Boletín Nº 31 de La Alternativa Racional

Número: 
31
Periodo de publicación: 
Invierno 1993

"MUNDUS VULT DECIPI: ERGO DECIPIATUR" (El mundo quiere ser engañado; pues engañémoslo) dijo el escritor romano Petronio. Tal máxima es totalmente válida en el mundo actual. Hace un par de números publicamos la confesión de José Luis Jordán Peña como autor del "asunto UMMO". Que el conocido investigador escogiese nuestra modesta revista para hacerla pública es motivo de orgullo pues revela la importancia de esta publicación en el mundo de los supuestos fenómenos extraños. Y porque nos señala como una de las revistas de mayor calidad y rigor en habla castellana. Como muy bien apunta uno de nuestros colaboradores, (ver Correo del lector) era necesario haber introducido al lector en todo este 'affaire' antes de publicar el artículo de Jordán Peña. Cierto es, pero también debíamos apresurarnos a transcribirla. Por eso, la segunda parte correspondiente a UMMO aparece en este número. Una muy interesante revisión del fenómeno desde su aparición hasta antes del "destape". Justo es decir que el artículo llegó a monos de la redacción cuando el número 29 de LAR ya estaba en imprenta.

Es en estos momentos cuando podemos sentarnos a leer y carcajearnos de todo lo que se ha escrito sobre los ummitas. Desde Antonio Ribera a Jiménez del Oso.

Pero no perdamos de vista lo que a va suceder a partir de ahora. Muchos ufólogos que se autodenominan serios respirarán profundamente y con orgullo mal disimulado exclamarán: "No, si ya lo decía yo...". De igual forma, tampoco será de extrañar que alguno venga diciendo eso de "muy bien, la mayoría es un fraude, pero existe un cierto residuo..."

UMMO se ha convertido en uno de los mejores argumentos para corroborar lo que desde las filas escépticas se viene asegurando desde antaño: la ufología es una forma de creencia. Y se empeñen unos en la conexión extraterrestre, o en su unificación con la parapsicología vía los arquetipos de Jung, o en el argumento milenarista o en el del gran secreto de estado, es absolutamente manifiesto que la ufología mundial no ha conseguido nada en cincuenta años de existencia. Eso sí, ha ido progresando hacia posturas cada vez más irracionales: desde los clásicos platillos voladores hasta ETs que se acercan a nuestro planeta a satisfacer sus apetitos... Por cierto, ¿los habrá sadomasoquistas? Imagínense el siguiente anuncio de periódico: "Ganimediano. Dominación. Seré tu amo. VISA."

El tema de las relaciones sexuales con ETs es bastante peliagudo porque la legislación española pena el bestialismo, y como a los pobres seres de otros planetas no se les reconoce su condición de humanos... se podría acabar acusando a los 'contactados' de ¡práctica sexual ilícita!

Lo que sí es cierto es que no están tan adelantados ni tecnológica ni biológicamente hablando. Tienen los mismos problemas que nosotros, o incluso peores. Hace poco uno se bajó de su nave... ¡a mear! ¿Será que no han inventado el retrete?

Lo absolutamente fascinante del tema es que los ufólogos se toman en serio tales tonterías y escriben artículos analizando tal o cual caso de secuestro. ¿Hasta dónde piensan llegar? ¿Cuál será el nuevo "boom" dentro del mundo del platillismo? Estemos atentos: la risa está asegurada. Y quizá dentro de unos cuantos miles de años en las clases de Antropología se estudie la ufología como un culto mistérico más, junto con los de las antiguas culturas totémicas.

No podíamos terminar sin señalar el éxito del 1 Congreso Nacional de Pseudociencia. Lo realmente importante es que los diferentes medios de comunicación 'se han portado'. Parece que algo está cambiando. Existe cierto interés por la postura racional y crítica. Debemos aprovechar el tirón que hemos dado. Vale la pena.

1 CONGRESO NACIONAL SOBRE PSEUDOCIENCIA

El 1 Congreso Nacional sobre Pseudociencia tuvo lugar en Zaragoza entre los días 16 y 18 de diciembre de 1993. Con gran éxito de participación supuso un punto de encuentro y de apoyo entre todos los estudiosos aficionados al estudio de lo paranormal, desde la óptica científica y escéptica. Se contó con la presencia de extraordinarios conferenciantes como César Vidal Manzanares, Alberto Carreras, Javier Armentia o Manuel Toharia, así como numerosos ponentes que fueron desglosando diversos aspectos del estudio de lo pseudocientíflco. Don Francisco Grande Covián no pudo, desgraciadamente, acudir al mismo por un problema surgido en el último momento. Pero sí nos legó el texto de la que habría sido su conferencia sobre 'mitos dietéticos'. Este texto, junto con el de las restantes conferencias y comunicaciones, han sido recogidas en una publicación, que está disponible para todos los que lo deseen. Su precio es de 2000 pts, y se puede pedir directamente a la redacción de LAR.

ARP - LAR apdo. 1516 50080 - ZARAGOZA

PSEUDOMEDICINAS "Agua imantada" o el negocio de los 90

 

Ángel Toca Otero 1.- Introducción. Lo que la Química sabe sobre el agua Desde que el hombre tiene uso de razón, ha sentido una fascinación especial por el agua. No en vano, la vida sobre este planeta no se concibe sin su presencia, y en todos los seres vivos constituye la sustancia mayoritaria. Tales de Mileto (640 - 546 a.d.c.) consideró que era el elemento básico a partir del cual estaba formada toda la materia, y ante la prioridad que otros presocráticos concedían al fuego, aire y tierra, Empédocles (494 - 435 a.d.c.) estableció una solución de compromiso enunciando la famosa teoría de los cuatro elementos, teoría aceptada por Aristóteles y que permaneció como tal hasta el siglo XVII. Para entonces, Robert Boyle comienza a reconstruir, sobre bases empíricas, la otra gran teoría sobre la constitución de la materia que había quedado eclipsada desde Grecia : el atomismo. A lo largo de todo este tiempo el agua ha sido objeto de estudio, y hoy en día la Química tiene una idea aproximada sobre ella.

Como toda sustancia química, puede existir en cualquiera de los tres estados de la materia, dependiendo de dos variables a considerar: presión y temperatura. Y esto que puede resultar evidente, no lo es tanto, ya que al igual que en otros campos del conocimiento, tendemos a ver la química desde un punto de vista geocéntrico. Me explico: la idea común entre todas las personas de que el agua solidifica a los O ºC y hierve a lOO ºC, es algo que en este caso va ligado a un hecho nada evidente: que las condiciones bajo las que se da esta circunstancia, están producidas por un planeta de masa suficiente para retener una atmósfera capaz de producir en su superficie una presión de 100.000 pascales, bajo la cual el agua presenta esas temperaturas de solidificación y ebullición (1). Bajo esta perspectiva cualquier sustancia química podría constituirse en receptor de vida, siempre y cuando la presión fuese la adecuada para permitir que dicha sustancia tuvieses un margen amplio de temperaturas entre la solidificación y la ebullición. Y ésta ha sido la idea directriz que se ha planteado al buscar ambientes capaces de albergar la vida fuera de nuestro planeta (2).

De todas maneras, las sorprendentes propiedades del agua derivan más de su estructura molecular que de la presión y temperatura a las que se encuentre. Entre otras, presenta: una sorprendente capacidad calorífica, lo que le permite permanecer en estado líquido en un margen de temperaturas bastante amplio, actuando como moderador del clima; posee una temperatura de ebullición inusualmente alta para su pequeña masa molecular; tiene la capacidad de disolver en su seno un amplio rango de sustancias, tanto orgánicas como inorgánicas (3). Por último, es una de las pocas sustancias en que el estado líquido es más denso que el estado sólido, lo que permite que éste flote sobre el primero, hecho de gran importancia para preservar la vida marina.

La molécula sobre la cual residen éstas y otras propiedades más, tiene una estructura relativamente sencilla: angular, con el átomo de oxígeno en el vértice y un ángulo entre hidrógenos de aproximadamente 104º. Debido a, por una parte al alto valor de la electronegatividad del oxígeno y por otra al pequeño tamaño del hidrógeno, la molécula está polarizada permanentemente, haciendo que actúe como un pequeño dipolo (fig. 1). Esto hace que

------

 

Figura 1: Estructura de una molécula de agua. La curva representa la densidad de carga eléctrica que confiere a la molécula sus características polares - fuerza de enlace, temperaturas de fusión y ebullición...- ------

aparezca una fuerza eléctrica entre las moléculas del agua, que es la última responsable de muchas de las propiedades reseñadas. Esta fuerza recibe el nombre de enlace por puente de hidrógeno. Por supuesto que el estudio del agua no esta terminado, como casi nada en ciencia, y aún quedan por desvelar algunas interrogantes; a pesar de ello, tampoco el agua se libra de algunas interpretaciones libres que lo mismo provienen del mismo campo científico (el caso del poliagua es el más reciente) que del pseudocientífico (la homeopatía y su "memoria" del agua, o el del agua "imantada" que aquí pretendemos dar a conocer).

Y aunque no está relacionado con el agua, convendría recordar superficialmente algo sobre la inducción magnética, por estar ésta implicada en el caso que nos toca estudiar. Sólo recordar que la existencia de un campo magnético se debe al movimiento de una carga eléctrica, y como ésta posee la esencia de campo eléctrico, la existencia del campo electromagnético cuando la carga se mueve, es algo que es indisoluble a los dos. Teniendo en cuenta que los átomos que constituyen la materia poseen electrones (cargas eléctricas negativas) en movimiento, podemos concluir que toda la materia lleva asociada consigo campos electromagnéticos. Si el movimiento de todos los electrones se produce de manera desordenada, el campo magnético total se anulará, de ahí que la mayor parte de la materia no presente dicho campo. Si por alguna razón estructural el movimiento se "acopla" en una determinada dirección, las componentes magnéticas de cada electrón se sumaran y producirán un campo permanente, como así sucede en los imanes (fig. 2).

Por último, la presencia de un campo magnético puede producir cambios en la dirección del movimiento de las cargas eléctricas o alineaciones en la componente de alguna magnitud magnética inherente a los átomos, aprovechándose de esto último alguna técnica de análisis estructural como la resonancia magnética nuclear. Además, la variación del valor del flujo magnético, bien por variación del campo magnético, bien por variación de la superficie atravesada, es el mecanismo utilizado para la generación de corrientes eléctricas.

2.- El "agua imantada". Sus hipótesis.

Hemos de indicar en este punto, que las hipótesis que aquí se van a enunciar, se han obtenido a partir de lo que el autor ha podido oír en la radio, y de la propaganda de una de las dos marcas que se ofrecen, ya que ambas se han mostrado reacias a enviar "documentación" más especializada si no se adquiere algunos de sus productos, siendo el coste medio de éstos unas 12.500 pts (para el Indumag Vital) (4). Deliberadamente he dado el título de "sus hipótesis", y lo he hecho así porque creo que un

------

Dipolos ordenados. Campo total no nulo. Dipolos desordenados. Campo total nulo

Figura 2 ------

escéptico nunca debe de atribuir a las chaladuras de estos charlatanes la categoría de teoría, ya que ésta necesita de los mecanismos del método científico para adquirir la categoría ontológica que dicho método le confiere. Si el uso coloquial del término "teoría" se ha visto deformado, creo que el escéptico debe reivindicar su correcta acepción, evitando de esta manera que, dentro del mismo cajón se mezclen lo que científicamente está aceptado como "teoría" y las disquisiciones más o menos alocadas de los charlatanes pseudocientíficos.

 

Estas hipótesis pueden reunirse en cuatro grupos que a continuación se describen:

a) Sobre el campo magnético terrestre y la vida.

+ El campo magnético terrestre existe para que los seres vivos puedan desarrollarse. Es decir, sin el magnetismo terrestre la vida en el planeta no sería posible. Es evidente, por tanto, su manera funcionalista y simplista de contemplar la naturaleza.

+ Las células trabajan más deprisa en presencia del campo magnético, hecho comprobado experimentalmente con plantas y flores.

+ Las células se nutren fundamentalmente de "energía magnética", y el aporte mayoritario de dicha energía lo suministra el agua.

+ En las grandes ciudades no existe, o está modificado el campo magnético, por culpa del hormigón y del acero. Por tanto, desista el lector de orientarse en una ciudad con una brújula.

+ Sólo en la naturaleza el campo magnético terrestre se encuentra en su estado natural. De ahí que sintamos la imperiosa necesidad de salir al campo los fines de semana, a recargar nuestra "energía magnética" perdida durante la semana.

De todas estas sinrazones, he llegado a deducir que la idea de campo magnético que poseen estos curanderos está íntimamente asociada a la idea de campo (opuesto a ciudad). Por cómico que pueda parecer, es así, y en el fondo de todo sigue subyaciendo la idea de lo "natural" como beneficioso para nuestro organismo. Por tanto, seguimos encontrando el mismo substrato ideológico que sustenta el movimiento "Nueva Era".

------ (Inserto) La idea de campo magnético que poseen estos curanderos, está íntimamente asociada a la idea de campo (opuesto a ciudad) ------

b) El campo magnético terrestres y el agua

+ El agua de las fuentes naturales está imantada por efecto del campo magnético terrestre. A los cinco días de estar embotellada pierde la imantación, y por tanto su energía magnética. Es evidente por tanto que el agua imantada proporciona energía.

+ El agua posee un "potencial magnético" que hay que recuperar a base de imantar el agua (subyace bajo su concepto de potencial la idea aristotélica de potencial).

+ El agua en su estado natural sería vapor, pero el campo magnético terrestre y sus propiedades únicas (no especifican de cuál son esas propiedades únicas, si del agua o del campo magnético terrestre) la convierten al estado líquido. Simplemente sin comentarios.

+ El agua imantada cambia el sistema de cristalización del carbonato de calcio transformando la calcita en aragonito.

+ El agua imantada en contacto con metales pierde sus propiedades curativas.

+ El agua imantada es más diurética, digestiva, fina y agradable de beber, además de aumentar su capacidad de disolución, lo que mejora notablemente la capacidad de alimentar al organismo.

Y después de todo esto podríamos preguntarnos: ¿qué diferencia hay entre el agua imantada y el agua bendita de las iglesias? (5)

c) El campo magnético terrestre y la enfermedad

+ El ritmo de vida y el desarrollo de la técnica modifica o anula la acción vital del campo magnético terrestre. Esto provoca desequilibrios que generan molestias y dolores que más tarde desembocarán en enfermedades (nunca especifican que tipo de acción, además de aproximarse a posturas vitalistas, tan queridas por todas las pseudomedicinas).

+ La enfermedad se describe, por tanto, como

una pérdida del equilibrio energético y la imanterapia ayuda a recuperarlo. + El conjunto de síntomas, a los que se les atribuye el 80% de las enfermedades más comunes tiene su nombre especifico: Síndrome de carencia del campo magnético terrestre" (¿por qué se están riendo?).

 

+ El agua, cuando brota de la naturaleza está imantada o magnetizada (no distinguen un término del otro) por acción del campo terrestre. Los médicos científicos la consideran agua medicinal (independientemente de su composición química, que por lo visto, no tiene nada que decir). Esta es la razón por la cual hay que consumirla nada más brotar.

d) El mecanismo de imantación del agua

+ La técnica, como todo el mundo sabe, tiene más de 3.500 años de antigüedad, y proviene, como no, del Antiguo Egipto, la China y la India.

+ El mecanismo está basado en el principio de la inducción electromagnética demostrado por Faraday.

+ En el Inductor Magnético (INDUMANG) el sistema de inducción electromagnética está formado por: 1º) la corriente de agua (evidente por tratarse de una corriente), y 2º) el campo magnético creado por los imanes que rodean el tubo central.

+ La longitud del tubo está calculada milimétricamente para que todas las moléculas del agua adquieran está maravillosa energía magnética.

+ Cuando la corriente de agua atraviesa el campo magnético del interior del tubo, se produce el efecto electromagnético similar al que ocurre en la naturaleza con las aguas mineromedicinales.

Señalar todos y cada uno de los principios físicos y químicos violados por estas hipótesis es una labor a la que emplazo a los lectores. Los comentarios, añadidos entre paréntesis, sólo pretenden endulzar posibles disgustos que la lectura de estas líneas podrían provocar.

------ (Inserto) ¿Qué diferencia hay entre el agua imantada y el agua bendita de las iglesias? ------

3.- Aplicaciones médicas

Antes de incluir a larga lista de dolencias que es capaz de curar, me gustaría recalcar dos cosas : a) la mayor parte de las dolencias curadas, son registradas a posteriori, es decir, no se plantean las dolencias que pueden curar hasta que no reciben los testimonios (sólo testimonios y nunca estudios clínicos rigurosos) que se lo confirmen. Es el cliente quien aporta la larga lista de enfermedades que pueden curar. Y b) la posología implica tomar de 2 a 5 litros diarios de agua imantada, en pequeños sorbos y durante 2-3 minutos, tantas veces como haga falta, hasta completar la dosis indicada. La lista confeccionada no tiene ningún orden especial, ya que semejante lista de cosas evidentes y despropósitos manifiestos, no pudieron ser organizados de ninguna manera.

+ Evita la formación de agujetas, antes y después de la práctica deportiva. Esto está relacionado con la cristalización del carbonato de calcio (que nada tiene que ver con la agujetas, constituidas por cristales de lactato fundamentalmente), y que a su vez relacionan, con la acción de los campos magnéticos sobre los depósitos de calcio en tuberías metálicas. En definitiva, un batiburrillo sin pies ni cabeza.

+ Cura el estreñimiento de origen funcional. Mis conocimientos de medicina son limitados, pero si 3 litros de agua no son capaces de curarlo, no sé que podría hacerlo.

+ Ayuda a cerrar las heridas más rápidamente, en relación clara con la supuesta rapidez que presentan las células en presencia del campo magnético.

+ Neutraliza las manifestaciones del stress: tensión muscular, hipertensión, palpitaciones, insomnio, irritabilidad, cefaleas, etc.

+ Ayuda a dejar de fumar. Para los interesados ahí va la receta: el zumo de medio limón en un vaso de agua. completar y pasar por el INDUMAG: beberlo a sorbos pequeños en el momento que aparezcan los síntomas de dependencia a la nicotina.

+ Proporciona un mejor rendimiento físico y mental, aumentando la facilidad para la relajación y el bienestar.

+ Ayuda en algunas afecciones renales, al aumentar la diuresis. Favorece la disolución y expulsión de cálculos renales y evita su formación (recordar los 3 litros diarios que hay que tomar).

+ Normaliza las secreciones digestivas y el peristaltismo intestinal. + Tonifica y regula las funciones del hígado. Se favorece la expulsión de pequeños cálculos biliares gracias a su efecto miorelajante y analgésico, además de ayudar a experimentar una rápida mejoría en casos de hepatitis.

 

+ Ayuda a la mejoría del acné y otro tipo de dermatosis. Fortalece uñas y cabellos además de tonificar la piel.

+ Ayuda a regular las tasas en sangre de urea, colesterol y glucosa.

+ Mejora enfermedades crónicas como el reuma, la artrosis y la artritis.

