá el doctor de guardia que la vio no apreció completamente cómo se sentía la paciente, y no le tranquilizó adecuadamente. Granos levemente inflamados pueden capturar nuestra atención sin tener en cuenta su tamaño o importancia.

Los pacientes a menudo no se dan cuenta de la causa por la que se hacen pruebas, y las explicaciones siempre requieren mucho tiempo. Georginia McHale, probablemente, no comprendió que su sesión de ultrasonidos se hacía para ver si existía un fibroma, no para confirmar un diagnóstico que ya había sido hecho.

El cáncer de esófago es una enfermedad seria, pero Alfred Coe entendió que su sesión de ultrasonidos se hacía para ver si existía un fibroma, no para confirmar un diagnóstico que ya había sido hecho. El cáncer de esófago es una enfermedad seria, pero Alfred Coe que va a un SF.

La diabetes también es algo serio. Muchos pueden pensar que siempre requiere insulina. Sin embargo, el tipo más común de diabetes de adulto es normalmente suave y controlable sólo con dieta. Se puede argumentar que tales pacientes son diabéticos sólo cuando engordan o comen cosas dulces.

La anatomía de la rodilla es tal que a veces no está claro cuál es la causa de un dolor en ella. Las investigaciones sólo se garantizan si el dolor no desaparece. Como con muchas otras enfermedades, el tiempo y el reposo son grandes curadores. Los departamentos de accidentes a menudo proporcionan muletas por estas razones.

Similarmente, la silla de ruedas parece el marchamo más distinguido de un "caso genuino". Sin embargo, si el paciente no puede andar, necesitará ser empujado, y mucha gente disfruta del lujo de tal modo de transporte, y la atención que lo acompaña. Pueden existir beneficios reales para el paciente que adopta un papel de inválido. En ocasiones, un doctor va de visita a casa de un paciente, y mientras se aproxima, ve que el p.38

enfermo está andando por su propio pie en casa; cuando le recibe, momentos después, el paciente está sentado en la silla de ruedas de nuevo.

El apoyo emocional que pueden crear las reuniones de sanación pueden producir que algunos síntomas desaparezcan durante semanas. El dolor en la espalda de Maureen Dawes podría ser un ejemplo, mientras que Janet Nwatu pareció arreglárselas unas semanas sin sus gafas.

Los peligros de creer que te has curado cuando no es así están ejemplificados en la triste historia de Audrey Reynolds, que murió tras dejar de tomar su medicación. El Sr. Cerullo insiste que el no dice a la gente que deje de seguir su tratamiento sino que lo informen a sus médicos.

En la práctica, lo que dice a menudo, como lo hizo este verano a un niño asmático que tenía su inhalador en la mano: "si vuelves donde tu médico, él te dirá que ya no lo necesitas". Esto podría parecer una buena razón para no tener que volver al doctor.

Janet Nwatu, una profesional de la salud, vio adecuado desprenderse de sus lentes. Maureen Dawes se quitó de la lista de espera para una operación, a pesar de estas recomendaciones. Los padres de Temitope no vieron la necesidad de comprobar de nuevo la visión del niño.

Noche a noche gente discapacitada era inducida a abandonar sus sillas de ruedas, corsés o muletas. A los niños se les quitaban las lentes y ayudas auditivas. Nada de esto se hacía con la aprobación de médico alguno.

Conclusión

Se le pidió a Morris Cerullo proporcionar sus mejores casos para investigación pública. Tras pesquisas intensivas que incluían mandar un cuestionario a mucha gente de su lucrativa lista, fue imposible encontrar un sólo milagro. Como informó uno de los médicos de su panel, no han descubierto nada que se aleje de lo normal en la experiencia clínica (22). Sin intimidarse, sigue anunciando en sus reuniones: "Cualquier tipo de enfermedad se está curando ahora".

Agradecimientos

Quiero agradecer a los médicos que cooperaron con mi investigación.

¿QUIÉN EN ES MORRIS CERULLO?

Héctor Avalos (23)

Naciendo de un vacío de poder creado por la caída de Jim Baker y Jimmy Swaggart, Morris Cerullo ha emergido como uno de los televangelistas más poderosos del mundo. Es un combativo predicador visto por millones de personas cada semana, especialmente en los Estados Unidos y América Latina.

Según su autobiografía, "Del Judaísmo a la Cristiandad" (publicada inicialmente en el 62 y revisada en el 65), Cerullo nació en Passaic, NJ, el 2 de octubre de 1931. Creció en un orfanato judío y se convirtió de adolescente al cristianismo.

Aunque Cerullo encabeza actualmente su propio ministerio independiente, fue ordenado como ministro de las Asambleas de Dios en 1952, la principal denominación Pentecostaliana del mundo. Las Asambleas de Dios entonces contaban con Jimmy Swaggart y Jim Bakker como ministros. Cerullo condujo iglesias en New Hampshier e Indiana en los años 50, pero su gran éxito se produjo en el sur de California. En San Diego, donde aún mantiene su cuartel general, organizó el Morris Cerullo World Evangelism Inc. (MCWE, Evangelismo Mundial de Morris Cerullo, S.A.) en 1961. Para los 70s, había ganado amplia notoriedad gracias a sus apariciones en televisión.

En los años 80, Cerullo era probablemente más conocido en Hispanoamérica que en los EEUU. Se hizo especialmente famosos por sus cruzadas anticomunistas llenas de retórica p.39

muy poco diplomática. Se ha informado que fue censurado varias veces en Argentina por tales declaraciones. En 1981 el gobierno nicaragüense le impidió la entrada en el país.

En 1990 Cerullo ayudó a comprar, por una cantidad en torno a los 50 millones de dólares, dos de los principales elementos del imperio de Jim Bakker: la cadena de satélite PTL (Praise The Lord, Alaba al Señor) y el parque temático cristiano en Fort Mills, Carolina del Sur, conocido como Herencia Americana. Aparte de sus programas de TV para recaudar fondos, el dinero para esta compra venía de banqueros malayos y un buen número de acaudalados, pero anónimos, donantes. Al poco la MUI (Industrias Unidas Malayas) se hizo propietaria del parque temático, mientras que Cerullo se quedaba con el control del medio de comunicación. La cadena de satélite PTL alcanzaba, según se dice, a 7 millones de hogares en 1990, y su programa de bandera, "Victoria con Morris Cerullo", se emite para EEUU y Canadá.

Para poder entender a Cerullo y su popularidad, uno debe comprender su mensaje pentecostaliano. Esta confesión es un movimiento cristiano en rápido crecimiento que hace hincapié en que los poderes milagrosos atribuidos a los primeros cristianos en el Nuevo Testamento (como la CF o el don de lenguas) son todavía conseguibles y deben ser activamente cultivados. Estos poderes se confieren a los creyentes en una ceremonia llamada "Bautismo del Espíritu Santo", que, después de la salvación del pecado, es una de las principales metas importantes para los pentecostalianos. El énfasis dado al acceso del poder milagroso es una de los ganchos para la gente que se siente impotente en este mundo.

Pero quizá la parte más atractiva del mensaje pentecostal de Cerullo es la afirmación de que se puede acceder a la curación instantánea. El pentecostalismo pretende ser, en parte, un sistema de curación alternativo o complementario para sus clientes. No es sorprendente que este movimiento crezca en zonas donde la gente no puede pagar una buena atención médica, o cuando la práctica médica convencional no ha proporcionado resultados satisfactorios desde el punto de vista del paciente. En resumen, el éxito de Cerullo descansa en su habilidad para vender, y sacar provecho, su afirmación de tener acceso inmediato a un plan de salud divino, universal e instantáneo. Cerullo será más o menos poderoso en el futuro dependiendo de cómo la comunidad científica y médica desenmascare la falacia de sus afirmaciones (24).

NOTAS

1.- La revista Free Inquiry se publica trimestralmente por el Consejo para el Humanismo Laico y Democrático (CODESH), una organización no lucrativa que promueve una visión humanista, laica democrática y pluralista de la sociedad. Es la principal asociación de pensadores ateos a nivel mundial, y mantiene una colaboración, aunque no están relacionados, con el Comité para la Investigación Científica de los Presuntos Hechos Paranormales (CSICOP).

2.- Paul Kurtz, aparte de ser editor de la revista Free Inquiry, es presidente del CODESH, y también del CSICOP.

3.- De aquí en adelante nos referiremos a la curación por la fe como CF (N.de T.).

4.- Este trabajo se presentó exhaustivamente en Free Inquiry. Ver el número especial de Primavera de 1986 sobre "Una investigación de la curación por la fe", y artículos en los números de Verano y Otoño de ese año. Ver también el libro de James Randi -The Faith Healers- (Prometheus, Buffalo, N.Y. 1987)

5.- Análogamente, los sanadores o curanderos por la fe se designarán SF. (N. de T.)

5.- Se ha optado por el neologismo –televangelista- para referirnos a los pastores evangelistas que tienen programas -o incluso cadenas- de televisión (N. de T.)

7.- En la visita de James Randi a nuestro país, en Noviembre de 1994, el mago nos mostró una parte de un especial sobre el tema para la serie –Nova- de documentales, sobre este sujeto. En primer lugar, podíamos ver cómo se acercaba a una pareja y les decía sus nombres, direcciones, doctores y males, algo realmente increíble. Pero Randi pasaba la secuencia otra vez, incluyendo la grabación de los mensajes que le eran radiados por su mujer. Entonces quedaba claro cómo adivinaba tantas cosas... (N. de T.)

8.- Peter May, médico, tuvo recientemente la oportunidad de evaluar las afirmaciones de CF de Morris Cerullo, un evangelista americano que ha llevado su cruzada a Gran Bretaña. Aunque es un cristiano practicante y una autoridad anglicana, el Dr. May es escéptico de los presuntos poderes de curación de Cerullo, y nos cuenta por qué. Peter May es un médico generalista en el ambulatorio de Grove de Southampton (GB). Es miembro de la Hermandad Cristiana(Christian Medical Fellowship). Es también miembro del Sínodo General de la Iglesia de Inglaterra y sirve en su Departamento de Misiones.

9.- Ver James Randi, -The Faith Healers-, Prometheus, 87

10.- Informe de la misión a Londres de Morris Cerullo World Evangelisme (MCWE), 1992

11.- M.Soole, ÒReport on the Medical Review Group of MCWEÓ, Junio, 1993

12.- Independent Television News. En el programa -Noticias a las 10- informe -Focus on Britain-, 20 de Julio de 1993.

13.- MCWE, nota de Prensa. 20 de Agosto del 94.

14.- Ver nota 9

15.- Church of England Newspaper, 6 Agosto 93, p. 95

16.- El quid de la cuestión o La madre del cordero

17.- British Journal of Cancer (1992), 66, sup. XVIII p.72ó75

18, 19.- Ver nota 10

20.- St. John Dowling, Lourdes Cures ant their medical assesment. Journal of the Royal Society of Medicine, 1984.

21.- Prof. M. Salmon, The extraordinay cure of Vittorio Micheli, 1972

22.- Martin Scoole. Carta a Greg Mauro, 30 Junio 1993

23.- Héctor Avalos es profesor adjunto de estudios religiosos en la Universidad del Estado de Iowa en Ames.

24.- Morris Cerrullo. From Judaism to Christianity, 1962. P.40

El proceso de explicación

La filosofía y lo paranormal (III). William Grey

Este es el tercero de una serie de cuatro artículos en los que el Dr. William Grey del Departamento de Filosofía de la Universidad de New England, Armidale, examina algunas cuestiones fundamentales suscitadas por las pretensiones de lo psíquico y lo paranormal.

Los límites de la Ciencia

En el primer artículo de esta serie ("Ciencia y Pseudociencia", LAR, n1/4 32), analicé la naturaleza de lo paranormal y el cambio tan radical que supondría para nuestras creencias más básicas si esta clase de afirmaciones fueran ciertas. Posteriormente ("La búsqueda de la verdad", LAR, n1/4 33) señalé que la creencia en lo paranormal no es consecuencia de un funcionamiento mental incomprensible entre sistemas de creencias genuinos y erróneos. Es el momento de prestar atención a algunas importantes diferencias entre ambos.

Ha habido muchos intentos de desarrollar un criterio de demarcación para distinguir la investigación sistemática y genuina (ejemplificada, decimos, por la ciencia) de la pseudociencia. Los intentos de proporcionar un criterio preciso y riguroso para distinguir la ciencia de otras formas de investigación tiene una larga historia. Es un tema central para la Filosofía de la Ciencia y es imposible hacer justicia a tan compleja historia en un breve espacio. Sin embargo, es un tema que afecta directamente los asuntos aquí tratados y por ello no podemos ignorarlo completamente.

Francis Bacon (1561-1626) es una figura fundamental en el desarrollo de un método científico sistemático. Bacon pensaba que la investigación rigurosa debería emplear el método inductivo: dicho de forma simple, que deberíamos comenzar con las observaciones y usar éstas para construir las teorías. De acuerdo con Bacon, la ciencia sería el cuerpo de hechos, teorías y métodos recogidos en textos científicos, y los científicos son las personas que contribuyen a engrosar ese cuerpo de conocimientos. En esta concepción, el progreso científico es el proceso por el cual se van añadiendo estos elementos al cuerpo general de conocimientos. Esta concepción acumulativa del desarrollo del conocimiento científico ha sido llamada, despectivamente, "teoría del cubo".

El método inductivo, asociado con Bacon, ha sido criticado en el siglo XX de forma muy notable por KARL POPPER (1959,1963). La idea central de Popper es que cualquier teoría que afirme debería pronosticar observaciones específicas que justificaran su rechazo. El método inductivo, desde el punto de vista de Popper, fracasa al enfrentarse con este requerimiento fundamental. Lo sucesores de Popper, tales como IMRE LAKATOS Y THOMAS KUHN, han sugerido modificaciones significativas a la concepción popperiana. Pero aunque Kuhn (1970) cambia un número de principios popperianos básicos acerca de la investigación científica, hay muchos puntos en los que ambos están de acuerdo. (Para una lectura introductoria acerca de las cuestiones relacionadas con el problema de la demarcación, ver Chalmers, 1982).

Además del inductivismo de Bacon y del falsacionismo de Popper, se han sugerido otros candidatos como principios de demarcación, destacando el criterio verificacionista propuesto por p.41

los positivistas lógicos. Sin embargo, ninguno de los candidatos propuestos –inductivismo, verificacionismo, falsacionismo u otros- ha podido proporcionar una forma simple de distinguir claramente entre vías de investigación genuinas y falsas. No existe un principio al que nosotros podamos apelar sencillamente para distinguir investigaciones respetables y falsas en términos de los métodos empleados. Parece –sorprendentemene para muchos – que la pseudociencia no es menos racional que la ciencia en términos de los métodos empleados.Esto no quiere decir que no haya forma de catalogar una actividad errónea en cuestión; sólo que no hay una forma general de distinguir la ciencia de la pseudociencia en términos de los métodos de investigación y la estructura de las teorías.

Esta afirmación está sujeta a malas interpretaciones, por ello, debe explicarse con cuidado. Podemos, por supuesto, calificar muchas teorías como inválidas, que no proporcionan explicaciones ni conocimientos útiles acerca del mundo. Pero esto no es un juicio basado en la forma de la investigación, que sería lo decisivo, según los partidarios de los principios de demarcación.

La conclusión se alcanza, más bien, por los contenidos de la teoría. Y es, además, un juicio que se alcanza normalmente de forma retrospectiva. No existe una ley basada en principios eternos, o un único método, para determinar lo que es y lo que no es científico; los límites entre la investigación ortodoxa y la "herética" o anómala, y los fundamentos para delimitarlos están sujetos a cambio. La astrología, la alquimia y la química del flogisto, por ejemplo, fueron posiblemente programas de investigación respetables, aunque, ciertamente, no lo fueron por mucho tiempo.

Los Paradigmas de Kuhn

Kuhn ha proporcionado un relato de investigaciones empíricas que ha sido muy influyente en las ciencias naturales -para las cuales fue originalmente desarrollado- y que ha sido también extendido a las ciencias sociales. Kuhn no está interesado en ningún principio monolítico de demarcación, sino más bien en la explicación de los episodios de desarrollo de la ciencia, en los que aplica el concepto clave de paradigma. Presentaré -de forma incompleta- esta importante noción, que ha producido gran interés y exasperación. (Esta idea se desarrolla en Kuhn (1970); ver en especial los añadidos a la segunda edición. La idea se desarrolla más adelante en Kuhn (1977), cap. 12.)

Kuhn cree que la filosofía ha estado dominada por una concepción distorsionada de la ciencia. Los filósofos de la ciencia tienden a mostrar sus estereotipos acerca del desarrollo científico a partir de los libros de texto, que no son fuentes fiables para entender el proceso de desarrollo cinético. Si examinamos la historia de cerca encontramos que empiezan a aparecer imágenes diferentes acerca del proceso de desarrollo científico. Si uno resiste la tentación de simplificar, se hace difícil entender el desarrollo científico como un proceso de crecimiento acumulativo.

Una investigación más cuidadosa de los hechos históricos muestra que no se puede narrar el desarrollo de las teorías científicas en la forma en que sugiere un modelo acumulativo. Kuhn afirma que un examen detallado de estos hechos expone la inadecuación del modelo del “cubo” del desarrollo científico. (Se debería señalar aquí que Popper también rechaza el estereotipo del “cubo”.) Si se examina adecuadamente, la ciencia no se parece nada a un proceso paulatino de crecimiento. Se hace también evidente que existen importantes discontinuidades en el desarrollo teórico.

Debemos abandonar el punto de vista simplista de que el pasado de la ciencia es sólo un precursor de su presente. Los episodios de la historia de la ciencia tienen que ser examinados de forma que se respete su integridad y coherencia interna en un punto determinado del tiempo, no desde una perspectiva eterna y atemporal. Al intentar entender el pensamiento de otro período tenemos que abandonar el "provincianismo histórico" que nos lleva a creer que las cosas que preocupaban a los anteriores investigadores eran inevitablemente las mismas que nos preocupan a nosotros ahora.

El viejo estereotipo del progreso científico presupone una concepción unificada de las tentativas científicas. Sin embargo, un análisis más certero no revela tal unicidad. A menudo, diferentes investigadores estuvieron preocupados con muy diferentes problemas -lo que Kuhn describe como un "cúmulo desordenado"-. Lo que lleva eventualmente a la unicidad a una particular rama de la investigación es la aceptación de un paradigma por un grupo de investigadores. Los paradigmas desempeñan varios papeles p.42

fundamentales en la teoría de Kuhn. En primer lugar, tienen un papel social: es por la aceptación de un paradigma por lo que los expertos confirman su lealtad a una particular rama de la investigación científica. En segundo lugar, los paradigmas tienen una dimensión epistemológica: constituyen (o expresan) una constelación de teorías compartidas acerca del mundo, que sostienen los investigadores de una rama particular de la ciencia. En tercer lugar, los paradigmas cumplen una misión heurística: proporcionan modelos o ejemplares de lo que constituye un legítimo problema científico, y lo que vale como legítima solución del mismo.

La dimensión heurística es importante en el desarrollo de las teorías. La explicación, y la construcción de teorías explicativas, no es un proceso metódico y sistemático como se presenta a menudo. La imagen ordenada y deductiva de cómo se ajustan la observación y la teoría es ilusoria. La construcción de teorías explicativas es un proceso de elección de modelos útiles; se crean conexiones no siempre ordenadas y se rechazan aquellas que resultan ser inútiles.

La discusión en torno a la demarcación estuvo motivada por el deseo de encontrar algún principio que discriminara proyectos de investigación útiles e inútiles. ¿Nos ayuda la interpretación de Kuhn a diferenciar entre genuina y falsa ciencia?. La respuesta de su estudio en términos de adhesión a paradigmas parece ser negativa. No hay forma de que la lealtad a un paradigma nos ayude a diferenciar entre afirmaciones empíricas que apelan a la clarividencia, la psicoquinesis, la telepatía y cosas similares, y la clase de investigación que se sigue en los departamentos de física. ¿Por qué no se dice entonces que la astrología (o la química del flogisto) es sólo investigación generada de acuerdo con el paradigma astrológico (o el del flogisto)?. Kuhn, en realidad, rechaza esta línea de razonamiento. Los paradigmas son descartados o ignorados cuando sus limitaciones e inconsistencias requieren el desarrollo o descubrimiento de modelos representacionales más poderosos. Los paradigmas pueden llegar a ser inútiles para la consecución de lo que Kuhn llama "ciencia normal". Pero el proceso por el cual las teorías son desarrolladas y rechazadas es más complejo. La noción clásica que explica el rechazo de las teorías en términos del descubrimiento de observaciones contrarias (falsacionismo) es una burda simplificación de un proceso mucho más complicado.

En términos kuhnianos podríamos decir que la química del flogisto proveyó una vez un paradigma útil, una forma útil de organizar el conocimiento químico existente por entonces. Sin embargo, las limitaciones del modelo llegaron a ser manifiestas, y eventualmente obligaron a su abandono. Pero no hubo un único, simple y decisivo experimento que nos llevó a su rechazo. Lo que llevó al abandono de la química del flogisto -y lo que debería conducirnos a abandonar otros sistemas de creencias erróneos, como la astrología- es el hecho de que existen formas más fructíferas de interpretar y entender los aspectos que ella señala. La química del flogisto fue una teoría útil, aunque limitada para ayudarnos a organizar el conocimiento químico del siglo XVIII. Era provisional, y debido al curso de los acontecimientos, fue suplantada por teorías más poderosas que eran capaces de explicar mejor los procesos asociados al cambio químico.

Nuestras mejores teorías explicativas, que nos proporcionan una imagen comprensible de cómo funcionan las cosas, han evolucionado a través de un proceso lento de conjeturas y pruebas. Algunas veces, sucesos e hipótesis extrañas son comprobados -las rocas alguna vez caen del cielo, y los escépticos permanecen confusos- y otras veces hipótesis bastante plausibles sobreviven por un tiempo, solamente para ser drásticamente modificadas o rechazadas. Lo que se clasifica como un fenómeno anómalo de tipo "paranormal" (es decir, que cae dentro o fuera del rango aceptado de experiencias) puede variar según las circunstancias y, hasta cierto punto, lo que constituye lo "paranormal" es susceptible de tener algún contenido. En algunos casos, afirmaciones paranormales son "normalizadas" -como en el caso de los meteoritos-.

En terrenos formales, hay casos en los que las teorías pueden ser descartadas por su inconsistencia o completo fracaso a la hora de explicar la evidencia. Galileo, por ejemplo, demostró las inconsistencias de la física aristotélica. Pero es posible que teorías más equivocadas aún sean culpables de absurdos menos espectaculares. Sus errores son probablemente igual de grandes; y normalmente son empíricos en vez de formales. Su refutación demanda entonces algo más que apelar a principios formales. Esto puede hacer la refutación un poco más larga -pero no por ello menos decisiva-.

¿Qué es entonces lo que nos lleva al abandono de una teoría?. En general, lo que supone p.43

el rechazo de sistemas de creencias excéntricos es la cantidad de creencias bien establecidas que tendríamos que abandonar o, lo que es lo mismo -siguiendo la útil expresión de Asimov-, la cantidad de hechos inexplicables que supondría el aceptarlas. Todas las teorías fuertes han sido concebidas en contradicción con otras, y sobreviven a la anomalía; pero no han supuesto el derrocamiento sistemático de formas de explicación bien establecidas y triunfantes acerca de lo que ocurre en el mundo. Los intentos de asumir la causación retroactiva, la afirmación de que el mundo tiene 6.000 años, o casi cualquier hecho derivado de sistemas de creencias paranormales, son epistemológicamente demasiado caros.

El recurso a lo paranormal

No existe un principio metodológico simple al que podamos apelar para delinear una frontera entre sistemas de creencia razonados y absurdos. Pero, en general, los defectos de las teorías erróneas nos proveen suficientes razones para su rechazo. No obstante, muchos sistemas de creencias, tales como el entusiasmo por la Nueva Era, disfrutan de una enorme popularidad, a pesar de la existencia de un poderoso cuerpo de evidencias contrarias. ¿Qué lleva a la gente a aceptar tan dudosos sistemas de creencias? Mientras desarrollamos esta cuestión debe recordarse que identificar un motivo, dudoso o no, es independiente de que se socave la verdad de una creencia.

Las afirmaciones paranormales alcanzan un enorme interés popular; las refutaciones de los escépticos, en cambio, atraen una atención considerablemente menor. Los escépticos asumen a menudo el desagradable papel del crítico. El fenómeno frecuentemente observado del periódico que refleja en portada una afirmación paranormal, y después publica en cualquier rincón y de forma mucho menos notoria la retractación, no representa una conspiración de los medios de comunicación; responde a un certero cálculo editorial sobre el interés del público.

La visión del mundo basada en la ciencia se trata generalmente con sospecha. ¿Por qué ocurre esto? O lo que es lo mismo, ¿por qué son las creencias paranormales tan populares?. Una razón es que los partidarios de esta visión del mundo basada en la ciencia son vistos a menudo (no siempre injustamente) como intelectuales puritanos o excesivamente críticos. Verdaderamente, el escepticismo ha sido caracterizado como la castidad del intelecto; esto es, en esencia, lo opuesto a una sociedad epistemológicamente permisiva. Al igual que se sostiene que nuestra conducta debería circunscribirse a restricciones morales, los escépticos sostienen que nuestros sistemas de creencias necesitan circunscribirse a las restricciones de la evidencia. Otra caracterización metafórica para el escepticismo podría ser el timón del intelecto: impide que el entusiasmo creativo vaya por delante de la evidencia.

