Día Internacional de la Homeopatía: tan inexistente como sus bases científicas

Al Día Internacional de la Homeopatía le ocurre lo mismo que a los productos homeopáticos: que carece de fundamento.
Los Días Internacionales y los Días Mundiales los concede la Organización de Naciones Unidas. Consulten  el calendario de Días Internacionales y Días Mundiales de la ONU, y observarán que el 10 de abril está vacante
 
Los Días Internacionales  no se celebran por decisión de los gabinetes de imagen de empresas multinacionales, ni por lo que digan algunos grupos profesionales. ¿Por qué hay, entonces, quien proclama al 10 de abril como -ni más ni menos- Día Internacional de la homeopatía? Porque Hahnemann, inventor de la homeopatía, nació un 10 de abril. 
 
Nadie puede culpar a la ONU de cometer el desvarío de otorgar un Día Internacional a la homeopatía el 10 de abril, justamente tres días después del  7 de abril, Día Mundial de la Salud. El 7 de abril de 2014, el Día Mundial de la Salud se celebra con el lema “Pequeñas picaduras, grandes amenazas” . La preocupación de la Organización Mundial de la Salud está más que justificada: enfermedades como el dengue, la leishmaniasis, el chagas, el paludismo o la fiebre amarilla afectan a millones de seres humanos, y golpea con saña a algunas de las personas más pobres del mundo. Estas enfermedades se originan por patógenos transmitidos por vectores como garrapatas, mosquitos o moscas.
 
Celebrar tres días después del 7 de abril un autoproclamado Día Internacional de la Homeopatía, es de una ironía macabra.  Es macabra porque el reloj de la homeopatía se paró mucho antes del descubrimiento de agentes patógenos como los que causan terribles enfermedades como el dengue o el chagas.  Y macabra, porque abundan los portavoces partidarios de la homeopatía que afirman que sus productos son útiles para prevenir, aliviar o curar esas enfermedades.  Enlazamos a un artículo de nuestra compañera Esther Samper, licenciada en Medicina e investigadora médica, donde encontrarán información sobre una afirmación disparatada sobre tratamientos de malaria. Una simple búsqueda en Internet pone en contacto al lector con ofertas de “vacunas” homeopáticas contra esas enfermedades, y tratamientos igualmente temerarios.
 
Esta semana, algunos Colegios Médicos se prestan a hacer de altavoz a la pretensión de un autoproclamado Día Internacional. Y, para que no haya dudas, el programa completo figura en la página de la multinacional francesa de productos homeopáticos Boiron .
 
El 10 de abril fue también el día del nacimiento de un gran investigador, benefactor de la humanidad por sus descubrimientos sobre la regulación de la glucosa en la sangre. Nos referimos al Premio Nobel de Medicina de 1947, el médico y farmacéutico argentino Bernardo Alberto Houssay. El 10 de abril, en su honor, se celebra en Argentina el Día de la Ciencia y la Técnica. No es un Día Internacional ni Mundial proclamado por Naciones Unidas, pero sí es una efeméride que deberíamos recordar todos, empezando por las propias instituciones médicas.