4.- A manera de epílogo

Me gustaría terminar este catálogo de estupideces, con una recomendación que Mario Bunge lanza a científicos y tecnólogos, y que aquí transferimos también a médicos y especialistas de la salud, a raíz del auge de las pseudociencias y en nuestro caso de las pseudomedicinas:

"Los científicos y tecnólogos tienden a tratar la seudociencia y la seudotecnología como basura inofensiva, o incluso como productos adecuados para el consumo de masas; están demasiado ocupados con su propio trabajo para que les preocupe la superchería. Esta actitud es lamentable por varios motivos. En primer lugar, la seudociencia y la seudotecnología no son basuras reciclables, sino virus intelectuales que pueden atacar a cualquiera, lego o especialista, al punto de enfermar a una cultura íntegra y predisponerla contra la ciencia y la tecnología. En segundo lugar, la emergencia y difusión de la seudociencia y la seudotecnología son fenómenos psicosociales importantes, dignos de ser estudiados de cerca, y quizá de ser utilizados como indicadores del estado de salud de una cultura. En tercer lugar, la seudociencia y la seudotecnología son casos apropiados para poner a prueba a las distintas epistemologías. En efecto, el valor de una epistemología se mide por su sensibilidad a las diferencias entre ciencia y tecnología genuinas y falsificadas, entre ciencia y tecnología de alta y baja calidad, maduras y emergentes, vivas y muertas, así como por su capacidad para ayudar a científicos y tecnólogos a resolver problemas fundamentales que, por ser a la vez científicos o tecnológicos y filosóficos, son relegados a la tierra de nadie" (6).

------------------ NOTAS

(1) Como curiosidad, en la cima del Everest, en donde la presión ya no tiene se valor, el agua hierve a 64ºC. Admito que desconozco si este factor ha sido tenido en cuenta en la famosa fórmula de Drake, aquella que es capaz de "predecir" el número de civilizaciones extraterrestres que existen en nuestra Galaxia, pero creo que no ha sido así, ya que sólo se habla de planetas que se encuentren a la distancia adecuada de su correspondiente sol. Otro factor que no se ha considerado ha sido el de la existencia de un satélite masivo a su alrededor, que evita que el eje de rotación se invierta, como así le ha sucedido a Venus.

(2) A pesar de esto, el agua sigue siendo la sustancia más probable, al estar constituida por dos de los tres elementos más abundantes del Universo: el hidrógeno (el más abundante) y el oxígeno. Isaac Asimov da una lista de sustancias talasógenas (capaces de crear océanos) que queda reducida a seis candidatos: hidrógeno, helio, agua, neón, amoniaco y metano.

(3) Sólo el ácido fluorídrico posee una capacidad tan asombrosa como el agua. La causa reside también en la estructura de su molécula.

(4) Las dos empresas estudiadas han sido ACAR-SUD y TERAPION, que ofrecen sus productos INDUMAG VITAL e HIDROVITAL. La primera empresa con sede en Jerez de la Frontera, posee una campaña publicitaria muy bien asentada en Onda Cero, mientras que la segunda, con sede en Valencia, es anunciada en programas intrascendentes de altas horas de la noche.

(5) Para los que quieran deleitarse con un análisis filosófico profundo sobre las posibles demarcaciones entre medicina, magia y milagro, recomiendo la lectura del artículo de Gustavo Bueno: "Medicina, Magia y Milagro (conceptos y estructuras mentales)". El Basilisco, 2ª época, n. 14 (Invierno 1992), pgs. 3-38.

(6) Bunge, Mario. "Seudociencia e ideología". Alianza Editorial (Alianza Universidad n. 440) Madrid 1985, pg. 78.

EL AUTOR

Ángel Toca Otero. Licenciado en Ciencias Químicas por la Universidad de Valladolid, es profesor de Física y Química en el instituto "Valle de Saja" de Cabezón de la Sal (Cantabria). En la actualidad cursa los estudios de Doctorado en el departamento de Lógica, Filosofía e Historia de la Ciencia en la UNED. Socio de ARP.

NOSTREDOMINUS ATACA DE NUEVO

 

(dedicado al ínclito James Randi)

"Y yo con estos pelos"

"¿Saben el último chiste homeopático? Me lo contaron ayer en el Colegio de Médicos". "¡Cielos!"

"Pues este era un hombre que fue a la consulta de un homeópata, quien le recetó la típica disolución de no-se-qué... ¡y a qué precio!"

"La cosa es que el hombre al llegar a casa, se olvida en la chaqueta el medicamento" "¡Dios es grande!"

"¡Y SE OLVIDÓ DE TOMARLO!" "¡Insensato!"

"¡El desgraciado murió de sobredosis!" "¡Ora pro nobis!" R.I.P.

Tiburones y cáncer. La locura del cartílago de tiburón

 

Una nueva pseudociencia que está contribuyendo a acabar con los tiburones.

Félix Ares

No es habitual que la revista Scientific American trate de pseudociencias, no obstante en el número de octubre de l993, en su página 24, habla de una nueva manía que está acabando con los tiburones. Curiosamente tiene sus raíces en un artículo publicado en esa misma revista en octubre de 1984, aunque el autor del mismo dice que se basa en una extrapolación sin fundamentos de sus datos.

Hay un mito pseudocientífico que dice que los tiburones no tienen cáncer. Realmente éste es el título de un libro escrito por I. William Lane y Linda Comac, en el que defienden que el cartílago de tiburón es un importante salto hacia adelante en la prevención y tratamiento del cáncer y otras enfermedades degenerativas. Por desgracia sus ideas fueron masivamente lanzadas al público en el programa de televisión "60 Minutes" de la CBS. En él se defendía que comer cartílago de tiburón protegía contra el cáncer.

Ni que decir tiene que la demanda de tal sustancia ha crecido enormemente: hasta tal punto que las poblaciones de algunos tiburones tropicales está casi agotada debido a la sobrepesca de las mismas.

Como suele ocurrir con otras "medicinas milagrosas" no hay datos clínicos que justifiquen las esperanzas. Únicamente, como botón de muestra, comento que el Instituto Nacional del Cáncer dice que los datos sobre pacientes tratados con cartílagos de tiburón "no muestran ninguna evidencia sólida de actividad clínica".

A pesar de que no hay bases para esta creencia estoy absolutamente convencido de que la demanda en cartílagos de tiburón seguirá creciendo. Si no tuviera ética y quisiera sacar mucho dinero invertiría fuertemente en las pesquerías de este escualo y en el empaquetado y distribución de sus cartílagos a las farmacias. ¡Ah! y publicaría algún artículo en alguna de las revistas basura de nuestro país diciendo que unos científicos americanos habían demostrado los efectos milagrosos del cartílago de tiburón.

Nota final: Lamentablemente para el mito, los tiburones SI tienen cáncer. El lnstituto Smithsoniano ha llegado a la conclusión de que el tiburón no es especial. Tiene cáncer en la misma proporción que otras muchas criaturas marinas.

Falsos tratamientos del cáncer El enfermo de cáncer que no mejora con la terapéutica habitual cae con frecuencia en la tentación de recurrir a cualesquiera de los tratamientos, de base aparentemente científica y de eficacia no probada, que le proponen curanderos y aún médicos. Ante esa situación, la Sociedad del Cáncer de Estados Unidos ha identificado miles de esas terapéuticas, que comprenden desde la inyección de distintas sustancias, que van desde los sueros destinados a reforzar el sistema inmunitario a los derivados de albaricoques triturados, hasta la toma de infusiones de plantas o cortezas de árbol.

 

Con objeto de informar correctamente a los enfermos, la Sociedad del Cáncer de Estados Unidos, ha publicado declaraciones sobre 27 pretendidos métodos terapéuticos. Esas afirmaciones resumen las afirmaciones de los defensores del tratamiento y contienen material biográfico sobre las personas que lo proponen y practican, datos históricos sobre el uso de la terapéutica y una evaluación objetiva de la misma. Esas declaraciones están a disposición del público y de los profesionales sanitarios y pueden obtenerse también en un sistema de información telefónica. Las afirmaciones en que se basan determinados tratamientos son a veces realmente peregrinas. Harry M. Hussey patrocina una terapéutica basada en hierbas a las que atribuye propiedades tónicas porque las utilizó por primera vez su abuelo en 1870 para curar el cáncer de la pata de su caballo.

Tales tratamientos falaces no sólo hacen concebir a los enfermos falsas esperanzas, sino lo que es más grave, hacen perder un tiempo precioso, con lo cual el tratamiento quirúrgico, la radioterapia o la quimioterapia llegan por desgracia demasiado tarde.

Procedente de la publicación médica, Jano, 9-15, noviembre 1990. Vol. XXXIX Nº 926.

THE SKEPTICAL INQUIRER

Si quieres estar al día de lo que hacen los escépticos de todo el mundo. Si quieres conocer los trabajos publicados en la revista escéptica más importante. Si quieres acceder a las opiniones e investigaciones de los prestigiosos Paul Kurtz, Martin Gardner, James E. Alcock, Kendrick Frazier, Ray Hyman...

The Skeptical Inquirer PO Box 703 Buffalo NY 14226-9973 USA

OVNIOLOGÍA UMMO

 

El planeta de los corresponsales anónimos Luis R. González

En 1958 Donald Franson escribió un relato de ciencia-ficción titulado The Time for Delusion (La hora del engaño)(1) sobre un escéptico que, a fin de ridiculizar de una vez para siempre a todos los contactados, decide publicar (bajo seudónimo) su propio montaje, un libro donde recoge todas sus charlas telefónicas con un venusino. Dentro de toda esa colección de tonterías el autor enterró distintas pistas y claves que remachaban las falacias del relato. El libro se convirtió en un inesperado éxito de ventas y cuando el escéptico hizo pública su autoría del libro para hacer explotar el globo pseudocientífico que crecía por momentos (señalando todas las reveladoras contradicciones e inconsistencias) ¡nadie le creyó!. Todos sabían que ellos le habían ordenado retractarse.

Seguro que Bernard Meheust no estaba pensando precisamente en este tipo de influencia cuando escribió su libro Science Fiction et Soucoupes Volantes, pero mi tesis es que esta froma de contraataque es mucho más frecuente en Ufología de lo que normalmente se admite. Un ejemplo clásico apareció en la revista inglesa Magonia (2) en referencia al libro Flying Saucer from Mars escrito por Cedric Allingham (un supuesto contactado de los años 50) pero que al parecer fue escrito por el conocido astrónomo inglés Patrick Moore. Seguro que existen muchos más ejemplos.

Ocasionalmente, alguno de ellos puede alcanzar fama duradera. El denominado "UMMO affaire", la contribución española más importante al folklore OVNI mundial, lleva con nosotros casi 30 años, tan controvertida como el primer día. A pesar de las decenas de ummólogos que han cribado laboriosamente una y otra vez los "textos sagrados" en busca de la prueba definitiva de su origen extraterrestre, no existe ninguna duda entre los ufólogos españoles serios de que UMMO es un FRAUDE. Pero esto sólo responde a la mitad del problema... y la segunda parte es casi tan interesante.

Los buenos fraudes nunca mueren. Cualquier investigador serio puede evitar sus efectos directos y señalar sus falsedades evidentes (aunque no siempre con la suficiente rapidez como para evitar situaciones embarazosas), pero es mucho más difícil evitar sus efectos secundarios. Citaré a Peter Rogerson: "Puede resultar reconfortante, incluso adulador, imaginar que los bromistas que han logrado engañarte han necesitado los insondables recursos de un gobierno o una agencia de espionaje para correr el velo ocultador delante de tics perceptivos ojos". O incluso sus efectos terciarios... poco más adelante, Rogerson afirma: "Sospecho que Ummo tenía un propósito más serio. Se trataría de una especie de literatura samizdat para contar cosas que no podían decirse abiertamente en la España franquista de la época." (3). Más sobre este punto al final del artículo.

Para apreciar en su totalidad esta asombrosa historia de los contactos unilaterales de un supuesto grupo expedicionario extraterrestre con distintas personas de Madrid y Barcelona, en plena dictadura franquista a mediados de los años sesenta, debo empezar por situarla en su contexto apropiado.

Primero, algunos imprescindibles ¿antecedentes?. La era de los contactados comenzó en 1952 cuando un autodenominado "profesor", George Adamski, aseguró haber hablado con seres extraterrestres a bordo de un platillo volante

Gradualmente este subfenómeno se extendió por todo el mundo: Coniston (Inglaterra) 15 de Febrero de 1954; Oeydalen (Noruega) 20 de Agosto de 1954; Natal (Sudáfrica) 27 de Diciembre de 1954; Madrid (España) 17 de Noviembre de 1954, etc.

 

------ (Inserto) Los actores más importantes han decidido permanecer en el anonimato ------

En el caso madrileño, un enfermero, Alberto Sanmartín dijo haber recibido de un ufonauta que no llegó a identificarse una "Piedra del Espacio" cubierta con extraños signos. Precisamente en las semanas precedentes, otro autonombrado "Profesor" (un empleado de telégrafos con una particular afición por la criptografía y la grafología) Fernando Sesma Manzano, había publicado una larga serie de artículos sobre ovnis (incluyendo Adamski) en uno de los periódicos de la capital. Gracias a esta publicidad Sesma fundó su propio grupo, la "Sociedad de Amigos de los Visitantes del Espacio". En ella durante los años siguientes discutirían largo y tendido sobre la "Piedra del espacio" y su significado. No fue hasta 1961 que Sesma vería su primer ovni y empezase a recibir cartas anónimas. Luego, en 1962, llegaron las primeras misivas cuyo autor se identificaba como un extraterrestre, de nombre Saliano y procedente del planeta Auco, orbitando alrededor de Alfa Centauri.

Mientras tanto, a todo lo largo y ancho del globo seguía creándose el folklore ovni. El 24 de Abril de 1964 tuvo lugar en los Estados Unidos el famoso caso de Socorro, el primero (entre otras cosas) donde el ovni mostraba un símbolo en su fuselaje, según Jacques Valleé (4) ¡era el símbolo arábigo de Venus! También en 1964 el escritor francés Robert Charroux hacía públicas varias cartas (recibidas a través de un corresponsal no identificado) supuestamente escritas por seres de Próxima Centauri que se llamaban a si mismos Baavi; en ellas describen su civilización, su gramática, su sistema métrico, etc. haciendo referencia a distintos conceptos de astronomía, física y química (5).

El 23 de Abril de 1965 murió el más famoso contactado, George Adamski. Al día siguiente em Scorinton (Inglaterra) Arthur Bryant se encontró con un enorme platillo volante y su tripulación de tres personas, una de las cuales se identificó como "Yamski". Después de un segundo avistamiento en la noche del 6 de Junio, al día siguiente se encontraron distintas piezas de maquinaria, incluyendo una pequeña cápsula de cristal con un mensaje enrollado en su extremo roto (6).

Asimismo en 1965, Frank Herber publicó un libro de ciencia-ficción que también generaría una especie de culto: Dune. ¿Puede ser una simple coincidencia que en él se incluyera la palabra UMMA, y con el siguiente significado: "miembro de la hermandad de los profetas (término de escarnio en el imperio, referido a cualquier persona inestable dada a predicciones fanáticas)".

Ya tenemos a nuestra disposición todas las piezas del guión. Ahora, echemos un vistazo a los actores. Desgraciadamente, los más importantes han decidido permanecer en el anonimato: los misteriosos "caballeros" de Ummo; los mecanógrafos (por lo menos, dos) encargados de la reproducción y envío de los sorprendentes documentos; muchos de sus supuestos destinatarios (entre ellos no todos los españoles y cualquier posible científico); e incluso los fotógrafos del caso de San José de Valderas. Parece que varios de los papeles mencionados (si no todos) pueden haber sido encarnados por la misma persona o personas.

Entre los extras, mención especial merecen los miembros originales de la Sociedad de Amigos del Espacio, cada uno con sus propias peculiaridades: el "profesor" Sesma, líder carismático; el Sr. Villagrasa, ingeniero civil que recibiría los papeles más técnicos; el Se. Garrido, comisario de policía que sería ganado para la causa cuando la salud de su hijo (en urgente necesidad de una operación cardiaca) mejoró lo suficiente para permitirla, gracias a los ummitas y sus "OVNIs microscópicos"; la Srta. Araujo, joven empleada de la embajada norteamericana (facilitando la inevitable "ClA-Connection", tan oportuna)... A su alrededor un grupo creciente

de espectadores y bromistas conforme los hechos fueron saliendo a la luz pública. Comienza el espectáculo. Durante 1965 Sesma alcanzó gran popularidad en toda España con sus revelaciones sobre la utópica sociedad de Auco, un verdadero Edén en los cielos. Sus reuniones semanales en los sótanos de un bar llamado "La Ballena Alegre" se convirtieron en el punto de encuentro de moda para los personajes más extravagantes de todo Madrid. La tentación era irresistible.

 

En Enero de 1966 el "profesor" Sesma recibió varias llamadas telefónicas, seguidas de un emisario que le mostraría sorprendentes fotografías tridimensionales (muy similares a unas fabricadas ya por aquel entonces en Japón pero desconocidas en España, según Sesma admitiría años más tarde) para convencerle de su origen extraterrestre, llevándoselas de nuevo al terminar. A continuación llovieron los documentos, decenas de páginas describiendo su planeta natal, su civilización... Todos y cada uno de ellos fueron leídos en voz alta por Sesma a sus acólitos, junto con los mensajes de Saliano y otras experiencias personales, para configurar la materia prima del "brainstorming" semanal. Pero los documentos ummitas no se parecían a nada de lo precedente. Su principal atractivo, un trabajo maestro, eran sus aspectos no mesiánicos ni proselitistas, junto con su filosofía fuertemente racionalista Además, sus autores insistían en no ser creídas y en mantener toda la situación bajo secreto. Incluso, para evitar imitaciones, cada documento venía "autentificado" por una marca de color lila como la que dejaría un dedo tatuado con la exclusiva insignia ummita (que representa al "Consejo de Ummo").

------ (inserto) El "affaire Ummo" sería un experimento psicosocial maquinado por la CIA ------

Sin embargo, al mismo tiempo que proclamaban "no nos crean", un magistral golpe de efecto psicológico cayó de los cielos. El 6 de Febrero de 1966, a las 20:00 p.m. un ovni sobrevolaba a un asombrado testigo que conducía hacia su casa en aquella oscura noche de invierno, el Sr. Jordán Peña, y aterrizaba por unos segundos en las afueras de Madrid, dejando tres huellas en triángulo cuyas fotografías llenaron las páginas de sucesos. Para establecer un vínculo indestructible entre ambos hechos, el ovni exhibía descaradamente en su panza el mismo emblema empleado para validar los documentos ummitas, y que resulta bastante similar al símbolo alquímico de Urano o a una letra del alfabeto cirílico. Además, los propios ummitas confirmaron el avistamiento, aparentemente pocas horas antes de hacerse público.

Con el paso del tiempo, el Sr. Jordán Peña ha alcanzado la incómoda posición de ser el único testigo ¿creíble? e identificado de un encuentro cercano con una astronave ummita (hubo informes periodísticos sobre testigos adicionales pero ninguno ha sido localizado desde entonces. Por tanto, no puede sorprender la curiosidad que su vida y aventuras han creado entre los investigadores. Gracias a los persistentes esfuerzos de muchos ufólogos ha sido posible sacar a la luz distintos elementos (¿coincidencias?) que con toda seguridad tienen relevancia en este asunto.

Alrededor de 1955 el Sr. Peña vivía en Alicante (ciudad por cierto bastante cercana a Albacete donde en l954 tuvo lugar el macabro incidente de la "mano cortada" que causó gran revuelo en toda la zona y que quince años más tarde los ummitas se acreditarían como propio) dedicándose a estudiar a muchos grupos esotéricos y espiritualistas. Leía con profusión sobre antropología cultural, filosofía e historia de las religiones, entre muchos otros temas. Aprendió varios idiomas y se suscribió a Nature y otras revistas científicas internacionales (con seguridad desde 1963). Sus investigaciones lo involucraron de lleno en los fraudes de los médiums y lo impulsaron a estudiar magia e ilusionismo. El Sr. Peña se describe a sí mismo como agnóstico (rechazando su educación religiosa) y escéptico (a pesar de ser un declarado oponente de todo lo paranormal, todavía en la década de los setenta creía en la telepatía) pero fue uno de los fundadores de la Sociedad Española de Parapsicología, de la cual ha sido vicepresidente durante muchos años. Obtuvo el título de ingeniero de telecomunicaciones, pero prefiere presentarse como psicólogo. De hecho, en la época del avístamiento trabajaba en el departamento de personal de una de las más importantes empresas constructoras de España (Agromán).