Sin embargo, muchos creen que hay notables deficiencias en construir un mundo de manera físicamente ordenada, de acuerdo con principios causales que son consistentes y comprobables. Creen que tal modelo es notablemente deficiente porque elimina, por lo menos, tres importantes aspectos de nuestro entendimiento acerca del mundo, que pueden denominarse epistemológico, ontológico y metodológico.

Epistemológicamente (se dice) la ciencia rechaza importantes formas alternativas de adquirir conocimiento acerca del mundo. La experiencia inmediata (la acusación continúa) revela anomalías, que son más seguras que cualquier refutación teórica. Ontológicamente (se añade) la ciencia examina objetos y sucesos que pueden ser medidos. Pero (se insiste) es evidente que nuestra experiencia de la realidad incluye objetos y fenómenos que eluden las investigaciones empíricas. Metodológicamente, las investigaciones científicas requieren controles, protocolos, repetibilidad y otros finos detalles que (se dice) están todos muy bien para el examen de piedras y escarabajos, pero no para el estudio de fenómenos psíquicos, efímeros y delicados.

Esto se relaciona con otro factor que refuerza a menudo esa insatisfacción con el punto de vista científico. Esta es la convicción de que la ciencia es incapaz de comprender el fenómeno de la subjetividad; la rica y viva textura de la experiencia inmediata; la realidad fenomenológica de nuestras vidas subjetivas. Esta convicción es quizá acertada. Hay alguna cosa profundamente evasiva en la conciencia y la subjetividad humanas que no parece capturarse en las descripciones puramente físicas del mundo. p.44

Un problema mayor es que al tratar los procesos cognitivos (incluyendo esos que, sea lo que sea, algunos consideran la razón fundamental de la ESP y PK) no disponemos realmente de buenas teorías. El mayor problema acerca de la cognición y las funciones cerebrales es el hecho tan próximo de la conciencia. Nuestro entendimiento de este fenómeno es parcial, fragmentario y rudimentario. Sir Andrew Huxley (1982) ha subrayado el problema en los términos siguientes:

"El mayor misterio [acerca de las funciones cerebrales] es que cada uno de nosotros es consciente de lo que acontece a su alrededor. Podemos imaginar cómo los conjuntos de células nerviosas consiguen hacer que un animal funcione como un autómata; pero cómo podría esto alcanzar la experiencia consciente es algo cuya solución no podemos ver todavía. Implica un grado mayor de dificultad que el problema de cómo el sistema nervioso funciona, que aunque inimaginablemente complejo, podemos imaginar que es como una computadora, mucho más complicada que cualquier otra computadora existente... pero no vemos de qué forma responder a la otra cuestión" [el subrayado es mío]

Esta incapacidad para ver "qué clase de solución sería" encierra el sentido del profundo rompecabezas que caracteriza a menudo la perplejidad filosófica.

Una razón para insistir en el uso de protocolos estrictos a la hora de hacer investigaciones empíricas es que ésta es la única forma de contrarrestar la poderosa propensión humana a construir los hechos de acuerdo a nuestras creencias, y no al revés. Un ejemplo notorio de este fenómeno es lo que se conoce como efecto placebo, que es la tendencia bien conocida a creer en la eficacia de un tratamiento para producir, por sí mismo, la mejora de una determinada enfermedad. Ignorar este efecto ha ocasionado creencias equivocadas sobre un número de tratamientos médicos bastante cuestionables, tanto ortodoxos como alternativos. Este fenómeno ha llevado a aceptar el protocolo llamado "doble ciego", siempre que exista la posibilidad de que los prejuicios o preconcepciones puedan sesgar los resultados del test. Esto implica que los experimentos doble ciego deberían utilizarse siempre que sea posible. (Los métodos doble ciego para comprobar la eficacia de un tratamiento, normalmente una droga, implican administrar el tratamiento de forma que ni el paciente ni la persona que lleva a cabo el experimento sepan si la sustancia dada contiene el compuesto activo o el inocuo placebo.)

Aparte de una aversión a lo que muchos parecen considerar como la estrechez de la ciencia, hay una convicción generalizada acerca de la realidad de los fenómenos paranormales que se justifican por ciertas experiencias personales que (se cree) las categorías tradicionales de causación son incapaces de explicar. Quizá muchas experiencias anómalas se explican como resultado de coincidencias, autoengaño, trucos, percepciones equivocadas, o disfunciones de una memoria muy falible. Pero a pesar de esto, mucha gente cree tener todavía alguna experiencia difícil de comprender, algo como una premonición o lo que ellos consideran una comunicación telepática, algo que sienten que la causalidad científica no puede explicar.

Ciertas consideraciones escépticas pueden animar a desarrollar una explicación plausible y nada misteriosa para tales experiencias. Pero lo que Hume (1748, p.117) llamaba el "deseo de saber" tiende a persistir. Los escépticos tienen a menudo la desagradable tarea de señalar explicaciones alternativas más mundanas, que el deseo de saber puede hacer que la gente las pase por alto. Al analizar las afirmaciones paranormales es muy importante disponer de expertos que evalúen la evidencia disponible. Con frecuencia esto no se hace correctamente, por ejemplo, cuando se utilizan científicos para evaluar las destrezas de ilusionistas como Uri Geller. Los magos como James Randi juegan un importante papel en la evaluación de las afirmaciones de lo psíquico y lo paranormal. Los científicos, en realidad, no son muy buenos a la hora de evaluar afirmaciones paranormales. Su experiencia científica no es garantía de pericia a la hora descubrir un posible engaño. Kurtz ha señalado (1985, p. 189) que "muchos ilusionistas piensan que algunos científicos, que aceptan las normas éticas de la ciencia y creen en la honestidad de sus sujetos experimentales, son a menudo, a causa de su ingenuidad, más fáciles de engañar que otras personas".

Se ha dicho en alguna ocasión que aunque los psíquicos han sido descubiertos haciendo trucos, no siempre han sido pillados y (probablemente) no siempre hacen trucos. Pero los p.45

antecedentes históricos son poco prometedores a favor de este punto de vista. Siguiendo a Hume (ver más abajo) deberíamos preguntar ¿qué es más probable, que hayamos sido engañados, o que nuestras mejores teorías acerca del mundo estén completamente equivocadas?

Con frecuencia los científicos son reacios a rechazar teorías excéntricas de áreas que no les son propias. Una razón es que están acostumbrados a normas fiables de investigación solamente entre su grupo de iguales, y en general no ven la obligación de imponer normas racionales de investigación más allá de su propio campo de conocimientos. Las controversias empíricas de las que se ocupan normalmente ocurren dentro de un cuerpo ya aceptado de hechos bien conocidos y establecidos. Estas disputas son peleas internas o endoherejías (por utilizar otro útil término de Asimov). Las disputas que se refieren a los presupuestos fundamentales en los que están basadas las disciplinas empíricas son aquellas que requieren especiales argumentos y métodos, que el trabajo habitual del científico no le anima a preparar ni a adquirir. Así, un experto en geología o evolución puede ser incapaz de rechazar con efectividad las afirmaciones del creacionismo.

Como norma general, cuanto más monstruosa es la afirmación, más ingeniosos han llegado a ser los argumentos que se erigen para defenderla. La gente con sistemas de creencias extremadamente patológicos (personas que están profundamente trastornadas) a menudo argumentan con precisión y rigor, empleando un gran ingenio y destreza al utilizar la evidencia. La integridad dialéctica del argumento es impecable; solamente las premisas son erróneas.

Quizá el declinar del Cristianismo también ha jugado un papel en el incremento de la afición popular por lo paranormal. Puede ser que este declive no haya sido acompañado de un incremento similar en la forma racional de ver el mundo, como algún optimista habría esperado, sino por un incremento en las aficiones crédulas de la gente. Lord Chesterfield señalaba que cuando la gente deja de creer en Dios, no es que no crean en nada; sino que creen en cualquier cosa. De forma similar W.H. Auden (que creía que "la irreverencia es un sacrilegio mayor que la superstición") decía que una de las principales virtudes del Cristianismo era que proporcionaba un escudo protector contra la superstición.

Los fenómenos paranormales son sucesos en los que parece haber evidencia de alguna cosa bastante insólita; frecuentemente un suceso que parece estar en contradicción con leyes de la naturaleza bien establecidas. La violación de una ley de la naturaleza es una definición de milagro, y examinaré el debate sobre los milagros en Hume en el siguiente artículo.

Referencias

Chalmers, Alan. 1982, What is This Thing Called Science? 2nd rev. edn. Milton Keynes: Open University Press.

Hume, David. 1748, "Of Miracles". In Enquiries Concerning Human Understanding, 10, (ed.) L.A. SelbyóBigge, Oxford: Clarendon Press, 2nd ed, 1902.

Huxley, A. 1982. ABC Science Show, Broadcast 17 april.

Kuhn, T.S. 1970. The Structure of Scientific Revolutions. 2nd rev. edn. Chicago University Press.

Kuhn. T.S. 1977. The Essential Tension. Chicago University Press.

Kurtz, Paul. 1985. (ed) A Skeptic’s Handbook of Parapsychology. Buffalo: Prometheus Books.

Popper, K.R. 1959, The Logic of Scientific Discovery. London: Hutchinson.

Popper, K.R. 1963, Conjectures and Refutations. London: Routledge & Kegan Paul.

Traducción: Mercedes Quintana Copyright para la traducción (c) La Alternativa Racional, 1993

(Este artículo apareció publicado en The Skeptic (vol. 12, nº 3) revista trimestral editada por Australian Skeptic Inc (PO BOX E 324, St. James NSW 2000, Australia). Se reproduce en La Alternativa Racional con su autorización. p.46 Experiencias cercanas a la muerte

Aldo M. Slepetis

Numerosas personas después de aparentemente haber muerto han relatado supuestas experiencias del otro mundo.

Muchos de tales relatos son sinceros; otros, seguramente, están teñidos de interés por ciertos fines (como el protagonismo o el comercial). Pero los sinceros, por supuesto, están mellados por errores psicológicos, por las circunstancias emocionales vividas, por problemas mnésicos y por el deseo de creer. Todo lo cual entra en el ámbito de la llamada falibilidad de los testimonios.

Hay muchos relatos que siguen esquemas o moldes previos; esto es, que van repitiendo, parcialmente, ciertas historias que han circulado bastante. Como las que pertenecen al conocido libro Vida después de la vida de Raymond A. Moody. ¿Puede decirse que en la versión de tales relatos no hay ningún vestigio -consciente o inconsciente- del autor del libro?

Aquí se está considerando los relatos modernos; en toda la Historia se encuentran relatos que vendrían a cuento, pero que la crítica historiográfica los dejaría reducidos seguramente a casi nada. Tales relatos corresponden a sujetos que pasaron por una situación de muerte inminente (como los que se recuperaron luego de un paro circulatorio o de un estado agónico); también se encuentran en sujetos (pacientes o sanos) que se creyeron en situación de muerte inminente.

Se debe aclarar que actualmente el concepto de muerte implica irreversibilidad de la falta de signos vitales, con fenómenos necrobióticos definitivos; se concibe la muerte como un proceso.

Al conjunto de vivencias manifestadas en tales casos se lo ha llamado “near death experience” en las publicaciones anglosajonas esto es: experiencias cercanas a la muerte.

Estos relatos, no olvidando la objeción planteada, muestran, en general, lo siguiente: experiencia extracorpórea o exosomatismo; tunnel experience o impresión de atravesar un túnel; distorsión del tiempo; eutimia; impresión de encontrarse con otros seres (de otro mundo y de este); visión instantánea panorámica de la propia vida; sensación de una frontera; luces.

Para explicar estas experiencias cercanas a la muerte se han planteado diversas hipótesis; psicológicas unas, neurofisiológicas otras, no antagónicas entre sí.

Las hipótesis psicológicas se resumen en que tales experiencias son reacciones reflejas adaptativas de individuos que se imaginan estar en inminente peligro de muerte (se dice que se imaginan, pues el peligro puede ser real o no), lo que se manifestaría en complejas alucinaciones perceptivas y de despersonalización.

A favor de las hipótesis psicológicas está el que muchos sujetos se creyeron en peligro de muerte sin haberlo estado realmente, el que comparando diversas culturas se constatan ciertas particularidades y el que en intentos suicidas se relatan a menudo vivencias displacenteras. Todo lo cual sugiere condicionamientos psíquicos.

Las hipótesis neurofisiológicas invocan: isquemia o anoxia cerebrales; incremento del neurotransmisor glutamato (que condiciona una estimulación generalizada de la corteza cerebral); incremento de la serotonina; acción de neuropéptidos cerebrales: endorfinas u opiáceos endógenos o encefalinas, en especial la beta endorfina conjuntamente con el incremento de la adenocorticotrofina hipofisaria estimularían el sistema límbico, determinando las vivencias de la experiencia cercana a la muerte, según D.T. Carr y L. Dermott.

La hipótesis de S. Blackmore habla de excitación cerebral, por disminución de la actividad inhibitoria, combinada con diversos procesos psicológicos.

Diversos agentes químicos producen estados parecidos: anestésicos disociativos (fenciclidina, ketamina), LSD, psilocibina, mescalina, etc.; lo que sugiere buscar la explicación en diversas sustancias.

En resumen, la ciencia va aproximando cada vez explicaciones más convincentes y precisas que aclaran las experiencias cercanas a la muerte, con lo cual quedan relegadas al campo de lo pseudocientífico, de lo fantasioso, del absurdo y de la ciencia ficción las pretensiones de haber vuelto del otro mundo. Se ve que para la ciencia tales experiencias caben perfectamente dentro de la vida y no, como muchos pretenden, en el más allá.

El autor es Miembro Titular de la Asociación Argentina de Cirujanos, de la Sociedad Argentina de Cirugía Torácica y Cardiovascular y del CAIRP. p.47

La noche de los casi-muertos vivientes

David Ives

"¡Estoy muerta!", pensé, "¡y aquí no hay nadie que lo sepa!"

BETTY J. EADIE, “Embraced by the light”

El pasado año un récord de 16.238 personas tuvieron experiencias cercanas a la muerte en este país -unos 200 de ellos no tuvieron ingresos por ello y 50 ni siquiera aparecieron en shows televisivos vespertinos-. Si esta tendencia continúa hay muchas posibilidades de que pronto su vecino de enfrente sea alguno que ha "muerto" recientemente. Hay incluso más posibilidades de que ellos le hablen de esto. Precisamente, para tener la seguridad de que están "muertos" y no sordos, gríteles muy, muy fuerte. Si no obtiene respuesta, están muertos. Si, en cambio, no le dejan meter baza, es que están "muertos".

Yo mismo tuve mi propia experiencia de “casi-muerte” el 6 de febrero de 1973. Había ido al hospital para que me quitaran un juanete; cuando la Novocaína empezó a adormecer el dedo izquierdo de mi pie, abruptamente caí en la cuenta de que esta operación iba a ser fatal y que, de hecho, estaba ya "muriendo". Oí a mi propia voz farfullar: “Voy a empapelaros, bastardos”. Fue entonces cuando una gran oscuridad vino sobre mí.

Mucha gente declara ver un largo túnel de luz en esos momentos, y a su abuela saludando desde el fondo; no fue esa mi experiencia. De veras, me encontraba en el túnel, pero en un tren de la Amtrak cuyos servicios y aire acondicionado no funcionaban, camino de Indianápolis. Además, los cacahuetes se habían desparramado en el bar (que, por cierto, se parecía extrañamente al gabinete de mi podólogo). Al final del túnel un grupo de abogados estaba proponiéndome arreglos y prometiéndome una fortuna por mi desgraciado juanete. Fue entonces cuando las puertas del tren se abrieron sobre Indianápolis, y supe que la verdadera muerte no podía estar demasiado lejos; si ha estado usted alguna vez en Indianápolis sabrá a lo que me refiero.

No sé que gran poder me llevó de vuelta a la "vida". Pudo ser la enfermera diciendo "Levanta, estúpido". En cualquier caso, desde ese día he ido recogiendo historias de personas que han cruzado al otro lado y regresado (ver mi reciente libro, "How We Died"). He aquí cuatro casos típicos:

Wilma Stang, 83 años, ama de casa, Teaneck, New Jersey: "Mi marido nos conducía de vuelta a casa una noche cuando el coche se salió hacia una zanja. Repentinamente, una gran oscuridad vino sobre mí y oí a Andy Williams cantando Moon River. Me encontraba andando por el Lincoln Tunnel y mi abuela me saludaba desde el final, diciendo: ‘salte de la carretera’. Cuando regresé a la vida, estábamos en nuestro carril, así que zurré a mi marido en la cara con mi bolso. Si es cierto que la muerte significa oír a Andy Williams, me voy de cabeza."

Adam Gorboduc, 21, estudiante, Nueva York: "Estaba arrodillado en el suelo de la Warsaw Diner en plaza Sr. Marks, ahogándome con un pedazo de kielbasa2 cuando me di cuenta que me estaba, seguramente, "muriendo". De pronto, una gran oscuridad me cubrió y me vi en The Tunnel, el club de baile de Chelsea; Lech Walesa estaba allí. Me saludó y me dijo: ‘vaya, este lugar esta muerto esta noche’; pero lo dijo en polaco, así que no me enteré. Entonces alguien me hizo un Heimlich3 y... ¡plop!, por allí fue el kielbasa. Cuando volví conté a mi novia que acababa de experimentar una casi "muerte". Ella dijo que la muerte habría sido algo más agradable de ver que esa longaniza saliendo volando de mi boca."

Diane Ultralite, 40 y tantos, escultora, de Chula Vista, California: "He vivido la "muerte" un par de veces y es maravilloso. Muy dulce e inocente, como las drogas sin drogas, como un masaje sin masa; o como la palabra ‘sin’, ‘sin’, ‘sin’. p.48

Sin túneles llenos de luz, pero con una galería muy, muy sedante donde montones de guapos clientes agitaban sus billetes y compraban mi trabajo (Catálogo y precios disponibles para los interesados).”

Stanley Deckplate, 53, jubilado, Pittsburg: "Tengo experiencias cercanas a la muerte dos o tres veces por semana, a veces durante más de ocho horas seguidas y frecuentemente mientras leo el periódico en mi hamaca por la tarde. Cuando regreso, de ordinario encuentro la ropa de mi mujer manoseada, whisky en su aliento y a mi vecino Walter en casa. Muy extraño. Pero mejor en el fondo que Hawaii."

Mucha gente conoce los cinco pasos hacia la muerte de Elisabeth Kübler-Ross: negación, cólera, regateo, depresión y aceptación. Los tanatólogos identifican ahora las cinco etapas de ‘casimuerte’: sorpresa, gozo, shock, discreto tedio y contrato para un libro. Puede Vd. obtener kits (de parte del autor) conteniendo mapas de ultratumba, cacahuetes tostados con miel, revistas, una linterna, un rollo de papel higiénico y un brazalete con su identidad que diga a todos los ‘casi-muertos’ si usted es alérgico a algo. Mi agencia de seguros le venderá también un seguro de casi-muerte a cambio de una prima moderada: si usted ‘casi-muere’, ellos le casi-pagan”.

Si se encuentra en una situación de casi-muerte, siga estas sencillas instrucciones: 1) No tenga pánico, respire profundamente; después, grite pidiendo ayuda. 2) Compruebe si esta usted realmente muriéndose o si, simplemente, está viendo la televisión. 3) Si su abuela le saluda, responda al saludo, pero no de a la vieja señora ningún dinero: no lo vería más. 4) Si encuentra a mi abuela saludándole a usted, pregúntele dónde aparcó el coche. 5) Si se encuentra en el Chunnel4, está usted en Europa: tome las medidas oportunas. 6) Si aparece solo en un retorcido, misterioso callejón, coja la izquierda en la esquina hasta el Holiday Inn, pruebe en la habitación 613 y pida algunas almejas fritas. 7) Si oye a alguien llorar y a una devota persona rezar y su vida esta pasando ante usted, olvide todo lo dicho hasta aquí y arroje lejos el kit de la "casi-muerte": no va a necesitarlo en el lugar al que va.

* David Ives es autor de "All in the Timing: 14 Plays", y colabora regularmente con esta pagina del New York Times.

** Setty Eadie y curtis Taylor. su “Embraced by the light”, llevaba al publicarse este articulo 10 semanas en el 1er puesto ( top ) de la lista de libros mas vendidos en U.S.A. en rústica-No ficción

(1) en ingles, dead (muerto) / deaf (sordo). (2) kielbasa: salchicha ahumada polaca de carne de cerdo y vacuno con ajo y especias. (3) la Heimlich maneuver trata que el atragantado expulse lo que le ahoga. (4) "Chunnel" = Tunnel + Channel, es decir, el túnel del Canal de la Mancha.

Trascripción del artículo "Night of the Living Near-dead” aparecido en THE NEW YORK TIMES MAGAZINE, el domingo 27 de Noviembre de 1994, pagina 104, "ENDPAPER":

Traducción de Javier Marín. Copyright de la traducción, La Alternativa Racional, 1994. _________________

SKEPTICS SOCIETY El papel del escepticismo en la cultura actual; las diferencias entre ciencia y pseudociencia; el uso y abuso de la teoría y la estadística en las pseudociencias; las limitaciones de la ciencia y la tecnología; fraudes científicos; la vida después de la muerte y la búsqueda de la inmortalidad... Todo esto y mucho más en

SKEPTIC 2761 N. Marengo Ave. Altadena, CA 91001 USA __________________ p.49

COMO COLABORAR EN LAR

Si quieres colaborar en LAR, te recibiremos con los brazos abiertos. Queremos hacer de esta revista algo vivo y dinámico. Por eso estamos esperando tu artículo, dibujo, cómic, fotografía...Cualquier cosa que creas interesante y quieras compartir con todos los que trabajamos por sentar un poco de racionalidad en este mundo plagado de fraudes. Puedes enviar también sugerencias, artículos de opinión, e incluso comentarios de noticias o artículos periodísticos que creas interesantes -ya sea por agudos o por absurdos-. Lo que viene a continuación son algunas normas para facilitarnos el trabajo, pero no algo imprescindible. Lo importante es tu colaboración.

Siempre que sea posible envía el artículo, además de en papel, en disquete. Da igual la forma del disquete o el sistema operativo utilizado. Los formatos preferidos son Word de Microsoft, WordStar, WordPerfect o ASCII.

Si el artículo contiene dibujos o gráficas que no se puedan enviar en disquete, adjuntar a ser posible los originales. Una vez confeccionada la revista serán devueltos a su propietario.

Los comentarios de libros y artículos no deberán sobrepasar los dos folios, detallando al comienzo todos los datos del texto objeto de recensión.

Los dibujos originales de autor, deberán enviarse en blanco y negro -preferiblemente tinta china- y sin doblar. Una vez confeccionada la revista serán devueltos a su propietario.

________________ EL OJO ESCÉPTICO

Revista del Centro Argentino para la Investigación y Refutación de la Pseudociencia (CAIRP).

Suscripción anual (4 números) US$35 (más US15$ para envío aéreo).

Poséis suscribiros enviando un cheque a nombre de Alejandro Jorge Borjo, a la dirección: Casilla de Correos 26, sucursal 25 1425 Buenos Aires República Argentina ________________ p.50

El verdadero rostro de Sánchez-Dragó

César Vidal

“Es el judío un lobo para el judío. ¿Quién acertará a olvidar los comistrajos y contubernios entre los nazis y sus víctimas?... Cinco millones de personas no van al sacrificio si de verdad desean evitarlo. Sólo los borregos, los suicidas, los mártires y los jugadores a largo plazo colaboran con el matarife. Los judíos del Tercer Reich no eran, por supuesto, borregos ni suicidas ni mártires. Conque... Los rabinos se sentaron a la mesa y movieron, con hilos largos, a sus soldaditos de plomo: Hitler y Churchill, la Gestapo, las divisiones acorazadas, el Ejército Rojo, un mujik de Ucrania... Harían bien los arios y no arios... abandonado el yermo de la historia a los judíos que tanto gustan de triscar por ella y ciñéndose la esvástica..."

El pasaje anterior, que hemos debido comprimir debido a su extensión, contiene un conjunto de afirmaciones que espantan por su cariz: el Holocausto no fue culpa real ni total de los nazis, lo planearon los rabinos que decidieron la Segunda Guerra Mundial y lo mejor que podrían hacer los no-judíos es aferrarse a la cruz gamada de las banderas hitlerianas. Por extraño que pueda parecer estas líneas no pertenecen a un neo-nazi -al menos confeso- ni tampoco a un "revisionista", es decir, a un miembro del conjunto de autores que niega la realidad del Holocausto. Aparecen en las páginas 39 y 40 de la obra "Gárgoris y Habidis" y surgieron de la pluma de alguien que afirma haberse convertido "en adalid, en punta de lanza, en cabeza visible, junto a otras personas, de eso que se llama la Nueva Era en España" y que encandila a curas y beatas con el bulo de una supuesta conversión al catolicismo. Nos referimos, claro está, a Fernando Sánchez Dragó. Conocido polemista y miembro continuado de tertulias en radio y televisión, finalista y ganador del Premio Planeta por obras en las que esgrime su pensamiento estilo "New Age", Sánchez Dragó posee una cara oculta que resulta imperativo sacar a la luz. A fin de exponer ese rostro escondido, comencemos por lo que para Sánchez Dragó implica la Nueva Era. Esta, entre otras cosas, significa "regresar a una civitas dei en la cual haya una estructura piramidal con una jerarquía en la que primen los valores espirituales". ¿Y qué es esa sociedad con jerarquía espiritual? Según el mismo personaje, una situación donde no exista "democracia por sufragio universal libre y directo" y donde se regrese a los buenos tiempos en que "los reyes o los caudillos lo eran tradicionalmente por la gracia de Dios". Naturalmente, no se le escapa que eso no es fácil pero para conseguirlo propone "medidas impopulares: Tiene que decrecer el crecimiento, tiene que aumentar todavía más el paro". Lo que sucederá entonces no deja de ser revelador: "El mundo entero p.51

-no sólo España- está preparado para un líder. En el momento en que aparezca un líder de verdad, con verdadero gancho, con garra, con carisma, no al estilo de Felipe González, sino como Alejandro Magno o Julio César o De Gaulle, por poner un ejemplo más cercano, la gente se va a ir detrás de ellos. Mire lo que está pasando en Italia". Con las democracias exangües, con las masas deseosas de un guía carismático, ¿quién sería, según Sánchez Dragó, el modelo? La respuesta no puede ser más clara: Fini, el jefe de los fascistas italianos es "el único político europeo que sobrevivirá a la crisis del Sistema". En otras palabras, la "cabeza visible" de la Nueva Era pretende que la sociedad se vea aquejada de mayores males que los que ya la afectan, que la democracia, una plaga, sea barrida, que regresemos a los tiempos dorados de las sociedades jerarquizadas en torno a valores espirituales y, por si alguien piensa en un Medioevo idealizado, debe quedarle claro que no van por ahí los tiros. Se trata lisa y llanamente de que afloren regímenes fascistas por doquier. Naturalmente, para el "adalid" de la Nueva Era resulta obvio que existen enemigos que se opondrán a su misión redentora. Por supuesto, los primeros son los judíos, cuyo "brutal monoteísmo" debe ser sustituido por "las religiones verdaderamente solidarias, que son siempre politeistas". Ese antisemitismo politeista no es para Dragó obstáculo que le impida definirse como cristiano. Tiene para ello respuesta y la misma parece sacada de "El mito del siglo XX", la Biblia racista escrita por el nazi Rosenberg: "Yo creo que Jesús no era judío, sino galileo"; "Jesús lanza un mensaje de amor universal que no tiene nada que ver con el judaísmo, y por eso es condenado a muerte y ejecutado por los judíos". Dragó que presume saber de todo, pero que suele mostrar una ignorancia proverbial al abordar temas históricos, desconoce, al parecer, que la condena de Jesús fue pronunciada por el gobernador romano Pilato y ejecutada, según el suplicio romano habitual, por soldados a las órdenes de Roma. Pero, en cualquier caso, poco interés tiene este personaje en la realidad. Lo que a él le importa es apropiarse de una figura tan mal conocida y tan sugestiva como la de Jesús. Todo vale a la hora de allanar el camino a un gobierno definido no por el respeto a los Derechos humanos, sino por el amor al fanatismo. De ahí que muestre su simpatía por el integrismo islámico ("la única alternativa potente, sólida, económica y política a los EE.UU"), de ahí que sueñe con "derribar al gobierno mundial" y con una victoria del fascismo, de ahí que aborrezca a los judíos, de ahí que piense en la posibilidad de separar -algo que no deja de ser un disparate histórico- a Jesús y el cristianismo del judaísmo. En última instancia, su tan cacareado apoyo al PP en las pasadas elecciones no arranca de que su visión política sea liberal, sino de una clara estrategia de infiltración: "en una situación de emergencia nacional como la que estamos viviendo, me lleva a apoyarle, aunque se que el PP no está en mi lado de la trinchera, sino que se halla al otro lado". La táctica de Sánchez Dragó -no sólo de él- no puede ser más clara. Consiste en infiltrarse en el bando de los posibles vencedores del mañana (PP) con el fin de atontar mejor a las masas con sus estúpidas e insustanciales teorías espirituales y de privarles del poco espíritu crítico que puedan poseer en la actualidad. Cuando hayan sido moldeadas a imagen y semejanza de Rappel, de Octavio Aceves, de J. J. Benitez, del propio Sánchez Dragó, cuando estén acostumbradas a obedecer las mayores papanatadas basándose en un supuesto carisma espiritual, no será muy difícil convencerlas de que su futuro discurrirá mejor en manos de un dirigente autoritario, fascista y antisemita, que les muestre quienes son los "culpables" de sus males, los chivos expiatorios a los que hay que sacrificar. Ese es el rostro verdadero de Sánchez Dragó, el de un filofascista y antisemita que se coloca al sol que más calienta con el fin de aborregar las mentes y preparar el camino a una dictadura de gurúes. De tener éxito, seguramente entraremos en una Nueva Era, pero lejos de ser el mejor de los mundos, habremos vuelto al universo tenebroso y sangriento del nazismo. _________ Debemos estar más decididos a combatir el error cuanto más convencidos estamos en permitir que se exprese (Jean Rostand) _________ p.52

El absurdo mundo de los parapsicólogo

Ivan Ilyich

Si fuera verdad lo que dicen algunos parapsicólogos, el mundo no tendría coherencia.

Cuando se me invitó a presentar una comunicación en el primer Congreso de ARP en Zaragoza, al que después no pude ir por razones de salud, estuve dándole vueltas a la idea de presentar una reflexión sobre lo que sería el mundo si algunas de las propiedades que ciertos parapsicólogos atribuyen a los campos psi fueran ciertas. Lo que me salió me pareció bastante inesperado.

A continuación expongo las líneas principales de razonamiento. No se trata de un trabajo terminado, ni mucho menos. Tan sólo son unas breves notas para estimular la imaginación.

Telecinesia, precognición y el Big Bang.

Telecinesia. Se llama telecinesia o telekinesia a la facultad de mover objetos a distancia con el "pensamiento".

Precognición. Posibilidad de conocer lo que va a ocurrir en el futuro. Sería la facultad que da origen a la profecía.

Para explicar la telecinesia, los parapsicólogos de los autodenominados científicos, habitualmente hablan de un campo de fuerzas desconocido (campo psi) que puede ser dirigido de algún modo por el cerebro. O bien es el propio cerebro quien crea la fuerza psi o simplemente se limita a captarla y dirigirla hacia un objeto determinado.

La verdad es que estamos tan habituados a ver acciones a distancia de fuerzas naturales, que esta suposición de una actuación a distancia de la fuerza psi, no es demasiado sorprendente. Mediante un imán podemos mover un objeto sin tocarlo. Mediante una lente podemos redirigir los rayos de luz y quemar un objeto, etc.

La sorpresa viene cuando tratamos de analizar el mecanismo de lo que hay detrás de la precognición. Hace muchos años en un congreso de CIBA se presentó una hipótesis que a mí me gustó. La hipótesis venía a decir que el cerebro actuaba como un gran computador que tenía un modelo del mundo. La predicción no era nada más que el resultado de hacer funcionar ese modelo.

Detallaré un poco más. El cerebro tiene un modelo de cómo funciona el mundo. Recibe unos inputs, y produce unos resultados. Si el modelo es correcto la predicción es buena. Si el modelo es inadecuado la predicción es mala.

Obviamente, esta hipótesis tiene puntos muy débiles. Por ejemplo, ¿de dónde se sacan datos suficientes para alimentar a un modelo del mundo que funcione adecuadamente? Para los parapsicólogos es una pega menor: los datos se recogen por telepatía.

Otro grave problema viene de cómo realizar el modelo interno medianamente correcto del mundo. Podríamos hipotetizar p.53

que dentro de nuestro cerebro hay un sistema con cientos de ecuaciones que describen el comportamiento del mundo. La idea es muy bonita. Sólo tiene un fallo: no es posible. El funcionamiento de los sistemas complejos no lineales; la teoría del caos, nos ha demostrado que esa hipótesis es irreal. No es posible cuando se trata de predicciones a corto plazo y es una completa locura cuando hablamos de siglos o milenios como pretenden algunos defensores de las profecías. Lástima. Era una bonita teoría.

Pero la mayor parte de los parapsicólogos no son tan finos, ni tratan de buscar una explicación tan racional como la que acabo de describir. Se limitan a decir que el campo psi funciona en un plano independiente del tiempo. De acuerdo con la cultura del parapsicólogo esto lo adornará más o menos. Hablará de relatividad y del viaje en el tiempo o de mecánica cuántica y partículas que van más deprisa de la luz, o hablará de planos astrales y zarandajas por el estilo. Pero la idea subyacente a todos ellos es que el campo psi es independiente del tiempo.

Repito, pues es el mensaje más importante: el campo psi es independiente del tiempo.

El Big Bang. Se supone que hace entre 15.000 y 20.000 millones de años se produjo la explosión de un “huevo primordial” que dio origen al universo. Es la teoría estándar, con la que están de acuerdo la gran mayoría de los astrofísicos. Cada vez hay más pruebas experimentales de su corrección.

Lo que ocurrió en las primeras fracciones de segundo de la Gran Explosión fue absolutamente decisivo para la evolución posterior. La teoría dice que una pequeña anisotropía en la distribución de la energía/materia fue lo que dio origen a las galaxias y sus agrupaciones. Recientes mediciones con el satélite COBE dan una base experimental a dicha hipótesis. Esta idea es importante para nuestra línea argumental: la aparición o no de una galaxia depende de una pequeña anisotropía. Pequeña. Muy pequeña.

Telecinesia y Big Bang.

La fuerza psi, sea lo que sea, es independiente del tiempo. La fuerza psi es capaz de actuar a distancia sobre la materia/energía.

Pensemos en el Big Bang. Pensemos en el huevo primordial. Con nuestra fuerza psi modifiquemos algún detalle de aquella explosión inicial. Por ejemplo, anulemos aquella pequeña anisotropía que acaba de ocurrir a mi izquierda. Es más bonito todo liso. Uniforme. ¡Modifiquemos el pasado.!

La fuerza psi ha uniformizado la anisotropía. El grupo local de galaxias al que pertenece la Vía Láctea nunca será creado. El sistema solar nunca nacerá. La Tierra nunca existirá. El hombre nunca vivirá.

Si la telecinesis es independiente del tiempo, el universo es un lugar absurdo que puede desaparecer en cualquier momento. Basta que alguien con poderes psi quiera modificar algo de la Gran Explosión. Y lo haga. No hace falta que haya muchos dotados. Nos basta con que haya uno en cualquier lugar y en cualquier tiempo del universo que quiera hacerlo y lo haga. Mis queridos amigos. Estoy concentrándome en el Big Bang. Es difícil ir tan atrás en el tiempo. Pero, por otro lo siento tan cercano, tan al alcance de mi mano, tan familiar. Un huevo, una torsión de la nada, y el Big Bang...

Big Bang. No me gusta aquella acumulación de energía. No me gusta. No me gusta. Habrá que eliminarla. Me concentro en eliminarla. Creo que la he elimina...

p.54

LAR. Diez años de historia. p.55

Segundo Congreso Nacional sobre Pseudociencia

Ciencia y Pseudociencia frente al Tercer Milenio Pamplona, 23-26 de Noviembre de 1995

¡CALL FOR PAPERS!

Durante los días 23 a 26 de Noviembre del presente año, se celebrará en Pamplona el Segundo Congreso Nacional sobre Pseudociencia, coincidiendo con la Semana Europea de la Cultura Científica.

El tema escogido como motivo central del mismo es -Ciencia y Pseudociencia ante el Tercer Milenio-. Queremos con ello abarcar libremente toda la problemática de las pseudociencias en nuestra sociedad, sin limitaciones temáticas. Pero queremos tratar por ello mismo todas las formas pseudocientíficas actuales en su perspectiva temporal, tratando de adelantarnos a los acontecimientos.

Desde este mismo momento, todo aquel que tenga intención de presentar algún trabajo a dicho congreso deberá ponerse en contacto con la secretaría de ARP.

ENVIO DE SOLICITUDES: en el apartado de correos 1516, 50080-ZARAGOZA, indicando número tipo y título de trabajos que desea presentar.

FECHA LIMITE para solicitar la presentación de trabajos: el 30 de JUNIO de 1995.

Dado que es intención de la entidad organizadora, junto con la dirección del Planetario de Pamplona, realizar una exposición relacionada con el tema, incluyendo dispositivos, fotografías, paneles explicativos y demás objetos que sirvan para demostrar la falsedad de las pseudociencias, se admitirá también cualquier material susceptible de ser expuesto.

Oportunamente se indicará a las personas que vayan a exponer cualquier tipo de trabajo, la fecha y forma de recepción de os mismos por parte de la organización.

Igualmente, en breve se enviarán invitaciones y los mismos por parte de la organización.

El Comité Organizador. p.56

7ª CONFERENCIA ESCÉPTICA EUROPEA PSEUDOCIENCIA Y SOCIEDAD

4-7 Mayo 1995, Rossdorf (cerca de Darmstadt), Alemania

Idiomas: Alemán e Inglés

Jueves, 4 16:00 Reunión del European Council of Skeptical Organizations (ECSO) 19:00 Recepción y bienvenida

Mesa Redonda

20:00 Los políticos, entre la ciencia y la opinión pública (en alemán) Preside: Dr. Jürgen Windeler Mesa: Representantes de partidos políticos alemanes, Prof. Ernst Habermann, Prof. Irmgard Oepen, Dr. Hans-Harald Bräutigam

Viernes, 5 8:30 Apertura 09:15 Excursión para no-germano hablantes. La excavación de Messel, un viaje de 50 millones de años al pasado

Sesión I: Percepción y Engaño (en alemán) Preside: Dr. Jürgen Moll

09:15 Wolfgang Hund: Lo vi con mis propios ojos

Sesión II: Falsas Medicinas (en alemán) Preside: Prof. Irmgard Oepen

11:00 Dra. Barbara Burkhardt: Métodos no convencionales en medicina 11:30 Prof. Etnst Habermann: Brujería y magia en toxicología 12:00 Discusión

12:30 COMIDA

Sesión III: Falsas ciencias Preside: Dr. Jan Willem Nienhuys

14:00 Tim Trachet: Prejuicios y el pasado. Ejemplos de pseudociencia en la historia 14:30 Prof. Mahlon Wagner: Quiropráctica en EE.UU. y en todo el mundo 15:00 Discusión

15:30 COFFEE BREAK

Sesión IV: Desechos de la historia Preside: Lee Traynor

16:00 Gerhard Eggert: El misterio de la -Batería de Bagdad- 16:30 Gernot Buth: Creacionismo en Europa: métodos y objetivos 17:00 Discusión

Programa de Tarde

20:00 Magia, música y humor

Sábado, 6

Sesión V: Cómo enfrentarse a la pseudociencia Preside: Prof. Wim Betz

09:00 Prof. Gerhard Vollmer: Para qué es buena la pseudociencia 09:30 Prof. Paul Kurtz: La importancia del escepticismo hoy 10:00 Discusión

10:30 COFFEE BREAK

Sesión VI: Fraude y auto-engaño Preside: Prof. Cornelis de Jager

11:00 James Randi: El teatro psíquico en América 11:30 John Maddox: Las trampas del autoengaño 12:00 Discusión

12:30 COMIDA

Talleres

14:00 Dr. Rainer Wolf: Disfrute y peligros de las ilusiones ópticas 14:00 Edgar Wunder: Los escépticos y los medios de comunicación

15:30 COFFEE BREAK

Mesa Redonda

16:00 ¿Necesitan los escépticos un “lobby” contra las falsas ciencias? Preside: Armadeo Sarma Mesa: John Maddox, Prof. cornelis de Jager, Prof. Paul Kurtz, Prof. Wim Betz, Prof. Gerhard Vollmer

20:00 BANQUETE

Domingo, 7

Sesión IX: Investigando lo psíquico Preside: Miguel Angel Sabadell

08:30 Rob Nanninga: Evaluación de un psíquico (título provisional) 09:15 Dr. Luigi Garlaschelli: Un químico entre los espíritus

10:00 Acto de clausura

Organiza: GWUP Colaboran: ECSO, CSICOP, Observatorio de Starkenburg y Observatorio Público de Darmstadt

Todos los interesados en acudir a este congreso deberán ponerse en contacto con ARP lo antes posible p.57

NOTICIAS Se constituye el ECSO Primer proyecto escéptico Europeo

Redacción. Zaragoza

¿Qué es ECSO?

A partir del 1 de Enero de 1995 quedó formalmente constituido el Consejo Europeo de Organizaciones Escépticas (CEOE) que preferimos llamar -para evitar malentendidos- European Council of Skepticas Organizations (ECSO). La unión se gestó y realizó en Septiembre de 1994, durante el 61º Congreso Escéptico Europeo en Ostende (Bélgica). Por supuesto, ARP estuvio allí, y fuimos una de las siete organizaciones fundadoras.

Se respira un ambiente de lucha por la racionalidad. Sobre todo, se detecta una gran preocupación por el aumento de popularidad de las pseudomedicinas: homeopatía, acupuntura... En España se pretende un reconocimiento de tales prácticas de manera oficial; tanto aquí como en el parlamento europeo la industria homeopática y las terapias alternativas buscan un reconocimiento político, viendo perdida la batalla científica. No sería de extrañar su éxito. Pocas y muy contadas voces se alzan en su contra. Quizá con la creación del ECSO pueda oírse una voz que no sea la homeopática.

El ECSO está compuesto en la actualidad por el Comité Para y SKEPP de Bélgica, GWUP de Alemania, SKEPSIS de los Países Bajos, UK Skeptics de Gran Bretaña, CSICOP y ARP.

Entre sus actividades programadas para conseguir los objetivos figura la celebración de un congreso anual y el intercambio de información. Pretende actuar como fuente de información para instituciones europeas y de carácter internacional, e intensificar la colaboración en actividades tales como proyectos de investigación, conferencias y congresos.

Cada organización miembro, posee un delegado en el Consejo, que se reunirá al menos una vez al año.

Por otro lado, el próximo congreso escéptico europeo se celebrará entre los días 4 y 7 de Mayo de 1995, en la región de Darmstadt (Alemania).

Está igualmente confirmado que en 1997 será ARP la responsable de su organización, en un lugar y fecha aún no determinado.

DECLARACION DE PRINCIPIOS

1.- Proteger al público de la divulgación de afirmaciones y de terapias que no hayan estado sujetas a un análisis crítico y que de este modo pudieran entrañar un peligro.

2.- Investigar mediante pruebas y experimentos controlados las afirmaciones extraordinarias situadas en los límites de o que contradicen el conocimiento científico actual. En particular esto se aplica a los fenómenos habitualmente identificados como “paranormales” o “pseudocientíficos”. De cualquier forma, ninguna afirmación, explicación o teoría será rechazada a priori sin haber sido sometida a un estudio objetivo.

3.- Promover una política pública basada en una buena práctica de la ciencia y la medicina.

(en la foto: Miguel A. Sabadell, delegado de ARP, firma ante el presidente del ECSO el acta fundacional) p.58

El Universo tiene 4.500 millones de años

L.A.G., Bilbao

“Hace 4.500 millones de años, una gran explosión abría la historia del Universo”. El disparate no lo ha dicho ninguna de las ibéricas lumbreras de lo paranormal, sino que forma parte de la campaña promocional de “una espectacular obra para revivir los momentos más significativos de la historia mundial con todo lujo de detalles”.

El periódico dirigido por Pedro José Ramírez quería invitar al lector con esta disparatada frase -inmortalizada en costoso papel a todo color- a comprarse la Historia visual del mundo, una obra de 800 páginas con más de 4.000 ilustraciones. El coleccionable se había realizado, según el diario, “bajo la supervisión de un prestigioso equipo de especialistas” que fue y, a las primeras de cambio, metió la pata hasta el fondo y le hizo un lifting al Universo.

Que la primera frase de un folleto publicitario de 16 páginas incluya tal dislate es impropio de cualquier proyecto mínimamente serio.

Obviamente, me he negado a leer la historia de El Mundo porque un error de este calibre vale más que mil eslóganes publicitarios. No me cabe en la cabeza que haya todavía en el ámbito académico gente que confunda la edad de nuestro planeta con la del Universo y propague su ignorancia a los cuatro vientos en obras de gran tirada.

No deja de ser curioso que la burrada se haya cometido cuando los cálculos astronómicos más recientes han situado el big bang hace unos 8.000 u 11.000 millones de años, aunque las estrellas mas viejas siguen teniendo unos 15.000 millones de años. Como el Universo no puede ser más joven que las estrellas, tarde o temprano, los astrónomos solucionarán esta aparente paradoja; pero El Mundo no rectificará.

El Shoemaker-Levy destruye su casa de Júpiter y ella se acuesta con un campesino chino

L.A.G., Bilbao

Una bella jupiterina visitó la Tierra el 17 de julio de 1994 con la única intención de mantener relaciones sexuales con un campesino de la provincia china de Heilungkiang, en la frontera con Rusia. La extraterrestre había abandonado su planeta ante la inminencia del impacto de los restos del cometa Shoemacker-Levy 9, que se precipitaron sobre Júpiter a mediados de julio y destruyeron su casa, según confesó la alienígena al silvicultor.

Meng Zhaoguo observó un día de principios de julio como un enorme objeto blanco se posaba en lo alto de una montaña. Convencido de que se trataba de un globo, el hombre se aproximó a unos 150 metros del objeto, “pero éste comenzó a gritar y el campesino sintió que se quedaba paralizado”. Zhaoguo regresó poco después a la montaña, acompañado del director de la explotación forestal en la que trabajaba y de otras treinta personas. Creían que el artefacto podía ser un arma secreta china o un artilugio espía ruso. Cuando el silvicultor volvió a intentar acercarse al ovni, cayó en redondo al suelo.

Según los ufólogos que han dado a conocer el caso, el médico que examinó al campesino no pudo ni siquiera auscultarle con el estetoscopio, ya que el aparato “era repelido por una fuerza similar a la que desarrollan en contacto los lados negativos de un electroimán”. Sin embargo, lo más sorprendente estaba todavía por ocurrir. El silvicultor se desvaneció de su domicilio el 17 de julio, permaneció dos días en paradero desconocido y reapareció vestido sólo con calzoncillos y exhausto.

El campesino dijo a su esposa que había pasado las 48 horas en compañía de una bella jupiteriana, que se había aprovechado repetidamente de sus grandes capacidades sexuales. El inventivo juerguista indicó que, una vez saciada, la extraterrestre le mostró fotografías de su casa, “de la que se marchó antes de que la destruyera uno de los fragmentos del cometa Shoemaker-Levy 9”. Chen Yanchun, director de la Sociedad de Ufólogos de China, ha sido el encargado de divulgar la asombrosa noticia de la cópula interplanetaria, ya que su organización investiga el caso del silvicultor. p.59

Un globo atmosférico de grandes dimensiones provoca la alarma en el País Vasco y Cantabria

Luis Alfonso Gámez, Bilbao

Un globo estratosférico de grandes dimensiones provocó la alarma entre gran parte de la población del País Vasco y Cantabria en la tarde del 1 de diciembre de 1994. Durante más de una hora, miles de personas colapsaron los teléfonos de comisarías de Policía y medios de comunicación para recabar información sobre el ovni que se veía en el cielo.

El ingenio, que se encontraba a unos 30 kilómetros de altitud, se desplazaba lentamente hacia el Este llevado por el viento y era visible a simple vista. La confusión reinó hasta la puesta de sol, cuando el objeto desapareció. Fuentes del observatorio meteorológico del aeropuerto vizcaíno de Sondika indicaron que el artefacto era un globo estratosférico lanzado por el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA). De hecho, las sospechas de la Ertzaintza, los meteorólogos, Félix Ares, Javier Armentia y Vicente-Juan Ballester se centraron desde el principio en un ingenio aeronáutico que reflejaba la luz solar.

La confirmación oficial no se produjo hasta el día siguiente, cuando el INTA reconoció que el globo, de unos 65 metros de diámetro y 100 metros cúbicos de volumen, había sido lanzado desde el aeródromo militar de León a las 13.50 horas del 1 de diciembre. El ingenio llegó a alcanzar los 35 kilómetros de altitud y aterrizó en la localidad francesa de Pau seis horas después del lanzamiento. Portaba 175 kilos de material científico y formaba parte de un programa de investigación del INTA y del Centro Nacional de Estudios Espaciales francés, relacionado con la contaminación por aerosoles, la destrucción de la capa de ozono y el estudio del campo magnético terrestre.

Numerosos vecinos de la comarca del Gran Bilbao habían alertado a periódicos, emisoras de radio e instituciones hacia las 17.00 horas del 1 de diciembre sobre la presencia de un objeto luminoso en la vertical de la capital vizcaína. Algunos viandantes llegaron a parar a las patrullas policiales en plena calle para llamarles la atención sobre el supuesto platillo volante. Escenas similares se repitieron en Vitoria, San Sebastián y Santander, donde, dada la altura a la que se encontraba, el objeto también era visible.