Este brevísimo sumario deberá bastar como aproximación a una tan compleja y atractiva

personalidad. Déjenme sólo añadir un toque final: ¡ el propio Jordán Peña niega el origen extraterrestre del ovni que vio! Escéptico hasta el final, siempre ha mantenido que se trató de algún tipo de avión experimental desarrollado por los americanos y probado en España gracias a la colaboración del régimen franquista. Y el "affaire UMMO" sería un experimento psicosocial maquinado por la CIA. En cualquier caso, ello no fue obstáculo para que, inesperadamente, se uniera al grupo de Sesma (al principio, sin revelar que era el testigo de Aluche), y muy pronto alcanzase su liderazgo.

El flujo de documentos era continuo. Después del primer grupo sobre la vida cotidiana de Ummo, fueron llegando toda clase de digresiones sobre filosofía, sociología y religión (en Ummo y en la Tierra) incluyendo la más fascinante y emotiva coincidencia para un lector católico: la vida y enseñanzas de UMMOWOA, un esclavo y fundador religioso cuyo cuerpo desapareció de la mesa de operaciones donde acababa de ser viviseccionado por orden de una antigua emperatriz sedienta de sangre. A pesar de todas estas pruebas, Sesma estaba cada vez más desencantado con los ummitas, eran demasiado racionalistas para su gusto (incluso parecían desconocer las bellas artes). Se trató de un rechazo mutuo porque los ummitas se habían obsesionado por las minucias: afirmaban monitorizar cada encuentro. exigiendo el silencio de la audiencia y una lectura en voz potente para lograr una grabación perfecta. Y se quejaban continuamente de que Sesma mezclase sus mensajes con los de Saliano y otros, llegando a interrumpir el contacto en varias ocasiones como castigo.

------ (Inserto) ¡Los ummitas eran expertos contables! ------

En lo que puede verse como un intento final de convencer a Sesma, el propio mecanógrafo (por si no lo había dicho antes, todos los documentos fueron escritos al dictado por un dedicado profesional, ya que los ummitas tienen tanta sensibilidad en la yema de los dedos que no pueden utilizar un teclado, y no parecen haber inventado la impresora) decide escribirle. confirmándole hasta la última palabra. Toda la carga emocional ausente en los áridos párrafos dictados por los ummitas puede ahora fluir libremente. A pesar de su anonimato (con suerte, una simple medida temporal), por fin aparece un ser humano que, de verdad, ha hablado y trabajado con ellos, así obtenemos la primera descripción de estos seres alienígenas: completamente humanoides, altos y guapos, con pelo rubio. Angélicos, pero también con su lado siniestro: aunque se comunican por telepatía (¡of course!) sus cuerdas vocales se han atrofiado, por lo que en la Tierra deben utilizar una laringe artificial la cual les da una voz muy peculiar, metálica y sin inflexiones. El mecanógrafo se sentía desbordado por la extraordinaria aventura en la que se hallaba envuelto, y su carta revelaba esa mezcla de miedo e ingenuidad que apela a nuestros instintos más básicos. Para no dejar ninguna tecla sin tocar, hasta incluía un elemento absurdo: ¡los ummitas eran expertos contables!

Con la llegada de las vacaciones de verano de 1966, el contacto quedó interrumpido durante varios meses, excepto por la ocasional carta para mantener las cenizas calientes. Quizá los ummitas necesitaban tiempo para evaluar sus actividades y planear y preparar futuros acontecimientos. A inicios de 1967 atacan de nuevo, con fuerza renovada y en un movimiento envolvente. Por un lado, aparece otro corresponsal anónimo pretendiendo ser un catedrático de la facultad de Medicina de Madrid, pero sin revelar más datos personales. Su única carta describe cómo los ummitas le prestaron un pequeño aparato que lo convenció de su origen extraterrestre ya que pudo ver en una pantalla tridimensional a todo color, una gran ampliación de distintos especímenes histológicos. vivos. Pudo hacer (y conserva) una filmación de toda la operación. El supuesto catedrático acaba su carta proponiendo una reunión de todos los corresponsales para coordinar sus actividades, y si se estima oportuno, informar a las autoridades.

¡La trama se complica!

Por el otro lado, tuvo lugar un verdadero salto cualitativo adelante. Abandonando a Sesma, los ummitas se volvieron hacia varios de sus seguidores (Villagrasa, Araujo, Garrido...) con una verdadera andanada de documentos pseudo-técnicos, tratando de empujarlos definitivamente a la verdadera fe, aunque fuera a martillazos.

Para empezar, el exclusivo reportaje sobre su llegada a nuestro planeta escrito con esa minuciosidad

irrelevante que les caracterizaba): "A las 4 horas 17 minutos 3 segundos GMT del día terrestre del 28 de Marzo de 1950, una OAWOLEA UEWA OEM (astronave lenticuforme) establecía contacto con la litosfera de la Tierra por primera vez en la historia (...) en una zona definida del Departamento de "Bajos Alpes" a unos 8.000 metros de distancia del pueblo de La Javie (Francia)". Este extenso relato (29 páginas) resulta ser algo apasionante. El lector queda absolutamente conmovido cuando el grupo expedicionario hace su primer descubrimiento trascendental: "unos fragmentos de láminas blanco amarillentas, flexibles y quebradizas... llenas de caracteres... y manchadas de heces fecales", atribuyéndoles un carácter ritual. Quizá sea un toque excesivamente surrealista que el primer documento conservado para la posteridad galáctica resulten ser unas hojas del periódico francés Le Figaro que algún campesino utilizó con fines higiénicos. Tras las primeras e inevitables meteduras de pata, los expedicionarios se adaptaron con rapidez a la cultura terrestre y durante los meses siguientes cometieron "diecinueve actos de transgresión contra la propiedad" que compensaron "tan pronto como estuvieron en condiciones de obtener dinero sin sustraerlo". Muy en su papel de científicos, dichas transgresiones consistían en anestesiar a los habitantes de una vivienda, aprovechando su inconsciencia para apoderarse de diversos objetos, además de (en un inquietante paralelismo con las actuales abducciones) "desnudar a los humanos y tomar muestras de cabellos, mucosa nasal y secreción vulvar".

 

Además de lo anterior, también enviaron un grupo de documentos muy peculiar sobre espiritismo y parapsicología, describiendo entre otras cosas una supuesta expedición ummita a la India a fin de investigar, con el inapreciable auxilio de su avanzada tecnología, los "milagros" de los faquires. Naturalmente, descubrieron que todos eran unos montajes y explicaron a sus lectores los trucos empleados. o sea, un hipercrítico comentario sobre el mundo paranormal realizado por seres ¡que aseguran ser telépatas!

Finalmente, las largamente retrasadas respuestas a las preguntas fundamentales que todo el mundo hacia: 1) ¿Cómo llegan hasta aquí?, y 2) ¿Por qué se parecen a nosotros? Estos dos documentos forman el verdadero núcleo del mito, lo que lo diferencia de los rollos contactistas habituales. Desafortunadamente, a pesar de toda la favorable publicidad que han generado, desde Antonio Ribera en 1975 a Jean-Pier-Petit en 1992 se trata de simple jerga pseudocientífica al más alto nivel. Me limitaré a darles aunque sea un burdo e incompleto sumario para que cojan el tranquillo.

Para explicar sus fáciles singladuras a través de las enormes distancias interestelares, los ummitas emplean una estrategia en varias etapas: a) Existe una infinidad de universos gemelos (materia y antimateria) que interactúan entre sí, provocando unas deformaciones geométricas que, cuando las circunstancias isodinámicas son las adecuadas, acortan sustancialmente las distancias estelares (por ejemplo, un viaje al sistema estelar UYI ABEE, situado a 9165 años- luz, les llevó sólo 4OO7847,56 milésimas de UIW (86,06 días terrestres)). Afortunadamente para ellos dichas perturbaciones son aperiódicas e imposibles de predecir a medio y largo plazo, lo que les evita posibles citas comprometidas. b) Por lo general, estos "atajos" siguen sin ser suficientes y se hace necesaria una ayuda adicional. Pues bien, oportunamente cada Cosmos se compondría de "por lo menos DIEZ dimensiones", con la gran ventaja de que serían intercambiables entre sí y no sólo eso, sino que en cada nuevo espacio tridimensional la velocidad límite de la luz puede tomar cualquier otro valor entre cero e infinito. c) Gracias a lo anterior sólo queda el 'pequeño' problema de lograr esa inversión de ejes. En un momento en que los físicos terrestres estaban desconcertados ante la inusitada proliferación de partículas subatómicas, los ummitas nos presentan (en 68 páginas y unas pocas fórmulas) el IBOZOO UU, definido como una entidad elemental (e inmaterial) integrada por un haz de ejes ortogonales. Según como dichos ejes se orienten obtendremos masa, energía, espacio e incluso tiempo.

Ya todo es muy sencillo. Se coge una nave y sus tripulantes (unos meros quintillones de IBOZOO UUs) y se reorientan todos y cada uno de sus ejes con total precisión, se pasa al marco dimensional apropiado para que la distancia sea practicable y una ve llegados al punto deseado por medios de propulsión no revelados, se deshace la reorientación de manera tan exacta que ni un sólo átomo quede fuera de su lugar, recuperando además la energía empleada en la transformación original. ¿Alguien da más?

El verdadero problema (que los ummitas con su hábil charlatanería, ocultan tras toda esa exhibición de pirotecnia pseudocientífica, y jamás responden) es que, al no ser posibles aceleraciones (y desaceleraciones - no basta correr, también hay que frenar) "superiores a 24.500 GAL" (Ummo dixit), cualquier distancia, no ya interestelar sino incluso interplanetaria exige demasiado tiempo para recorrerla.

 

2) Para explicar su increíble parecido con nosotros, los ummitas apelan a sus pomposas Bases Biogenéticas del Cosmos (29 páginas). En otro rasgo compartido con algunos de nosotros, ellos empiezan negando la evolución por azar con argumentos pueriles y manidos, sustituyéndola por una información previa sobre todos los posibles entes del Cosmos, codificada en 86 parejas de átomos de Kriptón (tienen una extraña fijación con los gases nobles) "en misteriosa resonancia" y presentes en las células germinales de todos los seres vivos del Universo (como verificaron también con muestras terrestres), que se expresaría en función del medio circundante en cada caso. Más exactamente, "cada cambio de un electrón en el seno de una subcapa orbital codifica (...) una variedad de animal posible". Ante el problema que representa la exponencial ramificación de posibilidades, se sacan de la manga una misteriosa convergencia teleológica que haría confluir esas infinitas ramas en el Hombre (sea terrestre o ummita) explicando así la tan sospechosa e improbable similitud entre ambos. Y no contentos con ello, afirman que el abanico vuelve a abrirse (por ejemplo, con las distintas razas terrestres) para confluir por segunda vez, en un futuro más o menos lejano, en el Superhombre definitivo.

------ (Inserto) "cada cambio de un electrón en el seno de una subcapa orbital codifica una variedad de animal posible" ------

Pero si esto resulta ya difícil de asimilar, ¿qué decir sobre los mecanismos de funcionamiento? Son absurdos y faltos de toda lógica, pese a rodearse de una terminología y una precisión aparentemente científicas. Las mutaciones a largo plazo estarían conectadas con un ciclo cósmico de 877,533 años impuesto por las emisiones electromagnéticas de las demás galaxias en la frecuencia de 21,106 cm, que captadas por el agua intracelular serian memorizadas a través de muchas generaciones, ¡dado su breve periodo de vida!

En cambio, las mutaciones a corto plazo influirían por "vía química". Por ejemplo, esas maravillosas adaptaciones cromáticas de camuflaje se conseguirían simplemente "al incidir los estímulos luminosos de la coloración circundante en el sistema nervioso del animal, originando una serie de alteraciones bioquímicas al nivel de las subcapas más superficiales de los átomos de oxígeno que integran las moléculas de agua intracitoplásmica, cuyos electrones al vibrar y desaparecer emitirían ondas gravitacionales que afectarían al correspondiente átomo de kriptón, que respondería en consecuencia." Sin comentarios.

Estas revelaciones tan detalladas parecían apuntar a una inmediata confrontación personal. La tensión dramática se acentuaba. Al igual que la real en el Oriente Medio. De nuevo, un golpe de efecto. Los "señores de Ummo" descubrieron lo del encuentro propuesto por el catedrático y lo prohibieron tajantemente. En consecuencia, el catedrático jamás se identificó, y durante los meses siguientes los creyentes estuvieron muy ocupados tratando de concretar su identidad, sin éxito real.

Pero los ummitas en su infinita benevolencia decidieron hacer una nueva demostración de sus poderes. El último día de Mayo de 1967, unas cuarenta personas presentes en las habituales reuniones del "profesor" Sesma, recibieron el anuncio de la próxima llegada de tres naves espaciales ummitas para el día siguiente (una en Bolivia, otra en Brasil y la tercera nada menos que en el propio Madrid). Sin embargo, a pesar de que se organizaron varios grupos de reconocimiento repartidos por toda la ciudad, ninguno pudo avistar el platillo en sus aparentes evoluciones sobre el cielo de San José de Valderas o su posterior aterrizaje en Santa Mónica, a las 20:20 horas del día en cuestión. Pero no quedarían desilusionados, un fotógrafo aficionado había inmortalizado el suceso con su cámara, había contactado con el mismo periodista que llevó el caso de Aluche, y se había desprendido generosa y totalmente gratis de algunos de esos históricos negativos a cambio de mantener su anonimato. Las fotos alcanzaron la primera plana y no dejaban ningún margen de duda.

Con toda seguridad, este incidente pretendía constituir el "grand finale" del asunto. Se acercaba otro verano con la oportunidad de disfrutar un merecido descanso. Pocos días después explotó la Guerra de los Seis Días, proporcionando la oportuna excusa para la huida de los ummitas y el cese de la correspondencia. Soltando lastre, los corresponsales recibieron los saldos finales, con documentos sobre derecho, astronomía, etc. junto con una carta personal del anónimo mecanógrafo confirmando la partida de los ummitas sin fecha de retorno (y lo mismo hizo él, manifestando haber cambiado de dirección y disponerse a efectuar un largo viaje al extranjero, lo que dificultaría posibles investigaciones) R.I.P.

Pero, como si de un mal relato de ciencia-ficción se tratase, los ummitas no habían contado con el elemento humano. Hasta entonces el asunto Ummo se había autolimitado a un pequeño grupo de creyentes que no había demostrado un alto grado de escepticismo. Pero ahora, armados con esas pruebas definitivas, se decidió obtener ayuda especializada, decidieren contactar con un ufólogo: Marius Lleget. Súbitamente la situación se abría a un nuevo nivel de interés y desafío. Todo ello reclamaba esfuerzos y un seguimiento cuidadoso y cercano.

Como por arte de magia aparece Antonio Pardo, un segundo fotógrafo anónimo del ovni de San José de Valderas. En una encantadora nota de sincronicidad, Pardo escribió al Sr. Lleget poco antes que el grupo de de Madrid, acompañando nuevos negativos, un detallado informe de su propia investigación "in situ" y, sobre todo, ¡un artefacto extraterrestre! Se trataba de una cápsula semiaplastada que contenía un par de tiras de plástico verdoso grabadas con el anagrama ummita. Para ser exactos, de la cápsula sólo hemos llegado a conocer algunas fotografías, lo que se recibió fue una de las tiras de plástico junto con un fragmento metálico supuestamente procedente de la misma.

Marius Lleget prefirió no involucrarse en el asunto. Traspasó este presente griego a su amigo Antonio Ribera, el más prestigioso ufólogo español de la época. Afortunadamente para los ummitas, Ribera era una especie de "ufólogo de salón", un traductor y escritor de ciencia- ficción que había alcanzado la fama "practicando el hispánico arte del refrito" (7), pero que jamás parece haber realizado una investigación sobre el terreno. En este caso, el trabajo de campo se lo dejó a su buen amigo Rafael Farriols, quien con el paso de los años se convertiría en el especialista oficial de Ummo, hasta el punto de fundar una empresa bajo nombres ummitas y preservar/controlar todos los documentos recibidos desde entonces. Dado que ambos vivían en Barcelona, su hombre en Madrid sería... (se admiten apuestas)... D. José Luis Jordán Peña. Gracias a sus desinteresados y apreciados esfuerzos se pudo localizar a diversos testigos adicionales. La mayoría apenas si podían ofrecer datos circunstanciales (y ello después de un persistente interrogatorio), pero aquellos que aseguraban haber visto el platillo volante siempre insistían en permanecer anónimos. Debe ser algo contagioso. Con los ummitas en sitio seguro a años-luz de distancia, el trabajo de mantener vivo el mito se convirtió en algo sencillo y descansado para nuestro mecanógrafo. Sólo una carta de vez en cuando, enviada a algún miembro del grupo de Madrid, y llena de pistas para ser seguidas por toda la ciudad. El propio Peña recibió un par de cartas, pero de una naturaleza muy distinta. Son las únicas (aparentemente escritas por un grupo receptor francés) que confirman la distribución de documentos ummitas fuera de España. Como ya va siendo habitual, jamás ha sido posible confirmarlas, a pesar de que incluían un apartado postal y prometían una recompensa a cualquiera

------ (Pie de foto) Portada de uno de los múltiples libros que recogen las comunicaciones ummitas ------

que se pusiese en contacto con ellos para darles algunos de esos tubitos. A su debido tiempo, Ribera y Farriols publicaron un libro con sus conclusiones sobre los dos casos de Madrid, cuyo titulo lo dice todo: Un Caso Perfecto. En el mismo incluían un análisis de las dos piezas supuestamente extraterrestres: el trozo de metal se componía de níquel de alta pureza y el material de plástico era fluoruro de polivinilo; en aquellos años, este último compuesto era comercializado por la empresa norteamericana Du Pont de Nemours, bajo la marca comercial TEDLAR. Se ha armado mucho revuelo sobre su utilización por la NASA y otros usos militares, pero su campo fundamental de aplicación es el ramo de la construcción (por ejemplo, juntas de dilatación en autopistas). Ribera y Farriols llegaron a inventar un nuevo acrónimo: VED (Vehículo Extraterrestre Dirigido) y claro, el mecanógrafo correspondió. En la que sería su última aparición en escena (excluyendo una muy posterior carta de 1973) hizo llegar un largo informe (60 páginas y bastantes dibujos) sobre los VEDs ummitas, que logra impresionarnos porque consigue no decirnos nada útil y comprobable sobre los mismos. Llama poderosamente la atención, por ejemplo, que seres que aseguran utilizar ondas gravitacionales para casi todo, incluyendo la cocina, tengan que recurrir a hacer girar sus pequeños platillos (unos 9 m de diámetro) para obtener gravedad artificial.

 

Estamos ya en el famoso verano de 1968. Los ovnis se habían vuelto aceptables para los medios de comunicación nacionales (quizá como excusa para evitar noticias más comprometedoras). Películas como "2001" y "El planeta de los simios" atraían multitudes. Semanalmente en televisión aparecían "Los Invasores". A todo lo largo y ancho de nuestra piel de toro estaba teniendo lugar la primera y más grande oleada ovni de nuestra historia. Así que no fue ninguna sorpresa cuando el mecanógrafo comentó en su carta que ELLOS habían vuelto. Sin embargo, las vacaciones pasaron sin que dieran nuevas señales de vida (al menos, por escrito).

------ (Inserto) Hace miles de años, Jesucristo se encarnó en un esclavo del planeta Ummo. ------

Finalmente en Septiembre los ummitas enviaron desde París una carta de presentación a su nuevo amigo Antonio Ribera. Sigue el espectáculo. Pero antes de poder llegar a mayores golpea lo inesperado. El 17 de Septiembre de 1968 una indiscreción del padre Enrique López Guerrero, desveló al público la existencia de los ummitas alcanzando titulares en todo el mundo con frases como "hace miles de años, Jesucristo se encarnó en un esclavo del planeta Ummo, sufriendo persecución y muerte". Sorprendidos, el incipiente contacto quedó súbitamente interrumpido. Nunca volvería a ser el mismo.

Se reinició en 1969 pero sólo con documentos muy breves (4 ó 5 páginas cada uno) exclusivamente dirigidos a Ribera y bastante superficiales, nada con la profundidad que acostumbraban a mostrar. Los ummitas también escribieron a otro contactado de la época, Sinod (que aseguraba tener contactos telepáticos con un extraterrestre de nombre Atienza y procedente del planeta Urln, el cual era descendiente de un conquistador español que habría sido secuestrado en Argentina en 1650) para celebrar un encuentro. ¡El Universo es un pañuelo! Quizá todos estos mensajes no alcanzaron el objetivo deseado porque poco a poco se hicieron menos frecuentes y pronto cesaron.

En Enero de 1970 Jordán Peña abandonó a Sesma y creó su propio grupo: ERIDANI. Los ummitas le siguieron, en lo que puede verse como un retorno a los orígenes, y se involucraron a fondo en las actividades del grupo, aunque él, su presidente, nunca recibió sus atenciones escritas. La correspondencia devino paranoica, advirtiendo de las maléficas actividades de servicios secretos como la CIA, llamadas intervenidas, infiltrados... Al mismo tiempo, nunca olvidaban incluir valiosos consejos para el proselitismo de nuevos miembros y para alcanzar el control de grupo. Todo ello culminaría en Noviembre de 1973 con la rocambolesca historia del refugio antinuclear. Los ummitas predijeron una pronta guerra nuclear limitada, debido a la situación en el Oriente Medio, anunciaron su definitiva partida, y en un rasgo final de raro sentimentalismo ofrecieron su propio refugio nuclear para la salvación de su rebaño. Nuestro viejo conocido el mecanógrafo fue el depositario de la clave para resolver el mensaje codificado donde se daban las coordenadas geográficas del mismo. Desgraciadamente nunca lo descubriremos, especialmente ahora que la guerra fría ha terminado.

Y esta es la situación que se mantiene hasta la actualidad. Un cada vez menor grupo de creyentes que se reúnen periódicamente, por lo general bajo el benevolente liderazgo de Jordán Peña y Rafael Farriols. Al principio (en 1971 y 1973) dichos encuentros alcanzaron cierta importancia: simposiums limitados sólo a los invitados (pero, aún así, infiltrados por los ummitas, según revelaron con posterioridad) para discutir y analizar los textos sagrados. Pero después de que Ribera revelase al mundo en 1974 (primero en la FSR y en años sucesivos con hasta 3 libros) los contenidos y peculiaridades de los documentos ummitas, el asunto Ummo se ha convertido en un mito en desarrollo. El anagrama ummita ha sido descrito en Dinamarca, Estados Unidos, Polonia y hasta en Voronezh. Se ha convertido ya en una verdadera marca de fábrica alienígena. Cualquiera puede tomar prestada su capa de misterio, desde peligrosos pervertidores de menores (secta Edelweiss) hasta fundamentalistas cristianos, siempre dispuestos a vender su alma por una ayuda adicional en su defensa de la Sábana Santa.

 

Llegando a conclusiones.

Hasta aquí el limitado sumario de esta compleja situación. Ahora, debo defender mi tesis. Mantengo que todo comenzó como alguna especie de broma que pronto se fue de las manos. La mejor evidencia al respecto es el hecho incontrovertible de que TODOS los datos cuantitativos incluidos en el primer documento enviado por los ummitas son (más o menos sutilmente) ERRÓNEOS. Considerando la importancia galáctica del mismo y el peculiar gusto ummita por parecer meticulosos y exactos, dicha afirmación puede parecer increíble... pero es cierta.

------ (Inserto) Tantos errores e inconsistencias no pueden ser casuales ni debidos a falta de conocimientos ------

Así, comienzan por darnos como la distancia correcta entre la Tierra y Ummo 3,69596 años-luz, identificando su estrella como Wolf 424. Dicho valor coincide con el que había calculado su descubridor terrestre en ¡en 1938! Pero, como ya era conocido en 1966, la distancia correcta es de unos 14,6 años-luz. Luego nos facilitan ambos radios de su planeta (ecuatorial y polar), ¡siendo el segundo mayor que el primero!. Y terminan por estimar la masa del planeta Ummo en 5.4 x 1021 toneladas, y la aceleración de su gravedad en 11.88 km/s2. Ambas medidas son mutuamente incompatibles.

La primera inconsistencia detectada fue la referente a la masa planetaria. Los ummitas se confesaron culpables de una excesiva familiaridad y explicaron que debían haber usado DUUOs en lugar de toneladas terrestres (1 DUUO = 1.7333 kg). El problema con las distancias les ofreció la excusa perfecta para atribuir la más pequeña a esos maravillosos atajos isodinámicos. Esta táctica de datos, errores y rectificaciones es otra de las constantes en los documentos recibidos.

Al hablar de su sistema planetario, los ummitas se refirieron a un segundo planeta que orbita en torno a su estrella, aparentemente nadie se dio cuenta de que el significado del término "sistema binario" (siendo Wolf 424 uno de ellos) ¡es bastante diferente! Ya que su sol (IUMMA) tiene un tipo espectral M lo que supone una baja temperatura superficial, la coherencia impone que Ummo debe orbitar muy cerca de él, pero entonces el valor de su periodo sideral (la duración de su órbita) no cuadra con los datos ofrecidos por los propios ummitas. Esta vez apelaron a las "falsas concepciones" de sus ancestros, pero incluso así se desvían en ¡más de un diez por ciento! de la tercera ley de Kepler.

Antes de que a algún lector en su arrogancia se le ocurra pensar que él jamás caería en un montaje tan burdo, debo señalar que no es nada fácil denunciar posibles errores de unos seres que exhibían una distante superioridad, rayana en el más hipócrita paternalismo. Dicha sumisión se veía reforzada mediante la inclusión de expertas trampas para incautos. Por ejemplo, cuando los ummitas insisten en que la magnitud visual aparente de IUMMA es MENOR que su magnitud absoluta. O cuando escriben: "pesen en una balanza dos masas, un kilo de paja y un kilo de hierro..., verán cómo la aguja se inclina hacia la de hierro". O cuando explicaban cómo preparar compuestos con gases nobles, aparentemente desconocidos en la Tierra. Muchos escépticos se burlaron entonces, pero los ummitas rieron los últimos.

En resumen, tantos errores e inconsistencias (verdaderos o falsos) no pueden ser casuales ni

debidos a falta de conocimientos. Deben haber sido incluidos DELIBERADAMENTE. Ha llegado el momento de resumir todo el asunto Ummo en sus dimensiones reales. Duración: poco más de un año (desde Febrero de 1966 a Julio de 1967), más otro repunte en los inicios de 1969. De entonces en adelante, sólo contactos muy esporádicos. Espacio: Limitado a España, a pesar de lo que parecen indicar las cabeceras de muchos documentos, apuntando traducciones a idiomas tan inexistentes como el checo-eslovaco. Volumen: conocidas sólo alrededor de 1000 páginas, correspondiendo a unos 150 envíos, en contra de las propias declaraciones ummitas de haber preparado "¡más de 6700 documentos!". Contenido: un tercio del material conocido (330 páginas) es puro cotilleo de vecinas. 269 páginas se refieren a distintas consideraciones filosóficas, etc., unas 178 páginas ofrecen algunos datos básicos (por lo general imposibles de verificar) y sólo 144 contienen información valiosa, ya comentada. Calidad: los documentos ummitas nunca ofrecieron nada realmente novedoso u original. Por ejemplo, las teorías cosmológicas podían derivarse de los trabajos de Edington en los años 40, junto con otro material fácil de obtener en revistas científicas de la época (como Nature y Sciente et Vie), sin ninguna duda, su autor estaba familiarizado con material extranjero (los ummitas hacen referencia a los trabajos de Halton Arp (sic), y llegan a incluir - sin identificarlos - extractos de libros como "The Ambidextrous Universe" de Martin Gardner y "The Noble Gases" de Isaac Asimov. Pero desde el ventajoso punto de vista que nos permiten los treinta años transcurridos, sus contenidos resultan muy ingenuos, y el verdadero misterio es por qué tanta gente ha creído en ellos durante tanto tiempo.

 

------ (Inserto) Jordán Peña nos ha facilitado la oportunidad de ser testigos del nacimiento y desarrollo de un mito moderno. ------

Mención especial merecen los llamados "ummólogos". Hoy en día ninguna religión o secta puede confiar sólo en la fe, necesita algunos intermediarios que analicen sus "textos sagrados" (la Biblia, el libro de Urantia...) y proporcione a sus seguidores la confirmación final de su veracidad desde la autoridad no ya de Dios, sino de su contrapartida secular, la Ciencia. Así han nacido pseudociencias como el "creacionismo científico" o la "ciencia TM". Además, buscando lo suficiente siempre se puede encontrar a un experto que apoye tu teoría preferida. Hablando claro, los documentos ummitas han sido una especie de test de Rocharch donde cada uno ha encontrado lo que iba buscando: el padre López Guerrero elaboró a partir de ellos su particular "tesis cristocéntrica del universo" (en un libro de 6l8 páginas), Jean-Pierre Petit (un físico francés largamente interesado en Ummo), después de duros meses de trabajo sobre la teoría de la relatividad, asegura que "nada impone que la velocidad de la luz deba ser constante" (8)

Mucha gente se ha visto atrapada en este círculo vicioso. Tropiezan con alguna prometedora sugerencia, desarrollan sus propias ideas en torno a ella y en una retroalimentación final, imputan sus propias conclusiones a los ummitas, reforzando así su admiración por su "elevado nivel científico".

Incluso los escépticos (y hubo muchos de ellos desde el mismo inicio del asunto) han sido deslumbrados por el espejismo. En una irónica carta que traiciona claramente su origen terráqueo, los propios ummitas enumeran muchas de las teorías conspirativas que circulaban sobre ellos, desde el Opus Dei a los rosacrucianos pasando por la CIA, la KGB y ¡la revista satírica inglesa "Punch"! Ya he mencionado que Jordán Peña prefiere la conexión americana con la CIA. En Francia, acaba de aparecer "L'affaire Ummo: les extraterrestres venaiendt du frois", por Renaud Marhic, insistiendo en la manipulación de la KGB. En España, Carlos Berché defiende la "paranoia compartida" (9). Que cada cual escoja su opción.

La mía pasa por un uso radical de la navaja de Occam. El Affaire Ummo sería simplemente una empresa unipersonal. Naturalmente que el autor contaría con algunos cómplices para falsificar las huellas y las fotos, y además obtuvo la desinteresada ayuda de muchos otros bromistas, pero no hacen falta más gentes ni motivaciones inconfesables. Los fraudes son divertidos, mucho más si te puedes mezclar con tus víctimas y disfrutar con sus dudas, emociones, ingenuidad, llegándote a convertir en su dueño y señor, manipulando los hilos de tus marionetas a voluntad

Junto a ello la excitante tensión del riesgo a ser descubierto. Ni siquiera me engañaré a mi mismo, pretendiendo buscar motivaciones más altas (un estudio sociológico o similar) como sospecho que a su propio autor le gusta creer. Pero, ¿quién es él?

 

Una historia de misterio e intrigas tan excelente no puede acabar sin señalar al culpable. Dado que resulta imposible probarlo, incluso si dispusiéramos de una confesión firmada y rubricada, lo que no es el caso (y aún así), sólo puedo ofrecer mi firme creencia (compartida por muchos otros ufólogos serios) que el creador de Ummo fue D. José Luís Jordán Peña. Carecemos de la prueba definitiva, pero las evidencias circunstanciales son abrumadoras aunque controvertidas (10). No obstante, me gustaría pedir al jurado una suave condena, pues con su trabajo de todos estos años Jordán Peña nos ha facilitado la maravillosa y poco frecuente oportunidad de ser testigos del nacimiento y desarrollo de un mito moderno.

NOTAS

(1) Recopilado en "Flying Saucers", 1982. Isaac Asimov, Martin H. Greenberg & Charles G. Waugh (Eds).

(2) MAGONIA 23, "Flying Saucers from Moore's?", Christopher Allan & Steuart Campbell.

(3) MAGONIA 43. Book Reviews: "Jacques Valleè's "Revelations". Peter Rogerson.

(4) Jacques Valleè. "The Invisible College", p. 112.

(5) Robert Charroux, "Le livre des secrets trahis", 1964.

(6) Eileen Buckle, "The Scoriton Mystery", 1967.

(7) Antonio Ribera, "Secuestrados por extraterrestres", 1981, p. 17.

(8) JeanPierre Petit, "Enquete sur des extra-terrestres", 1991.

(9) CUADERNOS DE UFOLOGIA nº 3, 1988. Carles Berché Cruz, "Ummo, 20 años de paranoia compartida".

(10) Tenga en cuenta el lector que este artículo fue escrito con anteriodad al publicado en el nº 29 de LAR, y en el que D. José Luís Jordán Peña se declaraba autor del caso UMMO y de toda la documentación que lo acompaña (N. del editor)

El autor desea mantener correspondencia sobre el tema Ummo (tanto a favor como en contra) y muy especialmente sobre su influencia en la sociedad y la cultura (ufológica y en general). Los interesados pueden escribir a:

Luis R. González Manso c/Plaza de Toros Vieja nº 3A, 2ºA 29002 Málaga

Ummitas y similares abstenerse.

Para saber más:

- Ummo, otro mito que hace crash. José Luís Jordán Peña. LAR nº 29. Verano 1993. - Ummo, otro mito que hace crash (II). Luís R. González. Correo del lector, páginas en este mismo número (31) de LAR.

SKEPTICS SOCIETY El papel del escepticismo en la cultura actual: las diferencias entre ciencia y pseudociencia; el uso y abuso de la teoría y la estadística en las pseudociencias; las limitaciones de la ciencia y la tecnología; fraudes científicos; la vida después de la muerte y la búsqueda de la inmortalidad... Todo esto y mucho mas en

SKEPTIC 2761 N. Marengo Ave. Altadena, CA 91001 USA

CÓMO COLABORAR EN LAR

 

Si quieres colaborar en la edición de LAR, te recibiremos con los brazos abiertos. Queremos hacer de esta revista algo vivo y dinámico. Por eso estamos esperando tu artículo, dibujo, cómic, fotografía... Cualquier cosa que creas interesante y quieras compartir con todos los que trabajamos por sentar un poco de racionalidad en este mundo plagado de fraudes. Puedes enviar también sugerencias, artículos de opinión, e incluso comentarios de noticias o artículos periodísticos que creas interesantes - ya sea por agudos o por absurdos -. Lo que viene a continuación son algunas normas para facilitarnos el trabajo, pero lo importante es tu colaboración.

• Siempre que sea posible envíe el artículo, además de en papel, en disquete de 3 1/2 o 5 1/4, en cualquiera de los siguientes tipos de ficheros: Word para Windows, WordPerfect, WordStar o RFT-DCA. Si no es posible en ninguno de los casos anteriores, enviadlo en un fichero de texto en ASCII.

• Si el artículo contienen dibujos o gráficos que no se puedan enviar en disquete, adjuntar siempre los originales y no fotocopias. Junto con el artículo, el autor enviará unas líneas de su curriculum (profesión, pertenencia a asociaciones relacionadas con el tema...) para la reseña en la revista. Los que quieran colaborar con dibujos, deberán enviar los originales a tinta china negra sin doblar.

• Los comentarios de libros y artículos no deben sobrepasar los dos folios, detallando al comienzo todos los datos del texto objeto de recensión.

NUEVA ERA Los "Wahe Guru" del ecologismo

Mercedes Quintana Hay quien cree que para ser un buen ecologista es preciso vestirse con harapos, viajar a California y cantar el himno de la Era del Acuario dos veces al día. Así se desprende del artículo ¡Wahe Guru! A la Ecología por el Kundalin Yoga, publicado en el nº 17 de Ecología y Sociedad (septiembre 1993). En él se nos enseña como trabajar en la glándula pituitaria, en la hipófisis y en el "sexto chakra"; cómo ajustar el sistema nervioso central y la caja torácica; cómo equilibrar los hemisferios cerebrales o cómo autorregular la circulación sanguínea.

Para ello, el Maestro que se conoce por el "diminutivo cariñoso" de Yogui Bhajan ha creado una escuela de seguidores que practican el llamado Kundalin Yoga. Con él - nos dice - "no sólo se podía ser feliz sino encima triunfar en la muy noble causa ecologista".

La técnica consiste en "una práctica diaria con meditaciones y mantras que limpia las neuronas. Hay que levantarse al amanecer y hacer "sadhana" para así captar la energía solar". En este tipo de yoga se alternan posturas y movimientos (que liberan y equilibran la "energía kundalini") con mantras y recitales del tipo: "Tú eres porque eres. Yo soy, yo soy, yo soy. Yo soy el santo de los santos, de los santos. Elévate, elévate, elévate. Elimínate..."; y también: "ooooooong, na mo; gurudeeev, na mo"; o el más popular, que dice: "Wahe Guru, wahe guru, wahe guru".

------ (Inserto) ¿Qué es la energía Kundalini? ¿La clave que necesita la física para la gran unificación? ------

El Maestro coincide con los fieles de Amparo Cuevas (1) en que "no hay nada que buscar por ahí fuera, todas las respuestas están dentro de ti", y sentencia, "sólo hay una cosa importante: este universo es un campo electromagnético, tienes que saber manejar tu propio centro de transformación de la energía, y para ello el método es sadhana".

Hasta aquí la descripción de la filosofía que guía a este campeón del ecologismo tibetano. Pero quizá sea interesante averiguar lo que hay detrás de todas estas palabras exóticas. Si realmente tienen algo positivo que aportar al ecologismo, no dudo que serán bienvenidas, pero si no, más vale que los ecologistas que aspiran a ganar la credibilidad de la comunidad científica y del público en general se deshagan de ellas, y cuanto antes mejor.

Empecemos por esa única cosa importante según el Maestro. Recientemente se ha descubierto que la fuerza electromagnética y la nuclear débil no son más que dos aspectos de una única fuerza electrodébil, y no hay razones para pensar que la gravedad es una fuerza menos digna o fundamental que la anterior. ¿Por qué el Maestro se empeña entonces en enseñar que el universo es sólo un campo electromagnético? ¿Y qué es la fuerza Kundalini? ¿la clave que necesita la física para la gran unificación? Yogui Bhajan afirma sin modestia que él es "un buen astrólogo y maestro en numerología" (también dice poseer un doctorado en psicología de la comunicación, pero sobre esto les invito a situar una gran interrogación), pseudociencias ambas que han sido ampliamente refutadas por rigurosas estadísticas; lo cual nos lleva a pensar razonadamente que quienes las practican, o son presa del autoengaño o tienen el propósito de engañar a la gente (2). Por tanto, este Maestro sólo puede jactarse de ser una persona muy mal informada o, como mucho, de ser un buen charlatán, pero no debería ir por el mundo ofreciendo un método que funciona "más allá de lo que la ecología

pretende". En sus manos la ecología puede resultarnos demasiado pretenciosa. La ecología, ciertamente, comparte con los gurus de la Nueva Era buena parte de su clientela. Y es lícito que nos planteemos por qué esto es así.

 

Hemos visto en qué consiste un ritual típico de inmersión en lo que ya se conoce como movimiento New Age (Nueva Era), una especie de retorno a la Edad de Oro del pensamiento mágico, puesto en órbita en el siglo XX por el país de las hamburguesas. Repitiendo discursos aprendidos, el Yogui decía: "La Era de Acuario ha comenzado el 11 de noviembre de 1991, las mentiras no funcionarán, habrá que ser directos, simples y honrados" (¡Vaya una forma de predicar con el ejemplo!). Personajes conocidos de todos como Shirley McLaine o los Reagan (por no mencionar ejemplos caseros, que pudieran molestar a las altas esferas), comparten también esa curiosa creencia.