En los cielos de la capital guipuzcoana, un globo lanzado con motivo del Día Mundial del Sida se sumó al del INTA, según comprobó Félix Ares. En Pamplona, el ovni se vio a unos 10 grados sobre el horizonte y, por eso, no levantó tanta expectación, me explicó Javier Armentia, presidente de ARP. Dado que el deslumbrante objeto permaneció suspendido en el cielo durante más de una hora, pudo ser fotografiado por reporteros de prensa y filmado por cámaras de televisión.

Las explicaciones del INTA no satisficieron en Vizcaya a los responsables del Laboratorio de Análisis Infográficos J.J. Benítez. Un portavoz de esta entidad escribió una carta a El Correo, el periódico que dio la versión de los hechos más próxima a la realidad. El ufólogo se preguntaba, entre otras cosas, a qué fuentes había tenido acceso el autor de la información, cuando en el texto publicado se hacía referencia al Departamento de Interior del Gobierno vasco, el observatorio meteorológico del aeropuerto de Sondika y responsables de la base militar de Torrejón de Ardoz. En la misma carta, presentaba datos muy desacertados sobre tamaño y altitud del objeto, alegando que con los datos proporcionados por el INTA era imposible que el objeto fuera visible a simple vista. Sin embargo, un sencillo cálculo matemático demuestra que un objeto de 65 m. de diámetro a una distancia de unos 30.000 m. tiene un diámetro aparente de aproximadamente la quinta parte del diámetro angular de la luna llena, obviamente visible. En una misiva plagada de jerga pseudocientífica, el representante del Laboratorio de Análisis Infográficos J.J. Benítez llegaba a decir que “numerosos testigos vieron cómo dos esferas luminosas más pequeñas entraban y salían del objeto en repetidas ocasiones”. Sospecho que esa multitud de observadores estaba compuesta por el autor de la carta y sus amigos, ya que nadie más -y El Correo tiene 600.000 lectores diarios- escribió al periódico apoyando la aseveración de los ufólogos. p.60

¿Una cuestión de ubicación?

Con motivo de una alusión realizada por Luis A. Gámez a Alejandro Agostinelli, miembro del CAIRP argentino, en el número 31 de LAR (pag. 43, "Magos y curanderos, plaga argentina"), le levantó un debate entre Gámez y Luis R. González, que los lectores han podido seguir a través de El Correo del Lector de los números 32 y 33 de LAR.

Quiero ver en este debate -y ese el motivo de la publicación de cuanto prosigue- un tema diferente de alusiones particulares. Es decir; no es nuestra intención en ningún caso juzgar la actitud de Alejandro Agostinelli. Muy al contrario, se trata de discutir cuál puede ser la actitud correcta dentro del movimiento escéptico, o qué actitudes nos benefician más.

Es obvio que si queremos criticar las pseudociencias, debemos conocer a fondo -en la medida de nuestras posibilidades- el método científico; pero debemos también conocer en profundidad los argumentos de quienes defienden la autenticidad de toda clase de fenómenos pseudocientíficos, y no sólo desde el punto de vista sociológico. Pero ¿dónde está el límite?

Un acercamiento excesivo, una participación incontrolada en medios y congresos pseudocientíficos puede derivar en descrédito nuestro, o en un intento de capitalización de tal presencia por parte de nuestros "oponentes". Pero un alejamiento total deriva irremisiblemente en ignorancia .

Por otro lado, ¿cuál es la imagen que debemos dar ante el público en general? ¿Es positiva una actitud agresiva, enérgica y convencida? ¿o es preferible ser de alguna manera condescendiente con sus argumentos, para intentar convencerles desde dentro?

Los argumentos se exponen a continuación y el debate está servido. A petición de uno de los debatientes, se incluye un documento de trabajo presentado a un grupo de personas vinculadas con Cuadernos de Ufología, con una propuesta editorial denominada LIMINAL y citada en debate. Se podrá observar así cuál es esa propuesta, y si su argumentación sobre lo que es una revista y una asociación escéptica es acertada o no. Yo me reservo mi opinión personal para otro número. Sólo invito a cuantos lectores quieran participar en el debate, que envíen sus opiniones al respecto.

Un único punto me permitiré el lujo de comentar -aprovechando el espacio-. Contrariamente a lo que opina Luis R. González, me encanta la Ciencia Ficción, y me consta que, de entre la gente que conozco en ARP, soy de los menos aficionados a la misma. (Hace poco tiempo aparecía en LAR un artículo con un título tremendamente alusivo al respecto: "Marciano, vete a casa" ).

Carlos Tellería p.61

Agostinelli y los escépticos (contestación a la carta aparecida en el número 33 de LAR) Luis R. González

Cuando cedí al impulso de defender a mi colega Agostinelli, no podía imaginar en lo que me metía. Traté de hacer una réplica amable, exagerando irónicamente la imagen que Gámez se ha ganado a pulso (seguramente tan alejada de la realidad como la que, para él, proyecta Agostinelli); tranquilizando sus sospechas con datos novedosos para acabar señalando el fondo de la controversia: nuestros diferentes enfoques en el tratamiento racionalista de las pseudociencias.

Tras su respuesta, los "traidores" hemos pasado del anonimato a las mayúsculas, oportuna estratagema para asociarnos a esos otros conocidos e infames contrincantes (Carballal, Sierra, etc.). Pero además, ya puestos en faena, Gámez extiende sus críticas a la tibieza de Cuadernos de Ufología y ataca despiadadamente un naciente proyecto (la propuesta LIMINAL) tan racionalista, serio y escéptico como la propia LAR.

Como a mí también me encanta la esgrima verbal, la polémica podría seguir años. No obstante, sospecho que los demás lectores no estarían demasiado interesados en las disputas de tres exufólogos (mejor dicho dos, personalmente no me gustan que me equiparen a Benitez o Sierra, pero tampoco estoy dispuesto a renunciar al estudio de la mitología OVNI, y como lo de agnoptenólogo resulta pedante, seguiré con mi bien ganado título de "ufólogo de salón") por tanto, intentaré pasar desde un caso particular a consideraciones globales para el movimiento escéptico español. Pero antes dejadme ofrecer mi contraréplica a las últimas consideraciones de Luis Alfonso (espero que me permitirá la familiaridad, dada nuestra prolongada amistad).

Estimado Luis, claro que como escéptico militante no solo te permito dudar de lo que sea, sino que insisto en que lo hagas siempre... incluso de tus propias creencias. Esa labor de aguijón racionalista que tú has decidido desempeñar resulta un elemento imprescindible dentro del movimiento escéptico nacional, siempre debe haber alguien que nos recuerde a los débiles de corazón, a los ingenuos o dubitativos, etc. que el Enemigo existe, y que aunque quizá tomado individualmente (y con todas las flagrantes excepciones que todos sufrimos) pueda parecer honesto, el resultado de su labor no puede ser más negativo. Pero íbamos a hablar de Alejandro César Agostinelli y los cargos contra él.

Lo que más me molestó de tu comentario sobre Agostinelli, fue la falta de diplomacia. "Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid", tras un comentario elogioso a la labor del CAIRP argentino, no podías dejar de encontrar algún defectillo, y sin dar nombres ni apellidos, dejaste caer tus acusaciones. No sé si te suena eso de "no rechaza.... a priori... sino que examina (los hechos) objetiva y cuidadosamente antes de manifestarse al respecto". Todo buen periodista sabe que antes de publicar unas acusaciones es de un mínimo rigor solicitar la versión del implicado. ¿Lo hiciste?

La imputación de "intercambio habitual de documentación con.... charlatanes españoles" me resulta chocante. ¿Cuál es el delito: el hecho del intercambio con el enemigo, o su contenido?.

En el primer caso, es de una mínima coherencia que si deseas criticar algo con fundamento, pidas toda la información que puedas al respecto a quién pueda dártela (en este caso a los charlatanes). Todos los afamados escépticos lo hacen, incluso diría que no hacen otra cosa. Por ejemplo, en Parapsicología, siempre reclaman conocer hasta el más mínimo dato de los experimentos exitosos que publican los creyentes a fin de localizar sus fallos. Y claro, si solicitas datos, lo mínimo que debes hacer es ofrecer una contrapartida (bibliografía escéptica, comentarios amables pero críticos, etc.). Por tanto, el delito no debe estar aquí.

Estará entonces referido al contenido de lo intercambiado. De entrada, no sabemos qué es, así que debería haber una cierta presunción de inocencia, pero ya se sabe, en tiempo de guerra, no estamos para tecnicismos legales, juicio sumarísimo y al pelotón de fusilamiento. Sin embargo, si algo ha caracterizado siempre al pensamiento científico es la idea de la más absoluta transparencia y difusión de hechos e ideas o teorías. Nada debe ser secreto y a nadie puede negársele el conocimiento. Comprendo que debe haber retrasos en la divulgación de algunas cosas (¿qué hubiera sido del Proyecto Alpha de Randi, si alguien le hubiera ido con el cuento a Peter R. Philips, Berthold Schwarz y Walter Uphoff ?), pero excepto temas tan específicos (y en los que estoy seguro que Agostinelli guarda la debida cautela tan bien como nadie), no veo la razón para no comunicarse con el enemigo.

La otra acusación era "ser invitado por los charlatanes españoles a sus congresos pseudocientíficos con los gastos pagados". Espero que p.62

tu queja no sea por el cobro de los gastos, venir desde Argentina es bastante caro, y de hecho, seguro que Agostinelli tuvo que poner dinero de su bolsillo. Otra vez aparece la duda entre qué es lo pecaminoso, el hecho o el contenido.

Si juzgamos la charla de Agostinelli sobre "Las sectas platillistas" (tal como aparece en el extracto de Cuadernos de Ufología –CdU-1) se trata de una conferencia desde un punto de vista sociológico, "trazando un perfil histórico de la dimensión religiosa de la controversia ovni", donde su autor en ningún momento admite la igualdad OVNI = nave extraterrestre. Entre sus conclusiones destacaré una: "lejos de extinguirse, el mito de los ovni ha sufrido una nueva transformación (....) es muy probable que tenga lugar un nuevo Guyana donde sean los extraterrestres y no Jim Jones, los que estén en los primeros planos". A mi esto me parece que es poner una pica de cautela y racionalidad en el Flandes de los creyentes ingenuos.

Lo imperdonable será entonces la mera idea de colaborar en un congreso pseudocientífico. Supongo que nadie podrá negar que esta forma es una de las mejores de poder llegar a esa ingente masa de creyentes o indecisos y sembrar en ellos la semilla del escepticismo. ¿Cuál es entonces el problema?. Sólo se me ocurre que sea la inevitable posibilidad (mejor dicho, la seguridad) de una manipulación interesada por parte de los charlatanes que adquieren así una pátina de seriedad y credibilidad inmerecida. Este riesgo es evidente, pero Agostinelli y yo pensamos que queda más que compensado con la posibilidad de divulgar nuestra verdad en cotos vedados. Otros no estarán de acuerdo, y éste podría ser un merecido tema de debate serio.... nunca de obstinado e irreflexivo rechazo.

Por último, debo defenderme yo mismo, acusado de no salir en defensa de ARP cuando Agostinelli hizo en CdU duros comentarios sobre los escépticos españoles.

Primero, mi rapidez en contestar tus críticas se debió sólo a que Agostinelli no iba a poder defenderse personalmente de las acusaciones ya que en el CAIRP no se recibía vuestra revista. En cambio, tú y otros escépticos escribíais habitualmente en CdU y desde luego, sabéis defenderos solos.

Pero además, no se me ocurrió defenderos porque estaba de acuerdo con él. Hace 5 años, la actitud publica de ARP era mucho más exagerada y dogmática, y el propio Félix Ares de Blas reconocería más tarde que se habían "pasado" un poco en sus descalificaciones generalistas, justificándolo en la necesidad de hacerse oír y llegar al gran público. Como ejemplo, tu propia frase, en la que has vuelto a reafirmarte con disculpas a los simios2: "la honradez es a los ufólogos lo que la inteligencia a los chimpances". Creo que por si misma, esa declaración justifica las críticas hechas por Agostinelli y que, como siempre, tú presentas de la peor forma posible.

Para las personas que buscan el enfrentamiento, es imperativo que existan dos claras posturas contrapuestas, un dicotomía rígida entre ambos campos, necesitan un blanco y un negro nítidos y no pueden admitir la mera existencia de grises entrambos. Y claro, aquellos que osan resistirse al forzado encajonamiento, son los que sufren el peor trato, pues su traición destruye esa interesada ficción y apunta la posibilidad de que la otra parte tenga argumentos válidos.

Personalmente, debo ser uno de esos "engañabobos que se revolvieron en sus poltronas", pues estoy harto de esas fáciles generalizaciones, y más cuando proceden de personas que por haberse iniciado en el mundo de la Ufología, no pueden alegar desconocimiento. Y no se trata de algo aislado porque sigues insistiendo. Como bien sabes, Luis Alfonso, no son los mismos "ufólogos" los que asumen como propio lo dicho en la ponencia de Agostinelli (en la más pura línea de la teoría psico-sociológica), que los que creen en marcianos verdes y otras lindezas. Incluso diría más, son más honestos los ufólogos que (como yo,) rechazamos la explicación extraterrestre para el fenómeno OVNI pero nos interesamos en saber la génesis y la motivación que existe en el hecho ineludible de que miles de personas afirmen haber observado fenómenos anómalos para la Ciencia (desde apariciones marianas, a mensajes telepáticos u OVNIs), que aquellos escépticos a machamartillo que se dedican a criticar a diestro y siniestro, limitándose a denunciar la irracionalidad de los hechos descritos y su explotación mercantilista, sin molestarse en ir más allá.

Eso queda muy bien de cara a la galería, a la masa de seguidores, pero si alguno de los injustamente tratados nos molestamos en protestar razonadamente, lo mínimo que puede esperarse es una disculpa siquiera privada y un mayor cuidado en lo sucesivo. En cambio, persistes en el pecado cebándote además en aquel que ha osado disentir en su enfoque del problema (que no en el p.63

escepticismo), en vez de atacar a los verdaderos charlatanes. Pero claro, estos últimos nos ignoran olímpicamente y no se molestan en replicar, sin damos ocasión de exhibir nuestras dotes irónicas.

Resulta irónico que en tu prisa por descalificar, esgrimas la propuesta LIMINAL, un nuevo y utópico proyecto editorial que Cabria defendió en una reciente reunión de ufólogos... ¡y fue rechazado por demasiado escéptico! Siguiendo tu sugerencia, acompaño con ruego de publicación, el texto completo de la propuesta LIMINAL, para que todos los lectores de nuestra revista puedan juzgar por si mismos su contenido, y mejorar con sus criticas el posible diseño final de la misma, sin dejarse guiar por citas manipuladas interesadamente, como la tuya. El hecho de no coincidir en los objetivos no puede prejuzgar la menor o mayor "pureza escéptica" de la idea.

Volviendo al famoso articulo de marras, te recomendaría que lo volvieses a leer con calma y sin acritud. Así descubrirás que terminaba, tras el fragoroso fuego dialéctico con elogios a LAR incluidos, con un par de propuestas constructivas (a las que los editores de LAR no parecen haber hecho mucho caso) y una frase con la que sigo estando de acuerdo: "alimentar una política de antagonismos no es constructivo, racional ni inteligente, sino, antes bien, una triste manera de derrochar el tiempo"(3).

Y este es el punto clave. ¿Nos conformamos con ser una agrupación de escépticos (más o menos fuertes en nuestra fe) que edita una revista prácticamente para consumo interno y autosatisfacción de sus propios miembros, que disfrutamos riéndonos de las tonterías que hacen los creyentes y nos pavoneamos orgullosos en nuestras ebúrneas atalayas ante lo listos que somos y lo bien que sabemos escribir; o en cambio, estamos dispuestos a salir ahí fuera y luchar duro para hacer llegar nuestro comprometido mensaje a tanta gente como sea posible? (como decía Asimov, ante la dura realidad de la vida, no es fácil que la gente renuncie a la acogedora protección pseudocientifica).

La actitud racionalista a ultranza puede sernos útil en el primer caso, pero lo cierto es que todos los fundamentalismos intransigentes, sean del signo que sean, en la mayoría de la gente producen un rechazo visceral, así que, sin olvidar la dureza contra los más influyentes y mercantilistas charlatanes, en mi opinión sólo el razonamiento tranquilo (pero nunca exento de humor e ironía) puede permitirnos llegar a los creyentes y lograr atraerlos hacia el racionalismo.

Pero para llegar a ellos, primero hay que conseguir romper esa etiqueta peyorativa de "desmitificador" que se nos atribuye en cuanto abrimos la boca y empezamos (con razón) a criticar. Una vez etiquetados, ya no se escucha nuestro discurso, se da por sabido. Por ello, pienso que una de las principales tareas de nuestra agrupación seria ofrecer material e ideas para superar ese rechazo inicial, reflejo condicionado inculcado en el creyente tras tantos años de tratamiento pseudocientifico. Por ejemplo, aquí van algunas ideas, incluso disparatadas, pero que servirían para romper la "etiqueta":

a) Invitar a nuestros congresos (y a nuestra revista) a creyentes para que nos ofrezcan su versión del asunto, siempre claro está, con un mínimo de seriedad y coherencia. Quizá descubramos que, con la excepción inevitable de los que viven de ello, la mayoría de los demás son personas honestas y dispuestas a ser convencidas sin descalificaciones apresuradas. Y en el peor de los casos, conociendo los argumentos del enemigo podremos perfeccionar nuestras propias armas dialécticas

b) Insistir (incluso llegando a manifestamos a la puerta) en que se nos deje ofrecer nuestra versión en todos los congresos (y revistas) pseudocientificos que haya ocasión. Eso de apelar a la libertad de expresión siempre concita muchas simpatías.

c) Preparar material sucinto (e incluso sensacionalista) que destruya los esquemas de los creyentes y les haga reaccionar. Por ejemplo: no conformarse con decir que la homeopatía es solo agua agitada, presentar una serie de titulares periodísticos sobre muertos por haberla seguido.

d) Practicar la "reducción al absurdo", llevar los argumentos de los creyentes hasta sus últimas consecuencias. ¿Qué pasaría si todos fuésemos telépatas?¿Qué pasaría si el futuro fuera predecible pero no se pudiera cambiar?. Para documentarse al respecto, resulta muy aleccionadora una práctica que curiosamente, es habitualmente rechazada con altanería tanto por creyentes como por escépticos: leer ciencia-ficción. p.64

e) Extender el intercambio de material a otras publicaciones no estrictamente escépticas, pero que como MAGONIA, OVNI-PRESENCE o incluso CUADERNOS (en Ufología) ofrecen unos enfoques serios y responsables. Por arrimar el ascua a mi sardina, cualquiera que haya leído la peculiar confesión de Jordán Peña sobre el caso Ummo debería conseguir el último número doble de CUADERNOS DE UFOLOGIA, donde se dedican casi 120 páginas a desmontar el caso minuciosamente. Siempre es mejor un escepticismo que argumenta su rechazo que aquel que ni se molesta en rebatir estupideces.

f) Colaborar con los muchos creyentes sinceros (p.ej.: sanadores) que se muestran dispuestos a someterse a controles científicos. Resulta muy cómodo denunciar el sesgo que introducen los creyentes cuando no publican sus estudios con resultados negativos, sin correr el riesgo de hacer nuestros propios estudios. A saber cuántos estudios serios con resultados inesperadamente anómalos han quedado sin publicar por temor al ridículo, al rechazo o a la vergüenza de no haber sido capaces de encontrar el error.

g) Mostrar la utilidad del racionalismo a todos los niveles, y convencer al oyente para que extienda el ámbito de su incipiente escepticismo. Si Ud. duda de los políticos, no se cree lo que dice la televisión, sólo compra productos con garantía de origen, ¿por qué no aplica el mismo rasero a la hora de las pseudociencias?

h) En sustitución del dogmatismo de las pseudociencias, ofrecer la fascinación de la Ciencia y la continua búsqueda del conocimiento, destacando la importancia de la autorealización y de aprovechar con plenitud la única vida que tenemos sin desperdiciarla en falsas creencias o dejándose manipular por otros.

i) Algo importante, trabajar con los niños y adolescentes, facilitando material a su nivel que les permita llegar a sus propias conclusiones, llegando incluso a preparar y divulgar cursillos (a distancia o de corta duración) para el desarrollo de las facultades críticas. En esta idea, resulta vital denunciar el contenido pseudocientífico y/o prejuiciado de los libros de texto que se utilizan en nuestras escuelas

j) Señalar con la máxima crudeza las repercusiones de adoptar creencias aparentemente inocuas. Ejemplos: Ud. puede perder su trabajo por tener un signo astrológico incorrecto; según la numerología, bastaría con cambiarse de nombre para cambiar de vida, etc. etc.

k) Y por último, insistir en que se sea escéptico hasta de nuestros propios consejos. "No nos crean... pero escúchennos".

Se admiten ideas, críticas y comentarios. En cualquier caso, lo importante es no elevar la discrepancia a la categoría de catástrofe. Puedes estar seguro que son muchas más las ideas que nos unen que las que nos separan.

NOTAS (1) Agostinelli, Alejandro C. (1992): "Las Sectas Platillistas". Cuadernos de Ufología n° 13, 22ó36.

(2) Gámez Domínguez, Luis A. (1994): Comentarios a un articulo de Manuel Carballal. La Alternativa Racional n° 33, 42.

(3) Agostinelli, Alejandro C. (1989): "Desde la Argentina, una opinión: El incomprensible objetivo del escepticismo español". Cuadernos de Ufología n° 6, 84-85."

__________ THE SKEPTICAL INQUIRER

Si quieres estar al día de lo que hacen los escépticos de todo el mundo. Si quieres conocer los trabajos publicados en la revista escéptica más importante. Si quieres acceder a las opiniones e investigaciones de los prestigiosos Paul Kurtz, Martin Gardner, James E. Alcock, Kendrick Frazier, Ray Hyman...

The Skeptical Inquirer PO Box 703 - Buffalo NY 14226ó9973 - USA __________ p.65

BOLETIN DE SUSCRIPCION A LA ALTERNATIVA RACIONAL

Suscripción por cuatro números: España, Portugal y Andorra: 2.000 ptas (Giro postal, transferencia o domiciliación bancaria). Resto del mundo: 23,00 ECU (US $ 30,00)(International Money Order) ó 27,00 ECU (US$ 35,00)(Cheque bancario).

El Giro Postal debe ir dirigido a ALTERNATIVA RACIONAL A LAS PESUDOCIENCIAS, cuenta postal nº 0-00-0.17.136.257 (Caja Postal de Ahorros. Oficina 1302 4949-7).

También nos puede enviar un cheque nominativo cruzado cobrable en un banco de España a nombre de Alternativa Racional a las Pesudociencias. En este caso añada 200 ptas de gastos de tramitación.

Si desea domiciliar el pago, haga DOS fotocopias del cupón que viene a continuación. Envíe una a su entidad bancaria y otra a ARP, aptdo. 1516, 50080-ZARAGOZA. España.

_________________

Entidad bancaria

Sr. Director:

Le ruego que a partir de este momento y hasta nueva orden carguen a mi cuenta los recibos que le sean presentados por Alternativa Racional a las Pseudociencias (ARP).

Sin otro particular reciba un cordial saludo de,

Firma

En_____________________ , a______ de __________ de 1.99

Nombre y Apellidos: Dirección: Datos particulares del lugar (si fuera necesario) Calle o Plaza: Ciudad: Provincia: Código postal: Estado: País:

Nº de cuenta bancaria: Sucursal: p.66

DOCUMENTO DE TRABAJO PARA LA REUNIÓN DE RESPONSABLES Y COLABORADORES DE CUADERNOS DE UFOLOGIA. 1994 Mendoza, 13 de febrero de 1994

Queridos amigos:

En estos días de encuentro de camaradería y de trabajo que estamos pasando juntos en Mendoza hemos pensado mucho sobre nuestra vocación ufológica y hemos llegado a algunas conclusiones que vamos a compartir con vosotros. Queremos participar, aunque sea desde la distancia en el debate que tenga lugar en torno de Cuadernos de Ufología y ese es el objetivo de este escrito, aportar unas ideas sobre el sentido de nuestra dedicación como estudiosos del fenómeno ovni (u OVNI) y haceros partícipes de un nuevo proyecto en el que estamos trabajando.

Comenzaremos con una crítica de diversos aspectos de nuestro campo. El primero de ellos es el terminológico.

Ya señaló Félix Ares hace mucho tiempo -y se ha recalcado en "entre ufólogos, creyentes y contactados"- que el término ufología es un absurdo desde un punto de vista epistemológico, pues no puede haber logos de un objeto desconocido que ni siquiera se sabe si existe. Además, la palabreja, que en otro tiempo sirvió como seña de identidad de los estudios serios de los ovnis, se ha popularizado hasta tal punto de que ufología es todo lo que tenga que ver con el tema. Cualquier periodista, aficionado o creyente se llama a sí mismo ufólogo en cuanto realiza una actividad al respecto. Por ello se propuso en aquel libro dejar este termino para el fandom (el mundo de los aficionados) de los ovnis y sus alharacas y quedarnos simplemente en estudiosos de las experiencias OVNI-OVI o del fenómeno ovni en su consideración social. Pero las palabras no son lo importante, sino la mentalidad que representan.

Aquí entramos en un segundo tema: ¿es necesario seguir compartiendo un mismo medio informativo con la ufología tradicional, cuya finalidad es recrearse en el mito extraterrestre y redundar en sus falsas demostraciones de que los OVNIS son naves interplanetarias? Pensamos que no. La ufología pro-ET tiene sus medios informativos La investigación crítica debe tener su foro propio.

La "línea de en medio" que ha seguido CdU abriéndose a colaboraciones desde todo el espectro de creencias pudo ser útil en un momento determinado para originar un debate entre posicionamientos progresivamente divergentes, pero la opinión debe decantarse. Los tiempos del debate entre escépticos, ufólogos racionalistas y ufólogos pro-ET han pasado. De ello no se ha obtenido mas fruto que las peleas y la incomprensión. No hay entendimiento posible. Sería como tratar de poner de acuerdo a ateos y creyentes en materia teológica. Somos de la opinión de que una revista con intención de objetividad y racionalismo en el estudio de los ovnis debería representar con claridad la posición escéptica de la mayor parte de su panel de asesores y colaboradores (esperamos que no sea necesario definir aquí lo que es escepticismo). Los últimos acontecimientos de que hemos tenido noticias, sobre una reunión en la que la línea más tradicional de la ufología española ha decidido crear un sector aparte, prescindir de Cuadernos de Ufología y editar una nueva revista, no hacen más que confirmar lo que estamos diciendo.

En los usos de la mayor parte de los ufólogos se evidencia que la ufología tradicional no es una ciencia, sino un sistema de creencias y que se practica como una recreación del mito de los visitantes extraterrestres. ¿Cómo interpretar si no ese manifiesto deseo que exhiben los ufólogos por que aumente cada vez más la casuística ovni? No es solamente el deseo por mantener un hobby que le da un sentido a la vida a algunas personas También es una secreta esperanza en la realidad del contacto con una civilización exterior. Todos ya conocemos muy bien las resistencias que tienen los ufólogos a abandonar sus axiomas sagrados. Sin embargo, replantearse constantemente los conceptos es la única forma de producir ideas .

Dicho esto, vayamos al fondo de la cuestión:

¿Qué estamos estudiando?

Desde nuestro punto de vista, el fenómeno ovni es un mito moderno. Naturalmente que tenemos casos sin resolver -los mitos se han expresado siempre en forma de una realidad exterior compartida por todos- pero ello no niega el mito. Pero aunque los ovnis existan como fenómeno físico anómalo, pensamos que esos aspectos son poco relevantes, y que el factor mítico del asunto es en estos momentos el que merece un estudio más profundo. Es más, hay buenas razones para suponer que ni siquiera es un fenómeno social muy diferente a las visiones de seres de los bosques vírgenes brujas, etc. de otras épocas. Sólo que al contrario que Vallée y el resto de la ufología. No creemos que sea necesaria ninguna p.67

entidad externa al hombre ("sistemas de control" y otras ambigüedades) para explicarlas. Tampoco pensamos que haga falta inventar, como Jung y los ufólogos que recibieron su influencia, un ente suprahumano llamado "inconsciente colectivo", que a la postre es la misma reificación que la del tipo "extraterrestres" o "sistema de control".

La labor de los científicos sociales especializados en el fenómeno de los ovnis tiene varias vertientes: la explicación de los mecanismos de las percepciones anómalas, la interpretación del simbolismo de la iconografía ovni inspirada en la ciencia ficción y en la cultura pop de las imágenes de consumo, la estructuración del mito de los visitantes de otros planetas, la configuración del mito extraterrestre de acuerdo con la cosmovisión occidental del desarrollo y la conquista del espacio...

Este enfoque de la investigación del fenómeno ya no es ufología ni necesita para nada de una nueva disciplina. Lo que estamos haciendo es desmitificar el objeto de la ufología para desplazarlo a su verdadera categoría de mito. Esta concepción teórica del problema nos sugiere dos consecuencias que afectan a una revista especializada como Cuadernos de Ufología: una tiene que ver con la definición de la línea editorial y la otra con el alcance de su contenido. es decir con la identidad misma de la revista.

Vamos a entrar en otro aspecto teórico más de fondo

Si partimos de la base de que los ovnis -independientemente de que existan o no como fenómeno anómalo- son un mito que se entronca con otros aspectos de nuestra cultura, ¿por qué limitarnos exclusivamente a la investigación de las observaciones OVNI?

En nuestra manera de ver el asunto, para comprender este fenómeno deberíamos ampliar el punto de vista en un sentido histórico, social y antropológico. En primer lugar es necesario analizar la cultura de la comunicación de masas en la que los ovnis se crean y recrean y prestar mucha atención a la literatura, cine y comics de ciencia ficción, género por el que el fenómeno ovni tiene una gran deuda. También habría que realizar una arqueología de las ideas (en término de Foucault) en lo que respecta a la difusión del mito extraterrestre, la historia de las creencias populares sobre el espacio, etc.

Es más sugerimos estudiar el pensamiento mágico y heterodoxo en busca de algunas claves que, entre otros, también se encuentran en el mito extraterrestre Durante muchos años, las vulgarmente llamadas “paraciencias” han sido para los ufólogos un campo aparte por el simple hecho de que su objeto de estudio eran fenómenos diferentes. Pero en todo el conocimiento heterodoxo se encuentra el mismo mito de un poder oculto o inaccesible que sobrepasa las capacidades humanas, en un caso serán unos seres exteriores a la Tierra (extraterrestres), en otro el poder estará radicado en palabras y objetos con capacidades taumatúrgicas (mancias), en otro en fuerzas cósmicas que dirigen el destino (astrología) y en otro en el interior del individuo, médium o dotado (parapsicología). En la reificación del poder de los signos, de los astros de las capacidades paranormales o de la superciencia extraterrestre existe la misma necesidad de trascendencia de la naturaleza material que nos rodea y de explicación del mundo en términos simples al alcance de la comprensión vulgar. Todas estas creencias son expresión de lo maravilloso contemporáneo.

Se nos dirá que lo que estamos proponiendo implica un alejamiento del estudio del fenómeno OVNI, la verdadera finalidad de nuestro trabajo Aquí es donde vamos a plantear una cuestión radical ¿Por qué estudiamos el fenómeno OVNI? No os sorprendáis por la pregunta. La actividad ufológica tenía un sentido incuestionable dentro del marco de la creencia en los extraterrestres. En un marco diferente, de desmitificación del fenómeno ovni, el cuestionamiento es justificado. Si se nos dice que el ufólogo estudia el tema OVNI como anomalía científica. ¿por qué no tratar otras anomalías que pudieran - de hecho muchas lo están- conectadas ¿Es que seguimos trabajando con la esperanza en el descenso de los marcianos?

Si además de interesarnos en el fenómeno OVNI como anomalía física nos interesamos por la estructura de creencias en que ha nacido el mito de los extraterrestres, entonces resulta que el campo de la ufología es demasiado estrecho y se impone elaborar un nuevo programa de investigación.

Digamos de entrada que nuestra intención es trabajar en una iniciativa en la que puedan colaborar estudiosos del pensamiento mágico y de diversas ramas científicas. Justificamos esta aparente dispersión de intereses en el hecho de que en el fondo estudiamos las mismas estructuras mentales básicas de nuestra especie

El programa de investigación que nos proponemos no es individual. En realidad se trata de aunar las aportaciones de diversos elementos a través de una publicación que dé cabida a los intereses que hemos planteado. Se tratará pues de una publicación sobre los mitos contemporáneos y los fenómenos y conocimientos que se encuentran en los márgenes de la cultura occidental, y entre los cuales el fenómeno ovni ocupa un lugar relevante. Adjunto a esta carta va un esquema previo de lo que será esta nueva revista, a la cual hemos dado como nombre provisional Liminal. p.68

Este no es un proyecto individual ni una escisión del círculo de trabajo de Cuadernos de Ufología sino una propuesta complementaria, que no hace sino ampliar horizontes. Tampoco pensamos que se trate de una idea extemporánea, ya que hay precedentes parecidos dignos de mención, principalmente la británica Magonia que desde mediados de los setenta aunque con diferentes nombres, ha aportado los artículos de mayor contenido intelectual que se han publicado sobre el tema ovni. Recientemente la revista francesa OVNI Presence ha comenzado a incluir artículos sobre temas diferentes de la ufología, y promete profundizar en ese camino.

Si, por otra parte, estáis pensando que esta propuesta coincide con los objetivos de las sociedades escépticas como CSICOP, ARP o CAIRP, os equivocáis. Os mostraremos los puntos de separación. sin que ello implique ningún juicio al respecto:

1) Una revista escéptica es una revista científica, en tanto que nosotros proponemos crear un medio de opinión y de pensamiento en el que está naturalmente incluido el pensamiento científico.

2) Mientras que los escépticos emplean el término pseudociencias, en el que se emite una calificación de ciertas practicas desde la ciencia, en Liminal se podría contemplar un enfoque emic, es decir, desde el propio punto de vista de las presuntas disciplinas o prácticas. Es un método común en antropología la descripción "desde dentro" de una cultura y en sus propios términos, con el ánimo de alcanzar una comprensión empática

3) Los escépticos sólo se pronuncian de acuerdo con criterios científicos, pero también se puede hacer un análisis histórico de las disciplinas, sin entrar en su crítica, o se puede hacer una reflexión de tipo filosófico sobre los fenómenos que, si no nos permite explicar, nos puede permitir comprender.

4) Los escépticos investigan los presuntos fenómenos paranormales para dar un dictamen sobre su realidad, mientras que nuestra propuesta no se detiene en el dictamen, sino que se interesa por explicar las creencias y buscar los orígenes y estructura de los mitos

5) El objetivo primordial de los escépticos es educar a la gente en el racionalismo y el pensamiento crítico. Nuestro enfoque antropológico no hace juicios de valor sobre las creencias, sino que las acepta como fenómenos humanos.

Desde hace unos años se publica desde Estados Unidos una revista de formato académico que también sigue una línea que se parece en algo a nuestro proyecto: el Journal for Scientific Exploration que investiga los fenómenos paranormales en general, y en la que colaboran personajes procedentes de la ufología norteamericana. Pero nuestra idea es la de un medio con un enfoque más cultural, que no se limite al discurso científico es decir, yendo más allá del veredicto sobre la realidad de los fenómenos e interesándose también por su importancia en la cultura.

La variedad temática exige el compromiso de investigadores procedentes de áreas muy diferentes, tanto amateurs como profesionales. El enfoque que le estamos dando contará, con toda seguridad, con la simpatía y el apoyo del estamento universitario. Ya no se trata de atraer a los universitarios a un campo heterodoxo del conocimiento como es la ufología, sino de integrar nuestros intereses con la ciencia y la cultura. Ir a las universidades en lugar de esperar que ellas vengan a nosotros.

Para empezar, pensamos en una revista de un numero anual, de distribución por suscripción y con una difusión internacional amplia. Al proponer esta iniciativa no estamos pensando en alejarnos de nuestro compromiso con Cuadernos de Ufología, ni en crear un circulo aparte de vosotros. Muy al contrario, esperamos contar con el concurso de todos los estudiosos serios de la temática ovni y en concreto de los responsables y colaboradores de CdU. Estamos muy lejos de una posición personalista, y por ello nos abrimos a un debate sobre el proyecto Liminal. Nos gustaría contar con todos vosotros: la experiencia y la capacidad de Julio Arcas y José Ruesga como editores, de Vicente Juan Ballester como investigador y organizador, y de todos los participantes, sin necesidad de citar más nombres en CdU.

Nos gustaría que se crease una red de trabajo bajo el símbolo de Liminal. Advertimos previamente que este nombre y el proyecto en su totalidad son tentativos y están abiertos a las propuestas de quienes nos apoyen.

Seria óptimo que Cuadernos de Ufología siguiera, tras la reunión que se ha convocado, en su camino ascendente de calidad y exigencia, y que CdU y el medio informativo aquí propuesto bajo el nombre Liminal se enriquezcan mutuamente

Un caluroso saludo.

Alejandro Agostinelli, Ignacio Cabria. p.69

LIMINAL

Fenómenos y conocimientos en los márgenes de la cultura

Liminal es aquello que está en los umbrales, en las fronteras, Esta revista tiene por objetivo investigar y comprender los fenómenos, las experiencias y las creencias que tienen su ámbito en los márgenes del conocimiento científico y de da cultura occidental. En este sentido, partimos tanto de un planteamiento científico (desde las ciencias físicas a las ciencias sociales) como de un tratamiento humanístico y filosófico. El objetivo no sólo es explicar sino incluso comprender las múltiples dimensiones de esta problematica

DEFINICION DE CONTENIDOS

A. FENOMENOS Y EXPERIENCIAS

A. 1. FENOMENOS FISICOS ANOMALOS Este apartado se ocupará de aquellos fenómenos que desde tiempo inmemorial han sido descritos como anomalías de nuestro mundo físico, y a los cuales se les ha atribuido un origen mágico o una entidad sobrenatural. Nos interesa encontrar una explicación científica de tales fenómenos, pero también el sentido profundo que aquellas experiencias tuvieron en cada contexto cultural. Podríamos dividir estos fenómenos en.

- FENOMENOS ATMOSFERICOS ANOMALOS - HUELLAS Y RASTROS ANOMALOS (círculos en el terreno, etc.) - ALTERACIONES ORGANICAS (quemaduras, efectos fisiológicos en humanos, animales y plantas, etc.)

A. 2. VISIONES EXTRAORDINARIAS

En este capitulo se contemplan aquellos relatos de visiones de seres u otras manifestaciones ajenas al mundo cotidiano que han sido descritos como fenómenos maravillosos en un contexto pagano y como seres sobrenaturales en un contexto religioso.

-VISIONES DE LO MARAVILLOSO (múltiples soles...) -APARICIONES RELIGIOSAS (virgenes, ángeles...) -SERES FOLKLORICOS (seres de las tradiciones locales) -CRIPTOZOOLOGIA (yeti, Pie Grande...) -VISIONES DE TIPO PARANORMAL (fantasmas...) -OVNIS Y ENTIDADES ASOCIADAS.

A. 3. CAPACIDADES EXTRAORDINARIAS

Este rubro examina la casuística que supondría la existencia de individuos que poseen facultades especiales o poderes suprahumanos. Con el nacimiento de la parapsicologia a principios del siglo XX, algunas de estas capacidades han sido consideradas fenómenos paranormales. El rango de fenómenos que vamos a considerar incluye:

-FENOMENOS PARANORMALES (telepatía, ...) -FAKIRISMO -MATERIALIZACION DE OBJETOS.

A. 4. EXPERIENCIAS PERSONALES PROFUNDAS

Dentro de esta categoría consideramos vivencias individuales de difícil valoración objetiva. que implican una inmersión profunda en la psíque humana, a menudo con una intensa carga emocional y religiosa. -ESTADOS ALTERADOS DE CONCIENCIA (hipnosis...) -ABDUCCIONES -EXPERIENCIAS CERCANAS A LA MUERTE (también llamadas "vida después de la vida”). -EXPERIENCIAS EXTRACORPOREAS (también llamadas "viaje astral"). -REENCARNACION Y REGRESIONES (vivencias bajo hipnosis...) -EXPERIENCIAS MISTICAS (vivencias de éxtasis religioso alcanzado en aigún grado de trance...) -ESPIRITISMO (contacto con difuntos mediante técnicas mediúmnicas u otras) -CONTACTO CON EXTRATERRESTRES (experiencias de comunicación con entidades superiores del cosmos a través de la meditación u otras técnicas) -CANALIZACIONES (incorporación de entidades extrahumanas en individuos que afirman hablar por ellas). -POSESION Y TRANCE (experiencias asociadas históricamente a la posesión de un ser humano por el diablo en la tradición cristiana o de otras entidades)

B. CONOCIMIENTOS Y CREENCIAS

B. 1. TERAPIAS NO CIENTIFICAS

-DOCTRINAS PSICOLOGICAS (Psicoanálisis freudiano, junguiano, reichiano, etc.). -TERAPIAS PSICOLOGICAS HETERODOXAS (control mental, meditación trascendental dianética, etc.). -MEDICINAS ALTERNATIVAS (acupuntura, homeopatia, curanderismo, clrugla pslquica etc .).

B. 2. MAGIA, ESOTERISMO Y OCULTISMO

-BRUJERIA Y HECHICERIA -ESOTERISMO (gnosticismo cristiano, judlo, egipcio...) -ESOTERISMO MODERNO (Gurdjieff, Lobsang Rampa. Rene Guenon, Alester Crowley etc). -SOCIEDADES SECRETAS (Masonería, teosofía, rosacruces, Golden Dawn, etc. -MANCIAS (astrología, quiromancia, cartomancia y otras técnicas de adivinación). -MAGIA Y OCULTISMO

B. 3. NUEVOS MOVIMIENTOS RELIGIOSOS

-MOVIMIENTOS DE REVITALIZACION RELIGIOSA (movimientos revolucionarios milenaristas, cultos sincréticos, iglesias independientes, fundamentalismos e integrismos. etc.) -GRUPOS NEW AGE (orientalistas, yoga, autoayuda. etc.). -GRUPOS DE CONTACTO OVNI (Nonsiamosoli, Misión Rama, etc.)

B. 4. LO REAL-FANTASTICO EN LA CULTURA

En este apartado nos interesa destacar el impacto que ha tenido en la cultura popular reciente la incorporación de nuevos rumores, leyendas, mitos y creencias asociadas con lo fantástico y lo maravilloso. La ciencia ficción es la expresión en el terreno literario de los mitos de nuestro tiempo (el hombre como conquistador del universo, el progreso ilimitado. Ia evolución hacia una especie superior. etc.). La "astroarqueología" ha mudado el mito de la creación del hombre por Dios a su creación por un ente extraterrestre semidivinizado. Las teorías de las civilizaciones perdidas han encarnado el mito de la edad de oro, el pasado perdido de una civilización altamente desarrollada.

-RUMORES Y LEYENDAS URBANAS (autoestopista fantasma, visitantes de dormitorio, etc.). -MITOLOGIAS EN LA CIENCIA FICCION -REVISIONISMO ARQUEOLOGICO ( “astroarqueologia”, civilizaciones desaparecidas, reinterpretación de los mitos, visiones en antiguas crónicas. etc.). -REVISIONISMO HISTORICO (Templarios, vida de Jesús, etc.) -COSMOGONIAS FANTASTICAS (Swedenborg, Urantia, Horbiger, Velikowski. etc.). -PROFECIAS Y FUTUROLOGIA (Teorías catastrofistas y apocalípticas, prospectiva. etc.) p.70

Escepticismo a machamartillo Luis Alfonso Gámez

Sólo caben tres posturas ante la pseudociencia: la indiferente, la cómplice y la combativa. Estoy convencido de que, entre los no indiferentes, existen dos claras posturas contrapuestas, en contra de lo que piensa Luis R. González, y yo pertenezco a una de ellas. No hay términos medios, o se pasa de la ufología o se fomenta la ufología o se lucha contra la ufología.

El establishment ufológico es mucho más crédulo que lo que mi interlocutor afirma. La ufología seria no existe; aunque sí es cierto que hay estudiosos de los platillos volantes que usan el sentido común más que la mayoría de sus colegas, pero son los menos. González -con quien me unen lazos de amistad desde 1980- me decía en una reciente carta que le "gusta pensar que [LA ALTERNATIVA RACIONAL y Cuadernos de Ufología] son más parecidas" que lo que yo creo. Sinceramente, no alcanzo a comprender qué tiene LAR en común con una revista que considera que siete huellas encontradas en medio del campo demuestran un aterrizaje alienígena, a pesar de que nadie haya visto un ovni por las proximidades [García Sánchez, 1994]. Ante tamaño disparate, que CdU sea "odiada y vituperada por escéptica" me parece increíble, aunque si lo dice González, tendrá sus razones. Yo creo, de verdad, que la revista seria de la ufología española está más cerca de Karma.7 o de Más Allá que de LAR.

González no parece tener muy claro cuál es el punto de vista de los escépticos españoles respecto al tema ovni, ya que incurre en los mismos errores que Alejandro César Agostinelli e Ignacio Cabria. En la propuesta para editar una nueva revista llamada Liminal, Agostinelli y Cabria dicen que su proyecto "no se detiene en el dictamen, sino que se interesa por explicar las creencias y buscar los orígenes y estructura de los mitos" [Agostinelli y Cabria, 1994]. González, por su parte, considera que los ufólogos que, rechazando la hipótesis extraterrestre, se interesan en el origen de la creencias pseudocientíficas -como él- "son más honestos" que "los escépticos a machamartillo, que se dedican a criticar a diestro y siniestro, limitándose a denunciar la irracionalidad de los hechos descritos y su explotación mercantilista, sin molestarse en ir más allá" [González, 1995].

Sinceramente, me duele que, después de años en los que los desmitificadores hemos estado repitiendo ese mismo mensaje, haya ahora algunos que crean que han descubierto América. Da la impresión de que -por usar la imagen bíblica- hemos estado predicando en el desierto. Ya a mediados de los años 70, Félix Ares y María del Carmen Garmendia decían que "bajo un sustrato físico de características aleatorias, se ha desarrollado y se desarrolla un fenómeno sociológico, el nacimiento del mito de los extraterrestres, seres en los que hemos “proyectado” toda nuestra “humanidad” contemporánea y con los que despertamos arquetipos tradicionales" [Ares y Garmendia, 1977; 164]. Hace quince años, Ares y Garmendia afirmaban que "en treinta años hemos asistido al nacimiento y desarrollo, hasta su madurez, de una nueva religión -con elementos cristianos, budistas y tecnológicosó, que cada vez cuenta con más adeptos. En nuestra humilde opinión, estamos ante una ocasión única para el estudio del origen de las religiones" [Ares y Garmendia, 1980].

Además, durante los últimos años, hemos dicho en repetidas ocasiones que "nos interesa el tema [ovni] por sus implicaciones psicosociales, religiosas y etnológicas" [Ares, Gámez, Martínez, 1985]; que la hipótesis extraterrestre "tiene todas las características de un mito" [Ares, 1987]; que "el proceso evolutivo del tema ovni está íntimamente ligado a las creencias propias de la segunda mitad del siglo y a los adelantos científicos" [Gámez, 1989], y que la ufología "nos ha proporcionado unos ‘hermanos cósmicos’ preocupados por nuestro futuro, que aparecen en nuestro planeta poco después de finalizada la Segunda Guerra Mundial" [Gámez, 1990]. González parte, por lo tanto, de un presupuesto erróneo cuando dice que los escépticos no vamos "más allá" de la crítica "a diestro y siniestro". p.71

Y también está confundido cuando añade que la actitud combativa de los "escépticos a machamartillo" queda "muy bien de cara a la galería, a la masa de seguidores" [González, 1995]. Francamente, no sé a qué masa de seguidores se refiere porque creo que los lectores de LAR son lo suficientemente inteligentes como para no ser fans de nadie y menos de un "exagerado defensor de la ortodoxia escéptica" [González, 1994]. Además, el hecho de que los ufólogos hagan las cosas de cara la galería no quiere decir que yo las haga, entre otras cosas, porque no vivo de los platillos volantes

Mi viejo amigo plantea un asunto interesante, la existencia de foros comunes de debate entre creyentes y escépticos. Al margen de mi opinión, si los ufólogos no escriben en LAR, es porque no quieren. Cierto es que corren el peligro de que los asesores de la revista valoren negativamente sus trabajos y les sugieran correcciones antes de publicarlos; pero no lo es menos que, desde su creación, sólo han llegado a esta revista dos o tres aportaciones de ufólogos y, que yo sepa, sólo una no se ha publicado. No soy partidario de invitar a los charlatanes a escribir en esta revista ni a intervenir en congresos escépticos, a no ser que se trate de debates. González incurre aquí en el mismo error que los medios de comunicación que, después de lustros de ofrecer sólo una cara de la moneda, no presentan el punto de vista crítico sobre las pseudociencias, sino que -en aras de una supuesta democracia- lo confrontan con los delirios de los charlatanes. Eso no es igualdad.

Tampoco estoy dispuesto a perder el tiempo preparando artículos para revistas crédulas o ponencias para presentar en saraos paranormales porque no tiene ningún sentido, de la misma manera que no lo tiene un mitin del Partido Popular en un local de Herri Batasuna. El público que acude a un congreso pseudocientífico está formado por enfervorecidos creyentes; es preferible centrar los esfuerzos en la gran masa de indiferentes, tal como hacen los partidos políticos con los indecisos. Por eso, como han demostrado en repetidas ocasiones, los integrantes de ARP más conocidos no tienen ningún reparo a la hora de renunciar a su tiempo y a su dinero para acudir a programas de televisión o pronunciar conferencias ante estudiantes.

Desmitificar es, según la Real Academia, "disminuir o privar de atributos míticos a aquello que los tenía o pretendía tenerlos". Sin embargo, para González, el término desmitificador tiene una "etiqueta peyorativa" de la que carece ufólogo. En su discurso, él se califica de ufólogo y no se avergüenza de ello, a pesar de que en su esquina del cuadrilátero están los Juan José Benitez, Antonio Ribera, Budd hopkins y demás. Prefiere que le conozcan por el mismo calificativo que a los adoradores de los nuevos dioses a que le sitúen en las filas de los Philip Klass, Félix Ares, Javier Armentia, Miguel Angel Sabadell o Robert Sheaffer.