Un hecho que nos informa igualmente bien de la triunfante llegada a nuestro país de esta ola nuevaerista, es el incremento en la venta de cristales de cuarzo. La terapia de los cristales, y el boom literario que la acompaña, ha superado con creces a los brebajes curalotodo de tiempos pasados (3). Como la homeopatía, la acupuntura y los pseudocirujanos filipinos, la terapia de los cristales está en el lado alternativo tan sólo porque viene a cubrir las necesidades estructurales de una sanidad pública cada vez más deficitaria. El periodista científico Leonardo Moledo lo ha expresado de un modo algo más extremo: "La New Age y su presencia creciente en los medios de comunicación es sólo una forma light y cultural de la derechización del discurso y las formas políticas a nivel planetario. Desde la óptica del mercado, todo se reduce a mercancías, incluso las ideologías, que se exhiben en las góndolas de los supermercados en pie de igualdad, sujetas a la decisión de los consumidores y a la "mano invisible" que -supuestamente- nivelará las cosas. Y desde ese punto de vista, tanto da la astronomía como la astrología, los antibióticos como las flores de Bach." (4)

------ (Inserto) La New Age es sólo una forma light y cultural de derechización del discurso y las formas políticas ------

Entre las doctrinas "clinex" que caracterizan esa Nueva Era (en la que todos quedaremos dotados de poderes psíquicos y enfrascados en una especie de mística universal) se encuentra la creencia en el Tercer Ojo. Según las tradiciones ocultistas orientales, el Tercer Ojo tenía su correlato físico en la glándula pineal o epífisis (¿quiso nuestro Yogui decir "epífisis" donde dijo "hipofisis?...), pero fue un oficinista londinense reconvertido en budista de ocasión, quien en 1956 la importó para nosotros en lo que debió ser uno de los primeros "best-seller" de la literatura paranormal. Con ayuda de un editor sin escrúpulos, Cyril Henry Hoskin (que firmó su libro como Tuesday Lobsang Rampa) convenció a miles de lectores de que había estado en el Tibet.

Según él, los monjes tibetanos le habían practicado una operación en el centro de su frente, gracias a la cual había sido dotado de poderes psíquicos. En 1958 la revista Time desveló quién era realmente, pero ello no impidió que en 1964 se reeditara el libro y así, con traducciones a varios idiomas hasta el día de hoy (5).

El interés ecológico de este movimiento también se manifiesta en la adopción un tanto acrítica de lo que se conoce como hipótesis Gaia. El científico James A. Lovelock popularizó por primera vez esta creencia en su libro Gaia. una nueva visión de la vida sobre la Tierra (1979). Según esta hipótesis la relación de los organismos vivientes con su medio físico no consiste en una interacción más o menos compleja; en vez de ello, los seres vivos se consideran como el medio del que se sirve la Tierra para optimizar sus recursos. Lovelock ha modificado posteriormente sus opiniones, para acabar redescubriendo lo que ya se sabía, pero la idea original es la que pervive entre los seguidores de la Nueva Era.

Así, aspectos característicos de nuestro planeta como el clima, la salinidad de los mares, o incluso el movimiento de las placas tectónicas y el núcleo terrestre, pueden ser - postulan sus partidarios- más consecuencia que causa de la vida que hay en su superficie (6). Como a menudo ocurre, también aquí las afirmaciones extraordinarias van por delante de las pruebas, pero eso no ha impedido que prolifere por doquier la mística asociada a esa vieja diosa griega que era Gaia.

Por otra parte, la preocupación medioambiental de los nuevaeristas no se limita al consumo

de alternativas místicas, poco efectivas desde el punto de vista ecológico. Tiene su complemento en el discurso antitecnológico y anticientífico, que con frecuencia acaba flotando en un mar de incoherencias (7) y que, tan sólo en apariencia, es también un discurso antisistema (8). Algunos ecologistas ya han llamado la atención sobre la inadecuación de ciertos métodos para defender sus propuestas (9). Confundir ciencia con tecnología y tecnología con tecnócratas, no es la mejor manera de ganar para su causa a aquellos que, técnicamente, pueden estar más preparados para aportar soluciones eficaces a esos problemas ambientales que a todos nos preocupan.

 

El auge de esta corriente y su inusitada presencia en los medios de comunicación, donde aprovechan para vender los nuevos amuletos y terapias, jugando impunemente con la credulidad de la gente, resulta un enigma difícil de resolver. Pero, como fórmula para huir de los problemas del mundo real (desempleo, contaminación, guerras...), sabemos que tiene antecedentes. Los 60 y los 90 se parecen ya en demasiadas cosas y no es casualidad observar en ambos un fuerte incremento en las aficiones místico-espirituales de la gente. Parecía que el LSD y el hippismo eran fósiles culturales, pero la nueva moda grunge y las cifras de consumo de drogas entre los más jóvenes no le dan la razón al Yogui Bhajan cuando dice que en la Nueva Era de Acuario las drogas "ya no sirven". Para gran parte de la población, los nuevos sustitutos del Lucy in the Sky... sí que sirven.

De este modo, frente a las grandes religiones, la Nueva Era ofrece al consumidor angustiado un refuerzo psicológico mucho más inmediato, al gusto del cliente y al amparo de dioses más acordes con los tiempos que vivimos. El culto a los extraterrestres no es la respuesta a ningún misterio científico, es claramente una nueva religión. Y otro tanto se puede decir del gaiaismo, cuando el propio Lovelock nos anima a considerar a Gaia como sustituto de la Virgen María. Para el antropólogo de la Universidad de Florida Marvin Harris el éxito de estas nuevas religiones no se debe al mensaje contemplativo y supuestamente "asiático" que traen consigo, sino más bien a la variedad de soluciones materiales que ofrece: "El asunto parece evidente en cuanto a aquellos norteamericanos que desean predecir el futuro a partir de los horóscopos, curar la enfermedad a través de trances chamánicos o herir a su jefe o profesor clavando pinchos en muñecos" (10).

Quizá en los países europeos, donde la implantación de las iglesias tradicionales es mayor que en EEUU, el irresistible avance de la Nueva Era pueda encontrarse con más dificultades, pero la impermeabilidad nunca será total. En España, algunos ecologistas ya han sido seducidos por las fórmulas mágicas de ciertos Yoguis, que nos aconsejan "ser simples y honrados" mientras enseñan a transformar energías inexistentes al son de mantras vacíos de significado. Estos brotes pseudocientíficos no son tan intrascendentes como para que el resto de los ecologistas permanezcan sentados contemplando el espectáculo.

NOTAS

(1) Más conocida como "la vidente del Escorial". Sus seguidores se cuentan ya por miles, dentro y fuera de nuestro país.

(2) Según Alexander C. Rae, la regla de oro de la adivinación dice: Es más fácil convencer a los demás de que uno es capaz de predecir el futuro que de hacerlo realmente" (Adivinación del porvenir. Mondadori. Madrid, 1988). En este sentido, puede que Yogui Bhajan sí sea "un buen astrólogo".

(3) Para una refutación concluyente del supuesto poder curativo de los cristales, véase Lawrence E. Jerome. Crystal Power. The Ultimate Placebo. Prometheus Books. New York. l989.

(4) Nueva Era para el Nuevo Orden, en la sección Futuro del diario argentino Página 1/2. Buenos Aires. 20 Marzo 1993.

(5) Martin Gardner. La Nueva Era. Alianza. Madrid. l993.

(6) Martin Gardner. Extravagancias y disparates. Alianza. Madrid. 1993.

(7) Mario Bohoslavsky, divulgador científico y convencido ambientalista, ha escrito un interesantísimo libro en el que se ponen en evidencia este tipo de contradicciones: Las tecnologías alternativas. Mondadori. Madrid. 1988.

(8) El escritor Fernando Sánchez Dragó se jacta de promover cursos "contraculturales" en las aulas veraniegas de la Universidad Complutense de Madrid, al tiempo que estampa su firma en el manifiesto electoral del partido conservador. De acuerdo con la "lógica del supermercado", su actitud no es nada incoherente.

(9) Dr. Vincent Gray. El Ecologista Escéptico. La Alternativa Racional (nº 28, marzo 1993).

(10) Antropología Cultural. Alianza. Madrid. 1990.

BOLETIN

 

DE SUSCRIPCION

A LA ALTERNATIVA

RACIONAL Suscripción por cuatro números: España, Portugal y Andorra: 2.000 ptas (Giro postal, transferencia o domiciliación bancaria). Resto del mundo: 23,00 ECU (US $ 30,00)(International Money Order) ó 27,00 ECU (US$ 35,00)(Cheque bancario).

El Giro Postal debe ir dirigido a ALTERNATIVA RACIONAL A LAS PESUDOCIENCIAS, cuenta postal nº 0-00-0.17.136.257 (Caja Postal de Ahorros. Oficina 1302 9142-2).

También nos puede enviar un cheque nominativo cruzado cobrable en un banco de España a nombre de Alternativa Racional a las Pesudociencias. En este caso añada 200 ptas de gastos de tramitación.

Si desea domiciliar el pago, haga DOS fotocopias del cupón que viene a continuación. Envíe una a su entidad bancaria y otra a ARP, aptdo. 1516, 50080-ZARAGOZA. España.

--------------------

Entidad bancaria

Sr. Director:

Le ruego que a partir de este momento y hasta nueva orden carguen a mi cuenta los recibos que le sean presentador por Alternativa Racional a las Pseudociencias (ARP).

Sin otro particular reciba un cordial saludo de,

Firma

En_____________________ , a______ de __________ de 1.99

Nombre y Apellidos: Dirección: Datos particulares del lugar (si fuera necesario) Calle o Plaza: Ciudad: Provincia: Código postal: Estado: País:

Nº de cuenta bancaria: Sucursal:

SOCIOLOGÍA DE LA CREENCIA EL CASO DEL PANDA PERDIDO

Hans Von Kampen Un hermoso día de primavera un hombre caminaba por un pequeño puente en el centro comercial de una ciudad rural en el corazón de Holanda. Se movía sin llamar la atención entre una multitud de compradores. De repente se detuvo y empezó a mirar la superficie del agua. Sus gestos indicaban que algo ocurría allá abajo. Algo serio, algo interesante. A los pocos minutos decenas de personas se agolpaban en el puente mirando desde los parapetos, no alcanzando a ver más que sus propios reflejos en la superficie del agua.

¿Es sólo la curiosidad lo que constituye el motivo por el cual la gente se involucra en casos como el del hombre del puente? ¿Es esta conducta tan esencial que debemos concluir que la causa es la necesidad de aprender? No lo creo. La conducta de esa gente demostró que el sentimiento de solidaridad también fue un factor. La gente que no sentía las mismas emociones o compartía las mismas emociones, simplemente pasó de largo.

Un caso reciente en Holanda concerniente al mundo animal dio una interesante dimensión al incidente del hombre del puente. El domingo 10 de diciembre de 1978, un pequeño panda se escapó de su refugio invernal del Zoo de Blisdorp. Desde que los chinos mejoraron sus relaciones con el mundo libre exportando esta especie, todos los visitantes donde se exhibe el Ailunopoda Melanoleuca saben de su carácter inteligente y benévolo. Así que era lógico que nuestro panda se escapara de su jaula para explorar el mundo exterior. Esto, desde luego, trastornó a los guardas del Zoo, que temieron por sus empleos e informaron al periódico Algemeen Dagblad. En el mismo momento en que el periódico publicaba la noticia de la desaparición del panda, éste fue encontrado muerto en una vía férrea a unos 500 metros de su jaula. Se supuso que había sido atropellado por un tren.

Los lectores del diario, ajenos al descubrimiento, empezaron a reaccionar ante el artículo. El Zoo recibió llamadas telefónicas desde todos los puntos de los Países Bajos informando de que se había visto al panda. A los pocos días, el Zoo había recibido cientos de avisos indicando dónde podían encontrar al animal. Puesto que todas estas llamadas llegaron después de que el panda hubiera sido hallado muerto y estando ya enterrado, el personal del Zoo no salía de su asombro. ¿Qué era lo que había motivado esa "oleada de avistamientos de pandas"? Un portavoz del Zoo declaró que la gente "probablemente había visto zorros u otros animales no identificados". La edición del periódico del 13 de diciembre reveló la triste verdad acerca del panda y esto parece ser que detuvo el torrente de informes erróneos que llegaban al Zoo, ya que no se recibieron más tras la aparición de la noticia.

Es interesante saber que el caso del panda sucedió pocos días antes de que se produjera una

oleada de avistamientos ovni en todo el mundo. Desde mediados de diciembre de 1978, los ufólogos se percataron de un drástico aumento de los informes de ovnis. El más difundido de todos fue el ocurrido en Nueva Zelanda, donde en pleno verano se vieron luces nocturnas volando a ras del horizonte o en lo alto del cielo.

 

Como recordarán por el incidente del hombre en el puente, la conducta sugestiva puede incrementar la curiosidad y la solidaridad. Cuando los periódicos empezaron a publicar noticias del ovni de Nueva Zelanda y después de que la película que hizo de éste Quentin Fogarty fuera emitida por televisión, mucha gente en todo el mundo se animó a mirar arriba a ver qué veía. En Sudáfrica la señora Morgan Queret relató cómo ella y su hijo se habían encontrado de repente con cinco o seis alienígenas "con los cuales intenté comunicarme". En Italia un ovni visto cerca de Gran Grano estaba supuestamente ocupado en dañar una central eléctrica.

------ (Inserto) ... el avistamiento se había debido a la mala interpretación de un fenómeno natural... ------

El 27 de diciembre de 1978 la policía federal holandesa del área de Dordrecht me llamó para que investigara una serie de avistamientos simultáneos de una luz que había aparecido sin previo aviso en el cielo en dirección sureste. Debido a que la llamada fue realizada muy temprano, sobre las 6 de la madrugada, inmediatamente se me ocurrió que esa era una estupenda oportunidad de demostrar a la policía holandesa la verdadera naturaleza de fenómeno, la fiabilidad de los "testimonios de personas cualificadas" y la percepción humana.

Al disponer de un centro para la investigación de los ovnis bien equipado, pude utilizar el mismo sistema de comunicaciones que emplea la policía y hablar directamente con los oficiales implicados. Desde tres puntos distintos, separados unos de otros por varios kilómetros, se informó del avistamiento de una brillante luz nocturna que se movía con lentitud. Algunos oficiales de policía declararon haber visto cómo la luz se acercaba para luego desvanecerse, mientras que otros, en diferentes ocasiones, vieron la luz moviéndose de arriba abajo. Todos estuvieron de acuerdo en ver el "ovni" sobre el horizonte sureste.

Al cabo de hora y media me fue posible convencer a estos oficiales de policía de que lo que habían visto era el planeta Venus que se hallaba en la posición indicada y aparecía y desaparecía detrás de las nubes. Además, la Luna en cuarto menguante contribuía a realzar el efecto en esa particular madrugada. Cuando amaneció, todos vieron con claridad lo que había sucedido.

A raíz de ello fui invitado a escribir un instructivo artículo sobre el fenómeno ovni en el periódico de la policía.

Este caso mostró el factor básico de la curiosidad humana que yo traduciría como la necesidad de aprender y experimentar combinada con el factor "solidario" de compartir sentimientos y asociaciones. Dirigiendo esta solidaridad hacia una actitud escéptica y lógica todos los que observaron el fenómeno tuvieron la oportunidad de contribuir a esa conclusión final - que el avistamiento se había debido a la mala interpretación de un fenómeno natural - sin quedar mal por ello.

El caso de la policía federal holandesa fue de hecho un caso perfecto. No me cabe la menor duda de que si los investigadores serios de ovnis, pudieran trabajar en el lugar de los hechos en el momento en que se produce el avistamiento, preferiblemente entre los testigos, los ovnis no existirían. Desgraciadamente este objetivo parece tan esquivo como los propios ovnis.

Traducción de Antonio Vizacarra Original: Copyright de The Skeptical Inquirer

------- No espero ni por un minuto que mi defensa del racionalismo importe algo a las muchas personas que gozan creyendo las insensateces que leen y oyen. (Isaac Asimov)

ASTROLOGIA ASTROLOGÍA Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN EN ESPAÑA

 

Manuel Toharia En España la astrología goza indudablemente de buena salud. En el momento que se escriben estas líneas - junio de 1992 - se puede decir que prácticamente todos los periódicos, incluso los más modestos, incluyen horóscopos con periodicidad diaria: sólo El País carece de esta sección, aunque la incluye semanalmente en uno de sus suplementos dominicales.

Por ceñirnos tan sólo a los principales periódicos españoles por su tirada, ésta es su situación:

El País: No publica horóscopo diario aunque sí en el suplemento dominical. ABC: Horóscopo diario, por Karin Silveyra (falta a su cita algunos días). La Vanguardia: Horóscopo diario, por Guiomar Eguillor (falta a su cita algunos días). Diario 16: Horóscopo diario; no figura el autor. El Mundo: Horóscopo diario, por Jeanne Dixon (falta a su cita algunos días).

Las revistas de periodicidad semanal se comportan de manera muy variada. Ateniéndonos a algunas de las más importantes entre las de información general, las llamadas "del corazón" y las que giran en torno al mundo de la televisión, ésta es la situación:

Tiempo: No publica horóscopo. Cambio 16: No publica horóscopo. Tribuna: Media página por Esperanza Gracia. Época: No publica horóscopo. EL Siglo: No publica horóscopo. Panorama: Media página por Jesús de la Peña. Interviú: Una página, por Dolores Alcázar. ¡Hola!: No incluye horóscopo. Lecturas: Una página por Shenim. Semana: Media página, por Karl W. Rober Diez Minutos: Una página, por el doctor Piqueras. Viva: Una página, por la profesora Acuña. Pronto: Dos páginas por, Emi Matías. TP: Una página, por Pedro S. Millán. TV-Plus: Una página, por Isabel Cuevas. Clan-TV: Una página, por Emi Matías. Supertele: Una página, por Rappel. Teleindiscreta: Una página, por Emi Matías.

Con periodicidad mensual, unas revistas incluyen horóscopos y otras no. Las de divulgación científica contrastan, lógicamente, con las esotéricas, en gran auge en estos últimos tiempos y con un importante despliegue astrológico como era de esperar. Las revistas femeninas, por su parte, son todas ellas grandes admiradoras de la astrología e incluso de la numerología (¿suponen sus editores que las mujeres son más ingenuas que los hombres?) y dedican a estas cuestiones por lo menos una hoja completa. Algunas incluyen, además una página de numerología.

Veamos algunas de estas revistas mensuales, de uno u otro tipo:

Muy Interesante: No hay horóscopo. Mundo Científico: No hay horóscopo. Investigación y Ciencia: No hay horóscopo. On-off: No hay horóscopo. Conocer: No hay horóscopo. Geo: No hay horóscopo. Natura: No hay horóscopo.

Ecología y Sociedad: Publica un "horóscopo ecológico" en su Guía del ocio verde.

 

Más Allá: Cuatro páginas de predicciones astrológicas, por Soleika Llop.

Espacio y Tiempo: Tres páginas por Vicente Cassanya y Carmen Goizueta.

Consciencia Planetaria: Dos páginas, por María Jesús Palmer. Karma-7: Dos páginas, por Lita Garcia. Elle: Una página por Guiomar Eguillor (y una página de numerología, por Cheryl Lee Terry). Marie-Claire 16: Una página, por Leonor Alazraki. Dunia: (Revista quincenal). Una página, por Victoria Sanjurjo. Cómplice: Una página, por Blanca N. Negrillo. Práctica: Una pagina, por Julia Buonocore (y una página de numerología, por Aitor de Goiricelaya).