Yo lo tengo claro. Soy "un escéptico a machamartillo" y, por consiguiente, soy partidario no sólo de emplear la máxima dureza contra "los más influyentes y mercantilistas charlatanes", sino contra todos los charlatanes. González sabe que, a principios de los años 80, participé activamente en el proyecto a CdU y que me desmarqué de la revista que entonces dirigía José Ruesga cuando sus páginas se abrieron a Antonio Ribera y otros autores pseudocientíficos. Podía haberme tragado mi orgullo para conservar mi buen nombre ufológico; pero no lo hice entonces ni voy a hacerlo ahora. El charlatán más peligroso es, precisamente, el que no lo parece, el que tiene un discurso pretendidamente científico y dice compartir los presupuestos escépticos. Ya existe un colectivo de engañabobos gallego que pretende hacerse pasar por grupo escéptico y edita un pequeño fanzine, El Ojo Crítico. Todos los fabricantes de paradojas están en mi punto de mira y cada uno será objeto de chanzas y críticas cuando le llegue el momento.

Si en su día manifesté mis sospechas sobre la actitud de Agostinelli, es porque me sorprende que el ufólogoóescéptico -táchese lo que no proceda- argentino mantenga en su país una actitud abiertamente combativa con los charlatanes y en España se mueva entre ellos como pez en el agua. Eso, simplemente, es lo que me mosquea. Estoy convencido de que se puede mantener intercambio de ideas con ufólogos, pero siempre desde unos presupuestos fijos, no variables según la ocasión o el lugar. Si uno es escéptico en un sitio, lo es en todos. ¿Es lógico intentar promover una publicación crítica en un foro de creyentes? ¿Es que no le choca a González que Liminal se presente en un encuentro de platillólogos y no en uno de desmitificadores?¿No será que hay que desmitificar, pero no tanto?

Un año después de iniciada esta polémica, me siguen sorprendiendo dos cosas, que Agostinelli no haya abierto la boca y que no tenga acceso a LAR. González esgrime este último argumento para salir en defensa del escéptico-ufólogo argentino. Me consta que Agostinelli se ha quejado en algunas ocasiones de que no le llega la revista de ARP. La solución es muy sencilla. Basta con pagar la suscripción pertinente, como hacemos todos con esta y otras revistas. Además, estoy seguro de que le llegó una fotocopia de mi escrito poco después de su publicación.

No quiero acabar sin advertir a González que "todo buen periodista sabe que antes de publicar unas acusaciones es de un mínimo rigor solicitar la versión del p.72

implicado" [González, 1995]. Da la impresión de que, con esta frase, mi viejo amigo quiere poner en duda mi credibilidad como periodista y eso no estoy dispuesto a consentirlo. Cierto es que me gano la vida como redactor de un diario; pero mi cometido en LAR es otro y no tiene nada que ver con mi labor profesional. Si escribiera como periodista, no me podría permitir el lujo opinar, me limitaría a informar y hablaría con cada uno de los implicados antes de publicar nada. Pero no lo hago porque soy, simple y llanamente, un crítico.

Por último -quedan muchas cosas en el tintero, pero no quiero echar a perder más espacio de esta revista-, Luis R. González ve en mi respuesta a su primera carta una "oportuna estratagema" donde hay un simple error de edición. Me acusa de haber escrito su nombre y el de sus amigos con mayúsculas para asociarles a los de "conocidos e infames contrincantes" que también aparecen en mayúsculas [González, 1995]. Si lee otros textos aparecidos en ese mismo número de LAR, podrá comprobar que la primera vez que aparece el nombre de un individuo se escribe en Versalitas. Eso es lo que hice en mi carta; pero, por desgracia -los designios de los ordenadores son inescrutables-, las versalitas se convirtieron en mayúsculas en la redacción de LAR. ¡Lamento no ser tan maquiavélico como algunos creen!

NOTAS Agostinelli, Alejandro César; y Cabria, Ignacio [1994]: Documento de trabajo para la reunión de responsables y colaboradores de “Cuadernos de Ufología”. Mendoza, (Argentina), 10 páginas.

Ares, Félix; y Garmendia, María del Carmen [1977]: Nuevas caras para los viejos dioses. Manuscrito. San Sebastián. ii + 165 páginas. Ares, Félix; y Garmendia, María del Carmen [1980]: "Ovni: fenómeno social". Deia (Bilbao), 14 de Septiembre.

Ares, Félix; Gámez, Luis Alfonso; y Martínez, Jesús [1985]: "Ufolatría: comulgar con ruedas de molino". La Alternativa Racional (Bilbao), Nº 1-2 (Diciembre), 19ó22.

Ares, Félix [1987]: "La hipótesis extraterrestre. (Dios o la irrefutabilidad esencial.)". La Alternativa Racional (Bilbao), Nº 7 (Noviembre), 14-17. Gámez, Luis Alfonso [1989]: "Ovnis... ¿pero han existido alguna vez". La Alternativa Racional (Bilbao), Nº 13 (Julio), 31-34.

Gámez, Luis Alfonso [1990]: "El auge contemporáneo de las creencias ocultistas en la sociedad occidental". La Alternativa Racional (Bilbao), Nº 19 (Diciembre), 20ó32.

García Sánchez, Miguel A. [1994]: "’Huellas’ de Los Rodeos (Ceutí-Murcia)". Cuadernos de Ufología (Santander), Nº 16-17, 176-179.

González, Luis R. [1994]: "Aclaraciones". En "El correo del lector". La Alternativa Racional (Zaragoza), Nº 32 (Primavera), 46.

González, Luis R. [1995]: "Carta a LAR". La Alternativa Racional (Zaragoza), Nº 34-35.

Contrarréplica homeopática

Luis R. González

Nunca he pretendido poner en duda la credibilidad de Luis Alfonso como periodista, porque es indudable y manifiesta; sólo quise señalar que, en esta ocasión, me consta que no solicitó la opinión de Agostinelli.

Lamento ser tan conspiranóico como para ver pérfidas estratagemas donde sólo hubo un error de edición que, una vez aclarado, no me ofrece ninguna duda.

Mi verdadera duda es si esa postura de "o se fomenta la ufología o se lucha contra la ufología", es decir, o se está conmigo, o se está contra mí, resulta más perjudicial que beneficiosa para el movimiento escéptico. Las posiciones están definidas, el debate abierto. Ahora sería muy bueno que hablaran otros. ____________ Si se comienza con certidumbres, se terminará con dudas, pero si se comienza con dudas y se es paciente, se obtendrán certezas. (Francis Bacon) ____________ p.73

Desde el sillón escéptico...

Bergen Evans Historia natural del disparate. Editorial: Los libros del mirasol. Buenos Aires 1961. Traducción de R. Castell Méndez. 186 páginas

Escépticos del pasado Félix Ares

Hace ya varios años que nuestro buen amigo Mario Bohoslavski me habló de un libro que a él le había gustado. Se trataba de Historia Natural del Disparate, cuyo autor era Bergen Evans. Había sido publicado en la Argentina en 1962, en aquella magnífica colección que fue los libros del mirasol de la Compañía Fabril Editora.

Durante este tiempo he tratado de buscarlo, infructuosamente, revolviendo en las tiendas y ferias de libros de segunda mano. Por fin, pedí ayuda a nuestros colegas argentinos de El Ojo Escéptico, quienes me lo han enviado. ¡Gracias, amigos!

Su lectura me ha apasionado. Ha sido uno de esos libros que empiezas a leer y no puedes soltarlo. Ha resultado ser la traducción de la obra A Natural History of Nonsense, cuya fecha de edición no figura por ninguna parte; pero al leer el libro se llega a la conclusión de que tiene que haber sido escrito en los alrededores de 1945.

No puedo resistir la tentación de transcribir el prólogo:

Brindis

Hasta hace unos cien años, los hombres racionales vivían como espías en un país enemigo. Jamás cruzaban sus fronteras, salvo bajo el disfraz de la ironía o la alegoría. La revelación de su auténtico yo habría sido fatal.

Hoy su status es más de guerrilleros. Tiran escondidos, tienden emboscadas a los rezagados, arrasan las retaguardias en retirada, cortan las comunicaciones y, de cuando en cuando, ejecutan rápidas incursiones contra unidades enemigas avanzadas. Pero no se atreven, sin embargo, a arriesgar una lucha franca con el grueso de las fuerzas; serían derrotados. Su vida es peligrosa pero excitante, y está animada por una sensación de camaradería no a menudo conocida entre los obtusos conscriptos de la ortodoxia.

Este libro desea ser una especie de manual para los jóvenes reclutas en la festiva causa del sentido común. Señala dónde están acampados ahora los principales ejércitos de la ignorancia e indica, en un código secreto, qué guarniciones están insuficientemente reforzadas, o amotinadas. Trata de demostrar el empleo de la emboscada y del camouflage y las técnicas de infiltración y la retirada. Señala la ubicación de los obstáculos y de los caminos minados, y enseña a montar una trampa. Previene acerca del contraespionaje y da -siempre en código- los cinco signos infalibles para distinguir a un tonto. Cuando el recluta haya terminado con el libro puede arrojarlo por sobre el muro a los cuarteles del enemigo. Acaso fomente la deserción.

En el capítulo primero, titulado EL OMBLIGO DE ADÁN, podemos leer: Podemos haber acabado nosotros con el pasado, pero el pasado no ha acabado con nosotros. Ideas de la Edad de Piedra existen junto al último pensamiento científico. Sólo una fracción de la humanidad ha emergido de las oscuras edades, y en los cerebros lúcidos, según ha dicho Logan Pearsall Smith, nos encontramos con "nidos de peludos gusanos". Hombres aparentemente sanos confían su fortuna a astrólogos y su salud a brujos doctores. Aviones gigantescos zumban a través de la estratosfera, pero la mitad de sus pasajeros llevan amuletos mágicos y están protegidos del mal por sortilegios "vuduistas". Los hoteles se envanecen de poseer ascensores expresos y un teléfono en cada cuarto, pero omiten el trece en los números de pisos y cuartos, por temor a que sus huéspedes se sientan intranquilos...

A continuación Evans hace un rápido repaso de los grandes mitos de su época. ¿Cuál es la causa del extraño título del capítulo? Muy sencillo. En el año 1944 se reavivó en el Congreso de Estados Unidos una vieja polémica: ¿Adán tenía ombligo o no? El ombligo es la consecuencia de cortar el cordón umbilical, pero a Adán lo creó directamente Dios. No tuvo cordón umbilical; por tanto: ¿tuvo o no ombligo?

Sesuda pregunta que me recuerda mis últimos años de bachillerato en el que a los alumnos se nos planteo otro terrible dilema. ¿Adán había sido una sola persona (monoadamismo) o varias (poliadamismo)? En aquel momento la pregunta, planteada por uno p.74

de los profesores del colegio "de curas" al que iba, me causo cierta turbación. Por suerte, hoy entiendo el mecanismo de la evolución por selección natural, lo que trivializa la pregunta, y, además, tengo la respuesta: poliadamismo, así parece indicarlo el polimorfismo del complejo de histocompatibilidad (MCH).

Evans se ríe del ombligo de Adán. Y lo hace con gracia y con humor.

Arremete contra las irracionalidades provengan de donde provengan. Se sonríe de las creencias infantiles en el Arca de Noé (capítulo 1), de la interpretación literal de la Biblia (capítulo 2), de las creencias en exóticas costumbres de los cuadrúpedos (capítulo 3), de las falacias de ciertas creencias sobre pájaros y otros animales (capítulo 4, 5 y 6), de bichos legendarios: hombre-pez, mujer-pez, hombres silvestres (capítulo 7), de ciertos prejuicios como que la concepción es posible sin coito (capítulo 8), de la creencia en los "antojos" de las embarazadas, de las falsas relaciones establecidas entre la menstruación y el ciclo lunar (capítulo 9), de las leyendas sobre el "rigor mortis" (capítulo 10), de los mitos sobre el alma y su peso (capítulo 13), de los mitos del concepto de raza (capítulo 14), el problema de los negros (capítulo 15), de los mitos sobre los amantes latinos (capítulo 16),...

En el capítulo 17, entre otras muchas cosas leemos: La argumentación analógica, la inferencia de un nuevo grado de parecido es uno de los más grandes peligros del pensamiento popular. En medicina condujo antes a lo que era conocido como doctrina de las signaturas, según la cual se recetaban nueces para los trastornos de cerebro, porque la pulpa de la nuez se parece algo a cerebros en miniatura, pulmones de zorro para el asma a causa de se creía que los zorros tienen desusados poderes respiratorios; y se untaba con grasa de oso la cabeza de los calvos, porque los osos tienen abundante pelambre. Centenares de inútiles remedios se basaban en semejantes falsas analogías, y no todos han sido eliminados todavía de los estantes del farmacéutico, aunque los sobrevivientes, sin duda, son "científicamente" preparados y envasados.

Cincuenta años después en las farmacias sigue habiendo "medicinas" homeopáticas.

En el siguiente párrafo leemos: Tampoco esta forma de razonamiento [la analogía] se limita a la medicina. Invadió todos los departamentos de la vida. Condujo a nuestros abuelos a llevar ropa interior de franela roja, porque el calor está asociado con el color del fuego. Confirió a diversas gemas propiedades sugeridas por sus colores, y ha llevado a los telépatas modernos a insistir en que la radio justifica sus metafísicas afirmaciones.

Unas páginas más allá nos dice: El auténtico espíritu científico que lleva a los hombres a mostrarse particularmente desconfiados de todas las creencias que ellos acarician, es absolutamente incomprensible para muchísimas personas. Al ingenuo, el escepticismo a menudo le parece maliciosa perversidad: sólo "algún secreto enemigo en la oculta y degenerada naturaleza del hombre", decía Topsell, podría llevar a alguien a dudar de la existencia del unicornio.

En la siguiente página: ...Porque el amor popular por lo maravilloso es, en el fondo, egocentrismo. Por eso resulta tan fácil fomentar, como lo hace la prensa popular, inflando cada lugar común hasta convertirlo en maravilla o fabricando maravillas, directamente. La mitad de los "milagros" de los tiempos modernos, son puras fabricaciones periodísticas. El buen éxito que pueden alcanzar quedó demostrado en noviembre de 1929, cuando el Globe, de Boston envió una avalancha de un millón y cuarto de personas al cementerio de Malden, Massachusetts, al referir sensacionales "curas" que, según se decía, habían ocurrido allí...

...La repetición del mito, naturalmente, ha producido dinero y contribuido al triunfo de más de un cronista. La gente ama entrañablemente las viejas mentiras, mientras que la verdad, como decía Milton, "jamás viene al mundo sino como un bastardo, para ignominia de quien le da nacimiento".

...Hasta se ha dicho que existe un movimiento [en USA] para que se designe un p.75

astrólogo federal como funcionario del gobierno y, teniendo en cuenta el reconocimiento oficial prestado a otras formas de superstición, el movimiento puede triunfar...

El libro acaba de un modo que me parece magistral y lo firmo ahora mismo en todos sus puntos: El oscurantismo y la tiranía van de la mano, con tanta naturalidad como el escepticismo y la democracia. Es muy conveniente para cualquiera que aprovecha la docilidad de las masas hacerles creer que no son dueñas de su destino y que los males que deben soportar están fuera del poder humano. No puede extrañar que el autor de La incógnita del hombre colaborase con los nazis. La niebla del misticismo siempre proveyó un buen resguardo para quienes no desean que sus acciones sean examinadas demasiado de cerca.

Desde los tiempos de la rebelión de los campesinos, todos los auténticos movimientos democráticos han sido infamados como antirreligiosos. En parte, esto ha sido un esfuerzo para desacreditarlos, y en parte, una percepción de que la democracia es esencialmente antiautoritaria ya que no sólo exige lo justo, sino que impone la responsabilidad de pensar por nosotros mismos. Creer es la antítesis de pensar. Negarse a llegar a una conclusión injustificada es un elemento esencial de la religión de un hombre honrado. Para él, apelar a la fe ciega constituye una incitación al atraso, a la esclavitud y a la barbarie. Y no hay libertad de pensamiento sin la duda. El hombre civilizado tiene la obligación moral de ser escéptico, de exigir credenciales de todas las afirmaciones que presuman de ser hechos. Un hombre honorable no será engañado por una hipótesis. Porque en último análisis, toda tiranía reposa en el fraude, en lograr que alguien acepte falsas suposiciones; y cualquier hombre que por un momento abandona o suspende su espíritu interrogador, ha traicionado durante ese momento a la humanidad.

Libros

La Ciencia en el Tercer Milenio. Desafíos, direcciones y tendencias. Calvo Hernando, Manuel (Prólogo de Federico Mayor Zaragoza) McGraw-Hill. Madrid, 1995. 254 páginas

Miguel Ángel Sabadell

Este libro de Manuel Calvo Hernando, presidente de la Asociación Iberoamericana de Periodismo Científico y de la Asociación Española de Periodismo Científico, recorre todos los temas que fascinan y preocupan a quienes se encuentran interesados en la ciencia y la tecnología. Sus dieciséis apartados son pequeñas joyas de divulgación. El estilo es ameno y entretenido, pero sobretodo revela el tremendo optimismo de su autor, su fe en el hombre y en la ciencia. "Podemos gobernar nuestro destino siempre que seamos capaces de movilizar positivamente todo el activo y el potencial de nuestra civilización y de ordenar los avances en beneficio del ser humano y de su integración armoniosa en esta sociedad cambiante, arriesgada y esperanzadora" dice Manuel Calvo en el último capítulo del libro, que lleva el revelador título "SÍ A LA ESPERANZA". Conocí a su autor durante las I Jornadas de Historia de la Ciencia para Periodistas celebrado en Zaragoza el pasado mes de Diciembre. Debo confesar (y no es “pelotilleo”) que me impresionó ver a un hombre apasionado por el conocimiento y la ciencia como máximos logros humanos. Así que no me extrañó lo más mínimo descubrir ese optimismo a prueba de bomba en las páginas de su libro. Un libro, he de decir, que se lee de una sentada y casi sin respirar.

En el apartado dedicado a las "falsas ciencias" reflexiona acerca de su carácter y ante todo, del peligro que representan para nuestra sociedad. Calvo Hernando apunta dos causas para explicar su auge: la decadencia de la ortodoxia religiosa y el desencanto o el recelo sobre la ciencia. "Sea como sea, es esta una responsabilidad que nos afecta a todos, científicos, escritores y público." No le falta razón. Debemos tratar de enseñar que en ciencia no importan los resultados sino el método, que no importan las respuestas, sino formular las preguntas adecuadas. Y esa labor también afecta a los lectores de LAR.

Por otro lado, sí quisiera darle un cariñoso tirón de orejas a nuestro querido amigo Manuel, que tantas veces nos ha ayudado y ha apoyado en la lucha contra la ¿bendita? irracionalidad que nos invade. Pues habla del CSICOP pero no menciona a ARP.

Debo destacar la bibliografía que el autor nos ofrece al final del libro. No es completa, porque tendría que haber publicado otro libro sólo con ella debido a la enorme cantidad de temas analizados, pero sí es la que consideraríamos esencial. p.76

Ahí tenemos todo lo necesario para ampliar en el tema que nos interese. Para mí esto es de gran valor, pues quien esto escribe suele juzgar los libros, entre otros criterios, por la calidad de la bibliografía que cita (recuerdo en estos momentos el libro de Pedro Cantó recensionado en este mismo número de LAR). Un libro que, además de ser soberanamente aburrido, pretende ser un análisis profundo de las alucinaciones conocidas en el mundo ufológico como “visitantes de dormitorio” y, por supuesto, tomadas por reales. ¡No encontré ni una referencia a un texto de psicología medianamente serio! No es de extrañar en un ufólogo, que sólo se lee a sí mismo y a sus amigos...).

Manuel Calvo ha logrado, en algo más de doscientas páginas, darnos una visión del futuro que nos acecha; la visión que del futuro tiene un periodista científico. Y menos mal que, entre tanto pesimismo, nos insufla un poco de aire fresco... sobre todo para los que pensamos que la batalla por la racionalidad es casi una batalla perdida. Quizá cuando Barnum dijo eso de que "cada minuto nace un imbécil" estaba exagerando... el intervalo de tiempo (personalmente prefiero sustituir imbécil por crédulo).

Mensajeros Cósmicos Ciencia y enigma de los extraterrestres Luis Ruiz de Gopegui (Prólogo de Javier Armentia) McGraw-Hill. Madrid, 1994. 252 páginas

La existencia de vida en el Universo ha sido siempre motivo de fascinación y de especulación. Hace muy poco tiempo hablar de extraterrestres dentro de un ámbito científico era, simplemente, un desatino. Sin embargo, en 1959 aparecía en la prestigiosa revista Nature un artículo titulado Search for Interstellar Communications (Búsqueda de comunicaciones interestelares) firmado por los físicos de la Universidad de Cornell, Giuseppe Cocconi y Phillip Morrison. Constituyó la punta de lanza en la búsqueda del vellocino de oro cósmico. Desde entonces muchos y muy diversos han sido los intentos de “escuchar” conversaciones de posibles civilizaciones extraterrestres. Tras 200.000 horas de escucha y media docena de falsas alarmas, el resultado obtenido ha sido un absoluto silencio. A su vez, durante estos años hemos aprendido bastante acerca de la formación de sistemas planetarios, del origen de la vida en la Tierra y de la evolución biológica. Pero todavía desconocemos muchos de los procesos esenciales que nos permitieron aparecer y convertirnos en la especie dominante del planeta.

El libro de Ruiz de Gopegui, físico y exasesor de la NASA en España, incide, no sobre el origen de la vida, sino sobre el origen de la vida INTELIGENTE. Aquí nuestro desconocimiento es absoluto. ¿Qué es la inteligencia? ¿qué es la consciencia? ¿cómo aparecieron? ¿cómo evolucionaron? (capítulos 5 y 6) Preguntas complejas donde ciencias tan distintas como la física, la química, la paleoantropología, la neurobiología y la psicología unen sus esfuerzos por encontrar una respuesta aún elusiva.

Como dice Javier Armentia en el prólogo, lo que el lector encontrará en este extraordinario libro es que "el hombre es accidental y superfluo" (pg. 191). Esto es así porque: a) no hay ninguna ley que obligue al universo a “crear” al hombre (postura asociada con el llamado principio antrópico (capítulo 7)); b) estamos aquí por casualidad; la prueba más palpable de ello es que los mamíferos se convirtieron en la especie dominante (permitiendo la aparición de los primeros homínidos) porque hace 60 millones de años un meteorito chocó con nuestro planeta provocando la desaparición de los dinosaurios; y c) al universo le importa un bledo nuestra existencia. Tal descubrimiento ha provocado un sentimiento de angustia expresado de manera clara y concisa por el premio Nobel de Física Steven Weinberg en su clásico Los tres primeros minutos del universo: "Cuanto más comprensible se hace el universo, más incomprensible se vuelve también". Quizá por eso los ojos de los hombres se han vuelto hacia las estrellas, en busca de posibles almas gemelas con las que compartir nuestras alegrías y amarguras.

Ruiz de Gopegui declara abiertamente su escepticismo sobre posibles formas de vida inteligentes semejantes a la nuestra. La biología evolucionista es tajante al respecto: nuestra historia sobre la Tierra es única e irrepetible. El surgimiento del hombre ha sido provocado por innumerables coincidencias y casualidades. Nuestro patrimonio genético ha sufrido los bandazos y reveses de miles de millones de años de evolución. Que tengamos el 99% de nuestro código genético idéntico al del chimpancé y el 30% al de la sequoia revela un origen común. Pero si existen extraterrestres no cabe la menor duda que p.77

su aspecto, inteligencia y forma de comunicación serán distintos al nuestro.

Sin embargo, no por ello debemos dejar de buscar señales suyas. El programa SETI (búsqueda de inteligencias extraterrestres, capítulos 8, 9 y 10) es necesario sea cual sea el resultado. Si comunicamos sabremos que no estamos solos en el universo. Si no lo conseguimos, sabremos que somos únicos. Las consecuencias filosóficas son a todas luces evidentes.