Globalmente considerado, el panorama es lo suficientemente representativo como para hacernos una idea de lo que los editores piensan que queremos los españoles de la astrología. El espacio destinado a estos propósitos es muy variable, como hemos podido ver, y desde luego, en absolutamente ninguna de esas secciones astrológicas se incluye la más mínima nota de los editores advirtiendo que se trata sólo de un entretenimiento y que las predicciones allí publicadas no tienen nada que ver con hechos científicos demostrables.

¿Significa eso que los responsables de estos medios de comunicación creen que esas predicciones son reales y asimilables, por tanto, a los pronósticos meteorológicos que en los periódicos a veces incluso se publican, para mayor sarcasmo, junto al horóscopo? Si la respuesta fuera que sí, eso significaría que nuestros medios de comunicación estarían regidos por personas de escasa cultura y notable propensión al esoterismo y las magias. Huelgan más comentarios.

------ (Inserto) ¿Por qué publican algo que saben que no sirve para nada, ni siquiera desde la óptica de la pseudociencia? ------

De todos modos me resisto a creer algo así, al menos para la mayoría de los casos. Lo que funciona es, probablemente, una especie de inercia que considera al horóscopo diario, semanal o mensual como una sección complementaria, una especie de servicio o juego que se le ofrece al lector junto al crucigrama y otros pasatiempos. Creo con razonable optimismo, que ésa es la actitud de la mayor parte de las publicaciones. Si es así, no deberían tener entonces inconveniente alguno en incluir una pequeña nota, como la que antes citábamos, en la que se diga más o menos lo siguiente: "Estas predicciones constituyen un entretenimiento y carecen de base científica" (el texto definitivo es lo de menos, lo importante es el mensaje). Y, desde luego, que se coloque junto a los pasatiempos o a las secciones de entretenimiento y no al lado, por ejemplo, de las informaciones y predicciones meteorológicas, realizadas de forma irreprochablemente racional - lo que no quiere decir que sean infalibles - y proporcionadas por un organismo científico de enorme importancia en España.

Llama asimismo la atención la ausencia de informaciones astronómicas de interés. En algunos periódicos, al lado de las predicciones meteorológicas, se incluyen algunos datos astronómicos puntuales, tales como las horas del orto y el ocaso y eventualmente la fase de la Luna. En las zonas costeras suelen incluirse asimismo los horarios de las mareas. Y eso es todo.

¿Por qué no ofrecer un pequeño mapa astronómico con la situación, a una hora determinada (por ejemplo las l0 de la noche) de las principales constelaciones visibles mirando, por ejemplo, hacia el Sur o el Norte, y que incluyese la localización de los planetas visibles y de las estrellas más brillantes? Es una información, como mínimo interesante, e invitaría a muchos noctámbulos a mirar hacia el cielo, algo que puede llegar a resultarles más divertido e incluso apasionante que, por ejemplo, dar tumbos de discoteca en discoteca.

En todo caso, y puestos a ofrecer servicios divertidos, y además útiles, a los lectores, una pequeña sección astronómica semanal seguro que tendría enorme éxito en los periódicos y revistas. Al menos sería infinitamente más cierta e instructiva que los horóscopos y quizá acabase siendo incluso más popular.

Si como tantas veces se ha dicho, el problema de nuestro país reside esencialmente en la incultura y la falta de educación, he aquí una buena forma, tan sólo una más, desde luego, de aumentar el nivel cultural sin alienaciones ingenuas y dañinas, y además entreteniendo.

 

Volviendo a los horóscopos que aparecen en las páginas de los periódicos y revistas, ya hemos comentado anteriormente que los astrólogos suelen ser implacables en sus críticas a estos elementos de predicción global. "La carta natal es lo único que funciona", aseguran muy convencidos, "y los horóscopos generalizados en los periódicos no sirven para nada". Eso no les impide publicar ellos mismos esos horóscopos. Es obvio que, dado el caudal de información astrológica que baraja la prensa escrita, son necesarios muchos astrólogos para elaborarla. Con resultados, por otra parte, sumamente discutibles. ¿Están de acuerdo esos astrólogos con la opinión aparentemente mayoritaria de sus colegas en contra de los horóscopos genéricos? Y, si es así, ¿por qué publican algo que saben que no sirve para nada, ni siquiera desde la óptica de la pseudociencia? ¿Una actitud así puede ser calificada de honesta, incluso desde el punto de vista de la astrología?

En todo caso, si sólo tienen valor los horóscopos individuales basados en cartas astrales personalizadas, ¿por qué no denuncian los "verdaderos astrólogos" a sus falsos colegas que escriben horóscopos generalizados en las revistas y los periódicos? Como hemos visto son muchos los que se ocupan de ello.

Y, por otra parte, ¿cómo se explica que los medios de comunicación sigan cayendo en la trampa de publicar algo que no sólo no tiene base científica, sino que es incluso rechazado por los propios astrólogos, al menos por los más serios, precisamente los que pretenden que sus doctrinas tienen alguna forma científica?

No nos engañemos: en toda esta actividad astrológica, incluyendo la pretendida científica, hay sobre todo unos intereses económicos de notable envergadura. Y nadie tira piedras sobre su propio tejado ni sobre el tejado de sus colegas.

------ (Inserto) En toda esta actividad astrológica hay unos intereses económicos de notable envergadura ------

La astrología sigue siendo una actividad confusa, con múltiples tendencias y escuelas, todas enfrentadas con todas pero que nunca se atacarán unas a otras porque eso sería sembrar el germen de la autodestrucción. Y como los científicos suelen estar demasiado ocupados para ocuparse de esas tonteras, les es posible sobrevivir, e incluso medrar.

Lo que no exime a los directivos de los medios de comunicación, y tanto más cuanto más importante e influyente sea dicho medio, de la responsabilidad de eliminar en sus lectores cualquier duda que pudiera existir sobre su fe en esta forma de mancia. Los periódicos más serios deberían ser los primeros en dar ejemplo, suprimiendo los horóscopos o relegándolos a un lugar secundario en las páginas de entretenimiento, y, en este segundo caso, avisando bien claramente a los lectores que se trata de eso, de un juego de unas predicciones que no tienen base científica alguna. Así lo hacen algunas revistas de información general y de periodicidad semanal y no parece irles nada mal.

¿Es mucho pedir? La mayoría de los periódicos sienten un profundo respeto por la verdad, por la veracidad de las informaciones que les ofrecen. No se entiende muy bien por qué deberían abdicar de ese noble ideario en el caso de la astrología.

Quizá haya personas que, aun no defendiendo a la astrología, puedan pensar que en este tema estamos exagerando y que en realidad no es más que una tormenta en un vaso de agua. Algo de eso hay, por supuesto, sobre todo si se considera tolerantemente el aspecto lúdico del asunto. Pero as cosas dejan de ser irrelevantes cuando desde determinados sectores, y no sólo astrológicos sino pertenecientes al mundillo cultural pasado de rosca que ahora se ha puesto de moda, se reclama un estatuto científico para una actividad adivinatoria e irracional como pocas, por muy anclada en el pasado que esté.

Si dejamos la gestión del mundo moderno en manos de personas que creen que un signo del Zodiaco o la situación de un planeta sirven para aconsejarles cómo planificar mejor nuestro futuro colectivo - la existencia de una astrólogo

en la vida de Reagan, cuando era presidente de los Estados Unidos, pone retrospectivamente los pelos de punta, no sólo correremos riesgos muy superiores a los que ya corremos hoy día a la vista de como anda la irracionalidad internacional sino que, sobre todo, estaremos abdicando de la única cualidad que nos distingue de los animales y vegetales: la racionalidad.

 

En los primeros días del verano de l992 saltaron a las páginas de los periódicos y revistas de todo el país las desventuras matrimoniales de la princesa Diana de Gales. Al parecer, cuando peor se encontraba anímicamente fue a consultar a un psiquiatra, quien le recomendó un determinado tratamiento. Luego, al parecer por consejo de su cuñada Fergie, ya separada del príncipe Andrés, acudió a la consulta de un eminente astrólogo. Éste le predijo, más o menos, que tendría problemas y que para solventarlos debería dedicarse a las obras de caridad.

El episodio, típico de las páginas de una revista del corazón, resulta no obstante muy significativo: hasta los miembros de la Casa Real británica consideran como algo normal el acudir a un astrólogo, aunque luego éste les diga las consabidas bobadas que cualquiera en su sano juicio diría en ese caso a cambio, naturalmente, de una jugosa cantidad de dinero, en este caso, en libras esterlinas. Este es el mundo en que vivimos.

Por dejadez, por condescendiente tolerancia o incluso por creencia en aquello tan usual de que "algo habrá de cierto en todo esto y, de todos modos interesa a los lectores", lo cierto es que los horóscopos siguen estando en las páginas de casi todos los periódicos y revistas del país. Y los astrólogos bien que se aprovechan de esos escaparates periódicos que acaban dignificando a una profesión que no es más que una pura mancia.

Sin pretensión alguna de caer en el siempre fastidioso trabajo estadístico, que puede servir para acabar demostrando que todo vale - recuérdese el caso de Gauquelin -, nos hemos molestado, no obstante, en recoger algunos de estos horóscopos aparecidos en publicaciones españolas en el mes de junio de l992.

Hemos tomado revistas mensuales de dos tipos: femeninas, ya que dedican mucho espacio al tema, y "técnicas", es decir, relacionadas con el esoterismo, porque son sin duda las más especializadas. Como no podemos establecer la comparación entre todos los horóscopos de todos los signos, cosa que resultaría además tan fastidiosa como inútil, hemos elegido, como muestra, sólo uno de ellos: el signo de Leo. La única razón para esta elección es que se trata del signo del autor de este artículo.

Así vaticinaron el mes de junio, para los Leo, los astrólogos de tres revistas femeninas de gran difusión (Elle, Marie-Claire 16 y Cosmopolitan) y tres revistas esotéricas (Espacio y Tiempo, Más Allá y Conciencia Planetaria):

EL SIGNO DE LEO (MES DE JUNIO DE 1992)

Elle (Guimar Eguillor): "Posibilidad hasta el día 9 de agilizar y materializar los asuntos que deseas y darles mayor empuje. También podrá adquirir más estabilidad una relación afectiva. Además, gozarás de actitud emprendedora y actividad frente a ellas. Se verá favorecida una iniciativa profesional, sobre todo a finales de mes. A partir del día 21 procura cuidarte más. La Luna nueva del día 1 favorece el que des un aire nuevo a tus objetivos. Procura activar tus proyectos."

Marie-Claire 16 (Leonor Alazraki): "El mes se mostrará rico en nuevos contactos y propicio para vivir algún amor apasionado. No les favorecerá dejarse vencer por la apatía porque se dan las circunstancias para visitar sus lugares preferidos y acudir a los sitios de esparcimiento. Las relaciones sociales les distraerán y, además, se tomarán un descanso para escuchar buena música o leer sus libros preferidos. El aspecto laboral no se presenta tan interesante como desean, pero tampoco se verán apartados. La familia les traerá algunos quebraderos de cabeza que podrán soslayar con cortesía y serenidad. Las estrellas auguran momentos mejores si no se obcecan en conseguir lo imposible y se avienen a disfrutar de lo que cuentan con alegría y bienestar."

Cosmopolitan (Julia Buonocore): "La primera semana tu oficina se convertirá en una jungla: todos aspiran a ese ascenso y la lucha será... de leones (como a ti te gusta). El

día 19 ese vecino tan encantador responderá, por fin, a tus veladas insinuaciones con un entusiasmo inesperado, no te muestres demasiado altiva o lo asustarás."

 

Más Allá (Soleika Llop): "La nueva Luna del día 1 caerá en tu casa XI dando brillo y relevancia a tus amistades, siendo conveniente, por tanto dejarte guiar y aconsejar por ellas. Los trígonos que Saturno irá formando con los cuatro planetas que ocupan este sector de tu vida conferirán a estas personas mucho discernimiento que te indicarán lo que te conviene en cada momento. Te aconsejamos que no tomes ninguna decisión sin recurrir a ellas. Como aún siguen coleando los efectos de las últimas cuadraturas de Júpiter desde tu casa II, es posible que aún te dé por cometer algún desmadre que podría dejar muy mermada tu cuenta bancaria. La entrada de Marte en Tauro a partir del día 13 pondrá la sal y pimienta a tu vida profesional. Es un momento idóneo para hacer un examen de conciencia y preguntarte si todas tus actuaciones en este sector han sido justas, teniendo de plazo hasta final de mes para ello. En caso contrario, es decir, si has cometido atropellos haciendo tuya la máxima de Maquiavelo en el mes de Julio, las disonancias de Marte con Saturno y Plutón te obligarán a reconsiderar tu postura por la vía rápida."

Espacio y Tiempo (Carmen Goizueta) "La seguridad natural que posee Leo puede debilitarse bajo la influencia del inquieto y cambiante Géminis, signo que transita el Sol este mes, y puede que tenga que esforzarse más para alcanzar sus objetivos. Sin embargo, su intuición, combinada con la claridad mental que transmite Géminis, podrá ayudarle en su lucha diaria. No pierda la fe en si mismo y aproveche el periodo para realizar cambios y no mantenerse atado a las circunstancias adversas que le impiden avanzar. Los amigos podrían ayudarle mucho, ya que están bien dispuestos hacia usted, principalmente los intelectuales. No pierda el contacto con ellos y escuche sus consejos, sobre todo si nació entre el 23 y el 31 de julio, pues recibe una influencia adversa de Marte y los va a necesitar. Medite bien antes de realizar ningún negocio y no actúe precipitadamente. Si lo hace así podrá obtener ganancias, ya que el Sol está enviando sus mejores rayos a la casa de la economía. Habrá armonía en el ambiente familiar y hallará comprensión de sus parientes más cercanos. Sólo los nacidos entre las 7 y las 9 de la tarde o los que tengan ascendente Piscis podrán tener problemas en el hogar debido al efecto de Marte, que estaría transitando en este sector. Deberán utilizar su mano izquierda para evitar discusiones."

Conciencia Planetaria (María Jesús Palmer) "El tránsito de Marte por Aries, unido a la lunación de Géminis que activa el sector de la casa XI, hará que en la primera quincena del mes te surjan actividades adicionales relacionadas con tu trabajo. Puede tratarse de intercambios comerciales, gestiones o viajes, un tanto improvisados aunque siempre positivos, que te van a permitir combinar agradablemente tu profesión con el entretenimiento. Las nuevas amistades que hagas estos días pueden jugar un papel relevante en tu futuro; procura mantenerlas. Durante la segunda quincena cambiará un poco el panorama astrológico y quizás tengas que dar prioridad a ciertos asuntos de carácter emotivo. Tu familia reclamará tu atención y también es muy posible que te sientas apremiado por responsabilidades laborables y por algunos compromisos que tengas pendientes. Mantén la calma y no dejes que los nervios te traicionen."

Cuando uno lee estos textos llama la atención la aparición de determinadas fechas clave que, sin duda, deben corresponder a fenómenos celestes bien señalados: por ejemplo, la Luna nueva del día 1.

Estas fechas son las siguientes: día 1, día 9 y día 21 (Elle); primera semana y día 10 (Cosmopolitan); primera quincena y segunda quincena (Conciencia Planetaria); día 1 y día 15 (Más Allá). No citan fechas los horóscopos de Marie-Claire 16 y de Espacio y Tiempo.

Esta cuestión de las fechas no es baladí. Si lo que asegura la astrología es cierto, la posición de los astros en el cielo y su tránsito por los diferentes signos o casas debe estar perfectamente predeterminado. Luego vendrá la interpretación de cada especialista a la hora de predecir uno u otro efecto sobre las personas nacidas en cada signo.

Sin embargo, la concordancia es pequeña: dos

astrólogos, los de Elle y Más Allá citan la Luna nueva del día 1, y un tercero, el de Conciencia Planetaria, alude a ella sin citar la fecha. Se trata de un fenómeno astronómico vulgar que se reproduce una vez cada 29 días aproximadamente.

 

En las demás fechas no hay concordancia alguna, a pesar de que mencionarlas presupone la existencia de algún fenómeno llamativo en las cartas astrales. La vaguedad en este sentido impera sobre todo en las revistas femeninas. Elle, además de citar la Luna nueva del día 1, alude asimismo a los días 9 y 21 como fechas clave, sin explicar por qué lo son. Cosmopolitan se refiere a la primera semana del mes, y luego alude concretamente al día 10 sin justificar tampoco por qué son especiales esos días. Y la revista Marie-Claire 16 no ofrece referencia temporal alguna.

Las revistas más "técnicas" ofrecen algunos detalles más, pero tampoco se distinguen por su precisión ni su concordancia. Conciencia Planetaria cita el tránsito de Marte por Aries y la lunación de Géminis, pero no da fechas, aunque las relaciona genéricamente con la primera quincena del mes. En La segunda quincena afirma que "cambiará un poco el panorama astrológico". Espacio y Tiempo cita a Géminis como el signo transitado por el Sol en este mes, no hay ninguna otra referencia temporal. Finalmente, Más Allá habla de la Luna nueva del día 1, y precisa que caerá en la casa XI. Luego cita los trigonos que Saturno irá formando con los cuatro planetas, sin decir cuándo ocurren esos trigonos, y se refiere a la entrada de Marte en Tauro a partir del día 15.

------ (Inserto) Allá cada cuál cuando se deja aconsejar desde el altísimo magisterio de una página astrológica ------

Como puede verse, muy escaso acuerdo en un tema tan preciso como el de las fechas.

En cuanto a la interpretación, los contenidos de la predicción astrológica de Marie-Claire 16 y Cosmopolitan no pasan de ser meros consejos banales, absolutamente anodinos y sin justificación - astrológica u otra - alguna. Se nos dice que un vecino encantador va a responder a nuestras insinuaciones (se trata, no lo olvidemos, de una revista femenina) o que tendremos un mes rico en nuevos contactos. Así, sin más. La predicción de Elle adopta un aire más técnico pero acaba cayendo en los mismas tópicos que las anteriores: "podrá adquirir más estabilidad una relación afectiva", "procura activar tus proyectos", etc.

Las revistas esotéricas, que aluden a las casas, los planetas y, en el caso de Espacio y Tiempo, al día y hora de nacimiento de algunos de los lectores del signo Leo, adolecen igualmente en sus predicciones y consejos de una absoluta carencia de precisión: "surgirán actividades adicionales relacionadas con tu trabajo", "las nuevas amistades de esos días pueden jugar un papel relevante en el futuro", "es muy posible que te sientas apremiado por responsabilidades laborables y compromisos pendientes", "no pierda la fe en si mismo y aproveche el periodo para realizar cambios", "los amigos podrían ayudarle mucho ya que están bien dispuestos hacia usted", "momento idóneo para hacer examen de conciencia y preguntarte si todas tus actuaciones han sido justas", etc.

Las predicciones propiamente dichas son después de todo, muy pocas. Predominan en cambio los consejos, generalmente paternalistas y conciliadores, perfectamente aplicables a cualquier persona en cualquier situación. Y sea del signo que sea, desde luego.

De los consejos no vamos a opinar. Allá cada cuál cuando se deja aconsejar desde el altísimo magisterio de una página astrológica. Y no se vea en esta actitud desprecio alguno, simplemente desinterés. En general, todo hay que decirlo, los consejos contenidos en los horóscopos suelen ser bastante sensatos, no poco conservadores y desde luego siempre conciliadores. Para gustarle más o menos a todo el mundo. Claro que nada tienen que ver con los astros, sino con la opinión de los autores.

Creo que, con cierta dureza, he calificado esta actitud de "psicología barata" en algún capítulo anterior. Y, con todo respeto hacia las personas de los astrólogos, pero con mucho menos respeto hacia su trabajo astrológico, eso es lo que es en realidad.