En este entorno Ruiz de Gopegui no podía dejar de mencionar los OVNIs (capítulos 11 y 12). Asociados comúnmente a Portentosas Naves Extraterrestres con Bicho Inteligente Dentro (PONEBID, como los llama Félix Ares) según algunos autores nos están visitando desde que el hombre es hombre. Y no contentos con ello, unos pocos afirman que los hombre somos producto de la manipulación genética de los primeros primates por parte de estos seres. Gopegui realiza una breve pero excelente revisión del fenómeno, señala sus abundantes inconsistencias y la piedra angular de todo el asunto: la más absoluta falta de pruebas concluyentes. En más de cincuenta años de supuesto estudio del fenómeno, no hay ninguna prueba. La ufología no es una ciencia, sino un sistema de creencias. Supuestos contactados con “seres superiores”, mensajes de paz y amor,... Estamos asistiendo al nacimiento de una nueva religión producto de nuestra tecnología. Los duendes y los ángeles de ayer se han convertido en nuestros hermanos mayores del cosmos. La evolución de la ufología deriva cada vez hacia componentes más salvajes. Ya no son simples luces en el cielo o supuestos aterrizajes. Ahora se producen verdaderos secuestros, se cuelan en el dormitorio más cercano pequeños hombrecitos cabezones (¡es cierto, lo juro!) o seres altos de orejas puntiagudas vistiendo túnicas en lo que parece un triste remedo del Sr. Spock de la serie Star Trek. Por no hablar del tremendo montaje orquestado por los gobiernos de los principales países del mundo (¡incluido el nuestro!) que ríase usted del tercer secreto de Fátima y del Watergate. Lo único cierto es que tales publicaciones se venden como rosquillas. Al comienzo del capítulo 10 aparece el principio ufológico nº10 (aunque Gopegui no menciona su origen, estos principios fueron formulados por Philip J. Klass en su excelente libro UFOs Explained): "Algunos casos OVNIs resultan incomprensibles e inexplicables simplemente porque los investigadores de esos casos no han sido capaces de dedicar un esfuerzo suficientemente riguroso para su estudio". Cuánta razón tiene...

La publicidad OVNI ha hecho mucho daño al programa SETI. En las mentes de demasiados políticos hay una asociación SETI-OVNI. Incluso algunos han expresado su rechazo al programa por tener claro que los extraterrestres ya están entre nosotros... La NASA comenzó el proyecto MOP (Microwave Observing Project) el 12 de Octubre de 1992 en un intento a gran escala de búsqueda de posibles emisiones inteligentes en la banda de las ondas radio. No había transcurrido un año cuando el gobierno estadounidense retiraba su apoyo financiero, cancelando el proyecto. Afortunadamente el Instituto SETI (organización privada mantenida por ayudas y donaciones de particulares) ha tomado el relevo con la puesta en marcha del Proyecto Fénix. Un nombre muy apropiado. Por otro lado, la Sociedad Planetaria mantiene un programa de escucha en combinación con la Universidad de Harvard, gracias a las aportaciones de sus socios, y la Universidad de Ohio desarrolla su programa SERENDIP III Éste es nuestro reto.

El libro de Ruiz de Gopegui es único al analizar con lucidez los problemas en torno al surgimiento de la inteligencia en el universo y las consecuencias de un posible contacto. Un libro necesario entre tanta estupidez extraterrestre.

La sábana santa. Últimos hallazgos Ansón, Francisco Ediciones Palabra. Madrid, 1994. 179 páginas

Luis Alfonso Gámez

Desde el mismo título, este libro es una gran mentira. La obra de Ansón, fervoroso sindonólogo, no aporta nada nuevo al enigma de la sábana santa. No hay ningún último hallazgo, sino un cúmulo de tergiversaciones tan antiguas como la propia pintura, realizada en el siglo XIV. La capacidad del autor para no ver delante de sus narices es increíble. Según Ansón, el sudario envolvió totalmente el cuerpo de p.78

Jesucristo como los vendajes a una momia egipcia. Y yo me pregunto: ¿cómo es que no aparecen impresos los laterales del cadáver? ¿cómo se explica que la figura carezca de profundidad, que la distancia entre la nariz y las orejas sea la propia de una fotografía y no la real? Un disparate más en la cruzada para reivindicar la más famosa de las falsas reliquias.

Humanidad, ¿A dónde vas? Almendras, J. Georges; y Valenti, Orazio. Nonsiamosoli. Vigo 1994. 320 páginas.

Imposible de leer, esta hagiografía de Eugenio Siragusa y Giorgio Bongiovanni, fundador de Fraternidad Cósmica y discípulo estigmatizado, respectivamente, se distribuye de manera gratuita. Ni aún así compensa el esfuerzo que supone intentar adentrarse en una filosofía extraterrestre de parvulario, en la que Machu Picchu, la esfinge marciana, las piedras de Ica, el astronauta de Palenque y un sinfín de misterios prefabricados están aparentemente relacionados. Obra digna del estudio de un psiquiatra.

Visitantes de dormitorio El contacto sexual con extraterrestres. Canto, Pedro (Prólogo de Pedro Palao) Temas de Hoy. Madrid, 1994. 273 páginas

Los jóvenes ufólogos españoles dan la impresión de estar obsesionados por el sexo; no hacen más que hablar de visitantes de dormitorio. Escrito por un colaborador de Karma.7 y prologado por el director de la revista, este libro resucita un tema que introdujo en España Hans Holzer con Cuando los ovnis aterrizan (1977) y nos cuenta, por ejemplo, lascivos encuentros entre terrestres y alienígenas de penes metálicos. Ya no hacen falta ovnis, bastan simples apariciones de entidades en dormitorios que -según expertos como Canto, Carballal, Guijarro y Sierra- no se corresponden con episodios hipnagógicos o hipnopómpicos. Los alienígenas de Pedro Canto me recuerdan a los pequeños protagonistas de Marciano, vete a casa, de Fredrick Brown. Visitantes de dormitorio es un libro apropiado para una colección de humor -yo pasé un buen rato leyéndolo- pero, como obra ufológica, no tiene el menor sentido.

Artículos

Amo-Freixedo, Magdalena del: "El secuestro ovni del siglo". Espacio y Tiempo (Madrid), Nº 45 (Noviembre 1994), 48-57. Desquiciante artículo en el que la autora sigue los pasos de su imaginativo marido, Salvador Freixedo. Si éste publica en su libro Biografía del fenómeno ovni la fotografía de un cadáver extraterrestre hábilmente cortada para que no se vean los restos de unas gafas junto al cuerpo -¿seremos todos los miopes de otro planeta?-, ella se dedica a defender la autenticidad de la abducción de Linda Napolitano en pleno centro de Manhattan. Magdalena del Amo-Freixedo hace honor a su segundo apellido, dando crédito a todo tipo de rumores sin fundamento a cambio del consiguiente beneficio económico. Tras los Freixedo, aparece la alargada sombra de Fernando Jiménez del Oso, director de la colección de libros en la que el ex jesuita ha publicado su último desvarío y de la revista en la que escribe el matrimonio.

Ares, Félix: "La verdadera historia de la isla de Pascua". Conocer (Madrid), Nº 141 (Octubre 1994), 70ó76. Félix Ares vuelve por sus fueros y, después de un largo silencio literario, revisita uno de sus temas de siempre, la isla de Pascua. Aunque es conocido por ser uno de los más agudos críticos ufológicos españoles, el autor es además un apasionado de la arqueología. (Hace años descubrimos que, con una diferencia de 15 años, los dos habíamos excavado con integrantes de dos generaciones de una familia de arqueólogos españoles.) Escuchar hablar a Ares de Pascua es una delicia para cualquiera y leerle resulta muy interesante, aunque, por cuestiones de espacio, se trate de un esbozo. Después de una suculenta cena en San Sebastián, reunirse con este polifacético informático a hablar de Rapa-Nui es un placer. ¿Cuándo se va a animar a escribir un libro sobre el tema?

Barroso, Miguel: "Noticias bomba". El País (Madrid), 13 de octubre de 1994. ¿Ha pensado alguna vez en broncearse con la fotocopiadora? Si no lo ha hecho ni piensa hacerlo, Noticias del Mundo no es su semanario. Por fin, ha llegado a España la prensa sensacionalista más descabellada, plagada de niñas que resucitan animales, hombres que viven con hachas clavadas en el cráneo, mujeres que comen por la nariz y otras lindezas. Los investigadores españoles de lo paranormal ya disponen del órgano informativo ideal para difundir sus ideas a los cuatro vientos y sólo cuesta 75 pesetas. p.79

Carballal, Manuel: "Los escépticos se quedan sin argumentos". Más Allá (Madrid), Nº 68 (Octubre 1994), 20. Que Carballal considere a Juan José Benítez el "más representativo investigador de ovnis español" es harto significativo. En esta breve reseña del debate que mantuvieron el novelador navarro y Javier Armentia en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, el ufólogo gallego hace una encendida defensa del autor de Caballo de Troya. Me consta que Benítez perdió los nervios gracias al buen hacer del presidente de ARP, y volvió a acusar a los militares de ocultar información. Unos meses antes, Benítez, Carballal y Javier Sierra se habían negado a participar en un debate televisivo con Javier Armentia y Mario Bohoslavsky, de ARP; Luis Ruiz de Gopegui, ex director del INTA; Santiago Segura, actor; Manuel Toharia y el autor de estas líneas. El novelador sólo accedió a ir a la Universidad a cambio de hacer publicidad de su último engendro y con la condición de que no apareciesen otros escépticos. ¿Qué se creía, que Armentia iba a dejarle escapar vivo?

Cavestany, Juan: "Un telefilme de ficción emitido en EE UU causa el pánico en la audiencia". El País (Madrid), 1 de Noviembre de 1994. La CBS emitió en la noche del 30 de octubre una película de ciencia-ficción sobre la colisión de un asteroide contra la Tierra. Miles de norteamericanos creyeron que estaban viviendo el fin del mundo, como en 1938 hubo otros que vivieron en directo una invasión marciana gracias a la radio y a Orson Welles. El programa de televisión tenía la estructura de un informativo, con conexiones con corresponsales y hasta una rueda de prensa en la Casa Blanca para anunciar que aviones F-16 estaban disparando misiles nucleares contra los restos del asteroide. La catástrofe mundial obligó a la CBS a pedir disculpas a sus espectadores al día siguiente.

García Sánchez, Francisco A.: "’Huellas’ de Los Rodeos (Ceutí-Murcia)". Cuadernos de Ufología (Santander), Nº 16-17 (1994), 176-179. ¿Es posible que el objeto de un delirio se publique en la revista seria de la ufología española? Sí, y este artículo es la prueba. Resulta que Pedro Maldonado, miembro del Centro Investigador de Fenómenos Extraños (CIFE), encuentra siete huellas en el campo y acaba hablando de platillos volantes. No demuestra en ningún momento que el rastro no tenga un origen natural, pero eso no importa. Como la primera y la última huellas son más profundas que el resto, el ufólogo llega a la conclusión de que un ser cayó de una nave extraterrestre situada a baja altura y, después de un corto paseo, tomó impulso para regresar a la astronave. ¿Por qué se comportó el alienígena como un estúpido? Se me ocurre una explicación. Supongamos que los extraterrestres viajan con sus mascotas y que los animalitos tienen sus necesidades fisiológicas. ¿No es más lógico que se desahogen en un sucio planeta a en el interior de una inmaculada nave? ¡Uf, creo que estoy empezando a pensar como un ufólogo!

Lodeiro Paz, M.: "Pitonisa condenada a un año de cárcel por estafar a un cliente". La Voz de Galicia (La Coruña), 1 de Noviembre de 1994. El Juzgado de lo Penal número 1 de La Coruña condenó el 31 de octubre a Paula Filomena dos Anjos Lopes y a su marido, Alfonso Filgueiras Lorenzo, a un año de prisión y a seis meses y un día, respectivamente, por estafar más de 3 millones a un cliente. La bruja se aprovechó repetidamente de la credulidad y superstición de la víctima, que estaba convencida de que su familia padecía un mal de ojo. Obviamente, siempre cabe preguntarse, como hizo el abogado defensor de los estafadores, qué diferencia en el fondo las actividad de los acusados de la de individuos que se promocionan en la prensa y televisión. La verdad es que cuesta imaginarse a Rappel u Octavio Aceves en la cárcel por inventarse el futuro y cobrar por ello, que es una estafa, ¿no?

Savater, Fernando: "Opiniones respetables". El País (Madrid), 2 de Julio de 1994. Los estúpidos argumentos esgrimidos por los charlatanes en debates televisivos con escépticos dan pie al filósofo donostiarra para apuntar que no todas las opiniones son igualmente respetables. No sólo comparto la opinión de Savater, sino que me alegro de que lo diga tan a las claras porque me anima a seguir atacando a los charlatanes por el flanco que más les duele, el del ridículo. Cuando alguien dice que el 80% de los humanos procede de otro planeta y el 20% restante -los auténticamente terrestres- son los negros, lo más saludable es echarse una carcajada. Y cuando Luis José Grifol dice que ha hablado ante la Cámara de los Lores, lo mejor es llamarle mentiroso. Discutir con ellos de ciencia es descender a su terreno y otorgarles una credibilidad que no se merecen. Por cierto, ¿puede alguien explicarme cómo Rappel no fue capaz de prever hace unos meses que le iban a robar?

Sierra, Javier: "Ya no es un secreto: un ovni ‘habló’ a un piloto militar". Año Cero (Madrid), Año V - Nº 12 (Diciembre 1994), 6-8. Sierra es siempre capaz de ir más lejos p.80 en sus especulaciones que otros jóvenes ufólogos. Aquí, ni corto ni perezoso, se saca de la manga una misteriosa señal, supuestamente alienígena, captada por varios pilotos de combate durante el llamado incidente de Manises, ocurrido en noviembre de 1979. El artículo apareció poco antes de que el Ejército sacara a la luz el expediente del caso y en el momento en el que un meticuloso ufólogo concluía una investigación de años. Puedo adelantar a los lectores de LAR que, según el estudioso, en Manises no hubo extraterrestres ni nada que se les parezca. La explicación es sorprendente, pero no hace falta recurrir a hombrecillos verdes, así que Sierra no se hará eco de la misma.

Toharia, Manuel: "El ovni de 1947". Diario 16 (Madrid), 9 de Octubre de 1994. Los escépticos lo llevábamos diciendo años y, por fin, el Gobierno de Estados Unidos ha reconocido que el famoso ovni de Roswell era en realidad un ingenio militar. Toharia explica en su habitual columna que el famoso incidente tuvo su origen en un globo espía de grandes dimensiones. A las autoridades estadounidenses, les vinieron los platillos volantes como anillo al dedo para ocultar proyectos de espionaje. En su época, casi nadie prestó atención a las estupideces propaladas por Frank Scully. Fue casi tres decenios después cuando los ovnis estrellados se convirtieron en un éxito editorial de la mano de William Moore y Charles Berlitz, una pareja conocida por haberse inventado varios lucrativos misterios. A pesar de que nadie llegó nunca a mostrar un fragmento de las astronaves accidentadas, el rumor tomó carta de autenticidad en las principales publicaciones ufológicas. Nadie parecía caer en la cuenta de que los alienígenas tenían especial debilidad por estamparse contra la tierra en zonas desérticas próximas a bases militares donde se llevaban a cabo pruebas de nuevas armas. Que nadie se desespere, los platillos volantes estrellados seguirán existiendo porque los ufólogos, como es norma entre ellos, no aceptarán la explicación oficial. Podremos seguir riéndonos durante años.

Toharia, Manuel: "Hechizados". Diario 16 (Madrid), 27 de Noviembre de 1994. El autor ataca en estas líneas un esperpento, una obra sobre amuletos de Sarah Lyddon Morrison, una hechicera británica; un volumen de ésos que abundan en los grandes almacenes y en las librerías esotéricas. La crítica a tan estúpido libro sirve como pretexto para recapacitar acerca de las soluciones milagrosas a los problemas cotidianos, algo de moda en unas sociedades en las que "abundan los bobos". Por cierto, me han dicho que en una librería esotérica bilbaína los clientes se dan de tortas por conseguir restos de altares de iglesias en ruinas. La propietaria del negocio es una semianalfabeta que ha hecho su agosto gracias al apoyo de los principales parapsicólogos y ufólogos vascos.

Torres, María: "Los cuentos chinos de Rappel y compañía". Marie Claire (Barcelona), Nº (Junio 1994), 73-75. Una redactora de la revista acudió a las consultas de Rappel y Octavio Aceves, entre otros mercachifles, para poner a prueba sus supuestas capacidades. La periodista no mintió en ningún momento y los charlatanes "no dieron ni una". La experiencia no es nueva, ya la llevó a cabo hace años un reportero de El País con idéntico resultado. ¡Ah, y no se fíen de la aparición de Leonor Alazraki en el programa de la doctora Elena Ochoa! Fue un paripé. El resumen de la tirada de cartas daba la impresión de que la vidente había adivinado el pasado de su interlocutora sin más ni más. La verdad es que hizo varias preguntas para saber por dónde ir; pero Chicho Ibáñez Serrador las eliminó del montaje final y tergiversó los hechos.

Agencias: "Juicio a una curandera por dar pócimas con cocaína a los niños". El Periódico de Cataluña (Barcelona), 2 de Junio de 1994. De nuevo las "medicinas tradicionales y alternativas" aparecen en las páginas de sucesos de los periódicos. En este caso una curandera de una localidad sevillana trataba a niños enfermos de leucemia o de cáncer y conseguía que se pusieran "gorditos" y les entraran de nuevo las ganas de "coger la bicicleta y subir las escaleras". Esta milagrosa terapia tan sólo tenía dos pequeños inconvenientes. En primer lugar, los pacientes experimentaban una aparente mejoría, pero al poco tiempo empeoraban. Y en segundo lugar, esa sensación de euforia y vitalidad no tiene nada de extraño ni sobrenatural. Cualquier persona que ingiriese la pócima que la curandera vendía a sus clientes sufriría los mismos efectos. Algo lógico si tenemos en cuenta que contenía sustancias tan naturales y saludables como hierbas aromáticas, alcohol y cocaína.

J. G. Albalat: "Condena por un tratamiento mortal para adelgazar". El Periódico de Cataluña (Barcelona), 13 de Julio de 1994. Casi tan frecuentes como los anuncios de métodos milagrosos para adelgazar son las noticias relacionadas con las desagradables consecuencias de esos métodos. El auge del culto al cuerpo ha abierto las puertas de un fructífero negocio a una caterva de estafadores con tan poca preparación como escrúpulos. p.81

I CONCURSO DE FOTOGRAFIA FICTICIA Y DE FANTASIA

Con motivo de la celebración del X aniversario de ARP, se convoca a todos los lectores y amigos de LAR al I Concurso de Fotografía Ficticia y de Fantasía. El objetivo del concurso es múltiple. Por un lado, estimular a los lectores de LAR en una mayor participación de las actividades en pro del escepticismo, mediante una actividad lúdica. Por otro lado, queremos demostrar cómo una fotografía no siempre es prueba de un fenómeno extraño, ya que con pocos medios y un poco de imaginación, se pueden conseguir imágenes que costaría mucho desacreditar como fraude. Por otro lado, queremos que estas fotografías sirvan como punto de partida para el desarrollo de un capítulo de un libro que ARP tiene intención de editar, recopilando toda una serie de temas relacionados con las pseudociencias y el punto de vista crítico.

REGLAMENTO

1.- La participación en el concurso es libre

2.- Inicialmente se establecen dos categorías de participación, correspondientes a fotografías en COLOR y en BLANCO/NEGRO respectivamente. El soporte de las imágenes presentadas, y el formato es libre.

3.- Las imágenes deberán representar –ficticiamente- cualquier fenómeno paranormal, ufológico o fantástico. Las fotografías podrán estar trucadas en laboratorio, pero no se permite el tratamiento informático de las mismas.

4.- Las fotografías presentadas deberán ser originales del concursante, no existiendo límite en cuanto al número de imágenes presentadas por cada autor.

5.- Las imágenes premiadas quedarán en propiedad de LAR, estando las restantes a disposición de su autor, una vez concluido el concurso.

6.- El plazo de presentación de imágenes se prorroga hasta el 30 de Abril de 1995. p.82

Historias eXotéricas

VISITANTES CELESTIALES

Es cierto. Los he visto.

Los ángeles existen.

Y la mayor parte son negros, como dijo aquel gran profeta, Antonio Machín. Y es cierto que viven en el cielo, pero no en el cielo que cuentan a los niños, vienen de las estrellas. Yo lo sé. He visto legiones de ángeles descender del firmamento en sus cúpulas plateadas.

Son seres parecidos a los humanos, pero enormes -algunos miden más de dos metros-, y sus poderosas musculaturas brillan debajo de los extraños trajes espaciales. Y casi todos son negros, como ya dijo aquel gran profeta, Antonio Machín.

Pero, es extraño, estos seres celestiales casi perfectos también luchan entre ellos. Son extrañas luchas, en las que se arrojan un arma esférica mientras se desplazan rápidamente a lo largo y ancho de una superficie rectangular.

Hace poco tuve el extraordinario privilegio de contemplar uno de estos combates entre legiones de ángeles. Sucedió en el interior de una de sus majestuosas naves. Los uniformes de los luchadores caídos pendían del techo de la nave como homenaje, y miles de espectadores presenciaban la cruenta lucha. Aquellos descomunales cuerpos impactaban unos contra otros, siempre intentando conseguir el arma esférica que luego arrojaban contra lo que parecía ser el punto donde confluían las fuerzas místicas de cada legión enfrentada. En uno de los laterales de esa especie de circo rectangular donde tenía lugar la dantesca escena, dos semidioses daban instrucciones a sus respectivas huestes. Ellos -los visitantes, los ángeles- interpretaban estos divinos designios transformándolos en estrategias y en mágicas danzas. Y en la boca de todos los ángeles que no participaban en el combate ceremonial, sonaban los nombres de míticos gladiadores que un día pertenecieron a una de esas angélicas legiones. Conseguí oír extraños nombres: Worthy, Kareem, Magic, de quien contaban que su habilidad y destreza le valió la maldición de los ángeles perversos (que nosotros equivocadamente llamamos demonios).

El espectáculo era escalofriante. Y yo no conseguía entender nada. De pronto comprendí el sentido de mi presencia en aquel lugar celestial. Debía transmitir a la Humanidad el mensaje de aquellos seres. Por ello pido ayuda a cualquiera que haya gozado de una experiencia similar, para que me ayude a descifrar el secreto significado de las palabras que me fueron confiadas. Estoy seguro de que es algo fundamental para nuestro futuro. De no ser así ¿por qué habrían elegido a un humilde mortal como yo y le habrían comunicado esta verdad, así revelada? Sólo puede ser de esta forma. Los signos lo demuestran... Cuando la lucha se hallaba en su máximo fragor vi unas letras de fuego que flotaban en medio de la cúpula. Allí estaba el mensaje que debo transmitir por orden de estos seres de las estrellas:

Tonight

LOS ANGELES LAKERS vs. LOS ANGELES CLIPPERS p.83

En páginas centrales: ÍNDICE TEMÁTICO LAR, números 0 a 35 (1985 a 1994).

ARP -Alternativa Racional a las Pseudociencias, Álvaro Fernández Fernández, 14 -ARP, investigando lo paranormal, Félix Ares de Blas, 19 -ARP en Teleó5, 19 -ARP: Investigando lo paranormal, Félix Ares de Blas, 21 -25 números, siete años de historia, Mercedes Quintana Álvarez, 25 -I Congreso Nacional sobre Pseudociencia, 29 -I Congreso Nacional sobre Pseudociencia, Eustoquio Molina, 32 -ARP en los Cursos de Verano del Escorial 1993, Félix Ares de Blas, 33

ADIVINACION -Evidencias sobre videntes, Luis Angulo Suardiaz, 11 -Adivinación. Reglas básicas, 18 -Videntes. Los porqué y los peligros de un negocio en auge, Mercedes Quintana Álvarez, 23 -Pseudo-test para entrar a trabajar, Redacción AFIS, 23 -Hechos son amores y no buenas razones, Víctor Vicuña Peñafiel, 29

ASTROLOGÍA/PLANETAS -La creencia en las estrellas no es un buen signo, Paul Kurtz, Andrew Fraknoi, 11 -Apuntes sobre astrología, Álvaro Fernández Fernández, 12 -¿La astronomía frente a la astrología?, Javier E. Armentia, 24 -La astrología en las aulas, Xose Enrique Pujales Martínez 27 -Astrología. ¿Ciencia o creencia? Manuel Toharia, 28 -¿Está escrito en las estrellas? Miguel Ángel Sabadell, 30 -Un examen de los efectos de la Luna en los tiempos y ren., Drew Meek, 30 -Objeciones a la astrología, ---, 30 -Historia de un manifiesto..., Javier E. Armentia, 30 -¿Les gusta a los niños nacer los días de Luna llena?, Eduardo Giménez González, 30 -Influencia de las fases lunares en el empleo de sangre en, John Smyrk, Roslyn Fekitoa, 30 -Un defensor de la astrología, Josep Rosell, 30 -Pon una Luna en tu vida: Luna llena y cabezas vacías, Barry Williams 30 -El problema de la astrología, Pablo A. Bermejo, 30 -Astrología y medios de comunicación en España, Manuel Toharia, 31

CONGRESOS -Certamen Internacional de Circo OVNI, Luis Alfonso Gámez Domínguez, 0 -Certamen Internacional de Circo OVNI (II), Jesús Martínez Villaro, 1 -Ciencia y pseudociencia: conferencia del CSICOP de 1986, 3 -Un encuentro... desfasado, Luis R. González Manso, 12 -Los ufólogos españoles toman la palabra. III Simposio Nac., Javier E. Armentia, 19 -I Congreso Nacional sobre Pseudociencia, 29 -I Congreso de Expasión del Conocimiento Humano,Juan Soler, 32 -I Congreso Nacional sobre Pseudociencias, Eustoquio Molina, 32

DOCTRINA/NEW AGE -El ecologista escéptico, 28 -¿Ciencia humanizada o charlatanismo? El talismán a transi., Alejandro Agostinelli, 28 -Los “Wahe Guru” del ecologismo, Mercedes Quintana Álvarez, 31

EDUCACION -La responsabilidad del profesor universitario ante el avan., Félix Ares de Blas, 4 -A propósito de Simploké (una reflexión sobre la educación), Víctor Javier Sanz Larrínaga, 10 -La astrología en las aulas, Xose Enrique Pujales Martínez 27 -Educación y pseudociencias, Ángel Toca Otero, 28

ENTREVISTAS -Jorge Wagensberg, director del museo de la ciencia, Luis Alfonso Gámez Domínguez, 24 -J. Kevorkian. Medicidio: La bondad de la muerte planificada, Paul Kurtz, 26 -Edwin Aldrin. “No vimos hombrecillos verdes... Luis Alfonso Gámez Domínguez, 33

ESOTERISMO -Los fraudes del esoterismo, Luis Hernández Franch, 4 -Como cazar un fantasma: dos remedios rápidos y efectivos, Robert A. Baker, 7 -El caso de una casa “encantada” en West Pittson,Paul Kurtz, 16 -Ocultismo: una epidemia, Margherita Hack, 19 -Escépticos del pasado: Camino de Endor, E.H. Jones, 20 -¿Francia poseída por el ocultismo?, I. Rosner, 22 -ARP investigando lo paranormal: fenómenos anómalos en un pub, Miguel Ángel Sabadell, 23 -Un día de psicofonía, Francisco Solano Jiménez Iglesias, 24 -El enigma de las luces fantasmales de Colorado, Kyle J. Bunch, Michael K. White, 27

EXOBIOLOGÍA -Libros: Estamos solos en el cosmos (Heinrich K. Erben), Luis Alfonso Gámez Domínguez, 3 -Libros: Loa niños de Urania (Evry Schatzman), Félix Ares de Blas, 8 -El proyecto SETI de NASA ha muerto, Iván Ilyich, 32 -Pulsars, Iván Ilyich, 32 -¿Dónde estás, E.T.? Breve revisión de la hipótesis extrat., José María Roc, 32 -Marciano, ¡Vete a casa!, Miguel Ángel Sabadell, 32

HISTORIA -Isla de Pascua (Tallado y transporte de moais), Luis Alfonso Gámez Domínguez, 3 -Tassili: fantasía y mistificación, Francisco J.Pereda Suberbiola 3 -Juicios de brujas: una extinción en nombre de la ciencia, Earl Hautala, 4 -Libros: Nazca. La Clé du mystère (Henri Stierlin),Félix Ares de Blas, 4 -El mito del Diluvio Universal, Francisco J.Pereda Suberbiola 7 -Aclarando las fuentes del cristianismo, José Luis Gutiérrez Esturo, 8 -La “reconversión” de Prisci1iano en el apóstol Santiago, Rogelio Vázquez Gómez, 13 -A cada cual su Arca de Noe, Redacción AFIS, 18 -Libros: En busca de las antiguas astronomías (Varios), 20 -Un plato de lentejas de hace 6.000 años, Redacción AFIS, 21 -Pirámides, piramitos y piramidiotas, Barry Williams, 21

LIBROS -UFOS & Outer Space Misteries (James E. Oberg), Félix Ares de Blas, 0 -The Disappearance of Flight 19, Jesús Martínez Villaro, 1 -Estamos solos en el cosmos (Heinrich K. Erben),Luis Alfonso Gámez Domínguez 3 -Nazca. La Clé du mistère (Henri Stierlin), Félix Ares de Blas, 4 -The UFO Verdict: Examining the Evidence (R. Sheaffer), Luis Alfonso Gámez Domínguez, 5 -El escarabajo sagrado (Martin Gardner), Gabriel Naranjo Fernández, 6 -Los fen-menos paranormales (Henri Broch), Luis Alfonso Gámez Domínguez, 7 -Los niños de Urania (Evry Schatzman) Félix Ares de Blas, 8 -Flim-Flam! (James Randi), Jesús Martínez Villaro, 9 -¿Está usted de broma, Sr. Feynmann? (R. Feynmann), Félix Ares de Blas, 10 El discurso verdadero contra los cristianos (Celso) Félix Ares de Blas, 11

-El animal divino (Gustavo Bueno), José Luis Gutiérrez Esturo, 12 -A Skepticís handbook of parapsychology (Pau1 Kurtz), Félix Ares de Blas, 13 -Incroyable... mais faux! (Alain Cuniot, Félix Ares de Blas, 14 -Nápoles (Jose Manuel Alonso Ibarrola), Félix Ares de Blas, 15 -L’Expansión de l’Universe (Evry Schatzman), Redacción AFIS, 16 -Las Sectas (Pilar Salarrullana), Luis Miguel Ortega, 17 -Adivinación. Reglas básicas, 18 -La ciencia ante el siglo XXI (Dennis Flanagan) Luis Alfonso Gámez Domínguez, 19 -Escépticos del pasado: Camino de Endor, E.H. Jones, 20 -En busca de las antiguas astronomías (Varios), 20 -Les mysteres de la memoire de l’eau (M. de Pracontal), Francisco J.Pereda Suberbiola 22 -La ciencia en la ciencia ficción (Peter Nicholls), Mercedes Quintana Álvarez, 23 -Lo imaginario en el contacto ovni (Varios autores), Tomás Morales Caturla, 23 -El mundo perdido de Arthur Conan Doyle, Francisco J.Pereda Suberbiola 23 -La cultura contra el hombre (Jules Henry), Mercedes Quintana Álvarez, 24 -Antropología cultural (Marvin Harris), Mercedes Quintana Álvarez, 24 -Astrología. ¿Ciencia o creencia? (Manuel Toharia), 28 -Historia natural del disparate (B. Evans), Félix Ares de Blas, 34

PSEUDOMEDICINAS -¿Es la homeopatía un fraude pseudocientífico?, Miguel Á. Lerma, 12 -Biorritmos y ritmos biológicos, L.Montoro,F.Tortosa,J.Soler, 13 -El agua bendita de la homeopatía, Luis Angulo Suardíaz, 15 -Electricidad atmosférica, iones y pseudociencia, Hans Dolezalek, 14 -El Dr. Jacques Benveniste en la feria de las medicinas nat., Redacción AFIS, 18 -Los homeópatas (y otros pseudocientíficos) atacan de nuevo, Víctor Javier Sanz Larrínaga, 18 -El Dr. Jacques Benveniste en la feria de las medicinas nat., Redacción AFIS, 18 -Homeopatía. Último balance, Michel Rouzé, 20 -Respuestas: La psoriasis y el milagro de los peces, Víctor Javier Sanz Larrínaga, 21 -Psicoanálisis homeopático, Luis Angulo,Mercedes Quintana 21 -Libros: Les mysteres de la memoire de l’eau (M. Pracontal), Francisco J.Pereda Suberbiola 22 -Un estudio controlado sobre las técnicas de relajación, Víctor Javier Sanz Larrínaga, 22 -El infierno peruano: hambre, tifus y cólera. Pero los curand..., Redacción AFIS, 23 -Nota en torno al artículo “Homeopatía: último balance”, Víctor Javier Sanz Larrínaga, 24 -Cirugía paranormal, Aldo M. Slepetis, 25 -Medicidio: La bondad de la muerte p1anificada, Paul Kurtz, Jack Kevorkian, 26 -Control Mental: la falaz promesa de una superstición tecnificada, Alejandro Jorge Borgo, 26 -El País de la acupuntura, Mercedes Quintana Álvarez, 26 -La homeopatía mata a veintiúna personas en Argentina, 28 -“Agua imantada” o el negocio de los 90, Ángel Toca Otero, 31 -Tiburones y cáncer. La locura del cartílago de tiburón, Félix Ares de Blas, 31 -Falsos tratamientos del cáncer, Redacción, 31 -La OCU denuncia la publicidad engañosa de 37 aparatos de, Redacción, 32 -Curanderos. Los porqué y los peligros de un negocio (II), Mercedes Quintana Álvarez, 33 -El timo de la imanterapia, Javier Armentia, 34 -Curación por la fe, Javier Armentia (recopilador) 34

MEDIOS DE COMUNICACIÓN -Conocer... poco, Jesús Martínez Villaro, 0 -Algo... recomendable, Jesús Martínez Villaro, 1 -Los vientos del cambio, Luis Alfonso Gámez Domínguez, 5 -Epístola a los escépticos –“Más Allá”... de toda duda, Luis R. González Manso, 12 -Libros: Incroyable... mais faux!(Alain Cuñito)Félix Ares de Blas, 14 -Alternativa Racional a las Pseudociencias, Álvaro Fernández Fernández, 14 -Manifiesto a la prensa sobre la validez del C-14, Félix Ares de Blas, 17 -Una reflexión sobre los medios de comunicación y las P.C., Nathalie Bardet,Francisco Pereda, 18

-Por un derecho de réplica a las emisiones pseudocientíficas, Renaud Calmels, 18 -ARP en Tele-5, 19 -El País de la acupuntura, Mercedes Quintana Álvarez, 26 -Educación y pseudociencias, Ángel Toca Otero, 28 -Milagro en la televisión francesa, Igor Ziegler, 28 -Astrología y medios de comunicación en España, Manuel Toharia, 31 -Propuesta LIMINAL, Cabria/Agostinelli, 34

MISTERIOS -Libros: The Disappearance of Flight 19, Jesús Martínez Villaro, 1 -La gran explosi-n de Tunguska, F. Ares,L.A.Gámez,J.Martínez, 12 -Supuesto hecho milagroso en un almendro, Carlos Sim-ó Blasco, 15

MÉTODO -Ufolatría: comulgar con ruedas de molino, F.Ares,L.A.Gámez,J.Martínez, 1 -La ufología: ¿un obstáculo para la ciencia?Juan Marcos Gascón Valldecabres, 1 -El científico ante las pseudociencias, Álvaro Fernández Fernández, 3 -La hip-tesis extraterrestre, Juan Marcos Gasc-n Valldecabres, 3 -Reflexiones acerca de la “tentación sobrenatural”,Paul Kurtz, 4 -Ovnis en el radar: ¿adónde han ido?, Philip J. Klass, 4 -Aproximación al escepticismo (I), L.M.Ortega,F.J.Pereda,J.A.Sánchez 5 -Estudio de los aterrizajes “negativos”, V.J.Ballester,JoanA.Fernández 5 -Ciencia ficción y escepticismo: Carta a Paul, Yves Barbero, 5 -Ciencia sin creencia, Víctor Javier Sanz Larrínaga, 6 -Qué reprochamos a las pseudociencias, Álvaro Fernández Fernández, 6 -El ovni como paradigma de resistencia a la identificación, J.Marcos Gascón Valldecabres, 6 -Ovnis: entre la ficción y la realidad, Gabriel Naranjo, L.A. Gámez, 6 -La hipótesis extraterrestre, Félix Ares de Blas, 7 -Sobre el racionalismo, José Martorell Soto, 9 -Racionalismo y empirismo, escepticismo y cientificismo,Mario Bunge, 10 -Editorial: ¿Por qué somos escépticos? Mario Bohoslavsky, 10 -El impacto del conocimiento crítico en los saberes precien., G.Bueno,A.Hidalgo,C.Iglesias, 11 -La sábana de Turín. ¿Es necesario el análisis del C-14? Jesús Martínez Villaro, 11 -El corolario de Asimov, Isaac Asimov, 13 -Ovnis... pero ¿han existido alguna vez? Luis Alfonso Gámez Domínguez, 13 -Vamos a contar verdades, Luis R. González Manso, 16 -Metafísica de la Ley de Murphy, Robert M. Price, 16 -Fusión fría: ¿Un caso histórico de ciencia del anhelo?,Milton A. Rothman, 17 -Ufología = Creacionismo. Un punto de vista mediterráneo, Luis R. González Manso, 19 -Mintiendo sobre el test del polígrafo, Elié A. Shneour, 21 -El porqué de los porqué, Fermín Huerta Martín, 21 -Guía de campo del pensamiento crítico, James W. Lett, 22 -Sobre las inquisiciones científicas, Javier E. Armentia, 23 -Piltdown, los paradigmas y lo paranormal, Kenneth L. Feder, 24 -El carbono 14 y la Sábana Santa, ¿vencedor o vencido?, Luis R. González Manso, 24 -¿La astronomía frente a la astrología?, Javier E. Armentia, 24 -La ciencia transformada, Alejandro Agostinelli, 28 -¿Existen los OVNIs?, Isaac Kociak, 32 -Vishwa Jit Gupta. El fraude de los f-siles reciclados..., Eustoquio Molina, 33 -Imanes en remojo..., Miguel Á. Sabadell, 34 -... y rabos de pasa, Carlos Tellería, 34 -El proceso de explición, William Grey, 34 -El absurdo mundo de los parapsicólogos, Ivan Ilyich, 34 -Agostinelli y los escépticos, Luis R. González, 34

-Propuesta LIMINAL, Cabria/Agostinelli, 34 -Escépticos a machamartillo, Luis Alfonso Gámez Domínguez, 34

NECROLÓGICAS -Fallece Andreas Faber-Kaiser víctima del sida, Redacción, 32 -Michel Gauquelin ya no está entre nosotros, Michel Rouzé, 23 -Luis Hernández Franch (1908-1986), Redacción, 5 -In memoriam: Richard P. Feynmann (Luis W. Álvarez), Redacción, 11 -In memoriam: Isaac Asimov (1920-1992), Víctor Javier Sanz Larrínaga, 25

PARAPSICOLOGÍA -Libros:Los fenómenos paranormales (Henri Broch)Luis Alfonso Gámez Domínguez, 7 -El retorno de Uri Geller. Retrato de un farsante denunciado, Luis Alfonso Gámez Domínguez, 9 -Libros: A Skepticís handbook of parapsychology (Paul Kurtz), Félix Ares de Blas, 13 -Una visita a Uri Geller, Richard P. Feynmann, 18 -Parapsicología 0. Ciencia 10, 22 -Las codornices japonesas, campeonas de telepatía, desilus.,Redacci-n AFIS, 22 -Un día de psicofonía, Fco. Solano Jiménez Iglesias, 24 -Ahí viene el ufólogo, Alejandro Agostinelli, 25 -La ilusión del poder psíquico, Miguel Ángel Sabadell, 26 -Exposición denegada por principios parapsico-lógicos, Mercedes Quintana Álvarez, 27 -Lo paranormal y las paradojas cuánticas, Gerald E. Huber, 28 -Milagro en la televisión francesa, Igor Ziegler, 28 -Manuel Carballal y la dermo-óptica, Eduardo Giménez González, 29 -I Congreso de Expansión del Conocimiento Humano,Juan Soler, 32 -Ciencia y “Psi-encia”. La ciencia y lo paranormal (I),William Grey, 32 -La búsqueda de la verdad. La filosofía y lo paranormal (II),William Grey, 33 -Los hechiceros del Vaticano, Luis Alfonso Gámez Domínguez, 33 -El proceso de explicación, William Grey, 34 -El absurdo método de los parapsicólogos, Ivan Ilyich, 34

RELIGIÓN -El mito del Diluvio Universal, Francisco J.Pereda Suberbiola 7 -La Navaja de Occam, Elié A. Shneour, 8 -La religión católica, el diablo y las pseudociencias, Luis Alfonso Gámez Domínguez, 8 -Aclarando las fuentes del cristianismo, José Luis Gutiérrez Esturo, 8 -El análisis de radiocarbono del sudario de Turín, Luis Alfonso Gámez Domínguez, 10 -La sábana de Turín. ¿Es necesario el análisis del C-14?, Jesús Martínez Villaro, 11 -Libros: El discurso verdadero contra los cristianos (Celso), Félix Ares de Blas, 11 -Libros: El animal divino (Gustavo Bueno), José Luis Gutiérrez Esturo, 12 -Nápoles y San Genaro, José Manuel Alonso Ibarrola, 13 -La “reconversión” de Prisciliano en el apóstol Santiago, Rogelio Vázquez Gómez, 13 -Libros: Nápoles (Jose Manuel Alonso Ibarrola), Félix Ares de Blas, 15 -Libros: Las Sectas (Pilar Salarrullana), Luis Miguel Ortega, 17 -Manifiesto a la prensa sobre la validez del C-14,Félix Ares de Blas, 17 -A cada cual su Arca de Noé, Redacción AFIS, 18 -Glosolalia, Martin Gardner, 20 -El porqué de los porque, Fermín Huerta Martín, 21 -El carbono 14 y 1a Sábana Santa, ¿vencedor o vencido?, Luis R. González Manso, 24 -El alucinante éxtasis de Santa Teresa, Rogelio Vázquez Gómez, 25 -Sangre de San Pantaleón, José Luis Jordán Peña, 25 -Un curioso efecto de la perestroika: el agua bautismal se.,Redacción AFIS, 25 -La guerra de la Sábana Santa, respuestas de ARP a unas fa., F.Ares,J.Martínez,V.J.Sanz, 26 -El Vaticano reconoce que la Tierra gira alrededor del Sol, Luis Alfonso Gámez Domínguez, 28

-De nuevo Galileo, Víctor Javier Sanz Larrínaga, 29 -El ateísmo como solución, Donato Millán Contreras, 29 -Los hechiceros del Vaticano, Luis Alfonso Gámez Domínguez, 33 -¿Dónde queda el hombre?, Álvaro Ares, 33

PSICOLOGÍA/SOCIOLOGÍA -Como cazar un fantasma: dos remedios rápidos y efectivos, Robert A. Baker, 7 -El corolario de Asimov, Isaac Asimov, 13 -... y aparecieron los platillos volantes, Luis Alfonso Gámez Domínguez, 14 -León Taxil, mixtificador, y la falta de escepticismo,Luis Angulo Suardiaz, 18 -Ocultismo: una epidemia, Margherita Hack, 19 -La mente en crisis huye hacia lo irracional, Anna Oliverio Ferraris, 19 -El auge contemporáneo de las creencias ocultistas en la so., Luis Alfonso Gámez Domínguez, 19 -Astrólogos, mediums y otras especies. La superchería..., Nicolás Brihuega Barba, 21 -¿Francia poseída por el ocultismo?, I. Rosner, 22 -La histeria de la aeronave, 1896-97, Robert E. Bartholomew, 22 -Relativismo en la ciencia, Martin Gardner, 22 -Videntes. Los porqués y los peligros de un negocio (I), Mercedes Quintana Álvarez, 23 -El encanto de lo paranorma1, Susan Blackmore, 23 -La percepción popular de la ciencia en Norteamérica, Mario Bunge, 24 -La astrologoadicción, Nicolás Brihuega Barba, 24 -Libros: La cultura contra el hombre (Jules Henry),Mercedes Quintana Álvarez 24 -Libros: Antropología cultural (Marvin Harris), Mercedes Quintana Álvarez, 24 -El retorno de los dragones voladores, Luis Alfonso Gámez Domínguez, 27 -La persistente popularidad de lo paranormal, James W. Lett, 27 -...¿Bombas actuales o petardos milenarios?, Mercedes Quintana Álvarez, 29 -Identidad sexual, baile de hormonas y destierros biblio., José Luis Gutiérrez Esturo, 29 -Terrores nocturnos, Peter Huston, 29 -El caso del panda perdido, Hans Von Kampen 31 -Curanderos. Los porqués y los peligros de un negocio (II), Mercedes Quintana Álvarez, 33 -La paranoia subjetivista, Rafael Diaz Novillo, 33 -El proceso de explicación, William Grey, 34

UFOLOGÍA -Certamen Internacional de Circo OVNI, Luis Alfonso Gámez Domínguez, 0 -Libros: UFOS & Outer Space Misteries (James E. Oberg),Félix Ares de Blas, 0 -El “OVNI-Medusa” de Petrozavodsk, Luis Alfonso Gámez Domínguez, 0 -Creacionismo y 0VNIS, Jesús Martínez Villaro, 1 -Ufolatría: comulgar con ruedas de molino, F.Ares,L.A.Gámez,J.Martínez, 1 -Certamen Internacional de Circo OVNI (II), Jesús Martínez Villaro, 1 -La ufología: ¿un obstáculo para la ciencia?, J.Marcos Gascón Valldecabres 1 -IPRI: la trastienda del más allá, Jesús Martínez Villaro, 3 -La hipótesis extraterrestre, J.Marcos Gascón Valldecabres, 3 -Ovnis en el radar: ¿adónde han ido?, Philip J. Klass, 4 -Estudio de los aterrizajes “negativos”, V.J.Ballester,JoanA.Fernández 5 -Libros: The UFO Verdict: Examining the Evidence(R.Sheaffer), Luis Alfonso Gámez Domínguez, 5 -El ovni como paradigma de resistencia a la identificación, J.Marcos Gascón Valldecabres, 6 -Ovnis: entre la ficción y la realidad, Gabriel Naranjo, L.A. Gámez, 6 -La hipótesis extraterrestre, Félix Ares de Blas, 7 -¿Ovni sobre Alaska?, Luis Alfonso Gámez Domínguez, 7 -El fraude del Majestic-12, Luis Alfonso Gámez Domínguez, 8 -El caso del portentoso sapo extraterrestre, F.Ares,L.A.Gámez,J.Martínez, 9 -El estallido de la historia de los p1atillos estrellados, Philip J. Klass, 9

-Crónica de un avistamiento colectivo, Manuel Borraz Aymerich, 10 -Apostillas a una crónica de un avistamiento colectivo, Manuel Borraz Aymerich, 11 -Un encuentro... desfasado, Luis R. González Manso, 12 -La conversión de J. Allen Hynek, Philip J. Klass, 13 -Ovnis... pero ¿han existido alguna vez? Luis Alfonso Gámez Domínguez, 13 -...y aparecieron los platillos volantes, Luis Alfonso Gámez Domínguez, 14 -Ufobusters en Córdoba, J.A.Espejo,J.Aguilar,F.Darde, 15 -El Barón negro aterroriza París, Dominique Caudron, 15 -Los “secretísimos” documentos que la NASA no divulgará,Philip J. Klass, 16 -Vamos a contar verdades, Luis R. González Manso, 16 -Los extraterrestres de la “perestroika”, Luis Alfonso Gámez Domínguez, 17 -Nuevas evidencias del fraude de los documentos MJ-12,Philip J. Klass, 18 -Los ufólogos españoles torman la palabra. III Simposio Na., Javier E. Armentia, 19 -Ufología = Creacionismo. Un punto de vista mediterráneo, Luis R. González Manso, 19 -Ufología: nueva religión que se nos avecina, Andrés García Hernando, 20 -La histeria de la aeronave, 1896-97, Robert E. Bartholomew, 22 -Libros: Lo imaginario en el contacto ovni (Varios autores), Tomás Morales Caturla, 23 -Las potencias celestiales juegan una mala pasada a Siragusa, Javier E. Armentia, 23 -El ovni de la sierra de Puebla, Héctor Chavarría, 23 -¡Exclusiva! Ufólocos de reconocido prestigio hablan a LAR, Mercedes Quintana Álvarez, 26 -El retorno de los dragones voladores, Luis Alfonso Gámez Domínguez, 27 -Última hora: Ovnis en el Parlamento Europeo, 28 -UMMO: Otro mito que hace CRASH, José Luis Jordán Peña, 29 -UMMO el planeta de los corresponsales anónimos,Luis R. González Manso, 31 -El caso del panda perdido, Hans Von Kampen 31 -¿Existen los 0VNIs? Isaac Kociak 32 -”No vimos hombrecillos verdes al otro lado del cráter” L.A.Gámez, Edwin Aldrin, 33

VARIOS -Tropical Blend, 0 -Tropical Blend, 1 -Tropical Blend, 3 -Tropical Blend, 4 -Fenómenos paraanormales, Luis Alfonso Gámez Domínguez, 5 -Fenómenos paraanormales, Luis Alfonso Gámez Domínguez, 6 -Fenómenos paraanormales, Luis Alfonso Gámez Domínguez, 7 -Fenómenos paraanormales, Luis Alfonso Gámez Domínguez, 8 -Fenómenos paraanormales, Luis Alfonso Gámez Domínguez, 9 -Fenómenos paraanormales, Luis Alfonso Gámez Domínguez, 10 -Fenómenos paraanormales, Luis Alfonso Gámez Domínguez, 11 -Fenómenos paraanormales, Jesús Martínez Villaro, 15 -Informe de la estancia de James Randi en España,Pablo Angulo, 13 -Conferencia electrónica: Ciencia, pseudociencia y humanismo, 15 -La máquina de movimiento perpetuo del Sr. Papf,Richard P. Feynmann, 17 -Richard Feynmann en el margen de la ciencia, Kendrik Frazier, 17 -Cosas de Arturo, 18 -Preguntas en busca de respuestas, Félix Ares de Blas, 18 -Preguntas en busca de respuestas, 21 -Cosas..., Félix Ares de Blas, 21 -Orden en la investigación sobre la supervivencia del al..Arthur S. Berger, 22 -Ahí viene el ufólogo, Alejandro Agostinelli, 25 -¡Exclusiva! Ufólocos de reconocido prestigio hablan a LAR, Mercedes Quintana Álvarez, 26 -Costa Rica deniega asilo político a dos cienciólogas esp., Luis Alfonso Gámez Domínguez, 28 -Experiencias cercanas a la muerte, Aldo M. Slepetis, 34 -La noche de los casi-muertos vivientes, David Ives, 34 -El rostro verdadero de Sánchez Dragó, César Vidal, 34