En cuanto a las predicciones, recojo sistemáticamente las más concretas que ofrecen los seis horóscopos que estamos analizando:

Elle: "Posibilidad hasta el día 9 de agilizar y materializar los asuntos que deseas", "podrá adquirir más estabilidad una relación afectiva",

"gozarás de actitud emprendedora", "se verá favorecida una iniciativa profesional sobre todo a finales de mes".

 

Marie-Claire 16: "El mes se mostrará rico en nuevos contactos y propicio para vivir un amor apasionado", "no les favorecerá dejarse vencer por la apatía", "las relaciones sociales les distraerán", "la familia les traerá algunos quebraderos de cabeza".

Cosmopolitan: "La primera semana en tu oficina se convertirá en una lucha", "la lucha será... de leones", "ese vecino tan encantador responderá por fin a tus insinuaciones".

Más Allá: "Es muy posible que aún te dé por cometer algún desmadre que podría dejar muy mermada tu cuenta bancaria", "la entrada de Marte en Tauro pondrá sal y pimienta a tu vida profesional".

Espacio y Tiempo: "Puede que tenga que esforzarse más para alcanzar sus objetivos", "su intención, combinada con la claridad mental que transmite Géminis, podrá ayudarle en su lucha diaria", "podrá obtener ganancias, ya que el Sol envía sus mejores rayos a la casa de la economía", habrá armonía en el ambiente familiar", "hallará comprensión de sus parientes más cercanos".

Conciencia Planetaria: "En la primera quincena te surgirán actividades adicionales relacionadas con tu trabajo", "durante la segunda quincena cambiará un poco el panorama astrológico y quizás tengas que dar prioridad a ciertos asuntos de carácter emotivo", "tu familia reclamará tu atención", "es muy posible que te sientas apremiado por responsabilidades laborables y por algunos compromisos pendientes".

Como predicciones, un castizo diría que valen lo mismo para un roto que para un descosido: "posibilidad de agilizar asuntos", "el mes se mostrará rico en contactos", "puede que tenga que esforzarse más para alcanzar sus objetivos", "tu familia reclamará tu atención", etc.

La inconcreción es la norma, y se abusa de tal modo de las generalizaciones que uno acaba preguntándose si todo eso que dicen que les va a pasar a los Leo no valdría igualmente para cualquier otro signo y, en general, para cualquier persona en cualquier momento de su vida.

No merece la pena ir más allá. La muestra elegida no es más que un pálido reflejo de la realidad de los horóscopos que aparecen en las publicaciones españolas. Los consejos de orden práctico y generalmente moralizante se mezclan con las predicciones más genéricas e inconcretas que uno pueda imaginar.

Ya hemos visto anteriormente que a esa crítica, evidente a poco que nos molestemos en leer con cierto detenimiento los horóscopos de los periódicos y las revistas, suelen responder los astrólogos que en realidad sólo valen las predicciones basadas en las cartas natales. Pero entonces, ¿quiénes realizan estos trabajos? ¿Los nombres citados en este artículo, y muchos otros que no hemos incluido, corresponden a falsos astrólogos?

Si es así debería denunciarse el fraude. Y si, en cambio, se trata de astrólogos reconocidos, como así es en varios casos, ¿quiere eso decir que realizan ese trabajo a sabiendas de que no refleja realidad alguna? ¿Saben eso los directores de las publicaciones que incluyen sus horóscopos?

Para terminar este capítulo, nos permitimos incluir algunas frases del libro Periodismo Científico. (Editorial Paraninfo. Junio de 1992), de Manuel Calvo Hernando, presidente de la Asociación Española de Periodismo Científico.

"Dos tipos de predicciones suelen publicarse cada día en la prensa: el boletín meteorológico y el horóscopo. El primero es serio, aunque todavía ha de perfeccionarse; el segundo es una broma y, como tal, puede pasar, siempre que lo tomemos como una distracción. Dice Jean Rostand que es escandaloso que no se pueda abrir un gran diario sin encontrar esa lepra deshonrosa que se llama astrología... "

En su libro, Calvo Hernando cita a su vez los argumentos que publicaron en la revista Tribuna de Astronomía los científicos Javier Armentia (director del Planetario de Pamplona) y Miguel Angel Sabadell (profesor de astrofísica de la Complutense de Madrid). Estos autores resumían en cuatro las razones para rechazar la astrología:

"1. Los astrónomos no son astrólogos y no desean que les confundan con estos embaucadores.

2. La astrología no es creíble. Es una forma de predicción y consejo que tiene más relación con otras magias y métodos de adivinación que con la ciencia.

3. La astrología no funciona. Los signos zodiacales no tienen nada que ver con la futura ocupación de la persona. 4. La astrología es un fraude y ni siquiera resulta útil para reconfortar a cierto tipo de personas. Consultar a un astrólogo es perpetuar una práctica fraudulenta".

 

Los directores de los medios de comunicación siguen incluyendo horóscopos sin advertir siquiera al lector que se trata de un simple entretenimiento que carece de base científica. La pretensión, tantas veces pregonada, de servir a la verdad y la racionalidad no parece cumplirse en este caso, como hemos podido ver con abundantes ejemplos.

Sólo cabe añadir que todavía me sigue resultando increíblemente asombroso que una actividad tan confusa e irracional, cuando no medianamente fraudulenta, encuentre todavía, en 1992, el eco que encuentra en la prensa española.

------ Este artículo está extraído del libro Astrología, ¿ciencia o creencia? y se publica en LAR con autorización de McGraw-Hill.

El autor

MANUEL TOHARIA es periodista científico; su presencia en los medios de comunicación social - prensa escrita, radio y televisión - ha sido constante a lo largo de los últimos 24 años. Es vicepresidente de la Asociación Española de Periodismo Científico y pertenece a numerosas asociaciones profesionales relacionadas con la ciencia y el medio ambiente. Ha recibido numerosos premios por su dedicación a la divulgación de la ciencia.

El libro

ASTROLOGIA ¿CIENCIA O CREENCIA? constituye un profundo análisis de los supuestos argumentos que pudieran invocarse para otorgar rango científico a la creencia en la influencia de los astros sobre nuestro carácter y nuestro destino. El libro realiza un análisis preciso y detallado de las diferentes doctrinas astrológicas al uso, tanto pasadas como presentes, comparándolas con los conocimientos astronómicos de considerable alcance que ha ido acumulando la humanidad en los últimos tiempos.

La serie

La SERIE McGRAW-HILL DE DIVULGACION CIENTÍFICA nace con el fin de acercar y hacer comprensible al gran público y a los interesados aquellos temas que por su carácter científico, técnico, cultural o social, estaban restringidos a la comunidad científica o a los expertos. Los libros que componen esta serie ofrecen la posibilidad de ampliar sus conocimientos y satisfacer sus inquietudes en dichas materias.

El objetivo de estos libros es poner a su alcance los avances y resultados que la ciencia y la tecnología han producido en la segunda mitad del siglo XX, influyendo en nuestra forma de vida y en la perspectiva del mundo que nos rodea.

------ ¿Se han dado cuenta de que todos los creyentes en una pseudociencia son partidarios de desmitificar las pseudociencias en las que ellos no creen? (Martin Gardner)

Desde el sillón escéptico.. LIBROS Mercedes Quintana. Extravagancias y disparates

 

Gardner, Martin

Alcor. Colección "Campo de Agramante".

Barcelona, 1993. 284 páginas. Traducción de Jordi Fibla

Extravagancias y Disparates es una nueva recopilación de artículos sobre temática pseudocientífica publicados originalmente en The Skeptical Inquirer, Free Inquiry y The New York Review of Books, entre otras. Como sus predecesores ha pasado ya por méritos propios a la categoría de imprescindible dentro de la poca literatura escéptica que se edita en nuestra lengua. Pero, a diferencia de los anteriores (La Ciencia: Lo bueno, lo malo y lo falso y La Nueva Era) publicados en Alianza Editorial, Alcor no ha respetado en esta ocasión el titulo original en inglés y por razones que no comprendo ha preferido inventarse otro más acorde con la serie de Barbaridades y disparates en clase. Otro hecho que llama la atención es que desde el año 1981 (fecha del original en inglés de La Ciencia: Lo bueno, lo malo y lo falso) ha ido disminuyendo progresivamente el tiempo que tardan en llegarnos las traducciones de estos tres volúmenes: siete años el primero, dos el segundo, y apenas un año éste que comentamos aquí, titulado On the Wild Side en la versión original.

Como ocurre con todos los imprescindibles, Extravagancias y disparates es uno de esos libros que según vas leyendo te entran ganas de fotocopiar por capítulos y enviar a los amigos según sus particulares manías. Y es que la gran variedad de temas hace difícil encontrar a alguien que no se interese lo más mínimo por ninguno de los asuntos que aquí son tratados: creacionistas, fraudes científicos, la doctrina Gaia, el Libro de Urantia, la astrología y los Reagan, Linus Pauling y la vitamina C, predicadores televisivos, satanismo, el don de hablar lenguas extrañas, etc. etc. Y como ocurre en La Ciencia: lo bueno, lo malo y lo falso (donde se incluye el famoso artículo sobre Encuentros en la Tercera Fase) también podemos encontrar en esta recopilación una breve, pero muy divertida, crítica cinematográfica. La última tentación de Cristo es en esta ocasión la película que elige el autor para arrancarnos unas cuantas carcajadas.

La misma variedad temática, en definitiva, que podemos encontrar en uno de los muchos programas pseudocientíficos que florecen hoy en casi todas las cadenas de televisión - ya sean públicas o privadas -, pero contada aquí a modo de denuncia y con el gran sentido del humor que caracteriza a su autor. Es una lástima que en ninguno de estos programas se cuente al público la otra cara de la moneda, pero es seguro que Dimensión Rappel (TVE 1), La tabla redonda (TVE 2), Mundo Misterioso (TVG), Misterios sin resolver (T-5), Otra dimensión (T-5), En los límites de la Realidad (A-3) y productos similares no tendrían la misma audiencia si así lo hicieran.

En resumen, un motivo más para sustituir televisores por estanterías.

El lado oscuro de María. (el gran fraude de las apariciones marianas) Carrión López, Gabriel Editorial Aguaclara. Colección Amalgama Alicante. 1992

 

Los racionalistas más exigentes aceptarían de buen grado el 93% de este libro. De hecho, estaba a punto de hacer una reseña positiva y recomendar a todo el mundo su lectura cuando tropecé con el porcentaje residual. Por eso ahora, antes de recomendar nada, quiero empezar haciendo una advertencia.

Si se trata de ver el libro como una crítica a los montajes organizados de las apariciones marianas, El lado oscuro de María cumple perfectamente esa función de criticar y denunciarlas. Pero en este mismo libro, los comentarios del autor en algunas ocasiones nos obligan a bajar bastante la nota que nos habría gustado poner a este trabajo.

Imagínense una fotografía en la que aparecen dos mujeres mayores y otra figura de mujer joven superpuesta a un lado (algo parecido a una india con túnica y velo blancos), e imagínense también la sorprendente explicación que nos da el autor de esta "espeluznante" fotografía: "Vidente creando con energía ectoplásmica una imagen que podría perfectamente ser confundida con una aparición mariana".

Así que ya ven, las apariciones marianas son "un gran fraude", lleno de mensajes ", reaccionarios y, en la mayoría de las ocasiones, absurdos" (p. 33). Pero, en cambio, las energías ectoplásmicas, creadoras de imágenes por obra y gracia de la acción parapsicológica de buenas mujeres de profesión videntes, son la cosa más normal del mundo.

En otra foto aparece un hombre sentado con una especie de burbujas blancas que salen de su boca. El pie de foto nos informa de lo que es: "El médium Domenico Musco emitiendo materia ectoplásmica".

La ironía que encierran estos comentarios está precisamente en otro pie de foto, que alude a una escena en la que aparecen varios creyentes contemplando fotografías: "El culto a las fotografías, expresión constante en las apariciones marianas". Totalmente de acuerdo. Pero sustituyan las dos últimas palabras por revistas/libros/conferencias de divulgadores paranormales y a ver a quién se lo aplicarían ustedes.

Leemos otra frase curiosa cuando nos informa de la imagen aparecida en abril de hace dos años en el muro de la iglesia de un municipio de Lugo: "La teleplastia al parecer estaba bien definida, pero el revuelo que se armó fue excesivo" (p. 192). Evidentemente, quienes tienen muy asimilados fenómenos paranormales tales como "teleplastias" ya no arman ningún revuelo cuando los ven. Son algo tan cotidiano en sus vidas, que no es extraño oír hablar de vez en cuando a uno de esos expertos psi que reivindican la supresión del prefijo "para" y optan por hablar de "anomalías". Es inútil que los escépticos se empeñen en decir entonces que las anécdotas no hacen ninguna ciencia: ellos ya han decidido que lo es.

En fin, advertencia, pues, de que nos hallamos ante un ejemplo de divulgación semicrítica. en la que el lector aún debe separar el trigo de la paja.

Hecha la advertencia hablemos ya de apariciones marianas.

Hace algunos años, en la UCM y bajo la dirección del Departamento de Sociología de la Facultad de Psicología se realizó un modesto estudio sobre el nivel sociocultural, la edad y la ideología política de los fieles de Amparo Cuevas, la incombustible "vidente del Escorial". que desde hace 13 años sigue contribuyendo al atontamiento colectivo de la población. Son ya varias las regiones españolas que reciben periódicamente este tipo de visitas sobrenaturales: ventajas de poseer una antena "televés" enfocada hacia la divinidad.

El estudio revelaba gráficamente las tendencias sociológicas que se pueden imaginar y está claro que el autor de El Lado oscuro de María también se ha pateado el lugar, porque las características que él menciona son bien conocidas por los expertos. Prado Nuevo parece haberse convertido ya en un holding que canaliza varias publicaciones y todos los donativos que quieran darse con el fin de construir un centro de atención a los necesitados. Es fácil encontrar allí acólitos sectarios de asociaciones católicas fundamentalistas, que recomiendan asistir a sus reuniones y leer "a fondo" la Biblia.

También son varios los fenómenos paranormales que dicen haber presenciado. Entre otros: el Sol girando con variados colores, olores

fuertes que cambian rápidamente, la Virgen y/o Cristo que se dejan ver en el cielo y, por supuesto, se muestran fotografías milagrosas que prueban todo ello.

 

Cuando se realizó ese estudio, aún no ha habían descubierto un pozo de agua, así que el fenómeno de la botella de Coca-Cola llena de agua que puesta frente al Sol refleja una "vela milagrosa" en su interior, aún no se había extendido - al menos, ésta era la paranormalidad de moda hace unos pocos años, cuando Javier Armentia y yo visitamos otra vez Prado Nuevo -.

Pero, claro, el agua es necesaria si el lugar aspira a convertirse en un santuario más de la Cristiandad La probabilidad de "curaciones milagrosas" (remisiones espontáneas o eliminación de síntomas por efecto de la sugestión) hace que se contabilicen más casos al disponer de un elemento unificador que es abundante, barato y se puede llevar a casa para repartir a familiares y amigos. Gabriel Carrión, aunque no da la explicación, si constata este hecho entre los rasgos que son comunes a todas las apariciones marianas: "Suele haber agua cerca y, si no, la misma aparición indica dónde practicar un pozo" (p. 21).

Se echa en falta, sin embargo, una crítica médica sobre el propio fenómeno de las curaciones milagrosas que nos informe, de paso, sobre el cómputo paralelo de casos de enfermos que empeoran o mueren por el mal estado de las aguas, las agobiantes peregrinaciones o las maculopatias causadas por exposiciones prolongadas y directas de la retina al Sol. Pero, pese a esta ausencia de critica médica y con los matices que apuntamos al principio, merece la pena leer el libro y si tienen oportunidad, no duden en añadirlo a la documentación escéptica sobre apariciones marianas - no confundir con "marcianas", que de éstas hablará Félix otro día -.

Emilio Quiles

Dios y la Ciencia Guitton, Jean Editorial Debate. Madrid. 1992. 140 páginas

El filósofo cristiano francés Jean Guitton ha escrito Dios y la Ciencia. Entre otras cosas expone que:

"El Big Bang dio origen al universo y de ello se deduce la presencia de un dios que no tiene comienzo ni tiene fin, está siempre en la realidad cambiante y es el tiempo mismo en el que un solo segundo contiene toda la eternidad completa". Lo del Big Bang se lo ha dicho la ciencia. Lo demás son fantasías de la religión, un tanto poéticas y fuera del campo de la razón.

"Lo que llamamos azar no es sino nuestra incapacidad para comprender un grado superior de orden." La ciencia procede a la inversa, analiza ese azar e investiga su posible organización. Ese "grado superior de orden" es una premisa totalmente arbitraria mientras la ciencia no lo demuestre racionalmente; yo aceptaré que la ciencia me diga un día que la organización de mis genes exige un programador, pero nunca será el burdo y antropomorfo dios que me presentan las vejestorias leyendas de las religiones actuales.

"La conciencia misma se objetiva y convierte la materia en sustancia propia, carne de su creación. El espíritu humano no solamente modifica la realidad, sino que la determina y, hasta cierto punto, la crea." Guitton presupone la existencia previa de lo que él llama "espíritu" y que no es más que la mente humana, última función de la materia, que por lo tanto existe aunque no se la contemple.

"La ciencia es investigación de la realidad y revela a Dios como sustancia siempre presente. Ya no existe ese dualismo cartesiano entre cuerpo y pensamiento y aparece la unidad del saber científico y la fe religiosa". En su vaciedad la religión busca un apoyo: ansía la confirmación de la ciencia, que metro a metro va con paso firme ganando terreno a los mares de la ignorancia.

Guitton naufraga en su pura fe teologal, infectada de prejuicios cristianos. No es un filósofo racional: tiene creencias, pero no ciencia.

Luís Alfonso Gámez

Actas del I Congreso Nacional de Pseudociencias Molina, Eustoquio y Sabadell, Miguel A. (eds.) ARP. Zaragoza. 1993. 141 páginas.

Obra básica para las escépticos españoles, este libro recoge las ponencias y comunicaciones presentadas en el I Congreso Nacional sobre

Pseudociencia, Astrología, astroarqueología, numerología, ufología y creacionismo, entre otras, son las creencias que diferentes participantes diseccionaron en Zaragoza en diciembre de 1993. Aunque, como toda obra colectiva, este texto es un tanto desigual, ahí radica uno de sus principales atractivos. El primer congreso de ARP - y, por lo tanto, sus Actas - ha servido para revelar la existencia de diferentes puntos de vista entre los propios cazacharlatanes. Sólo un lamento: quizá sean escépticos todos los que se dieron cita en Zaragoza, pero faltaron algunos reconocidos detractores.

ARTÍCULOS

Browne, Malcom M.: "¿Es posible medir el alma? El País (Madrid). 9 de Enero de 1994. ¿Es posible que el periódico de más prestigio de España se dedique a dar pábulo a todo tipo de estupideces? Sí. Este artículo, uno sobre ovnis y otro sobre predicciones astrológicas aparecieron en las páginas de El País el mismo día. Presumo que fueron la sequía informativa navideña y la falta de imaginación de los redactores jefes del diario las que hicieron que el rotativo madrileño tomara por un día el relevo de Más Allá. Por mucho que el debate sobre el peso del alma se haya planteado en las mismas páginas de Nature - y haya dado lugar a intensas discusiones sobre ciencia y religión - el buque insignia de PRISA no ha lanzado la idea a la calle con esa sana intención. De la mismas manera, El País nunca se ha hecho eco de las críticas escépticas al montaje del sudario de Turín, aunque ha publicado varios reportajes de apoyo a la reliquia. En el caso que nos ocupa, no deja de ser curioso que ni Browne ni Juan Arias - que escribe una columna sobre el tema - se planteen la inexistencia del alma.

Efe: "Científicos reunidos en Zaragoza niegan la existencia de los ovnis". Diario del Alto Aragón (Huesca), 18 de Diciembre de 1993. Breve resumen del I Congreso Nacional sobre Pseudociencia, en el que el autor recoge declaraciones del nuevo presidente de ARP, Javier Armentia, del historiador César Vidal, y de Eustoquio Molina, paleontólogo y presidente del comité organizador del encuentro. "El tema de la vida extraterrestre - afirma Armentia -, asociado muchas veces al fenómeno ovni, nada tiene que ver con los avistamientos de luces en el cielo". No se dice nada nuevo para los lectores de LAR, pero quizás algo sorprendente para mucha gente.

Galán, Lola: "Saturno 'salva' la crisis". El País (Madrid). 9 de Enero de 1994. Que el País dedique una página entera a las elucubraciones de astrólogos de cara al nuevo año indica lo enferma que está la sociedad española. El texto, repleto de conjunciones y otras zarandajas, dice entre otras cosas, que los astrólogos son "conscientes de ser la 'bestia negra' del racionalismo imperante en nuestra sociedad". Parece mentira que alguien crea eso en un país en el que, por poner sólo un ejemplo, el diario Deia se felicita de que la instalación de un planetario móvil den Getxo (Vizcaya) fomente la astrología - sí, han leído bien - entre el público infantil. ¿Se imaginan miles de pequeños rappeles con el pelo teñido y centenares de remilgados aceves invadiendo las calles? Lo mínimo, emigrar.

Garcia Rivas, Ana: "El negocio del sida". Diario 16 (Madrid) 8 de Noviembre de 1993. El sida se ha convertido en un magnífico negocio para sinvergüenzas sin escrúpulos. Sólo voy a dar dos de los ejemplos que aparecen en el reportaje. Un ingeniero croata, Bozidar Konjevic, ha construido el Destrovir, "un artilugio que consiste en una silla y un martillo que golpea el antebrazo del paciente hasta calentar su sangre a 56 grados. A esta temperatura el VIH desaparece en laboratorio, pero no hay prueba científica que avale la efectividad del método porque, aunque consiguiera hacer desaparecer el antígeno de la sangre, no demuestra la anulación del VIH en órganos vitales del organismo ni descarta la reaparición del virus. Por otra parte, recientemente ha desembarcado en España la organización COBRA (Centro Oncológico y Biológico de Investigación Aplicada). Con un proceso judicial pendiente en Francia "COBRA tiene asociados que se someten a un tratamiento de cinco sustancias - ginseng fundamentalmente -, que debe estar prescrito por un médico y posteriormente solicitado por fax a una farmacia de Valencia, que lo envía a domicilio. El pago se hace previamente por giro postal y el coste del

tratamiento está en torno a las 100.000 pesetas al mes", Aviso a navegantes: ambas organizaciones están creciendo y a esa clase médica que nunca hace nada hasta que no es demasiado tarde. En la actualidad, hay en España más de 30 Centros Médicos Konjevic y la organización COBRA está impulsada por Andreas Faber-Kaiser, un fabricante de paradojas seropositivo.

Méndez, Alejandro: "Magos y curanderos, plaga argentina". Deida (Bilbao), 29 de Noviembre de 1993. "Magos contra brujos". Egin (Hernani), 29 de Noviembre de 1993. La bruja argentina María Teresa Giménez fue condenada a dos años de prisión por estafar a dos incautos más de tres millones de pesetas, tras demostrarles que el dinero maldito era el causante de todas las desgracias que sufrían. La parapsicóloga simuló quemar un dinero que hábilmente se embolsó. Sin embargo, ilusionistas del Centro Argentino para la Investigación y Refutación de la Pseudociencia (CAIRP) denunciaron los hechos y llevaron a la pícara dotada a los tribunales. Por cierto, me pregunto como es posible que uno de los directivos del CAIRP mantenga intercambio habitual de documentación con Javier Sierra y Manuel Carballal, entre otros, y sea invitado por charlatanes españoles a sus congresos pseudocientíficos con los gastos pagados. Que yo sepa, eso no sucede con ningún escéptico auténtico. ¿Juega acaso este antiguo ufólogo argentino una partida a dos bandas?

Paniagua, Santiago: "Eustoquio Molina: 'Los charlatanes pseudocientíficios explotan el mercado de la esperanza'". Heraldo de Aragón (Zaragoza), 17 de Diciembre de 1993. "Los charlatanes pseudocientíficos ofrecen ideas muy atractivas, explotan el mercado de la esperanza. Nuestra intención es denunciarles y reunir a todos los interesados en el estudio crítico de estos fenómenos", dice Eustoquio Molina en una información que resume la historia de ARP con motivo del congreso de Zaragoza.

Schnabel, Jim: "Paseos en ovni". El País (Madrid), 9 de Enero de 1994. La fantasía del secuestro de Javier Pérez de Cuéllar, ex-secretario de la ONU, por parte de seres extraterrestres en pleno Manhattan le sirve a Jim Schnabel para escribir una doble página dedicada a Budd Hopkins y sus inconsistentes investigaciones ufológicas. La lectura de esta antología del disparate, con fulgurantes destellos de escepticismo sorprenderá indudablemente a las almas cándidas que todavía confían en lo que dicen los ufólogos que han hecho de los platillos volantes un suculento negocio. Resulta, como poco curioso, que sólo hay dos personajes reales - que han dado la cara - involucrados en la historia: una supuesta abducida y el propio ufólogo. El resto - hay que descontar a Pérez de Cuéllar, que no recuerda haber vivido nada parecido - son personajes que Hopkins dice que existen, lo que es lo mismo que decir nada porque, quien es el incauto que a estas alturas cree en la mera palabra de un ufólogo. Yo no, desde luego.

Toharia, Manuel: "Homeópatas indignados". Diario 16 (Madrid), 28 de Noviembre de 1993. Renuncio a comprender cómo es posible que tantos médicos serios como hay en Sevilla y Pamplona - confiesa Manuel Toharia -, donde además existen facultades de medicina e instituciones hospitalarias del máximo prestigio, permiten que en su Colegio tengan cabida unos charlatanes (se refiere a los homeópatas) que dicen curar con productos de los que puede que no exista siquiera una sola molécula real - a causa de las famosas 'diluciones' con 'sucusiones' - en los preparados que, eso sí, a buen precio, venden determinadas farmacias".

VIDEO

Ica (Col. "El Imperio del Sol", Nº 1) Producciones Culturales. 1989. Producido, dirigido, escrito y presentado por Fernando Jiménez del Oso. Duración: 30 minutos. Subproducto al más puro estilo de lo realizado para la televisión por Fernando Jiménez del Oso, este documental y el resto de los de la colección "El Imperio del Sol" fueron apoyados por el Quinto Centenario. En el caso que nos ocupa, Jiménez del Oso se hace eco de todas las estupideces publicadas acerca de las piedras de Ica, la más fiable de las pruebas de que el hombre convivió con los dinosaurios, según charlatanes del más variado pelaje. Su visión no merece la pena, pero tener la cinta en la videoteca por 595 pesetas - precio de oferta en grandes almacenes - si merece la pena porque por la boca muere el pez.

El correo del lector

UMMO: Otro mito que hace CRASH (II) Lo que no reveló D. José Luís Jordán Peña. Luís R. González. Málaga.

Nada mas recibir el número 29 de LA ALTERNATIVA RACIONAL me apresuro a pergeñar estas líneas a fin de señalar varios puntos importantes.

1º) Felicitar a los encargados de la revista por haberse llevado la exclusiva, siendo los primeros en dar a la luz pública la confesión de D. José Luís Jordán Peña, en reñida lucha con muchos otros medios de difusión.

2º) Lamentar que, en ese afán de adelantarse a la competencia, hayan sido manipulados da mala manera. Me explicaré. Por mucha fama de escéptico que tenga el Sr. Jordán Peña, lo cierto es que su artículo nunca debería haberse publicado tal como se hizo.

En una primera aproximación, el trabajo no ofrece una mínima calidad. Se limita a ser una apresurado resumen de aquella confesión epistolar que entregó al grupo de ummólogos presidido por Rafael Farriols el pasado 8 de Abril de 1993 (Doc. 2580 UMMOCAT), intercalando secciones enteras de su artículo "El Síndrome de Anubis" (Revista de Parapsicología nº 29-30, Dic. 1989) (Doc. 2582 UMMOCAT). Para que no se me acuse de crítico interesado, cederé la palabra a Ignacio Darnaude, infatigable compilador y comentarista de la fenomenología ummita, cuyo UMMOCAT constituye una joya de valor incalculable a la hora de documentar la génesis y evolución del mito Ummo:

"(...) Su contenido adolece de una débil coherencia lógica, redacción caótica y abundancia de enunciados imprecisos y significados a cada cual más nebulosos. Se echa en falta mucha más concreción y claridad. Más de la mita del texto aparece dedicada a la paranoia, tema sin relación directa alguna con el asunto tratado en el comunicado. No se nos explica por otro lado, como hubiera sido necesario, lo principal: en qué circunstancias concretas y mediante qué medios, un individuo en la sombra ha gozado de la inverosímil capacidad para inventar a lo largo de dos décadas el voluminoso, polifacético y sin duda genial epistolario de UMMO".

Pero además, con la excusa de una confesión a la que sólo dedica contadas líneas (y en la que después de todo no viene a decirnos nada que no supiéramos la gran mayoría de Psicoufólogos - por utilizar su peculiar terminología -), el Sr. Peña ha aprovechado para golpear a diestro y siniestro en un verdadero furor inquisidor, dando uno de los mejores ejemplos de lo que NO es el Escepticismo

Sin embargo, lo más curioso es que dichos ataques no son tan generalistas como una lectura superficial pudiera indicar, y eso me lleva al tercer punto importante:

3º) Nada más lejos de mi intención instaurar la censura, todo el mundo tiene derecho a expresar su opinión en cualquier medio. No obstante, la labor más importante del equipo director de ese medio de comunicación es ofrecer la información de la manera más objetiva y completa posible. Probablemente a la gran mayoría de suscriptores de LAR el tema Ummo les sea prácticamente desconocido, o les suene de haber visto algún libro de Antonio Ribera o algún infausto reportaje sobre la secta Edelweiss. Por ello, lo mínimo que se hubiera debido hacer es incluir (a modo de presentación y/o conclusión) una breve historia del asunto Ummo.

En ese caso, los lectores hubieran descubierto que prácticamente desde los orígenes del asunto (allá por los años 1966-68) el ufólogo Rey Brea alzó su voz escéptica denunciando la falsedad del tema y señalando inequívocamente a su autor (aunque sin nombrarlo). En 1978 el grupo IVÁN (encabezado por nuestro actual presidente Félix Ares) analizó algunas cartas encontrando nuevas pistas comprometedoras para Jordán Peña. En 1979 la revista ufológica STENDEK publica dos análisis de las fotos de San José Valderas denunciando el fraude fotográfico cometido. Es ya 1988 cuando Carles Berché tuvo la osadía de poner en letras de molde lo que era "vox populi" en el mundillo ufológico, y en su artículo "Ummo, 20 años de paranoia compartida", CUADERNOS DE UFOLOGIA (2ª Época) nº 3, denunció públicamente a Jordán Peña como el paranoico creador de ese planeta de corresponsales anónimos (Wolf 424).

Sólo así estarían sus lectores en disposición de entender la peculiar postura del Sr. Peña. Durante años ha cultivado sin el menor recato la amistad y confianza de todo el mundillo paracientífico de este país, manteniendo al mismo tiempo públicamente una férrea pero atractiva postura escéptica, hasta el extremo de no considerar su propio avistamiento de Aluche (que puso en movimiento la bola de nieve wolfiana) como un OVNI, sino como algún tipo de aeronave experimental terrestre (cuando en realidad se trató de un montaje organizado por él mismo. Siempre ha negado cualquier relación con el asunto UMMO, aunque en su momento colaboró con Ribera y Farriols en la deficiente investigación del caso "perfecto" de San José Valderas, llegó a desbancar a Fernando Sesma de sus charlas en "La Ballena Alegre", montó su propia asociación ufológica, y llegó a ser presidente de la Sociedad Española de Parapsicología.

Pero no, curiosamente, ninguno de los cientos de personajes que pululan y viven del cuento pseudocientífico en España son merecedores de sus dardos envenenados. Cuando Jordán Peña destapa la caja de los truenos los únicos dignos de ser exorcizados por su nombre son (¡oh,. casualidad!)...:

"Desde un pretendido Cientifismo se han distinguido los PSICOUFOLOGOS: Rey Brea (+), Vicente Ballester Olmos, Carlos Berché, Ignacio Cabria... con la ilusión paranoide de hermanar la Ufología con el método científico (...). En España, los partidarios de esta tendencia de los psicoufólogos, se agrupan alrededor de los Cuadernos de Ufología de Julio Arcas".

Resulta cuando menos chocante que los únicos tachados de paranoicos sean precisamente los que han osado desvelar su implicación en el affaire Ummo, y aquellos ufólogos que más se han caracterizado por una actitud razonablemente escéptica.

Eso me recuerda la primera respuesta que adoptó Jordán Peña a las imputaciones de Carlos Berché sobre una posible "paranoia compartida". Nunca se molestó en rebatirla directamente, su contestación fue mucho más sutil, una especie de exculpación por ¿reducción al absurdo?. En un artículo lleno de términos y dibujos pseudocientíficos que recordaban, quizá inconscientemente, los textos ummitas, defendía una tesis que podría resumirse como que existen en la Tierra más de 3.600 millones de afectados por el Síndrome de Anubis, una peculiar forma de "paranoia compartida". Pero ya se sabe, "mal de muchos..."

4º) Por otro lado, "tomando el proverbial animal bovino por sus excrecencias frontales" (que dirían nuestros amigos los ummitas) habría que preguntarse porqué Jordán Peña decide confesar precisamente ahora. El hecho cierto e innegable es que, desde 1967, JAMAS ha ofrecido el menor indicio de reconocer, siquiera parcialmente, sus responsabilidades. Ahora parece dar a entender que más que una macabra broma (recuérdese el surrealista incidente de "la mano cortada") se trató de un experimento psico-sociológico. Cada cual es muy libre de pensar lo que prefiera sobre sus propios actos, pero ante la ausencia del detallado protocolo e informe que sería de esperar, los demás tenemos también la libertad de dudar.

Incluso en fecha tan reciente como el 25 de Octubre de l992 (Doc. 2263 UMMOCAT) Jordán Peña se sale por la tangente y no contesta las afirmaciones de Renaud Marhic, que en su libro "L'affaire Ummo. Les extraterrestres qui venaient du froid" publicó una carta abierta (Doc. 2733 UMMOCAT) acusándolo de agente de la KGB soviética.

Quizá la respuesta esté en unos comentarios de J.J. Benitez: "Del por qué de la revelación de

Jordán Peña acerca de su pretendida autoría de las cartas de UMMO hay mucha tela que cortar. Los últimos tiempos no han sido precisamente generosos con el bueno de Jordán. Algunos jóvenes investigadores han llegado a encerrarse en un armario para intentar "cazar" a Jordán" (Doc. 2648 UMMOCAT). Por otro lado, recordemos que Jordán Peña sufrió en Marzo de 1988 una trombosis cerebral de la que aún no se ha recuperado (que llevó a los ummitas a solicitar ayuda financiera para él a los miembros del "Grupo de Madrid")(Doc. 2758-9 UMMOCAT) y en su confesión asegura estar preparando un libro (al parecer en colaboración con Javier Sierra) donde sacará a la luz todos los secretos, quizá incentivado por el enorme éxito que han tenido los tres libros aparecidos en Francia desde 1991 sobre el tema.

Espero que efectivamente sea así, y no se trate de una simple excusa para evitar mayores molestias. En estas horas de necesidad, le deseo el máximo beneficio de su anónimo trabajo de tantos años, pero insisto en recabar las más detalladas explicaciones sobre lo que Ignacio Darnaude, no sin cierta hipérbole poética (y/o exageración andaluza) describe como:

"hazaña casi sobrehumana que hubiera exigido, acumulados en una misma persona, el cerebro de Einstein, la vasta cultura enciclopédica de Asimov, Aldous Huxley y Jacques Bergier juntos, la brillante originalidad de Kafka, el talento lingüístico de James Joyce, y la portentosa imaginación de Rimbaud, amen del tiempo libre del marqués de Portago, los millones de March, la legendaria laboriosidad de Ramón Areces y la perseverancia del mismo Job, sin olvidar las dotes histriónicas de Sara Bernard y hasta el cinismo de Maquiavelo..." (Doc. 2580 UMMOCAT).

¿Y el Milagro de Calanda? Manuel Borraz Aymerich (L'Hospitalet)

Estimados amigos:

Me gustaría plantearos la siguiente consulta, aprovechando el cambio de sede editorial de la revista: ¿se ha publicado algún trabajo de orientación escéptica sobre el "Milagro de Calanda"? ¿Podéis recomendarme algún libro serio sobre el tema? Os agradeceré cualquier sugerencia al respecto.

Aprovecho la ocasión para felicitaros por el último número (entre otras cosas, es la primera vez que leo al Sr. J.L. Jordán Peña reconocer su autoría del asunto UMMO). También encuentro muy positivo que se potencie la sección de "Correo".

Recibid un cordial saludo.

-------

Estimado amigo:

Gracias por tu felicitación. Esperamos seguir estando en la brecha para ofreceros en todo momento esos temas que a todos nos interesan.

En cuanto al "Milagro de Calanda", y a pesar de nuestra proximidad geográfica, no tenemos gran cosa. Desde luego, libros serios no conocemos ninguno. Tan sólo tenemos noticia de alguna referencia que se hace sobre el mismo en algún libro que no se caracteriza precisamente por su escepticismo. De todos modos, en este momento hay gente de ARP recopilando toda la documentación posible sobre el tema: prensa, bibliografía, archivos de Calanda y del Reino de Aragón... En su día esperamos publicar los resultados de dicha investigación. LAR

ALTERNATIVA RACIONAL A LAS PSEUDOCIENCIAS

La asociación Alternativa Racional a las Pseudociencias (ARP) trata de fomentar la investigación crítica de las supuestas manifestaciones de lo paranormal y los hechos presuntamente situados más allá de los límites de la ciencia siempre desde un punto de vista racionalista, científico y responsable, y dar a conocer los resultados de tales investigaciones a la comunidad científica y al público en general.

Para alcanzar estos objetivos la asociación:

• Mantiene un equipo de personas interesadas en examinar críticamente las supuestas manifestaciones de lo paranormal y los hechos situados más allá de los límites de la ciencia.

• Está en contacto con asociaciones similares en todo el mundo, estableciéndose para cada caso el tipo de relación que se estime conveniente.

• Propicia y encarga investigaciones a estudiosos objetivos y neutrales de las áreas que sea necesario.

• Prepara bibliografías de materiales publicados que analizan cuidadosamente los temas objeto de estudio.

• Publica artículos, revistas, monografías y libros que examinan las supuestas manifestaciones de lo paranormal y los hechos presuntamente situados más allá de los límites de la ciencia.

• Organiza conferencias y simposios, y asiste a los medios de comunicación para ponerse en contacto con la opinión pública.

• No rechaza los hechos a priori, antes de investigarlos, sino que los examina objetiva y cuidadosamente antes de manifestarse al respecto.

Alternativa Racional a las Pseudociencias (A.R.P.) es una entidad cultural y científica sin ánimo de lucro. La Alternativa Racional es el órgano informativo oficial de la asociación.

A.R.P. Apartado de correos 1516 E-50080 ZARAGOZA ESPAÑA

BREVE HISTORIA GRAFICA.

I Congreso Nacional sobre Pseudociencias

De izquierda a derecha, César Vidal, Javier Armentia y Manuel Toharia. Abajo, acto inaugural del Congreso.

Exhibición de Rahma-Khan, mostrando algunos de los supuestos poderes de los mentalistas.